El Blog sobre la Comunidad Latinoamericana en España

Archivo de noviembre, 2008

Torrejón sin pisos patera

El empadronamiento está entre las lecciones más importantes que traemos aprendidas los que inmigramos a España. Este es un requisito básico para acceder a la sanidad pública y a la escolaridad de nuestros hijos. Y, además, el certificado de empadronamiento es el elemento clave para solicitar arraigo social y los ansiados papeles.

Ahora bien, el trámite de empadronamiento es sencillo en la mayor parte de municipios. Una pequeña complicación surgió hace un par de años cuando la normativa cambió y nos pidieron a los extranjeros renovar nuestro empadronamiento cada dos años. Pero ahora ya lo tenemos asimilado y, además, nos llega una carta de notificación y lo hacemos sin problemas.

Hasta aquí todo bien, pero qué ocurre cuando determinados municipios cambian las reglas del fuego y sus alcaldes se quieren convertir en los Berlusconis de turno. Estoy hablando del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, que ha puesto trabas para empadronar a sus nuevos vecinos, tal y como lo reseña hoy el periódico Latino.

Las nuevas medidas apuntan a las personas que aspiran compartir un piso y no tienen parentezco alguno entre ellos. La norma dice que se tendrá que demostrar que la vivienda dispone de 20 metros cuadrados por cada persona, es decir, que en un piso de 70 metros cuadrados no podrán vivir más de tres personas. Y, además, las personas que tengan un visado de turista en su pasaporte no podrán empadronarse nunca jamás.

Hay mucha división al respecto en el municipio. Los defensores de la medida dicen que se quiere evitar el hacinamiento y sus detractores dicen que se está violando las normas establecidas en toda España, que señalan que “todo español o extranjero que viva en territorio español deberá estar empadronado en el municipio en el que resida habitualmente”. ¿Y usted qué opina?

Cuando nos pisamos las mangueras entre nosotros mismos

Lastimosamente tengo que escribir este post al hilo de los últimos golpes de la Policía sobre redes de estafadores. La semana pasada, la Policía detuvo a dos ciudadanos peruanos, supuestos empresarios, que vendían ofertas de trabajo a 3 mil euros. Los estafados fueron inmigrantes asentados en Madrid, que querían ayudar a emigrar a sus familiares.

La investigación arrancó porque uno de los perjudicados, también peruano, se atrevió a denunciar a los supuestos empresarios y el negocio de estafa se desmontó.

Pero no es el único tipo de engaño a los extranjeros. Esta semana, el reporte policial indicó que habían desmantelado una red de falsificadores que entregaban permisos de residencia españoles, cartas de identidad italianas y permisos de conducir portugueses, lo que sea, a cambio de 600 euros. La red operó durante un año en Barcelona y sus principales víctimas fueron ciudadanos brasileños.

Estas noticias son sólo la punta del iceberg. Lastimosamente, entre bomberos nos pisamos las mangueras y los estafadores de origen extranjeros buscan a sus víctimas entre sus propios compatriotas. El engaño está a la orden del día, en la calle, principalmente. Yo misma me crucé con un par de estafadores que recorrían la calle de Atocha buscando a sus víctimas. Se te acerca primero uno de ellos, hace el papel de perdido en la ciudad y te pregunta por el Consulado de Bolivia, como para saber tu nacionalidad. Cuando confirma que eres de origen latinoamericano saca un papel y te pregunta por la dirección que trae apuntada en él.

Para no alargar el cuento, les diré que enseguida entra en acción su cómplice, una mujer, que se hace la caritativa con el hombre perdido. La mujer lee la dirección en el papel y descubre que en la parte de atrás del papel trae unas indicaciones para cobrar un dinero. Para todo esto, el hombre perdido se declara analfabeto y dice que no tiene idea de lo que dice en el papel.

En ese momento, se supone, que te debe entrar la ambición y entonces decides acompañar al hombre para quedarte con una parte del dinero, y en las vueltas que te darán, si aceptas ir con ellos, terminarás entregando parte de tu dinero a cambio de recibir el doble del dinero después. Esto es lo que se conoce como ‘paquetazo’ en Latinoamérica, y hay otro engaño similar que en el argot policial se llama ‘el loteriazo’, y va un poco de lo mismo: hay algún personaje que hace de perdido y dice que tiene el boleto ganador de la lotería, pero que no lo puede cobrar por alguna razón.

En España, el estafador que hace de hombre o mujer perdida dice que no tienen papeles y que no puede cobrar el premio, entonces te entrega el boleto, falsificado por supuesto, y tú les entregas una parte del dinero. Créanlo o no, esto ocurre a diario. Y es así, lastimosamente.

