El curioso origen de las ‘vacunas’

Durante el último cuarto del siglo XVIII, Edward Jenner estuvo ejerciendo como médico rural en el condado de Gloucester, al oeste de Inglaterra.

Una labor que, a menudo, le hacía visitar a familias de granjeros que contraían diferentes enfermedades por el hecho de estar en contacto con los animales así como otras de índole vírico; pero se dio cuenta que aquellas mujeres que se dedicaban a ordeñar vacas se infectaban con la viruela bovina pero sin embargo quedaban inmunes a la viruela que padecían los humanos, algo que en aquella época era muy común que se transmitiese con cierta facilidad.

Tras comprobar todo el proceso de cómo las ordeñadoras en contacto con vacas que padecían la viruela bovina quedaban innocuas a la enfermedad de los humanos, se puso a investigar y realizó varios ensayos con un niño de ocho años al que le inyectó la ‘viruela vacuna’ publicando en 1798 un informe que tituló ‘An enquiry into the causes and effects of Variolae Vaccinae, known by the name of cow pox’ (Una investigación sobre las causas y efectos de Variolae Vaccinae, conocida por el nombre de la viruela de la vaca) y en el que determinaba que si se inoculaba dicho virus a una persona ésta quedaba preservada de sucesivos contagios.

 

Te puede interesar leer:

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

 

Fuente de la imagen: DodgertonSkillhause (morguefile)

2 comentarios

  1. Dice ser Daniel Lopez

    Curiosas enfermedades éstas de aparición espontánea, cuando hasta la Wikipedia sabe que:”Se transmite a otros por medio del contacto directo por estornudos, garganta, piel, ojos o cualquier otro tipo de secreción de las personas infectadas”. y en España está erradicada desde hace 30 años.
    Coinciden en aparecer cuando la mafia farmaceutica empieza a ver que sus resultados de beneficios bajan en un país porque la gente está empezando a abrir los ojos,que mejor que una campaña de terror para que vuelvan al redil. El negocio es lo primero, los beneficios lo segundo y finalmente los pacientes, eso sí que no se desmanden.

    04 junio 2015 | 11:40

  2. Dice ser antonio larrosa

    El afan comercial de las farmacéuticas nos hace desconfiar de tantas vacunas y más sabiendo que personas vacunadas de algo han padecido aquella enfermedad. Yo sé de un caso : Un pastor vacunó a su perro contra la rabia y aquel mismo dia la cgió y tuvieron que sacrificarlo. A veces los virus no estan suficientemente debilitados y al inyectaRLOS TANTO EN ANIMALES COMO EN PERSONAS CONTAGIAN LA ENFERMEDAD (He puesto mayúsculas sin querer) Lo mismo sucede con algunas vacunas.

    Clica sobre mi nombre

    04 junio 2015 | 13:16

Los comentarios están cerrados.