Entradas etiquetadas como ‘resumen’

Resumen de la final de Gran Hermano 12 en la que Laura fue la ganadora

No os voy a hacer sufrir, más que nada porque no sufrís, porque ya lo sabéis: Laura ha ganado Gran Hermano 12.

Y dicho esto, que es tan sorprendente como que te venga un tío con unas alitas en la espalda y te diga que estás embarazada de Dios, pasemos a resumir la final de Gran Hermano 12:

La cosa comenzó con un duro golpe para el que ha sido uno de mis grandes mitos, mi orgullo, mi estrella polar, mi guía: Marceliano fue al plató.

Y no sólo me decepcionó por claudicar e ir al plató, sino porque lo hizo sin violencia ni nada, sin su amiga la de los ojitos negros, sin unos cócteles molotov, sin un palo con clavo atravesado… Na, ni un triste escupitajo echó el señor.

Esta ha sido sin duda, la final de Gran Hermano con peor rollo de toda la historia. He visto funerales en los que el muerto estaba más alegre al salir de la capilla que éstos tres finalistas al salir de la casa. Pero claro, Gran Hermano contribuyó a que eso fuera así.

Resulta que nada más empezar la gala, sin avisarles ni nada, les pusieron a Marcelo y Laura el vídeo de su última bronca, a sólo tres días de la final. Ya sabéis, fue una discusión de esas en las que cada contendiente pretende hacer ver al otro de forma educada y argumentada, que su parecer es erróneo y que debe retractarse de las opiniones vertidas.

Vamos, que se pusieron de puta pa’rriba. 

“Qué vergüenza”, decía al verlo Marcelo. “Cómo me pasé”, decía Laura. “No me gusta nada ver esto“, insistía Laura, como si no fuera ella la que salía berreando en el vídeo. “Que bochorno”, espetaba Marcelo, como si nunca se hubiera tirado un pedo.

Milá dijo que la organización de Gran Hermano estuvo a punto de cancelar la final a raíz de esta bronca, pero no se lo cree ni ella. Y los fabricantes de armamento estuvieron a punto de ponerse a fabricar piruletas después de la segunda guerra mundial, no te digo…

Laura lloró al ver el vídeo, Marcelo lloró al ver el vídeo. Creo que es porque al bajar de la garganta sus respectivos huevos u ovarios (que se habían puesto de corbata al oír que se pudieron quedar sin la final) éstos tocaron los lacrimales, que se activaron (sí, sé que es difícil, pero los tocaron).

Y como en lugar de acabar la bronca acuchillándose en el patio de la casa, Marcelo y Laura acabaron haciendo las paces, pues esa misma organización que estuvo a punto de declarar desierto el premio decidió perdonarles y olvidar el asunto. ¡YUJU!

Y entonces, Marceliano llegó al plató. Milá le anunció como si fuera un concursante, pero como ella es así, aprovechó las primeras palabras que le dijo para echarle la bronca

Aprovecho para decir que Marceliano me ha decepcionado. Yo quería ver a un hombre de las cavernas con un basto en la mano. Es más, quería ver a Marceliano con un par de ametralladoras liándose a tiros. Es más, quería ver a Marceliano vestido con lencería fina y contoneándose. Ninguna de mis fantasías se cumplió.

Ah, amigos, la vida a veces te regala un dulce entre las amarguras de la vida. En este valle de lágrimas encontramos algo con lo que descojonarnos: la cara de Marcelo al saber que se quedaba en tercera posición. ¡¡A LA CALLE MARCELO!! Y es que él, que se pensaba que era más querido que las pesetas, fue el menos votado.

Lo que no sabía Marcelo es que hay un extraño hongo llamado cerebro que ha estado acabando con las carpeteras, atacándolas y dotándolas de ese efecto secundario de tener cerebro llamado sentido común. Dios no quiera que nos pase a nosotros.

El caso es que sólo el 10,2% de los votos fueron para Marcelo. O sea, que le votó sólo su tía la poseída y su familia. Y es que sólo la gente de tu familia es capaz de ver como te pasas cinco meses tirándote pedos dentro de una casa y seguir queriéndote. Todavía hay científicos que piensan que Marcelo es un enviado de los extraterrestres y que sus ventosidades ocultan un código para poder viajar a otros planetas. También hay científicos que piensan que Marcelo es un cerdo.

Por fin, supimos que la ganadora de Gran Hermano 12, tras 144 días en la casa, es Laura. Desde ese momento, todas las agencias aeroespaciales del planeta han registrado un aumento del 10.000% de los contactos con OVNIS, ya que todas las razas de las galaxias cercanas se vinieron a la tierra a ver qué pasaba, pues oyeron el grito y estaban preocupados.

Además, en el plató de Gran Hermano, anoche se batió un récord Guiness. Un juez de ese prestigioso listado de sandeces estuvo allí para certificar que el vestido de Lydia era el más feo de la historia, por delante de los estilismos de Paco Clavel en su época más chunga.

Pusieron un vídeo resumen de este Gran Hermano que parecía un tráiler de una película para adultos. De hecho, están pensando en usarlo en las facultades de ginecología para enseñar el funcionamiento del aparato reproductor.

A Laura, al pasar por el pasillo de salida, flanqueado por fans histéricos de dudosa ocupación, casi se la llevan por delante con los achuchones, tirones y empellones que le pegaban. No sé si querían felicitarla o descuartizarla. Quizá querían felicitarla descuartizándola.

Maspedo llegó entonces al plató. La entrevista habría sido más interesante si Marcelo se hubiera pintado una carita en el culo y hubiera dejado que sus cuescos hablaran por él. Los besos que se dio Marcelo con los padres de Laura fueron igual de cálidos que un palito de merluza congelado.

Marcelo recordó con cariño su paso por Camboya y cómo contribuyó al desarrollo energético del país, colaborando a un aumento del 200% de su producción de gas. En ese país tienen ahora reservas de metano para ocho años. Y es que el culo de Marcelo, amigos, es mejor que cualquier ONG.

Pudimos ver el tradicional vídeo de Mercedes Milá diciendo groserías (y  no como yo, que soy muy fino) en las pausas de publicidad de las galas. Entre sus afirmaciones destaca: “Soy muy puta, yo”. Nada, nada, eso es lo que hay que hacer a partir de ahora en las entrevistas de trabajo: “Hola buenos días, tengo carrera, inglés nivel medio y soy muy puta yo”.

Cabe destacar la bronca que se montó entre Marcelo, Terry y Patricia, en el que éstas le pusieron a parir y a las cuales Maspedo no supo qué responder.

Una rata planchada entró entonces en el plató, adornada con Yago, que iba debajo. La entrevista a Yago no existió (26,7% de los votos). Fue absolutamente ensombrecido por Marcelo, Chari, Rubén y Laura. Es más, en un momento dado, Milá le largó de la mesa de entrevistas y se quedó solo con los to(n)titos.

Pusieron un vídeo de Yago hablando de Silvia, su ex, que le ha defendido en el plató. Los tres se quedaron tiesos, Silvia, Yago y la rata atropellada. También pusieron un vídeo de Yago hablando de su otra ex, Yola Berrocal. Sólo extractaré esto de las palabras de Yago: “Yo sólo vi tetas”. Tremendo observador, el amigo Yago.

Laura llegó al plató. Sus amigas, que podrían hacer de extras en Yo soy la Juani sin tener que caracterizarse, fueron a recibirla, así como sus padres y demás amigos/conocidos gorrones.

Lo primero que dijo la jodía fue: “están diciendo cosas feas de Marcelo fuera, dicen que es un falso conmigo, que ya veré los vídeos, pero yo no les hago caso”. Pero sí, sí que lo hizo.

Laura ha sido la ganadora de Gran Hermano más tristona de la historia del concurso. Puso cara de vinagre nada más entrar y ya no se le quitó en toda la noche. Bueno, sí, cuando al oír los porcentajes les dijo a sus compañeros finalistas: “¡¡Os he fundido chicos!!”. Así, en plan deportivo.

Nos pusieron un vídeo de Yago pasándolas canutas aguantando a la parejita. La CIA se ha interesado en eso como fórmula de tortura. Cogerían a los prisioneros y los pondrían a convivir en una casa con los to(n)titos. Los detenidos confesarían hasta haber provocado diluvio universal.

Por fin vimos al Samu. Es un poligonero como dios manda, con brazos como cuellos de toro y camisa tres tallas más pequeña. A Marcelo se le pusieron los huevos en órbita. En la estación espacial internacional aún se preguntan qué eran esos cometillas que vieron pasar.

Laura se justificó diciendo que le dijo muchas veces a Samu que no estaba enamorada y que discutían mucho. “Marcelo me ha tratado como una reina a pesar de las discusiones”, dice Laura. Esta muchacha debe pensar que a las reinas se las trata como a las cacas. De hecho, según el concepto que Laura tiene de las reinas, Doña Sofía se pasa la vida comiéndole los pedos a Juan Carlos I.

Marcelo se reiteró: Tienen proyectos de vida diferentes, él no puede ofrecerle lo que ella quiere y menos en Málaga. Pero Laura no se ha enterado. “El te está diciendo clarísimo que no cuenta contigo”, le aclaró Milá a Laura.

“No estoy preparado para una relación 100%”, dijo Marcelo. Vamos, que se quiere tirar a todo lo que pille y pasa de que Laura sea un lastre.

Y con Ángel entregando a Laura el maletín de la pasta (que tenía toda la pinta de estar vacío) se acabó la duodécima edición de Gran Hermano.

Pero nada, no os pongáis tristes, que el jueves que viene comienza “El Reencuentro”, con los personajes más peculiares de los realities de Telecinco. ¡¡¡Y LO SEGUIREMOS EN ESTE BLOG, COMO ESTÁ MANDADO!!!

En cualquier caso, mil gracias por haberme leído, por haberme animado e incluso por haberme puesto a parir.

Nos vemos el jueves.

GUS

Resumen de la gala de Gran Hermano 12 que salvó Dámaso

Cuando ayer empezó la gala de Gran Hermano 12, todo presagiaba que sería un tostón como para que a uno le entraran ganas de ponerse a leer los versos impares de la Biblia. Pero cuando los espectadores más mortales estábamos desesperanzados, cuando veíamos las sombras cirniéndose sobre nosotros, vimos en el cielo una señal.

Y exclamamos ¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡No, es supergay! Sí, amigos, Dámaso, con su entrevista, salvó la gala. Pero  no adelantemos acontecimientos.

Como el tema de Rubén y Chari está más explotado que los jeeps del Equipo A, comenzamos la gala viendo vídeos de los Totitos, esas formas de vida basadas en el sexo y las broncas.

El Nilo se desborda todos los años y los Ketepés se abroncan todas las semanas. El ciclo comienza tal que los fines de semana, luego, la inundación (en forma de gritos y pérdidas de respeto) y para los miércoles, las aguas se retiran y dejan a la vista el fértil lodo en el que los totitos se refrotan como gochos criados con viagra.

Al parecer, las patatas son un problema en la relación entre Marcelo y Laura. Ya tuvieron bronca por una patata que Marcelito culo grititos no quiso darle a Laura y ahora por unas patatas fritas que había hecho Dámaso. ¿Qué podemos deducir? Que las patatas son malas para el amor. Bueno, o eso, o que Marcelo y Laura son más tontos que ir a cagar al campo y cagarse fuera.

Por alguna razón inexplicable, Milá siguió en su línea de darle caña a la pobre Chelo (la madre de Laura) y siguió haciendo la pelota a la tía de Marcelo (alias la padrina). A ver cómo os resumo esto sin que nos entren ganas de ser lobotomizados… Bueno, pues que Laura se puso triste y dijo que se iba, pero claro no se fue, porque los parleños confían en ella como los escoceses lo hacían en William Wallace.

Creo que hasta la fecha, Rubén y Chari siempre le habían dado al tema del Bamboleo (bamboleaaaa) a oscuras, o con camisón de cuerpo entero y que al ver a Chari en Interviú Rubén se ha dado cuenta de que se ha estado acostando con otra persona. El caso es que según contaron en la gala, Chari fue a la habitación del hotel de Rubén y éste pasó de ella como de comer cagarrutas de cabra.

