Entradas etiquetadas como ‘restos de los Reyes Magos en la Catedral de Colonia’

Algunos datos curiosos sobre el tradicional ‘Día de Reyes’

El 6 de enero se conmemora la Epifanía de los Reyes Magos o, dicho de otro modo, es cuando en la liturgia católica  se celebra la presentación de Jesús al pueblo (Dios hecho hombre) y ello conlleva el haber recibido varios presentes entre los que destacaron ‘oro, incienso y mirra’, otorgándole dichos regalos a ‘tres reyes’ que acudieron hasta Belén siguiendo una estrella desde Oriente. No queda claro cuántos eran, en realidad, esos hombres sabios que hasta allí viajaron, debido a que existen antiquísimas crónicas que incluso mencionan a que el grupo de reyes magos lo componían una docena de personas.

Algunos datos curiosos sobre la celebración del Día de Reyes

Los tres regalos que recibió el niño Jesús tenían un significado: según las escrituras que se dan como oficiales (Evangelio de San Mateo) fue Baltasar el encargado de entregar el preciado oro a Jesús, ya que éste era considerado el ‘Rey de Reyes’ y ese presente era el que estaba destinado para los monarcas y altos dignatarios. Por su parte, Gaspar obsequió al Mesías con incienso, pues se trataba del hijo de Dios y a las divinidades se les rendía culto en los altares quemando incienso. Melchor ofreció la mirra por que Jesús era hombre y como tal moriría joven, siendo necesaria esa resina para que su madre (María) pudiese ungir el cuerpo sin vida cuando llegase el momento del deceso.

Debemos tener en cuenta que el 6 de enero también era la fecha en la que, hasta hasta entrados en la Edad Media, se estuvo conmemorando todas las celebraciones alrededor del nacimiento de Jesús, ese día era el del Navidad (que posteriormente fue trasladado al 25 de diciembre), el de la Epifanía de los Reyes Magos y también se recordaba el bautismo de Cristo (actualmente se conmemora el domingo siguiente a la epifanía, cayendo en este 2019 en el 13 de enero).

Cabe destacar que, según fue extendiéndose el catolicismo por todo el planeta y formando parte de las instituciones que gobernaban en las naciones, se fueron sustituyendo las fechas de las fiestas paganas por las religiosas, repartiéndose por todo el calendario anual.

La tradición de celebrar la festividad de los Reyes Magos podemos encontrarla en algunos lugares de Centroeuropa como Bélgica, Austria, Polonia o Alemania (de hecho, en la Catedral de Colonia se exhibe una arqueta que dice contener las reliquias de los Reyes Magos y que fue llevada hasta esta población por el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Federico I de Hohenstaufen, conocido popularmente como Barbarroja).

También en algunos lugares de Francia, Italia y Portugal podemos encontrar que sigue celebrándose así como en la totalidad de España (el país que mantiene una mayor tradición sobre los Reyes Magos). En aquellos países del continente americano en la que hubo una importante presencia española también se realizan diferentes celebraciones en torno a los Reyes Magos (México, Argentina, Uruguay, República Dominicana, Colombia, Venezuela, Paraguay, Puerto Rico o Cuba) e incluso en algunas partes de Filipinas (antigua colonia española) sigue manteniéndose esta tradición.

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

 

¿Por qué las reliquias de los Reyes Magos se encuentran en la Catedral de Colonia?

¿Sabías que las reliquias de los Reyes Magos se encuentran en la Catedral de Colonia?

Junto a Vaticano, Jerusalén y Santiago de Compostela, la Catedral de Colonia es uno de los lugares de peregrinación que más católicos recibe. Éstos viajan hasta allí con la intención de visitar el sarcófago instalado detrás del altar mayor que contiene una de las reliquias más veneradas entre los creyentes: los que se suponen que son los restos de los Reyes Magos.

El hecho de que se encuentre en la Catedral de Colonia se debe a la conquista del norte de Italia, durante la segunda mitad del siglo XII, llevada a cabo por Federico I de Hohenstaufen, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Barbarroja (sobrenombre por el que era conocido el emperador) expolió la ciudad de Milán, llevándose consigo todo aquello que consideró que tenía un gran valor.

Entre lo que se apropió se encontraban las reliquias de los Reyes Magos, las cuales habían llegado a Milán en el siglo IV llevadas desde Constantinopla por Eustorgio (religioso cristiano que tras su muerte fue canonizado).

El emperador decidió regalar dichas reliquias a Reinaldo de Dassel, el hombre al que Barbarroja había nombrado canciller jefe de Italia y que además ejercía como arzobispo de Colonia, por lo que éste vio la posibilidad de levantar un nuevo templo religioso en esta importante población situada al Oeste de Alemania.

Aunque las reliquias llegaron a Colonia en el año 1164, no fue hasta mediados del siglo XIII (1248) cuando comenzaría a levantarse la catedral y ésta no sería terminada hasta 1880. Tras el altar mayor se colocó una monumental arqueta gótica en las que se encuentran los restos que son visitados por cientos de miles de personas que peregrinan hasta allí.

 

Te puede interesar leer: ¿Por qué los Reyes Magos ofrecieron a Jesús ‘oro, incienso y mirra’?

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons