Entradas etiquetadas como ‘rugby’

Quién fue… Alexander Obolensky: el príncipe ruso que reinó en el rugby inglés

Alexander Obolensky (WIKIPEDIA).

Alexander Obolensky (WIKIPEDIA).

Pues vamos a cerrar la semana con una de esas historias que tanto me gustan, de esas en blanco y negro que retratan otra época del deporte. Viajamos a Inglaterra para conocer de primera mano la historia del príncipe Alexander Obolensky.

El 17 de febrero de 1916 nacía en Petrogrado (hoy San Petersburgo), Imperio Ruso, Alexander Sergeevich Obolensky, hijo del príncipe Serge Obolensky, oficial de caballería de la Guardia Imperial del zar, y de la princesa Lubov Naryshkina. Los Obolensky, procedentes de la ciudad de Obolensk, pertenecían a la dinastía Ruríkida, es decir, que eran descendientes de Rúrik, un caudillo de origen vikingo que en el año 862 se estableció en Rusia y se convirtió en fundador de reinos como el de Kiev, el de Novgorod o el de Moscú. En otras palabras, más rancio abolengo no se podía tener.

El caso es que en 1917 estalló la Revolución Rusa y los Obolensky tuvieron que salir huyendo de su país. Así, ese mismo año se establecieron en Londres. Como le correspondía por su fortuna, Alexander Obolensky estudió en algunos de los colegios más prestigiosos de Gran Bretaña y en época universtaria llegó a Oxford, donde estudió Política, Filosofía y Económicas. Antes de llegar a la Universidad, en su época escolar, el príncipe empezó a practicar rugby. Jugó en el Chesterfield, en el Leicester y en el Rosslyn, además de formar parte, como alumno, del equipo de Oxford.

En 1936 se le concedió la nacionalidad británica y antes de ello la selección inglesa le convocó, decisión que fue muy discutida por no tener aún la nacionalidad. Pero muy pronto, gracias a su velocidad (le empezaron a llamar The Flying Prince o The Flying Slav -el ‘Príncipe Volador’ o el ‘Eslavo Volador’, una cruel ironía, como veremos ahora-) y a su buen juego se convirtió en uno de los jugadores más destacados del XV de la Rosa. Tal es así que el 4 de enero de 1936 anotó dos ensayos en la victoria de Inglaterra por 13-0 ante Nueva Zelanda, en la primera victoria de los ingleses ante los All Blacks de toda la historia. El primero de esos ensayos, conseguido tras una carrera en la que Obolensky recorrió tres cuartos de campo, está considerado como uno de los mejores de la historia de la selección inglesa.

Obolensky hizo un tour con los British Lions por Argentina en 1936 y también fue invitado por los Barbarians entre 1937 y 1939. Pero por desgracia para la Humanidad, estalló la II Guerra Mundial. Alexander Obolensky fue llamado a filas. Se unió a uno de los escuadrones de la Royal Air Force. Pero no pudo entrar en combate. El 29 de marzo de 1940, cuando el príncipe Alexander Obolensky estaba realizando un vuelo de entrenamiento, su Hawker Hurricane sufrió un accidente en Martlesham Heath, en Suffolk. El avión cayó por una rambla y en el choque, Obolensky se rompió el cuello y murió. Tenía 24 años de edad.

Está enterrado en el cementerio de Ipswich. En esta ciudad se erigió en su honor una estatua en 2009. A la inauguración acudió su sobrina, la princesa Alexandra Obolensky. La estatua tuvo un coste de 50.000 libras, que fueron sufragadas por inveersores privados, entre los que estaba el dueño del Chelsea, el magnate ruso Roman Abramovich.

Os dejo con imágenes de aquel mítico partido de 1936 entre Inglaterra y Nueva Zelanda y el ensayo de Obolensky:

Que paséis un buen fin de semana (este domingo, por cierto, es mi cumple. Se aceptan regalos).

Qué fue de… Diego Domínguez

Rugby_Domínguez_Troncon_1990sItalia, superpotencia en algunos deportes, hace unos años que se estableció y consolidó en el segundo o tercer escalón del rugby mundial. Su presencia en el VI Naciones ha terminado de afianzar este deporte en el país transalpino. Pero si el rugby italiano le debe algo a alguien es al protagonista de hoy: Diego Domínguez.

