Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘español’

Los emigrantes españoles estamos en el olvido institucional, descuidados y maltratados

Por Inés Alonso

Funcionario

Un funcionario frente a un ordenador. (ARCHIVO)

Mi nombre es Inés, tengo 31 años y soy una de tantas jóvenes que abandonaron España en plena crisis esperando encontrar mejores oportunidades laborales en el extranjero. Hace tres años me vine a Montreal, en Canadá, donde actualmente resido. Las “aventuras” a las que nos enfrentamos no solo relatan la historia de la adaptación, el aprendizaje del idioma y la cultura o la más dolorosa nostalgia de nuestra tierra, familia y amigos. También, desafortunadamente, forma parte de nuestro día a día el enredo institucional al que nos vemos sometidos.

Pagamos miles de dólares para obtener permisos de residencia y sufrimos meses/años de espera en los que no podemos planear nuestro futuro más inmediato. Vemos como las instituciones españolas nos dan la espalda. Mucho se ha hablado del voto rogado, pero hay otras muchas barreras, como el hecho de que no podamos renovar nuestro DNI, ni registrar obras artísticas, ni solicitar documentos nacionales por correo. Muchos impedimentos que nos tienen haciendo cola en los consulados sistemáticamente y aceptando “no” como respuesta a las más simples demandas. Consulados que no atienden más que unas pocas horas por la mañana, que no responden ni emails ni llamadas (como el de Montreal), que no interfieren para solucionar problemas básicos. A seis meses de que mi pasaporte caduque (teniendo ya el DNI caducado desde hace meses), voy a tener que ausentarme del trabajo para que el consulado envíe un dichoso folio por correo en mi nombre solicitando la renovación. Algo que no puedo hacer yo (debe ser la dificultad) y que les he solicitado por email más de cuatro veces, sumando no sé ni cuántas horas de espera al teléfono para jamás ser atendida.

Los emigrantes españoles estamos en el olvido institucional. Descuidados, maltratados y a expensas de funcionarias con salarios mínimos que no ponen ni un minuto extra de su tiempo en facilitar las cosas.

Desencantados con la fiesta del cine

“La gala”

Por Jordi S. Berenguer*

Por higiene ética y estética, este domingo evité ver esa ceremonia de la soberbia que ocurre en este país irremediablemente una vez al año para, de paso, dar caña al ministro de turno al que le reprochan que esta vez haya renunciado a interpretar pasivamente el papel de muñeco del ‘pim pam pum’. Pero leo las reseñas.

El presidente de la Academia de Cine, González Macho. Foto: EFE

El presidente de la Academia de Cine, González Macho. Foto: EFE

Nuestra farándula del cine se lamenta de lo difícil que es hacer una película (que me lo cuenten a mí) mientras come de las subvenciones que salen de nuestros bolsillos. Demasiada chulería concentrada donde solo excepcionalmente hay un producto pasadero. Y encima hay que oír que alguien considera que hacer cine en este país es un acto heroico. A los de la eterna reivindicación les sugiero que se pasen por la vida de verdad, esa que está en la calle y en ciertas estancias de la realidad más cotidiana, y se enterarán de lo que son los actos heroicos… sin pasar por las alfombras rojas.

*Director de arte

————————————————————————————————————————————

“Dar cera, pulir cera”

Por Ignacio Caballero

David Trueba, el gran triunfador de los Goya 2014. (Víctor Lerena/EFE)

David Trueba, el gran triunfador de los Goya 2014. Foto: EFE

Fue una noche que nos prometieron divertida y hasta que no apareció Álex con su piano primero y luego la Muchachada, la verdad es que fue de bochorno. Un primer chiste patético sobre la mirada de Trueba senior, seguido de un número musical que parecía una broma pesada, fue coronado por un discurso del jefe de todos que sigue pensando que Internet no es una plataforma a tener en cuenta en los tiempos que corren.

