El truco falso que Carlos Sobera usó para rodearse de ratas y aconseja para las cucarachas en ‘Secret Story’

La mayoría de la gente trata de mantener a las cucarachas fuera de su casa, con lo bonitas, silenciosas y discretas que son, pero Secret Story ha llenado su casa de ellas aposta.

El caso es que a los concursantes les propusieron ganar leche y tomates, dos productos que casan muy bien y que tiene todo el sentido juntar, pero para qué se los iban a dar sin más si puedes hacer que la gente muera por un síncope de asco.

Así que les dijeron a Luis Rollán y a Cynthia que tenían que pasar una prueba: meter la mano en unas urnas a ciegas, que no sabían lo que contenían. Si lo superaban, tendrían sus productos. Es más o menos lo que pasa en un DIA un sábado a medio día, que tienes que esquivar a la señora que se cuela, al adolescente con resaca cuya madre ha mandado a por arroz y al jubilado ocioso que no quiere nada más que dar por saco y si lo consigues, puedes llevarte pan.

Luis empezó a meter la mano en las urnas mientras cantaba el Aserejé, porque esa canción espanta los males. En serio, que tú entras en la habitación de Annabelle, le cantas el Aserejé y se convierte en una muñeca de Famosa. Barbie era Chucky antes de que se la cantaran. Si alguna vez os atacan zombies les habláis de Diego que viene rumbeando y os dejan en paz.

Total, que Rollán metió la mano en una caja donde había telarañas de mentira, en una en la que había merengue, cosa que no pareció darle asco, a saber dónde ha metido este hombre las manos, y en una en la que había cepos para ratas, pero no saltó ninguno y no pudimos ver cómo perdía un dedo cercenado.

Pero llegó el momento en el que tenía que meter la cabeza en una urna que estaba llena de cucarachas. Cucarachas enormes. Cucarachas que se te queda el coche tirado y vienen a remolcarte ellas con un sombrero de lucecitas.

“Que le den por culo a la leche y los tomates”, dijo Rollán al ver aquello. Sobera le animó bailando el Aserejé, pero es que Sobera bailaba dando palmadas a la vez que movía el cuerpo y parecía una africana mayor en las fiestas de la aldea.

“¡¡VENGA, POR LOS TOMATES Y LA LECHE!!” le animaba Sobera. Braveheart clamando por la libertad para animar a sus guerreros era una mierda al lado de Sobera animando a los tomates.

Y llegó el truco:

“Te cuento un truco que lo puedes utilizar, yo lo usé una vez con ratas, tú imagínate que son mecánicas, que les hemos dado a la cuerda y por eso se mueven”, le dijo Sobera convencidísimo.

Y pareció funcionar, porque Luis Rollán metió la cabeza en las cucarachas como el que se revuelca en ferrero rochés.

“Me miraban así”, dijo después, poniendo cara de sorpresa. Claro que te miraban raro, joder Rollán, imagínate que eres una cucaracha y estás ahí de tranquis con tus colegas y te sale del suelo un tío gon gafas a mirarte. Te pasa eso a tí en una terraza con una cucaracha gigante y también pones cara de sorpresa, no te jode.

“Lo malo es que se meten por los sobacos y a las cinco de la mañana en la cama salen“, dijo Sobera en plató, dejando a todos los colaboradores con el cuerpo torcido. Ya no vuelven a dormir. El Cucal es el nuevo Rexona.

“Lo que le he contado de las mecánicas es mentira, no lo he hecho en la vida”, confesó encima Sobera. JAJAJAJAJAJAJA Qué maldito genio del mal.

Cynthia por su parte tenía que cantar la canción de Mecano esa en que se cuelan en una fiesta en la que solo hay coca cola y las tías van más comprometidas que un matrimonio celebrando las bodas de oro. Pero es que Cynthia no le tenía miedo a nada. Metía las manos en las urnas misteriosas como el que se lava las manos.

“Más adentró, más adentró, hasta el fondo, Cynthia”, le decía la súper con voz emocionada. Joder. Yo me puse un poco engorilado y todo. Qué metafórico todo. Me dice eso a mi y me empotro a una cucaracha.

Y Cynthia metió la cabeza en las cucarachas y lo que más le preocupó fue que no le cabía la cabeza, lo de las cucarachas pues sólo les pegó unos gritos allí dentro que los pobres bichos trataban de escapar haciendo un butrón en el metacrilato.

Canales miraba la prueba achinando los ojos, probablemente pensando “pues si ha metido la cabeza ahí no le dará asco…”. JAJAJA Pillastre.

“Hazte así por los huecos de la chaqueta, que suelen anidar en los huecos“, le dijo sobera a Cynthia y ahí a la muchacha ya le dio el parraque y se puso a chillar y a darle escalofríos del asco. Sobera es un sádico maravilloso y le amamos por eso.

Y sí, ganaron los tomates y la leche. Más baratos que en el DIA.

2 comentarios

  1. Dice ser Luis

    Esos animales transmites infinidad de enfermedades debido a que viven la la basura y se alimentan de toda clase de elementos podridos repletos de virus y bacterias. Allá por donde pasan dejan un rastro invisible altamente tóxico cargado de generadores de infecciones que pueden ser mortales, como la salmonella. Jamás hay que comer un alimento que haya estado en una superficie por la que han estado esos bichos. Un familiar mío murió de una enfermedad así.

    20 octubre 2021 | 11:22

  2. Dice ser Luz

    Muy divertido;))))

    20 octubre 2021 | 14:30

Los comentarios están cerrados.