He llamado a la academia de Hollywood, para decirles que paren lo de los Óscar, porque hay que nominar a un nuevo muchacho para mejor actor: Marcelo. Sí, amigos, nominado por la película “Salgo al jardín a llorar porque mi Laura se ha ido a la sala de expulsiones”. Qué papelón amigos.

La escena de Laura espatarrada en la pecera y Marcelo dejando el dedillo tonto rozándole el cíclope barbudo fue una de las cosas más escalofriantes que he visto.

Amigos, los habitantes de Fuenteovejuna se mantuvieron unidos y consiguieron reestablecer la ley del Rey en sus tierras, pero no lo consiguieron los de la Puebla de Almoradiel, que fueron derrotados ante las histéricas huestes del rey Carpeta.

Vamos, que se fue a la calle Dámaso. Las carpeteras cuentan con saldo ilimitado en el móvil, papá mediante y Dámaso se fue con el 74% de los votos, toma ya.

Después pudimos ver cómo Yago se ha pasado la semana poniendo a parir a Laura. Y pudimos ver que cuando Laura le dice lo más mínimo a Marcelo, éste salta como si le hubieran pillado el péndulo del amor una zarigüeya, pero cuando Yago le canta las cuarenta, baja la cabeza y se lo traga como un campeón.

¿Y por qué Yago ha puesto a parir a Laura? ¡¡Pues porque no la quiere en la final, porque sabe que podría ser la ganadora!!

Marta ha pasado una semana que no se la desearía ni a su peor enemigo, el celibato. Y es que le han dado los siete males y de bonus ha tenido un ataque de ansiedad que le llevó a patear la puerta de la pecera hasta hacerla añicos. ¡¡Anda!! Cuando el pobre Tato coceaba todos se metían con él

Al parecer un equipo de ladrones de guante blanco se ha interesado en contratar a Marta, para que haga los agujeros de los butrones a patada limpia…

Y entonces Dámaso llegó al plató y salvó la situación. Veréis, una vez estuve en un concierto del Fary. Ver cómo la gente se volcaba con aquel artista me marcó y esa sensación he vuelto a tenerla con Dámaso.

Entró en el plató eufórico, y la gente contestó en la misma medida. Por lo pronto, todos sus ex compañeros se levantaron para saludarle, cosa que no ha pasado con ningún otro concursante. Eso dice mucho del chaval.

Luego, el que fuera la mano derecha de Dios, comenzó a sufrir posesiones. Por el cuerpo de Dámaso pasaron los espíritus de Boris Izaguirre, Rocío Jurado, Marianico el corto y hasta la Pantoja de Puerto Rico.

Pudimos ver cómo Dámaso salió del armario. Y amigos, salió a la carrera, como si fuera el Increíble Hulk de los gays o como el doctor Coplas y Mr Gay.

Dámaso reveló que le dijo lo de ser gay a Marcelo porque le gustaba. Entonces pusieron la cara de la tía de Marcelo y tenía una cara de asco que ni con una guindilla metida en el ojete, oiga.

A mi me da que Marcelito y familia son un poco homófobos… Porque Marcelo dejó de hablarle al Coplas cuando éste le confesó que era gay y desde el día del jacuzzi le ha nominado en todas las ocasiones.

Dámaso está más salido que el cabo de Hornos y se pasó la entrevista diciendo que esa misma noche se iba de juerga. Y de aperitivo, se llevó un piquito de Óscar que se lo dio porque detrás de la cámara debía haber un cámara con una escopeta amenazándole, porque muy por la labor no se le veía.

Milá, se me olvidó comentarlo, iba vestida como la hija descocada de la Familia Adams. Sólo le faltaban las  hijas de Zapatero al lado para montar un garito gótico.

Las nominaciones fueron más cortas que mi nómina:

Laura nominó a Marta. Marta nominó a Marcelo. Marcelo nominó a Marta. Y Yago nominó a Laura.

CONCLUSIÓN: NOMINADOS MARCELO, LAURA Y MARTA.

¡¡¡Como me gustaría que se fuera uno de los totitos!!! A ser posible Marcelo, ¡¡Con sus pedos a otra parte!!

Y se acabó lo que se daba, amados lectores.

Resumen de la gala de Gran Hermano: por lo menos echémonos unas risas

Hasta las cejas de aspirar inhalador vicks, para poder superar la crudeza de la vida, comienzo el resumen de la que fue la gala más aburrida de la historia de Gran Hermano.

Si en el antiguo Egipto hacían Gran Hermano, ninguna de las galas que se hayan hecho desde entonces hasta ahora ha sido así de aburrida. De hecho, creo que los faraones decidieron enterrarse bajo tierra tras ver una gala parecida a la de anoche.

Un documental sobre los problemas de vista de la tórtola paticoja de Madagascar habría sido mucho más interesante, a la par que instructivo.

Pero ah, amigos, por lo menos nos dará para echarnos unas risas, o cuando menos, para echarnos a dormir.

La gala comenzó con Yago poniéndose los pantalones. Sí, la primera imagen fue de los calzoncillos de Yago, pero como estaba de frente, no pudimos comprobar si los llevaba limpios o tenía alguna anchoa o frenazo decorando la popa.

Milá iba vestida de menstruación. Aunque con lo grande que era el vestido y por el color rojo intenso, lo mismo más que una menstruación era la matanza de Texas.

El caso es que Milá conectó con la casa para decirles que debían buscar la cápsula del tiempo, que uno de ellos había escondido y que el que la encontrara sería finalista. A todos se les pusieron los ojos haciendo chirivitas, porque ahí dentro lo de ser finalista mola más que tener una carrera.

A mi se me agrandó la úlcera hasta el punto de que ahora es ella la que aparece en las escrituras de la hipoteca, cuando vi a Milá pidiendo disculpas a la tía de Marcelo, porque la señora estaba enfadada porque en la anterior gala se habían metido mucho con su sobrino.

Y digo yo, ¿a qué viene esta puesta de ojarasco en pompa? ¿Esa señora va a las galas con una pechera de cartuchos de dinamita y amenazaba con inmolarse? Señor, qué cruz. ¡¡Y después de que Milá le pidiera disculpas siguió altiva!!

Estimada tía de Marcelo: Su sobrino es un pedorro con problemas de egocentrismo. Hala, alguien tenía que decirlo.

Y claro, los vídeos de Marcelo de esta gala fueron más bonitos que la cría de un koala. ¿La familia de Marcelo de donde viene? ¿De Italia? ¿Su aliento huele a mozzarela?

Esta semana pasaron la prueba. Eso es algo que pasará a los anales de la historia. Y lo de anales no lo digo por los problemas con la escotilla trasera de Marcelo, que pierde aire. En las enciclopedias, entre la II Guerra Mundial y la III, estará esta superación de la prueba.

Pudimos ver (dos veces) un vídeo en el que Yago y Lydia discutían, si a discutir se le puede llamar a tener una conversación tan educada que ya la quisieran para sí en un club de debate. Y es que Lydia, osea, no discute, ni tiene broncas, ella intercambia pareceres de forma intensa.

Milá nos reveló, en ese afán de dar exclusivas a lo Sálvame, que Mireia y Chari ya han hecho sus correspondientes Interviús, y que próximamente podremos ver las glándulas mamarias de Mireia al natural y los implantes de Chari a lo sintético.

Como la casa de Gran Hermano de este año es de decoración minimalista, la audiencia decidió que sobraba mobiliario, por lo que decidió que se fuera a la calle Lydia, con el 72,7% de los votos, que ya son votos…

No sé vosotros, pero a mi me da la sensación de que Terry está más resentida que un gocho en San Martín…

Y llegó el momento de la búsqueda de la cápsula del tiempo, los únicos ocho minutos que pasaron rápido en la gala. El espabilado de Yago, en un alarde perruno sin precedentes, había escarbado en una de las macetas del jacuzzi y allí había enterrado cual hueso la cápsula de las narices.

Lo más destacado del rato de la búsqueda fue que Laura pisó una mierda de Tato (el poni loco) y que repitió “he pisado una mierda” y sus variantes, como medio millón de veces.

Y yo me pregunto, si el poni se fue hace casi dos días, ¿qué hacía la mierda todavía ahí? Si querían un recuerdo podían haberse quedado un poco de pelo…

El caso es que a nadie le dio por escarbar en el macetero, así que Yago se convirtió en el primer finalista de Gran Hermano 12.

La única cosa que me hizo reír fue el vídeo de Tato, el poni caníbal, soltando mordiscos en la espalda a los concursantes, intentando montar a Lydia y exhibiendo un apéndice genital que iba rompiendo los cantos del suelo.

Las nominaciones fueron en positivo y teniendo en cuenta que ya no queda casi nadie en la casa y que Yago ya era finalista, no había mucho donde elegir…

Al final salieron nominados Laura y Dámaso.

No me voy a permitir guardar esperanzas de que se quede Dámaso y se las pire Laura, esa mujer que se sienta encima de su novio mientras éste aprieta en el trono y que no tiene problemas en extenderle la crema por la almorrana. (Sí, yo también habría sido más feliz sin saberlo).

Y a todo esto, Lydia llegó al plató. Para resumir la entrevista de Lydia sólo os diré que en un momento dado Milá tuvo que zarandearla y gritarle “di algo” para que reaccionara.

Lydia es la culpable de que la Seguridad Social pierda dinero, porque cada vez que va y le toman la tensión, tienen que cambiar los fonendoscopios porque piensan que están rotos, por la ausencia de pulso de la muchacha.

Que cosa más sosa, mi madre. Esta mujer cuando tiene un orgasmo contigo te lo pone en el twitter, porque por su cara no te enteras.

Tuvimos que aguantar el vídeo del trikini y ver cómo la rondaba Julio y el Jhota, ambos con poca suerte.

Eso sí, me partí la caja cuando el modisto del traje sangría de la Milá dijo que él a Lydia la vestiría un poco más tapadita. Le faltó llamarla fresca y ponerle un chal por encima.

Y ahí acabó la cosa, amigos, sin pena, ni gloria, ni ná. Voy a seguir dándole al Vicks…

Resumen de la gala en la que el pony se cagó en Gran Hermano 12

Se abre el telón, y se ve un pony cagando en la casa de Gran Hermano 12. Se cierra el telón. ¿Cómo se llama la película? Pues no lo sé, porque son las 3 de la mañana y no se me ocurre nada ingenioso que contenga la caca de un pony y Gran Hermano y encima se parezca al título de una película.

El caso es que la imagen podría ser una metáfora muy bonita y muy ilustrativa, como para usarla en un corte de videoarte de ese moderno que ponen vete tu a saber dónde, pero en el bar de la esquina no.

En cualquier caso os estaréis preguntando qué cagarros hacía un pony en la casa de Gran Hermano. Pues bien, estaba allí porque a alguien en la organización se le ha ido la pinza. “¡Y metemos un pony, hala, alegría!”.

Ya os contaré a su debido tiempo para qué era el pony.

El caso es que la gala comenzó como terminó, con Chari hablando sobre Rubén, lo cual a mi me resulta tan interesante como un reportaje sobre los problemas intestinales más frecuentes en las lombrices.

Para la próxima gala, propongo que suelten a la mujer que dejó a Chuk Norris por blandengue y a la madre de Rubén a la arena, una con una red y un tridente y la otra con escudo y espada.

También pudimos ver cómo a esa forma de vida basada en la silicona llamada Lydia le habían robado tabaco. Aunque nunca llegamos a saber si había sido un despiste suyo al contar o si la banda de Danny Ocean ha dado un nuevo golpe.

Descubrimos anoche, entre sorprendidos e inquietos que la madre de Dámaso es Dámaso, a lo Psicosis, pero con el moño en forma de cresta.

Ver a la madre viendo los vídeos de Dámaso es como ver a Dámaso viendo sus vídeos… Y ahora, que coja un académico de la RAE y analice esta frase si tiene redaños. ¡Sacadle el verbo el sujeto y el predicado si tenéis mayúsculas!

Lo bueno era que cuando sacaban a la madre (o a Dámaso redivivo, vete tú a saber), detrás se veía un mamellamen muy interesante. Y para no parecer un pervertido, diré que el interés era en plan científico, por el estudio de la morfología de las mamas y esas cosas.

