Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘recursos’

‘Sempiterna’ tecnología sin fin, porque se reutiliza

Sempiterna, tecnología sin fin es una red de recuperación de aparatos eléctricos y electrónicos de Madrid, creada por la Asociación La Kalle y la empresa Vortex, que está presentando su actividad en diferentes institutos de la capital, dentro del programa de Mares Madrid.

Se trata de una red de entidades de la economía social, instituciones y empresas que promueve la economía circular en el ámbito de la electrónica.

Imagen: Mares Madrid.

Realiza las funciones de distribución, reparación, reacondicionado, comercialización, mantenimiento y reciclaje y garantiza la trazabilidad y la reutilización formal de los dispositivos, evitando el reciclaje prematuro.

La plataforma sirve también para compartir recursos, distribuir procesos y facilitar el intercambio de datos entre las entidades integrantes, con el objetivo del bien común. Estas entidades pueden ser grupos locales, empresas, entidades de la economía social e instituciones que promuevan la economía circular en el ámbito de la electrónica.

Desde la red se pretende cubrir las fases de recepción, reparación, recuperación, mantenimiento, comercialización, distribución y, en última instancia, derivación de los residuos de aparatos eléctricos y electrónico a un gestor final.

Las entidades participantes cooperan para desarrollar, mantener y compartir un conjunto de herramientas tecnológicas, métodos y datos organizados para el bien común.

Sempiterna se encarga de conseguir equipos de donantes, formatea estos equipos con total garantía y trata de crear un ambiente de reinserción para que los jóvenes puedan trabajar con un equipo. Lo que se trata de transmitir en este proyecto es que otros institutos de la comunidad de Madrid se animen a participar en el proyecto y convencer de que no siempre es necesario recurrir a material de primera mano para trabajar con comodidad.

Vortex  es un empresa de economía social que colabora con asociaciones, centros educativos y otras organizaciones que contribuyan a mejorar la educación, el medioambiente o promover la solidaridad. Opera principalmente en dos líneas de acción: subvencionando proyectos concretos de diferentes entidades y realizando proyectos propios.

La Kalle es una asociación que trabaja para que mujeres y hombres jóvenes en riesgo de exclusión social puedan desarrollar sus potencialidades, cualificarse profesionalmente, acceder a un empleo y disfrutar de un ocio y tiempo libre saludables.

Mares Madrid es un proyecto de transformación urbana a través de la economía social y solidaria, que busca fomentar iniciativas productivas y cambiar la ciudad de Madrid incidiendo en cinco sectores: movilidad, alimentación, reciclaje, energía y cuidados.

Sólo se recupera el 10% de la ropa que desechamos

La ropa usada es uno de los residuos con un porcentaje de valorización más alto, pero sólo se recupera un 10% de todas las prendas que los españoles desechamos anualmente, lo que significa que administraciones, organizaciones y ciudadanía debemos redoblar los esfuerzos para tener una mayor conciencia sobre la importancia de colocar el textil en el contenedor adecuado para que pueda tener una segunda vida.

Lo señala Humana, fundación que promueve la protección del medio ambiente y lleva a cabo proyectos de cooperación en distintos países de África Subsahariana, Sudamérica y Asia, para lo cual se sirve de la financiación que obtiene por la gestión de los residuos textiles que se generan en España.

La Unión Europea ha aprobado las directrices para que los Estados miembros impulsen los mecanismos que permitirán que los ayuntamientos, responsables de la gestión de residuos, contemplen siempre la recogida separada de ropa usada, que será obligatoria antes de 2025. Con ello, se potenciará el reciclaje y la reutilización de ropa y el calzado.

Esta fundación incide en la necesidad de convertir los residuos en recursos, como ha dicho en el Día Mundial del Reciclaje, que se acaba de celebrar. “Cada vez que se recicla y se reutiliza, se contribuye activamente a la protección del medio ambiente; se alarga la vida útil de los productos y, cuando esta finaliza, son reintroducidos en el mercado asumiendo la lógica de la economía circular; se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero que agravan el cambio climático y se crean puestos de trabajo en el llamado sector verde”.

