Entradas etiquetadas como ‘salernitana’

Qué fue de… Ruslan Nigmatullin: de portero internacional a DJ

Nigmatullin, en su etapa en activo (WIKIPEDIA).

Rusia ha tenido siempre fama de tener buenos porteros, pero seguro que ninguno que haya tenido una ocupación posterior tan peculiar como el protagonista de hoy: es Ruslan Nigmatullin.

¿Quién era?: Un portero ruso de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por su dilatada carrera en su país y por ser internacional.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2009 en el Maccabi Ahi Nazareth israelí. Tras colgar las botas, Nigmatullin en la actualidad trabaja como DJ y presentador de televisión. Además, tiene una academia de porteros.

¿Sabías qué…?: Étnicamente, es tártaro del Volga (como la supermodelo Irina Shayk, por ejemplo).

– Es músico de carrera y toca la guitarra.

– Como DJ ha actuado ya en Estados Unidos, Israel, Turquía y diversos países europeos.

– Pinchó en la inauguración del nuevo estadio del Spartak de Moscú.

– Está casado y tiene dos hijos.

– Cuando dejó su Tatarstán natal para irse al Spartak, las autoridades de su tierra le amenazaron de muerte.

– Además de su academia en Moscú, organiza un campus de verano en Turquía.

– Con Rusia jugó el Mundial de 2002 y fue el portero titular en los tres partidos que disputó su selección en la cita.

– En 2001 fue elegido Futbolista del Año en Rusia.

– Mide 1,87 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Ruslan Karimovich Nigmatullin nació el 7 de octubre de 1974 en Kazán, Rusia. Debutó como profesional en 1992 en un equipo llamado KAMAZ. En 1994 llegó al Spartak de Moscú, donde pasó dos temporadas. Fue traspasado luego al Lokomotiv, donde jugó tres años. En 2002 lo ficha el Hellas Verona italiano, que lo cede al CSKA en 2002 y a la Salernitana en 2003. Regresa al Lokomotiv en 2004 y en 2005 se va al Terek Grozny. En 2008 ficha por el SKA Rostov y en 2009 por el Anzhi. Regresó ese año al Lokomotiv pero poco después se fue al Maccabi Ahi Nazareth israelí, donde se retiró. En su palmarés tiene tres ligas y dos copas rusas. Con Rusia jugó 24 partidos.

Os dejo con un tema del DJ:

Hasta mañana.

Qué fue de… Mark Iuliano: de positivo por cocaína a entrenador en Albania

Iuliano (izquierda), en un Osasuna-Mallorca (Archivo 20minutos).

Vamos a seguir completando la serie de artículos de los exjugadores de la Juventus que estuvieron presente en la final de la Champions de 1998 y lo hacemos de la mano de otro que pasó por nuestra Liga: Mark Iuliano.

¿Quién era?: Un defensa italiano de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Por su prolongado y prolífico paso por la Juventus de Turín, además de por jugar una temporada en el Mallorca y ser internacional con su país.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2012 en las filas del San Genesio. Tras colgar las botas, ha ejercido diversos cargos como entrenador en su país y ahora lo es del Partizani Tirana, en Albania.

¿Sabías qué…?: Aunque nació en la región de Calabria, se crió en la Campagna, en concreto en Salerno.

– Debutó con la Juve en un partido de Champions ante el Manchester United.

– En su primera temporada en la Juventus, marcó el gol que le daba matemáticamente el título de Liga a la Vecchia Signora.

– Aquel fue el primer gol de Iuliano con la Juve.

– Con Italia jugó la Eurocopa de 2000 y el Mundial de 2002.

– Llegó al Mallorca en enero de 2005 e hizo buen papel: jugó 29 partidos y marcó 4 goles.

– En el equipo balear estuvo a las órdenes de Héctor Cúper.

– Antes de su actual cargo en Italia fue embajador de la Juventus.

– En mayo de 2008 dio positivo por cocaína y fue suspendido dos años.

