Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘Ricky Gervais’

La noche de los Globos de Oro, la noche de George Clooney

Gane o no gane, ésta es sin duda la noche de George Clooney. Está nominado a cuatros Globos de Oro: como productor de Los idus de Marzo, como guionista y director de esa misma película, y como actor por Los descendientes, de Alexander Payne. Hace ya mucho tiempo que Hollywood tomó en serio a Clooney, ese actor ‘medio showman’ que no pierde ocasión para demostrar que la naturaleza ha sido insultantemente generosa con él (guapo, inteligente, con sentido del humor…). Así que lo de esta noche no es una sorpresa. Dicen por ahí que en la categoría de mejor actor es donde tiene más posibilidades, pero independientemente de lo que pase, Clooney ya se ha convertido en el protagonista de la noche.

Clooney ya tiene dos Globos de Oro, como actor secundario por Syriana, y como actor de comedia en O Brother! y lo lógico será verlo también nominado en alguna de las categorías de los Oscar.

Otro que esta noche tiene más de una oportunidad para llevarse un premio es Ryan Gosling, doblemente nominado como actor por Los Idus de Marzo y por Crazy, Studio, love. Aunque si logra algún premio será otro el que suba a agradecerlo, porque según leo en People no acudirá a la ceremonia porque está rodando los exteriores de Only God forgives.

No quiero cerrar el post sin olvidar a nuestro Pedro, que compite con la mismísima Angelina (sí, la que le ha pedido curro) y con Nader y Simin una separación; y a Idris Elba y Hugh Bonneville, dos actores que me encantan y que están nominados por las series de televisión Luther y Downton Abbey respectivamente.

A los que vayáis a ver la gala, disfrutad. Espero que Ricky Gervais esté a la altura de la inmensa expectación que ha despertado.

Ricky Gervais prepara una serie sobre el más allá con el creador de ‘Dexter’

Un proyecto que promete: Ricky Gervais, ese deslenguado ocurrente que le amargó los Globos de Oro a más de un invitado, prepara una serie de televisión con el showrunner de Dexter, Clyde Phillips. La serie llevará por título Afterlife y va sobre un ateo que muere y va al cielo (no sabemos si como castigo o como premio). Lo cuenta en exclusiva Entertaiment Weekly y yo, que muy a mi pesar reconozco que hay cierta verdad en el tópico de que el mejor cine se hace ahora en la tele, ya estoy pensando en lo interesante que puede quedar este proyecto cuando comience a rodarse en 2012.

¿Hablará Gervais de religión? ¿Se planteará la serie como un thriller humorístico? ¿Causará tanto revuelo como su corrosiva presentación de los Globo? ¿Reunirá Afterlife a tantos fans incondicionales como The Office?

Gervais parece que va a reservarse algún cameo, pero poco más. Una lástima, porque este hombre también es un buen actor. Ahí está The Office, donde borda al metepatas de David Brent, o en su papel secundario en Noche en el Museo 2 o Increíble pero falso.

Por cierto, si queréis saber más sobre los showrunner (algo así como una híbrido entre guionista y productor ejecutivo), leed este post de Quinta temporada.

Ricky Gervais les escribe un discurso alternativo a James Franco y Anne Hathaway

Anne Hathaway quiso tranquilizar hace unos días a quienes vayan a ver el domingo los Oscar, recordándoles que ella no era Ricky Gervais y que de ella no se podían esperar malos rollos y salidas de tono que tuvo Gervais en los Globos de oro.Soy muy joven para ser cínica“, dijo más o menos. Sí, Anne, lo sabemos, el domingo nos espera una ceremonia mucho más aburrida de la que vimos en los Globos. Sí, Anne, nadie dudará de que ni tú ni James Franco sois Ricky Gervais. Sí, Anne, en los Oscar (“donde la gente es mucho más alta y guapa que en los Grammy“, como dijo Tina Fey) nadie quiere oír lo ridículo que le parece al resto del mundo el comportamiento de algunas estrellas multimillonarias que se comportan como niños consentidos. “La falsa comunidad de Hollywood” (Chavy Chase dixit) tiene que aparecer en la foto rutilante y bella y así será.