A finales de febrero, la UE decidió elevar del 44% al 55% el porcentaje de residuos municipales que deben reciclarse a partir de 2025, una medida enmarcada en un paquete de acciones para mejorar la gestión de residuos. “En España, apenas se recicla el 30% de los residuos que generamos, así que hay un largo camino por recorrer”, señalan.

Diversos actores del sector de recuperadores y gestores de textil usado insisten en que sólo una de cada 10 prendas es recuperada por un gestor autorizado para su reutilización o reciclaje. Para llegar al 55% que impone Bruselas es necesario aplicar un conjunto de medidas que van desde la adopción de acciones legislativas hasta el aumento de la sensibilización y concienciación, pasando por el refuerzo de la transparencia en la trazabilidad del residuo, facilitando que la ciudadanía pueda depositar sus donaciones en el contenedor apropiado.

La decisión de la UE permitirá equiparar el residuo textil al vidrio, el papel o el plástico, fracciones a las que supera en posibilidades de valorización y según el Ministerio de Agricultura, la recogida separada es clave para cumplir con los objetivos de reciclaje y reutilización. El textil representa aproximadamente entre un 5% y un 6% de los residuos municipales.

Humana señala que nueve de cada diez prendas usadas son susceptibles de tener una segunda vida a través de la reutilización o el reciclaje y que pasar de un modelo de economía lineal a circular es imprescindible para la sostenibilidad de la industria de la moda y, por extensión, para el planeta.

El primer informe español sobre economía circular propone un cambio desde la escuela

La Fundación Cotec ha publicado el primer informe sobre economía circular en España. Un informe pionero que explica la situación y evaluación de la economía circular de nuestro país.

La economía circular es una filosofía de organización de sistemas inspirada en los seres vivos, que persigue el cambio de una economía lineal (producir, usar y tirar) hacia un modelo circular, tal y como ocurre en la naturaleza y plantea una sociedad del reciclado con el fin de reducir la producción de residuos y utilizarlos como recursos.

Una de las cuestiones a las que da prioridad el informe es la referida al cambio de mentalidad desde la escuela. Así, para la transición a este nuevo modelo económico, los expertos plantean la necesidad de que el sistema educativo promueva la concienciación, el uso responsable de recursos y la generación de nuevos perfiles profesionales relacionados con la economía circular.

También pide normas coherentes y armonizadas entre sectores y territorios, establecer incentivos fiscales y modelos de compra pública verde e innovadora, y contar con la ciencia y la tecnología para responder a estos retos.

El informe ha sido coordinado por la Cátedra UNESCO de Sostenibilidad de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC), en colaboración con la asociación internacional Reciclar Ciudad, (RECNET) y la Asociación para la Sostenibilidad y el Progreso de las Sociedades, (ASYPS).

La Comisión Europea calcula que la aplicación de toda la normativa vigente en materia de residuos crearía más de 400.000 empleos en la UE, 52.000 de ellos en España. También sitúa a España entre el grupo de países con una mayor productividad de los recursos junto con Reino Unido, Países Bajos, Luxemburgo e Italia, según se recoge en el informe.

El proyecto analiza los indicadores disponibles de este modelo económico, que supone un cambio radical en los sistemas de producción y consumo actuales, y propone la creación de una hoja de ruta que incluya un sistema integrado de evaluación e indicadores de seguimiento para medir y comparar la circularidad de las economías.

Informe completo aquí.

Muebles con segunda vida

Los muebles que ya no queremos o que creemos que ya no nos sirven pueden tener una segunda vida útil para otras personas, que los necesitan y que los pueden comprar a precios mucho más baratos. Hay varias tiendas online que se dedican a vender muebles de segunda mano, reciclados, siguiendo el modelo de la economía circular: los residuos de unos se convierten en recursos para otros.