Añadamos a esto el hecho de que las vacas gordas de nuestro cine asisten a la gala por un criterio llamado capricho: solamente si van a recibir flores. En el mejor de los casos ponen de excusa problemas de agenda, como ese ministro al que tanto critican y no seré yo quien defienda. Menos mal que quedaba lo mejor para el final. Las palabras de Trueba junior, que denotan que además de leer, escribe y mucho. Por eso no necesita chuletas y todo lo que dijo justifica tres horas de sopor. Enhorabuena.

Español, no castellano

Por Antonio García

70128Yo, como andaluz, cada vez que oigo nombrar nuestro idioma como “castellano” me siento excluido. Me parece como si el resto de España, fuera de Castilla, estuviésemos usando un idioma que no nos es propio. Sin embargo, todas las zonas de España han contribuido a la construcción de nuestro idioma actual, y no digamos Al-Andalus que aportó numerosos vocablos y expresiones. Me siento mucho más identificado con el término “español” ya que nos abarca a todos.

Si bien es verdad que el español tiene su origen en el castellano (llamado “castellano antiguo”), igual que pasa con el castellano que tiene su origen en el latín. Pienso que el término castellano es un término político impuesto por los castellanos por motivos obvios, y también por los nacionalistas de ciertos rincones de España que quieren evitar, a toda costa, la pronunciación del término “español”.

Innecesarios varones

Por Xabier Vila Fernández

En su famosa novela 1984, George Orwell introdujo el concepto de “neolengua”, entendida por él como aquel lenguaje tendenciosamente creado para “solucionar necesidades ideológicas”; es decir, cuya intención es estrictamente política: está orientado a imponer una determinada actitud mental a todo aquel que se vale de sus palabras para expresarse. Lo llamativo es que este autor imaginó semejante tipo de manipulación de la lengua en sociedades totalitarias, por eso debería preocuparnos que, por el contrario, esta esté tan presente en las democracias del siglo XXI.La creación de Adán

El ejemplo que con mayor frecuencia escucho (y leo) en los medios de comunicación y en las aulas universitarias (aunque hay otros muchos), es el empleo deliberado y en exclusividad de la voz varón para aludir a los hombres. Así, se utiliza tanto para referirse a un presunto asesino, como a los muertos en un accidente o a los asistentes a un evento. Y hasta explican los profesores de universidad que “En el siglo XIX los varones trabajaban en las minas, en tanto que las mujeres lo hacían en otras actividades”.

Cualquiera que se moleste en consultar un diccionario de español comprobará que en esta lengua la palabra varón designa a las personas de sexo ―no género― masculino, mientras que su correlativo para mentar al sexo ―no género― femenino es la voz hembra, no la voz mujer. Mujer y hombre son vocablos que denotan no el aspecto biológico de nuestra naturaleza, sino el racional y social. En consecuencia, lo correcto, justo y educado para con quienes nos sentimos hombres además de varones, es que se refieran a nosotros con esa hermosa palabra: hombre, la cual se ajusta más a nuestra identidad y construcción sociales que a nuestra herencia biológica. Lo demás es eso; neolengua.

Yo apoyo a Wert

Por Vicnuel Sánchez

143665Después de leer en la edición del pasado día 24 de octubre en ’20 Minutos’, las 24 “razones” para sumarse a la huelga “educativa” que aportan sendos huelguistas, he llegado a la conclusión de que hay que apoyar a Wert. Y es que, entre las 24 “razones” no hay ni una sola que se refiera de forma concreta a algo que no les guste de la LOMCE. Tan solo hay 2 ó 3 intervenciones que de forma etérea y general parece que descalifican a la LOMCE, pero no se refieren a ningún artículo en concreto. El resto van contra los recortes motivados por la crisis, de la que no creo que Wert sea tan responsable como Zapatero, los sindicatos, las autonomías o el posible poco acierto de otros ministros para remediarla. Cada vez está más claro que los recortes eran y son necesarios, como lo demuestra el hecho de que todos los gobiernos, sean del color que sean, de los países en crisis los están practicando. Por lo tanto, los que no quieran que se recorte en Educación, tendrían que decir dónde hay que recortar, y, luego no deberían oponerse a ello cuando el gobierno se decidiese a practicarlos, como ya ha sucedido, por ejemplo, con la reducción del número o sueldo de políticos propuesta por el PP en Madrid y en Castilla-La Mancha. ¿Por qué los convocantes de esta huelga no convocan otra pidiendo la reducción drástica del despilfarro autonómico?

