Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘idiomas’

¿Y para qué estudiar tanto? ¿Cuántos políticos no tienen carrera ni idiomas?

Por Raquel F.
Selectividad

Selectividad en la Universidad Complutense de Madrid. (JORGE PARÍS)

“¿Y por qué tengo que estudiar tanto?” “¡Y esto no ha hecho más que empezar!” Después de la temida selectividad aún me queda la doble licenciatura, porque una ya no es suficiente, el o los másters y uno no, dos o tres idiomas que controle.

Esto mismo pasa por la cabeza de miles de estudiantes que, como yo, ven que tienen que estudiar y estudiar para conseguir un trabajo. Y si quieres trabajar de lo que te gusta será más fácil si te vas al extranjero.

 La cosa es que los que nos exigen todo esto no lo cumplen. ¿Cuántos políticos no tienen la carrera de lo que están ejerciendo? ¿Cuántos ni siquiera hablan un idioma? La respuesta todos la conocemos. Por eso, antes de exigirnos tantísimo a los jóvenes, deberían aplicarse el cuento y dar ejemplo a las generaciones que llegamos.

No encajamos

Por Tania Cucicea

Soy una joven de 22 años, estudiante de Derecho, extranjera, desempleada. Me he suscrito a mil páginas de empleo: Studentjob, Infojobs, Jobomas… Todas prometen lo mismo: empleo para jóvenes sin experiencia, horario compatible con los estudios…

Un grupo de estudiantes universitarios en una biblioteca (Archivo).

Un grupo de estudiantes universitarios en una biblioteca (Archivo).

Entras emocionado y encuentras una oferta que se adapta a tus necesidades, una oferta que requiere gente joven, inglés, don de gentes. Mandas el CV, les escribes una carta de presentación en inglés para que demuestres que de verdad lo hablas para que a los cinco minutos recibas un email que diga: «Lo sentimos, no encaja en nuestra oferta». Y ya. No encajo…¿Acaso no soy joven o no hablo el inglés?

Siempre digo que la generación que viene será una generación de inútiles. Y no por nuestra culpa, sino porque no nos dan oportunidades. Dicen que no requieren experiencia, pero luego cogen al señor de 45 años que tiene experiencia.

Señores, ¿cómo quieren que los jóvenes ganemos experiencia si no nos dan oportunidades? ¿Cómo quieren que aprendamos si cada vez que luchamos por conseguir un trabajo nos cierran la puerta en la cara? ¿Por qué nos arrebatan la oportunidad de aprender?

Los mayores dicen que hoy en día se necesitan idiomas para conseguir trabajo. No es verdad, yo hablo tres (incluido el español), no tengo título para el inglés, pero lo llevo aprendiendo desde los seis años. Me sacaría el título pero para eso se necesita dinero, para conseguir dinero se necesita trabajo… Me he vuelto pesimista… ¿Llegará el día en el que me pueda pagar el examen para que demuestre que de verdad hablo el inglés? ¿Cuánto puede demostrar una nota? Y seguiremos igual: «Usted no encaja».

Vergonzosas colas en la Escuela Oficial de Idiomas de Valencia

Por Eduardo Olmos Mas

Me encuentro en una cola de más de medio kilómetro que casi da la vuelta a la manzana de la Escuela Oficial de Idiomas de Valencia. Vengo a matricular a mi madre a quien, a pesar de haber obtenido la plaza en el sorteo oficial, se le ha negado la matrícula en el periodo ordinario alegando motivos arbitrarios e injustos.

Escuela Oficial de Idiomas

Colas para matricularse en la EOI de Murcia y entrada a la EOI de Valencia. (ARCHIVO)

No imagináis cuál ha sido mi sorpresa cuando, aun llegando 1 hora antes de la apertura, me he encontrado semejante cola.

He tenido un flashback a hace 15 años cuando yo me matriculaba… Es de absoluta vergüenza que, en los tiempos que corren, el procedimiento de asignación de las vacantes siga siendo por acampada, cola y entrega de papelito. Un poco de interés y profesionalidad por favor, hay recursos humanos y tecnológicos más que suficientes para hacerlo mejor.

Soy ilegal

Por Anna Sentís

Hace unos días descubrí que en el Congreso es ilegal hablar catalán ¿Acaso hablar otra lengua en España es ser ilegal? Que en las calles no se pudiera hablar otra lengua que no fuera el español era ser ilegal hace cuarenta años, pero ¿ahora?Tardá expulsado del Congreso por hablar en catalán

Pues seguimos siendo ilegal gracias a la ignorancia, a la pereza, al miedo a saber y a aprender de nuestro Gobierno. España es plurilingüe y muchos disfrutamos del privilegio de serlo aunque el Congreso viva de espaldas a la realidad y nos tilde de ilegales.

¿Por qué no se le da a la gente la oportunidad de conocernos? ¿Por qué se priva a España de esta pluralidad y de disfrutarla? ¿Acaso no somos una parte integrante e importante de la sociedad? ¿Qué cohesión social nos espera si las distintas lenguas que conviven en España siguen siendo consideras ilegales por una institución llamada a representarnos y a defender nuestros derechos?

