BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Archivo de febrero, 2017

Quién fue… John Newcombe: un número uno en individual y en dobles

Newcombe, en el torneo de Hilversum de 1965 (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con tenis del bueno y con uno de los nombres más grandes de la historia. Es John Newcombe.

El 23 de mayo de 1944 nacía en Sydney, Australia, John David Newcombe. Como buen australiano, era un amante del deporte desde niño y practicó varios, hasta que finalmente se decantó por el tenis. En 1961 logró su primera campeonato nacional júnior, hito que repitió en 1962 y 1963.

Con 20 años entró por primera vez en el equipo de Davis de su país y se estrenó con el título. En 1965, formando pareja con Tony Roche, logró sus dos primeros Grand Slams en dobles: Australia y Wimbledon. Alcanzó el número 1 del mundo en esa categoría. Fueron los dos primeros de una docena, un récord que no fue batido hasta 2013, de manos de los hermanos estadounidenses Bryan. Newcombe-Roche es una de las cuatro parejas de la historia que han logrado ganar todos los torneos de Grand Slam. Además, Newcombe ganó otros cinco torneos de Grand Slam con otras parejas (el neerlandés Okker, el británico Taylor y los australianos Davidson -2- y Anderson).

Newcombe, ya con su famoso bigote, en 1974 (WIKIPEDIA).

Pero si en dobles era bueno, en individual no desmerecía. Newcombe ganó a principios de los 70 dos Abiertos de Australia, dos Wimbledon y un US Open. Sólo Roland Garros se le resistió, un ‘hueso’ habitual para jugadores de saque y volea como era él. Además, en 1974 alcanzó el número 1 del mundo, convirtiéndose así en uno de los pocos jugadores que ha comandado las clasificaciones de dobles e individual.

Hay que tener en cuenta que en su época también había jugadores como el mítico Rod Laver (compatriota suyo) o el estadounidense Stan Smith.

Newcombe, famoso por su bigote, se retiró en 1981 con 68 títulos individuales y 33 de dobles, además de unas ganancias de 1,06 milloes de dólares. Tras colgar la raqueta fue capitán australiano de Copa Davis, torneo que él ganó cinco veces -cuatro consecutivas-. Ostentó en cargo entre 1995 y 2000. En 1999, los ‘aussies’ ganaron el título, pero en 2000 cayeron ante España (Juan Carlos Ferrero, Albert Costa, Joan Balcells y Alex Corretja) en la tierra del Palau Sant Jordi.

En la actualidad, John Newcombe reside en Texas, donde tiene una academia de tenis.

Os dejo con un vídeo de Newcombe en 1971:

Qué fue de… César Sánchez: siguió parando con más de 40 años

César, en una foto con el Zaragoza en 2008 (Archivo 20minutos).

Vamos a seguir esta semana con un jugador de reciente retirada y que quizá tengáis fichado, pero del que merece la pena hablar: es César Sánchez.

¿Quién era?: Un portero extremeño de los 90, los 2000 y principios de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Por su prolongada experiencia en nuestra Liga, en equipos como Zaragoza, Valencia o Real Madrid, equipo éste con el que ganó una Champions.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2012 en las filas del Villarreal. En la actualidad es uno de los embajadores oficiales de la Liga y además, es comentarista de los partidos del Valencia para la cadena COPE. Lo podéis seguir en Twitter.

¿Sabías qué…?: Es el portero más longevo de la historia de la Liga, ya que jugó con 41 años.

– Sólo cuatro jugadores han jugado con más edad que él en primera división.

– En la temporada 2001/2002 jugó de titular en la Champions. En la final ante el Bayer Leverkusen se lesionó en el minuto 68 y fue sustituido por Casillas.

– Su etapa en el Valencia, con 38 años, fue una de las mejores de su carrera.

César Sánchez, en su presentación con el Madrid (Archivo 20minutos).

– Sólo jugó un partido con la selección. Fue en agosto de 2000, en Hannover, en un Alemania 4-1 España.