– Mide 1,87 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Mark Iuliano nació el 12 de agosto de 1973 en Cosenza, Italia. Debutó como profesional en 1990 en la Salernitana, donde estuvo seis años excepto dos cesiones en 1992 al Bologna y en 1993 al Monza. En 1996 llegó a la Juventus, donde pasó nueve temporadas. Luego jugó un año en el Real Mallorca y tras un breve paso por la Sampdoria, jugó después en el Messina un año y luego en el Ravenna, hasta su retirada en el San Genesio. En su palmarés tiene cuatro scudetti, tres Supercopas italianas, una Supercopa de Europa y una Intercontinental. Con Italia jugó 19 partidos y marcó un gol.

Hasta mañana.

Qué fue de… Gennaro Gattuso: un perro de presa a la italiana

Gennaro Gattuso, en un partido amistoso del Milan en 2011 (GTRES).

Gennaro Gattuso, en un partido amistoso del Milan en 2011 (GTRES).

El primer futbolista de la semana es uno que seguro que recordáis todos, porque se trata de un titular indiscutible del AC Milan y de la selección italiana en su época, además de que no hace tanto de su retirada. Es Gennaro Gattuso.

¿Quién era?: Un centrocampista italiano de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues como os comentaba, por ser el mediocentro defensivo titular de Italia y del Milan durante la segunda mitad de los 2000.

¿Qué fue de él?: Se retiró hace dos años en las filas del Sion suizo. Ya era entrenador-jugador del equipo helvético, así que no hubo tiempo entre su retirada como jugador y su alta como técnico. Ha dirigido al Palermo y al OFI de Creta griego, y desde este agosto es el entrenador del AC Pisa, de la Segunda B italiana.

¿Sabías qué…?: Era un jugador de muchísimo carácter y de entrenador sigue mostrando su sangre caliente.

– Su especialidad era el robo de balones.

– Pasó un año en el Glasgow Rangers, pero no triunfo, entre otras cosas porque el entrenador holandés Dick Advocaat lo puso de lateral derecho.

– Pese a su mal año en Escocia, quedó prendado del país.

– De joven jugó al rugby, otro de los motivos de que estuviera muy bien en Escocia.

– Es íntimo amigo de Carlo Ancelotti.

Gattuso, entrenando con la selección italiana antes del Mundial de 2010. De fondo, Pirlo (GTRES).

Gattuso, entrenando con la selección italiana antes del Mundial de 2010. De fondo, Pirlo (GTRES).

– También es muy amigo de Andrea Pirlo. Gattuso es autor de una famosa frase sobre el actual jugador del New York City: “Al ver jugar a Pirlo me pregunté si yo también era jugador de fútbol”.

– Tiene, desde 2011, un severo problema en el ojo izquierdo llamado miastenia ocular, un problema neurológico que le afectó a un nervio del ojo y que le obliga a medicarse de por vida.

– En su etapa de entrenador del OFI de Creta vivió de cerca los severos problemas económicos del equipo griego, llegando a poner dinero de su propio bolsillo para cubrir los salarios de los jugadores.

– Uno de sus momentos más famosos como técnico lo vivió en Grecia, en una rueda de prensa después que algunos medios le acusaran de estar conchabado con el presidente para despedir a jugadores y no pagarles. No tiene desperdicio.

Biografía, palmarés, estadísticas: Gennaro Ivan Gattuso nació el 9 de enero de 1978 en Corigliano Calabro, Calabria, Italia. Debutó como profesional en 1995 en el Perugia, donde estuvo dos años. Su siguiente equipo fue el Rangers FC. Pasó un año en Escocia y regresó a Italia para jugar en la Salernitana un año. En 1999 firmó por el Milan, donde estuvo hasta 2012. Tras un año en el Sion suizo, se retiró. En su palmarés tiene dos ligas italianas, una Coppa, una Supercoppa, dos Champions y dos Supercopas de Europa. Con Italia jugó 73 partidos y marcó un gol. Además, fue campeón del mundo en 2006.

Os dejo con un vídeo homenaje a Gattuso:

Hasta mañana.

Quién fue… Agostino di Bartolomei: un mítico capitán de la Roma y su triste historia

Di Bartolomei, en acción con la Roma (WIKIPEDIA).