¿Quién era?: Un jugador de rugby (medio de apertura) argentino nacionalizado italiano de los 90 y la primera mitad de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser el máximo anotador de la historia de la selección italiana y líder indiscutible de su selección en los 90.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2004, cuando jugaba en las filas del Stade Français parisino. En la actualidad enseña lo que mejor se le daba: jugar al rugby. Tiene un campus para niños en Roma donde enseña los secretos del deporte del balón oval. También realiza stages en su Argentina natal.

¿Sabías qué…?: Adoptó la nacionalidad italiana porque su abuela nació en este país.

– Llegó a jugar dos partidos como internacional con los Pumas, pero la presencia de Hugo Porta le cerraba las puertas a la titularidad. A finales de los 80 viajó a la tierra de su abuela para jugar en el Amatori Rugby Milano. Se nacionalizó italiano y empezó a liderar su selección.

– Os decía que es el máximo anotador de la historia de Italia, con 983 puntos, más del doble que el segundo (Stefano Bettarello, con 483).

– En 2000, con 34 años, anunció su retirada, pero debido a la ausencia de un recambio de garantías, le convencieron para seguir y no se retiró hasta cuatro años después.Diego+Dominguez

– Es uno de los cinco jugadores internacionales que ha conseguido más de 1.000 puntos (los otros son el inglés Jonny Wilkinson, el neozelandés Dan Carter, el irlandés Ronan O’Gara y al galés Neil Jenkins).

– Participó en tres Mundiales: 1991, 1995 y 1999.

– Fue imagen de los relojes Citizen en Italia.

– Mide sólo 1,73 metros.

– Es también el jugador italiano con más puntos en un partido (29), hito que consiguió dos veces (en 2000 ante Escocia y en 2001 ante Fiji).

– En 2001 uno jugó y perdió la final de la Copa de Europa, pese a anotar 30 puntos.

Biografía, palmarés, estadísticas: Diego Domínguez nació el 25 de abril de 1966 en Córdoba, Argentina. En 1989 debutó con los Pumas y ese mismo año llegó al Amatori Milano, donde estuvo siete años. Los siete siguientes los pasó en el Stade Français. Con Argentina jugó dos partidos y con Italia, 73. En su palmarés tiene cuatro ligas italianas y cuatro francesas, además de una Copa de Francia.

Os dejo un vídeo promocional de Diego Domínguez:

Hasta mañana.

Qué fue de… Fabien Pelous

FRANCE'S FABIEN PELOUS CELEBRATES VICTORY OVER THE ALL BLACKS AT TWICKENHAM.Hace muchísimo tiempo que no saco a ningún rugbier en el blog, así que ya va siendo hora. Sí, ya sé que estaréis poniendo cara rara, pero aunque no lo conozcáis, merece la pena leerlo, porque el protagonista de hoy no es ningún cualquiera. Viajamos a la vecina Francia para hablar de Fabien Pelous.

¿Quién era?: Un jugador francés (segunda línea) de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser un histórico de la selección francesa, el jugador que más veces ha vestido la camiseta del XV del Gallo (ahí es nada), el segundo jugador con más internacionalidades de la historia del rugby, jugador más veces capitán de Francia y jugador más laureado de la selección gala.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2009 en uno de los equipos más potentes de Francia y Europa, el Stade Toulousain, de Toulouse (localidad natal de Pelous). Ahora trabaja en el Comité de Dirección de la FFR (Federación Francesa de Rugby) y además, tiene una bodega que comercializa su propio vino.

¿Sabías qué…?: Su apellido, Pelous, significa literalmente “césped”. Pero en realidad, es una forma afrancesada del adjetivo occitano pelós, que significa “peludo” o “velludo”. El occitano, por si no lo sabéis, es un idioma de origen latino que se habla en el sur de Francia, hasta Provenza e incluso parte de Italia y en el Valle de Arán, en Cataluña. De hecho, es muy parecido al catalán y el Gobierno de esta comunidad lo reconoce como oficial.

– Mide 1.98 metros y en su época de jugador estaba por los 114 kilos.

– Procede de una familia de agricultores.

– De ese origen familiar le viene la pasión por la producción de vino.

– En su negocio vinícola está asociado con el futbolista Djibril Cissé.pelous2

– Dijo una vez: “En cierto modo, el rugby y el vino comparten los mismos valores. No conozco a nadie que beba vino solo y creo que en el rugby es lo mismo”.