– Debutó en primera con el Valladolid en una visita del Barcelona que acabó 0-6.

– Tiene licencia PRO de entrenador.

– En 2008 se fue con Juande Ramos al Tottenham, pero no jugó ni un partido de Liga. Sólo disputó un encuentro oficial, de Copa de la Liga.

– Fue ayudante de Pako Ayestarán en su poco afortunada etapa como entrenador del Valencia.

– Mide 1,85 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: César Sánchez Domínguez nació en Coria, Cáceres, el 2 de septiembre de 1971. Entró en la cantera del Valladolid, con cuyo primer equipo debutó en 1992. En 2000 lo fichó el Real Madrid, donde jugó cinco temporadas. Luego pasó tres en el Zaragoza, tras las que jugó una en el Tottenham Hotspur inglés. Tras dos años en el Valencia, disputó su última temporada en el Villarreal, donde colgó las botas en 2012. En su palmarés tiene dos Ligas, dos Supercopas de España, una Champions, una Supercopa de Europa y una Intercontinental. Con España jugó un partido.

Os dejo un vídeo con los mejores momentos de César en el Valencia:

Hasta mañana.

Qué fue de… Barry Bonds: posiblemente, el mejor bateador del béisbol moderno

Barry Bonds, con los Giants (Archivo 20minutos).

Vamos a hablar hoy de béisbol y lo vamos a hacer con el que es uno de los mejores bateadores de la historia moderna: Barry Bonds.

¿Quién era?: Un bateador californiano de los 80, los 90 y los 2000.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser, comoos decía, uno de los mejores de la historia y ostentar el récord de ‘home runs’ (también jonrrones) de la historia de la MLB. Un ‘home run’ es cuando el bateador golpea la bola tan lejos que completa las cuatro bases y anotar una carrera en la misma jugada. La forma más habitual es sacar la bola del terreno de juego (o del estadio, como bien sabe Bonds).

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2007 en las filas de los San Francisco Giants. Tiene una fundación con su nombre dedicada a ayudar a niños afroamericanos de San Francisco y su entorno. Además, cada verano organiza un campus para niños.

¿Sabías qué…?: Su padre, Bobby Bonds, también fue jugador profesional y formó en los Yankees y en los San Francisco Giants, entre otros equipos.

– De niño también jugó al baloncesto y al fútbol.

– Además del récord de ‘home runs’ en una carrera (762), tiene el récord de ‘home runs’ en una temporada (73).

– Su lista de récord es larga: más ‘home runs’ ante diferentes rivales, más ‘home runs’ con más de 40 años, temporadas consecutivas con 30 o más ‘home runs’…

– Eran famosos sus ‘splash hits’, es decir, golpes que sacaban la bola del AT&T Park de San Francisco y caían al mar. Lo logró 35 veces (otro récord). Siempre hay gente en embarcaciones pendiente de coger las bolas que caigan en esas circunstancias.

– Fue investigado por dopaje, pero el caso fue cerrado. También se le investigó por perjurio y obstrucción a la justicia.

– Es un apasionado del ciclismo.

– Mide 1,88 metros.

– Es licenciado en Criminología.

– En 2016 fue entrenador de bateo de los Marlins de Miami.

Biografía, palmarés, estadísticas: Barry Lamar Bonds nació el 24 de julio de 1964 en Riverside, California. Entre 1986 y 1992 jugó en los Pittsburgh Pirates, mientras que entre 1993 y 2007 lo hizo en los San Francisco Giants. En su palmarés tiene 14 presencias en el All Star, 7 títulos de MVP de la National League, 8 Golden Gloves y 12 Silver Sluggers, entre otros logros individuales.

Así se las gastaba Barry:

Hasta mañana.

Trofeos, copas y medallas. La Copa Mitropa, el antepasado centroeuropeo de la Champions

Así era la Copa Mitropa (WIKIPEDIA).

