Sale a la luz el truco de Isaac, confesado a Lucía, para hacer ‘edredoning’ y que no se note que está practicando sexo en ‘La última tentación’

Isaac, en plena ejecución. (FOTOS: TELECINCO)

 

Después de 20 años de Gran Hermano, Supervivientes y demás realities de encierro con gente haciendo lo que los papás les hacen a las mamás o las mamás a los papás, ha sido Isaac el que ha tenido que innovar en el mundo del edredoning para que no se note el riñoneo. Hasta ahora debajo de las sábanas, mantas, fundas nórdicas, edredones y hasta mantas zamoranas se notaba todo, ese movimiento de ir y venir de nalgas que parece que hay dos calvos tratando de escapar de un saco.

Y claro, es un vaivén muy sospechoso y si mojas el boquerón en la cisterna se nota mucho y te pillan. Pero Isaac ha desarrollado una técnica que se puede vender en la teletienda de lo buena que es. Lo mismo un fisioterapeuta no te la recomienda y en esa postura antes dejas embarazada a una almohada que a la pareja, pero oye, no se sabe si debajo de las sábanas estás practicando sexo o poniendo tarima flotante.

Peeeeero, el truco llegará en unos parrafos, tal y como llegó en el orden natural, que es el mejor orden para todas las cosas.

¿Me seguís en redes o por la calle o con un gps? Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow.

El caso es que a La última tentación llegó la hoguera de confrontación entre Lucía e Isaac, después de que Isaac le haya puesto los toriles a su novia con Bela, en uno de los acontecimientos más predecibles desde la salida del sol.

Lucía le llamó falso unas 234.985 veces, farzo arriba, farzo abajo. Isaac se excusó medio mal: “No era yo, no estaba siendo ni yo. Porque si soy como yo soy, sabía que te iba a molestar todo”, le dijo a su novia. O sea, que sí que fue él y eso también le molestó a Lucía. Pobre Isaac, claro, es que haga lo que haga se enfada Lucía. Si es falso, porque es falso, si va follándose todo lo que se mueve, malo también. Es tan injusta la vida con los follarines.

“Estás retratado. Ahora todo el mundo va a ver que desde el año pasado estás mintiendo“, le dijo Lucía. Hay dos formas de conseguir una pintura de tu cara al óleo: o contratas a un pintor y te dibuja o pones los cuernos y te retratas por menos dinero.

“Lo engañá que me ha tenido, lo ciega que me ha tenido...”, se quejaba Lucía mientras se echaba el pelo para atrás como si lo odiara y una alopecia galopante fuera la mejor de las bendiciones por venir. Y luego miró de reojo y con asco a Isaac. Lucía es la reina del desdén.

“Ciego estaba yo, que me estaba autoconvenciendo de que tenía que estar contigo”, se quejaba Isaac, diciendo ya cosas por decir, porque tenía menos credibilidad que un notario leyendo El Mundo Today.

“Me di cuenta de que si me siento atraído por Bela, es que realmente no estoy enamorado de Lucía”, alegó Isaac, que para qué va a reflexionar sobre sus sentimientos. Él es más de ensayo error. Me tiro a esta a ver si estoy enamorado… ah, pues mira, no, no estaba. Isaac no estaba poniéndole los cuernos a Lucía, estaba haciendo la revisión de los 10.000 kilómetros. Isaac va a la ITV de las relaciones y si sale de allí con menos peso en los testículos es que es desfavorable y tiene que cortar.

El muchacho comenzó a hacerse un poco el sueco y a eludir las preguntas, así que Sandra Barneda se puso seria y le dijo: “Isaac, mírame, no mires a Lucía… Te lo estoy preguntando a ti”. A mí Barneda me dice eso así y le cuento lo que quiera, le confieso tanto que no ha oído tantos pecados ni un párroco de 80 años.

Al poco comenzaron a poner imágenes de Lucía, en las que ella se acercaba a Manuel, se echaba risitas, se daban cariñitos y poco más, todo casto y puro. “Dentro de lo que cabe se lo ha pasado bien… me molesta cero”, dijo Isaac tras ver las imágenes. Faltaría más que le molestasen.

