BLOGS
Qué fue de… todos los demás Qué fue de… todos los demás

"Cualquier tiempo pasado fue anterior"
Les Luthiers

Archivo de la categoría ‘años 80’

¿Qué fue de Mario López, Slater de ‘Salvados por la campana’?

Por favor, qué estética, qué jerseys, qué móvil tenía Zack… Los estampados estos, por cierto, los usan mucho ahora en Primark.
Salvados por la campana fue una de las grandes sitcoms que centraba la temática en el grupo de amigos (y no en el núcleo familiar, más común en los ’80 y ’90). Se produjo desde el ’89 hasta el ’93, y narra en tono de humor las aventuras de seis amigos (tres chicos y tres chicas) en sus días de instituto. Si les sumas café y quince años y les quitas colorido te sale un Friends.

Este grupo de seis amigos, compuesto por tres chicos y tres chicas, se subdividía en lo que por entonces eran las “necesarias” tres parejas: los guapos (Zack y Kelly), los imposibles (Lisa y Screech) y los contrastes (Jessie y Slater). Estos últimos mantuvieron durante toda la serie una relación de lo más tóxico, por cierto. Todo el rato “ahora te quiero, ahora no”, que eso te mina la moral cosa mala. Jessie era una estudiante modelo, inteligentísima y aplicada, y Slater era el mazas del instituto, que cultivaba el cuerpo y poco más, y ahí residía, básicamente, ese contraste que los unía y desunía constantemente. Hoy, nuestro prota es Slater. Aka “el mazas”:

mario-lopez-slater

Por cierto, ¿qué fue de los demás de Salvados por la campana?

Mario, a todo esto, llevaba sólo cinco añitos en la actuación cuando fue elegido para ser uno de los protagonistas de Salvados por la campana, pero cinco años dan para mucho porque, en su primer papel en A.K.A. Pablo, en el ’84, se le veía tal que así:

mario-lopez-aka-pablo

No lo busquéis por su cara: buscadlo por sus hoyuelos.

¿Y después de conquistar (o no, qué sé yo) a Jessie en el Bayside, qué más ha hecho? Lee el resto de la entrada »

Lisa Turtle de ‘Salvados por la campana’ dice que no es negra e Instagram explota

Si en los tardíos ’80 y tempranos ’90 tuvimos una imagen clara del esnobismo, el egocentrismo y las uñas bien pintadas, esa imagen era Lisa Turtle:

lark-voorhies-salvados-por-la-campana

Lark Voorhies, que suma a estas alturas de la peli 43 primaveras, era el personaje que mantenía a los espectadores en una constante relación de amor odio con ella, porque entendíamos que no era culpa suya, pero su pedantería y prepotencia a veces superaban los límites de la realidad. Además, nos daba penica de Screech. Que ya ves tú, como si tuviera ella la culpa de que el otro se hubiera enamorado de quien no debía…

En fin, análisis aparte, Lisa Turtle fue uno de los personajes principales de Salvados por la Campana durante los 86 episodios que duró la serie, estrenados entre el ’89 y el ’92. Y también apareció, claro, en las dos películas que hicieron de la franquicia: Movida en Hawai y Boda en Las Vegas, además de participar en un capítulo aislado de Salvados por la campana: años de universidad. Pero, aparte de ser la repelente particular Lisa, ¿qué más hizo Lark Voorhies? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Tim Curry, el primer Pennywise?

¡Hola de nuevo, paganos! ¿Cómo va la resaca de Halloween? Yo no sé vosotros, pero yo podía vivir perfectamente sin un remake It. Ayer vi más payasos que en los circos de toda mi infancia. Aunque los payasos del circo que iba a mi pueblo daban bastante más miedo, para qué mentir.

