Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘riqueza’

Olvídate de los prejuicios viajando

Por Anna Aventin Fontanet

Una chica viajando sola (Esquire).

Una chica viajando sola (Esquire).

A los 13 años cogí por primera vez un avión junto con mis padres y mis abuelos. Nunca había salido de España. Lo más lejos donde había estado había sido en Zaragoza. En esa época aún era demasiado pequeña para darme cuenta de todo lo que me ofrecían estos nuevos países con su gente, su cultura, su lengua. Hoy y después de unos cuantos años, donde he tenido la suerte de poder continuar viajando alrededor del mundo, me he dado cuenta de la riqueza cultural del mismo.

Lo primero que tienes que saber cuando viajes es saber ir con la mente abierta y estar dispuesto a ver y participar en nuevas actividades, algunas de las cuales te parecerán extrañas, pero puedo asegurarte que después de todo verás recompensado tu esfuerzo.

En mi caso viajar me ha cambiado la forma de ver todo aquello que me rodea, la forma de vivir y sobretodo la manera de pensar. Ahora soy una persona más tolerante, más abierta y más comunicativa con los demás. Viajar a otros países y convivir con las personas autóctonas te hace darte cuenta de que podréis tener diferentes formas de actuar y de pensar, pero al final las aceptarás porque todas ellas forman parte de un único conjunto. Uno mismo se dará cuenta de que sin toda esta mezcla y diversidad de culturas nuestro planeta no sería el que es ahora.

Papeles de Panamá: o te enfrentas a los lobos o te unes a ellos

Por Alberto Tirado Parra

Papeles de Panamá.

Pilar de Borbón y Pedro Almodóvar, dos de los implicados en el caso de los papeles de Panamá. (EFE)

En el mundo globalizado actual, donde el capital muestra una fluidez intangible como el mercurio, el rico que quiere aumentar aún más su riqueza tiene el camino allanado por la ley para eludir el fisco y colocarla allá donde le plazca. “¿Cuántos cientos de miles de personas honradas se comportarían igual que nosotros si tuvieran ocasión?”, argumentan. “No es egoísmo, es ser práctico”. “Si quieres aullar únete a la manada“.

No parece haber otra opción: o te enfrentas a los lobos o te unes a ellos. Porque el sistema es reacio al cualquier cambio, como podemos comprobar tras 8 años de Gran Recesión, con las arcas de los estados vaciadas después de haber rescatado a la banca y un Parlamento europeo catatónico que se sigue lavando las manos con los paraísos fiscales.

Por descontado que en los papeles de Panamá hay buenas personas, almas caritativas como la piadosa Pilar de Borbón. Gente simple de gran corazón cuyo único mérito es dar patadas a un balón o altivos, hiperbólicos y pomposos escritores laureados con el Nobel. No hay alternativa: o te conviertes en un sinvergüenza o en un antisistema revolucionario.

Evaluaciones de segunda en un caso de un niño con altas capacidades intelectuales (ACC)

Por Begoña Rodríguez Jiménez

Varios niños en la puerta de un colegio (EFE).

Varios niños en la puerta de un colegio (EFE).

Soy mamá de un niño de 8 años evaluado de altas capacidades intelectuales (AACC) por una psicóloga clínica en un centro privado y otro hijo de 6 diagnosticado de intolerancia a la fructosa por un gastroenterólogo en el mismo centro privado.

¿Por qué el informe de evaluación de AACC se cuestiona en el centro escolar y el de intolerancia a la fructosa se cumple a rajatabla si ninguna de las dos valoraciones son visibles? ¿Es más importante evitar el dolor de barriga que el dolor emocional?

Vivimos en una sociedad en la que en muchos casos se desprecia el talento y no se potencia. En los colegios se cubren las necesidades básicas de aprendizaje y dejan las necesidades especiales en manos de las familias que en la mayoría de los casos carecemos de información y formación completa para gestionar sus demandas intelectuales y emocionales.

Es por esto por lo que pido sensibilización por parte de los organismos oficiales competentes en esta materia para que faciliten la burocracia, acorten el tiempo de espera para oficializar una evaluación privada y principalmente enriquezcan su educación acorde con sus necesidades intelectuales.

Señores, hay un altísimo porcentaje de fracaso escolar en este colectivo (se sitúa en torno al 70%) y después nos quejamos de la fuga de cerebros. Tenemos un potencial emergente de futuros profesionales. ¡Aprovechemos esa riqueza de talentos!

 

No se puede consentir que la economía global esté al servicio del 1% de la población mundial

Por Pedro Serrano Martínez

En los últimos años se ha hablado mucho de crisis económica, pero, a sabiendas de que el problema no reside en la falta de riqueza en el mundo y de que la desigualdad ha alcanzado niveles intolerables, habrá que comenzar a hablar de crisis de desigualdad.

