Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘alcohol’

Reflexiones sobre el tabaco y el alcohol entre los jóvenes

Por Laura Castells Castany

Imagen de archivo de unos jóvenes usando tabaco de liar. (GTRES)

Imagen de archivo de unos jóvenes usando tabaco de liar. (GTRES)

Fumar tabaco es un comportamiento social muy arraigado en nuestro país. En los últimos tiempos, se han desarrollado campañas sanitarias y leyes para reducir su consumo. Aún así, este comportamiento sigue presente en la sociedad y empieza a edades muy tempranas. Cuando paseo por los alrededores de un colegio, me quedo perpleja al ver la cantidad de niños que van con un cigarrillo en mano.

Un estudio afirma que el 50% de jóvenes entre 16 y 18 años fuma regularmente. Creo que aquí es donde reside el gran problema.

Los jóvenes relacionan el hecho de fumar con la adquisición de aptitudes personales y de una proyección social que aumenten su autoestima. Además, no conocen las consecuencias reales del tabaco, o las que conocen tienen un efecto a largo plazo que no les preocupa.

Por otra parte, es difícil para los adultos castigar a los jóvenes por fumar, ya que ellos mismos lo hacen. Para evitar esto, es necesaria una educación social que conciencie más sobre los efectos del tabaco y que desvincule la relación entre fumar y adquirir confianza en uno mismo.

__________________________________________________________________

Por Laura Granel

El otro día leí una noticia sobre una nueva moda que está surgiendo en los bares y discotecas de Madrid (y se han detectado casos excepcionales en otros sitios como en Mataró). Son aquellos locales que permiten traer el alcohol de casa, consumirlo dentro y depende del sitio hasta guardarlo durante ese fin de semana.Ellos proporcionan los vasos, los hielos y los refrescos.

Un grupo de chicas intercambia la botella de alcohol por una carta de la baraja española, que, ya en la barra, les servirá para canjear su botella. (JORGE PARÍS)

Un grupo de chicas intercambia la botella de alcohol por una carta de la baraja española, que, ya en la barra, les servirá para canjear su botella. (JORGE PARÍS)

Sé que mucha gente estará en contra de estos sitios, pero considero que es una muy buena iniciativa teniendo en cuenta la situación actual.

Creo que es una buena forma de adaptarse como empresa a los tiempos que corren. Ofrecen una nueva opción de bar y discoteca más económica para quien no se pueda permitir pagar los precios de ocio que actualmente hay en el sector.

Como se proporciona un espacio a los jóvenes para que no beban fuera, ellos se evitan así las multas, pero realmente ganamos todos: se da una mejor imagen de la cuidad y se reduce la suciedad y el orín en la calle.

Ley “mamá cocaína”, una aberración

Por Mari Ángeles Fernández

63260Petrificada me he quedado al leer la noticia de Alicia Beltrán, una mujer embarazada que vive en Wisconsin y que fue detenida el pasado 18 de julio por haberle contado a su médico que había sido adicta a los medicamentos. Y es que la ley de Wisconsin, conocida como “mamá cocaína”, otorga a las autoridades el derecho de “encarcelar” a una futura madre si consume alcohol o drogas de manera severa y se niega a ir a un centro de tratamiento voluntariamente.

Veo muy bien que se vele por el bienestar del feto y que se ayude a las madres con la labor de desintoxicación llegado el caso, pero creo que esta ley es una total aberración. En primer lugar porque atenta contra el derecho fundamental de libertad de la persona. En segundo lugar porque se trata a la mujer como un mero objeto para gestar hijos bajo el control estatal. Y en tercer lugar porque nadie, excepto ella misma, tiene derecho a decidir sobre su vida y la de su futuro hijo.

Si midiésemos a todas las mujeres “enfermas” por el mismo rasero que el de la ley Wisconsin, deberíamos también encarcelar a futuras madres que hayan sufrido o sufran anorexia, bulimia u obesidad, entre otras, y que no quieran internarse voluntariamente en un centro de tratamiento. Ellas también estarían poniendo en peligro al feto, ¿no?. En fin, lo dicho, como mujer y persona, opino que esta ley es una total y absoluta aberración.

