Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘deporte’

¿El boxeo no es un intento de violar al otro?

Por Julián Gómez Vidal

Combate de boxeo (EFE).

Combate de boxeo (EFE).

Apenas comenzados los Juegos Olímpicos en Brasil, dos boxeadores han sido acusados de distintos casos de violación. ¿Hay algo más lógico? ¿Acaso la esencia del boxeo no es un intento de violar al otro, para lo que se citan dos agresores, y se asaltan mutuamente muchas veces, salvajada permitida y hasta pagada y honrada por una sociedad embrutecida?

¿El que el daño que ambos intentan hacer al otro sea multiorgánico, hasta hacer perder la conciencia -la que ellos y sus espectadores tengan- lo hace menos grave que si se concentra en los órganos sexuales, como en la violación?

Acabemos de una vez con esa barbarie que todavía deshonra a nuestra especie y que la aparición de mentalidades más humanitarias, como el cristianismo y el budismo, consiguieron eliminar ya durante mucho tiempo.

 

Aplicar las reglas del fútbol a la política

Por Plácido Cabrera Ibáñez

Tarjeta roja a Fernando Torres (EFE).

Tarjeta roja a Fernando Torres (EFE).

Es conocido que en el fútbol existen unas reglas elementales para facilitar el juego limpio. Entre ellas se encuentran las famosas tarjetas amarilla y roja.Dentro de unos días los españoles tendrán que ir a votar para elegir a sus representantes políticos. En los últimos años la corrupción ha sido una de sus primeras preocupaciones.

Sugiero la posibilidad de llevar las reglas de juego del fútbol a la política, para cuando un diputado, senador, concejal o miembro de un partido sea imputado (ahora se llama investigado o encausado). Estaría bien que en esas situaciones al político le saquen una tarjeta roja y automáticamente pierda su condición de representante público, y el partido en el que militaba no pueda sustituirlo, como pasa en los partidos de fútbol, que desde ese momento el equipo continúa el partido con un jugador menos.

Cuando exista una sentencia condenatoria en firme, obligarlo a devolver todas las cantidades recibidas desde la primera mensualidad; y si esto no fuera posible, será el partido que lo presentó en las listas el que devuelva los importes de manera subsidiaria. Todo esto podría ayudar a elegir mejor a los representantes políticos, a reducir la corrupción y a realizar un servicio público en la política más limpio.

 

Quiero correr de rosa en la Carrera de la Mujer y no me dejan por ser hombre

Por Pedro García Moreno

Más de 30.000 mujeres participando en la Carrera de la Mujer de 2014 (EFE).

Más de 30.000 mujeres participando en la Carrera de la Mujer de 2014 (EFE).

Quería comentar algo que a mi parecer va en contra de la idea de la lucha contra el cáncer de mama que plantea la organización de la Carrera de la Mujer que se celebra este domingo.

Mi prima me inscribió en la carrera que se celebra este domingo en Madrid. No tengo intención de competir contra nadie, ni de llevarme ningún trofeo, sólo quiero compartir ese momento con mi madre, mi tía, mi prima Rebeca y la novia de mi hermano. Pagué por mi dorsal porque me parece un evento importante, entiendo que es una competición para mujeres, pero más allá de eso es un evento que trata de concienciar a la gente contra el cáncer de mama; enfermedad que también podemos sufrir los hombres.

Según la organización y pese a haber aceptado la inscripción como varón y el pago de la misma por una buena causa, no puedo correr por ser hombre, y la solución que me dan es devolver el dinero.

Repito, mi intención no es ganar, es pasar un día con las mujeres de mi familia que participan en la carrera. Me quiero poner la camiseta rosa y estar ahí con mi dorsal. ¿Por qué no existe un dorsal cero para los hombres que queremos apoyar esta iniciativa como comenta una participante? Esto debería ir más allá del sexo de las personas, debería ser igualdad ante una enfermedad. En mi familia perdimos a mi abuela muy joven por un cáncer de matriz, y una de mis mejores amigas sufrió un cáncer de mama del que ha logrado salir. Solo quiero apoyar la iniciativa.

 

En defensa de Rafa Nadal tras las acusaciones de dopaje

Por Javier Prieto Pérez

Rafa Nadal.

Rafa Nadal celebrando una victoria. (EFE)

Las acusaciones de dopaje contra Rafa Nadal vertidas por Roselyn Bachelot, exministra francesa de Sanidad y Deportes, resultan inaceptables e indignantes. La ex política afirmó en un programa de televisión en su país que los siete meses de inactividad deportiva de Nadal en 2012 se debieron a un positivo detectado en un control, y negó que ese parón de debiera a una nueva lesión en la maltrecha rodilla izquierda de Rafa.

