Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘discriminacion’

La proliferación de las carreras sexistas

Por Lidia Arribas

Carrera de la mujer en Gijón (Carrera de la mujer).

Carrera de la mujer en Gijón.

Últimamente proliferan las carreras para mujeres y yo, corredora popular desde hace muchos años, no acabo de entender el motivo que lleva a los organizadores a vetar la participación a los hombres.

No estoy dispuesta a participar en esta prueba, cuya base es la discriminación por sexo y aumentar los beneficios de unos pocos, encubierto en carreras benéficas.

 

Crónica de una opositora: “Menos teoría y más práctica”

Por Rosa Ortiz

Querido teléfono de la Consejería:

Ya que tus jefes no contestan, te voy a soltar el rollo a ti. Lo siento, chaval, te ha tocado. Seguro que tú también llevas un buen mosqueo porque no paras de sonar y no te hacen ni caso. Así que vamos a compartir frustraciones (¿los teléfonos bebéis cerveza?). Seguro que habrás oído hablar muchas veces de la inclusión, la igualdad de oportunidades, que todos tenemos los mismos derechos y bla bla bla. Todo muy bonito y esperanzador ¿verdad? Es lo que queremos todos. Por ello, teléfono mío, los aspirantes a querer ejercer mediante esos valores nuestro deseado papel en la docencia, tenemos que llevar a cabo las oposiciones. ¿Qué son las oposiciones? Unas pruebas que exigen una preparación constante y larga incluyendo unas serie de exámenes que piden todo tu ser volcado en ellas… incluso tu estado de ánimo y principios. Todo influye y no siempre se consigue a la primera, obviamente. Y cada uno/a debe decirse así mismo/a si lo ha dado todo o no para alcanzar su meta.

Yo creo en esos valores, pido que mis derechos de igualdad de oportunidades e inclusión sean cumplidos y espero que sea así.

Rosa Ortiz.

Rosa Ortiz.

Pues bien, colega inalámbrico o fijo…,una cosa es no aprobarlas por razones solo tuyas. Pero otra cosa es, que esos valores que tanto remarcan los de arriba (y en los 25 temas + la normativa), no se cumplan y no te aporten los medios de adaptación (mobiliario) necesarios.

Eso ocurrió aunque yo los solicitara y encima los responsables de la oposición me dijeron que no sabían qué hacer conmigo justo cuando iba a examinarme (justo al entrar en el aula… no una hora antes). Iban muy perdidos (taburete encima de la silla…para que te hagas una idea). Resultado, un dolor físico y emocional que me impidió darlo todo en esa primera parte… y no pude continuar con el resto.

Entonces ¿para qué tanto papeleo pidiéndolas y que te contesten que las vas a tener? Seguro que te estás preguntando lo que muchos me han preguntado ya…”¿por qué no te quejaste en ese momento?” Porque es la segunda vez que me lo hacen y te entra una rabia y una sensación de discriminación y exclusión enorme. Y eso me bloqueó, junto con los nervios y la clase llena de gente esperando a examinarse. ¿Entiendes mi queja? Examinarse de Pedagogía Terapéutica, estar en la lista de discapacitados y que no te pongan los medios prometidos suena a mal chiste… una ironía cruel.

Y ese mismo día les redacté y entregué una reclamación por escrito… que se habrá reencarnado en una pelota o en un avión de papel, vista su nula respuesta.

No esperaba que me repitieran la prueba…pasaba de ilusionarme y admito que sólo deseaba pasar de todo para dejara de escocer. Pero esto no podía quedar así.

Por ello, esperaba que tus “amigos” me contestaran y me aseguraran que no va a pasar otra vez o que podía hacer o una mera disculpa…jajaja. Nada de nada.

Pero oye, de lo perdido se saca lo que se puede. Aunque todavía escuece el guantazo, ahora sé que no puedo esperar nada de ellos y que me tocará ser una mosca cojonera que se asegura, con antelación, que se van a cumplir sus derechos. Y que hay que buscarse todo el apoyo necesario…vamos un ejército en este caso.

