BLOGS

Archivo de la categoría ‘Derechos’

La ciudad como espacio de igualdad

Por Carmen Sánchez-Miranda

Las ciudades son espacios de oportunidad: actúan como núcleos de crecimiento económico, permiten más opciones de empleo, especialmente los de mayor valor añadido y despliegan múltiples posibilidades de desarrollo socio-cultural. Pero el espacio urbano es también un entorno donde acontecen crecientes desigualdades socioeconómicas. Las mujeres y las niñas en las ciudades enfrentan una serie de barreras y vulnerabilidades específicas en forma de discriminación basada en el género: desigualdad, violencia, pobreza, cuidado no remunerado, control limitado sobre los activos, participación desigual en los sectores público y privado, toma de decisiones; así como las barreras a la educación, el empleo, la vivienda y los servicios básicos.

Las ciudades, para ser inclusivas, deben incluir siempre perspectiva de género. Imagen: Neonbrand

La desigualdad de género, un tema estructural histórica y socialmente, también tiene su reflejo en la desigualdad “infraestructural”.  No incorporar plenamente la igualdad de género en la planificación urbana, la legislación y el desarrollo económico obstaculiza la inclusión en las ciudades y evita la plena integración de las mujeres en la vida económica, social, política y cultural de las ciudades.

Definitivamente, no se puede hablar de ciudades sostenibles e inclusivas sino se tienen en cuenta los tiempos de vida, la redistribución espacial y de recursos y la reorganización de los servicios que afectan a la vida cotidiana de la mitad de su población. Las mujeres y los hombres, niñas y niños, experimentan la urbanización y las ciudades de manera diferente y se benefician de manera diferente de las oportunidades disponibles en las mismas.

Lee el resto de la entrada »

Con la poca fuerza que me quede

Por Charo Mármol

Quedamos una tarde lluviosa. Llega con su dos hijos de 19 y 5 años. El mayor la ha acompañado pero se va, porque ha quedado con unos amigos. La pequeña está enferma. Viene dormida y la echa en un par de sillas a descansar, pero no deja de toser y acaba tomándola en brazos preocupada porque siente que la fiebre le va subiendo. Aún así, saca fuerzas para contar las incertidumbres, el dolor y la soledad que ha sufrido en los últimos diez años de su vida.

Sheyla (nombre ficticio) vino como tantas mujeres de su país caribeño, para trabajar de ‘doméstica’. ‘Desde muy joven tenía ilusión por viajar y conocer otros lugares. En mi país hemos tenido épocas muy difíciles y poco esperanzadoras. Muchas personas hemos tenido que salir. Yo tuve la suerte de venir con papeles y contrato de trabajo… Los contingentes que estaban entonces eran  para “doméstica” aunque yo no había trabajado nunca en eso.  Soy Graduada en Psicología General y vine  con estudios homologados.’

Liberación. Imagen del concurso de estereotipos. Fundación Luz Casanova.

Sheila dejó a su hijo de  seis años con su madre y con sus hermanas. Era madre soltera. El padre nunca se ocupó del hijo ni le pasó ningún tipo de ayuda. Comenzó a trabajar primero en casas y luego en restaurantes. Y entonces se enamoró de un hombre mayor que ella.Conocí a mi pareja que en un principio era una maravilla de persona. Me hice ilusión porque creí que era el amor de mi vida y no fue así. Las cosas fueron cambiando muy pronto y las máscaras fueron cayendo’. Control, falta de valoración, exigencia en el hogar, indiferencia ante sus expectativas o deseos… Eso fue lo que año tras año Sheila vivió junto al hombre al que había unido su vida y sus esperanzas.

Lee el resto de la entrada »

Una pantalla de cine para cambiar el mundo

Por Lurdes Calvo 

Las imágenes, las noticias, los relatos repetidos hasta la extenuación saturan nuestro día a día. Una sobre-exposición que desinforma y banaliza la realidad de un mundo que parece quebrarse en miles de lugares, en cientos de miles de injusticias y en millones de vidas. Es necesario detenernos a observar y profundizar en las historias para encontrar un camino a la acción. Esto es lo que pensamos hace cinco años un grupo de voluntarias de Médicos del Mundo Madrid, cuando nació la idea de crear el Festival de Cine Documental, Videoperiodismo y Derechos Humanos Artículo 31. Un espacio con vocación feminista y activista que establece un diálogo a través de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, añadiéndole un artículo que creemos imprescindible: el derecho a denunciar la vulneración de los otros 30.
Lee el resto de la entrada »