La Navidad de los inmigrantes

En estos días, muchos de nosotros, los que venimos de fuera, vemos las luces de Navidad, aún inertes, colgadas por toda la ciudad y empezamos a pensar cómo lucirá nuestra ciudad en estos mismos días. Pensamos que allí no hará frío, pues en el cono sur es pleno verano y en el resto de países latinoamericanos las temperaturas no son tan extremas en esta parte del año. Y pensamos, irremediablemente, en lo que haremos para esta Navidad.

Un compañero de trabajo, colombiano, hoy mismo comentaba en voz alta que este año le están dando ganas de comprar un árbol de Navidad y decorarlo en el piso que renta con dos amigas más. No lo había hecho hasta ahora, confesó, pero este año quiere imitar la tradición de sus padres en su añorada Medellín.

A mi personalmente me dan ganas de hacer una cena como la que preparaba mi madre en casa, con pavo relleno y esos dulces caseros salpicados con miel que se comen en Ecuador, aunque con mis pocas habilidades culinarias necesitaré ayuda extra.

La pregunta de estos días que el frío espanta es ¿qué harás en Navidad? Los afortunados responden, con una sonrisa que se escapa de sus mejillas, que pasarán las fiestas en sus países. Otros, los que no podremos cruzar el mar en esta época, empezamos a planificar qué haremos para sentir nuestros hogares más cerca. Decorar un árbol de Navidad y preparar pavo para la nochebuena están entre las opciones. ¿Y tú qué harás?, ¿cuál es tu receta para sentirte en casa?

Sólo el 27% de las mujeres extranjeras asesinadas por sus parejas había puesto una denuncia

Ayer, la Red Acoge nos recordaba en un mail que hoy es el Día Mundial Contra la Violencia de Género, y nos recordaba además varios datos, uno de ellos escalofriante: sólo el 27% de las mujeres extranjeras asesinadas por sus parejas este año había puesto una denuncia. Las mujeres extranjeras que son victimas de violencia de género en España representan el 45,6% del total. Sobre todo si están en una situación de irregularidad, no denuncian porque cuando van a la comisaría a hacer la acusación inmediatamente se les abre un expediente de expulsión.Los miembros de la Red Acoge explicaban que siempre que exista sentencia firme, se le puede “conceder una autorización de residencia por circunstancias excepcionales”, pero que “si no existe una sensibilidad en la Subdelegación del Gobierno correspondiente con esta situación, los trámites para la concesión de la autorización de residencia a las mujeres víctimas son los mismos que se requieren para cualquier tipo de autorización, sin darle la preferencia que merecen”.

Esta situación empeora cuando la mujer ya tiene abierto un expediente de expulsión, ya que no se acercaría, bajo ningún concepto, a una comisaría.

Hace unos días la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, nos daba una noticia importante, explicando que quiere incluir en la reforma de la Ley de Extranjería que prepara el Gobierno, medidas de protección especiales para las mujeres extracomunitarias, entre las que se encuentra la regularización y la autorización para trabajar.

Si cualquier mujer maltratada es víctima, una que además está en situación irregular tiene más riesgo y menos posibilidades de salir de su situación.

Mientras esperamos que el proyecto de Aído se haga realidad, el teléfono 016 sigue ofreciendo información sobre qué hacer en caso de sufrir malos tratos, empleo, servicios sociales, ayudas económicas, recursos de información, asistencia y acogida e información jurídica. Está operativo las 24 horas del día, aunque las consultas jurídicas tienen el horario restringido de 9:00 a 21:00 de lunes a viernes y de 12:00 a 20:00 los sábados, domingos y festivos.

No le dieron el visado para venir a la boda de su hija

Esta semana nos llegó una carta de un grupo de parejas mixtas, españoles-no comunitarios, que está intentando formar una Asociación de Parejas Mixtas contra la Discriminación.

Las parejas han visto vulnerados sus derechos y los de sus familiares. Cuentan historias como éstas: una ecuatoriana a cuya madre no le dieron el visado para ir a la boda de su hija, una hermana que no puede venir a ver el bautizo de su sobrina… un español que se ha quedado sin ver a su novia rusa porque no le han dado el visado de turista… Hay un caso donde peligra incluso la llegada del novio a su propia boda… Para explicarnos algunas de las odiseas por las que pasan, nos mandaron un artículo de El Mundo que cuenta algunos de los tantos ajetreos por los que tienen que pasar:

Según el artículo para pedir una simple visa de turista necesitan cosas como las siguientes: “el contrato de arrendamiento de la vivienda en la que se va a residir o el título de propiedad del domicilio; el certificado del registro de la propiedad, el certificado de empadronamiento, la declaración de la renta del anfitrión, nóminas y otros medios económicos y hasta el justificante del presidente de la comunidad de vecinos que demuestre cuántos viven en la casa. Es decir, una pelea con el presidente de la comunidad de vecinos puede suponer quedarse sin un requisito fundamental para poder viajar a España.