Di Bartolomei, en acción con la Roma (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana hablando de un jugador que los que tengáis ya una edad recordaréis, aunque me da la impresión de que no con mucho detalle. La de hoy es una historia triste, pero espero que al menos os entretenga este viernes. Es la historia de Agostino di Bartolomei.

Nacido en Roma el 8 de abril de 1955, Agostino di Bartolomei llegó al equipo giallorosso, su favorito, a los 14 años de edad. Centrocampista nato, Di Bartolomei era un jugador elegante, fantástico pasador y con un gran disparo. En lo personal, poco o nada tiene que ver con el futbolista medio: es serio, tímido, reservado, poco hablador. El 22 de abril de 1973, con 18 años de edad, debuta con el primer equipo de la Roma, en San Siro ante el Inter. En la primera jornada de la temporada siguiente, y ya con el 10 a la espalda, marca su primer gol con la Roma, ante el Bolonia en el Olímpico.

A finales de los 70, Agostino di Bartolomei es ya el capitán del equipo: en 1979 llega el sueco Nils Liedholm al banquillo romano (ya lo había ocupado antes). Este entrenador sería clave para la historia del equipo capitalino y de nuestro protagonista. Liedholm se enamora (futbolísticamente) de Di Bartolomei, le da el brazalete y lo pone a dirigir el juego. A partir de 1980, lo hace con otro crack, el brasileño Paulo Roberto Falcão. No obstante, sus méritos no fueron nunca suficientes para jugar en la selección.

Los resultados de aquella Roma de Liedholm (con otros jugadores como el portero Franco Tancredi, el delantero Roberto Pruzzo o más tarde, Toninho Cerezo) fueron espectaculares. Ganaron tres Copas de Italia (1980, 1981 y 1984) y un ‘Scudetto’, en 1983. Pero su logro más importante (y a su vez su principal fracaso), fue en la Copa de Europa de la temporada 83-84.

Di Bartolomei posa con la segunda equipación de la Roma (WIKIPEDIA).

Di Bartolomei posa con la segunda equipación de la Roma (WIKIPEDIA).

La final de aquel año se celebraba en el Olímpico de Roma, un 30 de mayo. Al partido definitivo llegó la propia Roma (tras deshacerse en semis del Dundee United -cómo ha cambiado el torneo, ¿eh?-) y el Liverpool, que contaba con un equipazo: Bruce Grobbelaar, Ian Rush, los escoceses Dalglish, Souness y Hansen y un joven Michael Robinson, entre otros. A los 13 minutos de partido, el lateral derecho del Liverpool Phil Neal adelantaba a los ingleses, aunque antes del descanso, el goleador Roberto Pruzzo empataba el encuentro. Al final de los 90 minutos y tras la prórroga, el marcador no se había movido. La final se tenía que decidir por los penaltis.

El escocés Nicol fue el primer lanzador. Falló. El primer lanzador de la Roma fue Agostino di Bartolomei, el especialista. El capitán no falló y adelantó a la Roma. El Olímpico deliraba. La sufrida afición romanista veía cómo las cosas se ponían de cara. El problema es que el Liverpool no falló ni un penalti más: Neal, Souness, Rush y Kennedy marcaron. En cambio, en la Roma, Bruno Conti y ‘Ciccio’ Graziani fallaron sus lanzamientos (seguramente, influidos por la estrategia de las ‘spaghetti legs’ de Grobbelaar). El Liverpool se proclamaba campeón de Europa por cuarta vez y Roma se bañaba en lágrimas: los giallorossi se quedaban sin triunfo delante de su afición.

Para Di Bartolomei, romanista de cuna, fue un golpe durísimo. Nunca le perdonaría a Falcão que se ‘rajara’ y no quisiera lanzar un penalti -en efecto, al brasileño, que era un excelente lanzador, le pasó lo que a Thiago Silva en el pasado Mundial: le pudo el miedo-. Liedholm dejó la Roma al acabar esa temporada y del equipo se hizo cargo otro sueco, procedente del Benfica, llamado Sven-Göran Eriksson. Este joven técnico buscaba un juego de velocidad e intensidad, opuesto a las características de Di Bartolomei, un jugador pausado y técnico. Así las cosas, y sabedor de que iba a perder su puesto, se fue al AC Milan por petición expresa de Nils Liedholm, que iba a ser el nuevo entrenador rossonero.