La economía circular consigue convertir nuestros residuos en materias primas reutilizables, genera empleo local y aplica las tres erres del ecologismo: reducir, reutilizar y reciclar.

economía circular

Una de esas webs  que sigue el modelo de la economía circular es Estudio 51, que vende muebles baratos de oficina, que han sido reciclados. Su modelo de negocio imita el curso de la naturaleza, donde todo se aprovecha en un ciclo -señalan sus responsables-, también los residuos, que pueden transformarse incluso en objetos de mayor valor que el que tenían, es lo que se llama supra-reciclaje. El consumo de energía-dicen-  se reduce al mínimo y proviene de fuentes renovables, favorece el uso frente a la posesión de un bien y los precios se marcan según su coste real, para favorecer un consumo racional.

También fomenta el segundo uso de aquellos productos que ya no quieren los consumidores, la reutilización de ciertos residuos, que todavía pueden funcionar para la elaboración de nuevos productos, la reparación de los estropeados, el reciclaje y aprovechar para energía los residuos que no se pueden reciclar.

Estudio51 forma parte del grupo A15Servicios, que lleva 15 años desarrollando la economía circular. A los muebles de oficina de segunda mano le dan una segunda vida y así  fomentan una economía más sostenible.

Un ‘intercambiadero’ de recursos entre asociaciones

Hacenderas, una palabra que antiguamente hacía referencia al trabajo comunitario que se debía realizar entre los vecinos de un pueblo por ser de utilidad común. Hoy da nombre a un espacio de coordinación de iniciativas ciudadanas de Madrid, implicadas en la gestión de espacios públicos y equipamientos. Entre ellas están las asociaciones de vecinos, la red de huertos urbanos y otros colectivos que apoyan o participan de este tipo de procesos.

Su objetivo es avanzar en el conocimiento de la gestión participativa de lo público.

intercambiadero

Por el momento han puesto en marcha tres grupos de trabajo: Uno para facilitar el intercambio de recursos, que han llamado Intercambiadero, una web para el intercambio de recursos y objetos entre las entidades de esta red. Para poder solicitar un recurso, se debe compartir alguno nuestro. Se pretende poner a disposición de los demás grupos los recursos que se quiere compartir y acceder a los que los otros colectivos ofrecen.

Otro de los grupos de trabajo se dedica a reflexionar sobre las formas de gestión del espacio público, tales como huertos urbanos, plazas, centros sociales, colectivos vecinales, de técnicos y profesionales…

Y un tercero se encarga de planificar acciones comunes que sirvan para dar visibilidad a todo lo que estos colectivos están poniendo en macha para  compartir.

Economía circular: tus residuos son mis recursos

Uno de los objetivos clave de la estrategia Europa 2020 es conseguir un crecimiento “inteligente, sostenible e integrador” en la Unión Europea. El comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, señalaba hace pco que la UE debe tender hacia una economía circular, donde los residuos sean la principal fuente de materia prima fiable.

La economía circular es un concepto económico que se incluye en el marco del desarrollo sostenible y cuyo objetivo es “la producción de bienes y servicios al tiempo que reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía”.

Generica-EconomiaCircular

Se basa en el principio de “cerrar el ciclo de vida” de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía, según la definición de Carlos Martínez Orgado, presidente de la Fundación para la economía circular, y propone un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza los stocks y los flujos de materiales, energía y residuos y su objetivo es la eficiencia del uso de los recursos.

Los residuos de unos se convierten en recursos para otros.  La economía circular consigue convertir nuestros residuos en materias primas, paradigma de un sistema de futuro, genera empleo local y no deslocalizable y aplica al máximo las tres erres del ecologismo: reducir, reutilizar y reciclar.

Este modelo imita el curso de la naturaleza, donde todo se aprovecha en un ciclo, también los residuos, que pueden transformarse  incluso en objetos de mayor valor que el que tenían, es lo que se llama supra-reciclaje. El consumo de energía se reduce al mínimo y proviene de fuentes renovables, favorece el uso frente a la posesión de un bien y los precios se marcan según su coste real, para favorecer un consumo racional.

También fomenta el segundo uso de aquellos productos que ya no quieren los consumidores, la reutilización de ciertos residuos, que todavía pueden funcionar para la elaboración de nuevos productos, la reparación de los estropeados, el reciclaje y  aprovechar para energía los residuos que no se pueden reciclar.

O sea, lo mismito que hemos estado haciendo hasta ahora.