Las mujeres y la edad de trabajar

Por Nuria Martínez Moreno 

¿Qué edad es la buena para trabajar? No es una pregunta baladí, y seguro que ningún hombre se la plantea, y sin embargo es la espada de Damocles que pende sobre todas nosotras, y especialmente las que hemos decidido compaginar nuestra carrera profesional con nuestra vida personal. Cuando aún ni me planteaba formar una familia, recuerdo a un redactor jefe de la Agencia EFE que dijo una frase que, entonces me impactó, y que he recordado a lo largo de toda mi vida: ‘Las mujeres sois mejores periodistas que los hombres hasta que tenéis hijos’.

Con los años, he confirmado una y otra vez que no es cierto. No, no es que al tener hijos seamos peores profesionales: lo que ocurre es que el mercado laboral -quienes deciden- nos pone toda una serie obstáculos nada difíciles de salvar.

‘Ahora no, porque puedes quedarte embarazada’

Hace catorce años, un gran laboratorio farmacéutico me ofreció la dirección de comunicación de su fundación. Por aquel entonces mis hijos tenían 10 y 6 años y yo estaba empeñada en conciliar. Y esa condición fue lo primero que puse encima de la mesa a la hora de negociar. Ningún problema hasta que una persona de Recursos Humanos me llamó para cerrar una simple reunión de trámite y firmar el contrato. Le pedí un cambio de hora porque coincidía con la salida del cole de mis hijos, y me respondió ‘¿Pero quién te has creído que eres? Aquí no conciliamos ninguna y tampoco lo vas a hacer tú”.

Lee el resto de la entrada »

Walkiria: el agua tiene nombre de mujer

Rosa M. Tristán Rosa Tristán

‘El agua está muy vinculada al hecho de ser mujer. Nos la asignan como pareja porque desde que nacemos ya tenemos asignados el rol que debemos desempeñar con ella. Si la contaminamos, nos quedamos sin ella, pero los hombres no lo ven’. Walkiria Castillo es una de esa mujeres ‘invisibles’ y luchadoras de cuya voz, como si de un grifo abierto se tratara, emanan litros de fortaleza y conciencia ambiental. Campesina en la pequeña aldea de Mina de Agua, cerca de la costa del Pacífico en Nicaragua, lleva tiempo peleando contra la minería de oro que prolifera en su tierra y contamina el recurso que da nombre al lugar en el que nació.

‘¿De qué nos sirve que nos pongan el agua en casa si luego no podemos beberla. He denunciando que la explotación del oro nos está dejando sin agua potable, pero todos los hombres se han puesto en mi contra, también la Alcaldía. Si todas alzáramos la voz sería diferente, pero que sepan que aún sola no me voy a quedar callada, que seguiré reclamando’, asegura mientras mete sus manos en el agua de la pila que ahora tiene en casa.

Lee el resto de la entrada »

El suelo pegajoso, el primer obstáculo del techo de cristal

Por Clara Calbet

A menudo se habla del techo de cristal, aquel que impide a las mujeres acceder a cargos directivos dentro del mercado laboral. Las posiciones de dirección y gerencia son ocupadas por mujeres solamente en uno de cada tres puestos. Esa tendencia se repite no solamente en España, sino en toda la Unión Europea. Además, es uno de los ámbitos donde la brecha salarial es más fuerte (entre un 20 y un 25%). Es un problema importante que no debemos olvidar.

Lo que no se comenta tan a menudo es el suelo pegajoso, un problema que afecta directamente una gran parte de las mujeres que están en el mercado laboral. Hace referencia a la precariedad de las ocupaciones más feminizadas y las enormes dificultades que tienen las mujeres para salir de ellas, acceder a otros ámbitos y conseguir unas condiciones laborales mínimamente dignas. ¿Cómo se manifiesta el suelo pegajoso? Veamos algunos gráficos significativos.

Lee el resto de la entrada »

#Cállate .@mujer, o voy a por ti

Por Lola Liceras 

Acaba de recibir una alerta de contestación a su último tuit. En él denuncia el trato recibido por una víctima de violencia de género. No había sido la única tuitera que denunciaba ese caso de violencia, ni era la primera vez que lo hacía. Pero por primera vez recibía una amenaza. Entre quien la sigue hay familiares, personas amigas y conocidas de su entorno más cercano, pero también mucha gente que la conoce por su activismo. Muchas identidades que ella no conoce y que han sabido de ella porque gracias a Twitter puede contar lo que pasa y expresarse de manera inmediata.