Con todos estos papeles, la Policía elabora la carta de invitación necesaria para entrar en el país, un trámite que antes se realizaba ante notario. Por supuesto, reunir todos estos requisitos no supone alcanzar el salvoconducto para traspasar las aduanas del aeropuerto de Barajas o el Prat.

Una vez superados todos estos trámites, comienza otra fase de farragosa burocracia ante los Consulados. La cuñada de David tuvo que desplazarse desde Bielorrusia a Moscú y recorrer 1.400 kilómetros para que, finalmente, el Consulado español la diese con la puerta en las narices”.

Este diario recibió también cartas con denuncias sobre la situación.

¿Te has enterado de casos como estos? Si eres uno de ellos y te quieres unir a la iniciativa puedes escribir a parejasmixtas@gmail.com

Un portal feminista y migrante

Ha nacido en León www.portalin.es, una página web que pretende ser un elemento clave para la integración de las mujeres inmigrantes en esa provincia.

El portal contiene información sobre familia, educación, sanidad, vivienda, violencia doméstica y todas las respuesta de cómo obtener papeles.

Los autores de la iniciativa han dicho que la web será también un puente de comunicación entre culturas. Y la verdad es que la web está muy completa y sirve de orientación para las mujeres en toda la península. Le informan, incluso, sobre las costumbres y hábitos en España, eso de que aquí “concha” o “coger” no es mala palabra.

Objetos “imprescindibles” para llevar al futuro

Cuando me vine a España traía muy poco equipaje pero en ese poco espacio traía conmigo algunos objetos sentimentales que para mí eran imprescindibles. Un anillo sin mucho valor material que me regaló mi mamá, que a su vez le regaló su mamá, que a su vez le regaló la suya… Un cuadrito que saqué de mi antiguo apartamento y que colgué aquí en el nuevo; algunos textos que escribí en un diario cuando apenas tenía diez años…

De ese tipo de objetos, justamente, han querido hacer una exposición: “Odisea de objetos. Equipajes imprescindibles”, que está abierta hasta el próximo 30 de mayo de 2009 en el Museo de la Historia de la Inmigración en Catalunya (Mhic). Enseguida, a través de esos objetos, se encuentra un mundo de historias, que a veces hacen reír y a veces llorar, que nos emocionan y que nos obligan a recordar y a reflexionar. Hay un cepillo, por ejemplo, de un ecuatoriano, que cuenta que es importante para él porque fue lo primero que se pudo comprar con el dinero que había ganado aquí, luego de su primer trabajo.

Veo estos objetos y estas historias que son actuales, y recuerdo cuando yo misma entré a un museo de inmigrantes de hace muchos años, y había objetos deteriorados, casi como en sepia, de los años 20 (joyas, ropa, valijas de cuero, baúles…). Es curioso, cuando lo vi no hubiera podido ni imaginar que yo también sería “protagonista” de un museo de inmigración. Sospecho que, si en el Mhic estuviera mi cuadro, en algún momento del futuro lejano iría alguna persona y se sorprendería de ver mi cuadro “moderno” diciendo “¡qué cosas más antiguas y raras se traían los inmigrantes de Sudamérica!”.

Creo que es importante que podamos ir dejando huellas de esto que estamos viviendo. Para eso, en el mismo museo (en la web) hay un espacio donde se puede dejar la historia personal. Y a propósito de éste tema, también hay una Web sobre “Cuentos no cuentos”, en donde animan a los lectores a contar su historia.

¿Y tú? ¿Has pensado cuáles son aquellas cosas que pondrías, o has puesto, dentro de tu maleta sin las cuales no querrías migrar? ¿qué objeto es importante para tí y porqué? ¿Te animas a dejar tu historia para la posteridad?

Un Ecuador virtual

En breve este grupo de cuatro personas se encargará de enlazar a todos los ecuatorianos que están en España, Italia, Estados Unidos y Venezuela. Ahora se ocupan de preparar el portal virtual del migrante ecuatoriano y desde ya tienen los micrófonos abiertos para sus compatriotas.

El grupo se conoció en la sede de la Secretaria Nacional del Inmigrante en España (C/ Andrés Torrejón, número 20. Madrid). La cabeza visible del grupo es Iván Matute (el primero a la izquierda en la foto superior). Un cuencano con todos los títulos de periodismo que se puede pedir. Este profesional de la comunicación, además, ha escrito el libro Memorias de un inmigrante, que lo presenta con la frase: “Para hablar de migración primero hay que sentirlo en carne propia”.

