BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Entradas etiquetadas como ‘fluminense’

Qué fue de… Vampeta: compañero de juergas de Ronaldo y portada de una revista gay

Cromo de Vampeta con el Inter (WIKIPEDIA).

Brasil es una cuna inagotable de jugadores. Los hay buenos, los hay no tan buenos y luego hay algunos personajes secundarios como el del hoy: Vampeta.

¿Quién era?: Un centrocampista brasileño de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser internacional con Brasil y por jugar, con suerte dispar, en equipos del calibre del Inter de Milán, el PSG, el PSV, el Corinthians o el Flamengo.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2008 en el Juventus da Mooca de su país natal. En la actualidad es el presidente del Grêmio Osasco Audax, pequeño equipo de la zona de Sao Paulo del que también fue entrenador.

¿Sabías qué…?: Su apodo, Vampeta, es la contracción de dos palabras: ‘vampiro’ y ‘capeta’ (en portugués, ‘diablo’).

– El nombre lo recibió en su época en el Vitória de Bahía, porque le faltaban los dos incisivos centrales (las paletas, vaya).

– En efecto, Vampeta empezó a jugar en el Vitória, de donde salieron grandes jugadores brasileños como Bebeto, Dida, Hulk o David Luiz.

– Cuando Vampeta llegó al Inter en 2000 compartió casa con Ronaldo y pronto se convirtió en compañero de correrías del explosivo delantero.

Vampeta, en 2005 (WIKIPEDIA).

– De hecho, Vampeta fue el que estaba con Ronaldo en la célebre orgía con travestis que protagonizó ‘O Fenomeno’. Vampeta contó así los hechos: “La historia es simple, Ronaldo me invitó a cenar. Allí había cinco mujeres. Cuando ya habíamos bebido tres y cuatro caipirinhas pregunté cuántas eran mujeres y cuántos eran hombres”.

– Vampeta fue siempre un tipo desinhibido y llegó a posar para una revista gay desnudo. Cuando digo desnudo, es totalmente desnudo. Es más, incluso posó ¡con una erección!

– Vampeta tiene una hermana lesbiana.

– El jugador se considera heterosexual y cuando posó desnudo afirmó que muchas mujeres comprarían la revista también.

– Su entrenador entonces, Vanderlei Luxemburgo, dijo que “cada uno es libre de hacer lo que quiera mientras no perjudique al equipo. Y no, no compraría la revista, porque Vampeta es muy feo”.

– Mide 1,82 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Marcos André Batista dos Santos nació el 13 de marzo de 1974 en Nazaré, Brasil. Debutó como profesional en 1993 en el Vitória de Bahia en 1993. Un año después llegó a Europa para jugar en el PSV Eindhoven, que lo cedió el primer año al Venlo y otro al Fluminense. En 1998 lo fichó el Corinthians, y en 2000 el Inter. Luego se fue al PSG y en 2001 al Flamengo. Al año siguiente regresó al Corinthians y en 2004 al Vitória. Ese mismo año se fue a Kuwait y en 2005 regresó para jugar en el Brasiliense. En 2006 jugó en el Goiás y en 2007 de nuevo en Corinthians, para retirarse en 2008 en el Juventus da Mooca. En su palmarés tiene un campeonato baiano con Vitória; dos campeonatos paulistas, dos Brasileiraos, una Copa de Brasil y un Mundial de Clubes con Corinthians; un campeonato goiano con Goiás y una liga y una supercopa de Países Bajos con el PSV. Con Brasil jugó 39 partidos y marcó dos goles y ganó un Mundial y una Copa América.

Todos los goles de Vampeta con el Corinthians:

Hasta mañana.

Quién fue… Carlos Kaiser: el futbolista farsante

Carlos Kaiser, en su etapa en Francia (YOUTUBE).

Carlos Kaiser, en su etapa en Francia (YOUTUBE).

La historia del protagonista de hoy seguro que la habéis leído antes. Corrió como la pólvora por internet hace un par de años, pero no me resisto a encontrarle un hueco también en este blog. Es la historia de Carlos Henrique Raposo, más conocido como Carlos Kaiser.

Carlos Henrique Raposo nació el 2 de abril de 1963 en Rio Pardo, Brasil. De niño se ganó el sobrenombre de ‘Kaiser’ por ser moreno, alto y espigado, como Franz Beckenbauer. Su sueño era ser futbolista, pero carecía de la técnica necesaria, ni siquiera la mínima, para jugar al fútbol a alto nivel. Pero era el sueño de Carlos y decidió que nada lo detendría.