Como los concursantes de este año son unos mangarranes y no sabrían encontrarse el agujero del culo ni aunque les metieras uno de sus dedos dentro, tampoco esta semana han conseguido superar la prueba semanal. A estos les ponen de prueba el no dejar de respirar y se mueren sólo por no ganarla.

A lo que viene siendo la puñetera rue largaron a Rubén, que va a expulsión por nominación. Salió con el 38,7% de los votos, que no es mucho, pero oye, basta para verte de patitas y con la Chari.

Ya es triste, amigos, sí, lo sé, no tengo vida y esas cosas, pero me alegré inmensamente cuando nos pusieron un vídeo de Marcelo soltando gases a diestro y siniestro y sacándose los mocos como si los fuera a vender en una casa de empeños. ¿Qué pondrán ahora sus fans en las carpetas? ¿La foto de una bombona de butano verde?

También vimos que con tal de no darle una puñetera patata a su novia (a la que no tiene reparos en darle pero bien otros productos del campo, como el nabo salchichero) se las frió todas y se las zampó. Eso es amor, amigos.

Yo soy Laura y no le dejo acercarse a mis melones en seis años.

De nuevo, para que no nos enfriáramos, o para que no recuperáramos la cordura, nos pusieron un ratito a la mujer que refleja la luz del sol a base de hostias, Chari, a charlar un ratito. Al parecer es víctima de una conjura urdida malignamente por la familia de Rubén, que por lo que dice la pecho pollo, también debió matar a Kennedy.

Y comenzaron las nominaciones, con muchas sorpresas amigos: en primer lugar, porque Laura pasó como de comer caca de cabra de su Totito y nominó como le salió del ketepés.

Segundo, porque Yago nominó con 3 a Laura y tercero, porque salieron nominados todos menos Yago y Marta, que se libran ( O sea, nominados LAURA, DÁMASO, LYDIA Y MARCELO).

¡¡TREMENDA LA CARA DE MARCELO AL VER QUE ÉL ESTABA NOMINADO Y MARTA NO!! Es lo que tiene no tener ni un amigo en la casa…

De la entrevista a Rubén poco diré, porque es un tema absurdo que me aburre más que Sánchez Dragó quitándole espinillas a Jaime Peñafiel.

Sólo destacaré que Mercedes Milá se ha vuelto loca. Pero loca de “Doña Mercedes, su medicación, y alegre esa cara, que mañana es día de visita”.

Ni más ni menos que dijo que lo que Rubén ha hecho en la casa con Marta era peor que lo que había hecho Chari en la casa con Óscar, Julio y Yago. ¡¡Y UNA MIERDA COMO LA COPA DE UN PINO!! (Qué, a que argumento bien).

En otro orden de cosas, como Yago fue el menos nominado, le correspondía el reto secreto: Gran Hermano le confió la custodia de la cápsula del tiempo que Ángel guardó en GH 11 (que parecía un contenedor de basura de toda la mierda que había dentro).

Yago debe esconder la cápsula toda la semana. Si nadie la encuentra, él se convertirá en finalista de Gran Hermano 12. Si alguien se la pilla, ese alguien se quedará con el premio.

Hay que decir que nadie sabe lo de la cápsula y que Yago no sabe cual es el premio por esconderla. Y aquí es donde entra en juego Tato, el pony, porque el pobre bicho hizo de excusa, de tapadera, para que Yago pudiera ser llamado al confe sin que nadie sospechara. Además, el pobre animal, sin quererlo ni beberlo, es parte de la prueba semanal.

La cosa acabó con Milá leyendo las nominaciones. Y esto también tuvo miga, porque cuando nominaron a Laura la gete del plató se puso a aplaudir y ella se ha quedado mas rayada que un disco de Pitingo calzando un sofá, preguntándose porqué aplaudiría la gente.

Y así quedó la cosa, amigos y amigas.

Resumen de la gala en que se pactó repartir el premio de ‘Gran Hermano 12’

Yo no sé vosotros, pero yo me quedé con la misma cara que tienen las muñecas hinchables: con los ojos como platos y la boca abierta.

 ¿Por qué, os preguntaréis? ¿Por la subida de la luz? ¿Por los datos del paro? ¿Porque me jubilaré a los 67? ¿Por la reforma laboral? ¡¡NO!!

Porque los siete concursantes que quedan en Gran Hermano pactaron anoche, durante la gala (y después de la expulsión) que se repartirán los 300.000 euros del premio, gane quien gane. JA JA JA JA

Me parto y me mondo. Esto va a ser como en Gran Hermano 1, cuando todos los concursantes, enternecidos, llegaron al pacto de que iban a donar el dinero a María José Galera, para su hija enferma… Y mira qué cosas, a Ismael luego se le olvidó.

No lo van a repartir, y no porque Mercedes Milá diga que no se puede (una vez cobrado con tu dinero haces lo que te de la gana) ni porque después de pasar por Hacienda los premios menguan mucho, sino porque el pacto que han hecho tiene la misma credibilidad que Aramís Fuster en un congreso científico.

Pero vayamos al grano, apretémoslo y disfrutemos del desparrame.

Resumen de la gala: un coñazo más grande que el de la novia del Gigante Verde.

La cosa comenzó como viene siendo costumbre con un momento Diario de Milá, que en este caso protagonizaba la ex novia de Yago.

También supimos que la madre de Rubén se había dedicado a subir fotos de Chari en el Facebook. Esta señora es una hacker camuflada. No me extrañaría que fuera la responsable del ataque a las bases de datos de chatarrerías Gómez.

Como no había mucho donde rascar nos pusieron más vídeos que en un programa de zapping, entre ellos, uno de las lamidas de culo que las chicas de la casa le hacen a Yago.

Ay, Chari la guarra“, dijo Milá en un suspiro, justo antes de corregirse: “Y pensar que te llaman Chari la guarra”… “Con eso puedes sacar mucha pasta“, le dijo. No sé amigos y amigas, pero a mi me dicen que puedo sacar mucha pasta de que me llamen guarra y me preocupo…

El caso es que Yago fue el primero en librarse de la expulsión

Lo peor de todo es que tuvimos que tragarnos un amplio resumen de la semana de Marcelo. Habría visto con mayor agrado un vídeo resumen con la semana de un gorrino cochiquero.

Entre otras cosas, vimos cómo le decía a Laura: “Si hicieras una carrera y te preocuparas más por los libros y el mundo serías la chica ideal para mi”. ¿¡¡¡PERO ESTE CHICO QUE SE CREE, PUNSET!!!? ¡¡Pero si es más paleto que Marianico el Corto borracho!!

La vida a veces te da alegrías, a veces te da sorpresas y otras te da una patada en los amiguitos colganderos, como fue el caso de ayer con la expulsión.

SE FUE A LA CALLE TERRY

Y no es que me de pena que se fuera Terry, tanta paz lleve como descanso deja, es que me dio verdadera depresión de que no se fuera Marcelo, porque si estaba tonto antes, ahora se va a pensar que las revueltas de Egipto son porque le quieren a él de presidente.

A esas alturas de la noche, no me corté las venas porque acababa de fregar el baño y no quería manchar… ¿Por qué los padres no le quitan el móvil a las carpeteras?

De la prueba semanal sólo destacaré que Marta les ha vuelto a salvar el culo, porque sacó un diez en su examen y los demás siguieron siendo igual de ceporros que siempre. Por otro lado, de los cambios de color de pelo sólo diré que: a) ¿Por qué Lydia cambió de rubia a rubia-pelopaja? y b) ¿Cómo es posible que Marcelo se tenga en tanta estima y luego llore como un niño cagón porque no le gusta el color de pelo que le ha quedado?

Las nominaciones fueron como el rayo y de ellas salieron tres nominados: RUBÉN, LYDIA Y DÁMASO. La verdad, no sabría decir quién se va. Supongo que Lydia, pero vete tú a saber. Estoy deseando ver su vídeo y cuando Milá diga: “Creo que se ha quedado enganchado, porque no se mueve” y le digan, no, es que es así, es como un aparador teñido de pelopaja.

La entrevista con Terry estuvo marcada por las broncas dentro y fuera de la casa. Dentro, con las que ha tenido con el 99% de los habitantes de la casa y fuera, con la tía de Marcelo, que defiende a su sobrino a lo mafia calabresa.  

Como Terry puso a Marcelo de vuelta y media por machacarla psicológicamente dentro de la casa, la tía del niñato salió diciendo que “gracias a nuestras amigas carpeteras tengo una lista de todas las barbaridades que Terry ha dicho” y amenzó a Terry con leer la lista si seguía metiéndose con su sobrino y no olvidaba lo ocurrido. Una técnica muy psicológica. De terror psicológico, más bien. Es una nueva técnica psicológica que esta mujer aplica con los pacientes: “O se te cura la puta neura o sales volando por la ventana”.

Es más, la tía de Marcelo pidió que no le dieran la palabra a Patricia… ¡¡Y MILÁ TRAGÓ Y NO LE DIO LA PALABRA PARA QUE NO PUDIERA DEFENDER A TERRY!! Lo mismo Milá recibió la cabeza de un caballo en su casa…

Nos tocó ver el vídeo de la relación de amistad de Terry y Patricia. Amigos, voy a escribir a Benedicto XVI y le voy a decir que me canonice, cuando me pregunte por qué, le diré que me tragué la gala de anoche  Gran Hermano 12. Me va a hacer San Gus en un periquete.

Y así acabó la cosa, amigos, con un aburrimiento que habría agobiado a un gato de escayola.

Se descubre el tongo en la gala de ‘Gran Hermano 12’

Ay, amigos, que pena más grande.

La de ayer noche podía haber sido una gran gala, divertida, currada, original… ¡¡Y SE LA CARGARON CUANDO SE DESCUBRIÓ EL PASTEL!!

El caso es los concursantes debían entrar en un pasillo en el que encontrarían piedras, que les darían puntos para poder nominar. En el pasillo había una bifurcación en la que los concursantes debían elegir por dónde ir. Cuantas más piedras, más posibilidad de nominar…

Ahora mirad este vídeo (luego os cuento qué se ve, porque supongo que no durará mucho en Youtube):

En este vídeo se ve a Terry momentos antes de entrar al pasillo del llamado Templo Maldito y se escucha cómo la súper le dice por qué pasillo debe ir, por el de la derecha, porque allí, “hay más piedras, por el de la derecha, acuérdate”. Luego le dice: “Aunque eres libre para ir por donde quieras”.

CONSIDERACIONES:

1.- Yo no creo que Terry llevara ya piedras en la bolsa, sino que murmura lo de “vale, mis piedras aquí preparadas” como diciendo, “cuando las consiga, aquí las meto”.

2.- Lo que sí me parece mal es que se condicione la elección de un concursante, me da igual si fue para influir en las nominaciones o para buscar más espectáculo y ver a Terry con las serpientes. Es deplorable que se lleven a cabo estas prácticas, que desvirtúan la “verdad” que pueda quedarle a Gran Hermano 12.

Supongo que en Telecinco se preguntan porqué Gran Hermano pierde audiencia. Pues por cosas como ésta.

Y dicho esto y con un cabreo que no me apetece ni comentar la gala, paso a comentarla, en favor de mis amados lectores, que no podrían sobrevivir sin mis sabios consejos y profundas reflexiones. Ole.

En fin. De tripas corazón.

Comenzamos viendo que el templo maldito de Gran Hermano lo guardaban unas gallinas metidas en una urna. No me extraña que la civilización de esas ruinas desaparecieran. A los cacos les tenían que acojonar las gallinas, oye.

1000A, la presentadora, iba vestida de castigadora, de ama. Para mi que la diseñadora le había buscado como complementos un esclavo atado con una correa, pero es que en Telecinco han tenido malas experiencias últimamente con esas cosas, y a lo mejor al final pasaron.

Tuvimos expulsión temprana. Y quien dice expulsión dice renovación del mobiliario, porque expulsaron a Catha, que es a la emoción lo que un chupete a la tecnología.

Sí, amigos, la mujer sosa se fue a la calle. Esta mujer pisa una salina y le quita el gusto.

