Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Entradas etiquetadas como ‘cine espanol’

El Cine español triunfa fuera

Tres de cada cinco espectadores de películas españolas en 2015 no vivían en España.

Ramón Colom, Presidente de FAPAE, dio a conocer hace unos días el informe “El cine español en el mercado internacional 2015” en el que se pueden ver un gran número de datos interesantes.

Ramón Colom en la presentación del estudio

El año pasado el cine español ingresó 270 millones de euros; de ellos 160 corresponden a proyecciones de películas españolas en el extranjero. 26 millones de espectadores vieron películas españolas fuera de nuestro país.

En 2015 se produjeron en España 254 películas, el 15,5% de las producidas en Europa.

El 19,2% de la recaudación de los cines españoles correspondió a películas españolas. Con este dato España se sitúa en novena posición entre los países europeos por cuota de cine autóctono. No me parece el mejor dato posible. Parece que el cine español tiene peor imagen entre los españoles que en el extranjero.

No nos damos cuenta del valor, no sólo económico, que puede tener el cine desde el punto de vista de la influencia cultural.

Se exhibieron a nivel internacional 132 películas, un 16% menos que el año anterior. Aun así sólo en dos años anteriores (21012 y 2014 se superó esta cifra).

Méjico es el país en el que se exhiben más películas españolas, seguido por Italia. El cine español triunfa más en Latinoamérica (afinidad lingüística) que en Europa (proximidad geográfica y económica).

La isla mínima, de Alberto Rodríguez ha sido la película española con mayor repercusión internacional y por ello ha conseguido el Premio FAPAE-ComScore.

Se anuncia otro buen año para el Cine Español

Dos películas españolas se situaron entre las diez más taquilleras del primer trimestre. Palmeras en la nieve recaudó 12,2 millones de euros y se sitúa en tercera posición (tras los 14,3 millones de El renacido y los 12,5 de Zootrópolis): Las cifras totales de Palmeras…son algo mayores ya que su estreno se produjo en la última semana de 2o15.

En sexta posición se sitúa Cien años de perdón, con 6,1 millones. En este caso, como en el de las dos peliculas que le preceden (Deadpool, con 10,1 millones, que está siendo la sorpresa del año y Batman v Superman: el amanecer de la justicia, con 8,1 millones) se puede esperar que sigan aumentando sus resultados ya que se mantienen en taquilla.

Otra película española, Ocho apellidos catalanes, se sitúa en undécima posición, con 4 millones recaudados este año, que habría que sumar a los algo más de 31 millones que consiguió en 2015. Pese a quedar muy lejos de los 56 millones de su predecesora Ocho apellidos vascos, constituye uno de los hitos históricos del Cine Español.

El estreno de julieta no ha tenido el éxito esperado

En el primer trimestre, además de las dos citadas películas españolas se coló una británica (La chica danesa) en la lista de las diez películas de más éxito comercial. El restante 70% fueron películas estadounidenses.

Los 29 millones de euros recaudados por las películas españolas en el primer trimestre representan un aumento del 52% (10 millones más) sobre el mismo periodo del año pasado. Pero la comparación puede ser engañosa porque el año pasado los mayores éxitos se concentraron en el segundo semestre.

El inicio del segundo trimestre también ha sido bueno. El primer fin de semana de abril cuatro películas españolas (Kiki, el amor se hace, Julieta, Altamira y Cien años de perdón) se situaron entre las diez primeras.

Buenas noticias, aunque desde la industria nos recuerdan que el éxito se concentra en muy pocas películas y que, tras ellas, se produce un cierto vacío, con una disminución de producciones y, especialmente, de dinero dedicado a producción.

2015 fue un buen año para el Cine: también para el español

Aun sin conocer los datos definitivos de Rentrak ya se puede decir que el año que acaba de terminar ha sido bueno para el Cine. Con los datos provisionales tuiteados el pasado miércoles ya sabemos que aumentó tanto la recaudación (un 8%) como la asistencia (un 7%). Son buenos datos si se comparan con los últimos años, los de la crisis y los de opciones alternativas de ver el cine.

Hubo 94 millones de espectadores y 571 millones de euros de recaudación.


También fue un buen año para el Cine Español, que alcanzó un 19% de cuota.


De hecho, la película con una mayor recaudación es española, Ocho apellidos catalanes, que hasta el 30 de diciembre llevaba 31 millones de euros, aún lejos de los 56 millones que recaudó la iniciadora de la saga Ocho apellidos Vascos.