Imagen de Alisa Mulder / Unsplash.

Esto es un ejemplo de lo que muchas mujeres sufren en Twitter. Violencia online por manifestar libremente su opinión sobre cualquier tema, da igual que sea de política, de cuestiones sociales, por defender los derechos humanos, particularmente los de las mujeres, por expresarse de manera diferente. Sufren constantemente esta violencia por el hecho de ser mujer.

Lee el resto de la entrada »

Razones históricas para ser feminista hoy

 Por Virginia Bustamante Gil

Cada 8 de marzo las mujeres reivindicamos el reconocimiento de nuestro lugar en el mundo y en la historia, los derechos que aún faltan para conseguir y la igualdad real en todos los ámbitos de la vida. Y celebramos también que hemos llegado hasta aquí, que hoy tenemos más derechos que ayer, gracias, sobre todo, a la lucha feminista que han protagonizado millones de mujeres anónimas a los largo de tres siglos. Y no olvidamos que, aunque se hayan producido grandes avances, aún existen múltiples discriminaciones y desigualdades,  aún queda mucho por lo que luchar y aún hay muchas, demasiadas, razones para ser feminista.


Todavía hay quien piensa que el feminismo es lo contrario del machismo, quien acusa a las feministas de querer imponer una ideología concreta, quien cree que el feminismo es excluyente y enfrenta a las mujeres y a los hombres. Por eso, la exposición como Feminismos, ¿te atreves a descubrirlos?, programada por el Área de Políticas de Género y Diversidad del Ayuntamiento de Madrid en el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres, resulta tan pertinente y necesaria.

Lee el resto de la entrada »

Un sábado con Julie Cissé

Por Nuria Martínez Moreno 

El sábado no fue para mí un día más. Una carambola me ha llevado a vivir una de las mejores experiencias personales de los últimos meses: he conocido a Julie. ¿Qué quién es Julie?, una mujer senegalesa fuerte, de una sonrisa limpia, vestida de un amarillo intenso que ha iluminado la lluviosa mañana, y que con tan solo un abrazo me ha hecho sentirme de su familia.

Julie Cissé, durante su reciente visita a España. Imagen de Laura Martínez Valero / Oxfam Intermón.

Julie ha venido a España a recoger el Premio Mujeres Avenir 2018, concedido por la Embajada de Francia en colaboración con la Asociación de Amistad Hispano -Francesa Mujeres Avenir. Un premio que le emociona porque reconoce en ella y en sus compañeras la capacidad de emprendimiento e influencia, al crear desde hace 15 años grupos de mujeres rurales con acceso a la tierra que trabajan, y buscar la colaboración de líderes políticos, religiosos y sociales. Dos días intensos entre Madrid y Sevilla, y de nuevo a su hogar, Thiés, una ciudad situada a cuarenta kilómetros de Dakar, donde Julie ha liderado el acceso a la tierra para seis mil mujeres, lo que les permite tener dignidad,  trabajo, seguridad, formación  y comida para todas sus familias.

Lee el resto de la entrada »

Paramos porque nos sobran los motivos

Por Nerea Novo

Nota de las editoras: Este post ha sido programado para su publicación de forma automática. Porque hoy 8 de marzo, #LasBloguerasParamos

El 2 de marzo se cumplían dos años del feminicidio político de Berta Cáceres, la líder indígena hondureña, feminista y activista por el cuidado del medio ambiente. Dos años en los que los pasos feministas resonaron por todo el planeta e hicieron temblar estructuras milenarias, quasi-sacrosantas, que habrían emocionado a Cáceres.

El 8 de marzo de 2017, un año después de su feminicidio, organizaciones de más de 50 países convocaron un Paro Internacional de Mujeres centrado en el grito Ni Una Menos, como respuesta a la insostenible violencia machista que culmina en el feminicidio, pero que se manifiesta a todos los niveles en los ámbitos social, cultural, económico, político y sexual por todo el mundo. La respuesta fue masiva y solo el principio de un despertar global, diverso y, lo más importante, un despertar sin miedo.

Lee el resto de la entrada »