Entradas etiquetadas como ‘hacer el camino de Santiago’

¿Cuál es el origen de la expresión ‘llegar y besar el Santo’?

Populares son las peregrinaciones que, desde la Edad Media, vienen realizándose para ir a visitar a un Santo o una Virgen y pedirle, a través de las oraciones y donativos, sus favores y bendiciones.

¿Cuál es el origen de la expresión ‘llegar y besar el Santo’?

Cuando se llega al santuario o lugar de destino de dicha peregrinación una de las principales costumbres es la presentarse ante la estatua del venerado Santo (o Santa, Virgen…) y besar alguna parte de la figura.

Era habitual que se formaran largas colas para ello, por lo que en algunas ocasiones en las que el peregrino que llegaba no encontraba gente esperando (o era colado por algún acceso directo) y, por tanto, podía besar al santo directamente y sin esperas, se consideraba que era algo fuera de lo común por lo que éste había tenido mucha suerte al evitar la larga espera y solía decirse ‘ha sido llegar y besar al Santo’.

 

Te puede interesar leer:

 

Fuente de la imagen: archivalladolid (Flickr)

 

El curioso e higiénico motivo que originó el uso del botafumeiro en la Catedral de Santiago de Compostela

¿Cuál fue el motivo del uso del botafumeiro en la Catedral de Santiago de Compostela?

Uno de los símbolos más famosos y característicos de la Catedral de Santiago de Compostela es su ‘botafumeiro’ del que se desprende un peculiar aroma producto de la combustión de carbón junto a incienso.

Según consta en las crónicas, el uso del incensario es tan antiguo como la propia catedral, que comenzó a ser construida en el año 1075 y terminada sus obras en el 1211.

Se comenzó a utilizar con el fin de perfumar el ambiente del templo. Hasta allí acudían centenares de peregrinos, quienes llegaban sudorosos, sucios de todo el camino y muchos de ellos incluso enfermos. Una manera de limpiar el ambiente que allí se respiraba (parece ser que el fétido olor del lugar era insoportable) era quemando incienso.

Las dimensiones del lugar obligaron a utilizar un artefacto para hacer que el aroma del incienso llegase a todos los rincones y así fue cómo se ideó el botafumeiro como un eficaz «esparcidor de humo» (de ahí su etimología) que gracias a unas poleas lograba que el aroma quedase esparcido por todos los rincones.

 

Puedes visionar esta curiosidad publicada en mi canal de Youtube https://www.youtube.com/c/AlfredLopez
Te invito a visitarlo, suscribirte, darle a ‘me gusta’ y compartir en tus redes sociales.

 

Lee y descubre en este blog otros post con curiosidades históricas

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

 

Fuente de la imagen: Rob (Flickr)