Decidió frecuentar los lugares que visitaban los jugadores profesionales, como bares y pubs, y gracias a su labia, a su amabilidad y a la ropa cara que le prestaban, se hizo íntimo de jugadores como Ricardo Rocha o Renato Gaúcho. Gracias a la influencia de estos futbolistas, con 20 logró entrar en el Botafogo. Fue allí donde empezó con su táctica: lesionarse en los primeros entrenamientos y no tener opción de jugar, para no dejar al aire sus escasas dotes técnicas. Solía firmar contratos cortos, de seis meses. Al principio alegaba que estaba fuera de forma y necesitaba entrenar en solitario para ponerse a punto. En cuanto se incorporaba al grupo, convencía a algún compañero de que le entrara fuerte, y él simulaba una lesión o en efecto, se lesionaba. Si no estaba lastimado, llegaba a pagar a los médicos para que le dieran la baja.

Su etapa en el Botafogo fue así, sin llegar a debutar, y la amistad de Renato Gaúcho le permitió fichar por otro histórico carioca, el Flamengo, donde llegó prometiendo los goles que la mala fortuna en el Botafogo le quitó de marcar. Mientras, él hacía a la perfección su trabajo: ser el íntimo de todos los jugadores, para lo cual no dudaba en recurrir a contratar chicas para las concentraciones.

Imagen reciente de Carlos Kaiser (YOUTUBE).

Imagen reciente de Carlos Kaiser (YOUTUBE).

Con 26 años, y sin haber debutado, Carlos Kaiser consigue un contrato para jugar en el Puebla mexicano, donde de nuevo pone en marcha su táctica. Tened en cuenta que son los primeros 80. No hay vídeos, ni YouTube, ni redes sociales, ni siquiera hay avances médicos que puedan atestiguar las lesiones. En ese panorama, Kaiser buceaba como quería. De hecho, otra de sus triquiñuelas era usar falsos teléfonos móviles (en aquella época, un artículo de súper lujo) y hacer como que hablaba en inglés acerca de jugosas ofertas del extranjero.

De hecho, logró cruzar el Atlántico, en concreto para jugar en el Gazélec Ajaccio francés, en 1986. De nuevo puso en marcha sus tejemanejes y pasó un añito cobrando y sin jugar. Una anécdota de esta época es que en su presentación, saltó al campo, abarrotado de hinchas, y lo vio lleno de balones. Carlos entró en pánico pensando que tendría que hacer muestra de su inexistente calidad, así que decidió coger todos los balones y lanzárselos al público, mientras besaba el escudo.

Al año siguiente recaló en el Bangu, de nuevo en Brasil. En este equipo protagonizó uno de los momentos más descacharrantes de su carrera. Estando en el banquillo, el entrenador decidió sacarlo a jugar. Agobiado ante tal amenaza de su engaño, Carlos Kaiser decidió encararse con un hincha rival antes de saltar al campo. Tales fueron los insultos que al final, se generó una tángana en la que resultó expulsado. El presidente del club, hecho una furia, bajó al vestuario al acabar el partido para echarle una bronca a Kaiser, pero se encontró con el jugador llorando. Sin cortarse un pelo, Kaiser le dijo al presidente que para él era como un padre, y que no permitía a nadie (en referencia al hincha con el que se peleó) que insultara a su padre. El dirigente tragó como un bendito y Kaiser siguió en el club.

Sus tácticas le valieron para fichar por el Fluminense o por el Vasco de Gama, donde repitió sus maniobras. También formó parte del fútbol estadounidense, en concreto de los El Paso Sixshooters, hasta que se retiró con 39 años en el América de su país.

Muchos dan poca credibilidad a la historia de Carlos Kaiser, ya que algunas de las personas que el propio ‘futbolista’ dice que compartieron experiencias con él aseguran no conocerle de nada, pero hay material gráfico suficiente para comprobar que al menos engañó a un buen puñado de equipos.

Os dejo con un reportaje sobre Carlos Kaiser:

Hasta el miércoles.

Qué fue de… Deco: ganador compulsivo de títulos

Deco, en el Gamper de 2006 (GTRES).

Deco, en el Gamper de 2006 (GTRES).

Todos nos asombramos con este FC Barcelona. Como todo, tiene su origen. Antes de la llegada de Guardiola, había mimbres de lo que sería después un equipo de leyenda. Frank Rijkaard tiene bastante que ver, así como otros jugadores. Entre ellos, el protagonista de hoy. Al que seguro que recordáis: Deco.