Hoy os voy a hablar de un trofeo y de una competición que quizá no conozcáis pero que es fundamental para entender la actual estructura de competiciones europeas de fútbol. Es el curioso antepasado de la Champions. Es la Copa Mitropa.

Hay que remontarse hasta el siglo pasado para conocer los primeros antecedentes de la Copa Mitropa y por extensión, de la Copa de Europa. Fue un fontanero inglés afincado en Viena y llamado John Gramlick el que tuvo la idea, en 1897, de crear la Challenge Cup, una competición del Imperio Austro-Húngaro, que permitía enfrentarse entre ellos a los clubes de las grandes urbes de este estado, es decir, Viena, Budapest y Praga. El torneo se disputó hasta 1911 y siempre lo ganaron clubes austríacos (el Wiener AC, el First Vienna, el Vienna Cricket FC y el Wiener Sport-Club) excepto en 1909, que la ganó el Ferencvaros aquincense.

Tras la I Guerra Mundial y la disolución del Imperio Austro-Húngaro, los países que la formaron fueron los primeros en crear sus propias ligas nacionales. Así, Austria la inauguró en 1924, Hungría en 1925 y Checoslovaquia en 1926. Para mantenerse como los países más dominantes del planeta en cuanto a fútbol y para que sus clubes tuvieran una fuente de ingresos extra, nació un torneo que los enfrentara. La decisión se tomó en Venecia el 17 de julio de 1927, por iniciativa del presidente de la Federación Austríaca, Hugo Meisl.

La llamaron Mitropapokal (en alemán) o Copa Mitropa, un nombre que procede de la contracción del nombre Mitteleuropa (Europa central en alemán). En la primera edición, Austria, Hungría, Checoslovaquia y Yugoslavia podían enviar dos equipos cada país (o campeón de liga y copa o campeón de liga y subcampeón, a gusto de cada país). La competición se estrenó el agosto de aquel 1927 y el primer campeón fue el Sparta de Praga. Era el primer campeón de una competición internacional europea de clubes de fútbol.

En la edición de 1929, los clubes yugoslavos se retiraron y entraron los clubes italianos. En 1934, la competición se amplió a cuatro equipos por país. En 1936 se unió Suiza y en 1937, Rumanía y una repescada Yugoslavia, si bien al año siguiente Austria, anexionada por Alemania, desapareció de la competición. Prueba del nivel de este torneo es que de las 11 selecciones que participaron en los tres primeros Mundiales, cinco tenían a equipos en la Copa Mitropa. En 1934 y 1938 Italia ganó la Copa del Mundo, Checoslovaquia fue finalista en 1934 y Hungría en 1938.

Entre 1940 y 1950 el torneo no se disputó, debido a la II Guerra Mundial y al terrible estado en el que quedó la Europa central. Volvió en 1951, pero cuatro temporadas después se estrenó la Copa de Europa, y la Mitropa fue perdiendo fuerza. Así, en 1960 se hizo con selecciones en vez de clubes (ganó Hungría).

Viendo que todos los clubes preferían la Copa de Europa, en 1979 se decidió que la Mitropa la jugarían clubes de segunda división de Italia, Austria, Hungría, Checoslovaquia y Yugoslavia. Este hecho marcó el declive definitivo de un torneo del que se jugó la última edición en 1992. Lo ganó el Borac Banja Luka yugoslavo (hoy en Bosnia) al Budapesti VSC, ante poco más de mil espectadores.

En el palmarés total, el club con más torneos es el Vasas Budapest húngaro (6), seguido del Bolonia italiano y el Sparta de Praga checo (3), y el Ferencvaros, MTK Budapest, Ujpest y el Tatabánya húngaros, el Rapid Viena, Austria Viena y Admira Wacker austríacos, el Celik Zenica y el Estrella Roja yugoslavos y el Pisa italiano (2). Además, equipos de solera como el Torino (1991) y el AC Milan (1982) tienen la Mitropa en sus vitrinas. Por países, domina Hungría con 15 títulos, seguida de Italia con 11, Checoslovaquia, Austria y Yugoslavia con 8.

