El Blog sobre la Comunidad Latinoamericana en España

Entradas etiquetadas como ‘maternidad’

20 mil familias sin derecho al “Cheque bebé”

Si eres mujer, extranjera, te has casado con un español, han decidido entre los dos vivir en España y desean recibir la ayuda de los 2500 euros al tener un hijo, la única recomendación posible es que esperen dos años, después de haber obtenido los papeles de la residencia (es decir, más de dos años, hasta que salgan los papeles). Hasta que se cumplan esos dos años ninguna mujer extranjera los puede recibir, así que cuídense, sigan utilizando preservativo, o pastillas o cualquier método anticonceptivo seguro.

Si eres hombre extranjero y te has casado con una española, tienes más suerte, porque la discriminación es sólo para las mujeres extranjeras. Y si eres hombre español, pues te verás discriminado porque el cheque no es para las familias sino sólo para las mujeres. Sólo lo puede cobrar el hombre si la madre fallece.

Este fin de semana, un año después de la puesta en marcha de esta Ley, la Asociación de Familias Discriminadas se ha convocado en la Plaza Colón de Madrid para reclamar que hay 20 mil familias que no han recibido la ayuda porque la madre es extranjera y no lleva dos años con permiso de residencia.

En mi opinión esa Ley no sólo es discriminatoria con las mujeres extranjeras o con los mismos hombres españoles. El problema es que parte de un razonamiento contrario al lema de la justicia universal: “todo ser humano es inocente hasta que demuestre lo contrario”. En este caso sería: “todo ser humano es culpable hasta que demuestre lo contrario”. Parece que todas las mujeres que venimos a España y nos casamos con un español somos sospechosas de haber hecho un “casamiento por conveniencia”, y por lo tanto estamos castigadas.

Yo misma estoy casada con un español y me vine a España por él. Recuerdo lo que me costó tomar la decisión y aceptar venirme después de dos años y medio de viajes ida y vuelta cada tres meses; lo duro que fue tener que dejar mi trabajo (un buen trabajo con un buen contrato), mi casa, a mi familia y a mis amigos. Lo difícil que resultó, una vez aquí, adaptarme a la nueva situación y las veces en que lloré desesperada, después de una pelea de pareja (normales, por otro lado, en cualquier pareja), pensando en que me había equivocado por completo y que aquí no tenía ni un abrazo de consolación de amigos ni un oído externo para despotricar.

Después de todo ese esfuerzo, que una hizo pura y exclusivamente por amor, hay que aguantar acusaciones de que una está “casada por conveniencia”. Tuve que aguantarlo de alguna persona con pocas luces, pero ¿Tengo que aguantarlo del Estado? Me parece sencillamente una falta de respeto.

Recuerdo cuando, hace unos meses, le preguntaron a Caldera en una entrevista en la cadena Ser por esta discriminación, y la respuesta titubeante fue que había un malentendido en la interpretación de la Ley. Luego se vio que no era ningún malentendido. Un año después nada ha cambiado. Siguen faltándonos el respeto.