Un agente bursátil observa la evolución de las cotizaciones de la Bolsa de Madrid (EFE).

Un agente bursátil observa la evolución de las cotizaciones de la Bolsa de Madrid (EFE).

Que el 1% más rico de la población mundial acumule más riqueza que el 99% restante, es inaceptable. Que los grandes beneficiados de la economía sean los que más tienen, es escandaloso. Que los poderes económicos, con la anuencia de la clase política, hayan conseguido legitimar e instalar en el pensamiento colectivo la idea de que, para estimular el crecimiento económico es necesario que las empresas y personas más ricas tengan tipos impositivos bajos para así beneficiar al conjunto de la población, es vergonzoso.

No es comprensible, por poner un ejemplo, que el multimillonario Warren Buffett reconozca públicamente que, en la práctica, paga menos impuestos que la persona que se ocupa de la limpieza de su oficina. Si a esta falta de progresividad en la aplicación de los impuestos le añadimos la evasión y elusión fiscal, no es de extrañar que los ricos incrementen sus beneficios en detrimento de los demás. No se puede consentir que la economía global esté al servicio del 1% de la población mundial. No se puede tolerar que el poder y los privilegios se estén utilizando para manipular el sistema en favor de unos pocos, poniendo en peligro la cohesión social.

El sistema injusto actual no es fruto de la casualidad, sino el resultado de decisiones políticas intencionadas. Por el bien de todos, incluidos los ricos, es imperioso que los líderes mundiales pongan fin a los paraísos fiscales y comiencen a aplicar políticas fiscales más justas y progresivas. En nuestras manos está la posibilidad de construir una economía más humana al servicio de todas la personas.

 

He tenido un sueño: honra sin riquezas

Por Josefa Ortega

He tenido un sueño, según el cual vivía en un país donde las leyes, los gobiernos, los jueces, los medios de difusión y los ciudadanos perseguían la corrupción antes que sus culpables pudieran hacer mucho daño.

Cuatro imputados por corrupción, algunos cumpliendo condena en la cárcel: Luis Bárcenas (Gürtel), Francisco Javier Guerrero (ERE andaluces), José María del Nido y Díaz Ferrán.

Cuatro imputados por corrupción, algunos cumpliendo condena: Luis Bárcenas, Francisco Javier Guerrero (ERE andaluces), José María del Nido y Díaz Ferrán. (EFE)

Soñé que entraban en prisión grandes corruptos con acento mallorquín, valenciano, catalán, andaluz, castellano y gallego, entre otros. España volvía así a recuperar una vida normal, superadas las increíbles pesadillas que estamos padeciendo, volviendo a preferir honra sin riquezas a riquezas sin honra. Esforzándonos como antes ¿no podremos hacer realidad este sueño?

 

Crisis y casas en la televisión

Por José Ramón Monge Hernández

Llama la atención que, desde hace unos años, casi desde el comienzo de la crisis en nuestro país, hayan empezado a surgir programas de televisión en los que la gente enseña sus viviendas a los demás. Es curioso porque, en la mayoría de los casos, se exhiben casas especialmente grandes y lujosas, con unos llamativos estilos decorativos y arquitectónicos, alojadas en formidables terrenos de ensoñación. Incluso los famosos se están uniendo a la moda.

Casa de lujo (ARCHIVO)

Casa de lujo (ARCHIVO)

Esta es la “realidad” que se muestra en una época en la que, cada día, cientos de personas son desalojadas forzosamente de sus casas y obligadas a vivir en la calle, en un país donde aumentan las familias que sólo pueden dar de comer a sus hijos una vez al día y donde casi seis millones de personas están sin empleo. Quizá los medios televisivos deberían empezar a reflexionar sobre la pertinencia de los programas que nos ofrecen e intentar crear otros formatos que fomenten la educación, honestidad o el respeto a los más necesitados.

Lampedusa, el llanto no es suficiente

Por Pedro García

Tendremos que hacer un análisis de lo ocurrido en Lampedusa pero también tendremos que enfrentarnos y afrontar el hecho de los miles de personas que arriesgan todo, incluso su vida, buscando un futuro mejor. No dejan sus países porque les gusta o les apetece.Lampedusa Dejan sus familias, sus raíces, porque no pueden sobrevivir, porque no pueden garantizar la comida de sus hijos ni un futuro para ellos. E hipotecan sus vidas, las ponen en manos de mafias que les “ayudan” a cruzar esos pocos kilómetros y que les abandonan a su desgracia. El llanto es necesario, pero no es suficiente. Debemos entender el reto que se nos presenta y trabajar para que todas las personas que habitamos en el mundo tengamos derecho a una vida digna.