¿Quién era?: Un centrocampista portugués de mediados de los 90 a principios de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los más destacados medios de su época, sobre todo por sus prestaciones en el Oporto y en el FC Barcelona, clubes con los que ganó la Copa de Europa. En general, por poseer un envidiable palmarés, con títulos en practicamente todos los equipos en los que jugó.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2013 en las filas del Fluminense brasileño. En la actualidad, Deco trabaja para Gestifute, la agencia de futbolistas de Jorge Mendes, y es el responsable de la compañía en Brasil. En concreto, está establecido en Sao Paulo.

¿Sabías qué…?: Aunue es de nacionalidad portuguesa, nació en Brasil, donde vivió y jugó hasta los 20 años.

– Es una de las primeras estrellas que puso en el mercado el superagente Jorge Mendes.

– De Brasil lo trajo el Benfica, aunque triunfó en el Oporto. Que Deco pasara por ‘Las Águilas’ sin ni siquiera jugar y luego triunfara en el rival norteño está considerado como uno de los errores históricos del equipo lisboeta.

– Otra persona importante en su carrera fue José Mourinho. El técnico de Setúbal fue quien lo convirtió en estrella en el Oporto. Tuvo luego ocasión dos veces de ponerse a sus órdenes de nuevo, pero no se concretaron.

Deco, entrenando conla selección lusa en la Eurocopa de 2004 (Archivo 20minutos).

Deco, entrenando con la selección lusa en la Eurocopa de 2004 (Archivo 20minutos).

– La primera de esas ocasiones fue en 2004, cuando se sabía que iba a dejar el Oporto. Todo parecía indicar que el destino de Deco sería el Chelsea, para unirse a Mou. Finalmente, fue el Barça quien lo contrató: 16 millones de euros más Quaresma.

– La segunda vez que estuvo cerca de volver con Mourinho fue en 2009, cuando se rumoreó que el de Setúbal se lo iba a llevar al Inter de Milán. Pero ese fichaje tampoco se concretó.

– El Bayern de Múnich también quiso ficharlo cuando se iba a ir del Oporto.

– Pese a que algunos auguraban que en el Barça lo iba a eclipsar Ronaldinho, Rijkaard supo recolocarle (atrasó su posición) y se convirtió en una pieza clave en aquel Barcelona.

– Destacaba por su lanzamiento desde fuera del área y por los goles que marcaba tras tocar en un rival.

– Con Portugal jugó dos Eurocopas (2004 y 2008) y dos Mundiales (2006 y 2010).

Biografía, palmarés, estadísticas: Anderson Luís de Souza nació el 27 de agosto de 1977 en Sao Bernardo do Campo, Brasil. Formado en la cantera del Corinthians, debutó con el primer equipo en 1996. Tras un breve paso por el Centro Sportivo Alagoano, en 1997 cruzó el charco para jugar en el Benfica, pero no llegó a hacerlo. Primero fue cedido al Alverca (97/98) y luego traspasado al Salgueiros. Un año después, en 1999, lo contrató el Oporto, donde estuvo hasta 2004, año en el que llegó al Barça. Tras cuatro temporadas en el Camp Nou fue traspasado al Chelsea, donde pasó dos años. En 2010 llegó al Fluminense, donde tras tres años colgó las botas. En su palmarés tiene tres Ligas, tres Copas, tres Supercopas, una UEFA y una Champions con el Oporto; dos Ligas, dos Copas y una Champions con el Barcelona; una Premier, dos FA Cup y una Community Shield con el Chelsea y dos Brasileiraos, un Campeonato Carioca y una Copa Carioca con el Flu. Con Portugal jugó 75 partidos y marcó 5 goles.

Os dejo con Deco en acción:

Hasta mañana.

Qué fue de… Romerito: el primer gran ‘pufo’ del Barcelona moderno

Romerito, en su presentación con el Barça (EFE).

Romerito, en su presentación con el Barça (WIKIPEDIA).

Por este sitio han pasado muchos fichajes fallidos del FC Barcelona. Hoy os voy a hablar de uno bastante anterior a los que he sacado en otras ocasiones. Se puede decir que es uno de los primeros grandes fichajes fallidos del Barça moderno. Es ‘Romerito’.

¿Quién era?: Un delantero paraguayo de los 70, los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Pues en España, por su efímero paso por el FC Barcelona en la temporada 88/89 y en Sudamérica, por ser uno de los más destacados jugadores paraguayos de la historia.