Así que, menos Conejo Blanco (conformismo y dejar que te domine la Reina de Corazones) y más Gato de Cheshire (mandar a tomar por culo a la Reina de Corazones y seguir pisando fuerte)

Hasta la próxima, teléfono de Consejería.

La Reina Maga de Carmena

Cabalgata de Madrid en 2015.

El rey Melchor saluda durante la cabalgata de los Reyes Magos en Madrid. (EFE)

Estimada Carmena, ¿por qué no propone que este año la fallera mayor de Valencia sea un hombre feo, maduro, con su calva, sus canas y un buen barrigón? Total, ¡pobres hombres feos, no tienen derecho a ser falleros! ¡Vaya discriminación! ¿Por qué quiere atentar con la tradición de los tres reyes magos, eliminando uno? ¿Cree que con la introducción de una reina maga favorece el feminismo? Soy la primera defensora de los derechos de la mujer y me duelo por ello. ¿Cómo luchan contra el maltrato, contra la prostitución femenina forzada en Madrid? ¿Cómo ayudan a las empleadas de hogar sin prestación por desempleo? Eso sí sería luchar por los derechos de la mujer, y no romper una tradición que no hace daño a nadie. Muy al contrario, es fuente de ilusión para los niños y contenido de fe para los adultos, algo que hay que respetar.

Le recuerdo que en la vigente Constitución se protege el derecho a profesar una religión y a su manifestación pública. Si su gobierno lo que quiere es promover la celebración del solsticio de invierno, hágalo. El 21 y el 22 de diciembre son todo suyos. Pero no corrompa la esencia de una manifestación que está fundamentada en la religión cristiana. Aunque no la voté, una vez nombrada alcaldesa confié en lo que usted representaba: respeto, justicia, madurez, sentido común, inteligencia, sensibilidad… ¿Cuánto tiempo de su trabajo ha dedicado a decidir poner una reina maga en la cabalgata de los Reyes Magos? Ese tiempo lo he pagado yo…

Crean gueto en Alcalá de Henares

Por H. W.

Estamos en tiempos de crisis de los Derechos Humanos, momentos en los que se ve claramente que la Constitución es papel mojado y las exposiciones de motivos de cualquier ley podrían ser pompas de jabón. La gente se queda en la calle, los padres en paro, sus hijos sin alimentos ni oportunidades, la educación se reserva para unos pocos privilegiados y cada vez es más palpable la desigualdad y el maltrato humano.

Soy extranjera y residente desde hace 20 años en este país, más de la mitad de ellos en Alcalá de Henares, y pensaba que lo había visto todo. Una comunidad humilde y honrada, vecina de esta ciudad, está siendo discriminada, sin importar su origen o etnia. Sufre cada día faltas de respeto y humillaciones. La discriminación ya no se hace de forma aislada, ahora se extiende a barrios enteros solo por su situación económica.

Alcalá de Henares (JORGE PARÍS)

Imagen de Alcalá de Henares. (JORGE PARÍS)

Hace unos meses me enteré de que una conocida empresa de servicios de envíos ha catalogado cuatro calles del barrio de Espartales, con cerca de 17.000 vecinos residentes, como zona peligrosa y conflictiva. He utilizado varias veces este servicio de envíos en los últimos meses y en cada una de ellas me han puesto trabas a la recepción de paquetes. Al principio contrataban a otra compañía para que llevara el paquete, ahora ni se molestan y dejan el paquete en su oficina central de Alcalá, situada en una zona de polígonos de difícil acceso con vehículo propio y prácticamente incomunicada en transporte público (dos autobuses y un paseíto andando, un recorrido que supone cerca de 3 horas, sin tener en cuenta que a la vuelta vas con el paquete a cuestas y otro tanto de gasto y esfuerzo para la vuelta).