Iván cuenta que serán la televisión oficial del inmigrante ecuatoriano, que, además, de verse a través del portal del migrante ecuatoriano, también tendrá cabida en el canal estatal de Ecuador. Su prueba de fuego será en la Feria Integra Madrid, que se realizará la primera semana de diciembre. Allí tratarán de conectar con todos los países donde hay ecuatorianos que tienen que contar sus vidas como inmigrantes. Pero mientras eso ocurre, el portal está abierto para que los ecuatorianos que andan por el mundo interactúen en un Ecuador virtual.

Un fotógrafo peruano tienta a escritores hispanoamericanos

Digamos que el oficio del hombre que aparece en esta foto es de hacedor de imágenes, lo que se conoce como fotógrafo y hace unas semanas inició un experimento que podemos llamarlo foto-blog-literario. Les explico: este fotógrafo peruano hurgó en su archivo y ha escogido varias fotografías que tienen un significado especial para él, pero en lugar de describirlas él mismo, ha cedido la pluma a otros hombres y mujeres que tienen el oficio de escribir.

El nombre de este experimentador es Erik Molgora, limeño de 33 años que reside en España hace ocho años. Y ya ha recibido el sí de escritores de la talla de Andrés Neuman, Edmundo Paz Soldán, Santiago Roncangliolo, David Barba, entre otros latinoamericanos y españoles.

El experimento durará un año, es decir, 52 semanas. Aunque, en verdad, el autor nos ha regalado dos semanas de bonus extra y el foto-blog-literario se llama 54 semanas.

Como he dicho líneas arriba, este peruano hacedor de imágenes está tentando a los escritores para que escriban historias sobre las fotografías que él ha tomado en Latinoamérica y en España. Allí y aquí. Imágenes de cuando andaba con su cámara de fotos por Perú, México y Guatemala, y del tiempo que transcurre ahora en Madrid.

20 mil familias sin derecho al “Cheque bebé”

Si eres mujer, extranjera, te has casado con un español, han decidido entre los dos vivir en España y desean recibir la ayuda de los 2500 euros al tener un hijo, la única recomendación posible es que esperen dos años, después de haber obtenido los papeles de la residencia (es decir, más de dos años, hasta que salgan los papeles). Hasta que se cumplan esos dos años ninguna mujer extranjera los puede recibir, así que cuídense, sigan utilizando preservativo, o pastillas o cualquier método anticonceptivo seguro.

Si eres hombre extranjero y te has casado con una española, tienes más suerte, porque la discriminación es sólo para las mujeres extranjeras. Y si eres hombre español, pues te verás discriminado porque el cheque no es para las familias sino sólo para las mujeres. Sólo lo puede cobrar el hombre si la madre fallece.

Este fin de semana, un año después de la puesta en marcha de esta Ley, la Asociación de Familias Discriminadas se ha convocado en la Plaza Colón de Madrid para reclamar que hay 20 mil familias que no han recibido la ayuda porque la madre es extranjera y no lleva dos años con permiso de residencia.

En mi opinión esa Ley no sólo es discriminatoria con las mujeres extranjeras o con los mismos hombres españoles. El problema es que parte de un razonamiento contrario al lema de la justicia universal: “todo ser humano es inocente hasta que demuestre lo contrario”. En este caso sería: “todo ser humano es culpable hasta que demuestre lo contrario”. Parece que todas las mujeres que venimos a España y nos casamos con un español somos sospechosas de haber hecho un “casamiento por conveniencia”, y por lo tanto estamos castigadas.

Yo misma estoy casada con un español y me vine a España por él. Recuerdo lo que me costó tomar la decisión y aceptar venirme después de dos años y medio de viajes ida y vuelta cada tres meses; lo duro que fue tener que dejar mi trabajo (un buen trabajo con un buen contrato), mi casa, a mi familia y a mis amigos. Lo difícil que resultó, una vez aquí, adaptarme a la nueva situación y las veces en que lloré desesperada, después de una pelea de pareja (normales, por otro lado, en cualquier pareja), pensando en que me había equivocado por completo y que aquí no tenía ni un abrazo de consolación de amigos ni un oído externo para despotricar.

Después de todo ese esfuerzo, que una hizo pura y exclusivamente por amor, hay que aguantar acusaciones de que una está “casada por conveniencia”. Tuve que aguantarlo de alguna persona con pocas luces, pero ¿Tengo que aguantarlo del Estado? Me parece sencillamente una falta de respeto.

Recuerdo cuando, hace unos meses, le preguntaron a Caldera en una entrevista en la cadena Ser por esta discriminación, y la respuesta titubeante fue que había un malentendido en la interpretación de la Ley. Luego se vio que no era ningún malentendido. Un año después nada ha cambiado. Siguen faltándonos el respeto.