Archivo de la categoría ‘Música’

Famosos que han muerto en 2020: Kobe Bryant, Kirk Douglas, Pau Donés, Rosa María Sardá… Hasta siempre

Hay años y años, y el 2020 pasará a la posteridad por ser uno de los que nuestra generación más presente ha tenido la muerte. Desde marzo, cada vez que nos ha llegado la noticia de un fallecimiento la pregunta obligada (dicha o no en voz alta) ha sido: “¿Fue por coronavirus?”. Algunas sí, otras no. Muchas han caído por sorpresa, otras llevaban tiempo siendo esperadas.

Y entre toda esa gente que se ha ido este 2020, claro, ha habido importantes personalidades, nombres reconocidos del mundo del espectáculo, el entretenimiento, la cultura, el deporte y la política, que no estarán aquí para ver qué nos depara el 2021.

famosos-que-han-muerto-en-2020

Desde este blog, mi pequeño homenaje a aquellos que se han ido en 2020. Estos son algunos de ellos.

Lee el resto de la entrada »

‘Good King Wenceslas’ (‘El buen rey Venceslao’): el villancico CASI laico que más veces ha sonado en el cine y la tv

Seguro que muchos pensáis que el villancico más cantado en cine y televisión es el famosérrimo All I Want for Christmas is You, de Mariah Carey. Y no es para menos, porque es genial, súper buenrollero y actual. Pero no. Aunque solo sea porque el All I Want for Christmas is You es de hace dos días, en términos históricos, no lo es.

king-wenceslas-sheldon

El villancico más veces reproducido en la pequeña y gran pantalla es el Good King Wenceslas,un tema del siglo XIII y melodía primaveral (no es una forma de hablar, se titulaba Tempus adest floridum -o ‘Se acerca el tiempo de la floración’).

En el s. XIX, en 1853 concretamente, los ingleses John Mason Neale y Thomas Helmore versionaron esta canción, cambiando la letra y escribiendo un poema dedicado al rey Venceslav (Venceslao) I de Bohemia, un noble del s. X que fue posteriormente santificado por haber introducido la cristiandad en su reino. De él, cómo no, la leyenda cuenta que fue un rey extraordinariamente benévolo y generoso, y se le atribuye la historia que cuenta este villancico en cuestión.

Este villancico fue, probablemente, el primero en ser incorporado al cine sonoro porque, recordemos, cuando el cine sonoro llegó al mundo este villancico era también “del otro día”, como nos pasa hoy con All I Want for Christmas. Al punto de que popularizó tanto la historia del rey Venceslao que sobre ella se hicieron cortometrajes y películas cuya única temática era la vida del rey, y tal vez os sorprenda saber que Jonathan Brandis (uno de nuestros más queridos iconos juveniles de los ’90) protagonizó una de ellas como el príncipe Venceslao, contando la truculenta historia de su subida al trono (que la “mala” era la reina, ya os lo adelanto).

good-king-wenceslas-película-jonathan-brandis

Y una curiosidad: este villancico es 10 años posterior a Cuento de Navidad de Charles Dickens (publicada el 19 de diciembre de 1843). Es por ello que, muchas veces, van de la mano. Pero no siempre. Tal vez recordéis a Hugh Grant cantándola en una puerta en Love Actually.

Aunque de todas, como no podía ser de otra manera, mi favorita es la de Sheldon en Big Bang Theory.

No sé si os pasa lo que a mí, que es que opino que en el repertorio tradicional de villancicos en español tenemos una variedad tirando a regular. Vamos, ninguna variedad: la virgen, el niño y el portal, y en los más animados metemos turrones y zambombas y ya. Tanto es así que incluso los villancicos que hemos importado de otros idiomas, como es el caso del que nos ocupa, Good King Wenceslas, han visto transformada su letra atrozmente para seguir hablando del niño y el portal, ignorando por completo la letra original del villancico, que cuenta la leyenda de su camino en solitario a través de una cruel nevada para llevar alimento y leña para el hogar a un pobre campesino.

Personalmente, lo que más me gusta de esta canción es que, con la salvedad del último párrafo, es totalmente laico: habla de un buen rey que tal día como hoy, 26 de diciembre (festividad de San Esteban), quiere ayudar a un campesino y, además, libera a su paje de ayudarlo cuando este comienza a sentirse mal durante la travesía. En el penúltimo verso de su versión original incluye un “Therefore, Christian men, be sure”, un aprendizaje dirigido a los cristianos. Que si cambiaras “cristianos” por “humanos” pues ya está. Parece que entonces lo canta un alien, no lo discuto, pero queda laico por completo, ya 🙂

En mi casa lo hemos traducido por nuestra cuenta para tener un villancico no relacionado con el niño y el portal (ni con Papá Noel y sus renos). Solo invierno, nieve y buenas intenciones.