Di Agostini y Sounessm capitanes de Roma y Liverpool, intercambian banderines antes de la final de 1984 (WIKIPEDIA).

Di Agostini y Souness, capitanes de Roma y Liverpool, intercambian banderines antes de la final de 1984 (WIKIPEDIA).

Al poco de empezar la temporada 84-85, el Milan recibió a la Roma. Di Bartolomei marcó el gol que supuso la victoria para los lombardos. Con rabia por su salida del equipo de su corazón, Agostino celebró con intensidad el gol. En la segunda vuelta, los hinchas de la Roma lo recibieron con frialdad por esa celebración. El partido fue tenso y casi llega a las manos con Graziani.

Tras tres años en el Milan, llega al equipo un tal Arrigo Sacchi, cuyos planteamientos tampoco casan con el estilo de Di Bartolomei. El romano hace las maletas y se va al Cesena, equipo que tenía como objetivo permanecer en la Serie A. Lo logra y nuestro protagonista, influido por su mujer, que es del sur, ficha por la Salernitana, que está en la serie C. En su segundo año en el equipo de Campania, lideró un histórico ascenso a la Serie B. A pie de campo, mientras la prensa local de Salerno le entrevista, Di Bartolomei anuncia que se retira.

Ese verano comentó para la RAI el Mundial de Italia 90. Para el futuro, tenía planes. Se estableció con su familia en Castellabate, un pueblecito junto al mar cerca de Salerno. Su sueño era poner en marcha su propia academia de fútbol para niños. Con el paso de los años, quiso crear sus propias instalaciones, su propia ciudad deportiva, con residencia para los pequeños. Pero las cosas no fueron saliendo como él esperaba. Pidió un crédito que fue rechazado. La burocracia, además en una zona controlada por la Camorra, le ponía obstáculos una y otra vez. Además, Di Bartolomei se veía fuera de lo que había amado. La Roma nunca recurrió a él para ofrecerle ningún cargo. Nadie se acordaba de él (o al menos eso era lo que a él le parecía).

D Bartolomei, con Baresi, Donadoni y Evani en su última temporada en el Milan (WIKIPEDIA).

Di Bartolomei, con Baresi, Donadoni y Evani en su última temporada en el Milan (WIKIPEDIA).

Una mañana de finales de primavera, Agostino di Bartolomei se levantó, cogió una pistola que tenía desde su época de futbolista, se apuntó al pecho y se quitó la vida. Tenía 39 años y dejaba mujer y dos hijos. Poco después se encontró una carta. En ella, Di Bartolomei intentaba reflejar su estado de ánimo, pero no daba explicaciones claras sobre el motivo de su suicidio: “Estoy en un túnel sin fin. No quieren que vuelva a entrar en el mundo del fútbol (…) Me siento encerrado en un agujero”. La fecha de su muerte, por cierto, fue el 30 de mayo de 1994. Exactamente el día en el que se cumplían diez años de aquella aciaga final de la Copa de Europa, ante el Liverpool en el Olímpico. Los que le conocían bien creen que no fue casualidad.

Hoy, una calle en Castellabate y uno de los campos donde entrena la Roma, en Trigoria, llevan su nombre. Es parte del legado de un hombre que fue sucedido como capitán de la Roma por Carlo Ancelotti y cuyo dorsal 10 fue heredado por otros dos mitos del equipo giallorosso (también capitanes): Giuseppe Giannini y Francesco Totti.

Os dejo con un fantástico documental sobre Di Bartolomei. Está en italiano, pero qué diablos, se entiende bien. Os lo recomiendo especialmente, pese a que al terminar de verlo, me quedó un enorme sentimiento de melancolía:

Buen fin de semana.

