Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘dgt’

Los injustos radares con preaviso

Por Miguel González Márquez

Las presiones de las asociaciones de automovilistas, esas que hablan de «ánimo recaudatorio» en la instalación de radares de control de velocidad, han podido con la DGT, y finalmente esta señalizará todos los radares, fijos y móviles.

Radar

Radar en el Paseo de la Castellana de Madrid. (J. P.)

Los que respetamos los límites de velocidad hasta ahora teníamos la confianza de que los locos que van a 200 por hora podían ser cazados en cualquier momento por algún radar camuflado, pero ahora podrán circular con total impunidad a esa velocidad allá donde sepan que no hay controles.

Como ejemplo paralelo, ¿se imaginan que cada año Hacienda anunciase a qué personas va a controlar su declaración de la renta? Así, los que no estuviésemos en la lista podríamos defraudar con total impunidad.

El desaprovechamiento de los recursos tecnológicos en la DGT

Por Mònica Casamor Martinell

He hecho el examen teórico de conducción en la Dirección General de Tráfico.

Imagen de archivo de un coche de autoescuela.

Imagen de archivo de un coche de autoescuela.

Llevaba tres semanas esperando a que me diesen data para el examen por lo que pensaba “seguro que estarán las aulas llenísimas de gente”.

Cuando entré en la sala vi que había sitio para unas 200 personas, pero tan solo ocupábamos uno de cada cinco asientos, no llegando a ser más de 40 futuros conductores. No entiendo el por qué de tanta espera.

Tampoco entiendo la necesidad de tener tantos ordenadores táctiles para hacer los exámenes si al final se aprovechan tan pocos.

Quizás ahorrarían tiempo y recursos humanos añadiendo paneles entre ordenador y ordenador (para que la gente no copie) y haciendo los exámenes con más gente y menos tandas (hay uno cada media hora).

Así también facilitarían la fluidez de sacarse el carnet de conducción, que muchas veces se alarga más de lo previsto.

 

Multas curiosas

Por Tamara Fdez.

Imagen de dos turismos pasando la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). (EFE)

Imagen de dos turismos pasando la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). (EFE)

No sé si por un error informático o por un error producido para recaudar, me ha llegado una multa de la DGT, de importe 200 euritos, denunciando que me multaban por no haber presentado el vehículo a la ITV en el plazo debido.

La multa está fechada en abril de este año y la ITV pasada cuando se debía, en enero. Esta multa la han puesto sin pararnos ningún agente ni nada. Conozco a otra persona que ha recibido la misma multa un día antes de que le caducara la ITV.

Así que, ¿qué está pasando? ¿A cuántas personas les está pasando esto? Ahora toca moverse para hacer las alegaciones, perdiendo tiempo y dinero, sin necesidad ninguna.

Debido a mi situación he conocido más casos parecidos, ¿por qué ha sido? ¿Fallo en la red? Si alguno paga, ¿fallo para recaudar?

¿Cómo es posible que la Guardia Civil reparta multas ilegales?

Por Philip Askew

Control de la Guardia Civil. (JORGE PARÍS)

Control de la Guardia Civil. (JORGE PARÍS)

El pasado 15 de marzo, cuando estaba volviendo a Madrid de una excursión cerca de Sigüenza (Guadalajara), me paró la Guardia Civil. Tras pedirme la documentación del coche y mi carné de conducir, el agente me preguntó si llevaba más de dos años como residente en España, a lo cual contesté que sí. Me informó de que me iba a tener que notificar, o sea, multar, puesto que la ley exigía que los extranjeros con más de dos años de residencia en España tenían que canjear su permiso de conducir por uno español. El importe de la multa ascendía a 200 euros, con reducción del 50% en caso de pronto pago. Como no fue la primera vez que me paró la Guardia Civil desde que empecé a residir en España hace 16 años y con el mismo carné de conducir (británico, aunque con el símbolo de la Unión Europea), le pregunté al agente por qué no se me había comunicado ese hecho con anterioridad, a lo cual contestó (algo irritado, pero manteniendo las formas) que el Ministerio del Interior había “dado orden de controlar este aspecto más rigurosamente” desde que se había “aprobado la ley correspondiente en julio del año pasado”.

Creo que, llegados a este punto, hay tres detalles que merece la pena resaltar:
1) ¿Cómo una infracción leve de tipo formal, como es llevar un carné de conducir válido, europeo pero no canjeado por uno español (¿también europeo?) puede acarrear una multa de 200 €? ¿Acaso había puesto en peligro la vida de alguien, por ejemplo conduciendo a 150 o más km/h, como los coches que me adelantaron poco después en la A-2 de vuelta a Madrid?
2) Es interesante que el Ministerio del Interior haya dado tal orden. ¿Acaso esa orden va a contribuir a mejorar la seguridad vial en España? ¿No se tratará más bien de que va a contribuir a llenar un poquito las arcas del estado?
3) Dicha ley, según el agente, se aprobó en julio del 2013, es decir en pleno período vacacional. El agente, muy amablemente, me informó de que podía comprobarlo en el BOE. ¿Quién lee el BOE en pleno mes de vacaciones, si es que alguien lo lee alguna vez?

