Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘avion’

Olvídate de los prejuicios viajando

Por Anna Aventin Fontanet

Una chica viajando sola (Esquire).

Una chica viajando sola (Esquire).

A los 13 años cogí por primera vez un avión junto con mis padres y mis abuelos. Nunca había salido de España. Lo más lejos donde había estado había sido en Zaragoza. En esa época aún era demasiado pequeña para darme cuenta de todo lo que me ofrecían estos nuevos países con su gente, su cultura, su lengua. Hoy y después de unos cuantos años, donde he tenido la suerte de poder continuar viajando alrededor del mundo, me he dado cuenta de la riqueza cultural del mismo.

Lo primero que tienes que saber cuando viajes es saber ir con la mente abierta y estar dispuesto a ver y participar en nuevas actividades, algunas de las cuales te parecerán extrañas, pero puedo asegurarte que después de todo verás recompensado tu esfuerzo.

En mi caso viajar me ha cambiado la forma de ver todo aquello que me rodea, la forma de vivir y sobretodo la manera de pensar. Ahora soy una persona más tolerante, más abierta y más comunicativa con los demás. Viajar a otros países y convivir con las personas autóctonas te hace darte cuenta de que podréis tener diferentes formas de actuar y de pensar, pero al final las aceptarás porque todas ellas forman parte de un único conjunto. Uno mismo se dará cuenta de que sin toda esta mezcla y diversidad de culturas nuestro planeta no sería el que es ahora.

Sobre el bombardeo a MSF: siempre pierden los buenos y ganan los malos

Por Horacio Torvisco Pulido

Miembros de Médicos Sin Fronteras en el hospital de Afganistán atacado por Estados Unidos (EFE).

Miembros de Médicos Sin Fronteras en el hospital de Afganistán atacado por Estados Unidos (EFE).

El pasado 3 de octubre un avión estadounidense bombardeó, contraviniendo el Derecho Internacional Humanitario, un hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Kunduz cuando estaba lleno de pacientes y personal sanitario. Murieron 30 personas entre personal sanitario y pacientes y otras 37 resultaron heridas. Hoy, la única explicación que el Gobierno norteamericano ofrece habla de un lamentable error.

Washington pretende cerrar el caso con algo de dinero y con una investigación que harían Estados Unidos, Afganistán y la OTAN, algo que MSF ha rechazado, solicitando una investigación independiente e internacional.

Una vez más se ha puesto de manifiesto, en el mejor de los casos, las nefastas consecuencias de los llamados, eufemísticamente, ‘efectos colaterales’ de la guerra.

Una guerra, que al parecer es la principal estrategia que los gobiernos occidentales ofrecen en la lucha contra el terrorismo yihadista. Resulta penoso ver cómo, una vez metidos en la ciega estrategia de la guerra, los que siempre salen perdiendo, bombardeen los ‘buenos’ o lo hagan los ‘malos’, son los más inocentes: la población civil y los cooperantes humanitarios.

Retrasan mi vuelo y no me ofrecen ni un vaso de agua

Por Francesc Salvador Chacón

‘Lo barato siempre sale caro’, un refrán que ha perdurado a lo largo de los años por algo.

A principios del pasado verano, encontré un billete de una compañía ‘low cost’ de avión con destino a Ibiza, ida y vuelta, por 48 euros. No me lo pensé dos veces y lo compré sin saber que este incluía cuatro horas de interminable espera en el aeropuerto.

En mis últimas horas de vacaciones en la isla, recibí un mensaje de texto de la compañía, donde ponía que mi vuelo, por razones técnicas, dejaba de operar. Debía dirigirme lo antes posible al mostrador de facturación. Perfecto, justo lo que quería evitar porque sólo llevaba equipaje de mano.

Colapso durante la facturación. (EFE)

Colapso durante la facturación. (EFE)

En el mostrador me comentaron que mi vuelo simplemente se retrasaba y procedieron a cambiármelo. Aproveché para preguntar a la azafata que me atendía por un cheque gourmet para cenar —ante tal retraso estaba en mi pleno derecho— y, muy seca, me comentó que al ser un contratiempo por razones técnicas no iba a percibir nada.

Finalmente, pasé más de cuatro horas esperando mi vuelo. Con estrés porque la demora afectaba a mis obligaciones laborales y muy enfadado por la falta de información por parte de la aerolínea, que no tuvo ni el detalle de ofrecer un vaso de agua.

Cuando la compañía recibió mi reclamación formal, contactó conmigo. Me expuso que el retraso se debía a razones ajenas a la empresa y me ofreció como compensación un ridículo vale descuento de 20 euros con fecha de caducidad. Evidentemente, el vale no reparaba en nada las molestias causadas y la idea de contentarme intentándome ‘fidelizar’ me pareció irrisoria.

Si alguna vez os encontráis en una situación parecida, donde lo más probable que pase es que haya un overbooking premeditado que os haga pasar más de tres horas en un aeropuerto perdiendo el tiempo, por favor, no pidáis un simple ticket gourmet. Tenéis derecho a la devolución del total del importe del billete y a la reubicación inmediata en el próximo vuelo hacia vuestro destino.

Nadal y la austeridad

Por Ignacio Caballero Botica

“Tal y como está el país no creo que sea el momento de hacerle pagar un viaje al Estado”. Esas palabras son de una persona íntegra y sensata; Rafa Nadal. Rafa NadalSin quitarle mérito por ser el portavoz del sentido común, me gustaría saber qué llevó a la Federación de Tenis (REFT) a ofrecer un jet privado a nuestro tenista más laureado para realizar el viaje desde la gran manzana al Madrid que cayó de su cielo. Hablando de la capital, ¿cuánto nos ha costado la “delegación cultural” que viajó a Buenos Aires? ¿Y el despliegue descomunal de RTVE o Telemadrid? todo ello pagado con el dinero de todos. Austeridad divino tesoro, pero comencemos por dar ejemplo. Gracias Rafa por delatar y rechazar un despilfarro más.

Al borde de la lipotimia por la huelga

Por M. P.

Ayer, gracias a la huelga de servicios de tierra organizada por los sindicatos de costumbre (CCOO, UGT, etc.), los pasajeros del vuelo de RyanAir FR5465 estuvimos de 11:30 a 12:15 de la noche encerrados sin poder salir del avión porque los señores del servicio de tierra de Barajas (terminal 1) no tuvieron a bien llevar la escalerita. ¡Imagínense!: 45 minutos en un avión cerrado con el pasaje completo y casi sin poder respirar porque como los motores están apagados no hay aire acondicionado.

Muchos pasajeros, en su ignorancia, culpaban a Ryanair por las deficiencias del servicio, cuando los culpables claros son los sindicatos cuya agenda ignoro, pero que estoy convencida no tiene nada que ver con la seguridad del público. Me gustaría que despidieran a esos trabajadores cuya huelga en aras de la seguridad casi provoca una lipotimia a la mitad del pasaje, y me gustaría que los españolitos tengamos alguna vez la inteligencia y decisión de acabar con estos sindicatos impresentables. Entre medias, y sin esperanzas de que eso ocurra, a ambos les deseo lo peor.