Entradas etiquetadas como ‘Sub-21’

Ansu Fati, su edad real y su debut con la selección española sub-21

Es verdad que tiene cara de niño, pero su poderío en el campo ha hecho pensar a muchos que tiene más edad de la que él mismo, su familia y el Barça afirman. “El eterno joven de 16 años”, le llaman algunos desconfiados. Y es que Ansu Fati parece que lleva teniendo esa edad desde hace bastante tiempo. Según afirmaba El Desmarque hace tan solo unas semanas, “en 2012, Ansu Fati tenía 11 años”, tal y como él mismo publicaba en Twitter. “Por lo que ahora mismo debería de tener 18 años o por lo menos 17 contando que todavía no los hubiese cumplido”, prosiguen en dicho medio.

Incluso, existen fotografías en las que el jugador azulgrana aparece junto a Takefusa Kubo cuando ambos compartían equipo. Algo que hizo aumentar los rumores porque en las divisiones menores existe una marcada agrupación de los jugadores por su año de nacimiento. Kubo tiene 18 años.

Ansu Fati, en su primer entrenamiento con la selección española sub-21. (EFE)

Ansu Fati, en su primer entrenamiento con la selección española sub-21. (EFE)

Sin embargo, tanto en Wikipedia como en el historial del Barça pone que tiene 16 años y que hará 17 el 31 de octubre, en tan solo dos semanas. No obstante, Fati está viviendo sus mejores momentos como futbolista profesional. Tanto es así que hace unos días obtuvo la nacionalidad española (nació en Guinea-Bisáu) y ya ha sido convocado con la selección sub-21 para jugar el partido de este martes ante Montenegro.

Entonces, ¿Por qué sub-21 y no sub-17? Los técnicos de la Federación consideran que Ansu Fati, pese a tener 16 años, va adelantado a su edad, con lo que la selección Sub-17 (que jugará próximamente el Mundial de Brasil) se le queda corta. De acuerdo está Ernesto Valverde, que ya le hizo debutar con el primer equipo del Barça en el partido contra el Betis de la segunda jornada de Liga.

Este martes, además, se ha conocido que el jovencísimo futbolista culé ha entrado en la lista de los 20 finalistas para el Golden Boy, un premio que se entrega el diario deportivo italiano Tuttosport al mejor futbolista del fútbol europeo menor de 21 años. Puede ser un día redondo para Ansu Fati… más si marca su primer gol como internacional español.

 

Una sub-21 plagada de suplentes: el relevo en la selección ofrece muchas dudas

El pasado reciente nos ha dejado un batacazo de grandes proporciones en el Mundial, el presente no está claro con una selección que no deja buenas sensaciones y que fue derrotada por una selección de medio pelo como Eslovaquia y el futuro se presenta como incierto, ya fuera de los JJ OO y con una sub-21 que deja demasiadas dudas. El fútbol español pasa por su momento más complicado en muchísimos años.

Isco con la sub-21

Isco con la sub-21 (Román Ríos).

España está siendo víctima de un estilo innegociable pero que ofrece ya demasiados ejemplos de equipos que han sabido combatirlo. La sub-21 fue fiel reflejo de los mayores, dominó el partido ante Serbia sin descanso, llegó a los alrededores del área constantemente… pero ahí se acabó todo. Se le hizo de noche en la zona decisiva del campo, lo mismo que le sucede en muchas ocasiones a la absoluta.

La sensación de que a este estilo de juego le han pillado el truco está demasiado presente. Basta con acumular muchos hombres atrás y, sobre todo, en el medio, para provocar el atasco en los distintos equipos españoles, sean quienes sean los protagonistas. Ver luz en el partido ante Luxemburgo no es más que engañarse a uno mismo.

Quizás el problema de la selección española absoluta es que no hay existe el deseado relevo. O, al menos, no de tanta calidad como los que se proclamaron campeones del mundo y de Europa.

Un detalle no debe pasar desapercibido. Del 11 titular de la sub-21 en el decisivo partido ante Serbia que nos ha dejado sin Juegos Olímpicos de 2016: solo tres jugadores de campo son titulares habitualmente en sus equipos, Manquillo, Gayá y Muniain. Revelador.

Kepa: El portero titular de la sub’21 aún juega en Segunda B, en el Bilbao Athletic. Es una de las grandes promesas de Lezama, pero no cuenta con experiencia al más alto nivel.

