Entradas etiquetadas como ‘webb’

Quién fue William Webb Ellis, la historia del hombre que inventó el rugby… sin saberlo

Como sabréis, se está disputando el torneo VI Naciones de rugby, el más importante del hemisferio norte. Precisamente por eso os traigo la curiosa historia de la creación de este deporte y la de su supuesto inventor: William Webb Ellis. Nació en Salford, Inglaterra (otras fuentes sitúan su lugar de nacimiento en Manchester) el 24 de noviembre de 1806. Era el hijo de James Ellis y Anne Webb. James Ellis era un oficial del ejército inglés que falleció en Extremadura, en concreto en Badajoz, en la batalla de Albuera (1812), uno de los choques de la Guerra Peninsular, que enfrentó a España, Portugal e Inglaterra contra la Francia napoleónica. El caso es que la viuda de Ellis se instaló, junto a sus dos hijos (el pequeño era William) en la ciudad de Rugby, Warwickshire, en el centro de Inglaterra. La idea era que al establecerse allí, los chicos Ellis pudieran ir al Rugby School, uno de los colegios más prestigiosos del país, que ofrecía facilidades de acceso para niños locales.

William entró en el Rugby School en 1816. Al parecer, era un buen estudiante y un buen jugador de cricket, aunque existen reportes en los que se dice que era algo tramposo a la hora de jugar al fútbol. Precisamente esa historia marca la base de todo lo demás, que enseguida os cuento. William abandonó Rugby en 1824 e ingresó en la Universidad de Oxford, donde siguió jugando al cricket e incluso llegó a defender los colores de la Universidad en un partido ante Cambridge. En 1831 acabó sus estudios y se ordenó pastor evangelista. Se convirtió en el rector de un par de iglesias en Londres y en Essex. En 1857, su nombre se hizo famoso cuando hizo una polémica homilía sobre la Guerra de Crimea. Un periódico llamado Illustrated London News publicó un grabado con su retrato. Es la única imagen que se tiene de él y es, obviamente, la imagen que ilustra este artículo. Poco se sabe de él después. Sí se conoce que se trasladó a Francia y que el 24 de enero de 1872 falleció en Menton, un pueblecito a orillas del Mediterráneo, cerca de Niza, en ese maravilloso rincón del planeta que es la Riviera Francesa.

Su nombre habría permanecido en el anonimato de no ser porque en octubre de 1876 (cuatro años después de la muerte de Webb Ellis), un antiguo alumno del Rugby School llamado Matthew Bloxam escribió una carta a The Meteor, el periódico del colegio, en la que explicaba que un ex alumno llamado William Webb Ellis, a finales del año 1823 y en pleno partido de fútbol, agarró el balón con las manos y corrió con él, dando origen al deporte conocido como rugby. Dos años después escribió una segunda carta en la que explicaba algo más profundamente esta historia. Decía que en el fútbol en aquella época se podía coger el balón con las manos, pero sólo para patearlo. Es decir, que no se podía correr con él. Bloxam, que no dio a conocer las fuentes de las que sacó su historia, aseguraba que no sabe qué pasó después de que Webb Ellis cogiera el balón con las manos ni cómo se adoptó esa jugada como nueva regla.WWEplaque_700

El caso es que esta historia cuajó, y en 1895, el Rugby School estrenó una placa en la que dice:

Esta piedra conmemora la proeza de William Webb Ellis, que con indiferencia hacia las reglas del fútbol jugado en su tiempo, tomó la pelota en sus manos y corrió con ella, originando así el rasgo distintivo del juego del rugby.

No cabe duda de que es una historia interesante, pero al parecer, es totalmente falsa. Y os lo explico.

En primer lugar, hay que tener en cuenta de que en el siglo XIX, cada colegio jugaba al fútbol como le daba la gana. Cada uno tenía sus propias reglas, Eton las suyas, Harrow otras, Rugby también… y no sólo eso, sino que cada año o incluso en cada partido, esas reglas cambiaban, conformando una mélange de fútbol y rugby que no se resolvió hasta que se formaron la FA y la RFU, las federaciones inglesas de ambos deportes.

Resulta asimismo soprendente comprobar cómo se aceptó la teoría de que fue William Webb Ellis el que creó el deporte, cuando una asociación de antiguos alumnos (la Old Rugbeian Sociey) inició una investigación para establecer la veracidad de la historia que publicó Matthew Bloxam. La investigación concluyó que fue imposible encontrar “evidencias de primera mano de que así ocurriera”. Esta investigación se puso en contacto con antiguos alumnos que estaban en Rugby en la época de la supuesta hazaña, que aseguraban que nunca habían oído hablar de ese hecho. En efecto, es raro, cuando menos, que no se sepa qué pasó exactamente después de que Webb Ellis agarrara al balón con las manos.

Por otro lado, hay que decir que William Webb Ellis ni siquiera fue el primero que corrió con el balón en las manos. Ya desde la época de los romanos y en la Edad Media se jugaban deportes similares. De hecho, existía un deporte en Irlanda llamado caid (que hoy se considera padre del fútbol gaélico) que era muy similar al actual rugby. Se decía que Webb Ellis lo conoció cuando su padre estuvo destinado en Irlanda. Parece, por tanto, algo descabellado concederle a aquel joven todo el mérito de la invención de este deporte.

