Entradas etiquetadas como ‘vasco da gama’

Qué fue de… Luis Fabiano: goles con acento brasileño en Sevilla

Luis Fabiano, celebrando un gol con el Sevilla (Archivo 20minutos).

El Sevilla ha tenido recientemente jugadores que han marcado, seguramente, la mejor etapa de la historia del club. Sin el menor género de dudas, uno de esos jugadores es el protagonista de hoy: Luis Fabiano.

¿Quién era?: Un delantero brasileño de finales de los 90 hasta esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Sobre todo, por sus seis fantásticas temporadas en el Sevilla FC y por ser internacional con su país.

¿Qué fue de él?: Su última experiencia deportiva tuvo lugar en 2017 en las filas del Vasco de Gama. Aunque no está retirado oficialmente, últimamente ha estado entrenando con el Ponte Preta, pero no ha regresado a los terrenos de juego. Reside con su familia en Sao Paulo.

¿Sabías qué…?: La de Sevilla fue su tercera experiencia en Europa, tras jugar en el Rennes francés y el Oporto.

– El club hispalense pagó por sus servicios 20 millones de euros.

– Sus primeros partidos no fueron fáciles y se ganó el apelativo en la grada de ‘Luis Fallamos’, si bien supo revertir la situación.

– Formó parte del fantástico elenco de brasileños del Sevilla junto a jugadores como Dani Alves, Renato o Adriano Correia.

– Tras su etapa en el Sevilla regresó al Sao Paulo, donde se convirtió en uno de los mejores jugadores de la historia del club tricolor.

– Con la selección brasileña jugó el Mundial de 2010.

– En Brasil es conocido por el apelativo de ‘o Fabuloso’.

– Está casado y tiene tres hijas.

– Su madre estuvo secuestrada y por fortuna pudo ser liberada por la Policía brasileña 62 días después.

– Mide 1,85 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Luis Fabiano Clemente nació en Campinas, Brasil, el 8 de noviembre de 1980. Debutó como profesional en 1998 en el Ponte Preta. En 2000 llegó al Rennes francés, donde estuvo una temporada. Luego fue cedido al Sao Paulo, que lo fichó en 2002. En 2004 lo contrató el Oporto, y en 2005 lo contrató el Sevilla FC. Seis años después regresó al SPFC, donde estuvo hasta 2015. Luego vivió breves etapas en el Quianjin chino y en el Vasco de Gama. En su palmarés tiene una Copa Sudamericana con el Sao Paulo; una Intercontinental con el Oporto y dos Copas del Rey, una Supercopa de España, dos Copas de la UEFA y una Supercopa de Europa con el Sevilla. Con Brasil jugó 45 partidos y marcó 28 goles.

Os dejo con un vídeo dedicado a Luis Fabiano:

Hasta mañana.

Quién fue… Carlos Kaiser: el futbolista farsante

Carlos Kaiser, en su etapa en Francia (YOUTUBE).

Carlos Kaiser, en su etapa en Francia (YOUTUBE).

La historia del protagonista de hoy seguro que la habéis leído antes. Corrió como la pólvora por internet hace un par de años, pero no me resisto a encontrarle un hueco también en este blog. Es la historia de Carlos Henrique Raposo, más conocido como Carlos Kaiser.

Carlos Henrique Raposo nació el 2 de abril de 1963 en Rio Pardo, Brasil. De niño se ganó el sobrenombre de ‘Kaiser’ por ser moreno, alto y espigado, como Franz Beckenbauer. Su sueño era ser futbolista, pero carecía de la técnica necesaria, ni siquiera la mínima, para jugar al fútbol a alto nivel. Pero era el sueño de Carlos y decidió que nada lo detendría.

Decidió frecuentar los lugares que visitaban los jugadores profesionales, como bares y pubs, y gracias a su labia, a su amabilidad y a la ropa cara que le prestaban, se hizo íntimo de jugadores como Ricardo Rocha o Renato Gaúcho. Gracias a la influencia de estos futbolistas, con 20 logró entrar en el Botafogo. Fue allí donde empezó con su táctica: lesionarse en los primeros entrenamientos y no tener opción de jugar, para no dejar al aire sus escasas dotes técnicas. Solía firmar contratos cortos, de seis meses. Al principio alegaba que estaba fuera de forma y necesitaba entrenar en solitario para ponerse a punto. En cuanto se incorporaba al grupo, convencía a algún compañero de que le entrara fuerte, y él simulaba una lesión o en efecto, se lesionaba. Si no estaba lastimado, llegaba a pagar a los médicos para que le dieran la baja.