Tenemos más ricos

Por Enrique Chicote Serna

MillonariosLeo que según el Informe Anual sobre la Riqueza en el Mundo elaborado por dos empresas especializadas, España acabó el año 2012 con un total de 144.600 riquísimos. En términos comparativos, significa que entre nosotros hay circulando un 5,4% más de potentados que en 2011. Si la tendencia es: a mayor crisis general, mayor número de multimillonarios, no es descabellado pronosticar que de confirmarse las previsiones de los distintos organismos internacionales sobre la economía española, llegaremos a finales de 2013 con un nuevo crecimiento de gentes que nadan en la opulencia. Luego dicen que las medidas del Gobierno no están dando frutos.

El comedor social desencajó mis esquemas

Por Patricia Domingo (Barcelona)

Pobreza, vagabundos, gente de la calle, desamparados que pueden comer gratis… En esto piensa la gente cuando preguntas “¿Qué entiendes por comedor social?” Pues yo tengo una idea diferente:

Lugar en el que personas individuales o familias puede ir a desayunar, comer o cenar aportando la compensación económica que les sea posible según sus circunstancias. La semana pasada me acerqué a uno de ellos y la experiencia fue increíble. Desencajó todos mis esquemas, me abrió los ojos en este clima negativo en el que nos encontramos y me hizo creer que España puede ver la luz. Que el cambio debe empezar por la sociedad, por un giro de mentalidad.

Las asistencias a estos comedores sociales se están triplicando y lo mejor de ello es que las ayudas también. Los barceloneses contamos ya con al menos un comedor en cada distrito, sumando un total de 17, y los planes de futuro es que sigan creciendo para el próximo año. Pues bien, ahora ya no hay excusa. Uno de cada 4 niños españoles se encuentra en situación de pobreza y sin embargo Comedor socialen los comedores sociales los más concurrentes son las personas de tercera edad.

Tengo la oportunidad de trasladar la verdadera realidad a toda la población. Quiero hacer un llamamiento a todas las personas, amigos, familiares; estudiantes, trabajadores o parados; solteros, parejas, madres solteras, padres, ya sean jóvenes o ancianos. Es verdad que hay crisis, pero es una crisis tanto económica como de valores. Nos hemos sentido engañados muchas veces y nuestro nivel de confianza es cada vez menor, pero aunque cueste creerlo las ayudas existen.

Hay muchas personas que desean ayudar sin esperar nada a cambio, bueno, en realidad sí que quieren algo, y esa es su propia satisfacción interior. Siempre se ha dicho que después de una gran crisis viene el cambio. Los comedores sociales nos ayudan en todo lo que pueden a salir de las peores situaciones en las que nos encontremos. Hay parte de la sociedad que se está convirtiendo en un círculo de ayuda humanitaria, donde cada uno aporta su pequeña miga de pan, que si se uniesen a todas las demás, formarían la Gran pieza. Ahora es el momento de que cada uno decidamos dónde queremos llegar, qué queremos hacer, qué queremos aportar. Ahora es más que nunca un momento del cambio.

¿Cuál es la verdadera generación perdida?

Por David Ibáñez Cuerpo

Es cierto el problema del desempleo juvenil, personas con poca o ninguna formación a las que por desgracia les resulta casi imposible encontrar un trabajo. Si tienen formación, les piden experiencia. Yo conozco personas con formación y experiencia y que tampoco les dan trabajo, muchos de ellos padres de esos mismos desempleados juveniles.

Entiendo que la “ley natural” sería que ese padre, mantenga al hijo, pero con los tiempos que corren van a ser muchos hijos los que tengan que mantener a sus padres. Padres que con suerte cobrarán un subsidio de 400 y pico euros durante los próximos 10 años de su vida, para después de haber trabajado lo que no está escrito, haberse ganado un buen puesto (y sueldo) siendo fieles a su empresa y haber pagado hipotecas al 14% de interés se jubilen con la pensión mínima, con la que gracias les llegará para subsistir. ParoAh, y tengamos en cuenta que la cultura de hace 30-35 años todavía era que la mujer se quedase en la casa cuidando de los niños, lo que nos lleva a multitud de casos en los que solo una pensión entrará en esa casa desde que cumplan los 65…

Parece que nunca cumplen el perfil ni para trabajos ni para cursos, pero desde mi punto de vista, la edad no les hace personas menos productivas como muchos creen, son personas mucho más sacrificadas que nosotros en la mayoría de los casos. Han salido adelante en situaciones mucho peores que las nuestras y lo que es más importante, nos han sacado adelante a nosotros. Con suerte los jóvenes, tarde o temprano encontrarán un trabajo, pero ellos ni con suerte. ¿Cuál es la generación perdida?