Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Entradas etiquetadas como ‘goliat’

El colapso de la publicidad en diarios

No son buenos tiempos para la publicidad. El lunes se publicaron los datos de i2p referidos al primer trimestre: se ha producido una caída del 14,7%; su previsión es que el año se cierre con una caída del 10,7%. Hoy se han publicado los de Infoadex, muy similares, pero aún un poco peores: la caída según esta fuente es del 15,1%.

El mercado publicitario retrocede así 15 años y se sitúa en las cifras de 1997.

Pero la caída no es igual para todos; en esos 15 años se ha producido un cambio estructural muy fuerte dentro de la publicidad. Internet, que casi no existía entonces (no llegaba a captar el 1% de la inversión) va a convertirse este año en el segundo medio. En el otro extremo los Diarios, que ya habían retrocedido a cifras de 1993 pueden perder este año un nuevo 20%.

Hay muchas maneras de verlo: hoy mismo El Roto utiliza el humor negro en El País: El papel no tiene futuro…¡menos el de los billetes, claro! Uno de los panelistas del estudio Vigía, que coordino, me decía que la pérdida de peso de la prensa no es real, que sólo se refiere a los Diarios de Madrid, mal llamados nacionales. Es muy posible que alguno de los diarios de otras zonas no lo esté pasando tan mal, pero creo que mi amigo se refería a la excesiva politización partidista que, hace ya mucho tiempo, se identifica con los diarios de Madrid.

Esa sería también la visión de Goliat, mi tradicional comentarista, que en un tuit me decía: cobrar opinión a precio de información es mal negocio.

Miguel Ormaetxea, en su blog Balas Mediáticas, afirma claramente: La prensa española se hunde. El artículo, muy documentado, me llega también a través de Goliat que lo encontró reproducido en Tendencias 21. Miguel habla de inmovilismo y de falta de adaptación al cambio. Para él la transformación digital se ha hecho tarde y mal. Yo estoy de acuerdo en que se ha hecho mal (incluso admitiría muy mal) pero no tanto en lo de tarde: en la primera mitad de los noventa (cuando menos del 1% de los españoles conocía internet) ya había varios diarios españoles con versión digital.

Pero la crisis de la publicidad en Diarios no es un problema exclusivamente español. El pasado 28 de febrero el diario estadounidense The Atlantic publicaba un gráfico con la evolución de la inversión en Diarios de USA, del que he tomado el título para este post. La cifra de 2011 sería equivalente a la de 1950 en dólares constantes, si ajustamos los valores por la inflación. Algo de este artículo (y los gráficos) los reprodujo marketingdirecto.com.

Parte del problema es que la inversión publicitaria que captan las versiones digitales es mucho menor de la que sale del papel. El famoso cambio de euros analógicos por céntimos digitales. Enlazaríamos así con otro tema, el de la crisis de la publicidad como concepto. Pero eso da para otro artículo (o varios) que prometo emprender muy pronto.

Cuando en el Congreso mundial de la asociación Wan-Ifra, que agrupa a muchos de los principales diarios del mundo, se anuncia que la inversión publicitaria en prensa digital superará a la de papel en 2013 la clave no es tanto el aumento de la publicidad en prensa digital (que sí se produce) como la caída de la publicidad en diarios en papel.

Mientras tanto, en este mundo al revés que nos ha tocado vivir, supongo que hay que entender como una buena noticia la salida a Bolsa de El Diario del Pueblo, órgano oficial del Partido Comunista Chino. Además está recaudando mucho más dinero del que habían previsto.

¿Alguien lo entiende?

4 años ya

Este blog cumple hoy cuatro años. El primer post tiene fecha del 3 de enero de 2008. Desde entonces se han sucedido algo más de 600, aunque este año se me han roto las cuentas. No sé muy bien la razón, pero cuando 20 Minutos decidió cambiar de plataforma, desde La coctelera a WordPress, se perdieron algunos post y yo he dejado de recibir estadísticas. Hace un año las entradas pasaban de 500 y con las 92 añadidas se han quedado en 579. Calculo que habré pasado del millón de visitas, pero no lo puedo confirmar. Es una pena. Aunque también se perdieron comentarios, ahora se contabilizan más de 7.600, a pesar de que últimamente ha disminuido el ritmo.