Como no podía ser de otra manera, tuvimos racioncita de relación entre Marcelo y Laura. He sido visitado por un ángel que me ha dicho que estoy embarazado de Dios y como he flipado, además me ha inspirado una parábola para explicar lo de Marcelo y Laura:

Había una vez… No. Al final no. Lo de estos dos no lo explica ni Dios. Espero que lo del embarazo sea también mentira.

El caso: que se pelearon y se volvieron a reconciliar. Mientras, cada uno se fue a que le lamiera el pijo otro de la casa. Yago, en el caso de Marcelo y Terry en el de Laura, lo cual es como si Hitler se hubiera hecho daño colgando un cuadro y hubiera ido a que Stalin le pusiera una tirita.

Vimos que a Chari le habían recogido el pelo. Hicieron hecho falta seis levantadores de peso empujando a la vez para comprimir ese kraken albino que la muchacha tiene en el cogote.

Laura fue la elegida para nominar primero. Para hacerlo debía recorrer el templo maldito buscando piedras blancas. Cada piedra le daba un punto para nominar y podía repartirlos como quisiera.

Para acceder al pasillo del templo debían pasar por un armario. “Ya verás cuando le digas a Dámaso que se debe meter en el armario“, dijo la jodía.

Lo más destacado de la prueba es que Laura se dedicó más a la recolección de huevos que a la de piedras y que nos enseñó que si le pides por favor a una rata que se aparte, ésta lo hace y además te da los buenos días.

Marcelo fue el He-Man que fue en segundo lugar. Al machote se le pusieron los huevos tan arriba que parecía Mickey Mouse, con esos dos bultos en la cabeza.

Que buena razón de vómito se llevó Marcelo en el pelo. Algunos dicen que el mejunje que les echan es harina con agua y pienso, pero no. Cogen a sesenta personas y les dan de comer, para después ponerles un vídeo con las mejores intervenciones de Belén Esteban en Sálvame, para que lo echen todo. Eso lo recogen, y para Guadalix.

El hombre de la rata acostada en el cráneo ni se inmutó cuando le echaron encima la pota. Sólo me pareció que se emocionaba al ver a las ratas, porque pensó que podía cambiar de peinado esa misma noche si conseguía pisar una y grapársela a la cabeza.

Sólo encontró una piedra. Y eso que estuvo rebuscando en la piscina de barro, pero es que ahí no encontraría una piedra ni Chuck Norris con una pala.

Entonces llegó Terry, que como hemos podido ver, iba aleccionada sobre qué camino tomar y más histérica que Pocholo viendo su mochila dar vueltas en una licuadora.

Terry vio a los encapuchados y yo creo que los catalogó como posibles conquistas en un microsegundo. Verla con los brazos abiertos, con el pelo lleno de pota y dando vueltas en la rueda, era como ver el tráiler de El Exorcista II: el demonio del pelo-grasa. En los cines menos higiénicos.

Una cosa a la que no estamos acostumbrados: un gay que después de salir del armario, volvió a entrar. Dámaso se enfrentó a las pruebas con el valor que da saber que a Manolo escobar le robaron el carro y siguió viviendo.

Eso sí, estuvo a punto de sufrir la cauterización del ojete cuando casi mete el culo en una de las llamaradas de las piscina de barro. Como él mismo diría, “uy, que angustia”.

Después fue Marta la que recorrió el templo tonguito. Se metió por el lado de las serpientes y las arañas, quien sabe si también aleccionada. El caso es que para que no le diera miedo el súper dijo: “Tranquila, Marta, las arañas tienen tupperware”. Y yo añado: “Y los grillos Termomix”.

Y llegó otra gran injusticia: la súper no le dijo a Marta que en la piscina de barro había piedras. Y eso que la muchacha preguntó un cojoncillo de veces que qué hacía con aquel cenagal.

Rubén es un cagao de mucho cuidado amigos. Chari disfrutó como Diana comiéndose un ratón en V viendo a su excalzonazos pasando más miedo que Bambi en una tienda de caza.

“No me asustes más”, le dijo a uno de los encapuchados. Sí, el tipo de hombre en quien confiarías para que te proteja en las noches frías y desapacibles.

A todo esto Catha llegó al plató de Gran Hermano, que a todos los efectos es como si hubieran llegado los repartidores del Ikea con la encimera de la cocina.

Y como en GH son así de majos, de lo primerito que hicieron fue ponerle el vídeo en el que Catha sale haciendo de cebo para una línea erótica.

Y llegó el esperado momento: Lydia se metió en el templo maldito. Yo creo que para motivarla le dijeron que al final había un mercadillo con cosas rebajadas de Dior.

A Carmen Lomana le deben dar arcadas de lo pija que es esta niña. La Lomana se la encuentra y le suelta dos hostias para espabilarla.

“Lo que más me gusta es la pitón, que es de mentira”, dijo la hija de Félix Rodríguez de la Fuente cuando vio a la serpiente. Se cree la siliconada que todo es falso como su tetada.

El caso es que después del proceso de nominaciones quedaron nominados MARCELO, TERRY y YAGO. A lo mejor habría sido diferente si Terry no hubiera sabido dónde había más piedras y si Marta pudiera haber buscado en la piscina de barro…

Después tuvimos un ratín en el que el tresillo dijo que no se arrepentía de lo del vídeo enseñando chicha, que lo hizo en una crisis económica (a ver si me ofrecen a mi enseñar cachete por una pasta) lo que me lleva a pensar que la veremos en Interviú muy pronto.

Y así acabó la cosa, en lo que pudo ser una gran gala y fue una gran decepción.

Resumen de la gala de Gran Hermano 12 en que Milá puso el culo en pompa

¡Cuán gritan esos malditos! / ¡Pero mal rayo me parta / si, en concluyendo la carta, /no pagan caros sus gritos!

¿Y esto a qué viene? Pues a que son casi las 3 de la madrugada, estoy más malo que los macarrones con gasolina y me apetecía expresarme artísticamente, aunque sea parafraseando al Tenorio de Zorrilla.

Pero vayamos al resumen de la gala, que para eso estamos aquí.

Lo primero que hay que decir es que fue la gala más coñazo de Gran Hermano. ¡¡No pasó nada!!

Para saber qué ha pasado durante la semana ya está este maravilloso blog, o en su defecto, los resúmenes esos que echan en Telecinco. Si en la gala sólo vamos a ver, además de vídeos de la semana, la expulsión y las nominaciones…

¡¡ESO SE HACE EN DIEZ MINUTOS Y NO NOS TIENEN CASI CUATRO HORAS DE GALA MURIÉNDONOS DEL ASCO!!

La cosa comenzó con un buen rato del “Diario de Milá”, en el que la presentadora interrogaba a Chari y a su suegra sobre Rubén y la relación entre ambos. Yo hice zapping para ver GH, pero como no lo encontré, pues seguí con eso.

El caso es que Milá ha perdido el juicio o está viendo el Gran Hermano de Nauru, porque dijo que lo que Rubén está haciendo en la casa con Marta (jugar, reírse y alguna conversación íntima) es peor que lo que hizo Chari en la casa con los tíos.

Sí, Milá, sí, y Ghandi era mucho peor que Jack el destripador, dónde va a parar. “Ahora vas a ser Santa Chari de Calcuta“, dijo la madre de Rubén ante tanto desatino.

Y como si no tuviéramos suficiente con verlas toda la semana, se recrearon a gusto con las broncas barriobajeras dentro de la casa, en las que, no sé por qué será, siempre suelen estar implicadas Terry y Laura.

Las imágenes de Terry golpeando su ropa como una posesa porque no le entra por haber engordado fueron escalofriantes. Que hija de puta puede llegar a ser la ropa, que no engorda cuando lo hace uno.

La voy a imitar y la próxima vez que vaya a unos grandes almacenes y no tengan mi talla de calzoncillos, lo quemo todo.

Y después de lo amargo, lo dulce hasta la náusea: la relación Marcelo-Laura. No voy a añadir mucho, porque la cosa no ha cambiado: hoy te quiero, ahora me enfado, hoy te quiero, ahora me enfado (cópiese cuantas veces sea preciso).

Entonces fue cuando Milá le mostró su culo en pompa a la cámara, a posta, metiendo en millones de hogares su trasero. Afortunadamente, Milá iba vestida con una selección de “Retales Carmen” y los colgajos de la falda nos ahorraron detalles.

La única sorpresa de la gala (al menos para mi) fue la expulsión de Patricia. La verdad, no me lo esperaba, pensé que se iría Terry, la verdad. El caso es que no dieron el porcentaje, así que no sabemos si fue por mucho o por poco.

El caso es que la muchacha no se lo tomó tan mal como cabía esperar. La que sí se lo tomó mal fue Terry que casi llegó a decir aquello de “¡¡señor, llévame a mi, llévame a mi!!”. Alguien debería decirle a los concursantes de Gran Hermano que cuando salen no se les fusila, ni nada.

Y luego, más vídeos de relleno. En esta ocasión, del cumpleaños de Laura y de los celos de Marcelo por los acercamientos a Yago.

Una cosa interesante fue que el súper ha advertido a los concursantes: SI VUELVEN A PERDER UNA PRUEBA SE QUEDARÁN A PAN Y AGUA. Hala, por zoquetes.

Las nominaciones fueron como cabía esperar teniendo en cuenta que el grupo de Laura es más numeroso. Salieron nominados: CATHA, TERRY Y DÁMASO.

La entrevista a Patricia fue frikiburrida. O lo que es lo mismo, un tostón en el que nos colaron sus vídeos en la casa, de entre los cuales sólo merecía la pena el de la prueba de joderle la siesta a sus compañeros.

Lo primero que hizo Milá cuando llegó la chica fue sacar un pañuelo y ponerse a limpiarle “esas cejas repugnantes”. Toma ya. Eso le sube la autoestima a cualquiera. Eso sí, la muchacha, para conjurar los malos rollos, se arrancó a cantar La Sirenita en medio del plató. Según me informan, la temperatura del cubito de hielo en el que está metido Disney aumentó diez grados en ese momento.  

Luego le entregaron a la coneja. La muchacha se pregunta que por qué se estresa el animal. Imaginaos que sois un conejo y que veis a Patricia correr hacia vosotros mientras grita fuera de sí. Yo también me estresaría. Y para demostrar que lo había pasado mal, el pobre conejo se hizo pis encima de Jhota.

Luego eso se convirtió en una terapia psicológica, en la que Milá hacía de terapeuta de choque. Luego nos vendieron Gran Hermano como el remedio a todos los males del cuerpo y el espíritu. Nada, que cierren todos los psiquiátricos y metan a los locos en Gran Hermano, psicópatas incluidos. Ah, no, que eso ya lo hacen…

Y así acabó la cosa, amigos.

Resumen de la gala de las sanciones de Gran Hermano 12

Hola a todos.

Mientras me como un petisuí, fuente de inspiración para los más grandes poetas de la antigüedad a nuestros días, os resumo la gala de anoche.

Lo primero que llamó la atención de la gala fue el pelo de Arturo, una suerte de huevo frito roto resbalando por su cabeza. Creo que le ocurrió por accidente, cuando, al asaltar una fábrica en busca de unos papeles, un enmascarado vestido de murciélago le arrojó a un tanque de agua oxigenada.

Pensé que el susto había pasado, pero no, porque apareció Milá vestida de papel albal y con un peinado a lo nido de cigüeña con problemas de visión espacial. Era todo muy paranormal.

Poco después supimos que Rubén aún no tiene claro si volver o no con Chari. ¿Qué necesita este chico para decidirse? ¿Descubrir a Chari apuñalando a una vieja? Qué capacidad de perdón, amigos, cuánto amor. A su lado, Cristo, Buda y Ghandi eran unos marrulleros.

Y así, sin dejarnos respirar, para que nos asfixiaramos con los productos químicos que mantienen el pelo de Chari como si fuera Miss Chernóbil, supimos que Rubén era el primero de los dos repescados, así que se fe de nuevo para la casa.

Una gala sin broncas es como un Yago sin rata muerta en la cabeza, así que tuvimos siete tazas de gritos varios. En primer lugar, degustamos una buena ración de bronca Laura-Jhotera. Pudimos ver que Jhota vestido de Pedro Picapiedra y haciendo burla mientras discute es como la niña del exorcista el día de carnaval.

