Archivo de septiembre, 2021

¿Qué fue de Neville Longbottom (Matthew Lewis), el actor de ‘Harry Potter’ que posó semidesnudo?

Es un mal compartido por muchos: tú ves al hijo de unos amigos, que tiene cinco años, y cuando lo vuelves a ver diez años después sigues esperando que tenga cinco años. Por eso ves un adolescente de quince y te asustas. “No puede ser, no puede ser”.

Y eso es lo que pasó, hace unos años, con Matthew Lewis, quien interpretara en su infancia (y menos infancia) al torpe y bonachón Neville Longbottom en la saga de cine de Harry Potter y que, sin anestesia ni nada, se plantó en la portada (y en las páginas centrales) de Attitude con el cuerpo a medio vestir.

matthew-lewis-neville-longbottom

Claro, vaya susto. ¿Cómo va a ser Neville ese chicarrón peludo y despelotado? Incluso la autora de las novelas del pequeño mago, J. K. Rowling, le pegó un tirón de orejas en Twitter: Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Meg Ryan? De actriz mejor pagada al suicidio comercial

Cuando has sido durante casi dos décadas “la novia de América” (o una de ellas, al menos), no es fácil despedirte de Hollywood haciendo una bonita peineta. Pero Meg lo hizo y por todo lo alto. Aunque empecemos por el principio.

Ryan es producto de los ’80 al cien por cien. No solo debutó en el 81, sino que su primer título importante en el cine fue en 86 (Top Gun, con un papel secundario) y su primer papel principal llegó también en el 87, cuando interpretó a Lydia en El chip prodigioso, junto a Martin Short y el que se convertiría no mucho después en su marido: Dennis Quaid, que por entonces era ya una estrella consagrada.

No deja de resultar curioso que, años después, fuera la inversión de esos papeles (cuál de los dos era más famoso y mejor pagado) una de las causas del fin del matrimonio, según contó el propio Quaid en una entrevista recogida por el Daily Mail. Insólito, oiga. No podía saberse. Pero es que, al parecer, cuando eres “la novia de América” tu vida profesional y la personal no pueden jamás desvincularse. Aunque también tengo dudas de que esto no sea siempre así. Al menos para las mujeres. Lee el resto de la entrada »

Ania Iglesias: de Gran Hermano a superar un cáncer, malos tratos y triunfar como empresaria

Un día de estos voy a hacer un post que se titule algo así como Cosas que tienen ya más de 20 años y vais a flipar, porque estamos mucho más mayores de lo que todos nos pensamos.

Pero sí: Gran Hermano es una de las cosas que tendría que estar en esa lista, porque hace más de 20 años ya de aquel estreno revolucionario en nuestra televisión (aquel que nos dijeron que era un “experimento sociológico” para que pudiéramos verlo tranquilamente sin sentir vergüenza por habernos convertido en un país de abiertos voayeurs, ¿os acordáis?).

Recuerdo que yo estaba en el instituto por entonces y ya no es que en clase comentáramos las galas o los expulsados: es que se hacían conexiones en directo cada tarde durante un ratito. Sin presentador ni voz en off: solo la casa y la gente dentro haciendo lo que fuera; que si uno se saca un moco, que si otro se echa la siesta, que si aquel no ha fregao su vaso. Y al día siguiente hablábamos de ello. La revolución. Me acuerdo también de un día que un compañero, Diego, comentó algo así como “¡Qué fuerte, están pensando en hacer lo mismo pero en una isla!”, que yo dije “No puede ser, no. Eso no lo pueden hacer. Seguro que es hasta ilegal”. Nunca se me ha dado bien predecir el futuro.

Hace no mucho escribí un post sobre Íñigo aka “el del polo verde” (que me consta que él leyó y le gustó) y os decía que había varios participantes que me gustaban bastante por diferentes razones. Pues una de esas concursantes era nuestra protagonista de hoy: Ania Iglesias. Y es que yo, a pesar de ser muy joven entonces, no dejaba de tener la sensación de que allí pasaba algo, una injusticia sociológica que convertía a Ania en la Rachel de Friends de Guadalix de la Sierra: se la quería por su relación con Ross Íñigo, se la odiaba por lo mismo.