“Marina y yo estuvimos a tope con ella, para que levantara cabeza, para que se quisiera“, dijo Isaac y estuvo a punto de llorar. Buah, qué super labor humanitaria la de Isaac haciendo que Lucía levantara cabeza. Ahora mismo le retiran la subvención a la Cruz Roja y se la dan a Isaac, que hace más por los que sufren.

“A mí me molesta… que se apoye en una persona como Manué”, acabó por confesar. Bueno, entre ellos se reconocen.

“Pero si tú eres peor”, le dijo Lucía y se quedó más agusto que cagando bien. “Yo soy de corazón y él es un sinvergüenza“, alegó Isaac, porque ser de corazón anula cualquier cosa mala que hagas.

– ¿Ha traficado usted con armas, diamantes y le pegó un chicle a su hermana en el pelo con cinco años?

– Sí, señoría, pero soy de corazón.

– Va, malandrín, absuelto y toma, 5 euros para que te compres algo.

Y así.

“Quien ya se ha muerto no se puede volver a morir y aquí el año pasado a mí me mataron“, dijo Lucía. Qué reina. QUÉ REINA. Lucía, en La isla de las tentaciones 45:

Corpse Bride GIF

Y más imágenes de Lucía en el jacuzzi con Manué. Los restregones típicos de ese jacuzzi, que ahí el que se mete, se frota y mete. Una vez se metieron Jason Statham y Dwayne Johnson y sale preñado Jason Statham.

“Como novio es lo mejor que me he podido encontrar, su problema es cuando se da la vuelta y sale a la calle“, dijo Lucía de Manué, que es buen novio siempre y cuando lo tengas encadenado en el salón. Es el típico buen novio carcelario.

Total, que Lucía decidió abandonar la última tentación sola. Lucía viaja tanto sola que no sabe por qué en los aviones hay asientos juntos.

“Me siento libre, tranquila, conmigo no puede nadie“, dijo Lucía, que le gana a un pulso a Hulk. Lucía es tan fuerte que puede separar en una pelea a King Kong y Godzilla.

¿Vosotros os habéis despedido de Isaac? Pues Lucía tampoco.

“Yo no voy a tener nada con nadie, de aquí en mucho tiempo“, dijo antes de irse Isaac. Este muchacho no va a tener ni polvos de más de cinco minutos sólo porque no se consiere una relación larga. A este chico le hacen pruebas de intolerancia y alergia y le sale gluten, olivo, gatos y compromiso.

“¡¡ME LO COMÍ!!“, llegó Lucía diciendo a la villa muy orgullosa. Es el saludo típico de los cocodrilos cuando vienen del almuerzo.

Y llegó el momento truco. En las imágenes que vieron Isaac dijo que él no estaba haciendo nada con Bela debajo de las sábanas, pero Lucía sabía que sí:

Yo conozco como hace él los edredonings para que no se vea, porque me lo ha dicho: ‘me pongo para el lado, levanto la pierna y parece que no estoy haciendo nada'”.

La verdad, no acabo de coger cómo es el truco de la pierna, como no sea una pata de palo y la uses de dosel, pero vale.

Isaac llegó a su villa a contar lo que había pasado y allí estaba Marina con una copa en la mano, deseando seguramente que la copa fuera cicuta para imitar a Sócrates.

Intersticio. Momento irse a dormir todos. Dormitorio de Andrea y Manué.

Hazme cosquillas en el brazo…”, pedía Andrea una noche que se fueron a dormir ella y Manué. “Hazte tú, le dijo Manué”, que es muy atento. Son como el matrimonio viejo de Matrimoniadas.

– Manué, se me ha parado el corazón, hazme la reanimación.

– Hazte tú.

Y así.

Bela dijo de Isaac: “Parece que no, pero es un peluche”. POR AHÍ SÍ QUE NO PASO. Los peluches somos los hombres peludos y/o blanditos. Isaac por los cojones es peluche. Ni pelo y muy duro. Como mucho es un Madelman, pero peluche no. FIN AL INTRUSISMO PELUCHIL.