En el contrato se dice claramente que el envío lo realizan hasta casa, pero lo incumplen descaradamente, sin aviso previo y cobrando como si hubieran realizado el servicio. Cuelgan en su página una lista de las calles peligrosas, pero cuando llamé para saber sobre el envío, con saber el código postal les fue suficiente para determinar que allí no lo iban a enviar.

¿Dónde está el peligro? Llevo viviendo aquí más de doce años y no he visto más incidentes que en otras zonas de la ciudad. La empresa dice que una vez atacaron su furgoneta en el barrio, pero ¿se denunció?, ¿se supo quién era?, ¿era del barrio?, ¿la empresa tuvo la suficiente cautela? Aunque la tuviera, aunque hubiera habido más incidentes de este tipo en mi barrio o incluso algún vecino lo hubiera hurtado… ¿hay que tomar la parte por el todo y hacer creer al resto del mundo que en un barrio de una ciudad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco con más de 200.000 habitantes hay un 10% que son delincuentes y viven todos en un mismo barrio? Es ahí donde está el peligro. Se esfuerzan en crear un estigma sobre nuestros barrios y buscar los culpables donde no los hay.

No es un anécdota sin más, deja de serlo cuando se repite otra y otra vez más, en este y otros aspectos de nuestras vidas: la falta de calidad y cantidad del transporte público, la carencia de alumbrado en ciertas zonas o la inutilización de infraestructuras del barrio (como el polideportivo construido hace dos años sin estrenar) son solo varios ejemplos más. Es un gesto de discriminación y marginación hacia la vecindad entera, una falta al respeto que como vecinos de este barrio merecemos, al prestigio de esta ciudad y hacia el derecho a la igualdad. No estoy sola en esta lucha, muchos otros vecinos se sienten discriminados como yo sin causa justa y, estoy segura de que como yo, están dispuestos a luchar con todas las herramientas que se pongan a nuestro alcance por cambiarlo. No vamos a permitir que se nos haga vivir en un gueto, discrimine, margine o trate distinto por vivir en una zona u otra, por ser de una comunidad u otra, por ser de una religión u otra. Somos todos uno y somos incansables.

La fuerza del lenguaje para las personas con discapacidad intelectual

Por Grupo de Vida Independiente y Actualidad y Debate

Estimado director, en nuestro centro leemos a diario su periódico que nos parece de lectura intuitiva y muy interesante para seguir la actualidad. Hoy le escribimos por la sorpresa al leer una noticia sobre los servicios de las urgencias médicas del pasado 27 de enero que le explico a continuación.

Al leer el artículo nos sentimos sorprendidos al ver que aún hoy se utilizan públicamente lenguaje que ya no corresponde al momento que vivimos. La Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, aprobada por la ONU en 2006, define de manera genérica a quien padece de una o más discapacidades como “persona con discapacidad”. Por ello, las personas con discapacidad intelectual del Centro Ocupacional de AFANIAS Pozuelo (Asociación Pro Personas con Discapacidad Intelectual que lleva 50 años defendiendo esta causa) deseamos que rectifiquen el titular de la noticia del pasado día 27 de enero por considerar que hay usos de lenguaje más apropiados.

Persona con discapacidad intelectual (FEAPS).

Persona con discapacidad intelectual (FEAPS).

Ustedes, como periodistas, entenderán bien la fuerza del lenguaje y su fuerza simbólica. Entenderán que no es lo mismo decir “discapacitados” que “personas con discapacidad” por todas las connotaciones que ambas palabras sugieren. Por eso le rogamos que para evitar el fomento de etiquetas que pueden favorecer la discriminación los medios de comunicación eviten usar palabras como retrasado mental, mongólico, son como niños, discapacitados… En realidad, no somos nada de esto, somos personas, en este caso, con discapacidad intelectual y agradeceríamos que a la hora de redactar sus noticias actualizasen el lenguaje en estos campos, a veces, desconocidos.

