BLOGS

El Blog sobre la Comunidad Latinoamericana en España

Archivo de la categoría ‘Tradiciones’

Nos despedimos pero seguimos

La crisis llega a todos lados, y cómo no, nos ha llegado también a nosotras. Este blog en el 20 Minutos cierra sus puertas, junto con otra serie de blogs. Sin embargo, “Desde este lado del mar” seguirá abierto en WordPress (http://desdeesteladodelmar.wordpress.com). Seguiremos escribiendo, aunque quizá no con la misma frecuencia, porque muchas personas nos han abierto sus corazones y sus historias personales y queremos que lo sigan haciendo. Allí estaremos para seguir recibiendo sus comentarios e iremos mejorando poco a poco y apostando por la convivencia.

Gracias a todos los que nos han seguido y los que han aportado ideas positivas. ¡Los esperamos en el nuevo-viejo blog!

Princesas indígenas en Madrid

Era imposible no fijarse en Samay y su larga cabellera. Parecía una de esas princesas prisioneras de los cuentos de hadas que dejaban crecer su cabello para que sus amantes treparan por él y las rescataran. Pero esta princesa indígena, que un sábado por la mañana tomaba el sol en la plaza de Tirso de Molina, en Madrid, se lo había dejado crecer por seguir la tradición de su gente. “El cabello es sagrado y es lo que nos diferencia entre hombres y mujeres”, decía mientras su cabellera, estando ella sentada en una banqueta, casi aterrizaba en el suelo.

Samay estaba junto a su hermana mayor, Kuri, y charlaban en su lengua nativa, el quichua.”Hablamos lo que es nuestro, lo que hemos aprendido de nuestros viejitos”, explicó Kuri en español y lamentó que no haya profesores de su lengua.

Cuando estas hermanas de la Amazonía ecuatoriana llegaron a Europa, se quedaron una temporada en Francia y se familiarizaron con el francés antes que con el castellano. Vinieron con un grupo de música andina que se llama Yacha (sabio, en quichua) y después de recorrer algunos países recalaron en España.

Llevan ya tres años en España y están a punto de solicitar arraigo social, pero no quieren quedarse eternamente en España. Unos años más, hasta ahorrar un poco más. Luego todos sus seis hermanos, que están regados por el mundo (Canadá, Estados Unidos y Francia) volverán a su tierra, a sus costumbres y a su quichua añorado.

Fotografía Eduardo León

Un carnaval de monstruos para tiempos monstruosos

Madrid ha decidido bautizar a su desfile de Carnaval como “Un Carnaval de monstruos para tiempos monstruosos”. El equipo de Gallardón se referirá la crisis, pero, por unos días, no quiero pensar en el trasfondo de la frase y me quedo con lo primero: “Carnaval”.

Esta fiesta tiene mucha importancia en Latinoamérica. Más allá del televisado Carnaval de Río Janeiro, hay versiones carnavalescas en Colombia, Ecuador, Bolivia, Uruguay… Los inmigrantes hemos traido algo de esas celebraciones hasta España y este fin de semana podemos festejar el carnaval al estilo latinoamericano.

En Madrid, Latinoamérica estará muy bien representada por el grupo Calaveritas Mexicanas, la Fraternidad Bolivia Unida, la Asociación Cultural Morenada Bolivia, el Centro Uruguayo de Madrid y la Asociación Colombiana Nativos de Macondo. Ver programa completo.

En Barcelona, Bolivia tendrá una notable presencia en la rua que partirá a las 20:30 horas del sábado de la Rambla Guipúscoa con Rambla del Prim (metro La Pau) y seguirá por toda la Rambla hasta la salida del metro Bac de Roda.

Les dejo un vídeo del candombe que suena estos días en Uruguay y que gracias a la inmigración lo podemos escuchar a la vuelta de la esquina.

¡Un catálogo de artistas del mundo en España!

Hace no mucho organicé una despedida de soltera de una amiga española contratando entre varias amigas a un grupo de mariachis mexicanos que le cantaron una serenata buenísima. Los mexicanos entonaron las canciones de su país, muchas de las que se conocen también en España, y todas las que estaban allí, la mayoría españolas, se unieron a la fiesta, que fue un chorro de alegría.

En otra época organizar esto en Madrid hubiera sido prácticamente imposible, en primer lugar porque no había muchos inmigrantes mexicanos. En todo caso hubiéramos tenido que traerlos de México, pagando todos los gastos.

Revisando las novedades de la web en temas de inmigración encontré un proyecto precioso, que me hizo acordar aquella fiesta. La organización “Entre dos orillas” creó un catálogo de artistas inmigrantes que es una pasada. No sólo cualquier artista inmigrante puede inscribirse allí, sino que para los que no somos artistas, o para los que no son inmigrantes, se convierte en un lugar donde buscar arte de todo el mundo, muy cerca de casa y muy accesible.

Por supuesto, allí hay artistas mexicanos, pero también de Perú, de República Dominicana, de Argentina y de otros lugares fuera de América Latina como África o Asia. Me pareció genial, una gran oportunidad para gente que quiere darse a conocer y otra para conocer el arte de otras partes del mundo. No sólo hay música sino también teatro, pintura, escultura, y muchas cosas más. Los invito a que lo vean. Si tienen que organizar algún evento y quieren algo original, creo que es un buen lugar donde comenzar a buscar.