Además, el hecho de que algunas de las películas más taquilleras del año estén aún en cartel anuncia un buen inicio de año 2016.


Las películas de más recaudación de la pasada semana incluyen en los puestos 1º y 3º a las películas 3ª y 1ª del año, la ya citada Ocho apellidos catalanes y la muy esperada Star Wars.


También se puede augurar un buen comienzo de año para el Cine Español. En el segundo lugar de las películas más vistas de la última semana del año aparece otra película española: Palmeras en la nieve.

Fotograma de Palmeras en la nieve

Las tres películas españolas que se incluyen entre las 15 más vistas de este fin de semana acumulan un 35% de la recaudación.

Así que el Cine está de enhorabuena.

También el español.

Lo imposible: ¿el renacer del cine español?

¿Está muerto el cine? Si pensamos en él como medio publicitario (el enfoque de este blog) podemos decir que casi sí. Cada año mueve menos dinero y no parece que éste vaya a ser una excepción. Las cifras publicadas ayer por i2p vuelven a ser desoladoras.

¿Está muerto el cine español? Si uno se fía de las opiniones de los que se consideran a sí mismos los más patriotas, habría que decir que sí. Si miramos la lista de los Óscars durante los últimos años (desde aquel primero de Garci hace ya casi treinta años, o Trueba poco después, los de Almodóvar, Amenábar, Bardem, Penélope Cruz…) resulta que ¡oh, sorpresa! no hay otra filmografía de habla no inglesa con tanto reconocimiento en la meca del cine como la nuestra.

Otra cosa es que no tenga problemas; la reciente subida del IVA no será seguramente una ayuda.

Pero este último trimestre estamos viviendo un gran momento para el cine español.

El fin de semana de El Pilar se estrenó Lo imposible. La película de José Antonio Bayona consiguió 1,4 millones de espectadores en su primer fin de semana y se situó en el séptimo lugar por número de espectadores a nivel mundial. En la producción participa Mediaset (la matriz de Telecinco). Sería curioso que con todo lo que han protestado las cadenas de televisión por su obligación de invertir en cine, fuese justo el cine lo que ayudara a esta empresa a salvar los números de este año, pésimo en televisión.

Pero eso no fue todo: a Lo imposible se sumaron Las aventuras de Tadeo Jones, A Roma con amor, Blancanieves, El artista y la modelo, 7 días en la Habana,Todos tenemos un plan y Bypass para hacer de ese un fin de semana histórico en el que películas de producción española obtuvieron el 62% de la recaudación total en salas en España.

Lo imposible no sólo está triunfando en España; en el comienzo de su andadura americana ya ha conseguido el emerging visionary award en el Festival de Chicago, y Tom Holland, el protagonista adolescente de la película, el Hollywood Spotlight award, que premia a las jóvenes promesas.

Puede que estemos pasando del cine enfocado a la subvención a otro más centrado en el guión.

Muchas de las películas citadas están aún en pleno periodo comercial en salas. En lo que queda de año se esperan aún un buen número de grandes estrenos (que ya, en su mayoría, no serán españoles). Es una buena ocasión para volverse a plantear el cine como medio publicitario.

Ahora que tanto se habla de engagement no debemos olvidar que el espectador de cine tiene una implicación mucho mayor que el consumidor de cualquier otro medio: ha elegido asistir, se ha desplazado hasta la sala, ha pagado por ello… y si comprende que la publicidad contribuye al mantenimiento de las salas (que vuelven a ser una especie en peligro de extinción) y si la publicidad es de calidad, conseguiremos que nos recuerde.

Ya he contado aquí varias veces que el recuerdo generado por la publicidad en el cine es mucho mayor (hasta 12 veces más en el caso del recuerdo espontáneo) que el que se consigue con cualquier otro medio. Lo demostramos hace casi veinte años con el estudio Lumière y lo ha corroborado AIMC cada vez que ha repetido estudios con nuestra misma metodología.

Hace dos días Bloggin Zenith, el blog de mi empresa, tocó este mismo tema, pero yo ya tenía preparado este post, con un enfoque complementario y creo que sigue teniendo interés. Ya se sabe que uno de los trucos de los publicitarios es repetir el mensaje, por si la primera vez pasó inadvertido.

¿Puede resurgir el cine como medio publicitario?¿puede resurgir el cine español? ¿o el título de la película que nos ha sugerido el post es premonitorio?

Por cierto, el sábado estuve viendo Lo imposible: muy recomendable.

