BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Archivo de la categoría ‘Libros’

Mis lecturas de verano: Rendición

Hubo una época, en sus años de universidad, en que mi hija leyó mucho a Ray Loriga, así que en casa había varios libros suyos y yo leí alguno, creo que fue Tokio ya no nos quiere. No me terminó de gustar y no repetí la experiencia.

Luego Usúe le entrevistó, no sé si incluso varias veces, cuando trabajaba en Radio Exterior en el programa Un idioma sin fronteras.

Más tarde aún, las vueltas que da la vida, Ray se convirtió en el vecino de la otra mano, ese vecino superamable que te saluda cuando se cruza contigo en la escalera, se ofrece a ayudarte cuando te ve subir cargado (es un segundo piso sin ascensor y nosotros ya vamos teniendo unos años) y al que oyes gritar como un forofo cuando juega el Real Madrid.

Y un día lees que ha ganado el Premio Alfaguara de novela. Cuando le das la enhorabuena porque te han dado el Premio Alfaguara puntualiza: no me lo han dado; lo he ganado.

Portada de Rendición. Foto: E.Madinaveitia

Decides darle otra oportunidad y vas a comprar Rendición a la librería Antonio Machado, la del barrio. Pero aún no ha salido.

Cuando vas a la Feria del Libro le ves allí: acaba de instalarse en el puesto y no hay aún ninguna cola. Compras el libro y te escribe una dedicatoria muy cariñosa.

Ya sólo falta leerlo.

Desde el primer momento es una fantástica sorpresa: Rendición es una obra mayor, que llegará a ser una referencia para estos tiempos.

La lectura, en algunos momentos puede recordar el estilo del mejor Buzatti; el tema, la evolución de una sociedad controlada por el miedo a una guerra que nadie ha visto, una sociedad en la que desaparecen los olores; ni siquiera la mierda huele y el agua borra recuerdos, puede situarse en el terreno de Un mundo feliz de Huxley, del 1984 de Orwell o de El cuento de la criada, de Margaret Atwood que, curiosamente, he leído unas semanas después.

La guerra se ha llevado a los dos hijos del protagonista pero también le quita todo lo suyo y le lleva al destierro en el límite del mundo. Las paredes son transparentes así que todos ven lo que hace cada uno; todo se hace en público.

Rendición puede ser una alegoría de la sociedad actual en la que exponemos  todo lo que hacemos; también es una alegoría de la sociedad de cualquier momento en la que los poderosos nos controlan con sus guerras más o menos reales y su continua vigilancia.

Rendición es, para mí, una de las grandes novelas de estos últimos años.

Léanla. No se arrepentirán.

#Unoalmes: Lo que Ella diga

Era uno de los primeros días del pasado mayo. Había asistido a una conferencia y volvía hacia casa. Al pasar por La Casa del Libro de la Gran Vía lo vi en el escaparate: Lo que ella diga, el nuevo libro de Rafael Caunedo. Presentación el próximo jueves en la tercera planta.

Lo que ella diga en el escaparate de La Casa del Libro (FOTO:E.Madinaveitia)

Conozco a Rafa hace años; me sonaba que ese libro no era nuevo, pero verlo como tal en el escaparate era una buena noticia. Saqué unas fotos y las colgué en Twitter. Al poco rato vi que el autor comentaba en Twitter la presencia de su libro en las cristaleras de la Gran Vía.

Caunedo es el marido de Ana, que fue compañera mía en Zenith; trabajaba en el despacho de al lado del mío, en aquellos tiempos en que aún tenía despacho. Ahora Ana es una alta ejecutiva de la multinacional publicitaria en la que todos pensamos cuando pensamos en publicidad. Ana sigue siendo un encanto y Rafa es escritor, que va ya por su cuarta novela publicada.

A él le conocí cuando publicó Plan B; su primera novela. Seguro que tenía defectos, pero era muy interesante y entretenida. Se leía muy bien. Luego vinieron Helmut y Se acabó. De todas he hablado en este blog.