Yo no les he oído nada en este sentido. Yo agradezco a Wert que quiera hacer realidad, aunque sea de manera algo tibia, algo tan lógico como que se pueda estudiar en español en España. También le agradezco lo de las pruebas externas y otros remedios para sacar a la Educación de la sima a la que la han llevado varias leyes socialistas apoyadas por los principales convocantes de esta huelga.

Distorsión del idioma

Por Antonio García

Diccionario de lengua españolaParece ser que queremos distorsionar nuestro idioma. Hagámoslo, pues, con cierta coherencia.

Yo soy médico. Tengo ‘pacientas’ ‘pertenecientas’ a todas las profesiones y actividades: ‘militaras’ (‘tenientas’, ‘cabas’, ‘coronelas’, sargentas…), ‘pilotas’, ‘conserjas’, ‘auxiliaras administrativas’, ‘agentas’ de seguridad, ‘choferas’, capatazas, ‘albañilas’, ‘vigilantas’, ‘miembras’ de diversas asociaciones, presidentas, ‘conferenciantas’…

Algunas de ellas confían en mí contándome sus asuntos personales: unas son ‘brillantas’, otras ‘valientas’, las hay pusilánimas ante ciertos temas, algunas algo ‘arrogantas’, otras ‘humildas’ como ellas solas. Una se me definía como una ‘sujeta ignoranta’ en temas de salud; otra se consideraba una ‘sera humana nobla y amabla’. Recuerdo que una ‘contribuyenta’ (como decía ella) me hablaba siempre del esperado nacimiento de su ‘bebá’. En fin, ‘personajas’ de toda índole.

Desde luego que también tengo hombres a los que atiendo: ‘ordenanzos’, ‘publicistos’, ‘policíos’, ‘aristócratos’, ‘guíos turísticos’, ‘malabaristos’, ‘guardios’ de seguridad, ‘fisioterapeutos’, ‘periodistos’, ‘pediatros’, ‘ludópatos’, ‘logopedos’, y bastantes ‘deportistos’ (‘futbolistos’, ‘tenistos’, ‘golfistos’, ‘atletos’, ‘ciclistos’, ‘motoristos’… ).

Después de bastantes años ya, me considero ‘colego y camarado’ de muchos de ellos. Me cuentan historias como al que le entró en su casa ‘una caca’ con un antifaz, o al que le encantaba viajar y, en una isla, los ‘indígenos’ le dieron una afectuosa despedida”.

Qué hermoso que muchas palabras nos unan, sean comunes para ambos sexos. Palabras que nos hacen más igual a todos los seres humanos.

Salvajes y cobardes

Por Agustín Arroyo

Las denigrantes y vergonzosas imágenes de un grupo de ultrapatriotas o ultraderechistas, por no decir nazis, irrumpiendo violenta y vocingleramente en la sede de la delegación de Cataluña en Madrid, nos demuestra que todavía existen especímenes del Cretácico que se camuflan como ciudadanos aparentemente normales entre nosotros. Sus modales, voces y gestos nos recuerdan a las viejas partidas de la porra contratadas para ejecutar, intimidar, humillar y moler a palos con porras, barras de hierro, bates de béisbol o puños americanos a toda persona diametralmente opuesta a su pensamiento político. Agresión ultraEstos enloquecidos y fanatizados comandos de terrorismo anticívico protagonizan este modus operandi: primero intimidan con gritos e insultos, luego empujan, después agreden, finalizando con destruir o quemar locales con personas o sin ellas dentro. Claro, que no se atrevieron a manifestar pacíficamente sus discrepancias con lo que allí se decía o hacía, y después de entrar como una  salvaje estampida de búfalos, huyeron como gallinas plumicortas cacareando y esputando sus simples y vacías consignas sobre España, Cataluña y la españolidad. Estos enardecidos y furibundos patrioteros en jauría dan miedo, pero sobre todo producen pena y repulsa.

