BLOGS
Qué fue de… todos los demás Qué fue de… todos los demás

"Cualquier tiempo pasado fue anterior"
Les Luthiers

Archivo de la categoría ‘años 80’

El actor bajo Mel Gibson no es un actor: es una actriz. Y la conoces

Antes de que nadie se eche a mi cuello: sí, esta escena es de una aclamadísima e icónica película del ’82, El año que vivimos peligrosamente. Seguro que muchos de los que visitáis este blog la recordáis al dedillo y sabéis quién es la magnífica actriz que interpretó a Billy Kwan, el centro de acción de la cinta, y que en esta imagen se refugia bajo un jovencérrimo Mel Gibson.

Linda Hunt El año que vivimos peligrosamente

Sin embargo, muchos otros (especialmente quienes, como yo, nacisteis después del ’82) puede que la recordéis vagamente, quizá de verla junto a algún hermano o hermana mayor o, directamente, no la habréis visto, a pesar de ser, como digo, una película de culto. Y por eso este post: porque yo, que recordaba la peli muy lejanamente, casi me caigo de culo al ver que este actor no es un actor, es una actriz, a la que además tengo muy, muy vista. Y seguro que alguien más se sorprende.

linda-hunt-eaqvp Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Benji Gregory, el niño de ‘Alf’?

Señoras y señores… ALF =’)

Hace poco que os contaba en uno de mis post favoritos qué fue de Michu Meszaros, el hombre dentro de la piel de Alf. Es uno de los artículos que más éxito han tenido en este blog, y no es para menos, porque Alf, emitida desde el ’86 hasta 1990, fue una de esas series que alcanzaron el título de icono de nuestra infancia.

Todos recordamos a la familia Tunner y, además, con bastante cariño, por lo general. La típica familia americana, que vivía en una casita con jardín y garaje (en cuyo techo se estrelló la nave en la que llegó Alf), y conformada por un padre que no se sabe muy bien si es que es muy listo o muy tonto, una madre que se cuida y que lo sabe todo, una adolescente que vive pegada al teléfono y un niño que aporta la inocencia y la ternura, sin la cual la familia se acercaría peligrosamente a la repelencia. Pues este niño, llamado Brian en la serie, era un pequeño Benji Gregory, que para cuando se estrenó la serie contaba con solo ocho añitos. Lee el resto de la entrada »

¿Qué es de la vida de Eddie Murphy?

Edward Regan Murphy, neoyorquino del ’61, es una de esas personalidades que durante los subieron tanto, pero tanto, tanto, tanto, que ya solo les quedaba ir hacia abajo. Igual que Jean Claude Van-Damme o Brendan Fraser.

Eddie Murphy 2016

Eddie Murphy en 2016 (GTRES)

Se estrenó en 1980 en el programa de entretenimiento Saturday Night Live, en el que estuvo hasta el ’84, y después de pasar por títulos como Límite: 48 horas o Entre pillos anda el juego, conquistó la gloria con su papel de Axel Foley en Superdetective en Hollywood. ¿Os acordáis? “Tengo que hablar con Víctor, no vaya a ser que se le caiga la pichula a cachos”.


Después llegaron éxitos como El chico de oro, Boomerang, o Un vampiro suelto en Brooklyn (su barrio natal, por cierto). No sé si lo recordáis, pero Eddie le dio una soberana paliza con el palo de una fregona a un por entonces desconocido Samuel L. Jackson en El príncipe de Zamunda:

Noventa grandiosos segundos.

Eddie era, sin parangón, el rey de la comedia. Pero su luz se fue apagando y se tuvo que bajar del trono. ¿Qué le pasó? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de los miembros de Parchís?

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Madre mía… Parchís, amigos. Tremendo.

Durante los ’80 la música dirigida al público infantil tenía un estilo propio y un éxito más que notable en España. Artistas como Nins o Enrique y Ana lo petaban, y en 1979 la Compañía de Discos Belter decidió que quería un trocito de pastel para ellos. Que el pastel sería también de cumpleaños, digo yo. Por cierto, ¿qué fue de Ana, la de Enrique y Ana?