El ciclista atropellado en Madrid

Por Santiago Esteban

Un ciudadano llamado Eduardo A. G arrolla, en estado de embriaguez, a un ciclista la madrugada del pasado miércoles en el barrio de Tetuán en Madrid. Huye de los hechos con el ciclista herido, tendido en el suelo, que fallece horas después. Se detiene a este individuo, por no llamarle otra cosa, y se comprueba que carecía de carnet por haber perdido todos los puntos, que ya le habían detenido por este motivo y que había sido condenado por conducción bajos los efectos del alcohol en 2012. Ciclista atropelladoSin embargo, pocas horas después, el juez de instrucción número 6 de Madrid le ha dejado en libertad con cargos. Es decir, sólo tiene la obligación de comparecer en el juzgado todos los lunes de cada semana.

Es complicado creer en la justicia de este país con hechos como éste. Somos muchos los indignados por este tema y por la falta de sentido común que muchas veces impera en este país. Si el problema es la ley y atenerse a ella rigurosamente, quizá es hora de cambiarla. Si el problema es la flexibilidad de la justicia, es hora de reflexionar si el modelo sirve para garantizar el Estado de Derecho. Pedimos que se haga justicia y que este tipo no vaya libremente por la calle. Que pague, que sepa cada minuto que acaba de destrozar a una familia y que es un cobarde.

LEE AQUÍ CÓMO ENVIAR TU OPINIÓN Y TU DENUNCIA

Padres, ¿sabéis en qué consiste el ‘botellón’?

Por José Luis Hernández

Hay un fenómeno que me resulta muy chocante, los padres y madres que afirman con total naturalidad, incluso con cierto orgullo, “mis hijos hacen ‘botellón’”. Cada vez que oigo algo así me pregunto: ¿sabrá esta persona en qué consiste el ‘botellón’? Bueno, pues para los padres y madres que estén tan contentos, yo les explico: el ‘botellón’ consiste en emborracharse y/o drogarse. Así de sencillo. No consiste en hablar con los amigos, pasear. No. Consiste en consumir la mayor cantidad de alcohol y drogas posible al menor coste posible.Botellón

Sí, ya sé que los padres y madres que lean esto pensarán “mi hijo no bebe, ni se droga”. Bueno, pues no es así: si su hijo o hija hace ‘botellón’, se emborracha y/o se droga. Y es que España lidera el consumo de alcohol y drogas a nivel mundial. Y eso no se logra sólo con los hijos “de otros”… también los suyos contribuyen. Así que si a un padre o a una madre le parece bien que sus hijos o hijas se droguen, pues vale. Pero que no se engañe, ni trate de engañar a sus vecinos o familiares: si sus hijos hacen ‘botellón’, se emborrachan y/o drogan.

Moncloa: ocio de alcohol y drogas frente a la Junta de Distrito del PP

Por Jose Luis Hernández Jiménez

En el Madrid gobernado por el PP de forma ininterrumpida durante años, si un ciudadano honrado quiere abrir un comercio tiene que soportar una asfixiante burocracia, pagar gran cantidad de tasas y pagar abusivos impuestos; si alguien quiere abrir un restaurante, la burocracia es aún mayor; si alguien quiere entrar en la Policía Municipal con más de 30 años, se lo prohibirán; si alguien aparca en un sitio donde está prohibido, será multado en menos de 5 minutos; si quiere poner un puesto en un mercadillo del ayuntamiento, tendrá que pagar unas tasas bien altas; si quiere hacer una exposición o cualquier acto en algún recinto municipal, se lo prohibirán o le cobrarán caro por hacerlo… Pero si lo que quiere alguien es consumir alcohol y drogas, el PP le pone Moncloa a su servicio y completamente gratis.