¿Qué fue de él?: Pues se retiró en 1998 en el Sportivo Luqueño de su país. Tras ser miembro del Partido Colorado en su país (un partido político, sí) y trabajar en escuelas deportivas dependientes de la ciudad paraguaya de Luque, su localidad natal, en la actualidad vive en Brasil, donde trabaja en el departamento de márketing del Fluminense, uno de sus exequipos. Además, da charlas motivacionales.

¿Sabías qué…?: Lo contrató el Barcelona de Cruyff en 1988, en marzo. Jose Mari Bakero acababa de lesionarse y el equipo azulgrana se enfrentaba al Real Madrid, por lo que el técnico holandés quiso contar con un revulsivo.

– Romerito venía avalado por sus grandes temporadas en el Fluminense y a Cruyff le gustaba por su velocidad y técnica.

– Llegó al Barcelona un miércoles y ese fin de semana debutó como titular contra el Real Madrid, en detrimento de Gary Lineker.

Cromo de Romerito con Paraguay (PANINI).

Cromo de Romerito con Paraguay (PANINI).

– El partido acabó empate a cero y el Real Madrid acabó ganando la Liga.

– Ese día, además, había elecciones presidenciales del FC Barcelona.

– Al poco, se lesionó y en total sólo jugó siete partidos con el equipo culé. Sólo marcó un gol, en el Camp Nou ante el Málaga.

– Abandonó el Barcelona ese verano, con el cartel de gafe.

– En 1985 fue elegido como mejor jugador de Sudamérica.

– Pelé lo incluyó en su lista de los 125 mejores jugadores de la historia (vivos en 2004)

– En su país ha ehecho sus pinitos como cantante de rock.

Biografía, palmarés, estadísticas: Julio César Romero Insfrán nació en Luque, Paraguay, el 28 de agosto de 1960. En 1977 debutó con el Sportivo Luqueño. Tres años más tarde se fue al Cosmos de Nueva York. Tras tres temporadas se fue al Fluminense brasileño, donde estuvo seis años. Dio el salto al Barcelona, pero regresó a América para jugar en el Puebla mexicano. Luego tuvo breves experiencias en equipos de su pais como el Olimpia de Asunción, el Deportes La Serena, el Club Cerro Corá y de nuevo el Sportivo Luqueño, donde se retiró en 1998. En su palmarés tiene dos ligas de Estados Unidos, dos ligas cariocas, un Brasileirao, una Recopa con el Barcelona y una copa y una Liga mexicanas. Con Paraguay, con quien ganó una Copa América, disputó 32 partidos y marcó 13 goles.

Os dejo con un vídeo del único gol de Romerito con el Barcelona:

Hasta mañana.

Qué fue de… Ricardo Rocha: un defensa bigotudo en el Real Madrid de Mendoza

Ricardo Rocha, en un cromo del Mundial de Italia 90 (PANINI).

Ricardo Rocha, en un cromo del Mundial de Italia 90 (PANINI).

Tenía yo ganas de escribir sobre este jugador y quiso la providencia que, durante el seguimiento del pasado Mundial de fútbol, supiera de su paradero. Es un clásico noventero que pasó por nuestra Liga, sin grandes alharacas, pero que a buen seguro los que tenéis unos años recordaréis. Es Ricardo Rocha.

¿Quién era?: Un central brasileño de los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: En España, por las dos temporadas que pasó en el Real Madrid a principios de la década de los 90. A nivel global, por ser uno de los más destacados defensores brasileños en la primera mitad de aquella década, participando en dos Copas del Mundo.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 1999 en las filas del Flamengo carioca. En la actualidad, es uno de los más destacados comentaristas de su país, en concreto en la cadena O Globo. Además, tiene una empresa de organización de eventos deportivos y representación de jugadores.

¿Sabías qué…?: Llegó al Real Madrid para ocupar una plaza que había dejado Spasic, que a su vez no dio la talla supliendo a Ruggeri.

– Llegó tras hacer una gran Copa de América, en la que Brasil quedó subcampeona.

– En Italia 90 fue uno de los defensas que sufrió la jugada de Maradona que dio lugar al gol de Argentina ante Brasil en octavos de final.

Rocha, en la actualidad (YOUTUBE).

Rocha, en la actualidad (YOUTUBE).

– Empezó de titular en USA 94, pero una lesión en el minuto 69 del primer partido de la canarinha le dejó fuera de la competición. Su sustituto fue la leyenda de la Roma Aldair.

– Desembarcó en el conjunto blanco junto a Mikel Lasa, Luis Enrique y Prosinecki.