– En su último año como jugador, alternó su papel con el de ayudante del entrenador.

– Es un claro ejemplo de una de las lesiones más típicas del rugby, el hematoma auris, más comúnmente conocido como orejas de coliflor. El nombre habla por sí solo: las orejas, víctimas constantes de golpes y rozaduras con los contrarios, sufren hematomas, en concreto en la zona superior. Ahí se produce una disminución del riego sanguíneo y las orejas se regeneran de manera irregular. Se evita usando gorro de melé y se recupera… con cirugía. Pese a que a Pelous se le nota bastante, no llega al nivel del inglés Graham Rowntree.

– Estaba en la mítica Francia que fue subcampeona del mundo en 1999, aquella de la no menos mítica semifinal de la que os he hablado alguna vez.

– Es fisioterapeuta (recordad que hasta no hace tanto, el rugby no era profesional).

Biografía, palmarés, estadísticas: Fabien Pelous nació el 7 de diciembre de 1973 en Toulouse, Francia. Su primer equipo fue el Graulhet, donde estuvo entre 1991 y 1995. Luego jugó en el Dax hasta el 97, año en el que se incorporó al Stade Toulosain, que no dejó hasta su retirada en 2009. Ha sido tres veces campeón de Francia, ganador de una Copa de su país y dos veces ganador de la Copa de Europa. Con Francia ha disputado 118 partidos y consiguió 40 puntos. Tiene cinco victorias del VI Naciones (cuatro de ellas de Gran Slam) y un subcampeonato del mundo.

Os dejo con un vídeo homenaje a Pelous:

Esto es todo. Mañana, más. Sed buenos.

PD: Os recuerdo que podéis seguir este blog en Facebook.

Quién fue William Webb Ellis, la historia del hombre que inventó el rugby… sin saberlo

Como sabréis, se está disputando el torneo VI Naciones de rugby, el más importante del hemisferio norte. Precisamente por eso os traigo la curiosa historia de la creación de este deporte y la de su supuesto inventor: William Webb Ellis. Nació en Salford, Inglaterra (otras fuentes sitúan su lugar de nacimiento en Manchester) el 24 de noviembre de 1806. Era el hijo de James Ellis y Anne Webb. James Ellis era un oficial del ejército inglés que falleció en Extremadura, en concreto en Badajoz, en la batalla de Albuera (1812), uno de los choques de la Guerra Peninsular, que enfrentó a España, Portugal e Inglaterra contra la Francia napoleónica. El caso es que la viuda de Ellis se instaló, junto a sus dos hijos (el pequeño era William) en la ciudad de Rugby, Warwickshire, en el centro de Inglaterra. La idea era que al establecerse allí, los chicos Ellis pudieran ir al Rugby School, uno de los colegios más prestigiosos del país, que ofrecía facilidades de acceso para niños locales.

William entró en el Rugby School en 1816. Al parecer, era un buen estudiante y un buen jugador de cricket, aunque existen reportes en los que se dice que era algo tramposo a la hora de jugar al fútbol. Precisamente esa historia marca la base de todo lo demás, que enseguida os cuento. William abandonó Rugby en 1824 e ingresó en la Universidad de Oxford, donde siguió jugando al cricket e incluso llegó a defender los colores de la Universidad en un partido ante Cambridge. En 1831 acabó sus estudios y se ordenó pastor evangelista. Se convirtió en el rector de un par de iglesias en Londres y en Essex. En 1857, su nombre se hizo famoso cuando hizo una polémica homilía sobre la Guerra de Crimea. Un periódico llamado Illustrated London News publicó un grabado con su retrato. Es la única imagen que se tiene de él y es, obviamente, la imagen que ilustra este artículo. Poco se sabe de él después. Sí se conoce que se trasladó a Francia y que el 24 de enero de 1872 falleció en Menton, un pueblecito a orillas del Mediterráneo, cerca de Niza, en ese maravilloso rincón del planeta que es la Riviera Francesa.