En el capítulo de Big Bang Theory donde Sheldon canta, por cierto, se trata de una partida de rol “navideña” en la que Leonard es el máster y les dice:

Las paredes empiezan a cerrarse sobre vosotros. Encuentras unas letras luminosas que dicen “Si aplastado hasta morir no quieres pasar a la historia canta sobre San Venceslao y su victoria“.

Ahora ya sabéis tanto como Sheldon 🙂

Así es ahora Olivia Olson, la niña de ‘Love Actually’. Y Thomas Brodie-Sangster se ha enamorado de ella otra vez

Olivia Olson nació en 1992, y fue adoptada por Kay Furtado y (esto será importante después) Martin Olson, un afamado escritor y comediante estadounidense, responsable y/o talento creativo detrás de muchas películas y series de animación, entre ellas Phineas & Ferb, por ejemplo.

A Olivia la conocimos a sus tiernos 11 años en Love Actually, esa cinta que es ya un clásico de todas las navidades, como Joanna, el amor del pequeño Sam.

olivia-olson-thomas-brodie-sangster-love-actually

Olivia protagonizaba, de hecho, cantando increíblemente All I want for Christmas is You, de Mariah Carey (que tal vez pensáis que es el villancico más cantado en el cine, pero no; aunque eso os lo cuento mañana).

Olivia, hija como es de alguien muy bien mirado en la industria, ha ido haciendo sus pinitos profesionalmente siguiendo los pasos de su padre, pero sin dejar de ganarse, poco a poco y a base de un trabajo constante, su propio reconocimiento.

Ha actuado como actriz de teatro en Hollywood, en varios de sus teatros importantes, como el HBO Theater, y como actriz invitada en algunos programas de mucho tirón, como The Ellen DeGeneres Show. Pero sobre todo ha trabajado aportando su voz, tanto a producciones musicales puntuales como a dos personajes recurrentes en dos series animadas de gran éxito. Es la voz de la reina vampiro en Hora de aventuras.

reina-vampiro

Y también (y aquí es a donde yo tenía ganas de llegar) es Vanessa Doofenshmirtz, la hija del “malvado” Dr. Doofenshmirtz de Phineas y Ferb.

vanessa-Doofenshmirtz-phineas-y-ferb

¿Y por qué quería yo llegar aquí? Pues porque en Phineas y Ferb Vanessa tiene un enamorado, que no es otro que Ferb. ¿Y quién es el actor que interpreta a Ferb? ¡EXACTO! Thomas Brodie-Sangster, el pequeño Sam de Love Actually.

olivia-olson-thomas-brodie-sangster-love-actually-phineas-y-ferb

Decidme que no es genial.

Parece claro que estos dos están destinados a encontrarse. Además, en 2017 ambos participaron, junto al resto del elenco, en Rednoseday Actually, un cortometraje-secuela de Love Actually destinado a recaudar fondos por ese día.

rednoseday-actually

De los progresos musicales de Olivia, a quien por supuesto podéis encontrar en Spotify, podéis estar al tanto a través de su cuenta de Instagram, pero si os apetece verla en movimiento os recomiendo que os paséis por su canal de YouTube.

La extraña razón por la que ya no vemos a Steve Martin a sus 75 años

Steve Martin es uno de los grandes indiscutibles de la gran pantalla hollywoodiense. La mayoría de la gente lo conoce como “el del pelo blanco”, título que, como bien decía Paco Calavera en uno de sus monólogos, comparte con Leslie Nielsen.

A pesar de ser también un gran guionista de comedia (muchas de sus obras las protagonizó él mismo, como Roxanne Bowfinger), la mayoría del público lo conoce por su faceta de actor. Será siempre para muchos el Sargento Bilko o El padre de la novia (película que para que lo sepáis, está a punto de cumplir 30 años).

steve-martin-the-raven-dic-2020-620

Martin en el rodaje de ‘The Raven’ en diciembre de este año (GTRES)

Sin embargo, para muchos de nosotros lo que será siempre es el MARAVILLOSO dentista psicópata de La pequeña tienda de los horroresY ahí no tenía el pelo blanco.

Su época de mayor productividad (interpretativamente hablando) fue harto provechosa, ya que se extendió nada menos que durante dos décadas enteras (80 y 90) y parte de los 2000, aunque tengo que hacer aquí una pequeña pausa para comentar que Martin había empezado a finales de los ’60 con pequeñas apariciones y que su primer papel importante le llegó en 1972 en The Sonny and Cher Comedy Hour, que me parece un dato de lo más interesante xD Os dejo aquí este documento histórico de MEDIO SIGLO de antigüedad.