Según la estrambótica ‘tesis Bachelot’, cuando un tenista se ausenta durante un largo periodo de la competición ATP, habitualmente no se debe a problemas físicos, sino a casos de dopaje detectados. Todas estas infundadas inculpaciones huérfanas de prueba contienen una extraordinaria gravedad. Extienden la mancha de la duda sobre uno de los mejores jugadores de todos los tiempos y tratan de erosionar su gran activo: su imagen.

Porque la figura de Rafa trasciende los títulos y récords obtenidos -14 Grand Slam, 27 Masters 1000, un Oro Olímpico- en su carrera profesional, pues representa los valores supremos del deporte. Así, su capacidad de sacrificio y de superación ante las innumerables lesiones que ha padecido, su voluntad de trabajo, su humildad –en las victorias y en las derrotas- y su espíritu de lucha en las condiciones –físicas, deportivas y familiares- más adversas, lo convierten en un modelo seguido por muchos jóvenes en todo el planeta. A estas virtudes, se suman su juego limpio y su solidaridad, protagonista de múltiples iniciativas benéficas.

Por todo ello, no deja de indignar y sorprender la incontinencia verbal e imprudencia de un ex alto cargo de la administración del país vecino. Espero que las acciones legales emprendidas contra la Sra. Bachelot acarreen el castigo que merecen. ¡Vamos Rafa!

Homenaje a Gaspar Rosety

Por Javier Prieto Pérez

La noticia del fallecimiento de Gaspar Rosety ha teñido de luto el mundo del periodismo deportivo y a mí me ha causado una profunda consternación. Rosety nos ha dejado con apenas 57 años, aunque nos ha donado un legado profesional impresionante.

Gaspar Rosety, en la entrega de los premios Antena de Oro 2013 (Gtres).

Gaspar Rosety, en la entrega de los premios Antena de Oro 2013 (Gtres).

Gaspar fue una de las mejores voces radiofónicas, sobre todo en la década de los 80 y 90, cuando trabajó para las principales emisoras españolas. En aquellos años, que fueron una época dorada para ese género periodístico, nos regaló infinidad de lecciones magistrales. Contaba con una voz profunda y personalísima que ponía al servicio de unas retransmisiones espectaculares, especialmente de partidos de fútbol. En ellas combinaba lirismo, épica e intensidad. Su talento, su extraordinaria dicción y su riqueza de vocabulario convertían en mágicas sus alocuciones. Siempre huyó de convencionalismos y desarrolló un estilo genuino, propio y auténtico, aglutinando en el ejercicio de su profesión todas las características del buen periodista. Sus palabras a través de las ondas conseguían el milagro de hacernos ‘ver en color’ el fútbol en la radio. Al mismo tiempo, poseía una gran personalidad.

Recuerdo sus frecuentes encontronazos con José María García en directo en el programa SuperGarcía de Antena 3 Radio. Pero su mayor virtud era la pasión por el deporte y por el periodismo que transmitía cada vez que se ponía delante de un micrófono. Con su marcha, perdemos a uno de los grandes iconos de la ‘vieja escuela’ del periodismo en estado puro. Sólo puedo decir que sin conocerle era un integrante más de mi familia, puesto que su voz me acompañó durante toda mi juventud.

Fue, es y será un referente para una generación completa de periodistas. Ahora, junto a Juanma Gozalo y Andrés Montes, organizará unas maravillosas tertulias en el cielo. Gracias maestro y hasta siempre.

 

 

Todo era mentira

Por Ángel Villegas Bravo

La atleta palentina, Marta Domínguez, durante su participación en Londres 2012 (EFE).

La atleta palentina, Marta Domínguez, durante su participación en Londres 2012 (EFE).

En mi casa, cuando competía, todos nos reuníamos alrededor del televisor, ilusionados, seguros de presenciar un derroche de esfuerzo, de pundonor, de entrega. A medida que la prueba avanzaba, empezábamos a ponernos en pie, a lanzar exclamaciones, a animar, como si estuviéramos en el estadio: ¡Vamos, Marta, vamos, Marta!

Al final, el júbilo, los abrazos y los elogios; la celebración, como si Marta fuera de la familia; era de la familia, de la familia de los que amamos el deporte y admiramos a los que lo dan todo, triunfen o no, pero dejándose la piel. Y Marta era así, creíamos que era así.

Ahora sabemos que todo era mentira, que Marta nos ha engañado, ha engañado a todos los que la seguíamos con devoción, ha engañado a sus compañeros atletas y les ha robado prestigio y, tal vez, la oportunidad de algún triunfo a los que competían limpiamente, sin trampas.

En lugar de recurrir (otra vez más)  debería pedir perdón a todos los que nos sentimos engañados, a todos sus compañeros deportistas, y darnos, al menos, la oportunidad de perdonarla, de sentir que está arrepentida. Y debería tener un gesto: devolver todo el dinero que se ha embolsado injustamente, incluido su sueldo de senadora.