Su nombre habría permanecido en el anonimato de no ser porque en octubre de 1876 (cuatro años después de la muerte de Webb Ellis), un antiguo alumno del Rugby School llamado Matthew Bloxam escribió una carta a The Meteor, el periódico del colegio, en la que explicaba que un ex alumno llamado William Webb Ellis, a finales del año 1823 y en pleno partido de fútbol, agarró el balón con las manos y corrió con él, dando origen al deporte conocido como rugby. Dos años después escribió una segunda carta en la que explicaba algo más profundamente esta historia. Decía que en el fútbol en aquella época se podía coger el balón con las manos, pero sólo para patearlo. Es decir, que no se podía correr con él. Bloxam, que no dio a conocer las fuentes de las que sacó su historia, aseguraba que no sabe qué pasó después de que Webb Ellis cogiera el balón con las manos ni cómo se adoptó esa jugada como nueva regla.WWEplaque_700

El caso es que esta historia cuajó, y en 1895, el Rugby School estrenó una placa en la que dice:

Esta piedra conmemora la proeza de William Webb Ellis, que con indiferencia hacia las reglas del fútbol jugado en su tiempo, tomó la pelota en sus manos y corrió con ella, originando así el rasgo distintivo del juego del rugby.

No cabe duda de que es una historia interesante, pero al parecer, es totalmente falsa. Y os lo explico.

En primer lugar, hay que tener en cuenta de que en el siglo XIX, cada colegio jugaba al fútbol como le daba la gana. Cada uno tenía sus propias reglas, Eton las suyas, Harrow otras, Rugby también… y no sólo eso, sino que cada año o incluso en cada partido, esas reglas cambiaban, conformando una mélange de fútbol y rugby que no se resolvió hasta que se formaron la FA y la RFU, las federaciones inglesas de ambos deportes.

Resulta asimismo soprendente comprobar cómo se aceptó la teoría de que fue William Webb Ellis el que creó el deporte, cuando una asociación de antiguos alumnos (la Old Rugbeian Sociey) inició una investigación para establecer la veracidad de la historia que publicó Matthew Bloxam. La investigación concluyó que fue imposible encontrar “evidencias de primera mano de que así ocurriera”. Esta investigación se puso en contacto con antiguos alumnos que estaban en Rugby en la época de la supuesta hazaña, que aseguraban que nunca habían oído hablar de ese hecho. En efecto, es raro, cuando menos, que no se sepa qué pasó exactamente después de que Webb Ellis agarrara al balón con las manos.

Por otro lado, hay que decir que William Webb Ellis ni siquiera fue el primero que corrió con el balón en las manos. Ya desde la época de los romanos y en la Edad Media se jugaban deportes similares. De hecho, existía un deporte en Irlanda llamado caid (que hoy se considera padre del fútbol gaélico) que era muy similar al actual rugby. Se decía que Webb Ellis lo conoció cuando su padre estuvo destinado en Irlanda. Parece, por tanto, algo descabellado concederle a aquel joven todo el mérito de la invención de este deporte.

Hay dos estudiosos que arrojan algo de luz acerca de cómo se pudo pergeñar toda esta historia. Al parecer, en 1895 se produjo la división entre el rugby unión (el más famoso) y el rugby liga (una modalidad que promovía el profesionalismo desde su inicio). Según estos investigadores, llamados Dunning y Sheard, la historia de Webb Ellis fue un intento del colegio de controlar un deporte que ellos habían codificado y que, al parecer, se les estaba escapando de las manos.

Sea como fuere, y a pesar de las fuertes evidencias de que todo es una historia sin fundamento, es comúnmente aceptado que el rugby nació de las manos, y nunca mejor dicho, de William Webb Ellis. No en vano, la Copa del Mundo de plata dorada recibe el nombre de William Webb Ellis Cup. Además, desde 1997, en la ciudad de Rugby hay una estatua de bronce dedicada a nuestro protagonista de hoy.webbellisgrave

Como conclusión, os diré que en 1959 fue descubierta, de manera casi casual, la tumba de Webb Ellis en la citada localidad de Menton, en un cementerio con bellas vistas al Mediterráneo (podéis ver una fotografía del lugar junto a estas líneas). La lápida es mantenida en la actualidad por la Federación Francesa de Rugby y recibe visitas de los aficionados como tributo a un tipo que quizá nunca jugó al rugby y seguramente nunca lo supo, pero que está considerado como el padre de la criatura.

Qué fue de… Jason Leonard

Seguimos con las lecciones de rugby y lo vamos a hacer con uno de los más legendarios jugadores de la más exitosa selección del Hemisferio Norte. Él es Jason Leonard.