RestosbotellonMoncloaEn Madrid nos multan si no reciclamos las basuras pero a los que vienen a Moncloa a consumir alcohol y drogas les permiten dejar toda su basura y sus vidrios rotos donde le pille bien. Y si no hay dinero para pagar los servicios de limpieza, se suben un poco más los impuestos a los ciudadanos y arreglado.

Las multas por no cumplir con las normativas de seguridad y salud en el trabajo son altas… pero la permisividad para quien deja vidrios rotos en zonas de paso para ciudadanos es total. ¿Y cuál es el dispositivo de seguridad para este botellón que se organiza cada fin de semana en Moncloa y evitar así eventuales tragedias como la del Madrid Arena? Ninguno. Al ser ilegal, el PP lo permite. Si montase un dispositivo de seguridad estaría reconociendo abiertamente que lo permite. Que cada uno se salve como pueda porque no hay dispositivo de seguridad.

Mientras a los españoles decentes el PP nos asfixia con sus impuestos, al ocio de alcohol y drogas no les son aplicables: los traficantes no pagan impuestos ni el PP les cobra nada por ocupar miles de metros cuadrados públicos para hacer botellón. Todo son facilidades.

Además, el ocio del alcohol y drogas supone ruidos, gritos a toda la noche, meadas por el barrio y rotura de mobiliario urbano. Y alguien se preguntará ¿cómo duermen los vecinos de Moncloa con este panorama durante más de tres décadas? Pues muy sencillo: la mayoría sufrimos insomnio crónico.

La gran cuestión es: ¿por qué el PP es tan represivo con los ciudadanos honrados y tan permisivo con el ocio de alcohol y drogas? Es cierto que esto se repite en muchos barrios de España, pero en Moncloa hay algo que le hace especial: ocurre enfrente de la Junta de Distrito de Moncloa e incluso en la propia entrada, lo que convierte a dicha Junta en uno de los meódromos favoritos de los borrachos y drogados con total pasividad por parte del PP. Espero que si algún día en Moncloa ocurre una tragedia como la del Madrid Arena, nadie crea a los dirigentes del PP si se les ocurre decir que no sabían que en Moncloa miles de jóvenes acuden de jueves a sábado todas las semanas a consumir alcohol y drogas en sus zonas públicas.

Salou, destino turístico familiar y deportivo… y de desfase non stop

Por Eva López Sanz

Un año más han llegado a Salou una avalancha de jóvenes universitarios ingleses para vivir el Saloufest: una semana de eventos y competiciones deportivas. I love tour, la empresa organizadora del festival, promociona estas vacaciones como una gira deportiva, pero ¿cómo se puede hacer deporte con la botella en la mano todo el día?

Dejando a un lado la ética de la empresa organizadora y la tolerancia de unos padres que permiten a sus hijos una semana de borrachera continuada, me asombra muchísimo más el interés del Ayuntamiento de Salou por aceptar ser la sede de la juerga, del vandalismo y del alcohol, hacer la vista gorda con la ordenanza municipal que prohíbe ir sin camiseta y consumir alcohol en la calle y no tener en cuenta la oposición de sus ciudadanos hacia dicho festival.

Sería conveniente revisar los valores con los que el consistorio pretende promocionar el destino turístico, porque con los 200 euros que cuesta esta semana de desfase non stop no se gana un turismo de calidad. Todavía está por ver cómo acaba esta edición, la más multitudinaria hasta la fecha, pero el griterío ya se ha apoderado de Salou.

¿Qué nos aporta ver a Ortega Cano en el juzgado?

Por Neus Martínez Martín

Año tras año, son demasiadas las víctimas que provocan los accidentes de tráfico. La muerte de muchas de esas personas es causada por irresponsabilidad de terceros.111591

Mi reflexión nace de la fotografía del torero Ortega Cano que estos días circula en los diarios. En la foto veo a alguien avergonzado, abatido ante el foco de una cámara que lo retrata y pone la carnaza a disposición de todo el mundo que quiera recrearse en ella. No tengo ni idea si iba borracho al volante. Si así fue, es un acto que debe traer consecuencias, sea quién sea quien lo cometa (anónimo o famoso).

