Entradas etiquetadas como ‘reirse’

¿Por qué a reírse a carcajadas se le llama ‘desternillarse de risa’?

¿Por qué a reírse a carcajadas se llama ‘desternillarse de risa’?

Cuando alguien ríe sin parar, escandalosamente y sin poder contenerse, se dice habitualmente que está ‘desternillándose de risa’.

El motivo por el que se usa el término ‘desternillar‘ es debido a que antiguamente se tenía la creencia que cuando alguien se reía de esa manera podría acabar con las ‘ternillas’ de la mandíbula rotas o ésta desencajada.

Las ternillas son cartílagos que se encuentran repartidos por la mandíbula, entre ellos en la zona que une ésta con el hueso temporal del cráneo (cartílagos articulares), y el hecho de reír escandalosamente realizando bruscos movimientos de la mandíbula (o abriendo en exceso la boca) puede provocar molestias/dolor en las ternillas.

Cabe destacar que algunas personas utilizan erróneamente el término ‘destornillarse de risa’, pero nada tienen que ver los ‘tornillos’ (que no los hay de una manera natural en una mandíbula) con las ternillas.

¿Por qué a reírse a carcajadas se llama ‘desternillarse de risa’?

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

 

Fuentes de las imágenes: daniellefershure (deviantart) / Wikimedia commons 1 / Wikimedia commons 2

¿Por qué llamamos ‘chiste’ a las ocurrencias cortas que se explican para hacer reír?

¿Por qué llamamos ‘chiste’ a las ocurrencias cortas que se explican para hacer reír?Como bien sabéis, un chiste es una historieta u ocurrencia graciosa que se explica con la intención de hacer sacar unas buenas risas (y en más de una ocasión unas buenas carcajadas).

El origen etimológico de la palabra ‘chiste’ lo encontramos en el término ‘chistar’ (el modo de hablar en voz baja, casi susurrando, para no ser escuchados por otras personas) y el motivo del porqué proviene de ahí se debe a que antiguamente la mayoría de esas ocurrencias que se explicaban para hacer reír eran de corte obsceno, por lo que era conveniente explicarlas chistando al oído de la otra persona.

Con el tiempo se popularizaron estos chascarrillos, surgiendo auténticos profesionales en el arte de explicarlos, por lo que dejo de hacerse de forma casi clandestina para pasar a hacerlo frente al público.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras palabras

 

Fuente de la imagen: digicoll