Archivo de la categoría ‘Series’

Así es Dizzy Flores (Dina Meyer), 25 años después de ‘Starship Troopers’

Starship Troopers. Peliculón estrenado en el 97 que, combinando efectos especiales reguleros y un compendio de frases de sonoridad potente y contenido vacío typical american army, te presentaba el escenario de una invasión alienígena pero, envuelto en una tormenta de pura propaganda militar y en la obligación de alistarse para ser un ciudadano, mandaban un mensaje que había que saber leer: que los pirados y los invasores somos nosotros. Y que encima nos venden que somos los buenos y tragamos como idiotas. Y además el mensaje te llegaba de una forma tan ridículamente evidente que era imposible no estar de acuerdo.

Básicamente, eso. Grandiosísima película, de esas que siempre nos paramos a ver en mi casa cuando la pillamos haciendo zapping.

Protagonizaban la cinta una cuadrilla de lo más químico del cine: Carmen Ibáñez (Denise Richards), Johny Rico (Casper Van Dien), Ace Levy (Jake Busey) y, nuestra prota de hoy, Dizzy Flores, interpretada por Dina Meyer.

Dina Meyer Starship Troopers

Dizzy era la mejor amiga y posterior amante de Rico. No quiero hacer spoilers… Pero moría trágica e inesperadamente ensartada por un bicho. He visto la peli unas ocho veces y siempre me sorprende esa escena, como si cada vez que la veo mi subconsciente pensara: «seguro que esta vez se salva». ¿A alguien más le pasa?

En fin, esta mágica mujer era la actriz Dina Meyer, que por entonces tenía sus veintinueve años y que se había estrenado hacía más bien poquito. De hecho, su segundo papel para la pantalla, en el ’93 y ’94, fueron doce episodios en Sensación de vivir, donde era una pérfida atrapabrandons. Porque para nosotros, fieles espectadores, cualquier mujer que quisiera hacer algo con Brandon y que no fuera Kelly, era una pérfida, y punto. Además, las cosas como son: a Dina se le da bien poner cara de mala.

dina-meyer-90210

Vamos, que no le iba nada mal. Pero, después de ser Dizzy Flores, le ha ido aún mejor. ¿Qué más ha hecho, aparte de matar bichos? Lee el resto de la entrada »

25 años de ‘Nada es para siempre’: Así es ahora Natalia (Carola Baleztena)

En la década de los ’90 los culebrones adolescentes como Sensación de vivir o la española Al salir de clase triunfaban en la parrilla televisiva. Todo el mundo quiso subirse a ese carro que parecía garantizar un buen share, especialmente de sobremesa (a veces, también de noche, pegadito al informativo). De manera que, a finales de la década, Antena 3 se lanzó a ello y, basada en la venezolana A todo corazón, estrenó, melodía de Cómplices mediante, su exitosísima Nada es para siempre.

Un elenco formado por, como no podía ser de otra manera, un montón de gente guapa interpretando personajes carismáticos y magnéticos garantizó que un gran número de espectadores se mantuvieran pegados a sus pantallas una tarde tras otras, hasta que la serie se canceló algo más de un año después de su estreno, tras más de 300 episodios.

En los perfiles de estos adolescentes encontrábamos la esperable variedad que hacía que todo el mundo pudiera identificarse con, por lo menos, uno/a de ellos y, cómo no, identificar también a sus amistades (y enemistades: recordemos que en toda buena telenovela siempre hay, al menos, un traidor). A nuestra protagonista de hoy, Carola Baleztena, le tocó interpretar a Natalia, una niña pija, de padres con buena capacidad económica, que acababa de llegar al instituto y que no tardó en hacer migas con el favorito, Adrián (Carlos Castel).

carola baleztena y carlos castel nada es para siempre

Lee el resto de la entrada »

Jennifer Love Hewitt «al natural»: la actriz de ‘Entre fantasmas’ deja a sus fans boquiabiertos en Instagram

Podría ser «el curioso caso de Jeniffer Love Hewitt», y es que, como ya hemos reflexionado alguna que otra vez, los ’90 vieron nacer y morir a muchas estrellas: algunas se han mantenido en fulgurante ascenso y otras se apagaron antes de acabar la década, pero otras consiguieron permanecer en un limbo intermedio, en el que estar sí que están, pero brillan como poquito. Y este es el caso de la actriz a quienes muchos recuerdan por Entre fantasmas: Jennifer Love Hewitt.

jennifer-love-hewitt-entre-fantasmas-2

Llegó, en realidad, a la popularidad en la televisión noventera a través de la serie Cinco en familia, en la que interpretó a una joven Sarah Reeves durante un centenar de episodios.