El año que viene, en lugar de la casa de Gran Hermano deberían hacer El coliseo de Gran Hermano y poner unos cuantos cristianos en la arena y soltarle a un puñado de concursantes, a ver cómo se los comen.

Y llegaron las saciones para Terry y Laura, más que nada, por haber discutido con violencia verbal. ¿Les enterraron en la playa hasta el cuello y esperaron a que subiera la marea? ¿Les metieron la cabeza en el retrete? ¿Les pusieron del tiron todas las temporadas de cine de Barrio? ¡¡NO!! Les hicieron una nominación disciplinaria.

Vamos que las nominaban por el artículo 33, sea cual sea. Además, perdieron su derecho a nominar. Como diría Krahe “pero dejadme, ay, que yo prefiera, la  hoguera, la hoguera, la hoguera”.

“No vamos a tener estos expolios“, dijo Laura en un momento dado sobre las broncas. Se debía referir a que de algún modo han despojado con violencia o con iniquidad a alguien…

También tuvimos ración de relación entre la chula y el llorón. Marcelo se nos enterneció porque su Laura querida podía irse (él ya la daba por expulsada). Ya os digo que con jóvenes así de duros, nos declara la guerra Andorra y nos invade sin problemas.

Amigos, a cada cerdo le llega su San Martín y a cada retroreguetonero le llega su San A la puñetera Calle. Así, el expulsado fue Jhota, que se tuvo que ir con sus colores a otra parte. El jodío iba vestido de tirolés en su primera comunión.

El segundo repescado fue Yago, cuya rata acostada en la cabeza no ha sufrido en estas semanas cambios significativos. Marta estaba dando palmas con las orejas, porque de estar más sola que la una ha pasado a tener a sus dos mejores amigos.

Patricia se pinta las cejas como si fuera Halloween todo el año. Yo creo que se las pinta con mi GPS, que es capaz siempre de encontrar el camino más enrevesado para llegar de un punto a otro, como las cejas de la Patri. Su madre reprochaba a las demás concursantes que nadie tuviera redaños a decirle que porqué se hacía eso en la cara.

Sobre esa chica nos enteramos de cosas escalofriantes:

1.- Atascó la taza del váter tres veces, de lo cual se puede deducir que Patricia caga mojones como cantos rodaos. Vamos, que en lugar de poner pinos pone secuoyas. Que no va al trono, que lo tapia.

2.- Además, gracias a la discreción de los padres de Laura, que se lo contaron a Kiko Hernández, supimos que Patricia sufrió bulling en el instituto, que estuvo cuatro años encerrada en casa por una depresión y que tiene rechazo absoluto al sexo. Tres cosas sin cuyo conocimiento habría podido vivir.

Las nominaciones quedaron así: NOMINADOS: LAURA, TERRY, MARCELO, PATRICIA Y MARTA. ¿Quién se va? No tengo ni puñetera idea, amigos. Se aceptan sugerencias sobre ésto y sobre los números del euromillones de la semana que viene.

La entrevista con Jhota estuvo llena de color. Le echaron por el 52,7% de los votos.

Milá dijo que Jhota lleva componiendo canciones desde los once años, pero al parecer sólo ha compuesto una canción, que es la única que canta… Esa de poner a una señorita contra la pared para hacer no sé qué con un dedo por donde amargan los pepinos.

Jhota dijo que Patricia quiere al Moha (el colega del alma de Jhota). ¿Os imagináis los niños del cruce Moha-Patricia? Los critters se cruzan con un niño de esos y se cambian de acera. Además, confesó que robó tabaco y comida, pero eso sí, es como el Robin Hood de los concursantes, porque robaba sólo de la comida común. Eso es como robar a los bancos o a las grandes empresas. ¡¡Es un anticapitalista!!

Chari aprovechó su humildad para decir que Rubén está donde está, “ahí arriba” gracias a ella. Y por si fuera poco, dijo que ha sido su suegra la que ha iniciado el linchamiento contra la pobre muchacha de los pechos blindados.

Y así acabó la cosa, amigos, en una gala sin demasiados sobresaltos…

Resumen de la gala de la repesca de Gran Hermano 12

Hola a todos.

La gala de anoche dio para mucho, pero lo cierto es que no fue demasiado intensa ni emocionante… a lo mejor porque fue un poco previsible.

Comenzamos:

La cosa comenzó con Milá preguntando a Chari y a Rubén que cómo estaba lo suyo. Y lo suyo no estaba. O sea, que no están juntos, que están más separados que Marco y su madre.

Milá  no iba vestida, iba embalada. Claro, como era el día de Reyes… Pues la vistieron como una bolsa del supermercado.

Después pudimos disfrutar, para aquellos para los que el masoquismo sea un hobby, del GHvisión, o lo que es lo mismo, un festival de Eurovisión en el que competían GH Israel y GH España y en el que hacen de jurado GH Argentina, GH Italia y GH Grecia. Toma ya. La idea de hacer esto surgió durante un escape de gas que se produjo en las instalaciones de Telecinco.

Los concursantes de aquí de toda la vida interpretaron en directo y en hebreo Aboebíaboebé, o algo así, y la verdad es que no lo hicieron mal. Marta, especialmente, que canta muy bien. Por fortuna no se oyó demasiado a los violagatos de Dámaso y Patricia, que cada vez que cantan un hada pierde sus alas.

También disfrutamos, en el sentido de disfrutar de aquellos que lo pasen bien estirándose la columna en el potro de tortura, de un vídeo resumen del paso de Lydia por el GH Israel, donde Milá dice que ha causado sensación. Debe ser porque los israelíes sienten pasión por los muebles. La jodía se llevó su triquini rojo, ese especie de mutante de la moda pijo-choni.

Allí, se echó un pretendiente: El primo cebado de Kiko Matamoros. Cabe destacar la mala leche del GH Israel, que cogieron a uno de los concursantes, uno pequeño, y le pusieron una peluca para interpretar “Bandido” de las azúcar moreno, que le sentaba como a un Cristo dos pistolas. Parecía el gemelo malo de Wilow. Los israelíes hicieron lo que pudieron, pero es que imitar a Azúcar Moreno tiene su cosa…

También disfrutamos, en el sentido de disfrutar de los que aman derramarse el aceite hirviendo en las partes íntimas, del que ya es un clásico en las galas: el vídeo de las broncas y reconciliaciones de Marcelo y Laura, una pareja tan estable como el Krakatoa cabreado.

Para las fans de Marcelo, anoche descubrimos dos cosas escalofriantes, que harían que cualquier mujer en su sano juicio se metiera a monja antes que liarse con el niño del ego gordo:

¡¡¡¡MARCELO COPULA CON LOS CALCETINES PUESTOS!!!!

¡¡¡¡Y SE DUERME DESPUÉS DE FOLLAR!!!!

Nos llevamos un sorpresón, porque Marta no es la única que tiene un retraso en la casa: A Laura también se le ha retirado la regla. Y ahí descubrimos que Marcelo tiene menos cerebro que un gato de escayola: Dijo que la culpa del retraso de Laura es de ella, porque no le avisó de que se tenía que poner condón.

AMIGO MARCELO… ¡¡¡ERES MÁS TONTO QUE GUARDAR LOS PEDOS EN UN BOTE!!!

Si es que son los típicos adolescentes hormonados que no piensan en las consecuencias de lo que hacen. Lo menos malo es un embarazo: SIDA, Hepatitis B, Virus del papiloma, Gonorrea, Ladillas como centollos…

Pudimos paladear también, en el sentido de paladear de los gochos en el comedero, de la bronca que tuvieron Laura y Jhota, dos personas equilibradas como el peso de Victoria Beckham.  El que sacó las cosas de quicio fue Jhota, que se puso demasiado nervioso y le dijo a Laura que lo único que sabía hacer era “follar y comer rabos” y que era una “guarra”. Ojo, que Laura boca caca no se quedó atrás…

Anup fue el expulsado de esta semana, por fortuna para él, para su mujer y para los dientes de su hijo, que podrán crecer con la permanente vigilancia del indio. Se fue con el 65,3% de los votos.

Entonces comenzó la repesca. Los primeros en irse de nuevo para la casa (para una más pequeña, al lado de la grande) fueron Óscar y la mujer del pulpo albino muerto en la cabeza: Chari. Cabe destacar el trabajo de doble capa que hicieron las maquilladoras con Chari, a las que no se le veían ni los lunares. Yo le habría puesto una máscara y habría acabado antes.

Yago fue el siguiente en ser repescado fue Yago, que estaba como fumado, el jodío, mirando para todos lados como con mucha intensidad. Creo que piensa que es un Jedi y estaba intentando mover las cosas. No me extrañaría que le hablara a Yoda en sueños.

Pudimos relajarnos, en el sentido de relajarse del que se cae por un agujero en el hielo y es arrastrado por el río mientras se queda sin oxígeno, con un vídeo en el que Terry casi estrangula a Jhota. “Yo estaba vacilando” dijo la jodía. El día que se enfade nos hace su famosa imitación de la Matanza de Texas.

Mireia también entró de nuevo a Gran Hermano. ¡¡Bien!! Es una de las que mejor me caen y una de las que menos pudo demostrar cómo es. Se lo merece.

Revivimos momentos del pasado cuando vimos solos en la casa a Yago, Óscar y Chari, viendo a la ex de Rubén riéndose con sus coleguitas, mientras lucía un vestido blanco que robó a la niña de la curva y que como de costumbre, le quedaba pequeño.

El último en entrar en la casa fue Rubén. Estaba más que cantado. La audiencia es sádica, amigos, hemos de asumirlo y quererla tal cual es. Después de sacarlos por orden para ver cómo se separaban, ahora los meten juntos a ver cómo se despellejan o se reconcilian. Dios quiera que no sea esto último.

Hubo algo triste, pero incongruente. El caso es que Eduardo se puso a llorar porque le parecía injusto que hubieran repescado a gente con trabajo cuando él está en el paro y necesita el premio. Lo siento por el chaval.

La entrevista con Anup fue ligerita y sosa, excepto por la bronquilla que tuvo en el plató con Julia, su archienemiga, para la que pidió un apadrinamiento, a fin de que pudiera tener una educación mejor.

Por fin, nos deleitamos, en el sentido de deleitar del que se sienta en el metro en hora punta al lado de un aerofágico amante de los garbanzos, con la entrada de Rubén a la casa. El cornudo de España le dio un beso frío en la mejilla a la que fue su diosa de la boca buzón y se pasó el rato evitándola y poniendo todos los metros de por medio que le permitió la mini casa en que los han metido.

El caso es la semana que viene dos de ellos entrarán de nuevo a la casa grande y pasarán a ser de nuevo concursantes.

Salieron nominados JHOTA, MARTA, LAURA Y PATRICIA. ¿Quién se va, me preguntáis mientras claváis vuestras pupilas azules en mi pupila marrón? Tengo dos candidatos: Me encantaría que se fuera Patricia, pero creo que se va Jhota. ¿Quién decís vosotros?

Resumen de la gala en la que Chari se puso chula

Hola a todos.

Antes de nada… ¡¡FELIZ SALIDA Y ENTRADA DE AÑO!!

El caso es que lo que podía haber sido una gala chula chula acabó siendo una gala sobre una chula.

Lo primero de lo que nos enteramos es que ¡Va a haber repesca!

O sea, que esta semana la gente votará por Internet (gratis, dijo Milá) para elegir a cinco de los expulsados, que entrarán a la casa que ahora está vacía como primera fase de la repesca.

Como en GH tienen los datos y sabían lo que iba a pasar, se anunció al expulsado casi al comenzar la gala. ¡¡Y LA EXPULSADA FUE LA MUJER DEL PELO FRITO!!

Vamos, que Chari salió de la casa, con más del 50% de los votos. Y es que la mujer de Darth Vader, Casco Claro, no despierta muchas simpatías entre el público.

Hay dos cosas que son tradición desde que el mundo es mundo: 1.- Todo el que come, caga. 2.- No hay gala de Gran Hermano 12 sin que nos pongan vídeos de Marcelo y Laura peleándose.