En otra baza había varios charlando con los pies metidos en el jacuzzi. Esa poza entre lo que hacen dentro del fornicio y los pies que meten es el agua más insalubre. La peste bubónica salió de ese jacuzzi.

Me encanta la naturalidad con la que comen snacks de una conocida marca en esa casa, con las bolsas bien tiesas y la marca mirando a cámara. Cristina Pedroche dando las campanadas está menos enfocada que esas bolsas.

“La chispa que nos faltaba me ha vuelto”, dijo Fani, que ahora resulta que está enamorada por Christofer a más no poder. “Le he demostrado que puede confiar en mí, he ido a una hoguera”, alegó ella. Sí, le has demostrado que puedes ser fiel liándote con Julián, que es como demostrarle a tu madre que no fumas encendiéndote un puro y echándole el humo en forma de anillos en su puta cara.

“Tengo dudas de si esto nos va a reforzar o perjudicar”, se preguntaba Fani. La verdad, así, si me obligan a apostar lo mismo no ponía yo mi dinero en lo de que os va a reforzar.

Estaban Lester y Christofer en el jardincito jugando con una pelota azul de plástico, con una energía como de no tener ganas de vivir. Esa pelota se sentía hasta querida por la forma en la que la pateaban, así como despacito. Esa pelota piensa que Lester y Christofer son sus papás y están jugando con ella.

Las caras de Marina oyendo hablar a Bela eran una maravilla. Si el asco se materializara sobre la tierra, si se hiciera carne, tendría la cara de Marina mirando a Bela.

A Bela y Stefany les dijeron que se tenían que ir ya, porque como no pueden dar salseo a su puta casa. Si llegan a ser un galgo cojo las abandonan en una gasolinera sin mirar atrás.

Era noche de ‘CÍRCULOS DE FUEGO DEFINITIVOS’. Es lo más de lo más de los círculos de fuego. Están los círculos de estufilla de camping, los círculos de fuego, los círculos de fuego de hacer paellas y luego LOS PUTOFUEGOS DEFINITIVOS SUDA EL DIABLO CON ELLOS.

Pero antes… prueba de atrevimiento en una fiesta. “Mete tres cubitos de hielo en tu ropa interior y aguanta 20 segundos”, y le tocó a Mayka. Sé valiente, le decían, como si le hubiera tocado rescatar a un preso en una cárcel de Corea del Norte. Ahí los que tenían que ser valientes eran los hielos.

Círculo de Lester. Le llevaron a Marta.

Lester le reprochó haber dicho que Patri tenía sentimientos por Christian. Y se puso a dar clases de Lengua de primaria, explicando lo del emisor, canal y mensaje. Marta era el canal, al parecer. Está Telecinco, Netflix y luego Marta. De aquí a nada Marta comienza a emitir documentales.

Y como al poco habían acabado de hablar, pues Marta ya no daba más de sí, así que la largaron de la isla también. La despedida fue emotiva también.

“Yo, Pinocho, te convierto en un niño de verdad“, le dijo antes de irse Marta a Lester y le tocó con un dedo en la nariz. Lester lloraba mucho cuando se fue Marta, no sabemos si porque Marta se alejara o porque ya era un niño de verdad.

Estaban en una fiesta Jesús, Andrea, Mayka y Patri las tres vestidas de blanco. Eso parecía una fiesta ibicenca o un anuncio de lejía. Luego apareció Fani vestida de rosa y jodió el ambiente. Marta apareció y también convirtió a Patri en una niña de verdad. Marta toca una bombona de butano y la convierte en una niña de verdad.

Alejandro y Pablo se enfrentaron en un círculo de fuego. Las dos personas más sosas que han pasado por la Isla de las tentaciones. Casi apagan el fuego de lo fríos que llegaron.

“Ella en la furgoneta de camino a la villa dijo que no pondría la mano en el fuego por ella misma”, le dijo Pablo, pero con un tono tan amable y

A Alejandro lo que le preocupaba es que Mayka le contara a Pablo sus problemas de pareja. Eso y que Pablo sea catador de pedos. “Vas oliéndole el culito a Mayka como un perrito”, le acusó.