Pero el cuento no acaba ahí. Después de pagar la multa con celeridad para beneficiarme de la reducción del 50% (¡como en las rebajas!), me dirigí a la DGT para iniciar los trámites del canje de permiso. Cuando ya me había explicado los pasos a seguir, el funcionario me preguntó en tono casual por qué deseaba canjear mi carné inglés. Después de explicarle lo ocurrido, me dijo -en tono misterioso/conspirativo- “váyase a la planta de arriba, a recursos”, lo cual me sorprendió, pero bueno, ya puestos a hacer cola, por qué no perder lo que queda de mañana…

Al final, hice bien en seguir el consejo, ya que la amable funcionaria que me atendió en recursos me informó (eso sí en voz muy baja, quizás por el nutrido grupo de ciudadanos que hacían acopio de paciencia en la sala) de lo siguiente: “La multa que ha pagado es ilegal“. ¿Cómo? -exclamé-. “La multa que ha pagado es ilegal, puesto que la ley a la que hace referencia no entra en vigor hasta enero del 2015“, me explicó. Me quedé sin palabras.

Creo que, llegados a este punto, hay tres preguntas que se imponen:
1) ¿Cómo es posible que un agente de la Guardia Civil, representante de la ley y del Estado, reparta multas ilegales?
2) ¿Cómo es posible que -una vez se haya reconocido el error por parte de la DGT– los ciudadanos afectados se tengan que enterar por casualidad de dicho error?
3) ¿Cómo puede uno confiar en un Estado cuyos representantes engañan a los ciudadanos? (soy ciudadano de España a pesar de ser inglés)

Si no para otra cosa, espero que mi experiencia sirva para disuadir a algún agente de confundir su legítimo papel de garantizar la “seguridad ciudadana” y la “seguridad vial” (los dos primeros resultados googleando, “función de la Guardia Civil”) con el de recaudador del estado.

¿Por qué cuesta más del doble renovar el carnet de conducir que el DNI?

Por Alejandro Prieto Orviz

Un compañero de faena confiaba en que, tal como le había sucedido hace unos años,  recibiría una notificación de la Dirección General de Tráfico a través del correo postal informándole del próximo vencimiento del permiso de conducción; en cambio, esta vez se ha enterado de distinta forma, siendo informado directa y verbalmente en un control de carretera, además de por escrito con una sanción de 200 euros por tener el carné caducado desde días atrás. Un infortunio que generó un estado de alerta entre el resto del personal, y al cual podría aplicársele el dicho de que “no hay mal que por bien no venga”, pues  ello está evitando situaciones similares. Carnet de conducirY surge la pregunta: ¿por qué suprimir un procedimiento informativo que resultaba útil y satisfactorio para los ciudadanos cuando a día de hoy existen múltiples canales y herramientas de comunicación? Otra cuestión es: ¿por qué el precio de la renovación del permiso de conducir supera en algo más del doble a la del carné de identidad cuando se trata de dos trozos de plástico con el mismo tamaño? ¡Cuántas incógnitas alrededor de las tasas e impuestos!

Aúpa, Perico

Por David Sánchez

Pedro DelgadoComo aficionado al ciclismo, siempre he admirado a Perico Delgado como gran ciclista que fue, aquel maravilloso luchador que era capaz de perder un Tour por un despiste o ganarlo por volar como un loco en las etapas montañosas. Pero mi admiración y respeto se ha multiplicado, cuando supe que él se ha implicado activamente en las sesiones preparatorias del nuevo Código de Circulación defendiendo al colectivo ciclista. La defensa de los ciclistas urbanos que ha realizado (y sistemáticamente ignorado) contra viento y marea (María Seguí, de la DGT, y aseguradoras) me hace sentirme orgulloso de esta gran figura del ciclismo español. Lamentaría que este año no pudiéramos disfrutar con sus comentarios en la televisión de todos. Sólo espero que no sea por su posición clara, digna y argumentada en defensa del colectivo ciclista.

Señores de la DGT, ¿por qué no se prohíbe fumar en los vehículos?

Por Damián Núñez Pulido

Hoy me he librado de tener un accidente de moto bastante grave. Yo iba circulando tranquilamente por una rotonda cuando un coche se ha incorporado a toda velocidad haciendo caso omiso al ceda el paso y a mi presencia mientras el conductor se encendía un cigarro. Sí, ha pasado tan cerca que me ha dado tiempo a ver como tenía un mechero amarillo encendido en una mano y el cigarro en la boca. Lo triste es que no es la primera vez que me pasa, las he tenido peores, en otra ocasión el conductor fumaba y hablaba a la vez por el teléfono móvil mientras casi se me lleva por delante. Eso es arte, el arte de ponernos a todos en peligro, gracias campeón.

tabackSon muchos los conductores que circulan en sus coches o motos –cosa que considero aún más grave- con cigarros encendidos en sus manos y me sorprende al ver que la DGT aún no ha prohibido esta práctica que para mi parecer entraña un gran peligro. Todos sabemos que fumar es una adicción y toda adicción tiende a distorsionar la realidad. No me refiero a que veas alucinaciones ni nada de eso, pero el que fuma conduciendo puede prestar más atención al “placer” de fumar que mirar si cruza un niño o puede que la ceniza le caiga sobre su regazo y al sobresaltarse se lleve a un motorista por delante, porque no me negarán que este acto distrae lo mismo o incluso más que hablar por el teléfono móvil o poner una dirección en el GPS.

Así que ahora que puedo escribir y antes de que acabe en algún hospital por culpa de otro conductor fumador le pido a los señores de la DGT que recapaciten, se desentiendan de las presiones que puedan tener de los lobbies tabacaleros y regulen de una vez esta actividad al volante, ya que es muy triste comprobar cómo gente que es multada por este motivo -por unos agentes responsables y conscientes del riesgo que supone- recurran y se les retire la multa porque realmente no está penado.