– Su sustituto fue Rafa Alkorta.

– Por desgracia para él, se le recuerda por su actuación en una de las famosas Ligas de Tenerife, en concreto, por la primera, en 1992. Como recordaréis, el Real Madrid llegó a Tenerife en la última jornada de Liga dependiendo de sí mismo. En el descanso ganaba 0-2. En la segunda parte, el Tenerife remontó y le dio la Liga al Barça. Pues bien, Ricardo Rocha se marcó en propia puerta el 2-2.

– Una de sus señas de identidad era su frondoso bigote. Ahora no lo luce.

– En Brasil lo llamaban ‘Xerife’ (‘Sheriff”).

– Su hijo, Ricardinho Rocha, también fue futbolista profesional.

Biografía, palmarés, estadísticas: Ricardo Roberto Barreto da Rocha nació el 11 de septiembre de 1962 en Recife, Brasil. Debutó como profesional en 1982 en el Santo Amaro. En 1983 se fue al Santa Cruz, y en 1985, al Guarani. En 1988 se fue a Europa para jugar en el Sporting lisboeta. Fue en 1991 cuando llegó al Real Madrid, donde estuvo hasta 1993. Ese año se fue al Santos, para marcharse al año siguiente al Vasco de Gama. En 1996 jugó en el Olaria y en el Fluminense. Entre 1997 y 1998 jugó en Argentina, en el Newell’s Old Boys, para moverse ese año por última vez al Flamengo, donde se retiró. En su palmarés tiene un Campeonato Pernambucano, dos Paulistas, uno Carioca, un Brasileirao y una Copa del Rey. Con Brasil jugó 39 partidos y ganó un Mundial.

Os dejo con una entrevista que le hace Zico a Rocha, en la que el antiguo defensa cuenta una divertida anécdota que le pasó con Iván Zamorano en el Real Madrid:

Hasta mañana.

Quién fue… Carlos José Castilho, el portero daltónico que prefirió perder un dedo a abandonar a su equipo

Carlos José Castilho, en un partido con el 'Flu' (Web Fluminense)

Carlos José Castilho, en un partido con el ‘Flu’ (Web Fluminense)

Vamos a cerrar la semana viajando de nuevo a Brasil para contar la historia de un guardameta, que como sabéis, esconden relatos bastantes sorprendentes. Quizá no lo conozcáis, pero en su país tiene mucho renombre, y más si se trata de los hinchas de uno de los clásicos, el Fluminense.

El 27 de noviembre de 1927 nace en Río de Janeiro, Brasil, Carlos José Castilho. Comienza a jugar en el Olaira Atlético Clube y con tan solo 20 años entra en el Fluminense. Con 1,81 metros de estatura, muy pronto se convierte en indiscutible, ya no sólo por sus excelentes condiciones como guardameta, pero también por algo casi sobrenatural, y es que era un portero de esos que parecen bendecidos: era un tipo al que la fortuna le solía sonreir, con tiros al palo y jugadas afortunadas. Tal es así, que los hinchas del Flu lo apodaron ‘Sao Castilho’. Además, una de sus especialidades eran los penaltis.

Castilho, que sólo tres años después de llegar al Fluminense dio el salto a la selección brasileña, tenía alguna característica especial. Era daltónico, es decir, que tenía ceguera para percibir algunos colores. Este hecho le influía en asuntos como el color de los balones. Cuando eran amarillentos (en aquella época), los veía de una tonalidad más parecida al rojo y eso le servía para mejorar su control sobre el balón. Por el contrario, sufría con los balones blancos.

En 1950, como os decía, debutó con la selección brasileña. Estaba en el banquillo en el histórico maracanazo (el titular fue el pobre Barbosa, al que le cayeron de todos los colores) y en la cita mundialista siguiente (Suiza 1954), fue titular. También estuvo en el 58 y en el 62, por lo que acabó su carrera siendo bicampeón del mundo.

Castilho, posando con la camiseta de su equipo de siempre (WEB FLUMINENSE)

Castilho, posando con la camiseta de su equipo de siempre (WEB FLUMINENSE)

Pero si por algo se le recuerda a Castilho es por la anécdota que protagonizó en el año 1957. Como sabéis, hasta muy entrados los 70 los porteros no empezaron a llevar guantes, por lo que las lesiones eran frecuentes. Ese año, Castilho se fracturó el dedo meñique de la mano izquierda. Los doctores le dijeron que para estar plenamente recuperado, debería estar de baja dos meses. Para Castilho eso era demasiado tiempo sin poder defender la portería del Flu. Así que no se lo pensó y le pidió a los médicos ¡que le amputaran el dedo! De esta manera, podría volver antes. Y efectivamente, así ocurrió. Sólo dos semanas después de perder el dedo, ya estaba defendiendo de nuevo la meta del equipo tricolor. En la foto que ilustra el artículo lo podéis ver.