El Año Viejo o la Noche Vieja

Gonzalo Lara es uno de los ecuatorianos que contra viento y marea cumple con el ritual de montar el ‘Año Viejo’ cada fin de año en Madrid. La tradición manda a elaborar un monigote de cartón o papel y quemarlo cuando llega la medianoche del 31 de diciembre. Así se termina el año en varios países de Latinoamérica y luego “a bailar hasta que la alegría dure”, como dice Gonzalo.

Este ecuatoriano reprodujo este año a la Selección de Fútbol de España entera; escogió este tema después de que el grupo ganará la Eurocopa. Su intención es cada año atraer al público español, para difundir la tradición de los ‘Años Viejos’.

En Ecuador, la estampa usual del 31 de diciembre es ver un sinnúmero de muñecos en la calle y a las personas dándoles correazos y patadas, sobre todo, si ha sido un mal año. “Pero al mal tiempo, buena cara”, domo dice Gonzalo que reconoce que cada año tiene cosas malas, pero que son parte de la vida. Por eso él siempre pide “lo mismo y un poquito más para el año que viene”.

Les dejo con un video de los tradicionales ‘Años Viejos’ en Quito.

Los Reyes versus Papá Noel

La mayor parte de los latinoamericanos regalamos en diciembre, la misma nochebuena, cuando el reloj marca la medianoche. Es nuestra costumbre de toda la vida, pero al llegar aquí empezamos a mestizar esta costumbre de regalar.

La figura de Los Reyes, al menos en España, no tiene competencia, pero de alguna manera, sobre todo en los hogares mixtos, estos personajes han aprendido a a convivir con el Papá Noel o el Santa Claus anglosajón (aunque este año la economía doméstica hará que uno de ellos se imponga, pero ese es otro tema). El punto es que existen en Latinoamérica otras variantes que cabe mencionarlas en este post: en Colombia, es el Niño Jesús quien trae los regalos y en Chile es el Viejito Pascuero. ¿Le resulta curioso? ¡Coméntelo!

Las diferencias también se extienden a los villancicos que por estos días se cantan. Les incluyo un villancico ecuatoriano y espero que nos cuenten cuáles son las melodías más populares para ustedes.

La vuelta al mundo en 80 juegos

Para terminar esta semana dedicada al inmigrante quiero compartir la recopilación de los juegos del mundo que ha hecho el portal Aulaintercultural, y es que el juego es un gran motivo para encontrarnos y conocer otras culturas. Si lo pensamos un poco es algo así como para dar una vuelta la mundo en 80 juegos o en los que sean.

Y tú ¿a qué jugabas cuando eras pequeño? Te sorprenderías de cómo un mismo juego tiene diferentes nombres en otros países. Un ejemplo: las cogidas, el pillarse, la lleva, policías y ladrones… Yo recuerdo en especial un juego que se llamaba ‘San Bendito’; y consistía en evitar que el ‘Diablito’ nos llevara. Los niños y niñas teníamos que sentarnos en una escalera amplia o en la misma acera, pues se jugaba más en la calle, y nos entrelazábamos los brazos para impedir que el demonio nos llevara. “¿Quieren pan?”, era la primera pregunta que nos hacía el Diablito. “Noooooooooooo”, le respondíamos y luego nos tentaba con cosas ricas como el chocolate, y cuando alguno de nosotros decía que sí quería, el raptor empezaba a tirar de aquel. “San Bendito nos lleva el Diablito”, gritábamos todos para que el anciano cojo venga a ahuyentar al demonio, pero éste, que era más ágil, nos iba llevando de uno en uno.

Anímate a compartir tus juegos, la idea es que esto pueda llegar a la escuela y de allí a la casa y a la calle. Así con suerte sumamos más de 80 juegos y damos la vuelta al mundo más rápido, y de paso nos conocemos.

Les incluyo dos videos que hablan de los juegos del mundo y de la integración a través de ellos.

El Niño Jesús camino a las urnas

Diciembre es uno de los meses donde más rituales se hacen en torno a la Navidad, sobre todo, en el mundo católico. Costumbres como el encendido de las velitas en Colombia, que se hace la noche del 7 de diciembre -la víspera de la fiesta de la Inmaculada Concepción- marca el inicio de la Navidad en ese país.

Los inmigrantes somos fieles a las tradiciones y en la medida de lo posible las seguimos reproduciendo a la distancia como un antídoto para aliviar la tristeza en estas fechas. Una de las tradiciones navideñas que ha tenido mayor difusión en Madrid ha sido el Pase del Niño, que no es otra cosa que la representación del nacimiento de Jesús con matices indígenas.

La tradición ecuatoriana dice que el Niño Jesús nace asistido por un grupo doce mujeres indígenas, que se llaman las mayoras. Estas mujeres tienen la misión de acompañar al recién nacido, al igual que hacen los doce apóstoles en el ocaso de la vida del hijo de Dios. Y, entonces, rodeada de estas mujeres el Niño Jesús realiza un paseo en medio de la gente que le canta villancicos.