Igualmente, queríamos agradecer que nos ayudaran a mejorar la difusión de las noticias relacionadas con las personas con discapacidad ya que ayudan a dar a conocer nuestros problemas en la sociedad actual de la que formamos parte.

Prohibido subir al autobús con mellizos

Por Rosalia Bobito

Viajeros entrando en un autobús de la EMT de Madrid, en el intercambiador de Plaza de Castilla. (JORGE PARÍS)

Viajeros entrando en un autobús de la EMT de Madrid, en el intercambiador de Plaza de Castilla. (JORGE PARÍS)

Somos padres de mellizos y se nos prohibe la entrada en autobuses urbanos con carros gemelares.

Nos parece totalmente discriminatorio y vejatorio porque somos ciudadanos como los demás pero con mas gastos ya que todo es doble.

Nos obligan a utilizar el vehículo privado con lo que eso supone económicamente y nos limitan la movilidad por la ciudad ya que las estaciones de Metro tampoco están adaptadas y los trabajadores tienen prohibido ayudar a los usuarios a subir los carros o las sillas de ruedas.

Al obligarnos a utilizar el coche privado esta incentivando que contaminemos mas cuando se llenan la boca de decir que hay que reducir la contaminación de la ciudad luego parece que a ellos se la trae al pairo.

Con este escrito solo quiero que los ciudadanos sepan cual es el problema de las familias con gemelos ya que dicen que es por nuestra seguridad, y nos sugieren que llevemos a un niño en brazos y al otro sentado en el carro “ustedes valoren”.

No quiero lastimar a nadie

Por un joven de 19 años con autismo (*)

Tal vez pienses que soy raro,
Pero no lo soy.

No me tomes por un tonto,
soy más inteligente de lo que piensas.

Mi mente se acelera dentro de mí,
solo quiero hacer lo correcto.

No quiero lastimar a nadie,
yo también tengo sentimientos.

En el mundo son todos amigos míos,
por eso mismo deja de discriminar.

Tú podrás herir mi dignidad,
pero nunca tocarás mi moralidad.

Aun cuando tomo la decisión equivocada,
mi moralidad seguirá intacta.

Tal vez trates de provocarme,
pero yo siempre seguiré adelante.

(*) Carta enviada por Lorena, madre del autor.

Discriminación en la ‘261 women’s marathon’

Por Jorge Skibinsky (*)

Reivindicar los derechos de la igualdad entre hombres y mujeres con un maratón es en principio una buena idea. Sin embargo, y aquí viene el problema, hacerlo organizando una carrera sólo para mujeres es un error.

La corredora Kathrine Switzer . (EFE)

La corredora Kathrine Switzer . (EFE)

Kathrine Switzer participó en la maratón de Boston (EE UU) de 1967 en la que sólo se inscribían hombres. Entonces se hizo visible una discriminación por sexos en aquella disciplina, pero ¿no pasa lo mismo ahora con la carrera 261 women’s marathon, sólo para mujeres, celebrada en Palma de Mallorca el 30 de abril? ¿No se cae en la misma discriminación contra los hombres al no dejarlos participar en ella? Y si un hombre cualquiera hubiera decidido participar ¿los jueces lo habrían echado de la competición como hicieron en su día con Kathrine Switzer? Y si ese hombre hubiera ganado la competición, ¿lo habrían acusado de machista o de usar tal vez su condición física para mostrar la superioridad de los hombres frente a las mujeres?

En cualquier caso, el feminismo está cayendo bajo al asumir las ideologías radicales de rechazo a los hombres que tanto daño les han hecho cuando ellas se sentían discriminadas. No se puede luchar contra una discriminación creando otra de sentido contrario. Se trata del nuevo hembrismo de género radical, sexista y masculinófobo. No pretenden una sociedad igualitaria, ni siquiera luchan por las mujeres, sino por obtener los beneficios propios de los grupos de poder: el control institucional y el acceso al dinero público. Aprendan a distinguirlas y a combatirlas.