El auge del español

Por José Ginés

Clase de idiomasEl idioma español está creciendo más rápido que el chino y ya alcanza al inglés en número de hablantes nativos. Y de la misma forma crece el interés de millones de personas por aprenderlo. Por ejemplo, en Berlín hay cuatro veces más estudiantes de español que de francés o italiano.

Esta semana, el semanario británico The Economist se hacía eco del avance del español y proponía que la ONU lo incluyese como idioma de trabajo junto con el inglés, dejando de lado al francés, para “recompensar el aumento de la influencia económica y social de los hispanohablantes”. Confío que el Gobierno apoye esta iniciativa. El idioma es un valor de España de primer orden, tanto a nivel cultural como económico, aunque muchas veces sea menospreciado.

Hablo español, casada con español, cotizo, pago hipoteca… pero no estoy integrada

Por Ibeth Barragán

He recibido con gran estupefacción la resolución de denegación de nacionalidad por residencia, con un motivo nada objetivo del juez de Getafe, quien dictamina que no he aportado suficiente grado de integración en la sociedad española. El significado de integración social es participar del nivel mínimo de bienestar sociovital alcanzado en un determinado país. BanderaNo es suficiente grado de integración hablar perfectamente el idioma español, habiendo nacido en Colombia, país de habla hispana y con descendencia española. Cotización a la seguridad en los últimos 7 años de residencia en este país. Trabajando actualmente y aportando cada día a esta sociedad. Casada con un nacional español desde el 17-07-2010. Hipoteca de 20 años de mi actual residencia…

Señor Wert, hablemos el mismo idioma…

Por Pilar Carracelas Argiz

Señor ministro, soy hija de gallegos que emigraron a Catalunya. Con mis padres siempre he hablado en castellano. Con mis familiares que aún residen en Galicia, en gallego. En la escuela, desde la guardería hasta los 18 años he estudiado íntegramente en catalán todas las materias, excepto las de castellano y lengua extranjera. Soy trilingüe (el gallego lo he tenido que aprender a escribir en un centro de idiomas), pero el catalán es la lengua de mis amigos, de profesores que me han enseñado la mayoría de lo que sé, de mi trabajo. Es una lengua maravillosa que no merece ser relegada por el castellano ni ningún otro idioma.

Parece mentira que le tenga que explicar esto, pero parece que no se da usted por enterado: la mayor parte de los estímulos externos que recibimos en Catalunya son en castellano. La televisión, la radio, la prensa, el cine, internet, las interfaces de los teléfonos móviles, de los ordenadores y otros dispositivos… todo nos llega mayoritariamente en castellano. Es por eso que en Catalunya protegemos y damos prioridad al catalán en las escuelas: porque así los niños pueden verse inmersos en la lengua catalana como lo están en otros entornos con el castellano. Si usted reduce la enseñanza de catalán a una asignatura optativa, el uso del catalán se reducirá drásticamente. De acuerdo: la mayoría de los catalanes sabemos que eso es lo que usted pretende. Pero si es así, tenga usted la valentía de admitir que le importa muy poco violar la cooficialidad y que considera el catalán una lengua inferior al castellano. Sólo entonces empezaremos a hablar realmente el mismo idioma. Y será para que pueda entendernos al decirle que nos largamos.