La cuestión es que durante los 2000, como decía, aún lo vimos en bastantes títulos que fueron éxitos de público, como las dos películas de Doce en casa  y las (también dos) de La pantera rosa, donde interpretaba a Clouseau.

Pero a partir de 2010 la cosa se complicó para seguirle la pista, y cuando en 2013 le concedieron el Oscar honorífico a la trayectoria profesional pues uno ya sabe que puede darse por retirado. Y si esto es así en actuación, “peor” pinta el panorama en cuanto a guiones, porque desde 2010 apenas ha escrito nada para cine o tv: solo un especial con Martin Short y un par de cortometrajes. Y no adivinaríais cuál es la extraña razón que se esconde detrás de su repentina desaparición del celuloide, pero su corto de 2011, Bluegrass Diva, nos da una pista:

Y es que Martin, al parecer, era un amante del banjo y el bluegrass y con 17 años era un virtuoso del instrumento que, de hecho, tenía presente en muchos de sus gags al empezar como cómico de stand up comedy, pero lo dejó aparcado después de empezar a despegar en la industria del cine. Sin embargo, en 2007 Tony Trischka incluyó en su álbum Double Banjo Bluegrass Spectacular una canción escrita e interpretada por Martin, The Crow, que se convirtió en un bombazo del género.

Desde entonces, el actor se ha volcado en la música: ha estado de gira con la banda de bluegrass Steep Canyon Rangers, ha editado singles y álbumes y hasta ha ganado un premio Grammy con su canción Love Has Come for You.

Pero además de todo eso, Martin también lleva una buena carrera como autor de best-sellers (entre ellos sus memorias, Born Standing Up) y escribiendo y produciendo musicales para teatro uno de los cuales, precisamente el inspirado en Love Has Come for You, llegó a Broadway en 2016 y se llevó cinco nominaciones a los premios Tony aunque, finalmente y compitiendo con Hamilton, no se llevó ninguno.

¿Y todo esto por qué? Pues porque cuando uno tiene la edad y trayectoria de Martin ya puede permitirse hacer lo que le de la santa gana. Se lo ha ganado.

¿Qué fue de Tino, la “ficha roja” de Parchís?

A ver, antes de nada: ¿recordáis a Parchís, verdad? Porque, si no, o sois demasiado jóvenes, o nunca tuvisteis un cumpleaños normal años 80 xD


Parchís era ese grupito infantil/juvenil en el que cada integrante tenía el color de una de las fichas del juego. Menos David, que era el dado.

Tino (Constantino Fernández, que cuenta ya 52 añitos) era el mayor del grupo y el considerado líder, la voz solista en la mayoría de temas y, en general, se considera que el principio del fin de Parchís llegó cuando Tino anunció que dejaba la formación.

Seguro que esto no os es ajeno, pero por si aún no lo habéis visto y os apetece echarle un ojo, hace no mucho Netflix estrenó su documental sobre Parchís.

parchis-documental

Tino intentó sacar adelante una carrera en solitario que no llegó a cuajar. Después de tres álbumes, se retiró definitivamente del mundo de la música.

parchis-tino

Que el disco no tendría éxito, pero mucho cuidadín con esto, que en Gumball lo han sacado:

Su vida fue un misterio hasta que a finales de los ’90 corriera como la pólvora la noticia de que Tino, “el de Parchís”, había sufrido un accidente de coche que le había costado su brazo izquierdo.

Vivió en Murcia, Zaragoza y Barcelona, trabajó para empresas editoriales y de telefonía, dirigió un estudio de grabación y una empresa de limusinas y, cuando en 2008 lo entrevistaron en Peta Zetas de Antena 3, se dedicaba al periodismo deportivo en la radio.

Entre finales del año pasado y principios de este 2020, volvió a ser protagonista en algunos tabloides (oye, ¿todavía se les llama así?) por haber puesto fin a más de 25 años de matrimonio y hacer pública y formal su relación con Alexa, vocalista del grupo mexicano Fabulosos 90.

Además, podéis estar al día de todo lo que hace en su cuenta de instagram, Tino Parchís, donde de vez en cuando postea tanto retales de su vida personal como profesional (estuvo de gira hasta hace poco) y, de vez en cuando, hasta deja sitio para algo de publicidad.

 

¿Qué fue de Enrique del Pozo?

Seguro que a vosotros también os ha pasado alguna vez que un personaje público que a priori os encanta de pronto suelta algo que os echa para atrás, y viceversa: alguien que no os gusta o que ni fu ni fa un día dice algo que os sorprende y se gana vuestro respeto.

