Entradas etiquetadas como ‘Ciudad Condal’

¿Es verdad que la Torre Eiffel pudo estar en Barcelona?

¿Es verdad que la Torre Eiffel pudo estar en Barcelona?

Esta es, muy posiblemente, una más de las muchas leyendas urbanas que las redes sociales y blogs se han encargado de expandir en los últimos años y que cada cierto tiempo va apareciendo de nuevo. Si escribes en cualquier buscador de internet las palabras Eiffel y Barcelona aparecerán cientos de miles de resultados, en los que, en su gran mayoría, explican cómo el Ayuntamiento de Barcelona rechazó el proyecto de Gustave Eiffel de construir en la Ciudad Condal la famosa torre metálica de cara a la Exposición Universal que se celebraría allí el año 1888. La inmensa mayoría de esas entradas no dejan de ser simples ‘copia y pega’, pero que no aportan ni una sola fuente o enlace fiable que demuestre la veracidad de tal historia. Afortunadamente, cada vez son más las páginas que lo desmienten.

Pero, aparte de que no hay publicado ni un solo documento oficial que verifique ese dato (o al menos que se haya hecho público), la casi totalidad de enlaces que hablan sobre la historia y construcción de la Torre Eiffel en París señalan que los representantes de la Ciudad de la Luz y el ingeniero francés llegaron a un acuerdo para construirla el 30 de marzo de 1885, mientras que las autoridades municipales de la ciudad de Barcelona no tuvieron constancia de que la población acogería la sede de la Exposición Universal hasta el 18 de junio de ese mismo año (dos meses y medio después).

A todo esto hemos de sumarle que, con los años que han pasado y la era digitalizada en la que nos encontramos, si fuera cierta la hipótesis de que Gustave Eiffel (o algún representante de su equipo de arquitectos) presentó el proyecto de construcción de su famosa torre en Barcelona ya se habría hecho público dicho documento o, al menos, existiría constancia de ello en las hemerotecas de los diarios de la época ¿no creéis?

Torre Lapierre y Torre CondalLo que sí realmente consta son los proyectos presentados por el también ingeniero francés J. Lapierre y el arquitecto catalán Pere Falqués para levantar unas torres (Torre Lapierre y Torre Condal), pero ambos fueron rechazados debido a la falta de presupuesto y en favor del Arc del Triomf diseñado por Josep Vilaseca i Casanovas.

Cabe destacar que parte de la confusión sobre el hipotético proyecto de Eiffel en la Barcelona de la Exposición Universal pueda deberse al hecho de que en 1929, durante la Exposición Internacional que se celebró en la Ciudad Condal, se levantó la conocida como ‘Torre Jorba’ (financiada por los grandes almacenes Jorba) en la entrada a la montaña de Montjuïc frente al parque de atracciones de la Foixarda y que representaba una réplica de la torre Eiffel, de 50 metros de altura, pero realizada con las letras que componían el nombre del mencionado comercio, tal y como puede observarse en la imagen inferior. Fue desmantelada a principios de la década de 1930, una vez clausurada la exposición.

Torre Jorba (Exposición internacional de Barcelona 1929)

 

 

Lee otros posts sobre curiosidades del mundo

 

Sigue disfrutando de las curiosidades de este blog también en formato papel y no te pierdas la trilogía de libros: Ya está el listo que todo lo sabe, Vuelve el listo que todo lo sabey Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO que pueden convertirse en un regalo ideal.

Cómpralos en Amazon: http://amzn.to/2E3cMXT

 

 

Fuentes de consulta: Lluís Permanyer (La Vanguardia) / hemeroteca.lavanguardia.com (pdf) / Barcelofilia
Fuentes de las imágenes: Amio Cajander (Flickr) / Wikimedia commons / Barcelofilia (Arxiu Albert Bastardas)

La trágica y casi desconocida vida de Santa Eulalia

La trágica y casi desconocida vida de Santa EulaliaMuchos son los barceloneses que se han visto sorprendidos por tener en el calendario una nueva fiesta local (12 de febrero): Santa Eulalia; quedando además confundidos al enterarse que ésta es la Patrona de la ciudad de Barcelona, cuando hasta la fecha estaban convencidos de que lo era la Mare de Deu de la Mercè, muy celebrada y cuya festividad (24 de septiembre) coincide con la fiesta mayor de la Ciudad Condal.