El cine español triunfa en el extranjero

El cine español es pequeñito…y una buena parte de él vive de, para y por las subvenciones. Pero hay otra parte que consigue un buen número de espectadores.

He leído hoy una noticia que me ha sorprendido: el cine español, ese cine tan denostado en España, consigue más recaudación fuera que dentro de nuestras fronteras (90 millones de euros fuera por 80 dentro; 16 millones de espectadores fuera por 13 dentro). La noticia se refiere al año pasado pero, y esto es lo que más me ha sorprendido, no es la primera vez que ocurre. Al parecer es lo habitual.

Y el éxito no lo consigue en Latinoamérica, donde tendría la facilidad del idioma; las mayores recaudaciones corresponden a Francia, Norteamérica (Estados Undicos/Canadá) o Italia.

Las películas que se exhibieron en más países (no sé si también fueron las que tuvieron más recuadación) fueron: Planet 51, distribuida en 39 mercados, Buried en 33, El Secreto de sus ojos en 30, Ágora en 27 y Los abrazos Rotos en 23. Clásicos como Almodóvar o Amenábar, junto a producciones animadas o ideas rompedoras.

¿No deberíamos estar orgullosos de que haya películas de aquí triunfando en un mercado tan cerrado como el norteamericano?

El cine español triunfó en el puente

En los últimos días he leído varias buenas noticias sobre cine.

Después de varios años en los que la inversión publicitaria en ese medio no paraba de disminuir, este año aumentará bastante; hasta mi conservador Vigía predice ya subidas de inversión en cine.

Veo también que el largo puente de diciembre se está convirtiendo en un clásico para el cine español (en sentido amplio; siempre en sentido amplio). El año pasado ya fue un gran momento. En esta ocasión lo ha sido de nuevo y nada menos que el 37% de la recaudación la han conseguido películas en las que había algún tipo de participación española en la producción.

En el fin de semana en el que se estrenaba la muy esperada Las crónicas de Narnia, una superproducción en 3D con amplia distribución en salas, las dos películas que acumularon más espectadores tenían participación española en la producción: Tres metros sobre el cielo y Biutiful.

También se colocaron entre las diez películas más vistas Entre lobos, Los ojos de Julia, Bon appétit, 18 comidas y The way. Curioso: tres de las siete no tienen el título en español.

Sólo falta que la gente vuelva a ir al cine. Los datos de la última ola del EGM podrían calificarse de desoladores.

Seguro que todo esto también forma parte del cambio social que estamos viviendo.

El cine español triunfa en el extranjero

Leo en Panorama Audiovisual que el cine español recaudó el año pasado más en el extranjero que en España.

Las 75 películas españolas que se distribuyeron en el exterior recaudaron más de 140 millones de euros; se estrenaron en 18 países. La totalidad de las películas españolas, algo más de 100, recaudaron en España poco más de 104 millones de euros.

Fue el año de Ágora, Planet 51 o El secreto de tus ojos, películas con una importante repercusión externa. Pero también el de Celda 211, un gran éxito en España.

El del cine español es un asunto complicado, con muchas aristas. En el libro La industria audiovisual en España, que Corporación Multimedia elaboró para la Academia de la Televisión y la EOI, Escuela de Organización Industrial, veo que algunos años (2007, por ejemplo) la aporatación de los canales de televisión a la financiación del cine fue mayor que la recaudación del cine en el mercado interior. Si a esa aportación sumamos las subvenciones procedentes del ICAA, vemos que en la mayor parte de las películas el riesgo de los productores es mínimo.

En 2008 hubo cinco películas españolas que superaron el millón de espectadores.

2009 fue un buen año para el cine español, que aumentó su recaudación en España y triunfó en el extranjero. Para este año se anuncian recortes en las subvenciones ¿será una oportunidad para los productores emprendedores? Esperemos que vuelva a haber buenas noticias.

Los Goya: Sin publicidad arrasan

La entrega de los Premios Goya consiguió en TVE una audiencia media de 4.567.000 espectadores, un 27,2% de share, un share de los de antes y un rating de 10,9%.

¿El cine español está de moda?

Ya he comentado aquí más de una vez que el año 2009 fue un año relativamente bueno para el cine en sala, el segundo mejor de la década.

Además coincidieron varios buenos estrenos españoles y el cine nacional recuperó algunos puntos de cuota.

¿O sea que tenemos que deducir que el cine español interesa tanto como para liderar la audiencia de televisión de un domingo de febrero?