También he disminuido algo el ritmo de publicación. En 2011 escribí 92 entradas, aproximadamente una cada cuatro días, cuando del primer año quedan registradas 181, casi el doble. En realidad, cada año he ido escribiendo un poco menos; conocer el número de visitas era un estímulo que ahora ya no tengo. También noto que desde que estoy más activo en Twitter (@MadinaED) me cuesta más escribir. Muchas de las ideas que desarrollaría en el blog se quedan en el mero titular que representa la frase en Twitter. Seguramente eso ganan los lectores de Casi Enteros.

Cuando empecé hace cuatro años, como un reto personal con Arsenio Escolar, el Director de 20 Minutos, no pensé que aguantaría cuatro años; ahora estoy casi seguro de que no llegaré a cumplir cuatro más, pero para mí ha sido una aventura bonita e interesante, con la que hasta he ganado algún amigo y algún compañero. Seguramente Pedro no trabajaría en Zenith Media si no hubiera existido este blog. Cuando leí los primeros comentarios de Goliat, siempre tan militante y en muchos casos en desacuerdo conmigo, no creo que pensara en que acabaríamos siendo amigos. Ahora echo de menos a Histerias, otro de mis primeros comentaristas fieles, que me envió su primera novela con una dedicatoria entrañable.

Me hace gracia cuando acudo a algunas reuniones con gente del sector que algunos hayan leído el blog, lo conozcan y lo comenten, igual que echo de menos que en mi entorno más cercano casi nunca se produzcan esos comentarios.

Cuatro años ya. Cuatro años de crisis económica, de crisis en el mercado publicitario, que mi empresa, y yo mismo, hemos capeado bastante bien, sin dejar naúfragos por el camino.

A ver si dentro de un año puedo escribir otro comentario como éste, con mayor optimismo.

La inversión publicitaria crecerá en 2011

Hoy he conseguido enviar los resultados del Vigía de enero. Ya casi no me acuerdo de cuando conseguía enviarlos dentro del mes; pero cada vez me resulta más difícil.

También es difícil hacer previsiones de resultados para un año cuando aún no se tienen los resultados oficiales del año anterior, sobre todo cuando ese año anterior ha sido muy extraño. A mediados de año uno de mis jefes me hizo corregir (a peor)  una previsión de caída de menos de dos puntos porque la marcha de la economía española iba mucho peor que eso y nuestros jefes ingleses necesitaban peores datos. Hoy mismo otro de mis jefes (es lo bueno de tener tantos) me rectificaba al alza los datos de ligero crecimiento que publiqué a finales de año porque el mercado ha crecido mucho más.

Y yo aquí intentando hacer previsiones de lo que puede pasar a lo largo de un año del que aún quedan casi once meses.

Bueno, pues si hacemos caso a los panelistas que componen Zenith Vigía la inversión publicitaria crecerá este año un 2,1%. No es mucho, pero confirma que lo peor de la crisis ya pasó para nuestro mercado.

Crecerán sobre todo la inversión en Internet y en Móviles. La Televisión crecerá menos, pero se mantendrá como el medio de mayor inversión.

Se mantendrán en cifras prácticamente iguales la Radio, Exterior y el Cine. (Nota para Goliat: cuando hablamos de inversión en Cine nos referimos a inversión en Cine, no en cine español; casi toda la inversión se hace ligada a cine americano, que es casi el único que se sigue proyectando en las salas).

En cambio seguirán cayendo, aunque un ritmo algo menor que en años anteriores, los Medios Impresos (Diarios de Pago o Gratuitos, Suplementos, Revistas, Medios para Inmigrantes). El papel lo tiene cada vez más complicado.

Los panelistas ven negativa la situación económica, pero con el valor menos negativo desde el final de 2007, cuando casi nadie se había percatado de que estábamos en crisis. En cambio ven moderadamente positiva la situación del mercado publicitario; este índice no termina de despegar pero es positivo desde finales del verano pasado.