Aquel jueves acudí a la presentación, que hizo de la mano de la escritora Carmen Posadas. Sí; la novela no era nueva; se había publicado un tiempo antes; incluso se pudo comprar en la Feria del Libro del año anterior. Recuerdo que le vimos allí pero la tirada, limitada, ya se había agotado.

Carmen Posadas, Rafa Caunedo y la editora en la presentacion. (FOTO:E.Madinaveitia)

Cuando me dedicó el libro, Rafa me dijo que le había gustado ver mis fotos del escaparate y que, de hecho, las había utilizado para publicar en sus propias redes sociales. Me dio un poco de vergüenza porque mis fotos, al menos esas, son bastante malas, con mi propio reflejo en el cristal de la tienda.

En la dedicatoria me pone:

para que disfrutes de este cóctel de emociones.

El libro tiene dos protagonistas:  Santiago Tatay y la ELA, la enfermedad que le sorprende en un cierto momento y transforma la vida de Santiago y de toda su familia. Lo que ella diga es una novela coral en la que vamos viendo cómo la enfermedad va afectando físicamente a Santiago pero emocionalmente a su pareja, a sus padres, a su hija, a su ex mujer, a la pareja de su ex mujer, a sus amigos, al neurólogo que le trata,…

No es una novela sensiblera. Todo lo contrario: es una novela de vida; de vida de muchas personas que se van viendo afectadas, agostadas en muchos casos, por los avancede la ELA, que son retrocesos en la salud se Santiago y en las relaciones entre todos.

Mi hermano José Ramón no tuvo ELA pero sí una enfermedad rara de efectos bastante similares. Eso quizá ha añadido algo más de sentimiento a mi lectura. Sí; he vivido todo un cóctel de emociones.

Cuando terminé de leerlo le escribí:

“He disfrutado, me he emocionado, he sufrido, he llorado,…Como esperaba por el tema que trata tu excelente novela y por lo cerca que me toca en algunos aspectos. Muy recomendable”.

Rafa contestó:

Bueno, pues justo de eso se trataba. Mil gracias.

Si quieren un buen libro para el verano que no les va a dejar indiferentes busquen Lo que ella diga, de Rafael Caunedo. No les va a decepcionar.

Mañana se presenta #JubilARTE

Ya hace casi dos años que empecé a pensar en lo que ha acabado siendo #JubilARTE. Entonces, en pleno proceso de negociación con mi empresa para encontrar la manera de seguir colaborando apareció la idea en una conversación con Usúe, mi hija. ¿Por qué no les preguntas a otras personas?

Ella lo había hecho cuando empezó con #mamiconcilia.

Versión en papel de JubilARTE (Foto: JRPlana)

Esas ideas pueden quedarse en nada; en mi caso no fue así. La estuve rumiando durante un tiempo y finalmente vi que era posible llevarla a cabo.

Pasó un tiempo y hace algo más de un año lo pusimos en marcha. El proceso ha sido complicado (supongo que como siempre que se hace algo por primera vez) pero a la vuelta de Semana Santa de este año hicimos el primer lanzamiento de la versión gratuita en pdf  y también en epub y papel que se pueden adquirir en Amazon. Hicimos caso a unas primeras críticas y ya tenemos una segunda versión mejorada, que se va a presentar mañana, 18 de mayo, a las 11:30 en la Universidad de Mayores del CEU, de la calle Tutor 35 de Madrid.

En el libro hay cuarenta testimonios de personas que se han jubilado, han elegido otra opción o se encuentran próximas al momento de dar el paso.

También tenemos los textos de un grupo de niños de once años que cambiaron de opinión sobre este momento de la vida a raíz de conocer uno de estos testimonios.

Algunos textos de personas que, tras valorarlo, finalmente no colaboraron muestran otra de las posturas sobre la jubilación que, no se puede negar, tiene un cierto estigma, que nos gustaría eliminar de la sociedad.