Tener un dedo (o medio, para ser más exactos) menos no fue un inconveniente para Castilho, que como os dije antes acudió a dos Mundiales más y ganó dos campeonatos cariocas con el Flu (había ganado uno en 1951 y otros dos en 1959 y en 1964). Fue precisamente en 1964 cuando colgó los guantes. Su carrera acabó con 697 partidos en el Flu (el jugador que más veces ha vestido esta camiseta), de los que 255 acabaron con su portería a cero. Con Brasil jugó 29 partidos.

Al acabar su carrera de portero, comenzó una de entrenador. En 1973 entrenó al Vitória, en 1977 al Operario y al Internacional y entre 1984 y 1986, al Santos.

Pero esta historia, como tantas otras de los viernes, no tiene un final feliz. En febrero de 1987, Carlos José Castilho, en una visita a su exmujer, se tiró por la ventana del apartamento de ésta y falleció. No dejó carta de despedida ni ningún tipo de mensaje, pero los que lo conocían hablaban de que estaba sumido en una profunda depresión. Acababa de firmar un contrato con un club de Arabia Saudí y al poco se tenía que marchar. Quizá fue ese el detonante.

Sea como fuere, Carlos José Castilho está considerado como el mejor portero de los 111 años de historia del Fluminense. De hecho, en 2007 se instaló un busto con su efigie en la entrada de la sede del club.

Os dejo con este documental dramatizado sobre la carrera de Castilho:

Que paséis un buen fin de semana.

Qué fue de… Juliano Belletti, el héroe de la segunda Champions del Barça

Belletti, en su presentación con el Barça en 2004 (Archivo 20minutos)

Belletti, en su presentación con el Barça en 2004 (Archivo 20minutos)

No todos los fichajes de Barça y Madrid son frustrantes. Algunos quedan justificados aunque sea por un gol, por un momento, por una situación. Es el caso del protagonista de hoy. Recordé su nombre cuando os hablé de Henrik Larsson, así que no he tardado mucho en sacarlo: es Juliano Belleti.

¿Quién era?: Un lateral derecho brasileño de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: En España, por su paso por el Villarreal y por el FC Barcelona y más concretamente, por ser el autor del gol que le dio al Barça su segunda Copa de Europa en 2006.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2011 en las filas del Fluminense brasileño. En la actualidad es comentarista en la cadena de televisión brasileña SporTV.

¿Sabías qué…?: Hasta los 15 años de edad era portero de fútbol sala, deporte y demarcación en la que su padre jugó entre los 60 y los 70.

– Es de origen italiano.

– En sus comienzos fue centrocampista y luego se recicló a lateral derecho.

– En 1996, el Sao Paulo le fichó a él y a Serginho (el que luego jugaría en el AC Milan) a cambio de cinco jugadores, que fueron traspasados al Cruzeiro. Uno de esos cinco jugadores era Claudemir Vítor.

– Antes de llegar al Villarreal, se rumoreó que lo iba a contratar el Valencia.

– Tras unas buenas temporadas en el equipo de Castellón, llegó al Barça en 2004. El equipo culé pagó por él 5,3 millones de euros y los derechos de Pepe Reina.

– Sólo anotó un gol con la camiseta del Barça. Y qué gol. Fue en el minuto 81 de la final de la Liga de Campeones de 2006. Belletti inició la jugada por la derecha, cedió a Larsson, que centró con la zurda y el brasileño, llegando desde atrás, batió por debajo a las piernas al portero del Arsenal, Almunia.

– En ese partido, Belletti fue suplente. Entró en el minuto 71 (con 1-0 en el marcador a favor del Arsenal) sustituyendo a Oleguer Presas.

Belletti, con la Champions en la celebración que tuvo lugar en el Nou Camp en 2006 (Archivo 20Minutos)

Belletti, con la Champions en la celebración que tuvo lugar en el Nou Camp en 2006 (Archivo 20Minutos)

– El Chelsea pagó por él al Barça 5,5 millones de euros. Fue una petición expresa de Mourinho.

– En Londres se ganó el cariño de la afición y un gol suyo ante el Tottenham fue elegido mejor gol de la temporada 2007-2008 en Inglaterra.