¿Quién era?: Un delantero inglés de los 90 y la primera mitad de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser una leyenda del rugby de su país, siendo el jugador que más veces ha vestido la camiseta del XV de la Rosa (también fue capitán) y por haber sido protagonista de algunas de las mayores hazañas de Inglaterra.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2004 en los Harlequins londinenses. En la actualidad, además de estar inmerso en negocios inmobiliarios, también ofrece charlas motivacionales.

¿Sabías qué…?: Sólo el australiano George Gregan y los irlandeses Brian O’Driscoll y Ronan O’Gara (ambos en activo y amenazando el récord del medio melée ’wallabie’) han jugado más partidos internacionales que Leonard.

– Es otro de esos jugadores que vivió la transición al rugby profesional. Leonard trabajó de carpintero en sus inicios.

– Nació el Barking, el mismo suburbio londinense en el que nació otro ex capitán de Inglaterra (este de fútbol): John Terry.

– Su primer partido internacional fue en Buenos Aires, ante Argentina, en 1990. Se celebraba el octavo aniversario del final de la Guerra de las Malvinas. Los ingleses fueron recibidos a naranjazos. El público lanzó otros objetos, más contundentes, como un grifo.

– Es el delantero con más partidos internacionales.

– En 1992 se rompió una vértebra en un partido ante Gales. Con ella rota siguió jugando bastantes minutos. Su carrera estuvo a punto de acabarse ahí. Consiguió recuperarse tras una complicadísima operación: Le quitaron parte de un hueso de la cadera para colocárselo en el cuello.

– Su primer y único ensayo con Inglaterra lo consiguió en Twickenham precisamente ante Argentina.

– El partido en el que se convirtió en el inglés con más partidos en la selección fue en Cardiff… ante Argentina.

– Su último partido como internacional no fue contra Argentina, sino contra Italia.

– Al poco de retirarse, fue detenido por conducir ebrio.

– Es miembro de la Orden del Imperio Británico.

Biografía, palmarés, estadísticas: Jason Leonard nació en Barking, Londres, el 14 de agosto de 1968. Debutó como jugador en 1990 en las filas de los Harlequins de Londres, con los que ganó dos Challenge Cup (una especie de UEFA Europa League). Con la selección jugó 114 partidos. En su palmarés tiene un Mundial (2003) y siete VI Naciones, cuatro de ellos con Gran Slam (esto es, ganando todos los partidos).

Mañana, fútbol.

Qué fue de… Christophe Dominici

Sabéis que de vez en cuando me gusta hablar de rugby, así que hoy voy a traeros a otro héroe de este deporte con tanta solera: Christophe Dominici.

¿Quién era?: Un jugador francés de rugby (ala) de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los más carismáticos jugadores del XV del Gallo y por ser uno de los jugadores más veloces y ‘eléctricos’ de su época.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2007 en las filas del Stade Français de París. Tras ser miembro del equipo técnico del equipo parisino y formar parte de la directiva, en la actualidad es comentarista en la emisora de radio francesa RTL.

¿Sabías qué…?: Aunque nació en Toulon (Costa Azul), es de origen corso (de Córcega).

– Mide 1,72 metros.

– De pequeño destacaba tanto en fútbol como en rugby y llegó a formar parte de la cantera del Mónaco.

– En esa época conoció al ex defensa de la Juve y del Barça Lilian Thuram, que es uno de sus mejores amigos.

– Como ya os conté en alguna ocasión, el equipo donde destacó (el Stade Français) destaca por sus originales iniciativas de marketing. Una de ellas era el calendario de jugadores desnudos. El mes de Dominici siempre era de los más exitosos y al parecer, el pequeño jugador tiene mucho tirón entre los gays franceses.

– En 2007 publicó su autobiografía (Alma azul), en la cual reveló que de niño había sufrido violencia física.

– Ha participado con su selección en tres Mundiales, consiguiendo ensayos en todos ellos.

– El más famoso de sus ensayos fue en aquel mítico partido, para muchos el mejor de todos los tiempos, del Mundial del 99, en Twickenham. Eran las semifinales y se enfrentaron la favorita Nueva Zelanda de Jonah Lomu y Francia. Ganaron los galos 31-47, en toda una exhibición de rugby-champagne (que viene a ser lo que el tiki taka al fútbol).

– Debutó con su selección en 1998 ante Inglaterra y consiguió un ensayo ese día.