Ibercaja nos ha ayudado a que la versión en pdf pueda ser gratuita y también con un artículo en el que recoge consejos financieros para el momento de la jubilación y para prepararse antes.

Con lo que hemos aprendido hemos escrito unas conclusiones y un manifiesto que queremos dar a conocer.

Para el acto de mañana tenemos una sala muy grande, así que si quieres asistir, seguro que hay sitio.

Gracias a los autores de los testimonios, al CEU, a Ibercaja, a Usúe y Carlos, sin cuya ayuda toda esta aventura habría sido imposible y a todos cuantos en el futuro puedan seguir colaborando en este proyecto.

José Ramón Madinaveitia, ingeniero humanista

A principios del pasado agosto recibí una llamada de Mario Onzain. No nos conocíamos pero me había localizado a través de Internet. Había encontrado un post mío sobre la autoría del Metro de Bilbao.

En esa llamada Mario me dijo que una fundación (Esteyco) para la que trabaja, le había encargado escribir un libro sobre José Ramón Madinaveitia, mi hermano y me pedía colaboración para rellenar algunos huecos, especialmente sobre las primeras etapas de su vida. Él no tenía problema para conseguir información sobre su vida y su obra como ingeniero pero encontraba muy poco sobre la infancia y juventud de José Ramón.

Tras el primer impacto de emoción (mi hermano murió a principios de 2005 de una enfermedad rara que le complicó mucho los últimos años de su vida) me puse a disposición de Mario y empecé a hurgar en mi memoria infantil.

Mi hermano era algo más de seis años mayor que yo. Para mí siempre fue un ídolo, una referencia en todo. En algún momento pensé seguir sus pasos; no me arrepiento de haber tenido que cambiar de idea. Yo habría sido un mal ingeniero a su sombra.

Ese mismo mes de agosto escribí unos cuantos párrafos, consulté con mis hermanas para completarlos y se los envié. Mario ha tenido la generosidad de reproducirlos en el libro, que ha presentado como una obra coral en el que me considera uno de los veinte autores.

El pasado 27 de abril, a la hora de la retreta de San Prudencio, cuando comienzan sus fiestas en Álava, se presentó el libro en el Palacio Euskalduna de Bilbao, en una sala abarrotada. Allí estábamos mis hermanas, mis hijos, mi sobrino y hasta mi nieto de tres años, que aguantó la presentación como un héroe.

Mario Onzain ha conseguido escribir un libro muy completo, en el que mezcla lo técnico con lo entrañable, la vida de José Ramón, tan rica en todos los aspectos, con la construcción del Metro de Bilbao y otras obras, sobre todo las realizadas en el País Vasco (los tranvías de Bilbao y Vitoria, tramos de la YVasca del AVE,…). Un libro, en su mayor parte, fácil de leer para cualquiera, que incluye también algunos apartados muy técnicos que sólo los ingenieros entenderán del todo.

En la presentación, y también en la última parte del libro, tuvo mucho peso la actuación de José Ramón en Machulu, un lugar perdido en el Baltistán, en las faldas del Himalaya pakistaní. Elevar el agua desde un arroyo que transcurre unos cuantos metros por debajo del pueblo cambió la vida de toda una población que ahora tiene unos cultivos mucho más ricos. Un nativo de Machulu habló en la presentación y demostró la admiración y el cariño de su pueblo hacia José Ramón Madinaveitia a quien, incluso, quisieron dedicar la calle principal del pueblo.

Cuando realizó esa obra José Ramón ya había experimentado los primeros síntomas de su enfermedad, una enfermedad que le hizo asistir en silla de ruedas a la inauguración  de alguno de los tramos del Metro de Bilbao.