Para darle morbillo al asunto a la madre de Laura, esa persona que va sólo a donde su marido le deja ir, le pusieron toooodos los vídeos de Laura jugando a los médicos y las enfermeras con Marcelo.

Y claro, le pusieron la hora sin cámaras, lo cual no deja de ser un poco contradictorio. En el caso de Laura no hubo problema, porque se dedicó a narrar el copuleo con Marcelo con más espíritu que Camacho en el Mundial.

Al final la mujer dijo: “Qué le voy a hacer, si ella se lo pasa bien…”

Las nominaciones comenzaron también muy temprano, supongo que para rellenar gala mientras Chari metía sus airbags en el coche y los desplazaba hasta el plató. Ese fue el primer coche de la historia con airbag pectorales.

Cabe destacar que Jhota iba vestido como un niño tirolés a punto de hacer su primera comunión.

Y Chari llegó al plató como los toreros al ruedo: Chula y con la ropa demasiado ajustada. Para la gala se nos puso un salto de cama rojo dos tallas más pequeño.

Completó el conjunto choni con un maquillaje a lo Joker albino con toques de Carmen de Mairena. Una belleza vamos. Esta mujer se cruza por la noche con Freddy Krueger y Krueger se cambia de acera.

Cuando Chari entró en el plató Rubén no estaba allí. Milá le había invitado a salir para darle a Chari la oportunidad de ver los vídeos y de ser entrevistada en solitario.

Milá estaba en plan cañero con Chari. Ella siguió la estrategia de negarlo todo y soltar excusas de besugo.

Como la chiquilla es muy chula, se puso a decir que le da igual lo que piensen los demás. La madre de Chari se puso a aplaudir como si le hubiera tocado la lotería, intentando apagar los abucheos del público.

Faltó Raphael entrando por la puerta cantando “Escándalo, escándalo” y “Diiiiiiiiiiiiiigan lo que diiiiiiiiiiiiiiiigan”.

La chiquilla, muy humilde, llegó a llamar tonta a una espectadora y mandó callar a otra diciéndole que no era nadie para opinar… Aunque claro, sí que era alguien, porque opinaba de cosas que han salido en Gran Hermano 12.

Chari dijo que no tiene nada de lo que arrepentirse. En el plató le dijeron Uuuuuh, y Chari, muy fina, respondió: “El Uuuh me lo paso por el…”. Y es que esta mujer, que tiene más raíces en el pelo que un manglar, es todo un ejemplo de saber estar.

¡Y Rubén entró en el plató!

Os voy a resumir lo que pasó: Rubén llorando como un magdaleno y Chari con más cuajo que un queso de oveja.

“Yo me esperaba que iba a tener otra reacción, diciendo que se arrepiente, pero la veo igual que ha entrado“, dijo entre lágrimas el muchacho, que añadió: “Chari, eres muy fría”.

La Milá siguió dándole caña a Chari, los demás expulsados siguieron dándole caña a Chari y Chari más chula que un municipal con el taco de las multas.

¿Sabéis qué es lo más triste? Que a mi me dio la sensación todo el rato de que Rubén vuelve con ella en cuanto ella quiera. Que sí, que estarán distantes un rato y luego él irá al matadero otra vez.

A todo esto, salieron nominados MARCELO, MARTA Y ANUP.

Ya al final y deprisa y corriendo, conocimos a Jackie, el concursante israelí de intercambio, que como dijo Jhota, parece el primo de Anup. En su lugar, a Israel van a mandar un jarrón… digo a Lydia. Aunque creo que en el diccionario al lado de la palabra adorno sale la foto de Lydia…

Y así está la cosa, amigos. La semana que viene sabremos qué cinco de los expulsados vuelven a la casa.

Yo elegiría a Yago, Mireia, Rubén… y a nadie más, la verdad.

¿Qué pensais vosotros de todo esto?

Resumen en el que la familia de Laura la abandonó

Laura es una chica con un corazón noble, sensible, simpática, lista, agradable y bonita. Sí, tiene sus defectos, como unas formas algo bruscas cuando se enfada, pero ninguno somos perfectos.

La familia de Laura se negó a salir en la gala de anoche. Se negó a grabar un vídeo para felicitar la navidad a su hija / hermana. No quisieron estar allí, cuando las familias de los otros 11 concursantes sí estuvieron.

¿Por qué? ¿Porque Laura es en realidad una asesina en serie que se dedica a matar viejas y descuartizarlas? Pues no, porque se enamoró de un chico dentro de la casa teniendo novio fuera y se acostó con él.

Sí, amigos, era tanto el amor que la familia de Laura sentía por ella que sólo por eso la han hecho pasar por la humillación de castigarla sin su cariño cuando ella más lo necesitaba. Líbreme Dios de tener cerca gente retrógada como esa.

La pobre Laura lo pasó muy mal, porque ella quería ver a su madre y su madre no quiso ir. Porque uno a uno los compañeros iban entrando al dormitorio emocionados por haber visto a su familia y a ella sólo fue a verla su cuñado. Ni su madre, ni su padre, ni sus hermanas. ¡¡Laura, estás mejor sin ellos, muy barato venden su cariño!!

Laura estuvo llorando en el confe después de la gala, preguntándose si esto lo hacía su familia para castigarla, o si lo que querían era que cogiera sus maletas y se fuera… ¡¡Y dijo que no lo iban a conseguir!! ¡¡Claro que sí, con dos ovarios!!

¿Pensáis que si Laura se lleva los 300.000 euros del premio su familia no va a ir al plató? No sé por qué, pero me da que si.

Sólo un detalle. Esta semana se nominó en positivo y pocos fueron los que no dijeron que Laura era de las personas que querían en la casa, por buena y noble.

En fin, veamos qué pasó en el resto de la gala.

La cosa comenzó con David Bisbal cantando y con la coletilla “dice así”, delante de cada estrofa. De hecho, creo que hubo más “dice así” que estrofas.

Después pudimos ver el sorprendente cambio de Yago esta semana, que de odiar a medio mundo, ha pasado a ser el amigo de todos, que no era así de simpático ni Don Pimpón con un par de copas.

Pero de poco le sirvió, amigos, porque él había basado toda su estrategia en no ser nominado… pero le nominaron. Y claro, como fuera la gente había visto sus tejemanejes… Pues ¡¡¡YAGO SE FUE A LA CALLE!!!.

Yo creo que el primer sorprendido fue él mismo, y después los demás, que se quedaron ojipláticos. Salió por el 51,5% de los votos.

Y comenzaron las sorpresas de los familiares, que os paso a resumir a continuación:

LAURA: Le llevaron a su cuñado, el único majete de la familia (aunque claro, no es de la familia de forma oficial). Además, pudo conocer a la madre de Marcelo (una mujer muy maja) y reencontrarse con su amado Marcelo, que volvía de Camboya.

ANUP: Le llevaron a su mujer, pero no le dejaron tocarla, porque les pusieron un muro de metacrilato entre ambos. El indio se emocionó y le dijo a su mujer que llevaba dos meses y una semana aguantando sin sexo.

TERRY: Le llevaron a su madre, a la que sí pudo tocar, eso sí, tras pasar por un túnel y salir por una chimenea.

PATRICIA: A la más friki de la casa le hicieron el reencuentro más friki. La vistieron de ángel y la elevaron con unas cuerdas por una plataforma, de forma que si agitaba los brazos/alas podía subir y ver a su madre y a su coneja.

JHOTA: Otro friki, otra prueba friki. Al retroreguetonero le llevaron a su amigo el Moha, pero para verle los dos debían bailar a la vez. Y allí se pusieron a hacer el baile del colibrí (más que nada, menear la cebolleta) y a soltar risas histéricas como si hubieran chupado una game boy alucinógena.

DÁMASO: El Coplas tampoco tuvo una reunión normal. A su madre la metieron en una radio gigante, con una puertecita que sólo se abría si el chaval cantaba. ¡¡¡Y no tuvieron compasión!!! El chaval no pudo decirle a su madre nada, excepto que con “la cara lavada, recién levantada, le gusta más, le gusta más”. O sea, una canción del gran Manolo Escobar.

MARTA: Fue un reencuentro un poco soso. Una amiga suya salió de una casita como de gominola y punto. Eso sí, la amiga llevaba puesta una falda Caponata.

CATHA: A la venezolana le llevaron a sus padres, a los que hacía siete meses que no veía.

LYDIA: A la mujer de la voz pijarrastrada le llevaron a su padre, vestido de Papá Noel. No en vano fue su padre el que le regaló las tetas…

El caso es que a Rubén le dieron a elegir: O ir a Guadalix a ver a Chari o no ir. ¡¡DECIDIÓ NO IR!! El chaval dijo que si iba Chari se iba a dar cuenta de que algo no iba bien y además, ni su madre ni su suegra querían que fuera. Así que a Chari le llevaron a su madre.

Por último vimos la entrevista con Yago, aunque ya os digo que la alargaron porque ellos pensaban que Rubén se iba de cabeza para Guadalix y le habían guardado ese tiempo…

Básicamente la entrevista se usó para llamar falso a Yago y reprocharle su doble juego, algo que no me extraña. Sí, le echaremos de menos, porque juego daba, pero es que eligió una estrategia.

Milá le echó en cara una frase: “Lydia es de esas tías que me dejo para las siete de la mañana, antes me follo a la Milá“. Yago le pidió perdón, aunque no recordó haberla dicho.

Dos cosas importantes:

1.- El 1 de enero a las 00.00 horas se acaba el tabaco en Guadalíx. Ya no podrán fumar ni comprar tabaco. ¡¡MADRE LA QUE SE VA A LIAR!!

2.- Milá dijo que la semana que viene tendremos la gala que todos deseamos ver… Supongo que se refiere a la de Halloween, dos meses después… Bueno, aprovecharán los santos inocentes, digo yo.

3.- Como os digo, se nominó en positivo y están en peligro de expulsión: ANUP, PATRICIA, DÁMASO, MARTA, CATHA Y CHARI.

¡¡¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!!!

P.D.: Escribo el resumen según acaba la gala, o sea, que termino a eso de las 3 de la madrugada… ¡¡Perdonadme las metedurillas de pata!!

Resumen de la gala en que Rubén quedó destrozado tras ver los vídeos de Chari

Aquí estoy amigos, las tres de la mañana, con los Cantores de Hispalis entonando Quiero cruzar la bahía y haciendo el resumen de la gala de Gran Hermano. ¿Se puede pedir más en esta vida? (Es una pregunta retórica, no hace falta que contestéis).

Antes de meterme de lleno en el resumen: GRACIAS. A todos los que seguís las galas, a los que no comentáis y a los que lo hacéis. Aunque no me de tiempo a contestaros, os leo siempre y me parto la caja con vosotros.

¡¡Pero dejemos de lado los sentimentalismos y vayamos al grano!!

La cosa comenzó con la Milá vestida de pavo real. Yo creo que la diseñadora la vio delgada y decidió vestirla de pájaro para que la gente le echara pan.

La cosa fue luego por el resumen del paso de Byamba por Gran Hermano. El pobre decía los últimos días que no se quería ir de la casa. Nos ha jodío, el chaval se lo ha pasado como en su vida. ¡¡Y si se queda se lleva el premio seguro!! Ja ja ja ja

¡¡Menudos cuescos se echaba el tío!! Claro que sí, amigo Byamba, que fuera hay más sitio y no hay nada como compartir con los demás lo que llevas dentro. ¡¡Hermanémonos todos y tirémonos los pedos en cuanto se cierren las puertas del ascensor!!

Me gustó lo de ver a las chicas peleándose con el sumo… aunque una piscina de barro y unos bikinis no habrían ido mal, por que no se hicieran daño, digo. Byamba se fue entre abrazos y vítores, como los grandes. La verdad, me quedé con ganas de que Milá le entrevistara.

Al final, las competiciones de sumo las ganaron Marcelo y Laura contra Rubén y Chari. Claro, los primeros porque tienen todo dentro (sobre todo Marcelo, que tiene los testículos llenos de cariño) y los segundos porque no les queda nada dentro, ni fuerzas ni nada, de pasarse el día dale que te pego al riñoneo conejero.

Y ahí empezó el tema central de la noche: Chari y Rubén.