Manquillo: Su adaptación al Liverpool ha sido buena y ha empezado en el once inicial de Brendan Rodgers en cinco de los siete partidos de los ‘reds’.

Sergi Gómez: Fontás y Cabral le cierran el paso en el centro de la defensa del Celta. Solo ha sido titular en un partido de Liga.

Muniesa: El central ha sido titular en dos partidos de los siete que su equipo, el Stoke, ha disputado en la Premier League. Eso sí, los dos últimos.

Gayá: Una de las sorpresas positivas del inicio de temporada. El lateral del Valencia es titular indiscutible (ha iniciado los siete encuentros) y una de las sensaciones de la competición.

Saúl: Simeone parece que tiene confianza en el joven centrocampista, pero la competencia en el campeón de Liga es muy grande. Ha disputado un partido como titular en esta competición.

Sergi Roberto: 63 minutos disputados en los siete partidos ligueros es el bagaje del centrocampista del Barça. Tiene mucha competencia, sí, pero con su juego tampoco da el paso adelante necesario.

Isco: Posiblemente el gran talento de esta sub’21, ya ha sido convocado por Del Bosque para la absoluta. Sin embargo, la terrible competencia que tiene en el Real Madrid hace que Isco, pese a haber jugado los siete partidos ligueros, solo haya sido titular en dos.

Muniain: El extremo es indiscutible en el Athletic, ha jugado de inicio en los siete partidos de Liga hasta ahora.

Deulofeu: Decisivo en unos partidos, intrascendente en otros, su adaptación al Sevilla de Emery se está haciendo de manera progresiva. De momento, solo ha sido titular en dos partidos y ha disputado cuatro de las siete jornadas.

Munir: Una de las grandes apuestas de Luis Enrique, el joven jugador de origen marroquí ha sido de la partida en cinco partidos ligueros.

Oliver, Jesé y Deulofeu: futuro incierto para las estrellas de la sub’20

Los rivales de España, da igual cual sea la categoría, saben cual es el camino para vencer a nuestras selecciones. Encerrados atrás, esperando algún contragolpe o una jugada a balón parado, nadie se plantea discutir el dominio a los equipos españoles. El estilo está encontrado, pero el antídoto también.

No es nada preocupante la eliminación en el Mundial sub’20 de España ante Uruguay. Lo importante es que detrás viene un relevo garantizado para la absoluta, como también quedó claro en el Europeo sub’21.

Deulofeu, Jesé y Oliver Torres

Deulofeu, Jesé y Oliver Torres.

Pero lo que sí que debe inquietar es el futuro de las estrellas de esta generación. Oliver Torres, Jesé y Deulofeu son las mayores promesas de nuestro país y todos ellos miran el futuro con inquietud.

Sí, pese a la calidad de estos tres jugadores, ninguno de ellos es un fijo en sus equipos. No es que no partan como teóricos titulares, si no que ni siquiera es claro que vayan a disputar un mínimo de minutos que les hagan avanzar en su formación.

Oliver Torres es el que debería tener más minutos está temporada. Su calidad es inmensa, tiene algo especial en su juego, y Simeone debería ir introduciéndolo en el equipo. Sorprendió los escasos minutos que disputó la temporada pasada y la afición reclama ya su presencia en la primera plantilla. Sin fichajes de relumbrón, Oliver representa la ilusión para los atléticos.

Jesé Rodríguez representa la rebeldía. La temporada pasada batió el récord de goles de Butragueño como máximo goleador del Castilla y exige protagonismo ya. Se quejó al final de la temporada pasada en el diario Marca y durante el torneo también manifestó sus dudas sobre su futuro.

En el Real Madrid confían en él, pero garantizarle protagonismo es imposible. Cristiano, Özil, Isco, Di María, Modric, Benzema y los que vengan son una competencia voraz.

El que más negro lo tiene en su equipo es Gerard Deulofeu. De calidad indiscutible, el fichaje de Neymar le cierra aún más un camino en el que ya se encontraban Messi, Pedro, Tello, Alexis o Cesc.

Quiere minutos y parece decidido a buscarlos lejos del Camp Nou, da por cerrada su etapa en Segunda y una cesión donde pueda tener la ocasión de demostrar su inmenso talento parece su destino.

Talento les sobra, pero exigen una oportunidad. Que no les corten las alas en el banquillo.