Entradas etiquetadas como ‘música dosmilera’

¿Qué fue de Sonia, de Sonia y Selena?

Pues no os vais a creer dos cosas: la primera, que el otro día me puse a dar la bienvenida bailando a lo loco con los niños por la casa y no se me ocurrió cantar otra cosa que Yo quiero bailar.

La segunda, que me he tenido que ir a mirar quién es Sonia y quién Selena, porque nunca lo tuve claro. ¿Vosotros lo sabíais?

(Nota: Sonia = rubia, Selena = morena)

sonia-y-selena

Puede que incluso os cueste creer una tercera cosa, y es que haciendo así memoria un poco rápido es fácil ubicarlas en los ’90, pero no, Maris: del 2001, son. Estrenamos el milenio bailando esto. Y toda la noche, además.

De hecho, compartieron año de estrellato con David Civera y su Dile que la quiero, con quien compitieron por ir a Eurovisión. Ganó Civera, pero ellas lo petaron ese veranito con su hit buenrollero.

Por aquel entonces, Selena y Sonia tenían 26 y 27 años, respectivamente. Llegaron a la cumbre y se hicieron en ella un precioso nidito en el que permanecieron un par de años. Seguro que aún recordáis, también, temas como Deja que mueva Baila mi son.

Explotaron su éxito en racha ascendente hasta que llegaron a aquel momento álgido, no sé si lo recordaréis, cuando aparecieron con su temazo para Gran Hermano (Mucho por vivir) montadas en un platillo volante sobre el patio de la casa de Guadalix. Yo no sé cómo nadie paró esto, de verdad.

Después de eso, el dúo se disolvió y continuaron caminos por separado. Mucho ojito: después de haber vendido juntas más de un millón y medio de copias. Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Javi Cantero, el hijo del Fary?

¿Os acordáis de Javi Cantero? Sí, “el de la moto”. El hijo del Fary.

javi-cantero

Sabéis que me gusta mucho hacer una pequeña presentación para poner en antecedentes, pero el propio Javi, en la bio de su página web, lo hace estupendamente:

Me aficioné mucho a Camarón. Y cuando estaba sólo, (porque en el fondo era muy tímido), me ponía a cantar por encima de sus cintas. Un día a los 16 años mi madre se puso a escuchar por detrás de la puerta y le encantó.
Rápidamente, se lo comentó a mi padre, que tampoco hizo mucho caso, porque pensaba que era “amor de madre”. Hasta que un día fue él quien se puso a escuchar detrás de la puerta. Entonces le gustó también, y me preparó una encerrona con su guitarrista en la que me hicieron cantar unas letrillas.
El siguiente paso fue llamar a Paco Ortega, (Productor). Y antes de darme cuenta ya estábamos hablando de grabar una maqueta con los temas “El gusanillo de tu querer” y “el teléfono de mi casa”.

Paco, (al que estoy muy agradecido), llevó la maquetilla a Muxxic y rápidamente se engancharon al tema. 6 meses después, ya estaba en la calle mi primer disco, al que no le pusimos título. Éste disco fue un gran éxito de ventas al que debo el que probablemente sea mi otro apellido para los restos… “El de la moto”.

 

Y normal. Porque ¿quién puede olvidar aquel tema? Decidme, ¿quién?

Ardieron los coches de choque del mundo, aquel verano de milenio recién estrenadito.

Pero, como suele suceder con los artistas que se estrenan con un auténtico pelotazo, luego parece que el fulgor se apaga y uno cree que el artista cae en el olvido y desaparece, pero (al menos en este caso) nada más lejos. Lee el resto de la entrada »