En pleno apogeo de la serie, a Jennifer le surgió la oportunidad de protagonizar la que se convertiría en su entrada triunfal en el mundo del cine: Sé lo que hicisteis el último verano, junto a Sarah Michelle Gellar y Freddie Prinze Jr., en 1997, que con un presupuesto de algo más de 15 millones, recaudó más de 113 en todo el mundo.

jennifer-love-hewitt-se-lo-que-hicisteis-el-ultimo-verano

(Por cierto, igual no lo sabéis, pero en Sé lo que hicisteis el último verano salía Johnny Galecki (Leonard en Big Bang Theory) haciendo de malote).

La cosa es que un año más tarde, en el ’98, se estrenó la segunda parte de ese gran éxito del cine del terror: Aún sé lo que hicisteis el último verano. Y se demostró que todo lo que sube, baja, porque habiendo invertido cuatro veces más que en la primera parte (60 millones de euros), recaudó poco más de la mitad en EEUU (35).

Después de aquello, la cosa no llegó a cuajar:

En 2001 protagonizó Las seductoras junto a Sigourney Weaver, y tras el desastre hubo un extraño intento (por no decir pésima idea) de ponerla de pareja de Jackie Chan en El esmoquin, en 2002, papel que le valió estar nominada al Razzie, y con honores. Aunque, me vais a permitir la anotación, esto no es nada comparado con lo que sucedió con Delgo, en 2008: Love Hewitt tiene el dudoso honor, compartido con su ex-compañero en Sé lo que hicisteis el último verano, Fredie Prinze Jr., de haber sido la voz protagonista de la cinta que rompió el récord al peor BOX Office de la historia de Hollywood: con un presupuesto de 40 millones de dólares, en el fin de semana de su estreno recaudó algo más de 100.000. Cien mil dólares. En USA solo llegó a recaudar, en total, medio millón. Y mantuvo el récord hasta 2012 (cuando se lo quitó The Oogieloves in the Big Ballón Adventure, protagonizada por Cary Elves, aka El Pirata Roberts).

fredie-prinze-jr-delgo

A la derecha, Freddie Prinze Jr. A la izquierda, Jennifer Love Hewitt

La cosa es que la carrera de Jennifer en cine nunca llegó a cuajar del todo, y prueba de ello es que, en el nuevo milenio, terminó haciendo más cine para televisión que para gran pantalla. Fue en 2005 volvió a ocupar el papel principal en una serie de éxito: Entre fantasmas. La historia de Melinda Gordon, una médium muy dulce y con bastante afición por los encajes y las transparencias, tal vez porque regenta una tienda de antigüedades. Tenía solo 26 años, y ya conocía todos los extremos del espectro de la fama de Hollywood.

jennifer-love-hewitt-entre-fantasmas

Tal vez por su perfil bajo, por su vida (dentro de lo posible) discreta o por su talante dulce, lo cierto es que finalmente la actriz consiguió tener un estándar de presencia que, si bien nunca fue fulgurante, siempre le ha provisto de trabajo y un buen número de fieles seguidores.