Esta tarde he enviado un resumen de Vigía a la prensa; a las pocas horas ya he encontrado 19 referencias, hasta una de llas en inglés, la de la agencia Reuters, que ha escrito Sarah Morris después de charlar un rato por teléfono conmigo.

El Mundo destaca el crecimiento de dos dígitos que tendrán los Moviles e Internet.

Marketing Directo se fija en la cifra de crecimiento esperada.

La agencia Europa Press titula con el optimismo de los medios.

Lainformacion.com también se decanta por la vuelta del optimismo a los medios.

Campeones

Ayer el Baskonia, que ahora se llama Caja Laboral y es el equipo de mi pueblo, se proclamó campeón de la Liga ACB de baloncesto.

Ganó nada menos que por 3 partidos a 0 al Barcelona, que había ganado la Liga regular y además se ha proclamado este año Campeón de Europa. Y lo ha hecho con tres partidazos; muy diferentes a pesar de lo que pueda indicar el tanteo corto de los tres, pero tres grandes partidos.

No sé si algo así había pasado nunca antes (que un equipo que no gana la Liga regular gane por 3-0); casi seguro que no había ocurrido siendo el rival Campeón de Europa.

Como estos días sólo se puede hablar de fútbol, esta victoria habrá pasado casi desapercibida en los medios nacionales. Veo en los datos de audiencia de Kantar Media que só 831.000 espectdores siguieron este partido frente a los 4.435.000 que prefirieron ver a Corea del Norte (famoso equipo) perder contra Brasil.

Pero seguro que en Vitoria están ahora de fiesta.

Así que quiero dar las gracias a Goliat, por su comentario en el post de ayer (aunque ahora se pasa menos por aquí está claro que se acuerda de mis gustos) y la enhorabuena a mis viejos amigos del Baskonia, como Carlos Ízar y de Caja Laboral, como Juan Carlos Cid. Y al equipo, claro.

Yo también me apunto a la enhorabuena, como vitoriano y aficionado de siempre al baloncesto.

Y en lo del fútbol ¡qué le vamos a hacer! Todavía quedan posibilidades, pero nunca ha sido bueno vender la piel del oso antes de cazarla.

Goliat

Goliat era un personaje bíblico. Fue derrotado por David, un pastor que le alcanzó con una onda y acabó siendo rey de Israel.

Goliat era también el gigante que acompañaba al Capitán Trueno en los comics que no leí demasiado en mi juventud.

Pero para este blog Goliat es, sobre todo, el comentarista más asiduo y también uno de los más interesantes.

No le conozco personalmente, aunque hubo un momento, cuando anticipé mis vacaciones, allá por el mes de mayo, en que pensé que le llegaría a conocer. Todo se andará.

Sus temas favoritos, el cine español, el canon y las subvenciones, las cacicadas del gobierno en el sector audiovisual.

Sé que si alguna vez llegamos a hablar personalmente tendremos muchos temas sobre los que discutir. En muchos de los temas que le interesan no estoy de acuerdo con sus puntos de vista, o lo estoy sólo en parte. En otros sí.

Pero me encanta su tono, me encanta cómo argumenta y estoy seguro de que tendríamos discusiones interesantes.

En realidad, sus comentarios constituyen casi otro blog sobre mis temas favoritos. Me gusta que sea así.

Espero la ocasión de contrastar opiniones.

Ahora estamos de vacaciones, pero todo se acaba.

Veremos.

¿Vamos a dejar que el cine se muera?

Hace pocos días se han publicado los datos del Ministerio de Cultura sobre asistencia al cine correspondientes al año pasado.

Como viene siendo habitual en los últimos años, son patéticos.

El cine vuelve a perder nueve millones de espectadores.

Ya sólo quedan 108 millones, poco más de dos asistencias por persona y año.

En cuatro años han desaparecido 36 millones de espectadores. Cada español ha dejado de ir casi una vez al año al cine. O, teniendo en cuenta que ya no llegan a la mitad los españoles que van al cine alguna vez, Los que iban casi cinco veces al año, ahora apenas llegan a tres.