El libro recoge muy bien la preocupación de mi hermano por la sostenibilidad (él me habló de este tema muchos años antes de que se pusiera de moda) así como por la ética (la corrupción es el mayor enemigo de la obra pública y, por tanto, de la gente) y por la estética (las obras deben de estar bien hechas y, a la vez, ser bellas).

La obra de José Ramón, que comenzó en Iberoamérica y Oriente Medio, permanecerá en el tiempo, no sólo en el País Vasco; también en un lugar tan lejano como Machulu.

El libro, José Ramón Madinaveitia, vocación de servicio, reproduce en su portada una felicitación de Norman Foster al equipo de José Ramón por un trabajo bien hecho: el Metro de Bilbao.

Muchas gracias a Mario Onzain y a Javier Rui-Wamba y la fundación Esteyco por hacerlo posible.

#Unoalmes: Manual para mujeres de la limpieza

No conocía a Lucia Berlin.

Ni siquiera recuerdo quien me puso en contacto con ella.

Lo más probable es que el título llamara mi atención en alguna de mis visitas a la librería y leyera la contraportada o quizá leí una buena crítica (creo que no). El caso es que se lo pedí a los Reyes y me lo trajeron.

Portada del Libro

Manual para mujeres de la limpieza no es una novela sino una colección de relatos que, leídos en conjunto, pueden ser el retrato de una vida, la vida de Lucia Berlin y de parte de su familia. Una vida compleja pero, seguro, apasionante.

Los relatos lo son.

El libro es todo un descubrimiento, el de una autora que falleció hace trece años y había pasado inadvertida durante su vida y hasta hace muy poco tiempo.

Lucia Berlin vivió a lo largo de casi toda la costa del Océano Pacífico, desde Alaka hasta Chile, pasando por Perú o México y por varios estados de Estados Unidos (Idaho, Kentucky, Montana o California), de pequeña siguiendo a su padre, que trabajó en diversas minas y luego viviendo su vida ajetreada.

Se casó tres veces, tuvo cuatro hijos y problemas con el alcohol que le llevaron a cambiar mucho de trabajo: limpiadora, telefonista, profesora de escritura en una cárcel, enfermera…

Sobre alguna de estas cosas escribe en sus relatos, también sobre su familia: su hermana menor, divorciada de un ministro mexicano, sufre un cáncer…

No estoy destripando el libro porque, aunque habla de todas esas cosas y de muchas otras más lo importante es cómo está escrito, con un sentido del humor, con unas expresiones, con unos saltos en el discurso que son únicos.

La mujer protagonista, las mujeres del libro, son muy reales, con sus problemas, sus alegrías y sus sufrimientos.

Me ha encantado.

Lo recomiendo sin dudar en este #Unoalmes que, aunque corresponda al mes de febrero, publico en marzo.

Los mayores de 65 somos los nuevos milenials (SIE 16)

Hoy se ha presentado en el Espacio Fundación Telefónica el informe La Sociedad de la Información en España 2016. El informe siempre es interesante; cada año hace un retrato de la situación en un sector que evoluciona a velocidad de vértigo y permite establecer comparaciones con lo visto en años anteriores.

Este año nos ha ofrecido dos titulares llamativos, once realidades y tres tendencias.

Los titulares:

En España hay más clientes de fibra óptica que en Italia, Reino Unido, Francia y Alemania sumados.

Y el que he elegido como título para este artículo: Los mayores de 65 son los nuevos milenials.

Me ha hecho gracia porque mis compañeros digitales (y ya no sólo los digitales) llevan tiempo diciendo que yo (a mis 67) soy el más milenial de la compañía…porque hace muchos años que mantengo este blog, porque tuiteo más que nadie, porque mantengo mi curiosidad. Hay otras cosas, como el interés por las series, en las que fallo estrepitosamente, pero ese es un ámbito más privado y seguro que cuenta menos.

Las once realidades son muy interesantes:

1.- Las redes de nueva generación son ya mayoritarias en el acceso a Internet: La banda ancha de nueva generación (FTTH+HFC) con 6,74 millones de líneas superó al DSL (6,67 millones de línes) en agosto de 2016.