De modo que Belter creó un grupo de cinco pequeños integrantes coloridos cuan Parchís y a finales del ’79 lanzaron un primer disco, consistente básicamente en versiones de canciones ya conocidas, con algún plus como La Canción de Parchís, que fue su carta de presentación.

El éxito de la fórmula de los cinco niños de colores (porque, claro, también estaba el dado, a ver cómo juegas tú al parchís sin dado) tuvo tal éxito que para finales de 1980 ya estaban estrenando película propia: La guerra de los niños. Película de la que después, por supuesto, se publicó la banda sonora en LP.

parchis-la-guerra-de-los-niños1

En los seis años de vida del grupo, del ’79 al ’85, editaron, por lo alto, como una veintena de LP’s, filmaron siete películas, vendieron millones de copias y dieron miles de conciertos. Luego nos hablan de explotación infantil y pensamos en plantaciones de cacao.

La cuestión es que pasado el Boom y crecidos los niños, Parchís se disolvió, y sus miembros, aunque siguieron manteniendo el contacto, se dispersaron. Con un documental sobre la historia de Parchís a las puertas de estrenarse a finales de 2018, ¿qué sabemos hoy sobre sus vidas?

Lee el resto de la entrada »

¡Especial Reyes! Pinypon, LEGO, Srta. Pepis, Coches Radiocontrol… Así son ahora nuestros juguetes de la infancia

En mi casa que somos unos modernos a mis hijos les decimos que en Navidad hay regalos porque nos queremos, no les contamos esto de que hay que portarse bien para que los Reyes les traigan regalos… ¡Pero seguro que a vosotros no os traen nada, malvados! Seguro que habéis tenido un año de lo más pecaminoso… Así que, por si acaso los Reyes solo os traen carbón, yo os dejo por aquí un montoncito de recuerdos, porque nuestros juguetes adorados, amigos, también se han hecho mayores. Snif. Yo os voy a hablar de cuatro, pero había muchos más. Así han envejecido… Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Ana, de Enrique y Ana?

En aquella época en la que The Beatles ya habían hecho temblar el mundo pero aún no existía el término boys band, aquella época en la que cualquier fórmula era, potencialmente, una apuesta ganadora, existió un extraño dúo formado por un chico de veinte años llamado Enrique y una niña de ocho años llamada Ana.

enrique-y-ana

Sí, amigos: en 1977 Enrique y Ana aparecieron por primera vez con la canción Furia (parte del disco Muy pronto hay que triunfar, de un solitario Enrique) y, a partir de ahí, se quedaron para siempre en nuestra infancia y nuestros corazones. ¿Quién no recuerda a la triste gallinita co-co-uá? (Millenials, no sabéis lo que os perdisteis…).

Yo tengo dos dudas importantes acerca de este vídeo. La primera: ¿Dónde está Enrique? ¿Acaso es el hombre dentro del traje de pollo? Y la segunda: ¿es el tren que sale el mismo tren de Barrio Sésamo? Inquietante. Le mandaré un mail a Iker Jiménez. Por cierto, mucha tensión dramática en el momento en que las olas casi cogen al pollito. El vídeo, eso sí, engancha porque te sientes identificado: porque es el típico que podría haber grabado tu padre contigo en la plaza con su videocámara Sony, aquel modelo doméstico, ligero y manejable de 20 kilos… Mi padre desparecía, literalmente, detrás de aquella cámara. Solo se le veían las piernas.

Total, que durante los cinco años siguientes, Enrique y Ana nos llenaron los oídos con innumerables éxitos, como Mamá, cómprame unas botas, La yenka, Abuelito, o Baila con el Hoola-hop. El disco de Multiplica con Enrique y Ana (1980) es en sí mismo una pequeña joya, ya que, además de contener la mítica Amigo Félix (dedicada a Félix Rodríguez de la Fuente) contiene letras de Gloria Fuertes. Aunque mi favorita será por siempre el Súperdisco chino.

Ya no se hace música como la de antes, ¿eh? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Mario López, Slater de ‘Salvados por la campana’?