Os dejo con un vídeo resumen de la final de 1986, entre el Pisa italiano y el Debrecen húngaro:

Hasta mañana.

Qué fue de… Yana Klochkova: la reina ucraniana de la natación

Klochkova, en 2010 (WIKIPEDIA).

Empezamos la semana con un refrescante chapuzón en la piscina de la mano de una de las mejores nadadoras de su país: Yana Klochkova.

¿Quién era?: Una nadadora ucraniana de finales de los 90 a finales de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por tener cuatro oros olímpicos en 200 y 400 metros estilos.

¿Qué fue de ella?: Se retiró tras los Juegos de Pekín. En la actualidad, forma parte de la directiva de la Federación Ucraniana de Natación.

¿Sabías qué…?: En su país la bautizaron como ‘pez dorado’.

– Mide 1,82 metros.

– Fue nombrada Heroína de Ucrania

– En 2004 fue elegida Mejor Nadadora del Año.

– Fue la abanderada de la delegación ucraniana en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

– Nació en Simferópol, capital de Crimea y que hace unos años fue centro de choques entre prorrusos y ucranianos. Hoy Crimea es una región anexionada unilateralmente a Rusia.

– Simferópol es, como Crimea, de mayoría étnica rusa.

– Ostentó durante casi siete años el récord del mundo de los 400 estilos.

– Con 14 años ya era campeona de Europa júnior.

– Es la mejor atleta olímpica de la historia de Ucrania.

Biografía, palmarés, estadísticas: Yana Oleksandrivna Klochkova nació en Simferópol, Ucrania, el 7 de agosto de 1982. Profesional desde 1998, se retiró en 2008 con una cosecha de cuatro oros y una plata olímpicas, cuatro oros y dos platas en campeonatos del mundo y diez oros, dos platas y cuatro bronces en campeonatos de Europa.

Hasta mañana.

Quién fue… Abraham Klein: la azarosa vida del mejor árbitro del mundo

Klein, en el Mundial de 1982, junto a Sócrates y Zoff antes de un Brasil-Italia (FIFA.COM)

Vamos a cerrar la semana con un personaje importante de la historia del arbitraje, que si tenéis algunos años recordaréis. En su época, fue considerado el mejor colegiado del mundo. Es Abraham Klein.

Abraham Klein nació el 29 de marzo de 1934 en Timisoara, Rumanía, en el seno de una familia judía húngara. Gran parte de sus familiares murieron en Auschwitz. Por fortuna, él y sus padres pudieron escapar. Siendo un niño, llegó a Apeldoorn, Países Bajos, tras un viaje en tren de tres semanas con otros 500 menores que escapaban del Este de Europa. Tras un año en Holanda, se fue con sus padres a vivir a un kibbutz en Israel y después, a la ciudad costera de Haifa. Nunca volvió a Timisoara, ni siquiera en tiempos de paz, cuando llegó a ser observador de la UEFA y viajó a Rumanía.

Su padre había sido futbolista profesional, y llegó a jugar en el MTK de Budapest, el equipo de los judíos húngaros, por lo que Abraham conocía bien el mundillo del fútbol. En una ocasión, acompañó a un amigo árbitro a dirigir un partido, pero éste se lesionó. Animado por su conocido, Klein lo sustituyó. La experiencia le gustó y decidió sacarse el título de árbitro. El fútbol en Israel estaba un poco verde, pero a fuerza de arbitrar partidos en el ejército y categorías inferiores, llegó a la primera división.

Pese a medir solo 1,65 metros, Abraham Klein (curiosamente, klein significa ‘pequeño’ en alemán) tenía una forma física envidiable. Era rápido, fibroso, incansable. Siempre estaba bien colocado. Y de nuevo pese a su estatura, tenía una gran capacidad para demostrar su autoridad. En 1958 pitó su primer partido de Liga en Israel. En 1964, debutó como internacional, en un amistoso entre sus dos países de adopción: Israel y Holanda. Pero en 1965 le llegó su primera prueba de fuego, arbitrar un Italia-Polonia clasificatorio para el Mundial de 1966. Klein, que era profesor de Educación Física en Israel, decidió viajar a Roma una semana antes del partido para ver un partido de la liga italiana y así aclimatarse. Una semana después, cuando se plantó ante 80.000 fans en el Olímpico, no sintió el miedo escénico que podía sentir un colegiado que nunca había pitado en estadios de más de 20.000 espectadores.

No sólo viajó a Italia para acomodarse al campo. A un amigo polaco le pidió que le hiciera un informe de los internacionales del país. Escribió a La Gazzetta dello Sport para que le enviaran ejemplares del periódico. Así, supo quiénes eran las estrellas de los equipos, los que recibían más faltas, los que las hacían, sus tácticas… Y más aún. Klein, en una costumbre que mantendría durante su carrera, aprendió varios idiomas para poder comunicarse con los jugadores. Además de húngaro, rumano y hebreo, hablaba alemán, inglés, francés, italiano y español.

Aquel Italia-Polonia fue un éxito. Su arbitraje fue perfecto. Sobre todo, aplicando lo que para muchos es lo que diferencia a los buenos árbitros de los mediocres: la ley de la ventaja. Italia ganó 6-1 y tres de los goles llegaron en acciones en las que Klein había concedido la ley de la ventaja. Los observadores de la FIFA presentes en Roma quedaron muy impresionados.

Tras pitar en los Juegos de México 1968 (y aguantar perfectamente el calor), la FIFA decidió incluirlo en la lista para el Mundial de 1970, en este mismo país. Klein se preparó a fondo. Entrenó en montaña para acostumbrar su cuerpo a la altitud de México. Llegó al país azteca dos semanas antes de lo normal para aclimatarse al país y concentrarse. Y no era para menos. Su primer partido mundialista era nada menos que el que enfrentó en el grupo C a Inglaterra, vigente campeona, con Brasil, el Brasil de Pelé, Rivelino, Tostao, Gerson o Jairzinho. Klein estaba tan nervioso que metió las manos en los bolsillos antes del partido para que nadie notara que le temblaban. Pese a su buena actuación, Klein no pitó más en aquel Mundial. La FIFA le prometió que no sería el último.

Por desgracia, Abraham Klein no pudo pitar en el Mundial de Alemania 74. El motivo es que sólo dos años antes, en los Juegos Olímpicos de Múnich, terroristas palestinos asesinaron a sangre fría a 11 atletas israelíes, por lo que no se podía garantizar la seguridad del colegiado.

Por suerte, sí pudo acudir al Mundial de 1978, pero en esta cita se vio envuelto en la polémica. Klein fue el encargado de pitar el Argentina-Italia de la primera fase, en el Monumental de River. Ese día, el colegiado israelí hizo de nuevo un partido extraordinario que se saldó con victoria italiana, lo que privó a la anfitriona (recordad que estamos en la Argentina de la dictadura militar) de jugar la segunda fase en Buenos Aires. Además, no señaló un penalti que los locales reclamaron en el primer tiempo. Klein pitó un partido de la segunda fase entre Austria y Alemania, y cuando todo parecía que iba a pitar la final, la FIFA le dio el tercer y cuarto puesto. Todo apunta a que Argentina maniobró para no tener a Klein en la final. Aunque se dijo que fue por el año que pasó de niño Klein en Holanda, el colegiado lo desmintió, explicando que en esa época, ese dato no era conocido. Sea como sea, ser un árbitro justo en aquel Mundial de la vergüenza le costó a Klein no pitar la final.