– Uno de sus peores momentos como profesional tuvo lugar en el VI Naciones de 2004, cuando jugando contra Italia, y habiendo traspasado ya la línea de marca, se le cayó el balón cuando iba a posarlo con una mano sobre el césped (ya sabéis que el balón hay que posarlo, no dejarlo caer o lanzarlo).

Biografía, palmarés, estadísticas: Christophe Dominici nació el 20 de mayo de 1972 en Toulon, Francia. Debutó como profesional en 1991 en La Valette. De 1993 a 1997 jugó en el equipo de su ciudad, el RC Toulonnais. Del 97 hasta su retiro, en 2008, jugó en el Stade Français. En su palmarés tiene cinco Ligas y una Copa francesas. Con la selección jugó 65 partidos, consiguiendo 25 ensayos (125 puntos) y ganó cuatro VI Naciones, dos de ellos con Gran Slam.

Santuarios del deporte. Twickenham, Londres

Pues para el santuario del deporte he elegido traer esta semana uno de los templos del rugby mundial, un sitio lleno de la mística de los estados británicos y escenario de grandes gestas: Twickenham.

Nombre oficial: Twickenham Stadium.

Ubicación: Twickenham, Richmond-upon-Thames, Londres, Reino Unido.

Capacidad: 82.000 espectadores

Año de inauguración: 1909.

Deportes: Rugby.

Equipos: Federación Inglesa de Rugby.

Más cosas: Pues sí, amigos, como os decía antes, Twickenham es uno de esos templos del rugby mundial, testigo de grandes partidos del V y VI Naciones, del Mundial de Rugby y de las espectaculares giras de los poderosos equipos del Hemisferio Sur.

Hasta 1907, la selección inglesa de rugby jugaba sus partidos en el complejo deportivo Crystal Palace, pero pronto fue patente que el estadio se quedaba pequeño. Así pues, la RFU (la federación inglesa de rugby) se puso manos a la obra y en el citado año compraron una finca de 10,25 acres en la localidad de Twickenham, a unos 16 km del centro de Londres. Pagó por los terrenos 5.500 libras esterlinas de la época. Cuando lo compraron, el espacio que ahora ocupa el estadio era un campo de coles, por lo que cariñosamente, y aún hoy, se llama al estadio ’Cabbage Patch’.

Las obras de construcción del estadio y los accesos acabaron en 1909 y el 2 de octubre de ese año se inauguró con un partido entre los Harlequins (equipo que acaba de ganar la Premiership) y el Richmond FC. Poco más de tres meses después, el 15 de enero, la selección inglesa jugó su primer partido en su nueva casa, ante Gales. El estadio tenía una capacidad de 20.000 espectadores.

Tras ser usado en la I Guerra Mundial como cuadra para animales, el estadio fue sometido a numerosas remodelaciones. La última de ellas, en 2005. Fue la que permitió ampliar la capacidad del estadio a los 82.000 espectadores actuales. Además, se construyó un hotel cuyas suites dan al terreno de juego. Un lujazo, vamos.

En 1996, además, se abrió en el recinto de Twickenham el Museo del Rugby, que no está dedicado al rugby en Inglaterra en particular sino a este bello deporte en general. Entre otros elementos, está expuesta una de las camisetas de Inglaterra que se lucieron en el primer internacional de la historia (1871), hasta llegar a los 10.000 objetos de exposición, más unas 8.000 fotos históricas.

Hablando de fotos históricas, en Twickenham se tomó una de las más famosas fotos deportivas de toda la historia, cuando un exhibicionista australiano llamado Michael O’Brien saltó al terreno como Dios lo trajo al mundo en un Inglaterra-Francia en 1974 y los ’bobbies’ se esforzaron para que no se viera más de lo necesario (aquí).

Por lo demás, os diré que Twickenham es el escenario exclusivo de los partidos de la selección inglesa en casa, y que además ha acogido partidos de los Mundiales de Rugby de 1991 y 1999. Desde hace casi 90 años, también acoge el Varsity Match, un partido que se juega anualmente entre los equipos de rugby de las Universidades de Oxford y Cambridge.

Y por supuesto, ha acogido grandes conciertos, sobre todo en la época en la que el nuevo estadio de Wembley se estaba remodelando y era necesario un recinto grande. Así, en Twickenham han actuado U2, los Rolling Stones, R.E.M. o Iron Maiden. Además, tradicionalmente acoge el encuentro de los Testigos de Jehová del Reino Unido.

