Entradas etiquetadas como ‘música dosmilera’

¿Qué fue de Cristian Castro, el que cantaba ‘Azul’?

Bueno, este post lo voy a empezar con una confesión: he mirado dos veces, y lo he rebuscado y requetebuscado y comparado y vuelto a mirar, porque claro, yo el Cristian que recordaba y tenía en mente era un chavalín de rubia melena. Vamos, el que salía en el vídeo. Este:

cristian-castro-azul

Y claro, me pongo a buscar el rastro del cantante Cristian Castro y empiezo a ver fotos de un señor mayor que no se parece en nada y digo, “no puede ser el mismo, será otro Cristian Castro” xD. Pero sí, sí, sí era. Aunque eso os lo cuento después.

A ver, por el principio. ¿Recordáis Azul?

Aunque todos lo conocimos más o menos ahí, en ese 2001 en que se hizo internacional con Azul (nombre del sencillo y del álbum), Cristian, mexicano del 74 e hijo de padres artistas (y sobrino, escucha QUE ESTO ES MUY FUERTE, del Don Ramón de El Chavo del 8) empezó en esto del famoseo desde bien pequeñito, apareciendo en telenovelas y programas infantiles. De hecho, de su propio programa, La hora de Christian, nació su primera canción (El gallito feliz) y su primer álbum (Kristian y sus pollitas). Y, por favor, ahorraos el chiste que estamos hablando de infancia. Un respeto.

Ahora vas a estar todo el día cantando esta canción y será gracias a mí. De nada.

En fin: que en su México natal Cristian tuvo desde la cuna mucho éxito y reconocimiento y, aunque ya había conseguido grandes hitos antes -como ser nominado a un Grammy Latino o doblar canciones para Disney- fue recién estrenado el milenio, hace ya 20 años, cuando su álbum Azul, de la mano de Sony BMG, lo lleva a triunfar en toda América Latina y España. Sin embargo, igual que pasó con otros antes (y después), tras su fulgurante éxito pareció desaparecer. ¿Qué fue de él? Lee el resto de la entrada »

Conchita: qué ha hecho desde la inocencia de ‘Tres segundos’ a la emoción de ‘El viaje’

Es que es un temazo que a poquito que uno tenga un corazón funcional te saca las lágrimas. Pero vayamos al comienzo:

Hace cosa de quince años se terminaba de fraguar lo que sería el inicio de la carrera musical de Concepción Mendívil Feito, más conocida como Conchita, cantante y compositora.

Conchita 2009

Conchita en la 13 edición de los Premios de la Musica en Madrid (GTRES, 2009)

En la misma época en la que Nena Daconte o Julieta Venegas estaban muy presentes, el primer álbum de estudio de Conchita, Nada más, entró pisando muy muy fuerte con el single que seguro recordáis, 3 segundos, que se escuchó en radios y programas de televisión durante semanas.

De este mismo álbum se extrajeron también Nada que perder y Puede ser, otros dos temas de melodía pegadiza y letra lo bastante interesante como para que todo el mundo tuviera claro lo que Conchita podía ofrecer.

Nada más le siguieron otros siete álbumes más hasta 2016, quizás no tan tan reconocibles por mucha gente como 3 segundos, pero sin duda de buen calado. De estos cinco, Zapatos nuevos (publicado en 2012) fue un giro de sonido considerable al que, como bien dice ella, “no hay que cambiarle ni una nota”. De él, La guapa de la fiesta no puede ser más buenrollera y contagiosa.

En Zapatos nuevos, además, se incluía un tema en francés (Dis, quand reviendras-tu?y fue producido por Pablo Cebrián, lo que ya daba pistas de que en 2016 habría un nuevo giro: Conchita y Cebrián publicaron un EP conjunto como Chansons d’hiver: Prologue, que incluye cinco temas.

A finales de ese mismo año salía al mercado Incendios con el single titulado Las ocho y diez, álbum que sería reeditado en vinilo al año siguiente para incluir tres temas nuevos. Después Conchita hizo una parada, hasta hace poco que se vuelve a oír en todas las radios. Y cuando el otro día le dije a una amiga que me encanta el último single de Conchita y me preguntó “¿La de Eurovisión?”, me dije dos cosas: que tenía que hacer un post y que tengo que cambiar de amigas.

En 2018 nació su hijo de manera prematura y urgente por una preeclampsia severa de Concepción. Después de nacer el bebé, como ella contó en una entrevista a La Vanguardia, estuvo ingresada una semana en la UCI, de la cual tres días los pasó en coma. Una experiencia muy dura que, junto al encuentro con su hijo y seguro que una maternidad sentida y disfrutada (porque es lo que se destila de su canción), ha dado como fruto El viajeel sencillo de su último álbum, La orilla, y que es el tema que no deja de sonar desde hace semanas en la radio.

Yo en el “No sé si he hecho bien” ya estoy llorando. Os dejo aquí el clip y, de verdad, si esto no os saca al menos una lágrima yo me pensaría ir al médico o a hacerle una visita al maravilloso Mago de Oz.

¿Qué fue de Mai Meneses, la cantante de Nena Daconte?

En alguno de mis círculos de mujeres la canción de Tenía tanto que darte tiene un significado muy especial, porque si ya es una canción bonita como canción de amor romántico, cobra una nueva dimensión emocional cuando es a un hijo perdido a quien se la cantas.

Una canción que emana sensibilidad, de esa que de tan sencilla y conocida que es pasa desapercibida, en cada letra y que, en mi opinión, reducir al “golpe de suerte” de una “niña pop” es un insulto.