Me pregunto qué nos aporta a todos esta fotografía. ¿Deberíamos crear un archivo fotográfico de todas las personas que han matado a otras en accidentes de tráfico? ¿Es ético exponer a alguien conocido como si estuviera en una plaza pública esperando a que le apedreen?

Si me dijeran que haciéndolo solucionaríamos la tragedia, me arriesgaría. Pero desgraciadamente no es así y solo puedo pensar que esa fotografía es un linchamiento mediático gratuito; que nos gusta perdernos en la carnaza y que perdemos de vista lo importante: aportar y trabajar por las soluciones.

Un parque infantil de Getxo, convertido ahora en lugar de reunión de indigentes

Por D. R. G.

Me gustaría denunciar la situación que estamos viviendo los ciudadanos de Algorta (Getxo) y los vecinos de la zona, en relación a la presencia de indigentes y colectivos que tienen comportamientos incívicos e ilegales en la plaza Bihotz Alai, destinada sobre todo al público infantil (salvo eventos que realiza el ayuntamiento).  A ver si así el consistorio o las instituciones que procedan adoptan todas las medidas posibles para solventar esta situación. El pasado jueves asistimos, los niños y los padres, a una pelea entre dos individuos que ponía la piel de gallina. Se ha cursado queja al Ayuntamiento de Getxo recientemente, pero consultado con la policía municipal parece que poco se va a poder hacer.

20130220_175129La mayoría de las personas que frecuentamos esta plaza tenemos hijos pequeños (justo enfrente está el colegio) y nos gusta ir porque podemos vigilar a los niños muy fácilmente (es una plaza casi cerrada), “era” una plaza tranquila donde los niños podían jugar al balón, con la bici, con el patín, etc., hay habilitado un pequeño parque y da el sol.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, esta plaza se ha convertido en el lugar de reunión y en vivienda habitual de individuos que beben alcohol, fuman “porros”, tienen perros que van sueltos, sin bozal y defecan sin que sus excrementos sean recogidos por sus dueños, que también orinan y defecan en la plaza.

En consecuencia, los menores corren el riesgo de cortarse con botellas, de ser atacados por los perros, infectarse por las heces o verse involucrados en las peleas.

Al consultar sobre esta situación a una patrulla de policías que habitualmente hace la ronda por la plaza, me comunican que se han cursado varias actas de infracción pero que “no hay nada que hacer  entre que son insolventes (no pagan las multas) y no se presentan al juzgado”.

Como ciudadana de Getxo me niego en rotundo a ceder un espacio público y que está dirigido especialmente a los niños a estos individuos y mucho menos para estos menesteres (consumo de alcohol, orinar, defecar, etc.). También me resisto a creer que la Administración y la Policía Local  no puedan hacer “nada” frente a esto.

Conductores de metro metidos a médicos

Por Nury R. G. (Barcelona)

Escribo para explicar la situación que viví el pasado jueves (31-1-13) en el metro de Barcelona. Subí en Catalunya, en la línea roja dirección Fondo, y me encontré con un hombre desmayado en el suelo y el resto de pasajeros mirándolo preocupados. Pregunté a una señora si habían avisado y en eso salió el conductor. Pidió que no lo tocáramos, que ya se había encargado él, y volvió a su trabajo tranquilamente. El hombre siguió en el suelo ante el asombro de todos los que iban entrando –que por otra parte, no hacían nada-, el conductor avisaba por megafonía de vez en cuando: “no toquen al hombre que está en el suelo” (¡vaya fijación con el contacto!) o “el hombre del suelo está borracho”… y pasaron 5 paradas (Clot) hasta que entraron 2 [encargados de] seguridad y lo sacaron del tren.