De eso ya no estoy tan seguro.

¿A quién hay que atribuirle este éxito?

¿A Alex de la Iglesia?

¿A la sorpresa de la vuelta de Almodóvar?

¿Al traje de González Sinde?

¿A la espalda de Natalia Verbeke?

¿A Ágora y Celda 211, las películas más premiadas?

¿A la actuación estelar de Pocoyó?

¿A la presentación de Andreu Buenafuente?

Seguro que todos estos factores que he citado tuvieron algo que ver, pero no podemos olvidar el principal.

¡Sí! también de esto es responsable la UTECA y su logro de una televisión pública sin publicidad.

Por cierto, permítanme un juego de palabras ¿para cuando una televisión privada sin privacidad?

El año pasado la entrega de los premios Goya fue superada ampliamente por la emisión en El Peliculón de Antena 3 de la película Mr y Mrs Smith. Se quedó en 3.291.000 espectadores, 21,4% de share y 7,9 % de rating.

Entre todos los factores que hemos citado antes y la UTECA aumentaron un 38% los resultados de audiencia de los premios Goya.

Seguro que las televisiones privadas, que según Jorge del Corral, Secretario General de UTECA, están encantadas de que TVE sea líder de audiencia estarán aún más encantadas con este resultado.

Buen año para el cine

El año 2009 terminó con buenas noticias para el cine.

Y sí, también fue bueno para el cine español.

Me llama la atención que siempre que hablo aquí de cine, en general, la mayoría de los comentarios se dedican a denostar el cine español. Siempre con los mismos argumentos: la subvención, la ceja, los del pesebre…

Curioso que quienes van, teóricamente, de más españoles que nadie, se dediquen a tratar de destruir una industria que podría ser clave no sólo en la creación de puestos de trabajo y la generación de ingresos para nuestro país, sino también en la propagación de nuestra imagen y nuestra cultura.

Me alegro de que, al menos este año, no hayan tenido éxito con sus ataques.

El cine americano y el idioma inglés nos han enseñado muy bien cual es el camino.

La industria cinematográfica y la de la enseñanza de idiomas son dos magníficas fuentes de ingresos de los países anglosajones.

Un cine americano, por cierto, sin subvenciones pero con grandes acuerdos de distribución que cierran la puerta a otras cinematografías.

Los datos de cierre de año de EDI Nielsen, la compañía que se dedica a realizar estadísticas de asistencia a salas de cine, hablan de récord histórico.

Claro que la historia, en este caso, es muy corta: los pocos años que lleva EDI en el mercado español.

Los 110 millones de espectadores no resistirían la comparación con cualquier dato de los años sesenta, e incluso de los noventa, ya en plena crisis del cine.

Up, Ice Age 3, la saga de Crepúsculo y Avatar (que en tres semanas ha superado ya los mil millones de dólares de recaudación, en todo el mundo), han sido los grandes éxitos internacionales. Ágora, Planet51, Celda 211, Spanish movie y Fuga de cerebros, los españoles.

El cine español representa el 15% de las entradas vendidas, recuperando algunos puntos respecto a años anteriores.

Cada nuevo año representa un nuevo reto en una actividad que siempre está en situación crítica.

Veremos qué nos depara el 2010.

Goliat

Goliat era un personaje bíblico. Fue derrotado por David, un pastor que le alcanzó con una onda y acabó siendo rey de Israel.

Goliat era también el gigante que acompañaba al Capitán Trueno en los comics que no leí demasiado en mi juventud.

Pero para este blog Goliat es, sobre todo, el comentarista más asiduo y también uno de los más interesantes.

No le conozco personalmente, aunque hubo un momento, cuando anticipé mis vacaciones, allá por el mes de mayo, en que pensé que le llegaría a conocer. Todo se andará.

Sus temas favoritos, el cine español, el canon y las subvenciones, las cacicadas del gobierno en el sector audiovisual.

Sé que si alguna vez llegamos a hablar personalmente tendremos muchos temas sobre los que discutir. En muchos de los temas que le interesan no estoy de acuerdo con sus puntos de vista, o lo estoy sólo en parte. En otros sí.

Pero me encanta su tono, me encanta cómo argumenta y estoy seguro de que tendríamos discusiones interesantes.

En realidad, sus comentarios constituyen casi otro blog sobre mis temas favoritos. Me gusta que sea así.

Espero la ocasión de contrastar opiniones.

Ahora estamos de vacaciones, pero todo se acaba.

Veremos.