 

Hacia el establecimiento de una Educación Secundaria Deportiva

Por Santiago Aragón Guarné

CEIP VALLE INCLAN.- CENTRO DE ENSEÑANZA DE INFANTIL Y PRIMARIA.- VUELTA AL COLE.- ALUMNOS.- DEPORTE.- GIMNASIA.- NIÑOS.- PATIOS.- EDUCACION.- MALAGA

Clase de gimnasia en un colegio de Málaga (ARCHIVO).

Hay institutos que ya imparten en el ámbito de la formación profesional (a partir de 16 años) ciclos formativos de actividades físicas y deportivas y disponen de instalaciones y profesionales cualificados. Si crearan grupos con adolescentes de 12 a 16 años que compaginaran un deporte establecido en la zona con asignaturas adaptadas de la ESO se tendría la posibilidad de cursar una educación secundaria deportiva que ahora solo existe en escasos centros de referencia y de difícil ingreso.

No se trata de potenciar la competitividad sino de asumir el centro de interés de aquellos que en el patio se vuelven locos corriendo detrás de una pelota para, desde ese banderín de enganche, desarrollar el resto de asignaturas con el fin de diversificar oferta y disminuir el fracaso escolar.

Pocas iglesias abiertas para reencontrar el Camino de Santiago

Por Isabel Ramis

Hace un par de semanas que terminé el Camino de Santiago en bici, con mi hermana, desde Astorga, y la verdad es que volví algo preocupada. Me llamó la atención que la mayoría de las iglesias se encontraran cerradas. Como resultado, sólo 9 de los 40 sellos que tenemos en nuestra credencial son de parroquias. El resto son de bares, tiendas o albergues.

Foto de la Catedral Santiago de Compostela. (ARCHIVO)

Foto de la Catedral Santiago de Compostela. (ARCHIVO)

Mucha gente decide hacer el Camino de Santiago como una buena opción de ocio deportivo y económico. Me parece bien, no lo critico, pero resulta complicado hacer el Camino de Santiago como peregrinación cuando difícilmente puedes hacer la visita o ir a misa. ¿No hay nada que podamos hacer para reencontrar el Camino?

¿Deporte o fanatismo?

Por Emilio Sancho Lozano

Ante el luctuoso e inaceptable suceso acaecido el domingo en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón de Madrid, como consecuencia del irracional enfrentamiento entre “hinchas” exaltados del Atlético de Madrid y del Deportivo de La Coruña, como simple practicante aficionado y amante del deporte desde niño hago a todos unas preguntas…

Imagen de archivo del Frente Atlético, los hinchas radicales del Atlético de Madrid. (EFE)

Imagen de archivo del Frente Atlético, los hinchas radicales del Atlético de Madrid. (EFE)

¿Cómo es posible que algo que nació para unir a personas y pueblos en una sana competencia, como es el deporte en general y el fútbol en concreto, se haya convertido en una simple excusa para dar lugar a estallidos de violencia entre aficionados?

¿Y que el fútbol llegue hasta límites tan intolerables como a los que hacemos referencia, que dieron lugar a la muerte de un hombre y a otros heridos con arma blanca, donde cada vez existe menos deportividad y más negocio?

¡Pobre futuro le espera a una sociedad donde el deporte, y por extensión la democracia, pueden ir de la mano de la violencia!

Ojalá algo similar no pueda volver a producirse en ningún lugar del mundo y confiemos que, en el caso que nos ocupa, la jusitica actúe implacable, impecable y rápidamente para que los culpables paguen tan execrable crimen.

Desigualdades de género en el deporte

Por David Creus Carrasco

Sé que con los tiempos que corren hablar en los medios de aquello que no es corrupción, no vende. Pero el que les escribe piensa en que es posible cambiar el mundo a través de la igualdad

 Rafa Nadal y Serena Williams durante un partido benéfico del 'Charity Day'. (Sergio Barrenechea / EFE)

Rafa Nadal y Serena Williams durante un partido benéfico del ‘Charity Day’. (Sergio Barrenechea / EFE)

entre hombres y mujeres.

Me dedicó a la enseñanza del tenis juvenil y las diferencias entre sexos son muy grandes en el siglo XXI. Podemos intentar diferenciar el tenis femenino del masculino o deporte en general, una y otra vez, sin razón alguna para hacerlo.

Dando privilegios por el solo hecho de creernos esa frase tan célebre de que las mujeres son más débiles. Eso es primitivo y sirvió en una época para resaltar el machismo humano ante la cobardía de que la mujer pudiera ser más inteligente.

Aquellos que lo hacen aún temen que sea así. ¿Qué tal si no excluimos y vivimos abrazando simplemente las capacidades humanas, vengan de donde vengan?

Las chicas existen, trabajan como el que más y merecen que lo empecemos a reconocer no con palabras, sino con hechos.