Alejandro quería enfadarse y no sabía cómo, se agarraba a un clavo ardiendo para cabrearse con Pablo y eso que con Pablo es difícil enfadarse. También se quería enfadar con Mayka. ¿Soy yo o Alejandro está deseando dejar a Mayka por el motivo que sea?

– Mayka ha respirado tres veces por segundo, cuando lo normal es que respirara cuatro, no lo soporto más.

Y así.

“Ha estado un poco borde conmigo, pero entiendo que entra a la defensiva y que tenga esa actitud”, dijo Pablo a Mayka, porque Pablo es así, bueno. A Pablo le apuñalan en el pecho para robarle 5 euros y entiende al atracador, porque claro, necesitará dinero y seguro que no es para droga y ya le crecerá a Pablo otro pulmón.

Roberto tuvo un círculo de fuego. Su oponente era Manué.

“Quería decirte una cosa… te has dirigido a mí estos días como el de los 30 segundos, pero lo que he tardado 30 segundos en quitarte a la novia”, empezó Manué. DIOS QUÉ TIPO MÁS ENGREÍDO. Si sus polvos duran menos que un parpadeo la culpa no es de nadie, porque sí, lo de los 30 segundos iba por el polvo del baño de Manué en la anterior edición, que había que ponerlo en bucle para que pareciera un polvo de duración media.

“Te he quitado un peso de encima”, le dijo Manué, refiriéndose a Andrea. Otra vez hablando mal de Andrea y ninguneándola. Iros a la mierda y dejad a Andrea en paz, machitos del carajo.

“Yo no estoy con ella, me he liado con ella”, dijo Manué con desprecio, como si estar con Andrea fuera algo negativo o desdeñable. Ya quisieras tú, Manué.

“Físicamente me gusta, me atrae y demás, pero con ella no quiero tener nada más que una amistad, se lo dejé claro”, insistía el señorito del ego como el Bernabéu.

“Te doy un consejo, tu sabías lo que tenías al lado, piénsatelo antes de engancharte”, seguía Manué, que para justificarse él se dedicaba a echar por tierra a Andrea, con la que ha estado. QUÉ ASCO DE PERSONA.

“Me gustaría que Manué se fuera con sus 30 segundos para Madrid y deje en paz a Andreíta“, dijo Roberto, pero más por joder a Manué que por defender a Andrea.

“A ver con quién se lo ha pasado mejor, contigo o conmigo”, dijo Manué, el muy flipado. “Pregúntale a tu novia cómo ha ido el meneo“, se fue diciendo el MACHO MAN concentrado. Porque Manuel podría ser un empotrador, pero en modo programa express.

“Me llevo el acercamiento con Lucía, me he marcado tres meneos…”, dijo Manué en su despedida. Él es muy de logros importantes. Se conforma con poco para apuntar hitos en su vida. Manué abre un grifo y ya se va contento de un sitio por haber hecho algo complicado.

Ya de vuelta en la villa Manué, que había echado por tierra a Andrea minutos antes, se puso a alabarla. “Que te quedes soltera, que eres como yo, infiel por naturaleza, pero ser infiel no es ser mala persona”, dijo Manué como consejo a Andrea. Andalamierda, chico.

A Christofer le pusieron en el círculo de fuego a Julián. Madre de dios, mr. pelo oxigenado.

Julián iba como de un extraño buen rollo. “No venía a liarme con nadie… pero Fani me besó y yo seguí”, le dijo Julián. Christofer dijo que no, que se habían besado mutuamente. Christofer necesita el VAR y foto finish para saber quién besó a quién.

“Hay un dicho muy popular: los que se pelean se desean”, dijo Sandra Barneda, citando un dicho popular que proviene de volúmenes de filosofía del siglo XI y que fueron recogidas y sostenidas en el tiempo por los niños de diez años en el recreo.

“Pues como sea con cada tío con el que se ha peleado…“, dijo Christofer. JAJAJAJAJA

Y ahí se quedó la cosa. Se viene la final… ay, ya me está dando pena.

Los comentarios están cerrados.