2.- La televisión de pago rompe su techo histórico  (supera los 5,85 millones de abonados) y revoluciona la forma en que se ve la televisión.

3.- Los usuarios exigen confianza digital en su relación con las empresas y administraciones: el 83,1% de los usuarios dejaría de utilizar un servicio si descubre que no sigue las normas de control de privacidad.

4.- La mensajería instantánea y los asistentes virtuales se incorporan a la empresa como canal de comunicación: el 52,3% de los internautas entre 20 y 24 años ya se comunica con empresas y negocios usando la mensajería instantánea.

5.- Las empresas y administraciones apuestan por el Big Data como herramienta clave en la toma de decisiones: Big Data ya es el primer destino de inversión TIC en empresas de más de 500 empleados con un 35% de ellas invirtiendo en 2016.

6.- Los mayores de 65 años abrazan el mundo digital: Aumenta un 219% el uso de la Tablet entre los mayores de 65 años.

7.- El formato vídeo gana peso en los servicios y es ya universal en las actividades formativas entre jóvenes: el 95,1% de los jóvenes entre 14 y 19 años utiliza Internet para acceder a vídeos con carácter formativo.

8.- La tecnologías fintech transforman la gestión financiera de los usuarios: España contaba en septiembre de 2016 con 194 empresas fintech.

9.- La realidad se vuelve mixta: el mundo virtual sale del ordenador y se fusiona con el mundo real. Pokémon Go superó en diez días a Twitter en número de usuarios en Estados Unidos.

10.- El mercado digital único continúa avanzando. En 2017 finalizarán los recargos en concepto de roaming en la Unión Europea.

11.- La Administración avanza hacia una digitalización de extremo a extremo. Se potencia el desarrollo de grandes proyectos de colaboración público-privado (CPP): escuelas conectadas, redes 5G para la futura Internet, ciudades inteligentes…

Y las tendencias:

1.- Se definen normas de convivencia entre sistemas inteligentes y personas. Habrá que redefinir las famosas leyes de la robótica de Isaac Asimov sobre las relaciones entre personas y máquinas.

2.- La fusión entre tecnologías y personas da lugar al hombre aumentado. 10.000 personas (en todo el mundo) han optado por insertar debajo de la piel de la mano un pequeño chip con tecnología NFC o RFID.

3.- Los dispositivos cobran vida; los vehiculos (coches, camiones, autobuses, vehículos de reparto, drones,…) se hacen autónomos.

Muchas ideas muy interesantes como aperitivo para un informe que ahora toca leer en profundidad.

Enhorabuena y gracias a la Fundación Telefónica por este gran trabajo.

#Unoalmes: Tan poca vida

Debió de ser al final del verano, cuando yo iba comentando aquí, uno tras otro, los libros que había leído en ese periodo en el que nos queda más tiempo libre.

Mo Yé Sú, mi ex-colega (es mucho decir porque él ha dirigido grandes multinacionales de la publicidad y yo, ya lo saben, no he llegado a nada) y amigo Jesús Muñoz, que ahora vive en China, me hacía llegar un mensaje: Tan poca vida, muy dura pero de lo mejor que he leído últimamente.

Nunca había oído hablar de la autora, una norteamericana de nombre impronunciabla: Hanya Yanagihara.

Otras veces hemos compartido opiniones sobre libros; creo que tenemos gustos similares, las recomendaciones de Jesús nunca me han defraudado.

Había que leerlo.

A la vuelta de vacaciones lo compré en Antonio Machado, la librería de mi barrio en la que suelo rebuscar.

Es un tocho de mil páginas. Una novela que ya te advierten que es dura ¡y de mil páginas! Había que encontrar el momento adecuado. Lo empecé a leer en el puente de la Constitución, unos cuantos días festivos en los que parece que se tiene más tiempo.