(*) Presidente de la Asociación de Padres de Familia Separados de las Islas Baleares (APFSIB)

Circo y obesidad, obesidad y circo

Por Encarnación Aparicio Martín

Tras el último ejercicio circense de televisión en el que la obesidad mórbida pasa de la categoría de grave enfermedad a contenido de reality show, no se puede más que mostrar perplejidad e indignación.

Ahora “los gordos”, como si de otra especie se tratara, pasan a amenizar las noches de los sábados reforzando la imagen de “menores de edad” sin ninguna capacidad de autocontrol, que deben tomar conciencia y dejarse conducir “por el buen camino”. Emma GarcíaUn novedoso enfoque, sin duda. Seguro que siempre han estado anhelándolo personalidades como Churchill, Pavarotti, Hitchcock y otros/as tantos y tantas…

Mientras, muchas de las personas que en este país padecen, sufren, obesidad mórbida, están cada vez más cansadas y hastiadas. Hastiadas de que esta enfermedad sólo se aborde desde el insulto a la dignidad, la criminalización y/o el insulto a la inteligencia. En primer lugar no “son”, “están”, en segundo lugar, no se alcanza ese grado de enfermedad sólo por adicción a la comida; no todo se reduce a la falta de deporte y de verduras. No siempre. Y aunque así fuera, no es consecuencia de una minoría de edad. Basta ya, por favor. No todos/as obvian el espejo, y sobre todo, no todos/as viven para reírse de sí mismos/as. El sufrimiento es tal, la discriminación es tal, el aislamiento es tal que en muchas ocasiones, más de las que podamos imaginar, se concluye que la vida no merece ser vivida, y se acaba con ella, o se escapa en una mesa de quirófano, en pos de esa ayuda que haga más fácil la existencia. Basta ya de hacer circo desde y con el sufrimiento.

Un futuro que cada vez va a peor: podemos ser ‘raros’, pero somos humanos

Por María del Carmen de Rivas

Soy una zaragozana de 45 años que tuve la “suerte” de nacer con una enfermedad de las denominadas raras. Hasta mis 40 años ni siquiera sabían lo que tenía, a pesar de haberme operado hasta siete veces. Cuando por fin consigo un diagnóstico más o menos claro, descubro que al ser enfermedades minoritarias, el conocimiento médico es escaso, o casi nulo. Pero claro, aquí entra el orgullo personal. ¿Cómo un médico puede reconocer su total o casi total ignorancia de dicha enfermedad? Eso sería quedar como un tonto. El ser humano es presuntuoso por naturaleza y hasta hace no mucho tiempo la clase médica era considerada casi divina, sin posibilidades de equivocación o de ignorancia.

Protesta afectados enfermedades raras

Ahora veo mi futuro cada día peor, primero el Gobierno se olvida de nosotros, la minoría denominada “rara” cuyos medicamentos cuestan más y encima ahora tenemos que pagar parte. Me operan y me dan diagnósticos poco claros, pido segundas opiniones y se me deniegan. No interesa que salga a la luz su propia ignorancia. Todo esto me hace sentir miedo ante mi futuro, quizás demasiado pronto estaré postrada en una silla por no poder caminar, limitada para una vida normal. Todavía soy joven y aún puedo dar algo de mí a esta sociedad.

Como colofón, este año 2013 es el año de las enfermedades raras. Y, ¿para qué va a servir? Para que los políticos se hagan fotos al lado de unos cuantos enfermos y nada más. Esto es un grito de angustia, de impotencia por mí misma y por mis compañeros de viaje. Podemos ser raros, pero somos seres humanos que a pesar de estar enfermos podemos aportar nuestro pequeño granito de arena, pero claro ayudarnos cuesta dinero y eso está reservado para otras cosas más importantes. ¡Qué lástima de sociedad que aparta y discrimina a los enfermos!