Entradas etiquetadas como ‘tribunal’

¿Por qué las ‘muelas del juicio’ se llaman así?

¿Por qué las ‘muelas del juicio’ se llaman así?A través de la página en Facebook de este blog, Raúl Viñas me envía un mensaje en el que, además de declararse muy fan de este blog, me pregunta sobre el porqué las ‘muelas del juicio’ se llaman así.

El ‘juicio’ no solo es el acto por el que un tribunal juzga a alguien, sino también es como se denomina al momento de madurez y cordura de una persona. De ahí que frases como ‘tener juicio’ sean sinónimas de ‘tener cabeza’, ‘ser responsable’ o por el contrario ‘perder el juicio’ sería ‘perder la cordura’, ‘volverse loco’, ‘no entrar en razón’.

Las muelas del juicio, que también son llamadas ‘muelas cordales’ (de cordura), al contrario de lo que ocurre con el resto de molares y dientes, salen cuando ya somos mayores (aunque no hay una edad concreta), por lo que, desde hace muchísimos siglos atrás, se atribuía la aparición de esas piezas dentarias con la edad madura y adulta del individuo y, por lo tanto, cuando éste tenía juicio (madurez, cordura y/o sensatez) habiendo dejado atrás el tiempo de juventud y sus locuras e inmadurez.

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2DYgchl

 

 

Fuente de la imagen: houstonpress

¿Cómo se forma un jurado popular?

Los jurados populares son elegidos por las diferentes Audiencias Provinciales que hay en nuestro país mediante un sorteo que se realiza los años pares y en el que son seleccionadas las personas que pasaran a formar parte del tribunal popular de cada provincia, para los siguientes dos años.
El sorteo es público y puede asistir a presenciarlo toda aquella persona que lo desee.

Para la realización del sorteo, se utiliza un ordenador y un programa informático especifico y en él constan todos los ciudadanos mayores de edad y censados en esa provincia, pero no figuran con sus nombres y apellidos, sino con un número identificativo.

Tras efectuarse el sorteo, en las semanas siguientes se procede a notificar (mediante un certificado postal) a los seleccionados que han sido elegidos para formar parte de un jurado popular y se abre un plazo en el que se puede presentar alegaciones.

Los motivos, por el que a una persona seleccionada se le permite alegar, pueden ser por edad (mayores de 65 años), haber formado parte de otro jurado popular en los últimos 4 años, ser una causa de trastorno por tener cargas familiares, realizar un trabajo de interés general, estar trabajando en el extranjero, ser militar en servicio necesario y otras causas relevantes como fallecimiento o enfermedades graves que imposibilitan la presencia en un tribunal popular.

Tras el periodo de alegaciones, y con las personas restantes que han quedado aptas para ser parte de los jurados populares, se forman grupos de 36 candidatos para cada juicio.

Ahora solo queda esperar a que se le asigne a cada grupo un juicio y será entonces cuando el abogado y el fiscal, que van a formar parte de la defensa y acusación correspondiente, deberán ponerse de acuerdo para elegir a 11 de esos 36 candidatos y que formaran definitivamente el jurado popular, estando éste compuesto por un magistrado de carrera, 9 ciudadanos titulares y 2 ciudadanos suplentes.

Para determinar qué 11 ciudadanos pueden formar parte, la defensa y la fiscalía harán una criba entre los 36 candidatos. Algunos de los motivos para excluir o admitir a una persona que formará parte de un jurado popular específico pueden ser determinar si una persona es apta psicológicamente, está influenciada de antemano por el caso a juzgar, tenga un vinculo (directo o indirecto) con alguna de las partes implicadas o si tiene capacidad para entender, comprender y analizar todo lo que se expondrá en el juicio.

Los jurados populares no pueden juzgar todo tipo de delitos, solo participando en juicios en los que se juzga casos de asesinato u homicidio, cohecho, omisión del deber de socorro, allanamiento de morada, incendios forestales, malversación de fondos públicos, infidelidad en la custodia de presos.

Tras el juicio, el jurado popular no declara la inocencia del acusado, sino que sólo pueden decir si es ‘culpable’ o ‘no culpable’.

Tampoco está entre sus facultades el imponer la sentencia (tiempo de cárcel o multa económica) ya que eso es competencia del juez y es éste quien lo decide.

La duración de un juicio con jurado popular va desde los 5 días (el más corto) hasta los 25 días (el más largo).
Todas las personas que forman parte de un jurado popular (titulares y suplentes) tienen derecho a percibir una remuneración que se desglosa del siguiente modo:
70 euros por día que dure el juicio mas manutención, alojamiento en un hotel y kilometraje desde la residencia del miembro del jurado hasta la sala donde se desarrolla el juicio (0,20 céntimos aprox. por km)

 

Te puede interesar leer también: ¿Qué diferencia hay entre declarar a un acusado ‘inocente’ o ‘no culpable’?

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ (desde fuera de España)

 

 

Fuentes de consulta: BOE rtve lainformacion cuatro
Fuente de la imagen: Fotograma de la película “12 hombres sin piedad” (12 angry men)