Me enganchó pero no conseguí terminarlo en esos días y luego se me fue alargando hasta navidades donde, viajes, fiestas familiares y de empresa, comidas,…tampoco sobra el tiempo.

Y sí: Tan poca vida es un gran libro. Y sí: también es muy duro.

Es la historia de cuatro amigos en el Nueva York de estos últimos años pero es, sobre todo, la historia de Jude, un genio (abogado triunfador, matemático de primera fila, excelente cocinero,…) víctima de abusos sexuales en su infancia que, a lo largo de toda su vida, se autolesiona para castigarse por aquello que él entiende como sus pecados de infancia.

Pero eso no es lo más importante. Lo importante es el juego entre diálogos y silencios; el valor supremo de la amistad que son capaces de mantener cuatro amigos de la universidad que triunfan en sus vidas profesionales: Willem es un actor de éxito, Malcom destaca como arquitecto y JB como pintor, precisamente con cuadros sobre sus amigos.

Los cerca de cuarenta años de esa profunda amistad dan para mucho.

No se asusten por el tema ni por el número de páginas. Leánla; no se van a arrepentir.

#Unoalmes Patria, de Fernando Aramburu

A principios de septiembre me llegó una invitación de la Fundación Telefónica para asistir a la presentación de Patria, la última novela de Fernando Aramburu, una presentación que tenía como maestro de ceremonias a otro vasco ilustre: Iñaki Gabilondo. Dos figuras a las que admiro: era un buen plan para una tarde de septiembre, pocos días después de volver de vacaciones.

Allí nos fuimos Maxi y Yo. Estaba hasta los topes y nos tocó verlo en una pantalla lateral. Aun así, mereció la pena.

Fernando Aramburu dedicándonos su libro

Fernando Aramburu dedicándonos su libro

Yo ya había leído en su momento dos libros de relatos de Aramburu: Los peces de la amargura y Los vigilantes del fiordo e incluso una novela: Años lentos. En todos ellos el llamado conflicto vasco tiene un papel clave pero creo que en Patria, la historia de dos familias vecinas, de un pueblo que, aunque nunca se nombra podría ser Rentería, Hernani u otro de esa zona, alcanza la categoría de obra maestra.

Las dos familias eran amigas: los padres compañeros de partidas de mus y de excursiones cicloturistas los domingos; las madres incluso estuvieron a punto, de jóvenes, de entrar juntas en un convento; los hijos compañeros de juego y, ya de adultos, de algunas cosas más.

Les separa su situación económica: el Txato ha conseguido progresar y es dueño de una empresa de transportes, con varios camiones, Joxian no ha pasado de ser un simple obrero. Con el tiempo les separa mucho más: Joxe Mari, el hijo de Joxian, entra en ETA y el Txato es asesinado. Bittori sospecha que Joxe Mari puede ser el asesino pero nunca se confirma.

La familia del Txato pasa a ser sospechosa y tiene que abandonar el pueblo e irse a vivir a San Sebastián.

image128

En la novela se van alternando las vivencias de las dos familias, la de Bittori, la viuda del Txato y sus hijos y la de Joxian y Miren, su mujer, que se vuelve más abertzale que nadie y sólo vive para visitar a Joxe Mari en la cárcel.

Arantxa, la hermana de Joxe Mari, condenada a vivir en silla de ruedas y expresarse por escrito, tras sufrir un ictus, es también una pieza clave en la novela.

Patria refleja los problemas que ha vivido la sociedad vasca durante cerca de cincuenta años, golpeada por la violencia y, sobre todo, por el silencio que impedía hablar de ella, especialmente en los pueblos pequeños en los que todos se conocen y donde era posible pasar a ser sospechoso simplemente porque alguien decidía que lo fueras.

Es el reflejo de una época, espero, ya superada pero que para muchos de nosotros representa prácticamente toda la duración de nuestras vidas.

Una novela impresionante que merece la pena leer.