Por favor, qué estética, qué jerseys, qué móvil tenía Zack… Los estampados estos, por cierto, los usan mucho ahora en Primark.
Salvados por la campana fue una de las grandes sitcoms que centraba la temática en el grupo de amigos (y no en el núcleo familiar, más común en los ’80 y ’90). Se produjo desde el ’89 hasta el ’93, y narra en tono de humor las aventuras de seis amigos (tres chicos y tres chicas) en sus días de instituto. Si les sumas café y quince años y les quitas colorido te sale un Friends.

Este grupo de seis amigos, compuesto por tres chicos y tres chicas, se subdividía en lo que por entonces eran las “necesarias” tres parejas: los guapos (Zack y Kelly), los imposibles (Lisa y Screech) y los contrastes (Jessie y Slater). Estos últimos mantuvieron durante toda la serie una relación de lo más tóxico, por cierto. Todo el rato “ahora te quiero, ahora no”, que eso te mina la moral cosa mala. Jessie era una estudiante modelo, inteligentísima y aplicada, y Slater era el mazas del instituto, que cultivaba el cuerpo y poco más, y ahí residía, básicamente, ese contraste que los unía y desunía constantemente. Hoy, nuestro prota es Slater. Aka “el mazas”:

mario-lopez-slater

Por cierto, ¿qué fue de los demás de Salvados por la campana?

Mario, a todo esto, llevaba sólo cinco añitos en la actuación cuando fue elegido para ser uno de los protagonistas de Salvados por la campana, pero cinco años dan para mucho porque, en su primer papel en A.K.A. Pablo, en el ’84, se le veía tal que así:

mario-lopez-aka-pablo

No lo busquéis por su cara: buscadlo por sus hoyuelos.

¿Y después de conquistar (o no, qué sé yo) a Jessie en el Bayside, qué más ha hecho? Lee el resto de la entrada »

Lisa Turtle de ‘Salvados por la campana’ dice que no es negra e Instagram explota

Si en los tardíos ’80 y tempranos ’90 tuvimos una imagen clara del esnobismo, el egocentrismo y las uñas bien pintadas, esa imagen era Lisa Turtle:

lark-voorhies-salvados-por-la-campana

Lark Voorhies, que suma a estas alturas de la peli 43 primaveras, era el personaje que mantenía a los espectadores en una constante relación de amor odio con ella, porque entendíamos que no era culpa suya, pero su pedantería y prepotencia a veces superaban los límites de la realidad. Además, nos daba penica de Screech. Que ya ves tú, como si tuviera ella la culpa de que el otro se hubiera enamorado de quien no debía…

En fin, análisis aparte, Lisa Turtle fue uno de los personajes principales de Salvados por la Campana durante los 86 episodios que duró la serie, estrenados entre el ’89 y el ’92. Y también apareció, claro, en las dos películas que hicieron de la franquicia: Movida en Hawai y Boda en Las Vegas, además de participar en un capítulo aislado de Salvados por la campana: años de universidad. Pero, aparte de ser la repelente particular Lisa, ¿qué más hizo Lark Voorhies? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Tim Curry, el primer Pennywise?

¡Hola de nuevo, paganos! ¿Cómo va la resaca de Halloween? Yo no sé vosotros, pero yo podía vivir perfectamente sin un remake It. Ayer vi más payasos que en los circos de toda mi infancia. Aunque los payasos del circo que iba a mi pueblo daban bastante más miedo, para qué mentir.

A todo esto, se queda una pensando que qué triste petarlo siendo Pennywise, que no te reconoce nadie. Es como triunfar metido en el traje de un Teletubbie. Y entonces pensé… ¿Y qué sería del primer Pennywise? Tim, este post es para ti 🙂

No deja de ser terrible que seas una de las figuras con más años de carrera y más prolíficas de Hollywood, y que nadie sepa, aún así, quién carajo eres. Porque (esto es así) tú coges al común de los mortales y le preguntas “¿Te gusta Tim Curry?” y existe una alta probabilidad de que te responda: “Nah… A mí es que no me va la comida india…”

Y, por si eso fuera poco, en el papel por el que todo el mundo te recuerda estabas tan transfigurado que todo el mundo sigue sin saber cómo es tu cara, aunque del personaje nos acordemos todos:

tim-curry-pennywise

A ver, que levante la mano quien haya tenido pesadillas con este bicho, por favor.