Peeeeeeeeeero, antes, nos pusieron el vídeo de la traición de Yago. A ver cómo lo explico… A mi me dan a elegir entre hacerme amigo de Yago o curarme el estreñimiento metiéndome un escorpión por el recto y pregunto que dónde venden escorpiones.

El caso es que con la huída de Yago, a lo rata abandonando el barco, sus compis del grupo triste van por la casa como pollos sin cabeza. He de decir que el lomo de rata disecada que Yago lleva por pelo normalmente a mi me da grima, pero verle con el moño del sumo puesto, que parecía un nido de critters, me ha dado hasta miedo.

Falso. ¿Os habéis fijado en que “falso” es la palabra que más se usa en Gran Hermano?. Además, es la más versátil, porque da lo mismo que el de enfrente haya hablado de ti a tus espaldas o que le hayas pillado en la cama con tu abuela, siempre es un falso.

Una vez más, acertamos: ¡¡RUBÉN SE FUE A LA CALLE!!

El caso es que Chari se montó un escenón que no me extrañaría que le dieran un Oscar, un Feroz u otro chulo semejante. ¡¡Cómo lloraba la jodía diciendo que se iba con Rubén!! Era lo mismito que si al chaval lo hubieran destinado a ir a la guerra. Y ella, con el abrigo negro, y arropada por Marta y Anup cuando se fue Rubén, ¡¡Parecía la viuda de España!! Bueno, la viuda alegre, porque con la minifalda que llevaba levantaba muertos en el cementerio… o al menos una parte de ellos.

Rubén se fue con el 60,6% de los votos. De los cuales, el 99% son culpa de Chari, y el 0,1% restante, es porque alguien se equivocó al marcar. (Acabaron los Cantores, ahora toca Zenttric).

Que cosas. Ha sido el expulsado que ha salido de la casa a una hora más temprana… Supongo que no sería porque la organización quería tener tiempo para el morbete… no, seguro que fue una casualidad.

En cualquier caso, y soooorprendeeeentemeeeeeente, al final Chari no dejó la casa. “Pensando en mi familia y en que no tengo dinero… pero tengo tanto miedo de que cuando salga Rubén no esté…” dijo Chari.

El caso es que las nominaciones se hicieron casi por cumplir, y de forma que no molestaran mucho. Destacaron los vídeos de Marcelo y Laura, que se pelearon y se volvieron a reconciliar. No hay matemático en el mundo ni superordenador capaz de contar las veces que ya se han peleado y hecho las paces estos dos.

La madre de Laura dice que la relación no tiene arreglo y que es mejor que discutan porque cuando se juntan ella “mete la pata”. Y con “mete la pata” supongo que se refiere a que mete la mano en los gallumbos de Marcelito, a lo cantemos villancicos con zambomba.

¡¡NOMINADOS CHARI, YAGO Y ANUP!!

Es la primera vez desde que empezó Gran Hermano 12 que no tengo claro quien se va. A Chari la pueden echar por mala y por ver cómo se enfrenta a Rubén después de que éste viera sus vídeos y a Yago le pueden echar por malo, traicionero y falso, para que espabile. No se. Si tuviera que apostar, diría que se va Yago.

¡¡Y RUBÉN LLEGÓ AL PLATÓ!!

Mira que el chaval es majo. Y mira que lo que le hicieron en la entrevista se lo haces a un preso de la inquisición y reconoce hasta el asesinato de Kennedy cuatrocientos años antes.

Y es que le pusieron los vídeos de la de las peras de pega poco a poco, como el que desolla un conejo, y con efectitos sonoros y musiquilla de eso de “ay, que cosa más grave se está viendo”. El caso es que Rubén empezó fuerte, con una media sonrisilla… pero claro llegó la Milá y le dijo “aún hay más”. Y se le cayeron los morrales del amor al suelo.

Resumo: Tuvo que ver cómo los demás chicos de la casa se reían de él y de cómo se estarían riendo de su familia. Tuvo que ver cómo su novia decía a diestro y siniestro que no estaba segura de su relación. Tuvo que ver cómo su novia se refrotaba a lo gata en celo con todo el que pillaba. Y lo que para mi es peor: Tuvo que ver cómo su novia le había mentido.

Me dio pena el chaval, de verdad, porque se le veía jodido de verdad. Llorando como un magdaleno con conjuntivitis, más, cuando vio cómo su madre también lloraba y sufría por él.

Milá le preguntaba y el chaval no podía responder para no echarse a llorar. “Esto me viene bien para ver lo que tengo realmente con Chari, porque no creo que yo le importe como yo pensaba”, dijo. “Debo tener una cara de tonto ahora” y “viendo ésto, Chari deja mucho que desear”, fueron de las pocas cosas que el chaval acertó a decir.

¡¡Y MILÁ DEFENDIENDO A CHARI Y DICIENDO QUE ES MUY GUAPA Y QUE SE PARECE A MARILYN MONROE!! Amiga Milá, revísese las gafas, haga el favor. Chari es fea. Y punto. Los vestidos nevera (ya sabéis, los que mantienen fresco el mejillón) no hacen guapo a nadie. Ir como si fueras a hacer de extra en una peli sobre locales de alterne no es ir guapa.

Que pena. De verdad que Rubén tuvo que pasar el peor rato de su vida y no se lo merecía. Entre otras cosas porque está en la calle por culpa de Chari. Era uno de los potenciales ganadores de esta edición y su novia le ha regalado la expulsión y la vergüenza. Que guay.

En fin. La cosa acabó con que Marcelo y Laura, por ser los ganadores de las pruebas de sumo, debían decidir quien de los dos se iba de viaje humanitario a Camboya. Laura, que es un encanto de chica, se lo cedió a Marcelo, que por la cara de emoción que ponía debía pensar que se iba a un resort a pasarlo bien. Lo mismo ni sabe poner Camboya en un mapa… Esta misma madrugada sale de viaje.

Y así están las cosas, chicos y chicas. ¿Cómo lo veis?

Resumen de la gala en la que apareció la nueva casa de Gran Hermano 12

Hola a todos.

¡LA REUNIFICACIÓN SE HA PRODUCIDO EN GRAN HERMANO 12!

Sí, amigos, ayer, mientras se hacía la gala, en directo, el equipo de Gran Hermano construyó una casa nueva para que todos los concursantes vivieran juntos.

Bueno, lo mismo he sido un poco exagerado, en realidad lo que hicieron fue abrir el paso a un jardín más grande y convertir el gimnasio antiguo en una suite con tres camas.

¿Y a qué espacio nuevo se han ido a vivir?

Pues a la casa 1, la blanca, pero con más jardín y una habitación nueva (más que nada porque no cabían en los nichos disponibles).

Pero vayamos por partes.

Lo primero que supimos es que la descocada vida de Laura dentro de la casa (es que parece que estamos en el siglo XVII) le produjo una subida de tensión a su madre que la llevó al hospital y que la familia pidió que se informara de ello a Laura.

La verdad, la familia de esta chica debería apagar un rato la tele y asomar la cabeza por la puerta para darse cuenta de que estamos en el siglo XXI y que Laura no ha hecho nada malo.

Afortunadamente, al final a la madre le dieron el alta (muy mala no estaría porque estaba en el plató) y Laura no se tuvo que ir de la casa. El que peor lo pasa es el padre de la muchacha… ¡¡QUE SE LLAMA MARCELIANO!!

Poco después pudimos ver la canción que han compuesto Terry y Patricia “The sexy blonde”, que es como para arrancarse las orejas y echárselas de comer a los perros. Debería intervenir la ONU para que los derechos humanos, se respeten en esa casa y no torturen a la gente.

En la sala de expulsión se quedaron finalmente Terry y Pepa, que es como dejar en una misma sala a Drácula y al Hombre Lobo.

Y como no podía ser de otra manera, al menos en este país y no en el de los Monster, se fue a la calle Pepa. ¡¡TOMA, A LA CALLE POR MALA Y MALROLLERA!!

Así, amigos, al trío-truño: Yago, Arturo y Pepa, se le ha ido a tomar por saco una pata, que se van a convertir en dos la semana que viene… El caso es que pudimos ver que si estos tres se juntaron es porque se creen que son unos profesores Moriartis y son más bien cortitos.

¡¡PEPA SE HA IDO CON EL 76,4%!! No batimos récord, pero desde luego,estamos en el top ten.

Como se tenía que hacer la unificación se nominó muy pronto y a marchas forzadas, que la súper les interrumpía en el confe como se les ocurriera respirar dos veces seguidas entre nominación y nominación.

El caso es que ¡¡ARTURO SE LLEVÓ LO SUYO!! Al chulito churrito no le nominó su madre porque no está en el concurso, porque si no, yo creo que le casca los tres puntos.

Al final, claro, salió nominado, junto con Marta y Patricia.

En la casa 1 se nominó de nuevo a la cara y los elegidos para jugarse la expulsión fue Anup y Dámaso, que a su vez eligieron para enfrentarse a Arturo y a Marta.

O sea, que los NOMINADOS ESTA SEMANA SON: ARTURO, MARTA, ANUP Y DÁMASO.

¡¡¡ARTURO SE VA A LA CALLE PERO DE CABEZA!!! Ahora que se puede votar por facebook este chaval supera a Nagore seguro.

Y ahí es cuando llamaron a todos al confesionario y en la casa empezó a entrar más gente que en la guerra, con chismes de todo tipo, desde camas a bastidores y juegos de sábanas, para hacer la casa nueva.

Se pusieron a acondicionar la casa nueva en un periquete. Esa gente se ha ganado el sueldo.

Patricia es de las que dan más juego, pero a mi me asusta. Cuando la dejaron salir al nuevo jardín salió gritando como si la hubiera poseído un demonio con las almorranas al rojo vivo. ¡¡Y se puso a hablar con los árboles para pedirles la inmunidad!!

Esta muchacha cuando salga la llevamos a un bosque y se vuelve loca.

Lo peor es que TODOS SE PUSIERON A CHILLAR como si una horda de hormigas carnívoras les estuvieran devorando vivos cuando se encontraron unos con otros. Abrazos, saltitos histéricos…

Entonces nos tuvimos que tragar otra vez las paridas de Chari y sus celos estúpidos y egoístas, amén de ver como se le ponía a hacer posturas cochinas a lo pin up de extrarradio al pobre Rubén, al que tiene más ordeñado que una vaca lechera.

Como han metido a un puñado de narcisistas que encuentran en la propia contemplación la única motivación, han pasado de la prueba como de comer caca. Y claro, no la han superado. Pero es que además, Chari, que era la comodín, cometió más fallos que el fontanero de la Atlántida.

Así que GH ha decidido imponerles un castigo: La compra la hace la organización. Para comer toda la semana les dan sólo morcilla, espárragos, naranjas, leche, pimientos y huevos.

El amigo Jhota está que no caga con Lydia, porque la muchacha se pasa la vida enseñando cacha y Jhota, como es retro, es muy Alfredo Landa, y claro, eso de ver rubias ligeras de ropa le hace ponerse como el cerrojo de un penal. Ya imagino las invitaciones de la boda: Boy Color y Trikini Woman le invitan…

Por último llegó la entrevista a Pepa, que tuvo como único punto fuerte que le pusieran el vídeo en el que se veía cómo Yago ha estado jugando con ella toda la semana, haciéndole el juego para que no le nominaran, y a sus espaldas hablando con Marta que estaba deseando que la echaran.

¡¡¡YAGO FALSO ,TRAIDOR Y ASQUEROSO!!!

Y ahí quedó la cosa, amigos. ¿Cómo lo visteis?

Por cierto, ¡¡¡ESTOY ENCANTADO CON EL AMBIENTE QUE HAY EN LOS COMENTARIOS DURANTE LA GALA!!!

Laura y Marcelo hacen edredoning en GH 12

¡¡¡ACTUALIZACIÓN!!!

No lo pongo ni entre exclamaciones: Marcelo y Laura se han conocido en el sentido bíblico de la palabra. Vamos, que el trenecito ha entrado en el túnel, que la flor se ha abierto, que el cohete ha despegado, que el gusanito ha entrado en el bosque, que el guerrero de cabeza púrpura ha entrado en combate, que el pez barbudo se ha tragado el anzuelo… (O eso parecía, vete tú a saber, aunque eso han dicho en Ana Rosa).