Tenía tanto que darte salió, como casi todos (si no todos) los temas del dúo musical Nena Daconte del puño de su vocalista, Mai Meneses, quien fue la primera eliminada de la segunda edición de Operación Triunfo.

mai-maneses

Y ahora, 10 años después de la ruptura del grupo, Meneses ha contado en su stories de instagram, a través de unas viñetas dibujadas por ella misma, la tóxica relación que vivió con su compañero musical y pareja sentimental, Kim Fanlo. Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Selena, de Sonia y Selena?

Pues no os vais a creer dos cosas: la primera, que el otro día me puse a dar la bienvenida bailando a lo loco con los niños por la casa y no se me ocurrió cantar otra cosa que Yo quiero bailar.

La segunda, que me he tenido que ir a mirar quién es Sonia y quién Selena, porque nunca lo tuve claro. ¿Vosotros lo sabíais?

(Nota: Sonia = rubia, Selena = morena)

sonia-y-selena

Puede que incluso os cueste creer una tercera cosa, y es que haciendo así memoria un poco rápido es fácil ubicarlas en los ’90, pero no, Maris: del 2001, son. Estrenamos el milenio bailando esto. Y toda la noche, además.

De hecho, compartieron año de estrellato con David Civera y su Dile que la quiero, con quien compitieron por ir a Eurovisión. Ganó Civera, pero ellas lo petaron ese veranito con su hit buenrollero.

Por aquel entonces, Selena y Sonia tenían 26 y 27 años, respectivamente. Llegaron a la cumbre y se hicieron en ella un precioso nidito en el que permanecieron un par de años. Seguro que aún recordáis, también, temas como Deja que mueva Baila mi son.

Explotaron su éxito en racha ascendente hasta que llegaron a aquel momento álgido, no sé si lo recordaréis, cuando aparecieron con su temazo para Gran Hermano (Mucho por vivir) montadas en un platillo volante sobre el patio de la casa de Guadalix. Yo no sé cómo nadie paró esto, de verdad.

Después de eso, el dúo se disolvió y continuaron caminos por separado. Mucho ojito: después de haber vendido juntas más de un millón y medio de copias. Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Sonia, de Sonia y Selena?

Pues no os vais a creer dos cosas: la primera, que el otro día me puse a dar la bienvenida bailando a lo loco con los niños por la casa y no se me ocurrió cantar otra cosa que Yo quiero bailar.

La segunda, que me he tenido que ir a mirar quién es Sonia y quién Selena, porque nunca lo tuve claro. ¿Vosotros lo sabíais?

(Nota: Sonia = rubia, Selena = morena)

sonia-y-selena

Puede que incluso os cueste creer una tercera cosa, y es que haciendo así memoria un poco rápido es fácil ubicarlas en los ’90, pero no, Maris: del 2001, son. Estrenamos el milenio bailando esto. Y toda la noche, además.

De hecho, compartieron año de estrellato con David Civera y su Dile que la quiero, con quien compitieron por ir a Eurovisión. Ganó Civera, pero ellas lo petaron ese veranito con su hit buenrollero.

Por aquel entonces, Selena y Sonia tenían 26 y 27 años, respectivamente. Llegaron a la cumbre y se hicieron en ella un precioso nidito en el que permanecieron un par de años. Seguro que aún recordáis, también, temas como Deja que mueva Baila mi son.

Explotaron su éxito en racha ascendente hasta que llegaron a aquel momento álgido, no sé si lo recordaréis, cuando aparecieron con su temazo para Gran Hermano (Mucho por vivir) montadas en un platillo volante sobre el patio de la casa de Guadalix. Yo no sé cómo nadie paró esto, de verdad.

Después de eso, el dúo se disolvió y continuaron caminos por separado. Mucho ojito: después de haber vendido juntas más de un millón y medio de copias. Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Javi Cantero, el hijo del Fary?

¿Os acordáis de Javi Cantero? Sí, “el de la moto”. El hijo del Fary.

javi-cantero

Sabéis que me gusta mucho hacer una pequeña presentación para poner en antecedentes, pero el propio Javi, en la bio de su página web, lo hace estupendamente:

Me aficioné mucho a Camarón. Y cuando estaba sólo, (porque en el fondo era muy tímido), me ponía a cantar por encima de sus cintas. Un día a los 16 años mi madre se puso a escuchar por detrás de la puerta y le encantó.
Rápidamente, se lo comentó a mi padre, que tampoco hizo mucho caso, porque pensaba que era “amor de madre”. Hasta que un día fue él quien se puso a escuchar detrás de la puerta. Entonces le gustó también, y me preparó una encerrona con su guitarrista en la que me hicieron cantar unas letrillas.
El siguiente paso fue llamar a Paco Ortega, (Productor). Y antes de darme cuenta ya estábamos hablando de grabar una maqueta con los temas “El gusanillo de tu querer” y “el teléfono de mi casa”.

Paco, (al que estoy muy agradecido), llevó la maquetilla a Muxxic y rápidamente se engancharon al tema. 6 meses después, ya estaba en la calle mi primer disco, al que no le pusimos título. Éste disco fue un gran éxito de ventas al que debo el que probablemente sea mi otro apellido para los restos… “El de la moto”.

 

Y normal. Porque ¿quién puede olvidar aquel tema? Decidme, ¿quién?

Ardieron los coches de choque del mundo, aquel verano de milenio recién estrenadito.

Pero, como suele suceder con los artistas que se estrenan con un auténtico pelotazo, luego parece que el fulgor se apaga y uno cree que el artista cae en el olvido y desaparece, pero (al menos en este caso) nada más lejos. Lee el resto de la entrada »