Hay dos estudiosos que arrojan algo de luz acerca de cómo se pudo pergeñar toda esta historia. Al parecer, en 1895 se produjo la división entre el rugby unión (el más famoso) y el rugby liga (una modalidad que promovía el profesionalismo desde su inicio). Según estos investigadores, llamados Dunning y Sheard, la historia de Webb Ellis fue un intento del colegio de controlar un deporte que ellos habían codificado y que, al parecer, se les estaba escapando de las manos.

Sea como fuere, y a pesar de las fuertes evidencias de que todo es una historia sin fundamento, es comúnmente aceptado que el rugby nació de las manos, y nunca mejor dicho, de William Webb Ellis. No en vano, la Copa del Mundo de plata dorada recibe el nombre de William Webb Ellis Cup. Además, desde 1997, en la ciudad de Rugby hay una estatua de bronce dedicada a nuestro protagonista de hoy.webbellisgrave

Como conclusión, os diré que en 1959 fue descubierta, de manera casi casual, la tumba de Webb Ellis en la citada localidad de Menton, en un cementerio con bellas vistas al Mediterráneo (podéis ver una fotografía del lugar junto a estas líneas). La lápida es mantenida en la actualidad por la Federación Francesa de Rugby y recibe visitas de los aficionados como tributo a un tipo que quizá nunca jugó al rugby y seguramente nunca lo supo, pero que está considerado como el padre de la criatura.

Qué fue de… Spud Webb

Hoy voy a satisfacer a muchos de vosotros. Y es que el protagonista de hoy es uno de los más solicitados últimamente, sobre todo por los fans del baloncesto americano. No me extraña, pues tiene una excelente historia que contar. No es una de las mayores estrellas de la historia de la NBA pero sí es uno de los más recordados por su hazaña de 1986. Se trata de un jugador atípico por su estatura, pero que demostró que uno, si quiere, puede, y que no hay obstáculos para una voluntad fuerte… y para una gran capacidad de salto. Hoy os voy a hablar de toda una leyenda de los últimos años. Hoy os voy a hablar de un crack llamado Spud Webb.

¿Quién era?: Un jugador de baloncesto estadounidense de los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los jugadores más bajitos de la historia de la NBA (1,68, más pequeño que yo…) y por conseguir, a pesar de ello, ganar el concurso de mates de 1986.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 1998, cuando jugaba en Orlando Magic. Después se dedició a comentar partidos y en la actualidad se dedica a dar conferencias a empresas sobre cómo sortear obstáculos.

¿Sabías qué…?: Su victoria en el Slam Dunk Contest sorprendió a todos. El gran favorito, Dominique Wilkins (eran compañeros en los Hawks) había ganado el año antes el concurso. Según Webb, ni siquiera Wilkins le había visto nunca hacer un mate.

– Es el jugador más bajito que ha conseguido ganar el concurso.

– El concurso del 86 se desarrolló en Dallas, su ciudad natal.

– Sólo Tyrone ‘Muggsy’ Bogues y Earl Boykins han conseguido jugar en la NBA siendo más bajitos que Webb.

– Fue elegido en la cuarta ronda del draft del 85 por los Pistons de Detroit.

– En ese mismo draft fueron elegidos Pat Ewing (como número uno), Chris Mullin, Karl Malone, Xavier McDaniel, Joe Dumars, A. C. Green, Terry Porter, Manute Bol, Arvydas Sabonis… y nuestro añorado Fernando Martín. Una gran cosecha.

– Hace dos años, en 2006, el concurso de mates lo ganó el base de los Knicks Nate Robinson, que sólo mide 1,75. En uno de sus mates contó con la colaboración de Spud Webb, que ataviado con su vieja camiseta de los Hawks con el dorsal 4, se puso como obstáculo para que Robinson saltara sobre él y machacara el aro, después de que el mismo Webb le lanzara el balón.

– En su victoria hizo mates de todo tipo: a una mano, a dos, con giros de 360º y de 180º.

– Cuando era joven, Webb intentó entrar en el equipo del instituto, pero fue rechazado por su estatura. Al final consiguió convencer al entrenador. En el primer partido que jugó, metió 20 puntos.

– Tom Abatemarco, que en 1983 era el asistente de entrenador del equipo de baloncesto de North Carolina, vio a Webb jugar y le llamó para hacer una prueba. Abatemarco y Jim Valvano (el entrenador principal) fueron al aeropuerto para recibir a Webb. Cuando Valvano vio llegar a aquel chaval de 1,68, le dijo a Abatemarco: “Si ése es Spud Webb, estás despedido”. Pero en la prueba Webb convenció también a Valvano.

– Le hubiera correspondido entrar en el draft del 84, pero por su estatura no entró y tuvo que esperar un año.

– Es un apasionado jugador de golf.

Biografía, palmarés, estadísticas: Anthony Jerome ‘Spud’ Webb nació el 13 de julio de 1963 en Dallas, Texas, Estados Unidos. No llegó a debutar con los Pistons, pero sí con los Hawks, donde jugó entre 1985 y 1991. Ese año se fue a California para jugar en los Sacramento Kings. En 1996 se fue a los Timberwolves de Minnesota y su último año, 1998, lo jugó en Orlando Magic.

Aquí os dejo una pasada de vídeo, que resume el concurso de mates del 86 y su enfrentamiento con su compañero Wilkins:

¿Sabes algo más de Spud Webb? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.