Pero en realidad, ‘la Mercè’ (como es popularmente conocida) es copatrona, desde 1868, de Barcelona junto a Santa Eulalia, una mártir cristiana cuyos detalles de su vida es prácticamente desconocida para la inmensa mayoría.

Eulalia nació en Hispania en el año 290 d.C. en el seno de una acomodada familia que se había acogido a la fe cristiana, en una época que el cristianismo todavía estaba perseguido (la libertad de culto no llegaría hasta el año 313 con el Edicto de Milán).

Siendo una joven adolescente de trece años de edad (año 303) Eulalia decidió presentarse frente a Publio Daciano, prefecto romano en Hispania que debía hacer cumplir los edictos del emperador Diocleciano.

Eulalia quería hacer saber a Daciano su malestar y protesta por la persecución a la que habían sido sometidos los cristianos, haciendo encolerizar al prefecto que ordenó apresarla y someterla a trece martirios, que eran tantos como años tenía la muchacha.

Así fue como la joven padeció trece dolorosas y horripilantes torturas que fueron desde azotarla a desgarrarle la piel con ganchos, quemarle los pechos, colocarla de pie sobre brasas, hacerla rodar en un tonel lleno de cristales y objetos punzantes o crucificarla hasta hacerla morir.

Martirios de Santa Eulalia

A partir de ahí surgieron infinidad de leyendas e historias alrededor de la joven Eulalia, quien fue canonizada en el año 633, apareciendo diferentes versiones sobre la vida de esta y, sobre todo, situándola en distintas ubicaciones: por un lado Barcino (Barcelona) y por otro en Augusta Emerita (Mérida, donde también es patrona de la ciudad). En esta última es conocida como Santa Eulalia de Mérida pero su festividad se celebra el 10 de diciembre, relatando sobre la vida de esta prácticamente lo mismo que de Santa Eulalia de Barcelona. Hoy en día hay más expertos que apuntan a que Eulalia nació y murió en la población extremeña y que la historia sobre su vida no llegó hasta la Ciudad Condal tres siglos después.

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

 

Fuentes de consulta: Blog de la Biblioteca de Catalunya /  catedralbcn / ajuntament.barcelona / Wikipedia (Eulalia de Barcelona) / Wikipedia (Eulalia de Mérida) / santaeulaliademerida

Fuente de la imagen: Wikimedia commons 1 / Wikimedia commons 2 / Wikimedia commons 3

¿Por qué a los aficionados del Barça se les llama ‘culés’?

¿Por qué a los aficionados del Barça se les llama culés?

Muchos son los que utilizan el término ‘culé’ para referirse a los aficionados del Barça y varios los lectores que me han hecho llegar su consulta para saber cuál es el origen y por qué a los aficionados del Barça se les llama culés.

Entre 1909 y 1922, el Fútbol Club Barcelona disputó sus partidos en un estadio situado en la calle Industria de la Ciudad Condal.

Este estadio solo tenía capacidad para seis mil personas, que se sentaban apelotonadas en una gradería de dos pisos. Los días que había un partido de suma importancia se llenaba hasta los topes, habiendo aficionados sentados encima del muro que lo rodeaba.

Estos seguidores se encontraban colocados de una manera en que el culo les sobresalía por la parte del muro que daba a la calle Industria, lo que hacía que se viese asomados todos los traseros y ello originó que, los viandantes que por allí pasaban, se echaran unas buenas risas a costa de los culos por allí mostrados.

En catalán culo se dice cul y culés es la transformación (con la pérdida de la erre) de culers [culones]. Desde entonces ha perdurado la costumbre de llamar así a los aficionados del Barça.

 

Entradas relacionadas:

 

Sigue disfrutando de las curiosidades de este blog también en formato papel y no te pierdas la trilogía de libros: Ya está el listo que todo lo sabe, Vuelve el listo que todo lo sabey Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO que pueden convertirse en un regalo ideal.