Ania-gran-hermano

Como fuera, Ania llegó a Gran Hermano siendo modelo, fue la finalista de aquella primera edición y su paso por la casa, sin duda, marcó un antes y un después en su carrera. Servidora tuvo en un par de ocasiones el placer de hablar con ella y os digo que es todo amabilidad y calidez.

Lee el resto de la entrada »

Belinda McClory (Interruptor): así es hoy la secundaria olvidada de ‘Matrix’

La australiana Belinda McClory tenía 31 años cuando interpretó a Switch (Interruptor) en Matrix, la primera de la saga que encumbró a las Wachowsky como creadoras de lo nunca visto.

belinda-mcclory-matrix

Interruptor, igual que Tanque, estuvo presente solo en la primera de las tres originales. Aunque por razones bien distintas: mientras que Tanque (Marcus Chong) tuvo una estrambótica pelea con las Wachowsky y la Warner Bros., Interruptor moría en la primera entrega, así que su presencia después, simplemente, no tenía ningún sentido.

Lo curioso es que, con un bagaje más bien breve aunque en progresivo ascenso antes de Matrix, uno podría pensar que después del éxito de la cinta su carrera podría haberse visto impulsada y, sin embargo, parece que de ahí volvió a una segunda línea de la que nunca ha llegado a salir.

Ha participado con papeles episódicos en alguna serie, como Kath & Kim Glitch, y con recurrentes en un par más, como Corridors of Power y, más recientemente, Los misterios del Dr. Blake, entre 2014 y 2018, en la que interpretó a Alice Harvey.

belinda-mcclory-dr-blake

En cuanto a cine o películas para televisión, tampoco ha tenido papeles de tirón, aunque puede deberse más a lo extraño de los proyectos que ha ido escogiendo durante estos años que a la calidad interpretativa o de guion.

Por ejemplo, en 2006 protagonizó Darklovestory (sí, todo junto) y, en 2011, fue la díada Katherine/Marilyn en X (sí, nada más: X), un drama en el que dos prostitutas son testigos de un asesinato y huyen del asesino, que las persigue por Sydney.

En su última película, The Wheel (2019), comparte reparto con David Arquette e interpreta a “la presidenta” en un thriller de ciencia ficción en el que un soldado se presta voluntario para un experimento que promete devolver la movilidad a sus piernas.

belinda-mcclory-the-wheel

 

Jim Belushi: agricultor de cannabis a sus casi 70 años

Estaba el otro día pegándole en la radio un repaso a La pequeña tienda de los horroresrecordando todos los cameos de los que pudimos disfrutar, entre ellos John Candy, Steve Martin o Bill Murray que, como bien me apuntó una compañera, parece que tengo yo un problema con Bill Murray, que casi siempre aparece cuando hablo de los ’80, pero es que yo no tengo la culpa de que el hombre estuviera en todas partes.

Y, total, que también aparecía en la película Jim Besushi, que actualmente se da un aire un poquitín siniestro a Bertín Osborne y que era otro de los grandes e imprescindibles de la época, especialmente si hablamos de comedia y/o acción.

jim-belushi-superagente-k9

Imagen promocional de ‘Superagente K-9’

Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de la primera “Karen” y su gato?

Muy probablemente, a estas alturas a nadie ya le son ajenos los memes protagonizados por gatos y las mujeres reponsables de sus cuidados. Esos en que el gato trata a la mujer como si fuera un poco boba y la llama “Karen”. Hay cientos, ¿tal vez miles? de ellos circulando por la red, y en varios idiomas.

Del origen de Karen y su gato hay muchas teorías, desde la que relaciona el nombre de “Karen” con una mujer de mediana edad, de nivel socio-económico alto y tendencia egoísta y caprichosa, hasta la que la lleva directamente al personaje intepretado por Amanda Seyfried en Chicas malas, Karen Smith, por ese momento en el que hay que explicarle que “¡Por Dios, Karen! ¡No se le pregunta a la gente por qué es blanca!” (palabra arriba o abajo, perdonad que no lo recuerde literalmente).

