Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘ana botella’

La boina gris de Madrid

Por Agustín Arroyo Carro

Mi querido abuelo Jesús llevaba en sus últimos años una boina negra. Madrid la lleva casi siempre sobre su cielo azul, pero es gris y de distinta naturaleza, claro. Madrid exhibe , por desgracia, el tocado de una boina gris espesa compuesta de gases tóxicos y diferentes partículas nocivas contaminantes en suspensión. El ayuntamiento de la capital previene, avisa y toma algunas medidas respecto al tráfico rodado por la M-30 y al no aparcar en la almendra central de Madrid. Incluso puede ocurrir que tenga que tomar medidas más drásticas si persiste la falta de lluvia.

Madrid, con su 'boina' de polución (Jorge París).

Madrid, con su ‘boina’ de polución (Jorge París).

Pero ya hay trompetillas en medios conservadores que empiezan a anticiparse a las quejas, por si se toman medidas más duras a corto plazo. Hablan ya con ligereza y mala baba de represión de la libertad para usar o no el coche, por si se utilizara el método de alternar el uso del coche en días alternos según el número par o impar de las matrículas. Esto ya se hecho muchas veces en grandes ciudades del mundo por estricta necesidad de salud pública.

Estos neoliberales españoles serían capaces de no poner ninguna medida, como ya vimos con Ana Botella, o incluso llegar a los niveles venenosos de Pekín, por un torpe concepto de libertad irrestricta, mal entendido. No hay mejor ciego que el que no quiere ver y mayor bobo que el que se niega a entender y razonar con sensatez lógica y un mínimo de conciencia ecológica.

 

 

No me preguntaron si quería que talasen árboles para colocar bicicletas

Por Cándido Díaz Sánchez

Los políticos se echan a la calle buscando el calor del pueblo, pidiendo la participación ciudadana para que les dé su voto y presumiendo de ser los más demócratas dentro de la triste oferta electoral que se nos viene encima.

Servicio de alquiler de bicicletas del Ayuntamiento de Madrid (JORGE PARÍS)

Servicio de alquiler de bicicletas del Ayuntamiento de Madrid (JORGE PARÍS)

Y yo me pregunto, ¿qué participación ciudadana pidieron para autorizar una pista de pádel a cuatro metros de la fachada de mi vivienda, con lo que tengo que soportar los ruidos y voces de 9 de la mañana a 11 de la noche todos los días del año?

Qué participación ciudadana han solicitado para colocarnos un armario eléctrico frente al portal y talar árboles para poner un aparcamiento de bicicletas públicas cuando en los alrededores hay parques y espacios más amplios.

No se preocupen, el próximo día 24 voy a participar democráticamente y haré todo lo posible por ‘botarles‘.

Aquí no hay playa… y tampoco la necesitamos

Por Marta Mayo

He oído que Madrid tendrá playa. Y no una playa cualquiera, sino una donde practicar surf de más de 300 metros de largo, allá en el Campo de las Naciones. Y me pregunto si acaso a los madrileños nos sobra el dinero para invertirlo en tan anhelado deseo.

Plaza de Lavapiés (MANUEL H./ EFE)

Plaza de Lavapiés (MANUEL H./ EFE)

No es la impresión que tengo cuando salgo a la calle. Aquí en la plaza Cascorro, en diez pasos, me he torcido el tobillo cinco veces porque faltan la mitad de los adoquines y la otra mitad está desnivelada. Debo sortear basura porque el señor barrendero que antes pasaba dos veces al día por mi calle, ahora pasa una cada dos días. Ya ni me acuerdo de cuándo fue la última edición del famoso plan de rehabilitación del barrio Lavapiés, donde las casas se caen por decrépitas y la suciedad inunda todo.

Y tal vez las autoridades no estén al tanto, pero este es un barrio que atrae a un gran número de turistas.Y si éstos vienen o no a Madrid creo que nada tiene que ver con que tenga o no playa (que para eso ya está Barcelona, Bilbao y tantas otras ciudades), sino con lo auténtico de Madrid y de barrios tan castizos como Lavapiés, por mucho que la señora alcaldesa se empeñe en condenarnos a la más absoluta ruina.

La presión política por encontrar a Cervantes

Por Francisco Javier E.

Arqueólogos y antropólogos analizan los restos hallados en la cripta de la iglesia de San Ildefonso, en el convento de las Trinitarias, en busca de Cervantes. (GTRES)

Arqueólogos y antropólogos analizan los restos hallados en la cripta de la iglesia de San Ildefonso, en el convento de las Trinitarias. (GTRES)

¡Aleluya! ¡Ya me puedo morir en paz! No puedo por menos que congratularme y felicitar de paso a madrileños y españoles porque los restos de Miguel de Cervantes Saavedra han aparecido.