Cómpralos en Amazon: http://amzn.to/2E3cMXT

 

 

 

Fuente de la imagen: futbolnostalgia

¿Quién fue Enriqueta Martí, ‘La Vampira de Barcelona’?

¿Quién fue Enriqueta Martí, 'La Vampira de Barcelona'?El 27 de febrero de 1912 la policía entraba en un domicilio particular situado en la calle Ponent 29 de Barcelona. Habían sido alertados por Claudina Elías, una vecina del piso de enfrente que dio aviso a la autoridad tras ver a una niña pequeña tras una ventana.

El triste rostro de la niña, que llevaba la cabeza rapada, le hizo sospechar de que algo no era normal en aquella situación.

En los últimos meses, se había producido la desaparición de varios niños y niñas de corta edad en la Ciudad Condal y el modo de vida un tanto extraño que llevaba su vecina le inquietaba.

La inquilina del piso registrado respondía al nombre de Enriqueta Martí Ripollés y se trataba de una misteriosa mujer que había llevado una doble vida que sorprendió a todo el mundo.

Enriqueta era una vieja conocida de la policía, ya que había sido detenida años atrás por un turbio asunto en el que se vio mezclada regentando un prostíbulo en el que ofrecía a menores. Una extraña mano negra había hecho desaparecer el expediente del caso y no pudo ser juzgada por dicho delito, lo que la llevó a disfrutar de libertad.

Todo parece indicar que, por aquel entonces, entre sus clientes se encontraban varios miembros de la burguesía catalana, lo cual propició esa pérdida del expediente.

Pero el nuevo caso que llevaba a la policía a casa de Enriqueta Martí era que tuviera retenidos a los pequeños desaparecidos y más concretamente el último caso; el de la niña Teresita Guitart, desaparecida tres semanas antes y de la que se había hecho un gran despliegue periodístico.

Y efectivamente, allí estaba la pequeña junto a la supuesta hija de Enriqueta. A través del largo y oscuro pasillo había varias habitaciones, las cuales estaban decoradas suntuosamente con caros muebles, al más puro estilo de cualquier casa de citas de la época. Pero lo más escalofriante fue hallar los huesos semicalcinados de más de 10 pequeños, de los que se había extraído el tuétano.

Enriqueta_Martí_y_sus_víctimasEnriqueta Martí se disfrazaba por las mañanas de mendiga y recorría las calles y mercados de la ciudad. Cuando veía a un niño alejado de sus padres lo cogía y se lo llevaba hacia su piso. Allí los ponía al servicio de clientes de gran poder adquisitivo que abusaban de ellos, para asesinarlos a continuación y extraerles algunos órganos, la sangre, el tuétano y elaborar pócimas que después vendía a personas enfermas.

Por las noches, Enriqueta se vestía lujosamente y acudía a fiestas celebradas en las mejores casas y salas de la ciudad, codeándose con la flor y nata de la burguesía y la clase política de por entonces.

Esta vez había demasiadas pruebas para que se les volviese a escapar ‘la vampira de la calle Ponent’ como llegó a ser conocida. La investigación llevó a la policía a otras viviendas también a nombre de la perversa mujer.

El caso de la vampira de Barcelona llenó centenares de páginas de la prensa y, los habitantes de la Ciudad Condal, esperaban indignados la llegada del juicio que debía llevar a la asesina al garrote vil. Pero Enriqueta Martí murió el 12 de mayo de 1913, según apuntó la prensa de la época, a consecuencia de la brutal paliza que le dieron sus compañeras de prisión y, según investigaciones más recientes, debido a un avanzadísimo cáncer de útero que padecía.

Ahí acabó la vida de este personaje que pasó a la historia por ser una de las más perversas y escalofriantes asesinas de las primeras décadas del siglo XX. Lo que hoy en día no se tiene demasiado claro es si lo que se contó sobre ella y, sobre todo, de lo que se le acusó es verdad o fue un cúmulo de invenciones por parte de la prensa sensacionalista de la época ávida de vender más ejemplares.

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons 1 / Wikimedia commons 2