Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘metro’

Pequeños gestos en el día a día… como ceder el asiento a una embarazada

Por Eugenia Peña

Estimado compañero de vagón:

Mujer embarazada (Europa Press)

Mujer embarazada (Europa Press)

Soy esa chica a la que esquivas la mirada cada mañana. Esa cuya tripa de más de 6 meses de embarazada logra incomodarte tan sólo unos segundos antes de finalmente decidir volver a enfrascarte en tu lectura o en el juego de tu móvil.

Me gustaría decirte que con tu gesto la sociedad me decepciona cada día un poco más y me hace preguntarme en qué momento nos hemos vuelto tan insensibles con las embarazadas, los mayores, los niños o las personas con movilidad reducida.

Me levanto a las 6 de la mañana para ir a trabajar, para pagar mis impuestos y para intentar conciliar mi vida profesional con mi faceta de madre, algo cada vez más complicado en la sociedad en la que vivimos.

Por supuesto que tener hijos no es un gesto altruista, sino una elección personal que asumo con total responsabilidad. Sin embargo, sí creo que en uno de los países más envejecidos del mundo, la maternidad y la infancia deberían estar más protegidos.

Siempre dirigimos la mirada a los políticos, y se nos llena la boca al pedir más medidas de conciliación, pero en este caso la responsabilidad empieza por uno mismo, con estos pequeños gestos.

Estimado compañero de vagón, espero volver a verte mañana. No me gustaría tener que pedir la baja antes de tiempo para evitar casi dos horas de trayecto al trabajo de pie. Por favor, no mires para otro lado.

Harta de pagar mi abono transporte cuando el trato recibido es pésimo

Por Rebeca Ojea

Recarga del abono en un cajero automático (Comunidad de Madrid).

Recarga del abono en un cajero automático (Comunidad de Madrid).

Soy una usuaria habitual de la línea 664 Madrid-San Lorenzo del Escorial que sale del intercambiador de Moncloa. Quiero poner de manifiesto el trato incorrecto que estamos recibiendo como usuarios.

Cambian los horarios y no los actualizan online, siendo internet a donde te remiten reiteradamente si se te ocurre preguntar a algún chófer de la compañía.
Tampoco los cambian en el panel informativo de la cabecera de línea, puesto que la señorita que atiende en la ventanilla de la estación del Escorial explica que eso le corresponde hacerlo al Consorcio de transportes.

En definitiva, quiero expresar el hartazgo con el que pago mensualmente mi abono de transporte C1 (90 euros), recibiendo a cambio un trato cada vez menos profesional y serio.

Metro de Madrid, cómo molestar a todos los madrileños y pedir disculpas

Por Manuel Fermoselle Bernardo

Metro de Madrid (Europa Press).

Metro de Madrid (Europa Press).

Metro de Madrid informa: con motivo de los paros parciales los días 13, 14, 15 y 16, los servicios de trenes se verán afectados. Disculpen las molestias.

¿Quieren que disculpemos lo que intencionadamente provocan?

Permítanme que les diga, que de ninguna manera disculparé mi molestia para perseguir un fin dirigido a una supuesta administración responsable y que se fuma un puro mientras los usuarios pagamos las consecuencias de sindicalistas iluminados.

Una huelga a la japonesa manteniendo el metro abierto las 24 horas afectaría sensiblemente a la administración sin molestar al usuario, pero es más cómodo afectar indiscriminadamente a todos los madrileños y pedir disculpas.

Incivismo: Nunca le ceden el asiento a mi esposa, embarazada, en el transporte público

Por Carlos J. Romera

Interior del vagón de un metro de Madrid (Jorge París).

Interior del vagón de un metro de Madrid (Jorge París).

Todos los días mi esposa, embarazada de seis meses, realiza el trayecto al trabajo en transporte público (autobús y cercanías, linea C2, en la Comunidad de Madrid). Personas de cualquier edad y condición la miran, se dan cuenta de su estado y nadie tiene la decencia y educación de cederle su asiento.

Así es la sociedad en la que vivimos: individualista, egoísta y por desgracia para todos, cada vez más incívica. A esos ciudadanos que se quejan por todo y no predican con su ejemplo les diría que en algún momento de sus vidas conocerán a alguien dependiente, o a esas chicas jóvenes, que se quedarán embarazadas; ese día, cuando sufran el incivismo y la indiferencia del resto, probarán su propia medicina.
¿Todavía no nos hemos dado cuenta de que el respeto a los demás es lo más beneficioso para cada persona y el único camino para vivir en sociedad?

¿Por qué van a viajar gratis los perros en el Metro de Madrid?

Por Carlos Arilla Vilches

Una usuaria del metro entra en el suburbano de Barcelona acompañada por su mascota (EFE).

Una usuaria del metro entra en el suburbano de Barcelona acompañada por su mascota (EFE).

Por adelantado va que la medida de permitir a las mascotas caninas viajar en el Metro me parece acertada, que tengan unas limitaciones en uso o en horas determinadas también lo comparto, que su dueño sea responsable civil si orina, molesta o causa daños también me parece lógico.

Lo que no logro entender es por qué ese uso y disfrute se hace sin costo alguno, vamos, más concretamente, yo tengo un Gran danés, aún cachorro que llegará a pesar unos 80 kilos. Y un hijo de 7 años que no llega a 30 kilos de peso.

Cuando la medida entre en vigor me resultará incomprensible que mi hijo tenga que pagar billete y mi perro no, dado que la situación financiera del país sigue en niveles preocupantes, creo que si la Comunidad de Madrid quiere permitirse el lujo de regalar un billete asumiendo el costo del trayecto, mantenimiento y limpieza deba hacer lo propio con los niños.