Qué fue de… Walter Zenga

El otro día, el lector Perry me hizo una petición que me hizo bastante ilusión. Digo esto porque el jugador en cuestión era uno de mis favoritos cuando era un crío, el portero que yo me imaginaba ser. Un tío con un nombre muy sonoro, muy futbolístico, con una planta importante, un tío chulo, serio, un portero de los que te gustaría tener en tu equipo. Y encima, era el titular de una selección, la italiana, caracterizada por el grandísimo nivel de sus porteros. Hoy os hablo de Water Zenga.

¿Quién era?: Un portero italiano de los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los mejores porteros del mundo en su época, titular de la selección italiana en citas como el Mundial de Italia del 90 y titular del Inter de Milán.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 1999, en las filas del New England Revolution de la MLS o liga estadounidense de fútbol. Ahí mismo comenzó su carrera de entrenador, que después le llevó por países como Rumanía, Serbia, Turquía o los Emiratos Árabes. Tras una experiencia como comentarista para la RAI, este año ha cogido el cargo de entrenador del Calcio Catania siciliano, de la Serie A. Es su primera experiencia como técnico en su país.

¿Sabías qué…?: Fue apodado Uomo Ragno (Hombre Araña) por su agilidad en el marco.

– Fue elegido mejor portero del Mundial 90.

– En 1994, el Inter fichó al portero de moda en Italia en aquellas fechas, Gianluca Pagliuca, que jugaba en la Sampdoria. Zenga fue incluido en esa operación y fue traspasado al equipo genovés.

– Entre 1989 y 1991 fue elegido tres veces consecutivas como mejor portero del mundo.

– Posee el récord de imbatibilidad en un Mundial: 518 minutos en Italia 90. Lo rompió el argentino Claudio Caniggia en semifinales. El partido acabó 1-1 y Argentina venció en la tanda de penalties.

– Como entrenador, tiene fama de ‘amarrategui’.

– Sus años en Rumanía y Serbia como entrenador fueron muy exitosos: Ganó una Liga rumana (con el Steaua) y un doblete con el Estrella Roja de Belgrado.

– Está cuajando un buen inicio de temporada con el Catania.

– Tiene un hijo, Jacopo, que está jugando al fútbol.

– Es caballero de la Órden del Mérito de la República Italiana.

– Como portero de la selección, nunca encajó más de dos goles en un partido. Su record con la azzurra es de 10 partidos seguidos sin encajar un gol (precisamente, el que lo rompió fue Caniggia en el Mundial del 90).

– Su último partido con la selección fue contra Irlanda en 1992 (2-0 a favor de los italianos). Sólo jugó un partido contra España, en la Eurocopa del 88, que perdimos 1-0.

Biografía, palmarés, estadísticas: Walter Zenga nació en Milán, Italia, el 28 de abril de 1960. Empezó en las categorías inferiores del Inter. En 1978 debutó a nivel profesional en la Salernitana, cedido por el equipo neroazzurro. Pasó otras tres temporadas cedido, en el Savona y en el Sambenedettese. En 1982 debutó con el Inter y ya no salió de su marco hasta 1994, cuando se fue a la Sampdoria. Dos años después se fue al Padova y tras una temporada, emigró a Estados Unidos, al New England Revolution, donde se hizo de entrenador-jugador hasta 1999, cuando se retiró. Su carrera de entrenador prosiguió en un equipo amateur de Milán, el Brera Calcio, hasta que en 2002 le surgió la oportunidad de entrenar al Nacional de Bucarest rumano. Tras un exitoso año, dio el salto en 2004 al Steaua y en 2005 al Estrella Roja serbio. En 2006 probó fortuna en el Gaziantespor turco, pero en enero de 2007 rescindió su contrato para irse al Al-Ain de los Emiratos Árabes. A finales de ese año volvió al Nacional de Bucarest, con poca fortuna. En abril de este año llegó al Catania para salvarlo del descenso, lo consiguió y ahora sigue de técnico del equipo siciliano. En su palmarés como jugador cuenta con una Liga y una Supercopa italianas y dos Copas de la UEFA. Como entrenador, los ya citados títulos en Rumanía y Serbia.

Os dejo un vídeo de grandes paradas de Zenga:

¿Sabes algo más de Zenga? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.