Metro de Barcelona

Puedo intuir que el conductor había visto al hombre –a través de las cámaras- momentos antes de que se cayera y por esto intuía que su alcohol en sangre estaba “por encima de sus posibilidades”. Lo que no entiendo es… ¿Cómo puede estar seguro de que sólo necesita 2 [encargados de] seguridad y no un técnico sanitario? ¿Cómo puede TMB tardar más de 5 paradas en atender un caso así? ¿Tan normal nos parece saltar por encima de personas tiradas en el suelo que ni siquiera nos planteamos incorporarlo, espabilarlo? Y cuando se intentó…“no toquen al hombre del suelo, está borracho”… ¿por qué una persona “presuntamente” borracha parece tener menos derechos que cualquiera?

Si un día me baja el azúcar y me desmayo en el metro, ¿me diagnosticará también el conductor? ¿Valorará él lo que necesito?, ¿y cuánto tardarán en atenderme? Olé, olé TMB.

Sobre la tragedia del Madrid Arena (III)

Por María Sánchez

“Soy menor y estuve allí”

Soy menor de edad, tengo 17 años y estuve en Madrid Arena, con esto quiero que conste que fueron muchísimos menores de edad, no solo de 17 años, sino también mas pequeños que yo conocía. Ha sido una de las peores experiencias de mi vida. Yo estaba en la pista principal y allí también hubo pequeñas avalanchas, yo sufrí una de ellas y estuve abajo, fueron los peores segundos de mi vida, no me quiero imaginar lo de las pobres chicas y la gente que estuvo en el túnel. La organización fue una autentica basura. Efectivamente no pidieron DNI ni registraron nada. También hubo bengalas dentro de la pista, porque a mí y a mis amigos nos tiraron una a los pies, y con eso ya se demuestra la irresponsabilidad por parte de la organización de no revisar las bolsas. Yo estoy segura de que la mayoría de los “guardas” ni lo eran, únicamente eran gente corriente con chalecos reflectantes, porque no sabían como actuar en esta situación de tanto estrés y peligro. Dentro de la pista, como es normal por la cantidad de gente que había, no se podía ni respirar, además de la cantidad de gente que estaba fumando, una amiga mía y yo nos mareamos mucho y fuimos hacia el túnel para ir al baño y refrescarnos un poco; los guardas no nos dejaron pasar, nos dijeron que nos comprásemos una botella de agua, pero que no podíamos pasar al otro lado, y vimos también cómo un chico que estaba a nuestro lado le suplicó que quería ir al baño, que tenía ganas de vomitar y su contestación fue: “no vas a pasar, vomita ahí, en esa esquina”. Eso es algo que no se puede permitir.

Con el tema de las entradas, mi novio, también menor, fue uno de las relaciones públicas, él desde el primer día estuvo al tanto de las entradas que se iban vendiendo, cuatro días antes me dijo: “dame tu entrada, no quiero que vayas, se han vendido más del doble de las entradas permitidas y ahí se va a liar”; no le hice caso, y no me puedo arrepentir mas. Con esto quiero dejar constancia de que todo lo que se dice es verdad, y que ojalá la basura de Justicia que hay en España, por una vez, haga lo que tienen que hacer, únicamente por respeto a las familias de las cuatro fallecidas y de la herida gravemente.

———————————————————————————————————————

Por Mauro P.

“Entré en la cola con 15 amigos y salí de ella con uno solo”

Estuve en el Madrid Arena. Dentro del recinto era muy difícil desplazarse de un lugar a otro y más aun desplazarse de un lado a otro. Ni los baños ni las salidas de emergencia estaban
señalizadas, solo había carteles de “emergencias” pero mal situados, ya que estaban encima de las entradas a todos los túneles, los cuales eran de entrada y salida. Las escaleras de acceso a la pista central estaban abarrotadas de gente. Desde primera hora de la noche se reflejó el sobreaforo. Recorrimos 100 metros de cola entre empujones y apretones. Todo el mundo se
dispersó y los que íbamos con amigas íbamos agarrándolas para que no fuesen aplastadas. Yo entré en la cola con 15 amigos y salí de ella con uno solo. La sensación que tenemos todos es que la cola era un arroyo de gente, como un torrente de agua. Y la entrada de acceso al recinto también fue rápida y descontrolada. No había seguridad indicando a la gente cómo entrar o dónde moverse, simplemente metieron a más de 15.000 personas en un recinto cerrado a vistas de su suerte, como si fuéramos ganado, lucrándose de nuestro dinero; de nada sirve comprar las entradas con mes y medio de antelación ya que nunca iba a haber “sold out”. Lo único que frenó la venta de entradas fue el alto precio en taquilla, 60 euros.