#Unoalmes: Pureza, de Jonathan Franzen

Hace unos años había leído Libertad, una novela de Jonathan Franzen en la que el protagonismo correspondía a una familia de clase acomodada del Medio Oeste americano. Me gustó.

Así que cuando vi que Franzen había publicado una nueva obra la compré. La he leído en las últimas semanas. Ya con el curso iniciado leo a un ritmo menor que en verano.

image123

Pureza es el nombre de la protagonista, Pip Tyler, una joven que busca a su padre a quien no conoce porque su madre, heredera de una gran fortuna que rechaza, se oculta en otra zona de los Estados Unidos con un nuevo nombre y un trabajo como empleada de un supermercado.

La primera parte de la vida de Andreas Wolf, otro de los personajes, se desarrolla en la RDA durante los últimos años previos y los primeros posteriores a la caída del Muro. Primero como el hijo rebelde de un preboste del régimen y luego como un héroe de la transformación hacia la democracia. La segunda parte tiene lugar en la Bolivia de Evo Morales desde donde dirige un proyecto antibelicista basado en la filtración de documentos comprometedores que consigue piratear. Sería una especie de Assange novelado.

El círculo se cierra con Tom, un periodista que dirige una revista alternativa y que, como vamos descubriendo a lo largo de la novela está muy relacionado con los otros dos personajes a pesar de vivir en ciudades muy distantes.

Internet tiene un papel central en una novela muy actual que explora los límites entre el bien y el mal en una sociedad sin claras convicciones, así como los problemas de las herencias ¿tiene una madre derecho a renunciar a una gran herencia si con ello condena a su hija a una vida complicada para pagar su deuda universitaria?

Pero también nos pone de manifiesto los problemas de la sociedad hiperconectada (y por tanto con posibilidades de ser hiperespiada) ¿hasta qué punto puede un periodista publicar el caso, espiado, de una posible cabeza nuclear robada? Aunque aquí quizá la pregunta sería ¿por qué tiene que seguir habiendo miles de cabezas nucleares, que pueden caer en manos irresponsables, en un mundo que superó la guerra fría?

Una novela muy interesante, que se lee con facilidad pese a que el argumento es, en algunos momentos, bastante complejo.

Es mi recomendación #Unoalmes de este octubre.

 

 

#Unoalmes La mujer del reloj

Se acaba septiembre y no había publicado aún mi #Unoalmes.

La verdad es que entre agosto y la primera mitad de septiembre creo que, saliéndome de la línea habitual del blog, he hablado de algo así como trece libros, así que era difícil decidirse por uno de ellos.

Haciendo cuentas veo que dos de los que he citado en verano ya fueron mi #Unoalmes: Sumisión de Houllebecq en julio y Desorden de Solana en agosto.

Eso me hacía un poco más fácil la decisión.

Así que finalmente he elegido La mujer del reloj. Un libro del que he hablado hace tan solo quince días, una novela histórica que, además, es un thriller, una novela de intriga que nos reserva una enorme sorpresa para el final, como debe ser. Una novela que nos hace vivir en la Llanada Alavesa de comienzos del siglo XIX y luego en los valles del norte de la provincia para trasladarse al Madrid de José Bonaparte, al Cádiz de la Pepa, a la isla prisión de Cabrera o a la guerrilla contra las tropas napoleónicas y la batalla de Vitoria.

image117

El autor en la contraportada del libro

No conozco al autor, Álvaro Arbina, aunque seamos de la misma ciudad él es unos cuarenta años más joven, pero por esas maravillas de la técnica hemos tenido en estos últimos días cierto contacto por las redes sociales. Además de un buen escritor, que ya sé que lo es porque he leído su obra, y un arquitecto de formación, como puede verse en la solapa del libro, me lo imagino como una buena persona. Eso para mí es muy importante.

Como ya he dicho varias veces, La mujer del reloj es un libro muy recomendable.

A mí me encantó.