El Blog sobre la Comunidad Latinoamericana en España

Entradas etiquetadas como ‘racismo’

Fútbol en Cataluña: De lo bonito a lo lamentable

Este fin de semana se jugó en Cataluña un lamentable partido de fútbol que quizá no debió haberse jugado nunca. Eran el equipo de fútbol Bada Bing, de la Tercera División Regional, contra el Rosario Central de Catalunya. El Bada Bing está integrado entre otros, por seguidores ultras del Barça Boixos Nois. Y el Rosario Central de Catalunya, principalmente por sudamericanos.

Los Bada Bing y un grupo de unos 30 skinheads que los acompañaban en las gradas, atacaron a todo el equipo sudamericano, cuya mayor parte terminó en urgencias, algunos con heridas de gravedad.

Los del Rosario Central sabían a quienes se enfrentaban y por eso habían pedido una protección policial. En la página oficial del Rosario Central de Catalunya una carta lamenta que la protección nunca llegara debidamente.

Yo me pregunto ¿vale la pena jugar con gente así, donde hay que pedir explícitamente protección policial? ¿Por qué nos exponemos a este tipo de personas? ¿Cómo es posible que nos expongamos nosotros mismos? ¿No deberíamos pedir primero a la Federación Catalana de Fútbol que jugadores con estos antecedentes no puedan participar nunca en campeonatos?

El equipo “rosarino” ha decidido retirarse de la competición. Es una pena porque el fútbol sí es, en muchos casos, un lugar de encuentro entre culturas y causa muchísima tristeza, no sólo los hechos sino que pueda pasarse, así de fácil, de lo bonito a lo lamentable.

Los dejamos con un video del equipo de inmigrantes, entre familias y en momentos felices.

Racismo en las aulas

“El racismo cala en la aulas” es el titular de un reportaje publicado hoy en El País. El contenido resume el informe del Observatorio Estatal de Convivencia Escolar, que señala que casi la mitad de los estudiantes de secundaria encuestados (la muestra fue 23.100 alumnos, de 301 centros de toda España, excepto Cataluña) está poco o nada dispuesto a trabajar con un latinoamericano. Y qué decir de los colectivos de gitanos, judíos y marroquíes. El informe señala que muchos de los alumnos consultados ni siquiera los quieren como compañeros de pupitre.

Los expertos que trabajaron en el estudio concluyen que la escuela reproduce la sociedad, y eso ratifica que vivimos en una sociedad racista, de la que parece que sólo se salvan los niños que aprenden a vivir en la interculturalidad desde que empiezan su formación educativa.

Todo esto me hizo recordar lo que vivió una dominicana -ahora dedicada a la política- que inmigró a España en los años noventa. Se llama Bernarda Jiménez y actualmente es la Secretaria Ejecutiva de la comisión federal para trabajar por la integración del PSOE. Ella experimentó el racismo en carne propia, con sus hijos, fruto de su matrimonio con un ciudadano español. Ella confiesa que a su hijo le decían en la escuela: “negro vete al África”, pero su hijo no conocía otro país más que España, país donde nació.

Eso ocurre con muchos niños, cuyos padres son extranjeros, ellos no conocen otro país fuera de España y no les pueden echar de aquí. El peligro de esa intolerancia juvenil es que convoca a la violencia. Por eso me pregunto qué va a pasar después de conocer los resultados de este informe, qué va a hacer el Ministerio de Educación o las Comunidades Autónomas en el próximo curso escolar, o quizás serán necesarios titulares de prensa más llamativos, como “el racismo mata en la aulas”, para tomar medidas.

Les dejó una canción de rap, sobre el acoso escolar.

¿Adónde van los vigilantes de seguridad que agreden en el metro?

Esta semana aparecieron los vídeos de una agresión racista en el metro de Madrid, grabados por los mismos compañeros del atacante. A falta de la víctima y de la respectiva denuncia, se dice que ocurrió el año pasado y que los vigilantes fueron despedidos.

“Nunca más prestarán un servicio en Metro de Madrid”

Eso fue lo que dijo Javier García, responsable de seguridad del Metro de Madrid, ante los medios de comunicación y aquí cabe la siguiente pregunta: ¿dónde están ahora estas personas?

Las agresiones racistas lamentablemente ocurren a diario. Van desde un insulto a la misma violencia. En el suburbano de Madrid es una constante y siempre aparecen videos como el que incluyo a continuación.

No se sabe qué paso antes, quizás el joven de este video trató de pasar sin pagar o quizás hizo una pintada en las instalaciones del metro, pero sinceramente creo que nada justifica la violencia. Y por eso preocupa que estas personas cambien de empleo y sigan manteniendo sus criterios xenófobos.

¿Qué nos trae un indio, un negro o un amarillo?

Hoy recordamos la masacre de Sharpeville, aquella ciudad de Sudáfrica donde murieron 69 personas negras, que protestaban contra el apartheid en 1960. Fueron asesinadas por los cuerpos policiales que reprimieron la manifestación pacífica. Este capítulo llamo la atención de la comunidad internacional y desde entonces el 21 de marzo es el día para recordar el compromiso de lucha contra la intolerancia racista en el mundo entero.

Lamentablemente falta respeto por la diferencia y falta en muchos países. Encontramos que no podemos aprender nada de las personas que no hablan ni actúan como nosotros. Y créanme que se sorprenderían de lo mucho que nos pueden enseñar los indios, los negros, los amarillos, los gitanos, los europeos… Al fin y al cabo, sin esas etiquetas, todos somos personas.

Ahora bien, solo quería compartir algo con ustedes en este día. Una de las enseñanzas que aprendí al acercarme un poquito a un grupo de senegaleses. Ocurrió porque una amiga destina parte de su tiempo a dar clases de español a las personas que han llegado de África. Les cuento la anécdota.

La entidad que les proporcionaba las clases también les ofrecía un desayuno y ponía sobre la mesa una gran variedad de galletas y café. Yo pensé que ellos podían aprovechar y tomar varias galletas para comerlas más tarde, pero sólo tomaban lo que podían servirse en ese momento. No se llevaban nada en los bolsillos.

Es parte de su cultura, claramente. Pero aquí va otra cosa que me sorprendió aún mucho más y es la vida colectiva que llevan. Sabía usted que en África, las personas comparten lo poco o mucho que tienen. Viven en clanes y no dejan que uno de los suyos la pase mal.

Esa forma de vida la han trasladado a España y sinceramente espero que no aprendan a vivir de otra manera. Todos tenemos cosas buenas que compartir y eso es lo que hay que rescatar en el intercambio cultural.