Bueno amigos, mañana seguimos con fútbol.

Qué fue de… Abdelatif Benazzi

Como os decía la semana pasada, acaba de empezar el Mundial de Rugby de Nueva Zelanda. Lo propio es, como imaginaréis, hablar de un rugbier (que dicen los franceses). Precisamente por Francia jugó esta leyenda del deporte del balón oval, un tipo de llamativo nombre y de gran experiencia: Abdelatif Benazzi.

¿Quién era?: Un segunda línea francés de origen marroquí de finales de los 80 a principios de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser un fijo en el XV del Gallo durante la década de los 90, llegando a ser capitán de les bleus, y ser uno de los mejores del mundo.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2003 en las filas de los Saracens ingleses. En la actualidad preside la Asociación Noor, una entidad sin ánimo de lucro que pretende integrar a los niños de su Marruecos natal en la sociedad a través de la práctica del deporte, sobre todo el rugby.

¿Sabías qué…?: Procede de una familia pudiente de Marruecos.

– En su infancia sufrió las burlas de otros niños, que lo llamaban ‘Tabbouz’ (‘El Gordito’).

– Mide 1,97 metros.

– Jacques Chirac lo nombró miembro del Alto Consejo sobre la Integración, un organismo gubernamental francés que trata temas de inmigración en Francia.

– Llegó a jugar dos partidos con la selección marroquí de rugby, si bien al final se decantó por Francia.

– Llegó al país galo con 20 años y apenas hablaba francés.

– En los Saracens tuvo como entrenador a François Pienaar (sí, el capitán de Sudáfrica que interpretó Matt Damon en Invictus).

– Una lesión estuvo a punto de apartarlo del Mundial de 1999, pero al final pudo acudir y fue titular. En esa cita, Francia logró el subcampeonato tras caer ante Australia. Antes, en semifinales, disputaron el que para muchos es el mejor partido de rugby de todos los tiempos. Se disputó en Twickenham, Londres, y enfrentó al XV del Gallo y a los All Blacks, que en aquel tiempo estaban liderados por el estratosférico Jonah Lomu. Los franceses lograron remontar un marcador adverso en un partido intensísimo, en el que pusieron en práctica lo que se llama ‘rugby champagne’, es decir, juego a la mano, velocidad y lo que los ingleses llaman ‘flair’ (se puede traducir más o menos como ‘talento’). Vamos, una especie de tiqui-taca del rugby. Os dejo un vídeo resumen del partido. Aunque no os guste el rugby, vedlo, porque no tiene desperdicio. Un espectáculo: https://www.youtube.com/watch?v=yw-9ZMfwiIc

– Al frente de la Asociación Noor, se ha marcado como objetivo que Marruecos alcance algún día un Mundial de Rugby. En el país magrebí es un deporte poco popular, que se vincula al imperialismo francés.

– En Francia todos le conocen como Abdel.

Biografía, palmarés, estadísticas: Abdelatif Benazzi nació el 20 de agosto de 1968 en Oujda, Marruecos. Su debut al primer nivel se produjo en 1988 en el Cahors francés. En 1989 fichó por el Agen, donde estuvo hasta 2001, cuando se fue a Inglaterra para jugar en los Saracens, donde se retiró en 2003. Con su selección jugó 78 partidos y logró 45 puntos (9 ensayos). En su palmarés internacional tiene el subcampeonato mundial antes mencionado y dos V Naciones, uno de ellos con Gran Slam incluido.

Qué fue de… George Gregan

No me diréis que no soy incansable. Desde mi retiro veraniego asturiano, os traigo de nuevo una pildorita de uno de los deportes de equipo más bellos: el rugby. Esta vez viajamos a los Antípodas para hablar de uno de los más grandes jugadores de siempre. Al menos, uno de los más constantes: George Gregan.

¿Quién era?: Un medio melée australiano de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los jugadores más destacados de su país, capitán durante cinco años de los wallabies y por ser el jugador con más internacionalidades, no sólo de Australia, sino de todas las selecciones en toda la historia.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2007, aunque tras un breve impasse, volvió a jugar en el Suntory de Japón, donde, esta vez sí, se retiró definitivamente en marzo de este año. En la actualidad (y ya desde un 2005), rige los destinos de una fundación con su nombre, que está dedicada a la creación de espacios lúdicos para niños en hospitales y a recaudar fondos para la lucha contra la epilepsia (un hijo de Gregan la sufre) y otras enfermedades neuronales en niños.