Pero como el díscolo Gervais no puede parar quieto y le va la marcha, en su blog ha escrito el guión que él habría hecho para que James y Anne inauguraran la ceremonia. El diálogo, en el que las referencias a él mismo son constantes, no tiene desperdicio y está en la línea de lo que se espera de él, es decir, que no es apto para todos los públicos. Os dejo un extracto.
Anne Hathaway:
Soy la nueva Catwoman. La primera mujer blanca que interpreta el papel desde Michelle Pfeiffer. Espero que sea una inspiración para todos los blancos del mundo. Vuestros sueños se pueden hacer realidad en Hollywood.
Más diálogo…
Anne Hathaway:
Esta noche, nada de humoristas. ¿Y sabéis por qué? Porque son feos
James Franco:
Sobre todo ese maleducado repugnante que interpretaba el papel de Steve Carell en el remake inglés de ‘The Office’

Más diálogo…

Anne Hathaway:
¿Por qué Ricky no se arregla los dientes y se los blanquea como todo el mundo en Hollywood?
James Franco:
Es una buena prengunta, Anne. Por la misma razón por la que no se pone botox y se la chupa a los productores importantes. Tiene un problema.
Anne Hathaway:
Debe de ser. ¿Por qué ese dientes, dejado y achaparrado no se parece un poco más a nosotros?
James Franco:
Este tío feo necesita un maquillaje de Hollywood.
Anne Hathaway:
Y tanto. E incluso cuando la mayoría de las actrices tiene trastornos alimenticios, eso es mejor que estar gordo, ¿no?

Más diálogo…

Anne Hathaway:
Oh, James, eres un caso. Y tus bromas ligeramente arriesgadas no son amenazadoras porque tú eres uno de los nuestros, ¿y eres tan guapo!

Sigue la ceremiona de los Oscar, en directo, en 20minutos.es

¿Se pasó Gervais en la presentación de los Globos de Oro?

Tras la ceremonia de los Globos de Oro no se habla de otra cosa: que si Ricky Gervais fue un grosero, que se pasó, que si no volverán a contratarlo, que si antes era un tipo gordito, pero gracioso, y ahora ninguna de las dos cosas… Nada sobre el merecido premio a Colin Firth o sobre si ‘La red social’ acabará llevándose los Oscar más cotizados, como anticipan los Globos… El cine ha pasado a un segundo plano tras la intervención de Ricky Gervais.

Os iba a hacer un resumen de sus frases más polémicas, pero ya hay colgado en Youtube un vídeo subtitulado, que os dejo bajo estas líneas para que juzguéis por vosotros mismos.

Después de esto, el tsunami de protestas. Al parecer los representantes de algunas estrellas aludidas por Gervais se han quejado y la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), responsable del evento y que también sufrió los dardos envenenados de Gervais, no sabe si enfadarse con él o darle las gracias porque hoy todo el mundo hable de la ceremonia. Algunos de sus miembros han anunciado que Gervais nunca más volverá a presentar los Globos de Oro (algo que el propio Gervais ya había vaticinado antes de comenzar la gala y que se da ya por hecho) y el presidente de la asociación, Phillip Berk, le ha dicho que “se pasó” y que cuando vuelva a necesitar su ayuda, “que se busque a otro”. Pero renglón seguido, quizá ablandado por los buenos índices de audiencia, ha comentado que le gustó el show porque había sido uno de los mejores y que, “Gervais es Gervais y ya se sabe qué se puede esperar cuando se contrata a alguien como él“.

No sé qué os habrá parecido a vosotros el estilo Gervais. A mí, aunque reconozco que es demasiado brutal a veces (sobre todo me pongo en la piel del padre de Charlie Sheen, el pobre Martin, y sufro un poco), me ha encantado. Es un espectáculo, con mucha mala leche, pero también con mucha agudeza. Además Gervais trabaja con material, digámoslo en términos cinematográficos, ‘basado en hechos reales‘. Él distorsiona al alza, como hace casi todo el humor, las situaciones absurdas del mundo del cine y le da un poquito de caña a unos personajes privilegiados (en muchos casos unos auténticos niños mimados) muy poco acostumbrados a tomarse con humor su profesión y su vida. Si ése es el único mal rato que me van a hacer pasar profesionalmente, yo firmo ahora mismo.

Presentar a Bruce Willis como “el padre de Ashton Kutcher” solo puede parecerle mal a un rácano de espíritu.

Gervais, si no te quieren en los Globos de Oro, que Álex de la Iglesia te haga un hueco en los Goya. A lo mejor así conseguimos, por fin, terminar de ver la gala sin zapear.