¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Entradas etiquetadas como ‘ugt’

La CEOE se debilita

Los problemas financieros que arrastran las empresas de Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, no son una buena noticia para nadie. En vísperas de la previsible reanudación del diálogo social, es la segunda señal de debilidad que da una de las partes, la patronal. Hace dos semanas ya tuvieron otro lío interno, con el distanciamiento entre el propio Díaz Ferrán y su vicepresidente Jesús Bárcenas, el presidente de los pequeños y medianos empresarios.

La otra parte, los sindicatos, está mucho más unida. El veterano líder de UGT, Cándido Méndez, se considera y se proclama amigo del nuevo líder de CC OO, Fernández Toxo. Aunque no lograron la movilización gigantesca que pretendían en la manifestación del sábado pasado, los dos sindicalistas van a sentarse en la mesa del diálogo social -en la que presumiblemente se va a hablar sobre todo de la reforma laboral- más fuertes que sus adversarios. Y eso no es bueno. En la propia CEOE hay algunos partidarios de una estrategia de negociación más dura que la de Díaz Ferrán, y mucho más aún que la de Bárcenas. Si esos sectores acaparan el protagonismo de la negociación por la parte patronal, el acuerdo va a ser más difícil. Y la economía española necesita el acuerdo como el comer, imperiosamente, antes de que se destruya más empleo y cierren más empresas.

Escaso éxito de la marcha sindical

Decía el pasado m¡ércoles Toxo, el secretario general de CC OO, que esperaban “centenares de miles” de participantes en la manifestación convocada conjuntamente con UGT. Se han quedado muy lejos. Según Lynce, un sistema de recuento de manifestantes muy fiable que utiliza la agencia Efe, a la protesta han acudido en realidad 32.291 personas. No es un cálculo, es un recuento uno por uno, el margen de error es mínimo.

Con la manifestación, los sindicatos pretendían hacer una demostración de fuerza ante la patronal y, en menor medida, ante el Gobierno, de cara al inminente diálogo social. Lo han logrado sólo a medias.