Además el cine español pierde cuota; ahora ya sólo representa el 13,3% de las asistencias.

Pero yo creo que ese no es el problema.

2008 fue un año sin película de Almodóvar ni de Amenábar, los reyes españoles de la taquilla.

Lo que está enfermo es el cine como concepto tradicional; el cine en sala; el cine como experiencia.

Justo cuando más se habla de la importancia de crear experiencias.

Hay quién encuetra en el precio del cine, el cine en sala sale muy caro, la explicación a la crisis.

Pero eso no explicaría el cierre de video clubs y la disminución drástica en la venta y alquiler de películas.

Parece más lógico pensar en las descargas por internet. Ya sé que a Goliat, mi ex comentarista, no le gustaba esta explicación.

Si este fuera un nuevo canal de venta, no sería demasiado grave.

Lo malo es que en algunos de los nuevos canales de distribución no llega ni un euro de retorno a quienes invirtieron en la producción de la película.

Y así probablemente no volverán a arriesgar en nuevos proyectos.

Mientras tanto, el cine como medio publicitario parece estar ya herido de muerte.

La inversión publicitaria en cine cayó un 45,4% en 2008, según Infoadex.

La caída es del 56% si se compara con el año 2003.

Y si las previsiones de Zenith Vigía no fallan, aún nos queda por ver una nueva caída de más del 28% en 2009.

La inversión en cine se extingue.

Yo creo que es una pena.

La crisis del cine

Este mediodía Goliat, uno de mis comentaristas favoritos, me reñía:

Del cine de pago no te digo nada porque con el tiempo ya he entendido que es un debate que no te interesa demasiado.

Precisamente en un comentario a mi post de ayer en el que contaba mis experiencias en unas clases, en las que, entre otras cosas, me preocupaba por el futuro del cine.

Goliat siempre lleva el discurso a las sinecuras de los artistas españoles, al canon por posesión de aparatos y a las subvenciones al cine español.

Pero yo no distingo sobre nacionalidades. Viendo los datos la crisis es del cine en general, aunque se agrave en el caso del cine español.

Según los últimos datos del EGM ya no llegan al 5% los españoles que acuden al cine una semana cualquiera, cuando hace pocos años superaban el 12%.

Bastante más de la mitad de los españoles (un 56%) no van nunca al cine: no ven películas españolas, pero tampoco americanas o de cualquier otra nacionalidad. Durante muchos años los asistentes al cine alguna vez superaban el 50%.

¿El cine es caro? No parece que esa sea la razón. La asistencia al cine ha caído sobre todo en los años de bonanza económica y ha experimentado un repunte en el último septiembre, justo cuando la crisis económica se volvía rampante.

¿El cine no interesa? Si fuera así no se descargarían tantas películas. No hay estadísticas oficiales, pero se dice que ahora se ve más cine que nunca.

Yo creo que las descargas tienen algo que ver en la crisis del cine (del cine en general; no creo que las descargas afecten más al cine español: todo lo contrario).

La respuesta de Goliat es:

Sin tener en cuenta muchas otras fuentes de ingresos, solamente por el canon, en este 2008 nuestros queridos “artistas” recibirán por cada “pirata internauta” 40 euros limpios, asumiendo una banda de 10 millones de usuarios del P2P.

Yo no estoy en contra del canon por principio. El canon sobre televisión fue un clásico en casi toda Europa (nosotros éramos la excepción) y dio como fruto una magnifica BBC entre otras cosas.

Sí creo que este canon es injusto, o exigiría un sistema de control exhaustivo que no creo que exista (y que, personalmente, tampoco apoyaría). ¿Cómo se hace el reparto?

En todo caso creo que los sistemas de gestión de derechos tienen su razón de ser. Y no defienden sólo los derechos de los artistas españoles.

Lo que está claro es que si no se encuentran vías de retorno para pagar a quienes invierten en cine, el cine dejará de existir.

Seguramente el canon no es la solución; a mí no me gustaría que la solución fueran las subvenciones

…pero aún me gustaría menos que desapareciera el cine.