Y si les parece exagerado mi gozo, compárenlo con la parafernalia patriotera que se escenificó en la rueda de prensa que dio el antropólogo forense Francisco Echeverría, que más bien fue una atropellada explicación del deseo por certificar la presencia de los restos que la certeza de haberlos encontrado, lo que indica que existe una fuerte presión por parte de la Comunidad de Madrid o en su caso del Ayuntamiento de Madrid para que se diga lo que quieren oír.

Por el camino ya podemos olvidarnos de nimiedades como el paro, la trama Gürtel, el saqueo de Bankia… y hasta del bajo rendimiento de Cristiano Ronaldo.

Marquesinas, los bancos antimendigos

Por A. Arroyo,

Una de las nuevas marquesinas de la EMT que se están instalando en Madrid. (JORGE PARÍS)

Una de las nuevas marquesinas de la EMT que se están instalando en Madrid. (JORGE PARÍS)

Veo con estupor, indignación y rabia que el Ayuntamiento de Madrid esté cambiando las marquesinas que pueblan nuestras aceras y calles.

Estaría muy bien si las existentes fuesen viejas, antiguas, feas o poco funcionales.

Pero no es así. Las marquesinas que hay son buenas, sólidas, bien diseñadas, funcionales y relativamente recientes.

¿Cuántos millones va a costar al erario municipal esta torpe y oscura operación de cambiar lo nuevo y perfectamente válido? Las que se están poniendo de color gris, como la inteligencia del gobierno de la capital, no añaden nada nuevo a las ya existentes.

Eso sí, se les ha añadido un elemento vertical a un tercio del extremo del banco para que nadie pueda dormir ahí estirado a fuer de descoyuntarse las cervicales.

Si hubiese algún indigente que intentara pasar la noche a cubierto de la lluvia, el viento o el frío no podría hacerlo.

Claro, la alcaldesa , muy católica ella, prefiere que un pobre desgraciado al que la vida le ha vapuleado hasta el extremo de no tener un humilde cobijo ni como la caseta de un perro, duerma en el frío y duro suelo y pruebe en su espalda y costillas la dureza del suelo de Madrid, que cada día está más sucio, pegajoso y negro como el hollín.

¿Qué empresa se va a embolsar millones con esta innecesaria operación de maquillaje superfluo, mientras que faltan barrenderos, jardineros, profesores, médicos, jueces e inspectores de Hacienda por supuesta falta de dinero? Otro dislate más de Botella.

 

¿Quiénes matan a los árboles?

Por Mª Victoria Leyte

No puedo dejar de pasar página ante los acontecimientos que se están sucediendo en el Madrid urbano, quizás mi educación cívica me da una un toque de atención para alertarme de lo que no va a bien y que tal vez con mi crítica pudiera aportar un granito de lógica para solucionarlo.

Árbol caído junto al Templo de Debod de Madrid. (ÁNGEL CALLEJA)

Árbol caído junto al Templo de Debod de Madrid. (ÁNGEL CALLEJA)

Presumimos que Madrid es a nivel europeo, la capital que más árboles tiene como vegetación, para seguir presumiendo de este galardón deberíamos investigar a fondo el porqué día sí y otro también nos despertamos con la noticia de que se ha caído un árbol, de que un árbol ha matado o herido a un transeúnte, hay que poner freno y centrarnos de lleno en ello, máxime ahora que nos quedamos sin Alcaldesa presencial, sobre todos en actos de canapés, aunque tengo la sensación de no haberla tenido nunca.

Primero deberían prohibir que los dueños de las mascotas consintieran que éstas orinaran en los árboles, está comprobado que el orín daña la raíz y acaban por pudrirse, que respeten la vida de las plantas nadie tiene derecho a no dejarlas crecer y gracias a ellas nos aportan no solo ornamentación, sino filtros para respirar un aire más sano.

Segundo que se hiciera un seguimiento continuado de riego e inspección de los mismos, de nada sirve plantarlos si luego no los vigilamos, desde poner los postes con cintas para que éstos crezcan erectos, y comprobar que siguen vivos.

Y por último poner cartelitos en cada uno de ellos prohibiendo que los perros orinen, que los incívicos no tiren colillas, chicles, profilácticos ni guarrerías varias, estas infracciones en la vía pública sí que merecen ser sancionadas y repartir los vigilantes de movilidad ya que nos sobran, así tendrían que hacer algo de provecho y hay demasiados fastidiando al prójimo.

