Entradas etiquetadas como ‘amato’

Qué fue de… Gaby Amato

AmatoVolvemos con un viejo conocido de nuestra Liga, tanto que jugó hasta en cinco equipos españoles. Es uno de esos atacantes argentinos que a base de pundonor y lucha, se gana el corazón de los hinchas: Gabi Amato.

¿Quién era?: Un delantero argentino de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: En España, por jugar en Hércules, Mallorca, Betis, Levante y Albacete, ofreciendo un gran resultado sobre todo en el equipo balear.

¿Qué fue de él?: Se retiró en el Banfield de su país en 2004. Después ha iniciado una carrera como técnico y su último puesto fue el de segundo entrenador de River Plate, junto a Matías Almeyda, pero fueron despedido el pasado noviembre. También tiene una academia de formación de talentos.

¿Sabías qué…?: Es de origen italiano.

– Como os decía, su mejor etapa en España fue la del Mallorca, rodeado de compatriotas (el ‘Lechuga’ Roa, Oscar Mena o Héctor Cúper en el banco) y de otros destacados jugadores como Stankovic, Iván Campo, Miquel Soler, Xabi Eskurza o Vicente Engonga.

– Ese Mallorca jugó la final de Copa del Rey del 98 en Valencia ante el Barça. El resultado fue de 1-1 (Rivaldo y Stankovic -a pase de Amato-) y el Barça ganó en los penaltis. Amato, por cierto, marcó el suyo.

– Al acabar esa temporada, el Glasgow Rangers lo fichó por 4,2 millones de libras.

– Amato relata así aquel fichaje: “Me hubiera quedado a vivir en Mallorca, pero me fui porque no podía decir que no a la oferta del Rangers. Si decía que no, me mataban: me daban el cuádruple de lo que ganaba.”

– En Argentina tenía fama de salir demasiado por las noches.

– Fue uno de los primeros jugadores en popularizar las botas de color blanco.

– Lo máximo que estuvo seguido en un solo equipo fue dos años y medio, en River, donde por cierto coincidió con el gran Enzo Francescoli, del que dice que es el mejor jugador con el que ha compartido vestuario.

– Héctor Cúper estuvo muy cerca de llevárselo al Valencia tras su experiencia en Escocia.amato

– En Gremio de Porto Alegre, otro de sus equipos (en la foto, con la camiseta del club brasileño), jugó con Ronaldinho, del que dijo “Nunca vi a nadie hacer las cosas que hacía él, salvo Diego (Maradona). Un pibe buenísimo. Así como lo ves, lo que tiene de feo, lo tiene de bueno”.

– Asegura que se quedó con ganas de jugar en el Atlético de Madrid: “Estuve cerca, pero no se dio. Es la hinchada más seguidora de España y hay muchos argentinos hinchas del Atlético”. Del Real Madrid, o más bien de su hinchada, dice: “Son nenitos de mamá sentaditos ahí y ahora que perdieron dos partidos putean a todo el mundo”.

– En su primer partido con el Rangers, saltó al campo y se santiguó (el Rangers es el equipo de los protestantes de Escocia). Su foto llenó la prensa local al día siguiente.

– En River compartía habitación con el Mono Burgos, que es uno de sus mejores amigos.

– Asegura que en su época en España, “me incentivaron de un club muy grande de España para que le ganáramos a otro equipo que peleaba el torneo con ellos. Le ganamos, nos llevamos la plata, y ese equipo grande fue campeón.”

– Otra de sus mejores épocas fue con el Betis, con el que logró un ascenso en 2001.

(muchas de estas anécdotas las he sacado de esta enorme entrevista de la mítica revista deportiva argentina El Gráfico. Os la recomiendo).

Biografía, palmarés, estadísticas: Gabriel Omar Amato nació en Mar del Plata, Argentina, el 22 de octubre de 1970. Debutó como profesional en el Atlético Aldovisi de su país en 1986. Después jugó en Gimnasia y Esgrima (90-91), Boca Juniors (91-92), Independiente (92-93), Huracán (93-94), River Plate (94-96), Hércules (96-97), Mallorca (97-98), Rangers (98-2000), Gremio de Porto Alegre (2000), Real Betis (2000-2002), Levante (2002-2003), Albacete (2003) y Banfield (2004). En su palmarés tiene dos Aperturas y una Libertadores con River y dos Ligas y tres Copas escocesas con el Rangers. No fue internacional absoluto.

Os dejo un brevísimo resumen de la final de Copa del 98. Ojito a la jugada de Amato en el gol bermellón:

Espero que os haya gustado. Hasta mañana.