¡Que han hecho edredoning!

Madre del amor hermoso, estos dos están zumbados. Ella, preocupada desde que entró por qué pensaría Samu (su ex novio, eso ya seguro) y su familia, y ahora la jodía, según termina el edredoning, hablando de ir a pedir una hora sin cámaras.

Y él, diciendo que le cae mal ella, que no la soporta, que es una inculta… ¡¡Pero claro, como ha visto que no le echaron ahora quiere arrimarse!! Y claro, se ha arrimado todo lo que un hombre puede arrimarse a una mujer…

RESUMEN DE LA GALA

La verdad, chicos y chicas, empiezan a aburrirme los rollitos de parejitas de las casas. Que haya parejas hace que los miembros de la misma se aíslen de los demás, que tengan ventaja a la hora de nominar y que ¡¡Gran Hermano se centre en ellos y casi no vemos cosas de los demás!!

Y encima tenemos que aguantar a la Milá preguntándole a las suegras, en plan Diario de Patricia. Que marujona se ha vuelto esta mujer, el próximo diseño que se lo hagan con los rulos puestos y el secador de peluquería en la cabeza.

Sólo un par de apuntes sobre el tema perejil:

1.- Chari y Rubén van a romper. Cuando el chaval vea los vídeos de Chari y Oscar y Julio, se acabó. ¡¡Y la tía encima le echa dos ovarios y le critica por ser amigo de Marta!!

2.- Marcelo es un llorón. Pero amigos… las cosas han cambiado. Luego lo vemos. ¿Quién se ha chivado a Rubén de cositas que hizo Chari? ¡¡Marcelo, que es un chivato!!

Destacar por último que Laura se “enebra” (por enerva, supongo) y el súper listo y súper culto de Marcelo no sabe lo que es.

El caso es que en la casa 1 (la blanca) estaban este jueves más contentos que unas castañuelas, montando un tablao flamenco y cantando canciones sevillaneras, que luego trasladaron a la sala de expulsión.

Más que echar a alguien parecía que iban a sortear viviendas de protección oficial. El caso es que se libraron Dámaso, Lydia y Marta. La cosa se quedó entre Laura y Joaquín.

Entonces vimos el pendiente que le pusieron a Dámaso, a lo bruto, con un par de hielos para que no le doliera la oreja y atravesándola a lo taladradora. En esa casa piensan que la Asepsia es una mujer con nombre raro.

Como les ha salido bien (hasta que se le caiga la oreja al Coplas) no descarto que vayan a más y se atrevan con liposucciones y cosas por el estilo. Eso parece una peluquería china.

Para variar, perdieron la prueba, así que otra semanita a pasar hambre. A estos chicos les ponen de prueba el respirar toda la semana y son capaces de asfixiarse por no ganar.

¡¡¡¡Y JOAQUÍN SE FUE A LA PUÑETERA CALLE!!!!

Ay, amigo, es que no se puede ir de listo y de estratega. Y menos, poner a parir a Marta a sus espaldas. No entiendo como esta gente que se cree tan lista es luego tan tonta. ¿Es que no ven GH?

Laura, como corresponde a la no-expulsada, se cambió de casa y se fue a la 2, pero no por mucho tiempo.

Como en la casa del jacuzzi vuelven a ser más, tuvieron que elegir a un comodín, que fue Chari (Yago y Arturo intentaron que fuera Pepa, no se lo creen ni ellos). Las tareas de Chari eran las siguientes:

1.- No se puede quitar el gorro en toda la semana.

2.- No puede participar en la prueba.

3.- Tiene que hacer todas las tareas de la casa.

4.- Tiene que mandar a un compañero a la otra casa.

Y como a Laura casi no la conoce, pues la envió de vuelta a la casa 1.

JAJAJAJAJAJA

Y allí estaba Marcelo, que se quedó con cara de bobo al verla llegar. Es más, el lloroncete ni si quiera se levantó a recibirla y mientras Laura les contaba a los demás lo que había pasado se fue a otro lado.

¡Ah, amigo! El Malaguita pensaba que la echaban fijo, porque debe pensar que es el gurú de España y que nos tiene a todos locos…

No descarto que Shakira tome medidas contra Gran Hermano tras ver la versión del Waka, Waka que hizo Anup, el nuevo reguetonero de la casa.

Y llegaron las nominaciones, con las que me agarré un cabreo…

En la casa 1, como de costumbre votaron a la cara. ¡¡Amigos, Marcelo se cuidó mucho de nominar a Laura, cuando lleva dos semanas seguidas nominándola!! ¡¡Cobarde!! Ahora sabe que fuera la quieren…

El caso es que de esa casa salieron nominadas Lydia y Catha.

Y ENTONCES ME ENFADÉ

¿Son imaginaciones mías o están prohibidos los pactos?

¡¡¿¿POR QUÉ SE PERMITEN LOS PACTOS UNAS VECES SÍ Y OTRAS NO??!!

Pepa, Arturo y Yago, casualmente, nominaron los tres a Terry, con 3 puntos, Patricia con 2 y a Rubén con 1. ¡¡PACTOOOOOOOOOO!!

Y encima, las lelas de Patricia y Terry no supieron ponerse de acuerdo y contraatacar.

Patricia le dio 3 a Yago, 2 a Pepa y 1 a Arturo y Terry 3 a Yago, 2 a Arturo y 1 a Marta.

Menos mal que Pepa ha caído en la casa como el culo y salió nominada.

De hecho salieron nominados: Pepa, Patricia y Terry (Yago se salvó de milagro).

De entre ellos, Catha y Lydia eligieron a Terry y Pepa, así que ellas cuatro son las nominadas.

¡¡¡PEPA A LA CALLEEEEEEEEEEEEEEEEE!!

Bueno, ya de paso os pregunto ¿os mola el nuevo 20minutos.es?

¡Atención a las páginas personales de usuario que os podéis hacer!

NOTA: A ver, el tema “enebrar” y “enhebrar”. No, no pudieron decir “enhebrar” porque no saben ni lo que es y no se referían a meter el hilo por el ojo de la aguja. Es una deformación de enervar, así que es más bien “enebrar” o incluso “enevrar”.

Una gala de evacuaciones y puñaladas en ‘Gran Hermano 12’

Tranquilos todos: lo de las evacuaciones no va por lo de hacer de vientre, sino por lo de abandonar un lugar de forma precipitada. Pero empecemos por el principio:

La cosa comenzó con Milá mostrándonos un jardín secreto entre las dos casas, a lo Alicia en el país de las pirulillas, porque lo único que faltaba eran enanitos verdes montando en dragones del color del arco iris.

Después, en GH 12 decidieron ponerme de mala leche y le dedicaron un monográfico a Julia, esa mujer de la boca llena de mierda (según sus propias palabras y segun lo que sale por ella). En fin, para qué os voy a contar, bronca tras bronca con todos menos con Eduardo, que es su perrillo faldero.

Y fue al principio de la gala cuando vimos a Lydia bailando en un altillo (des)vestida con un trikini rojo y bailando con los brazos tiesos y las manos caídas a lo perrito pidiendo comida en la mesa. Qué estilo, señores, lo mismo la hacen coreógrafa de la Compañía Nacional de Danza.

Y entonces llegó lo de las evacuaciones. La voz del Súper se hizo oír en las dos casas, para decir, con una sirena chicharrera de fondo, que eso no era un simulacro y que tenían que hacer sus maletas lo más rápido posible, porque debían evacuar la casa. Movidón.

Los cutres de los frikis no sólo hicieron sus maletas, sino que hicieron un hatillo, porque arrasaron hasta con la comida de la nevera, todo metido en bolsas de basura, los jodíos.

Y entonces llegó la alegría de la noche:

¡¡¡JULIA A LA CALLE!!!

Y encima en plan humillación, porque se medía a la que ella llama el monstruo: Patricia. Ya os adelanto que Patricia tampoco es que me caiga bien, que parece que está fumada todo el día, pero vamos, saliendo Julia, alegrón de que se quedara.

Poco después comenzó la operación evacuación, que básicamente consistió en que todos los habitantes de Gran Hermano cambiaron de casa. O sea, que ahora los guays están en la moderna, la blanca, y los frikis han recuperado la casa del jacuzzi.

Llegó entonces una de las cosas más surrealistas que he visto en Gran Hermano. Como salvada de la expulsión, a Paticia le correspondía el honor de visitar el jardín secreto. En ese lugar, en el que te despiertas sin aviso y te da un síncope del miedo, entró la muchacha por una gatera, como Patricia en el país de las empanadillas, porque esta chica se empapa menos que un impermeable.

El caso es que allí se le puso a hablar un olivo, así, como quien no quiere la cosa, con una voz como si le hubieran rascado las cuerdas vocales con una lija del 5. El caso es que el árbol le dio a elegir a qué casa quería ir (sin saber ella que se habían cambiado todos). Y ahí comenzó un monólogo de Patricia que si está en la calle, le ponen una preciosa camisa blanca de esas que abrochan por detrás y se la llevan a un precioso sitio de paredes acolchadas.

Entre otras cosas, le preguntó al árbol si había visto la película de Pocahontas, a lo que el plantujo respondió: “Soy un árbol, no voy mucho al cine”. Obvio: se descarga las pelis de Internet. Al final eligió irse a la casa blanca, o sea, con los mismos concursantes con los que ha estado esta semana.

Y todo esto, con unos calzoncillos de Rubén, con “olor a él” que le había dado de recado para que se los llevara a Chari, que no dudó en olisquearlos cuando se los entregó. Amigos, eso es romanticismo y lo demás son estupideces.

Más cosas: como en la casa del futuro ahora son uno más, uno de ellos debe ser el comodín, para igualarse en número con los de la otra casa a la hora de hacer la prueba. Eligieron a Jhota, que tiene los siguientes privilegios: No hace la prueba, no puede colaborar en las tareas de la casa, no puede ser nominado y puede, ATENCIÓN, elegir quién de sus compañeros puede pasar, 15 minutos al día, a la otra casa.

Al principio el retroreguetonero, muy solidario dijo que se quedaba ese privilegio para él, pero luego se lo pensó mejor y decidió que fuera Chari la que pudiera visitar la otra casa y ver así a su novio un ratín cada día. Mejor, así no tiene que mandarle calzoncillos con anchoa.

También pudimos ver una “jartá” de vídeos de Marcelo y Laura. Os resumo la historia: Marcelo estaba a pico y pala con Laura y cuando ésta comenzó a dudar de sus sentimientos (tiene novio fuera) Marcelo pasó de ella como de comer mierda, en plan chulo playas. Menudo idiota.

También nos pusieron los sonidos de la hora sin cámaras de Joaquín y Marta, que básicamente no fueron nada. Esa gente copula en el más estricto silencio. He visto más pasión en algunas iglesias. Madre mía, y encima Joaquín preguntándole a Marta: “¿Todo bien?”, como si fuera un camarero que le estuviera sirviendo la mesa.

También pudimos ver los pasteleos de Chari y Rubén, que se quieren mucho en la distancia. La rubia (bueno, es un decir), que siempre se pone los vestidos de una talla menos, recibió una carta de Rubén en la que le pedía matrimonio y tener hijos. Ella, mientras lloraba dijo “¿Ya está?”. ¿Qué quería, que le pidiera constituir una  hipoteca juntos?

La entrevista con Julia fue bastante lamentable. Sólo deciros que al final Milá tuvo que decirle que salir de Gran Hermano era un fracaso no algo por lo que pavonearse.

Y entonces llegó la puñalada del tío más tonto y más creído de la galaxia. En las nominaciones Laura no nominó a Marcelo, a pesar de las broncas que tuvieron y de que él la llamó despechada y le dijo que estaba jodida porque él había pasado de ella. Pero él, ruin y traidor, después de haber estado babeando por ella como un cocodrilo hambriento, suplicándole y declarándole su amor, le cascó tres puntos en la nominación. ¿Quién es el despechado?

Al final, NOMINADOS: EDUARDO, LYDIA, TERRY Y CATHA.

La verdad, yo creo que se van o Catha o Lydia, porque las dos son como un mueble en la casa. ¿Qué pensáis vosotros?