Su etapa en el Botafogo fue así, sin llegar a debutar, y la amistad de Renato Gaúcho le permitió fichar por otro histórico carioca, el Flamengo, donde llegó prometiendo los goles que la mala fortuna en el Botafogo le quitó de marcar. Mientras, él hacía a la perfección su trabajo: ser el íntimo de todos los jugadores, para lo cual no dudaba en recurrir a contratar chicas para las concentraciones.

Imagen reciente de Carlos Kaiser (YOUTUBE).

Imagen reciente de Carlos Kaiser (YOUTUBE).

Con 26 años, y sin haber debutado, Carlos Kaiser consigue un contrato para jugar en el Puebla mexicano, donde de nuevo pone en marcha su táctica. Tened en cuenta que son los primeros 80. No hay vídeos, ni YouTube, ni redes sociales, ni siquiera hay avances médicos que puedan atestiguar las lesiones. En ese panorama, Kaiser buceaba como quería. De hecho, otra de sus triquiñuelas era usar falsos teléfonos móviles (en aquella época, un artículo de súper lujo) y hacer como que hablaba en inglés acerca de jugosas ofertas del extranjero.

De hecho, logró cruzar el Atlántico, en concreto para jugar en el Gazélec Ajaccio francés, en 1986. De nuevo puso en marcha sus tejemanejes y pasó un añito cobrando y sin jugar. Una anécdota de esta época es que en su presentación, saltó al campo, abarrotado de hinchas, y lo vio lleno de balones. Carlos entró en pánico pensando que tendría que hacer muestra de su inexistente calidad, así que decidió coger todos los balones y lanzárselos al público, mientras besaba el escudo.

Al año siguiente recaló en el Bangu, de nuevo en Brasil. En este equipo protagonizó uno de los momentos más descacharrantes de su carrera. Estando en el banquillo, el entrenador decidió sacarlo a jugar. Agobiado ante tal amenaza de su engaño, Carlos Kaiser decidió encararse con un hincha rival antes de saltar al campo. Tales fueron los insultos que al final, se generó una tángana en la que resultó expulsado. El presidente del club, hecho una furia, bajó al vestuario al acabar el partido para echarle una bronca a Kaiser, pero se encontró con el jugador llorando. Sin cortarse un pelo, Kaiser le dijo al presidente que para él era como un padre, y que no permitía a nadie (en referencia al hincha con el que se peleó) que insultara a su padre. El dirigente tragó como un bendito y Kaiser siguió en el club.

Sus tácticas le valieron para fichar por el Fluminense o por el Vasco de Gama, donde repitió sus maniobras. También formó parte del fútbol estadounidense, en concreto de los El Paso Sixshooters, hasta que se retiró con 39 años en el América de su país.

Muchos dan poca credibilidad a la historia de Carlos Kaiser, ya que algunas de las personas que el propio ‘futbolista’ dice que compartieron experiencias con él aseguran no conocerle de nada, pero hay material gráfico suficiente para comprobar que al menos engañó a un buen puñado de equipos.

Os dejo con un reportaje sobre Carlos Kaiser:

Hasta el miércoles.

Qué fue de… Viola

violaTraemos a otro brasileño que pasó por nuestra Liga, aunque tengo mis dudas a la hora de calificarlo como pufo. No es que triunfara, pero tampoco fracasó. Simplemente, podríamos decir que igual no llegó en el momento apropiado a nuestra Liga. Sea como fuere, estoy seguro de que los valencianistas lo recuerdan bien, así como los más futboleros de entre los lectores. Es Viola.

¿Quién era?: Un delatero brasileño de finales de los 80, los 90, los 2000… y la actualidad.