A todo esto, se queda una pensando que qué triste petarlo siendo Pennywise, que no te reconoce nadie. Es como triunfar metido en el traje de un Teletubbie. Y entonces pensé… ¿Y qué sería del primer Pennywise? Tim, este post es para ti 🙂

No deja de ser terrible que seas una de las figuras con más años de carrera y más prolíficas de Hollywood, y que nadie sepa, aún así, quién carajo eres. Porque (esto es así) tú coges al común de los mortales y le preguntas “¿Te gusta Tim Curry?” y existe una alta probabilidad de que te responda: “Nah… A mí es que no me va la comida india…”

Y, por si eso fuera poco, en el papel por el que todo el mundo te recuerda estabas tan transfigurado que todo el mundo sigue sin saber cómo es tu cara, aunque del personaje nos acordemos todos:

tim-curry-pennywise

A ver, que levante la mano quien haya tenido pesadillas con este bicho, por favor.

Lo que yo decía.

Pues el bicho es el payaso malévolo/diabólico/p***payaso de la primera película de It, taquillazo basado en la novela homónima de Stephen King. Si nos ponemos catedráticos, se supone que el payaso representa los miedos por los que transitamos durante la adolescencia, al dejar atrás la infancia y tener que enfrentarnos a nuestra nueva etapa en la vida adulta. El puente es la adolescencia, el payaso es el miedo. Mira, Stephen King… Ponte a dar charlas TED o algo por ahí Y DÉJANOS VIVIR, maldito psicópata. Nadie lo entendió, Stephen King, ¡nadie! Y tuvimos meses de pesadillas por culpa tuya.

Análisis literario aparte, debajo del pote que daba forma al bicho payaso había un actor, por supuesto, y ese actor era Tim Curry quien, como digo, es uno de los actores más rematadamente prolíficos de Hollywood.

 

En activo desde finales de los ’60, cuando se metió en el maquillaje del payaso Pennywise ya había tenido un bombazo en el cine de terror, en la película The Rocky Horror Picture Show, del ’75. Que tampoco es que se le reconociera tremendamente, porque este hombre sin la perilla es otra persona, pero ahí está.

tim-curry-the-rocky-horror-picture-show

Y, después de meterse en nuestras pesadillas a hacerle compañía a Freddy Krueger, ¿qué más hizo? Lee el resto de la entrada »

¿Que habría sido de He-Man?

Sé lo que estáis pensando…

¡¡¡¡¡¡ POR EL PODER DE GRAYSKULL !!!!!!

Madre mía. Estábamos fatal de la cabeza. Pero lo bien que lo pasábamos.

He-Man, que actualmente es propiedad de DC Cómics, apareció por vez primera en 1981, en un minicómic titulado He Man y la espada de poder, de la editorial Masters of the Universe. La lata que dio después esa espada no tiene nombre.

heman-hasta-luego-mari-carmen

– ¡Hasta luego, Mari Carmen!

En los ’80, como todos recordamos, convirtieron a He-Man en una serie de dibujos animados para la televisión, y se llevó el nombre completo: He-Man and The Masters of The Universe (He-Man y Los Amos del Universo). Eran episodios de algo más de 20 minutos de duración, y en dos temporadas, entre el ’83 y el ’85, condensaron 130 episodios. Que después, por supuesto, estuvieron reponiendo hasta pasado 1990. Y eso, claro, sin olvidarnos de la peli del ’87, que protagonizanban Dolph Lundgren y una pertubadoramente joven e irreconocible Courtney Cox (sí, amigos, Mónica de Friends era la chica de He-Man. Si no lo sabíais, podéis tomaros un ratito para asimilarlo).

He-Man y su hermana, She-Ra (que dices “ole tus huevos, capón, ponerles de nombre a él “He” y a ella “She”, eres un maldito genio”) protegen su reino, Eternia, y el Castillo de Grayskull de las fuerzas de Skeletor. Que dirán misa, pero Skeletor molaba infinitamente más que He-Man, dónde va a parar. Yo tenía el Castillo de Grayskull y la cosa aquella empedrada, extraña, de Skeletor, que era el Castillo de la Serpiente, que sería extraña pero la encontraba más divertida, por alguna razón.

También es verdad que cuando jugaba con mis hermanos, como yo era la pequeña y no tenía derecho a la elección, me tocaba ser Ram-man: aquel increíble juguete que tenía el poder de encogerse de hombros ¬¬

Y digo yo, volviendo a He-Man… Este hombre gallardo, altísimo, fornido hasta los párpados, que parece una especie de Rafaella Carrá hiperciclada, que se pasea por el universo con un tanga y unas correas varoniles Christian Gray Style… ¿Qué habría sido de él, de haber sido real? Lee el resto de la entrada »

¿Qué hizo Kerri Green (Andy) después de ‘Los Goonies’?

El dueto femenino de Los Goonies, formado por Kerri Green y Martha Plimpton (Andy y Stef), es la prueba de que ser una popular “animadora” durante la adolescencia no significa que lleves las de ganar al llegar a la vida adulta. Por lo menos no necesariamente en la industria cinematográfica, ya que, mientras Martha Plimpton ha tenido una carrera bastante prolífica, los trabajos de Kerri Green pueden contarse con los dedos.

kerry-green-y-martha-plimpton

El de Andy en Los Goonies, en 1985, fue el primer trabajo de Kerri para la pantalla, y justo después se estrenó ¡Menudas vacaciones!, de John Candy, y en la que ella era la protagonista adolescente.

kerri-green-menudas-vacaciones

Dato: el chiquitín del pañuelo amarillo en la cabeza es Joey Lawrence, el hermano de Blossom

Al año siguiente, protagonizó Lucas, junto a Charlie Sheen, una debutante Winona Ryder y un pequeño Corey Haim, que luego se convertiría, junto a Corey Feldman (el Bocazas de Los Goonies) en un icono adolescente (por cierto, ¿qué fue de Bocazas?).

kerri-green-lucas

Y en el ’87 volvió a compartir protagonismo con Charlie Sheen en Tres en la carretera. La cosa pintaba bien para Kerri que, recién estrenada en el mundillo, en solo tres años había protagonizado ya cuatro películas. Pero, de pronto, se apagó, y es aquí donde llegamos al punto en que surgieron los rumores de amoríos con Charlie Sheen y que él la había rechazado y había acabo con la carrera de ella. ¿Qué pasó, en realidad? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Michu Meszaros, el actor dentro de ALF?

Buah. Por favor, quienes seáis demasiado jóvenes para recordar ALF, guardad silencio, porque estáis a punto de ver uno de los momentos más esperados de las tardes de muchos de nosotros:

Qué felicidad. :’)

Gordon Shumway, conocido como ALF (“Alien Life Form”), nació en Melmac en 1756 y se instaló en casa de los Tunner y, consecuentemente, en nuestras pantallas el 22 de septiembre de 1986.

Hago aquí un pequeño paréntesis para destacar que el 22 de septiembre es un día glorioso: llega ALF, Fleming descubre la penicilina, nace Michael Faraday… Nacen Bilbo y Frodo Bolsón… Glorioso. Fin del paréntesis.

Como decía, ALF llegó un 22 de septiembre escapando de su Melmac natal, que iba a estallar al más puro estilo Cripton, aunque por motivos diferentes, y se fue a estrellar en el techo del garaje de los Tunner, que lo guardaron en casa. ALF era un alien naranja, peludo, verrugoso y que comía gatos. No me explico por qué le cogimos tanto cariño, pero lo hicimos, y lo amamos profundamente durante los más de 100 episodios que duró la serie, hasta que dejara de emitirse en 1990.

Alf

Tranquila, juventud: nunca se vio a ALF comiéndose un gato en la tele. Eran los ’80, no el s. XVII, caray.

Pero allende los tiempos, antes de que absolutamente todo se hiciera por ordenador, cuando metías un alien en una producción lo normal era que el alien fuera…

A) Un disfraz.

B) Una marioneta.

C) Las dos anteriores.

ALF era la opción ce. En los planos cortos (la inmensa mayoría), el marionetista principal y voz de ALF era Paul Fusco, que movía la cabeza y un brazo. El otro brazo y los gestos faciales eran controlados por otras dos personas. Sin embargo, tradicionalmente, cuando se habla de “la persona dentro de ALF” se habla de otro: Michu Meszaros. ¿Y por qué? Pues supongo que porque las pocas ocasiones en las que ALF aparecía de cuerpo entero y moviéndose de acá para allá era lo que conseguía hacer olvidar al público que ALF era una marioneta tras una mesa. Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Elisabeth Shue, la novia de Daniel San en ‘Karate Kid’?