– Curiosamente, su nombre se cantó muchas veces en White Hart Lane, el estadio del Tottenham, en una canción el que los hinchas de los Spurs se burlaban de sus grandes rivales, el Arsenal: “Chim-chimeney Chim-Chimeney Chim Chim Charoo, Nayim from 50, Belletti from 2“, en referencia a la distancia (imagino que en yardas) desde las que encajó el Arsenal los goles en la final de la Recopa de 1995 y la ya citada Champions de 2006.

Biografía, palmarés, estadísticas: Juliano Haus Belletti nació en Cascavel, Paraná, Brasil, el 20 de junio de 1976. Debutó como profesional en 1994 en el Cruzeiro, equipo donde se formó. En 1996 fichó por el Sao Paulo, donde estuvo seis temporadas (estuvo cedido en el Atlético Mineiro en 1999). En 2002 llegó a España para jugar en el Villarreal y a los dos años llegó al FC Barcelona, donde estuvo tres temporadas. Luego se fue al Chelsea, donde tras tres años regresó a Brasil para jugar su última temporada en activo en el Fluminense, donde colgó las botas en 2011. En su palmarés tiene dos campeonatos paulistas (Sao Paulo FC), dos campeonatos de Minas Gerais (uno con el Cruzeiro y otro con el Atlético Mineiro), un Brasileirao (con el Flu), dos ligas españolas, dos Supercopas de España y una Champions (con el Barça) y una Premier, dos FA Cup y una Community Shield con el Chelsea. Con Brasil jugó 23 partidos y fue campeón del mundo en 2002.

El vídeo no podía ser otro:

Hasta mañana.

Qué fue de… Roberto Rivelino

rivelino1Hola amigos. Seguimos con artículos relacionados con la Copa Confederaciones. Hoy os voy a hablar de un brasileño algo más antiguo de lo que suele salir, pero quizá los más viejos del lugar lo recordéis. Famoso por su mostacho, es uno de los más talentosos jugadores de la mejor época de Brasil, que luego jugaría por prolongar todo aquello que Pelé había construido. No os entretengo más y paso a hablar de Roberto Rivelino.

¿Quién era?: Un atacante brasileño de mediados de los 60 hasta principios de los 80.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser uno de los mejores brasileños de todos los tiempos, nexo de unión entre el Brasil de Pelé y la siguiente generación.

¿Qué fue de él?: Se retiró en el Sao Paulo en 1981. Desde hace muchos años se dedica a la televisión. Actualmente comenta partidos en un canal paulista llamado TV Cultura (que retransmite deportes. Supongo que en Brasil el fútbol es parte de la cultura… pero esto es una reflexión personal).

¿Sabías qué…?: Rivelino es hijo de dos inmigrantes italianos, que llegaron al Brasil procedentes de la región de Molise, en el sur de la bota.

– Su apellido original es Rivellino, con dos ‘l’. Lo que ocurre es que esa ele fue desapareciendo y es más habitual encontrarlo en esta versión reducida.

– Como os decía, su bigote es una de las marcas características de Rivelino. En Brasil se le conoce, entre otros apodos, como ‘Bigode’.

– Son muchos que los que usan ‘Brasil del 70’ como sinónimo de perfección en el fútbol. Pues bien, Rivelino estaba en esa selección canarinha que ganó el Mundial. Mítica es la delantera: Pelé, Tostao y Rivelino.rivelino2

– Nuestro héroe de hoy es uno de los primeros que perfeccionó el amago en el regate.

– En varias ocasiones, Diego Armando Maradona ha declarado que Rivelino es el mejor jugador que él ha visto.

– En Brasil 70 llevaba el dorsal 11. Pero fue él quien heredó el mítico 10 de Pelé. Lo llevó en Alemania 74 y en Argentina 78.

– Os decía que hizo de nexo entre la generación de Pelé y la siguiente: en Argentina 78 jugó con hombres más recientes en el tiempo como Zico o Toninho Cerezo. De hecho, fue Zico quien heredó de Rivelino el dorsal 10 en 1982 y 1986 (si tenéis curiosidad, luego lo llevaron -me ciño a Mundiales-: Silas (1990), Raí (1994), Rivaldo (1998 y 2002), Ronaldinho (2006) y Kaká (2010). Imagino que en 2014 lo seguirá llevando Neymar).

– Es el tercer brasileño con más internacionalidades, sólo por detrás de Cafú y Roberto Carlos y por delante de Pelé.