Después de terminar Entre fantasmas, en 2010, Hewitt no solo continuó dejándose ver en distintas producciones, como Client List, Mentes criminales o 9-1-1, en la que ha estado desde 2018, sino que se atrevió a tocar palos diferentes. Llegó incluso a publicar un libro de no ficción sobre historias de amor y técnicas de ligue titulado El día que disparé a Cupido.

jennifer-love-hewitt-the-day-i-shot-cupid

Y, aunque es cierto que no es especialmente extravagante en cuanto a su apariencia y su más de millón y medio de seguidores acostumbran a verla como alguien no particularmente artificial ni recargada, siempre se muestra, en redes y en la vida, muy cuidada de su apariencia, y el rímel, una buena luz y un par de filtros no suelen faltar en sus publicaciones. Tal vez por eso ha impactado tanto y se ha viralizado una de sus últimas publicaciones; y es que, aunque es cierto que con anterioridad había aparecido, en raras ocasiones, con menos maquillaje y sin filtros, hace poco ha aparecido en su cuenta de Instagram completamente despojada de maquillaje y filtros. Buena luz y su perfil bueno, eso sí, pero totalmente al natural.

Quiso utilizar esta imagen para hacer balance del año que termina, sintiéndose «agradecida y bendecida» por todas sus pequeñas victorias, como haber dedicado mucho tiempo a su maternidad, su décimo aniversario con su pareja, sus nuevos tatuajes, conseguir hacer más deporte o haberse convertido en «una mejor panadera».

¿Qué está haciendo Marshall (Jason Segel) 10 años después de ‘Cómo conocí a vuestra madre’?

Increíble lo que llegaron a dar de sí un paraguas amarillo y una trompa azul, porque Cómo conocí a vuestra madre se emitió desde 2005 hasta 2014 y nos tuvo a todos con la nariz pegada a la tele para saber quién era aquella misteriosa mujer bajo el paraguas colorín, que acabaría por convertirse en la madre de los hijos de Ted (que, por cierto, ya os conté que sale en Black Mirror).

Parece mentira que hayan pasado ya diez años desde que acabara la que, junto a Friends Big Bang Theory, forma parte del top 3 de sitcoms de este siglo. Y de ahí no me bajáis.

Como sea, la cuestión es que, junto al glorioso Macguffin que era la madre de sus hijos, había todo un elenco de personajes que acompañaban a Ted: teníamos a Neil Patrick Harris en el papel de Barney Stinson, a Cobie Smulders como Robin Scherbatsky, a Alyson Hannigan interpretando a Lily Aldrin y, claro, a nuestro protagonista de hoy: Jason Segel, como Marshall Eriksen, el mejor amigo de Ted.

jason segel como conoci a vuestra madre

Lee el resto de la entrada »

20 años de ‘Perdidos’: ¿Qué fue de Sawyer, el actor Josh Holloway?

Yo ya sé que es difícil de creer, y he tenido que mirar dos veces para asegurarme de estar contando bien, pero sí, no hay duda: este 2024 se cumplen 20 años del estreno de Perdidos.

Os he contado en más ocasiones que yo pertenezco a ese grupo repudiado formado por aquellos a quienes nos gustó el final de la serie. Tengo que matizar, también es cierto, que me gustó en el momento. Quizá porque necesitaba poner ya un punto final a aquella angustia existencial terrible que llevaba arrastrando seis temporadas. Porque ahora, con perspectiva, cada vez que pienso en ello me quedo con ese regusto amargo de «me han tomao el pelo». ¡Pero en fin! La vida sigue.

¿Recordáis Perdidos, verdad? Un variopinto grupo de sujetos con truculentos pasados —que se fueron desvelando poco a poco— sufre un accidente de avión que los dejó atrapados en una isla que resultó parecerse bastante a un sueño de Resines. En aquel avión había un médico, un padre con su hijo, una mujer embarazada, un antiguo militar, un hombre que estaba en silla de ruedas antes de aparecer en la isla… Y luchando con el médico por el puesto de guaperas y llevarse a Evangeline Lilly estaba Sawyer (que en realidad se llamaba James Ford), interpretado por Josh Holloway.

james ford perdidos

Lee el resto de la entrada »

Buffy y Spike: 20 años después, así son Sarah Michelle Gellar y James Marsters

Era marzo de 1997 cuando la serie que desbancó en popularidad a la película que la precedió se estrenó en televisión: Buffy, cazampiros, llegaba para quedarse.