 

Los pies se pegan al sucio suelo del metro en Barcelona

Por Joana Sòla

Me dirigía a mi lugar de trabajo a las 8 de la mañana; línea azul de metro, la Sagrera. Cuando entré en el vagón me dieron naúseas por la suciedad que encontré. Los pies se quedan enganchados. Hay suciedad incrustada en las paredes y en los zócalos. Me pregunto cómo es posible que en una ciudad como Barcelona, con la cantidad de turismo que nos visita, tenga tanta suciedad en los medios de transporte públicos.

Foto del metro de Barcelona. (EUROPA PRESS)

Foto del metro de Barcelona. (EUROPA PRESS)

También los autobuses, que utilizo a diario, están cada día más sucios. Se acumula y ahora es roña. No me extraña que enfermedades erradicadas aparezcan de nuevo. He viajado a países tercermundistas en los cuales los transportes públicos estaban más limpios que los de mi propia ciudad, cosmopolita y moderna. ¿Es el Ayuntamiento de Barcelona el responsable de que sea una ciutat neta?

¿Y si el nivel de renta fijara el precio del abono transporte?

Por J. M.

Entiendo que hay jóvenes que sin trabajo y toda ayuda social es buena. Pero no es menos cierto que haya otros muchos trabajando que viven en casa de sus padres y sin cargas familiares. Entonces, ¿qué sucede con aquellos de 50 años con mujer y dos hijos como yo? Todos parados.

Fotografía de un usuario recargando su abono. (Comunidad de Madrid)

Un usuario recarga su abono. (Comunidad de Madrid)

Se informa de un abono para desempleados de larga duración pero ¿y los que hemos perdido el trabajo hace tres meses?

Considero que debería medirse la ayuda no por la edad sino por las rentas de cada uno. Y Metro de Madrid y Hacienda cruzar datos si efectivamente una persona necesita una ayuda de este tipo.

 

Estoy harto de ver a personas colarse en el metro

Por Daniel Baratella Rossi

Andén de Metro de Madrid (JORGE PARÍS)

Andén de Metro de Madrid (JORGE PARÍS)

Vivo en Pacífico, trabajo en Barajas, tengo un piso en Hortaleza y todos los días me muevo con el metro, transporte muy bueno y muy eficaz en nuestra ciudad.

Pero créanme, estoy muy harto de días tras días ver a muchas personas colarse en el metro y yo tener que pagar rigurosamente.

Lo peor es que muchas veces lo hacen delante de los mismos trabajadores del metro de Madrid, como pasó hace dos días en la estación de San Bernardo.

Una chica se cuela, hay dos trabajadoras del metro que están hablando entre ellas y la chica las mira, se cuela sin pagar y ellas ni se inmutan. Siguen hablando como si no hubieran visto nada o nada hubiese pasado.

Me quedé más que sorprendido, no pude ni reaccionar. Y les prometo que cada día lo veo en distintas estaciones y un par de veces delante de los vigilantes de seguridad que muchas veces pasan de todo y se dedican a cuchichear con los empleados del metro o directamente no están, pues, están fumando y conversado entre ellos.

Así que me pregunto: ¿por qué tengo que pagar rigurosamente y otros se aprovechan del dinero que metro de Madrid recauda y ellos viajan gratis?

¿Podrían poner más controles para que todos paguen su transporte? La mayoría de las ciudades del mundo tienen unas barreras altas y seguras para evitar que esos energúmenos se cuelen. ¿ no podría metro de Madrid hacer algo, lo que sea, al respecto?

Espero que sí, porque me mosquea mucho y es una vergüenza.

‘La smartcity’ española va con retraso

Por César Sánchez

El Ayuntamiento de Barcelona invierte cantidades astronómicas en hacer de Barcelona la ciudad del móvil y la tecnología.
Estamos dando pasos hacia una smartcity.

Varios viajeros a punto de subir al metro de Barcelona. (EFE)

Varios viajeros a punto de subir al metro de Barcelona. (EFE)

Acabo de volver de Londres y no acabo de entender por qué el transporte público de nuestra “smartcity” sigue estando a años luz respecto a los de otras ciudades.

Ni siquiera tenemos un sistema de tarjetas electrónicas recargables, para no estar malgastando en tarjetas de metro de papel. Tampoco tenemos un sistema anti-robo a la altura de una smartcity, para los billetes trimestrales.

Puestos a hablar de la ciudad del móvil, ¿dónde están las notificaciones a nuestros dispositivos para avisar en tiempo real de retrasos en trenes y autobuses para ahorrar a la ciudadanía a tener que correr para llegar a un tren o autobús que, en realidad, va con retraso?

¿Cuándo evolucionaremos?

 

Permitido colarse pero no entrar con perros

Por Miguel Abeledo

Una imagen del Metro de Barcelona. (EP)

Una imagen del Metro de Barcelona. (EP)

Este fin de semana queríamos viajar en el metro de Barcelona con nuestra perrita. En la parada de metro no había ningún cartel ni pegatina que prohibieran la entrada de perros por lo que pensábamos que ya había entrado en vigor la nueva norma que permitía viajar a los perros en el metro.

Tan pronto entramos, un guardia de seguridad vino corriendo hacia nosotros para decirnos que teníamos que salir, que hasta cierto punto lo entiendo si así es la norma.

Mientras estaba con nosotros, unos 2 minutos, se colaron sin pagar unas 5-6 personas. Cuando le preguntamos por qué no hacía nada para pararlos o llamarles la atención, la respuesta recibida fue que no llevaban perros.