En 1984, se hizo la magia y todos nos convertimos en expertos guerreros de artes marciales. ¡¡En solo tres pasos!! Pata coja, arriba las manos, y…

¡¡PATADA DE LA GRULLA!!

Buah. Sublime.

Ese mozalbete volador vestido de blanco (porque era el bueno) era Daniel, Daniel San (Ralph Macchio),  el joven aprendiz del Señor Miyagi en Karate Kid. Y Daniel San tenía un amor: Ali.

 

A Ali le daba vida la actriz Elisabeth Shue. Y tú los mirabas juntos, que se suponía que era una pareja adolescente en efervescencia, y pensabas: “jo, está claro que ella es mucho mayor que él”. Así que al empezar a escribir este artículo me he ido a ver la fecha de nacimiento de ella y ¡ahá! Nació en el ’63, así que ya tenía 21 años cuando interpretó a Ali Mills. ¡Sabía que era mayor! Pero, ¿cuánto mayor? Pues me he ido a mirar cuándo nació Ralph Macchio (Daniel San), ¡y nació en el ’61! ¡Que tenía 23 años! Me quedo muerta, Mari. ¿Pero cómo va a tener 23 años esta cosita?

ralph-macchio

¡Pero si los hay en el cole de mi hijo con más cara de mayor, por dios! Tres veces lo he comprobado, que sólo me ha faltado sacar la calculadora, os lo juro. Tenía 23. Terrible, esto.

En fin, ya sabemos qué fue de Ralph Macchio gracias a este artículo. Pero, ¿qué fue de Elisabeth? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Steve Guttenberg, Mahoney de ‘Loca Academia de Policía’?

La primera entrega de Loca Academia de Policía, estrenada en 1984 y que había tenido un coste de algo más de 4 millones de dólares, no fue un bombazo de taquilla (ni mucho menos) pero sí se puede decir que no le fue nada mal, ya que duplicó la cifra de coste, superando los 8 millones de dólares en el fin de semana de su estreno y recaudando en total más de 80 millones. Pero, ¿recordáis cuando antes se decía que “segundas partes nunca fueron buenas”? Pues Loca Academia de Policía es de ese antes. Las tres películas siguientes eran, básicamente, más de lo mismo, y ninguna se acercó remotamente al éxito de la primera.

Sin embargo, muchos de sus personajes se convirtieron en eternos y pasaron a convertirse en parte de nuestro día a día. En mi clase teníamos un Hightower grandote, un Tackleberry muy bruto y un guapo Mahoney. ¿Os acordáis, no? Pues este último es el prota de hoy: el gallardo campeón de la Academia, el galán del cuerpo, el inteligente héroe de las películas que traían más comedia que tiros desde el ’84 que se estrenara la primera hasta el ’87 que lo hiciera la cuarta y última. Steve Guttenberg, el eterno Mahoney.

 

steve-guttenberg-2014-antes-despues

A la izda., Mahoney. A la dcha., Steve en la edad de oro del blanqueamiento dental (foto de GTRES).

¿Queréis saber qué ha hecho después? ¿Que qué ha hecho? Pues ahora me voy a poner seria:

Steve, tenemos que hablar. Lee el resto de la entrada »

¿Qué caray le pasó a Jean-Claude Van Damme?

Que te pego, leches.

En 1960, nacía en Bélgica un retoñito al que sus padres pusieron de nombre Jean-Claude Camile François. Que debía ser que andaban reñidos, los padres, madre mía. Pero los amigos siempre lo llamaron Jean-Claude. Jean-Claudín, si había confianza.

Jean-Claude, experto en karate y full contact, comenzó a competir en artes marciales a los 10 años. Siendo adolescente alcanzó su primer cinturón negro y con sólo 19 años abrió su propio gimnasio, California Gym, en Bruselas. Ese mismo año, tuvo su primer papel en el cine, en la producción francesa Mujer entre perro y lobo. No penséis que fue un gran papel: era solo un extra en un jardín. Pero él tenía claro que quería ser actor. Tan claro que sólo tres años después de abrir el gimnasio, mientras en España concentrábamos todos nuestros esfuerzos en celebrar un mundial de fútbol, un joven Van Damme cogió los bártulos y emigró a los Estados Unidos persiguiendo un sueño. A estas alturas, ya sabemos todos que le salió bien 🙂

No debió ser fácil, porque entre el ’82 (cuando llegó a USA) y el ’88 (año en que consiguió el papel que lo lanzó a la fama) sólo tuvo cuatro papeles: en el ’84 tuvo un par de papeles de extra (espectador en Breakdance y soldado en Desaparecido en combate, de Chuck Norris) y el mismo año fue su “debut” oficial en la cinta cómica (de 48 minutos) Monaco forever.