Con una clarísima Sarah Michelle Gellar como protagonista y un por-entonces-necesario amor romántico que satisfacer, la vimos primero hacer pareja con David Boreanaz en el papel del vampiro bueno, Angel, que luego tuvo su propio spin off, y más tarde con Spike, un vampiro que siempre fue malo hasta que le tocó ser el churri de la prota y que, a saber, estaba interpretado por James Marsters.

Juntos tuvieron a un ejército de fans en vilo, capítulo tras capítulo, esperando a que se diera el momento mágico de su primer beso que, si no recuerdo mal, fue bajo la escalera de un pub mugriento. O tal vez fue cuando Spike tenía la cara hecha un cuadro. Como fuera, era muy apropiado, todo.

buffy y spike

El último episodio de Buffy se emitió ya en un nada desdeñable 2003. ¿Qué está haciendo ahora la pareja protagonista?

Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Katie Holmes, la actriz que «desapareció» al casarse con Tom Cruise?

El sofá de Oprah tuvo que sufrir los pisotones de un Tom Cruise gritando desquiciado que su amor era Katie Holmes. El momento fue tan… ¿Mítico? ¿Vergonzoso? ¿Bizarro? Como sea, tan… peculiar que se convirtió, de forma instantánea, en historia de la tele estadounidense. Tanto, que incluso en Scary Movie parodiaron el momento.

Corría por entonces 2005, Katie Holmes era una actriz de veintisiete años que había debutado apenas ocho años atrás y que, poco a poco, se estaba haciendo con un codiciado lugar para cualquier joven actriz: después de ganarse la popularidad y el cariño gracias a su personaje de Joey en Dawson Crece, ya había tenido papeles protagonistas y principales en títulos de la talla de Jóvenes prodigiosos, junto a Michael Douglas y Robert Downey Jr., Premonición, Última llamada o, por supuestísimo, Batman Begins, ese mismo 2005.

katie holmes batman

Pero entonces llegó 2006: Holmes se casó con Cruise, tuvieron una hija, Suri, y la actriz pareció diluirse en la sombra de su marido. Lee el resto de la entrada »

Ya puedes ver otra vez en televisión a Jane Kaczmarek, la madre de ‘Malcolm’

Cuando las productoras del mundo, allá a principios de los 2000, buscaban nuevas fórmulas de comedia familiar lejos del clásico núcleo de «familia feliz» que llevábamos tragando treinta años, surgió una teleserie en cuyo epicentro se encontraba Malcolm, un chavalín de quien descubrían que era un genio y que vivía en una familia deliciosamente desastrosa. Y, en ese desastre, Jane Kaczmarek era Lois, la matriarca.

Jane-Kaczmarek-Malcolm

 

A Jane le sucedió lo mismo que a su compañero de reparto, el gran Bryan Cranston, que es que fue esta la serie que le dio fama internacional, aunque llevaba ya muchos años de interpretación. Concretamente, 18 en su caso. Y casi todo lo que había hecho hasta entonces había sido televisión.

Lee el resto de la entrada »

30 años de ‘Vida de este chico’: así era Leo DiCaprio en su primer rol protagonista

Dudo que exista mucha gente en el planeta que no sepa quién es Leonardo DiCaprio. Puede que mi madre y poco más. Hace apenas siete años que alzamos la voz al cielo cuando, por fin, se alzó con el Oscar a mejor actor por su papel en El renacido, después de no pocas nominaciones, aunque menos de las que mucho creímos que se merecía.

Sorprende los pocos títulos que, en realidad, tiene en su currículum. Mientras que otros actores de su generación tienen más de setenta, ochenta o incluso cien títulos en su carrera, a Leo DiCaprio, desde que empezara a principios de los ’90, se le cuentan poco más de cuarenta, y eso que varios de ellos son cortometrajes o documentales producidos por él mismo para apoyar su intenso activismo contra el cambio climático, del que es uno de los más firmes embajadores. De hecho, desde 2015, año al que pertenece El renacido, solo ha protagonizado tres títulos más: Érase una vez en… Hollywood, No mires arriba y la recién estrenada Killers of the Flower Moon (Los asesinos de la luna), las tres a cual mejor, aunque la duración de esta última ha agitado la opinión de la gente sobre «lo que debe durar una película».