Lo que yo decía.

Pues el bicho es el payaso malévolo/diabólico/p***payaso de la primera película de It, taquillazo basado en la novela homónima de Stephen King. Si nos ponemos catedráticos, se supone que el payaso representa los miedos por los que transitamos durante la adolescencia, al dejar atrás la infancia y tener que enfrentarnos a nuestra nueva etapa en la vida adulta. El puente es la adolescencia, el payaso es el miedo. Mira, Stephen King… Ponte a dar charlas TED o algo por ahí Y DÉJANOS VIVIR, maldito psicópata. Nadie lo entendió, Stephen King, ¡nadie! Y tuvimos meses de pesadillas por culpa tuya.

Análisis literario aparte, debajo del pote que daba forma al bicho payaso había un actor, por supuesto, y ese actor era Tim Curry quien, como digo, es uno de los actores más rematadamente prolíficos de Hollywood.

 

En activo desde finales de los ’60, cuando se metió en el maquillaje del payaso Pennywise ya había tenido un bombazo en el cine de terror, en la película The Rocky Horror Picture Show, del ’75. Que tampoco es que se le reconociera tremendamente, porque este hombre sin la perilla es otra persona, pero ahí está.

tim-curry-the-rocky-horror-picture-show

Y, después de meterse en nuestras pesadillas a hacerle compañía a Freddy Krueger, ¿qué más hizo? Lee el resto de la entrada »

¿Que habría sido de He-Man?

Sé lo que estáis pensando…

¡¡¡¡¡¡ POR EL PODER DE GRAYSKULL !!!!!!

Madre mía. Estábamos fatal de la cabeza. Pero lo bien que lo pasábamos.

He-Man, que actualmente es propiedad de DC Cómics, apareció por vez primera en 1981, en un minicómic titulado He Man y la espada de poder, de la editorial Masters of the Universe. La lata que dio después esa espada no tiene nombre.

heman-hasta-luego-mari-carmen

– ¡Hasta luego, Mari Carmen!

En los ’80, como todos recordamos, convirtieron a He-Man en una serie de dibujos animados para la televisión, y se llevó el nombre completo: He-Man and The Masters of The Universe (He-Man y Los Amos del Universo). Eran episodios de algo más de 20 minutos de duración, y en dos temporadas, entre el ’83 y el ’85, condensaron 130 episodios. Que después, por supuesto, estuvieron reponiendo hasta pasado 1990. Y eso, claro, sin olvidarnos de la peli del ’87, que protagonizanban Dolph Lundgren y una pertubadoramente joven e irreconocible Courtney Cox (sí, amigos, Mónica de Friends era la chica de He-Man. Si no lo sabíais, podéis tomaros un ratito para asimilarlo).

He-Man y su hermana, She-Ra (que dices “ole tus huevos, capón, ponerles de nombre a él “He” y a ella “She”, eres un maldito genio”) protegen su reino, Eternia, y el Castillo de Grayskull de las fuerzas de Skeletor. Que dirán misa, pero Skeletor molaba infinitamente más que He-Man, dónde va a parar. Yo tenía el Castillo de Grayskull y la cosa aquella empedrada, extraña, de Skeletor, que era el Castillo de la Serpiente, que sería extraña pero la encontraba más divertida, por alguna razón.

También es verdad que cuando jugaba con mis hermanos, como yo era la pequeña y no tenía derecho a la elección, me tocaba ser Ram-man: aquel increíble juguete que tenía el poder de encogerse de hombros ¬¬

Y digo yo, volviendo a He-Man… Este hombre gallardo, altísimo, fornido hasta los párpados, que parece una especie de Rafaella Carrá hiperciclada, que se pasea por el universo con un tanga y unas correas varoniles Christian Gray Style… ¿Qué habría sido de él, de haber sido real? Lee el resto de la entrada »