¿Por qué se le recuerda?: En general, porque estaba entre los 22 campeones del Mundial de Estados Unidos 94. Más en particular, en España, por jugar en el Valencia en la temporada 95-96.

¿Qué fue de él?: Pues sí, amigos, a sus 44 años de edad, sigue jugando al fútbol. Lo hace en el Tanabi, de la segunda división del campeonato paulista.

¿Sabías qué…?: Adornado con la vitola de campeón del mundo, el Valencia pagó por él 500 millones de las antiguas pesetas, por lo que se convirtió en el fichaje más caro de la historia del club valencianista.

– Viola llegó a jugar algunos minutos de la final de Estados Unidos. Entró en la prórroga, en el minuto 106, sustituyendo a Zinho.

– El récord de fichaje más caro del Valencia sólo lo ostentó un año. La temporada siguiente, un compatriota suyo y compañero de vestuario en la selección brasileña, un tal Romário da Souza, se convertía en el fichaje más caro de la historia del Valencia. El club ché pagó cerca de 1.000 millones de pesetas (casi la mitad correspondían a una cláusula, creada cuando el Barcelona vendió a Romário al Flamengo, por la cual el club español que fichara al astro brasileño antes de 1997 debía abonar 450 millones al Barça).

– Al poco de llegar al Valencia, le pusieron el sobrenombre de El Príncipe de Bel-Air, porque al igual que el personaje interpretado por Will Smith, siempre llevaba unos auriculares en los oídos.

– En el Valencia chocó con Luis Aragonés, que como sabéis no se andaba con chiquitas con los jugadores por muy estrellas que fueran. Al principio se fue al banquillo, por detrás de Pepe Gálvez y Claudio ‘Piojo’ López. Pero una lesión de Gálvez le abrió las puertas de la titularidad y en su única temporada en el Valencia, jugó 30 partidos y metió 10 goles.viola2

– Sea como fuere, la llegada de Romário supuso su salida del equipo valenciano.

– Su llegada no estuvo exenta de polémica, ya que antes de venir a España, llegó a declarar que lo hacía en contra de su voluntad y que no quería dejar el Corinthians.

– Tuvo un enfrentamiento con el entonces capitán del Valencia, Fernando Gómez Colomer.

– Hace poco, su nombre volvió a la prensa y no por cosas buenas: en 2002 fue decretado su ingreso en prisión por agredir a un hincha y en 2012 fue detenido de nuevo por posesión de un arma de fuego, que al parecer esgrimió en una discusión con su mujer sobre la custodia de su hijo.

– En sus ratos libres también juega al showbol y también ha participado en la versión brasileña del reality La Granja de los Famosos.

Biografía, palmarés, estadísticas: Paulo Sérgio Rosa Barroso nació el 1 de enero de 1969 en Sao Paulo, Brasil. Debutó como profesional con sólo 16 años en el Corinthians, donde estuvo hasta el 89. Luego jugó en el Sao José en 1990 y en el Olímpia en 1991, para regresar a O Timao en 1992. En 1995, tras triunfar en el Corinthians, llegó al Valencia, pero sólo estuvo un año, como os he dicho antes. Luego estuvo dos años en el Palmeiras, uno en el Santos y otro en el Vasco da Gama. Regresó un año al Santos para emprenderen 2002 su segunda y última aventura europea, en el Gaziantepspor turco. A su vuelta a Brasil empezó un rosario de pasos por equipos, llegando a jugar en más de dos al año, incluso. Os citaré por ejemplo, el Guarani, el Flamengo, el Uberlandia, el Morrinhos o el Pesqueira, hasta acabar en el actual, el Tanabi, donde ha empezado a jugar este mes. En su palmarés tiene dos Paulistas, una Copa Brasileña y un Brasileirao. Con su selección jugó 10 partidos y metió tres goles, proclamándose campeón del mundo en 1994.

Aquí os dejo un vídeo que es un resumen de un Valencia-Barça del año en el que Viola estuvo en España. El brasileño marca un gol. Ojo cómo lo celebra él y como lo celebra Paco Roig en el palco, ante un Nicolau Casaus, el pobre, que aguantaba estoicamente:

Esto es todo. Hasta mañana.