Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘rachel weisz’

Rachel Weisz protagonizará el psicodrama sexual ‘360’

Éste podría ser el primer post de dos nuevas secciones que, si os gustan, repetiré de vez en cuanto. Por un lado tendría lo que sería la foto del día, que meteré cuando vea alguna instantánea interesante que me gustaría compartir con vosotros, y, por otro, el nombre del día, cuando alguien sea o vaya a ser noticia por alguna razón en concreto.

La foto que hoy me ha llamado la atención es ésta.

Michael Douglas y su mujer, Catherine Zeta-Jones, asistiendo anoche al estreno de ‘Wall Street: el dinero nunca duerme’, en el Teatro Ziegfeld de Nueva York.

Cuando Douglas asistió al programa de David Letterman para hablar del cáncer que sufre, di por hecho que después de esa declaración, y teniendo en cuenta el duro tratamiento de quimioterapia, se dejaría ver lo justo; pero ahí está, al pie del cañón, haciendo lo que mejor sabe: actuar y promocionar sus trabajos. Seguro que Kirk se siente orgulloso de ese cachorro que ahora tanto se le parece.

Y el nombre propio del día se lo adjudico a la bella Rachel Weisz, una gran actriz por la que tengo debilidad, que se confirma como protagonista de la próxima película de Fernando Meirelles, el psicodrama sexual (lo que quiera que eso signifique realmente) ‘360’. El guión lo firma Peter Morgan (‘La Reina’; ‘El desafío: Frost contra Nixon‘) y se basa en la obra ‘Reigen’, del dramaturgo austriaco Arthur Schnitzler, que ya inspiró a Stanley Kubrick para hacer ‘Eyes Wide Shut‘. Promete.

¿Tú también quieres que esta noche gane ‘Celda 211’ el Goya?

Esta noche es la noche de San Valentín. Ya se sabe: velas, música romántica, champagne, love is in the air…y Buenafuente en la tele, oficiando de maestro de ceremonias de la ‘gran noche del cine español’.

Este año me he prometido a mí misma hacer un esfuerzo para vencer el sueño y seguir la gala hasta el final. Buenafuente y el presidente de la Academia, Alex de la Iglesia, se merecen un voto de confianza, aunque, como ya dijo Alex hace unos días por si esperábamos demasiado de esa cita,”Los Goya serán un espectáculo simpático, aunque será como intentar hacer divertido un bautizo”.

Esta noche estaré nerviosa, lo reconozco, me he apostado una cena por mi película favorita y espero ganar. Claro que parto con cierta ventaja porque he apostado por ‘Celda 211’, que veo que también es la favorita de la mayoría del público y la que cuenta con más candidaturas, 16; pero tampoco las tengo todas conmigo porque a la Academia también le gustan las sorpresas. De actores, me gustaría que se lo llevara Luis Tosar y de actrices, me decantaría por Rachel Weisz, que está espléndida en ‘Ágora’.

Y a vosotros ¿quién os gustaría que ganara esta noche?

En 20minutos.es te contaremos en directo lo que sucede en el Palacio de Congreso del Campo de las Naciones. También podrás enterarte de las anécdotas más divertidas a través de twitter, en @20m y @MirenM y la cuenta de 20minutos de Facebook.

‘My blueberry nights’, buenos actores, historias muy frías

Quien diga que no se siente atraído por los filmes románticos miente. Lo digo por experiencia propia, por lo que veo a mi alrededor con mis propios amigos. Hasta los más pasotas y duros acaban picando cuando oyen la frasecilla: ‘una bonita historia de amor’. Utilizando ese hipnótico canto de sirena convencí a un grupo de ellos para que me acompañaran a ver ‘My blueberry nights’, la última de Wong Kar Wai, un director al que tenía algo idealizado desde ‘Deseando amar’.

Además de la posibilidad de ver ‘una bonita historia de amor’ me atraía mucho el reparto, encabezado por una debutante Norah Jones, el guaperas de Jude Law, y las no menos atractivas Rachel Weisz y Natalie Portman. Ninguno de ellos me defraudó, ni siquiera Jones, que además de ser una gran cantante, demuestra que tiene aptitudes para llevar el peso de un papel protagonista. Lástima que ninguna de las historias que interpretan haya conseguido emocionarme de verdad.

El estilo visual es audaz, moderno, te atrapa, como siempre en las películas de Wong Kar Wai: ralentiza la acción, para la imagen, satura los colores, provoca una refrescante sensación de modernidad; pero, esta vez, sus historias parecen frías, distantes, faltas de emoción, a pesar del dramatismo de casi todas ellas. El resultado me pareció decepcionante, ¿culpa del filme o de mis grandes expectativas? Cuando vosotros veáis la película, decidiréis por vosotros mismos.

La banda sonora, a base de soul y jazz, es, eso sí, sobresaliente. La propio Jones compuso un tema después de una larga jornada de rodaje; pero también hay canciones de Otis Redding, Cat Power, Gustavo Santaolalla… Como también me parecen especialmente destacables el cartel del filme (colorista, llamativo, consigue llamar la atención del espectador) y lo especialmente guapa que aparece Rachel Weisz, una actriz cada vez más cercana a los cánones de belleza de las grandes estrellas del cine clásico.