¿Por qué no se enseña en las escuelas todas las lenguas que existen en España y compartimos la cultura tan rica y hermosa que las rodea, en vez de ignorarlas? ¿Cómo puede ser que me cruce con una mujer por la calle en Madrid y me pregunte que por qué les hablo catalán a mis hijas. La respuesta es muy sencilla ¿y por qué no? Mis hijas entenderán y se podrán comunicar en varias lenguas a la vez, serán niñas con apertura de pensamiento y ricas en conocimiento.

Cuando mi marido les habla en inglés a las niñas nos felicitan e incluso las envidian. ¿Cuál es la diferencia? Hablar inglés está bien visto mientras que aprender un idioma perteneciente a España que no sea el castellano es una pérdida de tiempo, cuando en realidad nuestro crisol de lenguas forma parte intrínseca de nuestra cultura y pertenece a este territorio. Me llamo Anna Sentís mi apellido es francés, nací y me crie en Barcelona, vivo en Madrid, mi marido es colombiano y llevo sangre vasca por mis venas y soy ilegal.

El auge del español

Por José Ginés

Clase de idiomasEl idioma español está creciendo más rápido que el chino y ya alcanza al inglés en número de hablantes nativos. Y de la misma forma crece el interés de millones de personas por aprenderlo. Por ejemplo, en Berlín hay cuatro veces más estudiantes de español que de francés o italiano.

Esta semana, el semanario británico The Economist se hacía eco del avance del español y proponía que la ONU lo incluyese como idioma de trabajo junto con el inglés, dejando de lado al francés, para “recompensar el aumento de la influencia económica y social de los hispanohablantes”. Confío que el Gobierno apoye esta iniciativa. El idioma es un valor de España de primer orden, tanto a nivel cultural como económico, aunque muchas veces sea menospreciado.

El amor al arte es otra cosa

Por Rebeca López

El otro día escuché a Eva Hache explicar en un monólogo lo que era la vocación. “Es una excusa de la patronal para pagarte una mierda por tu trabajo (…), no sé en qué momento de la negociación entre empresarios y sindicatos se confundió la vocación con vacación… ¡y así estamos!”, decía. Pues bien, en clave cómica se refería a una situación que preocupa enormemente a los jóvenes, que aunque algunos se empeñen en decir que estamos dormidos, estamos aquí bien despiertos, luchando por lo que es nuestro y por nuestro futuro, que a día de hoy se presenta más que negro.

La gran mayoría de esta generación, que no olvidemos es la más preparada de la historia, no estudiamos por amor al arte, no hemos dedicado los últimos diez años de nuestra vida a licenciarnos, postgraduarnos, hablar idiomas, volver a estudiar para equiparar nuestro título al nuevo espacio de educación europea, con el gasto económico que eso supone, para trabajar ahora por amor al arte, por vocación.  Porque después de este esfuerzo nos parece que nos escupen en la cara cuando nos proponen un sueldo irrisorio por un trabajo para el que necesitamos un máster e idiomas.

No se equivoquen los señores empresarios: el amor al arte es otra cosa. No es que esta generación no tenga capacidad de esfuerzo, no.  Es que la paciencia se nos está acabando. Nos hemos pasado estudiando cerca de 20 años porque nuestros padres, que querían un futuro mejor para nosotros, nos decían que si queríamos trabajar teníamos que estudiar y esforzarnos mucho. Y no nos decían, “si quieres vivir como un rey, por encima de tus posibilidades, estudia”; no. Nos  decían: “si quieres trabajar”.

Y eso es precisamente lo que queremos. Trabajar. Trabajar en lo que hemos estudiado, en lo que es nuestra vocación; que no es otra cosa, según la RAE, que la inclinación a cualquier estado, profesión o carrera. Y para eso hemos estudiado, para poder elegir en qué trabajar. Trabajar para vivir, para vivir bien y en la medida de nuestras posibilidades. Porque no se nos caen los anillos por doblar camisetas, cocinar hamburguesas, cuidar niños en vacaciones o servir copas…. pero para eso no nos hacían falta tantos años de estudio, tanto máster, tanto inglés, ni tanto dinero invertido que va a parar a unas Universidades incapaces de hacer valer todo el talento que sale de sus aulas.

¿Y qué pasa con la siguiente generación? Esa que llamamos “ninis”. Es evidente que tienen el futuro igual o más negro que nosotros. Pero, ¿quién les propone una alternativa mejor? Ni estudian ni trabajan. Dada la situación actual, quizás haya muchos de ellos que aunque quieran estudiar no puedan. Uno de los progenitores en paro, una hipoteca, la subida de las tasas en la Universidad, la dificultad de conseguir una beca… todo eso influye para que no estudien aunque quieran estudiar. ¿Y lo de trabajar? Pues sin haber estudiado, porque no hayan podido o porque no hayan querido, pueden dedicarse a algún trabajo de los arriba propuestos, pero están todos ocupados por la generación anterior a la suya.  Seguro que todos tienen alguna vocación, pero el amor al arte no da de comer.