Esta tradición lleva realizándose en Madrid desde hace ocho años, al principio se hacía en el seno de la familia Pulupa, y hoy esta familia y más ecuatorianos, consolidados como asociación de inmigrantes, convocan a decenas de personas e incluyen a los españoles.

Les explico cómo: la costumbre manda a que cada año el Niño Jesús pase a las manos de un nuevo tutor, cuidador, padrino o prioste, y es aquí donde han participado los españoles. Hasta aquí todo bien, pero a continuación voy a hacer un poco Grinch.

El Niño Jesús de los ecuatorianos ha tenido padrinos políticos en los últimos cuatro años. Y ha pasado de los brazos de Tomás Vera Romeo, cuando era Director de Inmigración en el Ayuntamiento de Madrid, a los brazos de Ana Botella, que no necesita más presentación.

Después fue encargado a un político poco conocido, al que los ecuatorianos sólo vieron el día de la fiesta, y el año pasado estuvo en el despacho de Concepción Dancausa, a quien vemos en la fotografía de este post.

Este año, el Niño Jesús ya llegó a las altas esferas de la Comunidad de Madrid, y fue entregado al mismísimo Consejero de Inmigración, Javier Fernández-Lasquetty.

No critico esta práctica religioso-política, para nada, pero me gustaría saber qué hacen los políticos con el Niño Jesús de los ecuatorianos. ¿Entenderán lo que significa ser el padrino del Niño? o ¿aceptarán el nombramiento con la condición de que un día el Niño Jesús les dé su voto algún día?

La feria de los inmigrantes

La inmigración este fin de semana será como la niña consentida de una infinidad de empresas que aspirarán vendernos viajes, pisos, planes de telefonía móvil, alimentos, coches, cursos, y hasta ofertas para entrar en el ejército español. Todos los que busquen al inmigrante, o al bolsillo del inmigrante, estarán reunidos en la II Feria Integra Madrid, que se realizará en IFEMA, entre el 5 y 8 de diciembre.

Para consentir a los visitantes se han programado conciertos, bailes del mundo, degustaciones gastronómicas, sorteos, premios, y hasta un adelanto de la Navidad con la escenificación de la tradición ecuatoriana del Pase del Niño.

Las puertas estarán abiertas de par en par para recibir al inmigrante y aunque el acceso tiene un precio, los organizadores han habilitado un portal para descargarse la invitación, y hasta han habilitado una ludoteca para albergar a 2 mil niños, mientras los adultos revisan la oferta comercial con tranquilidad. Se espera superar los números de asistencia del año pasado, cuando asistieron 70 mil personas, como se aprecia en la fotografía que abre este post.

Lo bueno de todo esto, es que los organizadores atan la feria en un país y esto ayuda a difundir la cultura del país elegido. Este año el protagonista será Ecuador y al menos con este pretexto podremos pellizcar un poco de su cultura a través de las exposiciones de pintores como Guayasamín y Kingman, y también escucharemos la música ecuatoriana, tanto el pasillo de antaño como las canciones de pop que suenan ahora.

Como he dicho líneas arriba también podremos acercarnos a las tradiciones ecuatorianas como el Pase del Niño y participar de las actividades que se organizarán por las fiestas de Quito, celebración que transcurre en estos mismos días en la capital de los ecuatorianos. Así que si usted está en Madrid y no tiene planes para pasar el puente, vaya a la feria, acérquese a Ecuador, y cuide su bolsillo porque seguramente querrán venderle mucho.

La Navidad de los inmigrantes

En estos días, muchos de nosotros, los que venimos de fuera, vemos las luces de Navidad, aún inertes, colgadas por toda la ciudad y empezamos a pensar cómo lucirá nuestra ciudad en estos mismos días. Pensamos que allí no hará frío, pues en el cono sur es pleno verano y en el resto de países latinoamericanos las temperaturas no son tan extremas en esta parte del año. Y pensamos, irremediablemente, en lo que haremos para esta Navidad.

Un compañero de trabajo, colombiano, hoy mismo comentaba en voz alta que este año le están dando ganas de comprar un árbol de Navidad y decorarlo en el piso que renta con dos amigas más. No lo había hecho hasta ahora, confesó, pero este año quiere imitar la tradición de sus padres en su añorada Medellín.

A mi personalmente me dan ganas de hacer una cena como la que preparaba mi madre en casa, con pavo relleno y esos dulces caseros salpicados con miel que se comen en Ecuador, aunque con mis pocas habilidades culinarias necesitaré ayuda extra.

La pregunta de estos días que el frío espanta es ¿qué harás en Navidad? Los afortunados responden, con una sonrisa que se escapa de sus mejillas, que pasarán las fiestas en sus países. Otros, los que no podremos cruzar el mar en esta época, empezamos a planificar qué haremos para sentir nuestros hogares más cerca. Decorar un árbol de Navidad y preparar pavo para la nochebuena están entre las opciones. ¿Y tú qué harás?, ¿cuál es tu receta para sentirte en casa?