Considerado el mejor árbitro del mundo, y pese a tener 48 años, Klein también fue incluido en la lista de árbitros del Mundial de España 82, pese a las amenazas de boicot de Kuwait y Argelia. Finalmente, estos países se ‘conformaron’ con no permitir que sus retransmisiones de televisión se viera el nombre de Klein, aplacando así su odio. También en esta cita tuvo algún problema, en este caso de tipo personal. Después de que los palestinos dispararan a la cabeza al embajador israelí en Londres, el Gobierno de Israel desplegó una operación en el Líbano. Amit, el hijo mayor de Abraham Klein, fue movilizado. En el transcurso de aquella operación, la familia Klein perdió el contacto con su hijo. Abraham estaba en España, y pidió a la FIFA que no le asignaran ningún partido, porque no estaba concentrado. Hasta que uno de los días del Mundial, le hicieron llegar una carta. La firmaba su hijo, desde el Líbano. Estaba bien, y le comentó que estaba “impaciente” por ver a su padre arbitrar en la Copa del Mundo. Sabiendo que estaba seguro, Klein arbitró otro partido fundamental de aquella cita, el Italia-Brasil de la segunda fase en Sarrià, en el que los brasileños, grandes favoritos, se quedaron fuera por un ‘hat trick’ de Paolo Rossi. Fue el último partido mundialista de Abraham Klein.

Tened en cuenta que hasta 1990, Israel no entró en la UEFA, así que no se pudo ver a Klein en partidos de Copa de Europa o Eurocopas. Además de partidos de la Liga israelí, Klein pitaba a demanda en competiciones como la NASL (la liga estadounidense) o partidos como la Intercontinental de 1980.

Tras retirarse en 1984, con 50 años, fue presidente del comité israelí de árbitros, observador de la UEFA, instructor de la FIFA y escritor de libros de arbitraje. Hoy, a los 82 años, vive en Haifa, rodeado de sus nietas.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta el miércoles.

PD: Si queréis profundizar más en la historia de Klein, os recomiendo este artículo en The Guardian.

Qué fue de… Pepe Sánchez: el primer argentino que llegó a la NBA

Pepe Sánchez (i), con Unicaja, en un partido de la Euroliga en Zagreb en noviembre de 2006 (Archivo 20minutos).

Argentina es una superpotencia baloncestística y lo es gracias a la llamada ‘Generación Dorada’. Uno de sus componentes es el protagonista de hoy, un veterano de la ACB que fue el primer jugador de su país en jugar en la NBA. Es Pepe Sánchez.

¿Quién era?: Un base argentino de los 90, la pasada década y primeros años de la actual.

¿Por qué se le recuerda?: Por su dilatada experiencia en el baloncesto español y por su paso por la NBA, además de por ser campeón olímpico con su país.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2013 en las filas del Bahía Basket de su país, un club que él mismo creó en la ciudad de Bahía Blanca, donde él nació. Pepe fundó el club en 2010 como sucesor del anterior club de esta ciudad. Con la ayuda de otros jugadores como Montecchia o Espil, Sánchez dirige el club, sobre todo en lo que a formación se refiere. En esta interesante entrevista en Clarín, Pepe Sánchez cuenta el concepto que ha puesto en marcha.

¿Sabías qué…?: Mide 1,93 metros.

– No entró en el ‘draft’ de la NBA, pero debutó en 2000 con los Sixers, convirtiéndose en el primer argentino en debutar en la mejor competición del mundo.

– Es el primer argentino de la NBA sólo por unos minutos. Rubén Wolkowyski debutó el mismo día que él, pero en los extintos Seattle Supersonics.

Pepe Sánchez, en su etapa en el Madrid (WIKIPEDIA).

– Como os decía, es uno de los miembros de la Generación Dorada del baloncesto argentino, con nombres como Ginóbili, Oberto, Scola, Sconochini, Montecchia, Delfino, Herrmann, Nocioni, el citado Wolkowyski o Prigioni.

– En la ACB promedió 5.2 puntos, 3.2 rebotes, 4.3 asistencias y una valoración de 7.9.

– Se proclamó campeón de Europa en 2002 con Panathinaikos, donde jugó a las órdenes de Obradovic con jugadores de la talla de Bodiroga, Middleton, Rogers, Alvertis o Mulaomerovic.