 

Proyectos de Botella

Por Manuela Ortiz

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella. (EFE)

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella. (EFE)

La alcaldesa Ana Botella prepara las municipales dispuesta a repetir. Me quedo con una propuesta de su programa sobre la limitación de manifestaciones en el centro de Madrid.

Esto no sería limitar un derecho constitucional sino hacerlo compatible con el derecho de todos para que la vida diaria se vea afectada lo menos posible, en palabras suaves. Sólo por esto votaría a la actual alcaldesa.

La otra razón de mi voto es que ha logrado cuadrar las cuentas del Ayuntamiento en un tiempo de crisis y austeridad necesaria. Esto es un hecho y un buen paso en la debida dirección.

Madrid suspende en turismo

Por Francisco Javier España Moscoso

Deberíamos congratularnos por las excelentes cifras del turismo, más de sesenta millones de visitantes en 2013; pero hay dos cuestiones puntuales que no se deben pasar por alto. La primera; que a pesar de los datos, en 2013 se han perdido más de veinte mil puestos de trabajo en el sector y eso, contando con las bajadas de salarios propiciadas por la reforma laboral de Fátima Báñez; y la segunda, aunque más localizada, es que Madrid ha quedado fuera de este maná turístico y creo que por méritos propios.

Un grupo de turistas se fotografía en el Oso y el Madroño de la madrileña Puerta del Sol. (Jorge París)

Un grupo de turistas se fotografía en el Oso y el Madroño de la Puerta del Sol. (Jorge París)

Mi reflexión va dirigida a su alcaldesa. Señora Botella; parece ser que la oferta turística de la capital del reino no es atractiva, y este dato se sustenta en la alarmante bajada de visitantes en 2013 con respecto al año anterior; dicho esto, creo que su ayuntamiento debería replantear la imagen que hasta ahora se está dando la ciudad, porque créame, Madrid huele a incienso; misas decimonónicas en la plaza de Colón, concentraciones de jóvenes católicos cantando “salves” por las calles, en fin, que la foto fija que está dando Madrid es de una sociedad anclada en posiciones ultra católicas y creo que eso está ahuyentando al turista, además de no corresponderse con el sentimiento de la mayoría de madrileños, y ya no sé si es Madrid la que suspende en turismo o es usted.

Ana Botella, con optimismo y alegría

Por Manuel Nogueras

138483Según dice nuestra alcaldesa, hay que ver la crisis con “optimismo y alegría” porque aunque “desgraciadamente se ha llevado por delante a muchas personas” también es “una oportunidad para ir a nuevas fórmulas de gestión y empleo en la que los emprendedores son fundamentales”. Señora Ana Botella, se agradecen sus palabras pero con cierta falta de sensibilidad. Piense en personas que no tienen recursos para ser emprendedores de una empresa, en personas mayores de 55 años, etc. Usted cobra una nómina que todos los ciudadanos le pagamos. Si usted cree que los emprendedores son fundamentales, mírese a sí misma y al mismo tiempo convenza a sus asesores para que sean también emprendedores y dejen de cobrar sueldazos de lo público.

Vergüenza ante la imagen de nuestro país

Por Víctor Cárdenas Fernández

No me gusta quejarme, porque si no estás de acuerdo con algo ponte en marcha y actúa para cambiarlo. Tampoco entro en filiaciones políticas de uno u otro símbolo, al final lo realmente determinante sonAros olímpicos las personas y no los colores. Ahora bien, quiero reflejar la sensación de vergüenza sufrida durante la exposición final de la candidatura de Madrid a los juegos de 2020.

Partiendo de la falsedad del dogma de que solo los más preparados terminan accediendo a los puestos de mayor responsabilidad en una sociedad, valoro el esfuerzo realizado por la alcaldesa de Madrid o el presidente regional (si no estás capacitado, al menos, que no se note), pero lamento profundamente la imagen de nuestro país proyectada por el presidente del comité olímpico español (el carácter internacional del cargo es inherente al mismo) y, fundamentalmente, por el presidente de la nación. Discurso vacío de contenido, leído (único miembro de la delegación en hacerlo) y en el único idioma que domina, el de nacimiento.

No conocía profesionalmente a J. A. Samaranch o a Víctor Sánchez, pero me sentí orgulloso de su exposición y la desenvoltura mostrada, así como de la de Pau y Felipe de Borbón. Somos quienes nos representan.