Pues esto último es lo que a mí me pasó con Enrique del Pozo, que en mi mente había pasado de ser la parte masculina del dúo Enrique y Ana (por cierto, ¿qué fue de Ana?) a un tertuliano del corazón y, bueno, que ni fu ni fa… Hasta que lo vi, exaltado y emocionado, defendiéndose de alguien que lo había atacado con su faceta de cantante de canciones infantiles al grito de «trabajar para los niños es el mejor trabajo que he hecho en mi vida y no te consiento que lo desprecies». A partir de ese día, se ganó mi máximo respeto.

enrique-del-pozo-madrid-2006

Enrique del Pozo en 2006 (GTRES)

Lee el resto de la entrada »

La tragedia tras la muerte de Pete Burns, el cantante de Dead or Alive

Dentro de poco se cumplirán cuatro años desde que falleció Pete Burns, que hizo historia en la música como líder de Dead or Alive y triunfó en los años ’80 con su tema You Spin Me Round.

Llamó la atención por entonces su imagen absolutamente andrógina, que se convirtió en su sello de identidad más absoluto y que mantuvo, no solo como parte de su “personaje” en la industria de la música, sino como su forma de vida, y esto cobraría especial relevancia más adelante en su vida, especialmente en su final. Lee el resto de la entrada »

No vas a creer en qué está triunfando el niño de ‘Scary Movie’, Drew Mikuska

De la saga de Scary Movie ya hemos hablado largo en este blog en otras ocasiones, así que no me voy a demorar en eso y voy a ir al grano: en la tercera entrega, Anna Faris (protagonista de Mom) tenía bajo su cuidado de un peque, hijo de una amiga fallecida, que se llamaba Cody y que, pobrecito mío, sobrevivió un poco de aquella manera a Cindy y su noviete.

Drew-Miskuska-scary-movie-3

Pues este pequeñín, nacido en el ’94 y llegado del mundo de la publicidad, tenía 9 años por entonces y su nombre era (y es) Drew Mikuska. Y desde entonces su futuro profesional quedó conectado para siempre al mundo del cine y la televisión, pero no como uno puede creer. Lee el resto de la entrada »

Sesión Remember: las SPICE GIRLS

Solo diré una cosa antes de meterme en faena: si alguien de por aquí me conoció a mis 13 años, que haga el favor de no sacar trapos sucios, que seguro que suyos yo también tengo alguno, rollo ir a comprar el pan en pijama o algo por el estilo.

Dicho esto: ¡LAS SPICE GIRLS, MARIS! 😀

Os digo una cosa: me da entre vergüencita y nostalgia, pero más tirando a lo primero xD #memeopili #mepidosergeri

Este próximo veranito va a hacer VEINTICUATRO AÑOS (que lo pongo así en letra y mayúsculas porque impresiona más) que se estrenó en todo el mundo el Wannabe y nos volvimos todos así como un poco locos, porque las Spice Girls, así con su ridiculez y su todo, era una GIRL BAND frente a los NKOTB, los Take That, los Backstreet Boys y todas las puñeteras Boys Bands que nos metieron por los ojos y a dolor durante tanto y tanto tiempo.

spice-girls Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Selena, de Sonia y Selena?

Pues no os vais a creer dos cosas: la primera, que el otro día me puse a dar la bienvenida bailando a lo loco con los niños por la casa y no se me ocurrió cantar otra cosa que Yo quiero bailar.

La segunda, que me he tenido que ir a mirar quién es Sonia y quién Selena, porque nunca lo tuve claro. ¿Vosotros lo sabíais?

(Nota: Sonia = rubia, Selena = morena)

sonia-y-selena

Puede que incluso os cueste creer una tercera cosa, y es que haciendo así memoria un poco rápido es fácil ubicarlas en los ’90, pero no, Maris: del 2001, son. Estrenamos el milenio bailando esto. Y toda la noche, además.

De hecho, compartieron año de estrellato con David Civera y su Dile que la quiero, con quien compitieron por ir a Eurovisión. Ganó Civera, pero ellas lo petaron ese veranito con su hit buenrollero.

Por aquel entonces, Selena y Sonia tenían 26 y 27 años, respectivamente. Llegaron a la cumbre y se hicieron en ella un precioso nidito en el que permanecieron un par de años. Seguro que aún recordáis, también, temas como Deja que mueva Baila mi son.

Explotaron su éxito en racha ascendente hasta que llegaron a aquel momento álgido, no sé si lo recordaréis, cuando aparecieron con su temazo para Gran Hermano (Mucho por vivir) montadas en un platillo volante sobre el patio de la casa de Guadalix. Yo no sé cómo nadie paró esto, de verdad.

Después de eso, el dúo se disolvió y continuaron caminos por separado. Mucho ojito: después de haber vendido juntas más de un millón y medio de copias. Lee el resto de la entrada »