 

van-damme-debut-monaco-forever

“And introducing Jean Claude Van Damme as The Homosexual”. Gloriosos, los ’80, eh?

 

Dos años después, fue Ivan Kraschinsky “the Russian” en Retroceder nunca, rendirse jamás. Y, en el 88, llegó al fin…  Contacto sangriento, donde fue Frank Dux, el papel que lo colocó en la posición que ocupó durante más de una década. Lo que tienen las pelis de Hollywood es que interpretar el papel del bueno para ganarse la simpatía del público podía ser la diferencia entre la gloria y el anonimato eterno… Por suerte para Jean-Claude, le tocó ser el bueno.

van-damme-contacto-sangriento

Posicionado desde entonces como una de las nuevas estrellas del cine de acción y de las artes marciales, durante los años siguientes se dedicó a coleccionar títulos de éxito: la segunda parte de Contacto sangriento, Doble impacto, Lionheart, Soldado universal, Blanco humano, Timecop… Todos bombas de taquilla, donde millones de fieles seguidores hacían cola para ver lo último del gran Van Damme. Pero, casi de la noche a la mañana, Van Damme dejó de molar. ¿Por qué? ¿Qué pasó? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Ellen Greene, la doncella en apuros de ‘La pequeña tienda de los horrores’?

¡¡Ayyyy, Mariiiiii!! ¡¡Que emoción, por favor!!

¡¡Feed me, Seymour!!

Ay, por Dios, qué maravilla, madre mía.

La pequeña tienda de los horrores, remake del ’86 de la que fuera homónima 20 años antes (que ya estamos tardando en sacar la tercera, ¿eh?). Musical indescriptiblemente divertido, intrigante y sobrecogedor, desde el suburbio hasta algún lugar verde. O lo que es lo mismo: desde el Downtown hasta Somewhere’s that’s green (Nota: chascarrillo solo apto para auténticos fans). Letras de Alan Menken, música de Miles Goodman y un reparto sublime, desde los principales hasta los extras, pasando por cada cameo. Magníficos.

Brillaron entre sus estrellas un Rick Moranis cuasi adolescente, el veterano Vincent Gardenia (quien, por cierto, falleció sólo seis años después) y un joven, macarra y psicópata Steve Martin, irreconocible con el pelo negro y que fue el primero en irse a la cazuela (por cierto, ¿qué fue de Rick Moranis?).

Y entre la testosterona y Rick Moranis estaba ella: Ellen Greene, la protagonista femenina en su papel de Audry:

ellen-green-la-pequeña-tienda-de-los-horrores

Ellen, cásate conmigo. #Ellenmarryme

La estética de Audry, basada en un enorme pecho encorsetado en el más choni vestido de leopardo que el cine haya conocido jamás, combinado con un pelucón rubio Barbie que dañaba la vista, contrastaba de pleno con el carácter dulce y bondadoso y el alma frágil de una Audry cuyos sueños y aspiraciones parecían escapar a las posibilidades de “otra golfa de los suburbios”. La melancolía que la consume a ella por tener que apagar su colorido espíritu en un lugar gris, y la melancolía que consumía a Seymour por amarla locamente y no considerarse merecedor del amor de ella, eran el leitmotiv de la película.

ellen-green-y-rick-moranis-pequeña-tienda

Bueno… Y la malvada planta extraterrestre carnívora, claro. La planta también.

AudreyII

Llamar a esto Audry II fue una declaración de amor.

En fin, todos recordamos (imposible no hacerlo) a la dulcérrima y estrambótica rubia de La pequeña tienda de los horrores. ¿Qué hizo después? Lee el resto de la entrada »