– En el Mundial de México fue bautizado por la prensa local como ‘Patada Atómica’ por la potencia de sus chutes.

– Jugando para el Flu, Rivelino marcó uno de los goles más tempraneros de la historia (no está acreditado). Sacaba de centro el Fluminense. El protagonista de hoy vio que el portero rival estaba arrodillado, rezando. Desde el centro del campo chutó y marcó.

Biografía, palmarés, estadísticas: Roberto Rivellino nació el 1 de enero de 1946 en Sao Paulo. Debutó como profesional en el Corinthians de su ciudad natal en 1965. Nueve años después cambió de aires. Fichó por el Fluminense carioca, donde estuvo cuatro años. En 1978 fichó por el Al Hilal saudí, hasta 1981. Ese año jugó dos partidos más, los últimos de su carrera: uno con el Cosmos de Nueva York en un amistoso contra el Atlético de Madrid (3-1 para el Atleti, siendo el gol del Cosmos de Rivelino) y luego otro con el Sao Paulo, también amistoso, ante la selección saudí. Luego, se retiró. Con la selección jugó 120 partidos y metió 40 goles. En su palmarés tiene un Mundial (1970) y un Campeonato Paulista.

De Rivelino hay bastante por ahí. Os dejo este vídeo mismo:

Esto es todo. Mañana, mais.

Qué fue de… Branco

Retornamos a Brasil, gran país futbolero, proveedor de numerosas joyas para el balompié mundial. Lo hacemos de la mano de uno de los clásicos de la canarinha, siempre presente en la selección brasileña del período comprendido entre finales de los 80 y principios de los 90. Sin ser un fantasista típico brasileño, sí representa a esos otros más trabajadores que siempre sirven de contrapunto para que Brasil siga siendo un equipo temible. Así que os voy a recordar a uno de los más potentes zurdos de los últimos años. Es Branco.

¿Quién era?: Un futbolista brasileño de los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser un fijo en la selección brasileña en los mundiales de México, Italia y Estados Unidos.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 1998 en las filas del Fluminense. Tras pasar por el cargo de director técnico de las categorías inferiores de la CBF (Confederaçao Brasileira de Futebol), ahora es el director técnico del Fluminense.

¿Sabías qué…?: Como os decía, jugó en tres mundiales, México 86, Italia 90 y USA 94. En el primero metió un gol en una tanda de penalties, en el segundo no marcó y en el tercero, en el que Brasil se proclamó tetracampeona del mundo, marcó un decisivo tanto en Dallas ante Holanda en cuartos de final.

– Ese gol es un buen ejemplo de su principal característica, un excelente disparo con la pierna izquierda, sobre todo a balón parado.

– Su sucesor natural fue Roberto Carlos (tanto en la posición en el campo como en el lanzamiento de faltas).

– En 1990, Brasil fue eliminada en octavos por Argentina, en un partido en Turín que acabó 1-0 con gol de Caniggia. Branco siempre dijo que ese día fue envenenado. El caso es que en un parón del partido, el lateral brasileño se acercó al banquillo argentino y les pidió agua. Branco decía que tras beberla, se empezó a encontrar mal y que eso afectó negativamente a su juego. Años después, el seleccionador argentino, Carlos Bilardo, admitió que en ese agua había tranquilizantes.

– Jugó en Italia (Brescia y Genoa) y Portugal (Oporto).

– Es descendiente de libaneses.

– Branco es un apodo. En portugués significa literalmente blanco.

– Solía llevar el 6 con la seleçao.

– A finales de su carrera jugó en Inglaterra (Boro) y Estados Unidos (NY Metrostars), pero apenas cuajó por sus problemas de sobrepeso.

Biografía, palmarés, estadísticas: Cláudio Ibraim Vaz Leal nació en Bagé, Brasil, el 4 de abril de 1964. Su primer equipo profesional fue el Fluminense. Jugó también en el Brescia y el Genoa italianos, el Oporto portugués, el Gremio de Porto Alegre, el Corinthinas, el Flamengo, el Internacional de Porto Alegre, el Middlesbrough, el Metrostars y el Mogi Mirim. En su palmarés tiene tres ligas cariocas, una Copa Guanabara y un Brasileirao, además de una liga y una Supercopa portuguesas. Con la selección jugó 72 partidos y metió 9 goles. Ganó un Mundial y una Copa América.

Aquí os dejo el famoso gol de Branco en USA 94, en cuartos ante Holanda:

¿Sabes algo más de Branco? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.