¿Sabías qué…?: Nació en Lusaka, capital de Zambia. Su padre era australiano y su madre de Zimbabwe. Se instaló con su familia en Australia con un añito.

– Como os decía, sus 139 internacionalidades son un récord en el rugby unión.

– Formó una pareja de medio campo mítica con el apertura Stephen Larkham. Ambos ostentan el récord de partidos juntos (79).

– Una de las gradas del estadio de Canberra lleva el nombre Gregan-Larkham Stand, en honor a tan destacada pareja.

– Ya estaba en el equipo de Australia en el celebérrimo Mundial de 1995 (el de Invictus).

– Se proclamó campeón del mundo en 1999. Adquirió la capitanía de su selección en 2002, así que no pudo nunca alzar la copa, porque en 2003 Australia se tuvo que conformar con el subcampeonato (fue el año del famoso drop de Jonny Wilkinson, que le daría el título a Inglaterra).

– Antes de su aventura en Japón vivió otra, en el Toulon francés.

– Es también el capitán australiano con más partidos (59).

– Le saca 20 internacionalidades al segundo en la clasificación histórica, el inglés Jason Leonard. Pero le amenaza el tercer clasificado, el irlandés Brian O’Driscoll, con 118, que con 32 años puede alcanzarlo.

– Para ser medio melée, era bastante anotador (acabó su carrera con 99 puntos). Consiguió dos ensayos en el Mundial de 1999, el que ganó Australia.

Biografía, palmarés, estadísticas: George Musarurwa Gregan nació el 19 de abril de 1973 en Lusaka, Zambia. Durante toda su carrera jugó en los Brumbies de Canberra, hasta 2007 que jugó en el Toulon y en 2010-2011 en el Suntory japonés. A nivel de equipo ganó dos veces la Super 12. Y su carrera internacional ya os la he dicho… así como sus torneos internacionales (bueno, ganó dos Tri-Nations).

Si me lo permitís, le voy a dedicar este artículo sobre un medio melée a otro de los más grandes de la historia, el surafricano Joost van der Westhuizen, que está pasando por un momento muy difícil.

Qué fue de… Jeremy Guscott

Sí, ya sé que soy un pesado con el tema del rugby, pero pensad en lo que os comenté el martes, lo de que había algunos deportes en los que me costaba bucear y en otros no. Al fin y al cabo, jugadores de rugby no he sacado tantos y todavía me quedan un montón por sacar, así que igual por eso me aprovecho. El de hoy es uno de los primeros jugadores que yo empecé a seguir, era mi favorito cuando empecé a conocer este maravilloso deporte. Sin más os traigo a Jeremy Guscott.

¿Quién era?: Un jugador de rugby inglés de los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser un fijo en la Inglaterra de los 90, que ganó cuatro Cinco Naciones.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2000 en el que fue su único equipo, el Bath. En la actualidad es comentarista de rugby para la BBC y colabora para The Times.

¿Sabías qué…?: El día de su debut con la selección inglesa, en 1989, logró tres ensayos ante Rumanía.

– Su principal característica era su velocidad y su calidad con el balón.

– Guscott fue de los que vivió la época pre-profesional. Fue conductor de camión y albañil antes de la profesionalización.

– Tras su retirada ha trabajado de modelo y presentador de programanas como Gladiators.

– Participó en los tours de los British and Irish Lions en 1989, 1993 y 1997.

– Su último partido lo disputó en el Mundial del 99. Ese día marcó un ensayo, pero se fue lesionado y ya no volvió a jugar, ni en el Mundial ni en su carrera.

– En 1994 sufrió una grave lesión que le tuvo apartado 17 meses de la competición.

– Para los amigos es más conocido como Jerry.

– El ex seleccionador inglés lo apodó El Príncipe de los Centros.

– Forma parte de la selecta lista de los 100 grandes afrobritánicos (negros británicos, vamos).

Biografía, palmarés, estadísticas: Jeremy Clayton Guscott nació en Bath, Somerset, el 7 de julio de 1965. Debutó en el equipo de su ciudad en 1984 y no lo dejó hasta 2000. En su haber tiene siete ligas inglesas y una Heineken Cup. Con Inglaterra disputó 65 partidos y marcó 143 puntos. Ganó cuatro V Naciones, tres de ellos con Gran Slam.