Pero, ante la imposibilidad de saber si fue antes el huevo o la gallina (a ver, que es un decir, que fue el huevo pero ya me entendéis), yo prefiero quedarme con la teoría que nos habla de una Karen-mujer-de-mediana-edad a la que encantan los gatos de la vida real, y su maravillosa gata, Scarlett, que también es, o fue, de la vida real.

scarlett-gata-karen Lee el resto de la entrada »

La estrambótica historia de Tanque (Marcus Chong): el actor que quiere vengarse de Matrix

Hasta hace bien poco, andaban poniendo Matrix a lo loco por la tele, como si fuera una comedia navideña cualquiera o una peli dominguera de Antena 3. Qué vergüenza.

Esto ahora ha cambiado porque, claro, está a puntito de estrenarse la cuarta entrega y eso significa que las tres primeras vuelven a subir de caché.

Pero sí, la andaban poniendo en mil canales, en cualquier horario cutre a medias entre la siesta y las extraescolares de los niños, y podías tirarte semanas viendo retalitos sueltos que muchas veces, así a simple vista, no sabe una si pertenecen a la primera, la segunda o la tercera. A no ser que saliera algún actor específico de alguna de ellas, como es el caso del mozuelo de quien hablaremos hoy: Marchus Chong, que interpretó a Tanque.

marchus-chong-tanque-matrix

Tanque era la alegría de la huerta de la Nebuchadnezzar (o Nabucodonosor), la nave de Morfeo. Sin ser un payasete como Ratón, Tanque sonreía y aportaba un punto de contraste al ambiente lúgubre de la vida real en la nave. Además tu su parte de heroicidad casi al final de la cinta, lo que le dio un plus de cara a ganarse el afecto de los fans.

Probablemente por eso sorprendió tanto conocer que en la segunda entrega ya no contarían con él. ¿Por qué?

Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Des’ree, la cantante de ‘You gotta be’?

Con 52 a punto de posarse en sus hombros, Des’ree (Desirée Annette Weeks) tenía 23 años cuando, en 1992, se estrenó por todo lo alto en el panorama musical con su single Feel so High, presentación del álbum Mind Adventures.

desree-feel-so-high

Lee el resto de la entrada »

El genial juguete de nuestra infancia que aún se vende y -seguramente- no lo sabías

Hay cosas que uno recuerda de su infancia cuyo valor no puede calcularse, medirse o ser descrito de ninguna de las maneras, como el sabor de la Nocilla cuando estabas viendo Los caballeros del Zodiaco o el resquemor de las rodillas peladas cuando te caías de la bici.

Y, entre esas cosas maravillosas y únicas que tantos sentimientos despertaban y despiertan, seguro que tenéis algún juguete (o algunos). En mi caso, y seguro que en el de muchos de vosotros, ese juguete especial por encima de muchos era Tristón.

“Le han echado. No le quieren. Pobrecito qué va a hacer. Busca a alguien que lo cuide y lo sepa comprender. Tristón solo pide un amiguito para darle mucho amor”.

¡¡Y el perro llorando!! ¡¡Terrorismo emocional!! ¿Pero qué publicidad traumagénica es esta, por diosa?  Lee el resto de la entrada »

Los protagonistas de ‘Los problemas crecen’, antes y ahora

Lo dije y lo mantengo: la cabecera de Los problemas crecen me da morriñona.

Seguro que, aun sin echar un ojo a la intro, recordáis la estructura básica de la familia Seaver: los padres, perfectos y enamorados; el hijo mayor, un ¿guapo? Kirk Cameron; la hija mediana, que daba el toque de repelencia tolerable que parece un must de cualquier sitcom de la época; y el hijo pequeño, Ben.

Tampoco es que me gustara demasiado la serie. Pero era sencillamente imposible no verla en algún momento, porque fue una de las primeras sitcoms americanas en adueñarse de nuestros jóvenes televisores. Los problemas crecen comenzó a emitirse en 1985 y se mantuvo en antena hasta el ’92. Fue muy bonito ver cómo iban evolucionando las fotos de la intro según los protagonistas avanzaban también en edad.

Así que he pensado que sería chulo recuperar las fotos de aquella cabecera y añadir una más al final: así son ahora los protagonistas de Los problemas crecen.

Lee el resto de la entrada »