Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Cómo reciclar cinco millones de botellas de plástico al día

Eko-REC es una empresa guipuzcoana de economía circular única en Europa. Posee una tecnología pionera que la sitúa entre las más importantes e innovadoras del mundo en el reciclaje del plástico, al ser la única que combina el reciclaje de botellas  con la transformación en productos para alimentación, automoción o textil en las mismas instalaciones y proporciona empleo directo a alrededor de 120 personas.

En sus fábricas se reciclan cada día unos cinco millones de botellas de plástico que se reconvierten en bandejas para el sector de la alimentación o en fibra de poliéster con la que se hacen las alfombrillas de los coches. Esta fibra, además, se utiliza para elaborar prendas de ropa.

“Con el reciclado de botellas PET, además de darle una segunda vida al producto (o tercera, o cuarta), en su posterior uso para la fabricación de diferentes productos se consume un 20 % menos de agua, un 50 % menos de energía y se contamina un 60 % menos”, asegura David Zabala, responsable del Desarrollo de Negocio de Eko-REC.

Estos procesos sitúan a la compañía a la cabeza de las empresas que están apostando por la economía circular como negocio y como una alternativa para hacer del sector del reciclaje, una apuesta segura por la sostenibilidad.

El proceso por el que consiguen reciclar cinco millones de botellas PET al día, o lo que es lo mismo, 1.825.000.000 al año, evita la emisión de 42 toneladas de CO2 a la atmósfera.

La innovación y el desarrollo son dos pilares fundamentales sobre los que se sustenta. Gracias a esta apuesta la empresa es capaz de participar en la cadena de valor de productos tales como tejidos y prendas de ropa sostenible como camisetas, abrigos, pantalones, zapatillas sostenibles, gafas de sol a partir de redes de pesca, quillas de surf a partir de botellas o redes de pesca o filamento de impresoras 3D a partir de botellas o redes de pesca.

Ekomodo: startup de economía circular

Además, la empresa ha creado el primer Centro de Investigación para el Reciclaje, en el que se descubren nuevos procesos de tratamiento y nuevas aplicaciones para el plástico reciclado.

“Investigamos con nuevos materiales reciclados e innovamos con proyectos que aportan no sólo valor económico, sino también valor social y medioambiental”, explica David Zabala. Fruto de este emprendimiento se creó el año pasado la empresa Ekomodo,  una variante de Eko-REC que nace bajo el concepto de una startup dedicada a la economía circular.

“Ekomodo nace porque nos dimos cuenta que en el sector industrial el material reciclado está bien considerado y es de muy buena calidad, pero no pasa lo mismo en el mercado de consumo. Al pensar en productos reciclados, lo normal es que nos vengan a la cabeza cosas feas, manualidades o de muy baja calidad. Esto no tiene por qué ser así y teníamos que hacer algo para cambiarlo”, asegura Adriana Uribesalgo, co-fundadora de Ekomodo.

“En la actualidad elaboramos accesorios de moda sostenible como fundas de ordenador, portadocumentos o fundas de gafas, pero estamos investigando con nuevos materiales sostenibles y ecodiseñando nuevos productos, también orientados a la decoración de espacios”, señala Aritz Gartzia.

Eko-REC está especializada en el reciclaje del PET; parte de la botella de PET post-consumo para hacer productos útiles a la industria, asegurando la mejora medioambiental y la reducción de emisiones de CO2. El proyecto nació en el año 2012, al identificar la oportunidad de utilizar la economía circular como fuente de negocio y mejorar la sostenibilidad de sectores como la automoción.

 

Los comentarios están cerrados.