Carta a Luis Enrique: Ojalá vuelvas pronto, ¿quizás para el Mundial?

Querido Luis Enrique;

Te has ido por problemas familiares. La familia es lo primero y saber priorizarla ante la gran etapa profesional que estabas viviendo te honra. Ser el seleccionador nacional era una de tus mayores ilusiones, lo conseguiste y luchaste por devolver a la Roja su esencia. Pese a las críticas, lograste llevar a cabo un recambio generacional indispensable y que seguirá produciéndose gracias a tu enseñanza. No tengo duda de que Robert Moreno será un gran sustituto porque, con él, en la selección seguirá teniendo tu toque personal. Un toque que ojalá pronto puedas seguir aportando tú mismo.

Ya lo dice el presidente de la RFEF, Luis Rubiales: “Siempre tendrás las puertas de la federación abiertas”. Las de la federación y las de los corazones de todos los españoles para que devuelvas a la Roja al lugar que se merece. No se si será para la Eurocopa —ojalá que si, más que nada por el poco tiempo que queda—, para terminar lo que empezaste. Pero, sino, para el próximo Mundial.

Sería un placer (y la mejor de las noticias) ver cómo tus problemas familiares se solucionan, que vuelves al césped de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas enfundado en el chándal con el escudo de tu país. Con esas gafas de sol que tanto usas y con tus formas de decir la lista previa a cada convocatoria tan peculiares. Has dejado huella, Lucho.

Luis Enrique entrenando con la selección. RFEF

Luis Enrique entrenando con la selección. (RFEF)

Ojalá vuelvas pronto. Significará que tu ilusión por entrenar sigue vigente, que te apartas porque crees que no puedes darlo todo, porque tu situación familiar —esa de la que nunca has hablado y respetamos— te supera; pero que estás dispuesto a volver. A volver a ilusionarnos.

Te esperaremos el tiempo que sea necesario, míster.

Los comentarios están cerrados.