El Blog sobre la Comunidad Latinoamericana en España

Entradas etiquetadas como ‘trabajo’

¿Buscas empleo?

Los momentos de crisis son momentos obviamente difíciles, pero a su vez, si se aprovechan bien, pueden convertirse en oportunidades.

Cuando se está en paro lo mejor que se puede hacer es aprovechar el tiempo e intentar aumentar los conocimientos y buscar un futuro que puede ser incluso mejor que el anterior.

En España el Servicio Público de Empleo ofrece una serie de servicios para la búsqueda de trabajo. Además brindan la posibilidad de realizar algún curso que luego pueda derivar en un empleo o incluso en la creación de una empresa propia.

Son interesantes también las “escuelas taller”, lugares donde aprendes un oficio o un arte mientras trabajas. Casi seguro encontrarás una escuela taller cerca de tu localidad.

Hacer estos cursos y juntarse con gente que está en la misma situación puede ser muy bueno para sacar adelante proyectos. Conozco empresas que actualmente son muy rentables y que están integradas por personas que se conocieron haciendo estos cursos. Aunque tengas estudios universitarios, aunque creas que lo sabes todo, vale la pena apuntarse.

Pregunta también en tu Ayuntamiento. Por lo general, existe lo que suelen llamar “Instituto Municipal de Formación y Empleo”. Allí, ofrecen una serie de talleres específicos para la búsqueda de empleo que te pueden servir. Aunque creas que sabes hacer tu currículum, alguien especializado podrá por ejemplo decirte si aquí en España el estilo es ese u otro. Alguno de los técnicos podrá corregirte palabras que, por ejemplo, aquí no se utilizan. Algún especialista podrá indicarte cuál es tu mejor fortaleza y qué es lo que debes resaltar. La gente que ha hecho estos cursos ha aprendido no sólo a presentarse para una entrevista laboral sino a presentar cualquier tipo de escrito en el ámbito laboral.

En estos Institutos de Empleo pueden tener cursos que te pueden servir según tu situación personal (para mujeres, para jóvenes, etc). En el caso de los inmigrantes, algunos ayuntamientos tienen programas específicos para la integración, que te pueden interesar porque pueden contarte cosas concretas de España que desconoces, y que pueden ayudarte a relacionarte con tus jefes y con tus vecinos.

Para más información, este mismo diario tiene una sección dedicada exclusivamente al empleo.

De verdad vale la pena. Aprovecha este tiempo. Aprovecha, que la crisis siempre puede ser una oportunidad.

Del Machu Picchu a Ibiza

Pedro Quispe dejó los 3.200 metros de altitud del Cuzco y se vino a vivir al nivel del mar. Su casa es el barco donde trabaja. Allí comparte camerino con tres personas más: el capitán, el cocinero y la camarera, todos españoles. Pedro, que es ingeniero eléctrico, se ocupa de todas las instalaciones eléctricas del barco, y echa una mano a sus compañeros cuando el barco es alquilado para navegar por las aguas del Mediterráneo.

Este peruano, de 35 años, es otro latinoamericano que este verano trabaja de cara al sol. Su trabajo parece divertido, pero en los meses estivales no hay horario ni días de descanso para él, ni para la tripulación. Van recibiendo a grupos de amigos y familias, uno tras otro, y es imposible bajarse del barco.

En el verano su casa-barco está en el Puerto de Ibiza, y cuando llega el invierno alterna entre los puertos de Alicante y Barcelona. La ciudad condal es el sitio donde más tiempo ha estado en tierra firme, porque allí vive su hermano menor y siempre que puede va a visitarlo. Él le consiguió el trabajo en el barco y le ayudó a emigrar de Perú, donde había tenido una mala racha con los negocios de karaoke que tenía.

Allí, en el Cuzco, a 3.200 metros de altura, dejó a sus dos hijos y espera ahorrar algo de dinero para regresar. Pedro apenas lleva un año en España y tiene contrato de trabajo para otro año más. Después, “ya veremos”, como dice él, y como ocurre con todas las historias de inmigración que se escriben por partes.

Trabajar en la playa de Madrid

Alex Paixáo trajo la playa hasta Madrid. Las olas de la mañana lo llevan a la Plaza Mayor y por la tarde lo empujan hasta la Puerta del Sol. En estos dos sitios del centro de Madrid, él hace surfing, ante la mirada atónita de los transeúntes. Los que se paran en su pedacito de playa brasileña a veces le sacan una fotografía, se ríen cuando parece que va a caer de la tabla de surf, y, cuando pasa el peligro, se acercan y le dejan unas monedas.

Así se gana la vida este brasileño, de 32 años, que es otro latinoamericano que este agosto trabaja de cara al sol. La idea de trabajar como estatua la tenía antes de emigrar, bueno en realidad estaba entre esto y ser bailarín. Pero al llegar a Europa, a Portugal concretamente, se empleó en la construcción.

Llegó a España al inicio del pasado invierno y aunque seguía empleado en el sector del ladrillo, empezó a montar la playa en Alcalá de Henares. Lo hacía únicamente los fines de semana. No ganaba mucho, unos 25 a 30 euros, más era el frío que soportaba.

Lo de ser una estatua surfista le surgió casi de carambola, un día que entró a una tienda deportiva y vio el traje de surf, entonces pensó que quedaría bien que un brasileño reprodujera la playa en Madrid.

Es un trabajo duro, las estatuas humanas tienen que controlar cada mínimo músculo de su cuerpo y petrificarse hasta que alguien arroje una moneda en su cesta. Sólo entonces se descongelan, hacen su gracia particular y aprovechan esos escasos minutos para colocarse en una mejor posición.