– Estaba en el Unicaja campeón de la ACB en 2006, con su paisano Herrmann, Berni Rodríguez, Carlos Cabezas, Jorge Garbajosa o Daniel Santiago.

– El subcampeón aquel año fue Baskonia, que también tenía dos argentinos en sus filas, Scola y Prigioni.

– Fue internacional desde categoría juvenil.

– Empezó a jugar de niño con el gran Manu Ginóbili. Ambos nacieron el mismo año en la misma ciudad, Bahía Blanca.

Biografía, palmarés, estadísticas: Juan Ignacio Sánchez Brown nació el 8 de mayo de 1977 en Bahía Blanca, Argentina. Debutó como profesional en 1994 en el Deportivo Roca. Luego jugó un año en Estudiantes de Bahía Blanca, para irse a Estados Unidos, al equipo de la Universidad de Temple. En 2000 debutó en la NBA, en los Sixers. En 2001 tuvo un breve paso por Atlanta y regresó poco después a Philadelphia. En la temporada 2001/2002 jugó en Panathinaikos, y luego regresó a Estados Unidos para jugar en Detrit Pistons. En 2003 se vino a España para jugar en Etosa Alicante. Entre 2004 y 2007 jugó en Unicaja, luego pasó un año en el Barça, luego otro en el Real Madrid y sus dos últimas experiencias fueron en el Obras Sanitarias de su país y en el Bahía Basket. Tiene una Euroliga con el PAO y una ACB y una Copa con Unicaja. Con su selección ganó un oro olímpico y una plata en un Mundial.

Os dejo con un vídeo tributo a Sánchez en su etapa en Málaga:

Hasta mañana.

Qué fue de… Juan Pedro Rabadán: maravilló en el torneo de Brunete pero no llegó a la élite

Imagen de Rabadán (cortesía de bdfutbol.com)

Hace unas semanas, estuvo en nuestra redacción de 20minutos el periodista José Ramón de la Morena. Él, uno de los artífices del célebre torneo de alevines de Brunete, recordaba en la entrevista que le hicieron nuestros lectores al protagonista de hoy. Un niño que parecía que se iba a comer el mundo, pero que no llegó a donde parecía. Es Juan Pedro Rabadán.

¿Quién era?: Un centrocampista español de finales de los 90 y principios de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues porque fue el mejor jugador de la primera edición del Torneo Nacional de Fútbol 7 de Brunete, allá por 1992.

¿Qué fue de él?: En la actualidad, Rabadán vive totalmente alejado del fútbol y trabaja como asesor fiscal en una agencia de valores.

¿Sabías qué…?: En aquel torneo de 1992 se enfrentaban selecciones autonómicas, no equipos como ahora.

– Rabadán lideraba la selección madrileña.

– En aquella época, jugaba en las categorías inferiores del Real Madrid.

– Madrid ganó el torneo y Rabadán fue elegido mejor jugador.

– En aquel torneo de Brunete de 1992, la selección catalana estaba liderada por un tal Xavi Hernández.

– Cuatro años después de aquel evento, el Real Madrid comunicó a Rabadán (con 16 años) que no contaban con él.

– Durante su etapa en el Madrid fue sometido una dieta especial por un endocrino para aumentar su baja estatura.

– De adulto alcanzó el 1,79.

– En una entrevista de hace unos años de Aritz Gabilondo en AS, Rabadán explicaba que, de haber estado en la cantera del Barcelona en lugar de la del Madrid, hubiera llegado a Primera División, debido al especial trato que da el club culé a sus jugadores en categorías inferiores.

– Dijo que el Madrid “no tuvo paciencia” con él.

Biografía, palmarés, estadísticas: Juan Pedro Rabadán Iniesta nació el 30 de mayo de 1980 en Madrid. Tras pasar con la cantera del Real Madrid, en 1996 dejó el club blanco. Pasó por el Moscardó, el Sanse y el Rayo Vallecano, con cuyo primer equipo entrenó, pero no pudo debutar. Luego jugó en el Alcalá y posteriormente en el Rayo Majadahonda.