La cuestión es que, cuando rememoramos los inicios de DiCaprio, siempre echamos mano de dos títulos consabidos: la serie Los problemas crecen, en la que participó como Luke Brower, un «chico problemático», en la séptima temporada, y Critters 3, de 1991, en la que tenía un pequeño papel como Josh.

Sin embargo, fue un par de años más tarde, en el 93, cuando el actor tuvo ocasión de poner todos los focos sobre él, y es que ese año se estrenaron ¿A quién ama Gilbert Grape? Vida de este chico.

Si son del mismo año, porque elijo hablar de Vida de este chico, y no de ¿A quién ama Gilbert Grape? Porque en la primera DiCaprio sí era «este chico», y en la segunda Gilbert Grape era Johnny Depp. Eso sí, el papel de Arnie Grape, el hermano pequeño de Gilbert, fue el que le valió a Leo su primera nominación a un Oscar, como mejor actor de reparto. No lo ganó, y tardó más de veinte años en poder levantar esa estatuilla.

Vida de este chico, que hizo con diecinueve años, fue su primer papel protagonista para cine.

leo dicaprio vida de este chico

Bajo la dirección de Michael Caton-Jones, compartió cartel con Robert De Niro y Ellen Barkin para dar vida a Tobias Wolff, Toby, en la propia autobiografía del escritor y profesor de literatura, que gira en torno a su relación como adolescente rebelde en los años ’50 con su padre maltratador.

Una película que ha envejecido notablemente bien (habida cuenta, sobre todo, de que está inspirada en los ’50 y es buen reflejo de la sociedad de entonces) y que, además, mantiene una buenísima puntuación del público en la mayoría de los portales de cine. El papel de DiCaprio aquí no lo llevó a una nominación al Oscar, como ¿A quién ama Gilbert Grape?, pero sí le valió cinco nominaciones en diferentes premios a mejor actor promesa, de los cuales ganó dos: el Film Critics Association de Chicago y el ídem de Los Ángeles.

leo dicaprio robert deniro vida de este chico

De la película y las interpretaciones que vemos en ella, se ha dicho que es un «sólido retrato familiar, guion sin efectismos y un reparto eficaz que da fuerza a este melodrama» (Fernando Morales, El País) o que «sus protagonistas trabajan con denuedo para hacer que sus personajes y sus relaciones sean creíbles, intensas y emotivas» (Jonathan Rosenbaum, Chicago Reader).

Treinta años del que fue el primer gran éxito de uno de los actores más importantes de nuestro siglo, del que sus compañeros, como Christian Bale, ha llegado a decir que «todos los actores de nuestra generación hemos hecho carrera con los papeles que ha rechazado DiCaprio». Un buen momento para recordar que todos tenemos un inicio.

Así son ahora los gemelos Sprouse, Ben en ‘Friends’ y los famosos ‘Zack y Cody’

Decían Albert Monteys y Manel Fontdevilla en una tira de El Jueves que todas las grandes historias pueden resumirse en una sola frase. La de Friends sería «toman café y les pasan cosas».

Friends marca un antes y un después en nuestra manera de entender las sitcoms. Se salieron del hilo típico que centraba su atención en el núcleo familiar para contarnos la vida de seis amigos solteros en la ciudad de Nueva York. El que podría definirse como eje de la serie, la trama que la ocupa durante sus diez temporadas (del ’94 al 2004) es la historia de ¿amor? entre Rachel, una niña rica que acaba de dejar a su futuro marido plantado en el altar, y Ross, el hermano mayor de una vieja amistad del instituto, separado y padre de un hijo, Ben.

Cole-Sprouse-Friends

A Ben le daba vida un jovencísimo actor llamado Cole Sprouse que, aunque no fue seleccionado para el papel, tenía un hermano gemelo también actor: Dylan Sprouse. Y, tras Friends, ambos hicieron carrera, tanto juntos como por separado. Lee el resto de la entrada »