En verano se ven muchas estatuas humanas en todas las ciudades turísticas, sobre todo, en las ramblas de Barcelona. Alex probó suerte por allá, pero reconoce que hay mucha competencia, por eso volvió con su playa a Madrid. Aquí, en un día generoso, gana entre 40 y 50 euros.

Para el invierno, Alex está preparando un nuevo personaje que le ayude a soportar él descenso del termómetro. Se propone ser Shrek; ese ogro que es la antítesis del príncipe azul de los cuentos de hadas. Si eso ocurre, la próxima crónica que leeremos de él empezará así: érase una vez un brasileño que se disfrazaba de ogro para ganarse la vida en invierno.

Una nómina multicultural

“El empleo y la ocupación son elementos esenciales para garantizar la igualdad de oportunidades para todos y contribuyen decisivamente a la participación plena de los ciudadanos en la vida económica, cultural y social, así como a su desarrollo personal”

Eso es lo que plantea la directiva 2000/78, considerando 9, que España incorporó mediante la Ley 62/2003. El texto también es el centro de la campaña “Contra la discriminación: ¡Infórmate y Actúa!, promovida por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado y que tiene como finalidad potenciar los aspectos positivos del acceso y permanencia al mercado de trabajo de las personas inmigrantes y prevenir su discriminación.

Hay un conjunto de empresas que se han unido a la campaña y que han apostado por la multiculturalidad en sus plantillas. El grupo Vips, por ejemplo, que tiene un 63% de extranjeros en su nómina, es una de esas empresas. Ésta, en particular, ha creado un programa que se llama “Brazos abiertos” y que consiste en que otros trabajadores de la empresa faciliten una rápida integración de nuevos trabajadores, ayudándoles con las gestiones más inmediatas al llegar a España, y es que el Grupo Vips contrata a sus trabajadores fuera de las fronteras de España.

La no discriminación en el trabajo es un paso, pero todavía queda por alcanzar la igualdad salarial, pues diversos estudios han concluido que los extranjeros ganamos un 30% menos que los trabajadores autóctonos. Y todavía queda por superar la temporalidad que acosa a los trabajadores, españoles y foráneos.

Corbacho y el cumplimiento de las normas con los inmigrantes

Con la creación del nuevo ministerio de Trabajo e Inmigración, el PSOE ha querido dejar algo claro: la inmigración estará ligada al trabajo, ni más ni menos. Zapatero ha nombrado a Celestino Corbacho (en el vídeo), hijo de “inmigrantes” en Cataluña, que se ha referido a la inmigración de una manera estricta, que debe hacerse siempre bajo los rangos de la Ley.

Desde este humilde blog le damos la bienvenida al ministro en su primera semana de trabajo y, desde luego, como inmigrantes, nos sumamos a la idea de que las leyes están para cumplirlas.

Y, hablando de leyes e inmigración, nos sumamos también a las solicitudes que Amnistía Internacional hizo públicas la semana pasada respecto a las políticas del Estado español, en específico contra la xenofobia y el racismo.

Entre otras cosas, Amnistía Internacional le solicita al Estado español que firme y ratifique los tratados internacionales promovidos por el Consejo de Europa que aun no ha firmado:

1-La Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios, que garantiza que todos los inmigrantes, independientemente de su estatus, tengan una protección legal mínima en el trabajo.

2-El Convenio sobre la lucha contra al trata de seres humanos.

3-El Protocolo adicional del Convenio sobre el delito cibernético relativo a la penalización de actos de naturaleza racista o xenófoba cometidos por medio de sistemas informáticos.

4-El Convenio sobre la participación de los extranjeros en la vida pública local para mejorar la integración de los inmigrantes en su comunidad.

5-Los protocolos 4 y 7 del Convenio par la protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, sobre las garantías durante los procedimientos de expulsión.

Amnistía también le pide al Gobierno español que acepte cuanto antes las solicitudes de visita del Relator Especial sobre promoción y protección del derecho de la libertad de opinión, de la Experta en cuestiones de las minorías, y del Relator Especial sobre los Derechos Humanos de los migrantes. Y que invite expresamente al Relator Especial sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia.

El nuevo ministro tendrá mucho trabajo y, efectivamente, muy complejo. Aquí, otra lista de tareas, relacionadas con el informe de Amnistía, que nos gustaría ver en su programa:

-Que ponga en marcha con el Gobierno un Plan integral de lucha contra el racismo y que como parte de ese plan ponga en funcionamiento el Consejo para la Igualdad de Trato, obligación establecida la Comisión Europea, pero que España aun no ha cumplido (el Consejo se creó pero nunca llegó a reunirse). Que éste Consejo sea independiente del Ministerio y que integre a los colectivos afectados.

-Que trabaje para que el Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia realice investigaciones sistemáticas sobre el tema. Según la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea España es uno de los cinco Estados miembro (junto con Grecia, Italia, Portugal y Chipre) que no publica datos sobre incidentes racistas.

-Que trabaje con su homólogo de Interior para que adapte el borrador del protocolo de actuación de la policía en las repatriaciones a los estándares internacionales; y que la doctrina constitucional prohíba expresamente el uso de criterios raciales por parte de las fuerzas de seguridad, como lo ha indicado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

-Que también con su homólogo de Interior trabaje para que, entre otras cosas, las mujeres víctimas de violencia machista no sólo se les de permiso de residencia sino también permiso para trabajar.

No es poco… Y todavía hay mucho más trabajo por hacer. Como él mismo lo ha dicho, no será una tarea fácil. Buena suerte.