PD: Gracias a BDFutbol (la mayor -y mejor- base de datos de fútbol que conozco) por cederme la foto del artículo.

Qué fue de… Diego Ormaechea: leyenda del rugby uruguayo

Ormaechea, en acción con su selección (YOUTUBE).

Esta semana os traigo también ración de rugby y vamos a hablar de un jugador que fue y sigue siendo el número 1 de su país: Diego Ormaechea.

¿Quién era?: Un ‘rugbier’ uruguayo de finales de los 70 a principios de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser una leyenda del rugby sudamericano y el mejor jugador de la historia de Uruguay.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2001 en las filas de su club de toda la vida, el Carrasco Polo Club de Montevideo. Ahora, Ormaechea es entrenador en este mismo club. Además, es veterinario de profesión y está especializado en caballos de carreras.

¿Sabías qué…?: Es el jugador sudamericano con más ensayos internacionales de la historia (33).

– Capitaneó a su selección en el primer Mundial que disputaron, en el año 1999.

– En esa cita, Uruguay jugó en el grupo A, con Sudáfrica, Escocia y España.

– En el debut de España y Uruguay en aquel Mundial (era también el primer Mundial de la historia para ambas selecciones), Ormaechea anotó el primer ensayo.

Ormaechea, en la actualidad (YOUTUBE).

– El encuentro, que se jugó en la ciudad escocesa de Galashiels, acabó con victoria de ‘Los Teros’ por 15-27.

– Cuatro años después, Ormaechea era seleccionador urugayo y de nuevo logró clasificar a su selección para el Mundial, que se celebró en Australia.

– Uruguay acabó aquel Mundial también con una victoria, pero con más mérito que en 1999, porque el rival fue Georgia, una selección de mayor nivel que España.

– Mide 1,83 metros.

– Es el jugador que más veces ha ejercido como capitán en Uruguay.

– Su hijo Agustín es jugador profesional, se desempeña como medio de melée y es internacional.

Biografía, palmarés, estadísticas: Diego Ormaechea nació el 19 de julio de 1959 en Montevideo, Uruguay. Debutó en 1979 en el Carrasco Polo Club, donde jugó hasta 2001, con 41 años. Con su país jugó 73 partidos y anotó 79 puntos.

Os dejo con el mítico ensayo de Ormaechea ante España en 1999 en Galashiels:

Hasta mañana.

Escudos y logos. Xanthi FC: un filósofo como emblema

Escudo del Xanthi FC (WIKIPEDIA).

Empezamos la semana con un artículo dedicado a un equipo de fútbol de escudo atípico. No hay animales agresivos, ni heráldica de rancio abolengo. Hay un filósofo.

El Xanthi FC es un club griego de la ciudad de Xanthi, en la región de Tracia, al norte del país. Es un club bastante joven, puesto que nació en 1967, fruto de la fusión de dos clubes menores de la localidad. En 1991, el importador oficial de la marca checa de coches Skoda compró el equipo y desde entonces y hasta el año pasado, el club se llamó Skoda Xanthi. Una vez la relación con esta empresa acabó, el club recuperó su nombre.

El escudo también es nuevo. Hasta el año pasado, convivían en él un balón, el logotipo de Skoda y la cabeza de un filósofo, Demócrito. Hoy, el único superviviente de aquel logotipo es el propio filósofo.

¿Pero cuál es el motivo de que un club de fútbol tenga a un filósofo en su escudo? Pues la respuesta es tan sencilla como que Demócrito nació en Abdera, una población a escasos 25 km de Xanthi. Demócrito, que vivió entre los siglos V y IV antes de Cristo, está considerado como el padre de la ciencia moderna y da nombre a la Universidad de Tracia.

Espero que os haya gustado este curioso artículo. Hasta mañana.