Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Entradas etiquetadas como ‘Ramón Colom’

El Cine español triunfa fuera

Tres de cada cinco espectadores de películas españolas en 2015 no vivían en España.

Ramón Colom, Presidente de FAPAE, dio a conocer hace unos días el informe “El cine español en el mercado internacional 2015” en el que se pueden ver un gran número de datos interesantes.

Ramón Colom en la presentación del estudio

El año pasado el cine español ingresó 270 millones de euros; de ellos 160 corresponden a proyecciones de películas españolas en el extranjero. 26 millones de espectadores vieron películas españolas fuera de nuestro país.

En 2015 se produjeron en España 254 películas, el 15,5% de las producidas en Europa.

El 19,2% de la recaudación de los cines españoles correspondió a películas españolas. Con este dato España se sitúa en novena posición entre los países europeos por cuota de cine autóctono. No me parece el mejor dato posible. Parece que el cine español tiene peor imagen entre los españoles que en el extranjero.

No nos damos cuenta del valor, no sólo económico, que puede tener el cine desde el punto de vista de la influencia cultural.

Se exhibieron a nivel internacional 132 películas, un 16% menos que el año anterior. Aun así sólo en dos años anteriores (21012 y 2014 se superó esta cifra).

Méjico es el país en el que se exhiben más películas españolas, seguido por Italia. El cine español triunfa más en Latinoamérica (afinidad lingüística) que en Europa (proximidad geográfica y económica).

La isla mínima, de Alberto Rodríguez ha sido la película española con mayor repercusión internacional y por ello ha conseguido el Premio FAPAE-ComScore.

2014: Un gran año para el cine español

Ayer se cerró el Festival de Cine de San Sebastián. Por primera vez en mucho tiempo una misma película Magical girl, de Carlos Vermut, ha ganado la Concha de Oro a la mejor película y la Concha de Plata al mejor director. A pesar del título (¡cuánto nos gusta titular en inglés!) se trata de una película española.

Hace unos meses, en primavera, una comedia española. Ocho apellidos vascos, de Martínez Lázaro, nos sorpremdió al convetirse en la película española de mayor recaudación desde que se tienen datos. Durante algunas semanas llegó a entrar en el ranking mundial de las veinte películas de mayor recaudación que publica Rentrak. Llegó a situarse como la segunda película de cualquier nacionalidad de mayor recaudación en España, sólo por detrás de Avatar, de Cameron. Al menos ahí la dejé yo; como ha seguido triunfando en los cines de verano, puede que aún haya superado esa marca. Una comedia sencilla, que exagera todos los tópicos sobre las diferencias regionales ha sido capaz de conseguir unos estupendos resultados.

Hace unas semanas se estrenó El niño, de Daniel Monzón. En los primeros fines de semana consiguió recaudar más que Ocho apellidos vascos en el mismo número de jornadas. Se mantiene en taquilla por lo que todo es posible aún. No parece que vaya a batir las marcas de la película de Lázaro, pero está claro que se trata de una película de éxito; en este caso un trhiller de acción trepidante.

También es un trhiller, en este caso un policiaco ambientado en las marismas del Guadalquivir, la película La isla mínima, de Alberto Rodríguez, que ha ganado en San Sebastián el Premio Feroz de la Asociación de Escritores Cinematográficos. Se ha estrenado este fin de semana y ya se puede ver en los cines.

El próximo fin de semana se estrena Torrente 5, de Santiago Segura. Sería toda una sorpresa si esta nueva entrega de las aventuras del zafio y humorístico personaje no volviera a ser un éxito de taquilla.

Aún quedan algunos estrenos más que se espera tengan buenos resultados en taquilla: Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo, Lasa y Zabala, Rec 4,…

Varias películas, de temáticas y géneros variados están consiguiendo que el público vuelva a ver películas españolas en el cine.

Así no es extaño que Ramón Colom. Presidente de FAPAE, muestre su satisfacción ante las perspectivas de nuestro cine: se espera que este año se cierre con una cuota superior al 25% sobre una recaudación total, eso sí, decreciente.

Mi ego y yo

Todos tenemos un ego más o menos fuerte. En general más.

Dicen que las redes sociales ayudan a engordar esos egos; claro que, todo es relativo.

Hace ahora un mes, cuando eligieron a Ramón Colom Presidente de FAPAE y yo le dí la enhorabuena en Twitter, Ramón, muy generoso contestó:

Eduardo, hay cosas para comentar. Para los que no lo sepan, Eduardo es el más sabio de entre los sabios que saben de TV

Mi ego engordó unos cuantos kilos. Yo puedo saber de televisión, sobre todo de audiencia, de como se mide y de qué cosas han funcionado, o no, a lo largo del tiempo en este medio. Creo que sé un poco de eficacia publicitaria en televisión. Pero no soy un sabio (ni por supuesto el más sabio de los sabios que saben de TV). Pero que lo diga Ramón Colom (que me gustaría decir que es amigo, pero creo que debo dejarlo en algo más que conocido) que fue Director de TVE, ahora productor y profesor sobre el tema, que sabe de verdad, ayuda a inflar mi ego, aunque yo sepa que sólo se trata de una mentira cariñosa.

Hace unos días el portal  marketingdirecto.com publicó una lista: Los 23 tuiteros españoles de marketing y publicidad que no se puede perder en 2014. Para mi sorpresa yo figuraba en la lista; en el último lugar, pero en la lista. Mis seguidores en Twitter comenzaron a aumentar y en pocos días crecieron en más de cien (de poco más de 1000 hasta cerca de 1200). De hecho descubrí que algo había pasado (no suelo mirar marketingdirecto.com los fines de semana) porque noté que en unas horas había crecido sensiblemente el número de seguidores.

Mi ego volvió a engordar.

Alguien comentó en seguida: sobran y faltan. Por supuesto: en toda lista podemos echar en falta a alguien a quien nosotros habríamos incluido, o vemos a personas que nunca incluiríamos. Sobre todo si no se conoce el criterio con el que se ha elaborado la lista. Yo podría hacer en unos minutos una lista de cincuenta tuiteros que me interesan mucho más que lo que yo pueda decir.

Pero verse incluido en una lista como esa, en compañía de personas como Juanjo Azcárate, Julio Alonso, Félix Muñoz, Agustín Medina, Pablo Herreros, Juan Ramón Plana, Carina Szpilka, Elena Gómez del Pozuelo y tantos otros a los que admiro, me llena de orgullo y satisfacción, como diría el Rey. Así que, aunque sé que no pasa de ser un halago cariñoso de Javier Piedrahita, el editor del portal, se lo agradezco… y pienso en poner a dieta a mi ego.

Claro que todo es relativo. Tener 1200 seguidores en Twitter está muy bien. Mi sobrina de 12 años tiene pocos más de 100. Pero cualquier famoso (o famosillo que haya salido en televisión) tiene millones de seguidores. Casi cualquiera de los otros miembros de la lista tiene varias decenas de miles. Risto Mejide, que además de tuitero de publicidad y marketing fue jurado polémico en un programa de televisión, tiene más de un millón seiscientos mil. Tanto Enrique Dans como Julio Alonso superan muy ampliamente los cien mil…

Quizá sea esa la dieta. Depende de con quien te compares.