Fue el “sálvese quien pueda”, nosotros fuimos un grupo grande y conseguimos “hacernos sitio” en la pista, pero apenas a 10 metros del fatídico túnel. Pasamos allí varias horas, bailando y disfrutando de la rave sin saber que a 20 metros moría gente. Incluso algunos amigos estuvieron en el túnel en el momento del tapón, a escasos dos metros de la montaña de gente, pero hay que imaginarse la cantidad de ruido, música, gritos que habría para que no se enterasen hasta el día siguiente de que a esa escasa distancia estaba muriendo gente. Según los dueños del recinto del Madrid Arena, la pista de baile estaba diseñada para albergar 3.600 personas, dos por metro cuadrado, y en cualquier foto se puede demostrar que no se acerca para nada a dicha cifra. La Comunidad de Madrid alquiló el recinto a una empresa, encargada de organizar la fiesta, pero si ésta no cumple las normas de uso es tu responsabilidad y más si te estás lucrando por ello.

Sinceramente estoy acostumbrado a que en la noche madrileña nos traten a los jóvenes como ganado, te gastes el dinero que te gastes en la entrada a una fiesta electrónica. Soy habitual en este tipo de eventos y te das cuenta de que si sales sin daños de este tipo de fiestas es porque te has preocupado tú por ti mismo, porque nadie de los organizadores lo va a hacer por ti. Y cuando ocurren cosas de estas lo primero que nos viene a mi y a mis amigos a la boca es: “esto solo pasa en España”. Durante muchos años no podremos estar orgullosos de la nación donde nacimos.

———————————————————————————————————————

Por Ane

 “¿Cuántas mentiras más de la organización y de los políticos?”

Soy una madre cuyo hijo y quince amigos estuvieron en la fiesta. Tenían la entrada desde hacía tres meses. Fueron por ver a Steve Aoki. Mi hijo llegó a casa desencajado, nos contó que fue horrible, nos enseñó fotos, vídeos.  Hasta un mensaje de Twitter donde el anterior DJ hablaba de 20.000 asistentes, ¿cuántas había entonces cuando actuó Aoki? Puedo asegurar que en el vídeo se ven muchas más, por cierto el tuit dando las gracias desapareció en cero coma.

¿Cuántas mentiras más el Ayuntamiento, la organización, políticos, incluido la señora Botella nos van a contar? ¿Cómo puede ser que la policía ve que hay chavales en la puerta haciendo botellón y salten diciendo que no es competencia de ellos? ¿No dicen que está prohibido el botellón? ¿Cómo justifican los chavales que han estado si les han quitado la entrada? Mi hijo tiene fotos y vídeos, ¿pero y el que no tiene? La culpa no fue del DJ. Mi hijo en marzo estuvo en otra actuación de Aoki, diferencia abismal. En fin, quienes de verdad han perdido son las cinco niñas, las familias se recuperan pero ellas no. Reciban un saludo, una madre atacada por ver a su hijo mal y oír mentiras.

———————————————————————————————————————

 Por José M. G. Prado

 “¿Por qué todas esas puertas cerradas?”

Mi hija estuvo allí y dice que uno de seguridad les impidió el acceso a la zona central cuando empezaba a actuar el DJ, y tuvieron que rodear el recinto recorriendo pasillos y varias puertas cerradas hasta casi dar la vuelta al mismo y encontrar por fin una por la que acceder al espectáculo. ¿Por qué todas esas puertas cerradas?

———————————————————————————————————————