Entradas etiquetadas como ‘Gran Hermano 12’

Los to(n)titos de Gran Hermano 12 han roto

Si es que estaba cantado. Las rosas son rojas, el clavel azul y Marcelo y Laura, tuturú.

Ayer en el debate quedó todo claro. En tres días a Laura le ha dado tiempo a que se le cayeran todas las vendas posibles, a ver vídeos, a recibir opiniones de su familia…

A eso también ha ayudado la cura de desintoxicación, porque los dos to(n)titos no se han visto desde que salieron de la casa. Se reencontraron ayer en Telecinco.

Laura vino a decir que Marcelo es un “chico libre” y con cierto rencorcillo justificado dijo que “si quería conocer a Flor, que la conociese” (por un vídeo en el que Marcelo decía que a Flor se la hubiera trincado).

Pero claro, Laura tiene el síndrome de necesito un chico al lado para ser feliz, así que comenzó a justificarse, diciendo que había sido muy pesada en la casa y que “no he dejado de sentir lo que siento por él, pero no podemos tener una relación seria”.

Dijo que estaba un poco dolida por cosas que había visto en vídeos, pero que no pasaba nada, mientras miraba de reojo a Marcelo.

Pero el hombre pedos estaba allí como puesto por el ayuntamiento, como si la cosa no fuera con él, supongo que esperando a que acabara el programa para irse corriendo a alguna discoteca donde le trataran como la celebridad que cree ser.

¿Habéis visto al Rey Julien lémur XIII de Madagascar? Ese que lleva una corona de palmera en la cabeza y se cree la repanocha, pues así es Marcelo.

El caso es que no están juntos.

Y yo que me alegro.

¡¡ESTE JUEVES COMIENZA ‘EL REENCUENTRO’!! Nuevas oportunidades para echarnos unas risas. (¡Gracias por el apunte, chicos!)

Resumen de la final de Gran Hermano 12 en la que Laura fue la ganadora

No os voy a hacer sufrir, más que nada porque no sufrís, porque ya lo sabéis: Laura ha ganado Gran Hermano 12.

Y dicho esto, que es tan sorprendente como que te venga un tío con unas alitas en la espalda y te diga que estás embarazada de Dios, pasemos a resumir la final de Gran Hermano 12:

La cosa comenzó con un duro golpe para el que ha sido uno de mis grandes mitos, mi orgullo, mi estrella polar, mi guía: Marceliano fue al plató.

Y no sólo me decepcionó por claudicar e ir al plató, sino porque lo hizo sin violencia ni nada, sin su amiga la de los ojitos negros, sin unos cócteles molotov, sin un palo con clavo atravesado… Na, ni un triste escupitajo echó el señor.

Esta ha sido sin duda, la final de Gran Hermano con peor rollo de toda la historia. He visto funerales en los que el muerto estaba más alegre al salir de la capilla que éstos tres finalistas al salir de la casa. Pero claro, Gran Hermano contribuyó a que eso fuera así.

Resulta que nada más empezar la gala, sin avisarles ni nada, les pusieron a Marcelo y Laura el vídeo de su última bronca, a sólo tres días de la final. Ya sabéis, fue una discusión de esas en las que cada contendiente pretende hacer ver al otro de forma educada y argumentada, que su parecer es erróneo y que debe retractarse de las opiniones vertidas.

Vamos, que se pusieron de puta pa’rriba. 

“Qué vergüenza”, decía al verlo Marcelo. “Cómo me pasé”, decía Laura. “No me gusta nada ver esto“, insistía Laura, como si no fuera ella la que salía berreando en el vídeo. “Que bochorno”, espetaba Marcelo, como si nunca se hubiera tirado un pedo.

Milá dijo que la organización de Gran Hermano estuvo a punto de cancelar la final a raíz de esta bronca, pero no se lo cree ni ella. Y los fabricantes de armamento estuvieron a punto de ponerse a fabricar piruletas después de la segunda guerra mundial, no te digo…

Laura lloró al ver el vídeo, Marcelo lloró al ver el vídeo. Creo que es porque al bajar de la garganta sus respectivos huevos u ovarios (que se habían puesto de corbata al oír que se pudieron quedar sin la final) éstos tocaron los lacrimales, que se activaron (sí, sé que es difícil, pero los tocaron).

Y como en lugar de acabar la bronca acuchillándose en el patio de la casa, Marcelo y Laura acabaron haciendo las paces, pues esa misma organización que estuvo a punto de declarar desierto el premio decidió perdonarles y olvidar el asunto. ¡YUJU!

Y entonces, Marceliano llegó al plató. Milá le anunció como si fuera un concursante, pero como ella es así, aprovechó las primeras palabras que le dijo para echarle la bronca

Aprovecho para decir que Marceliano me ha decepcionado. Yo quería ver a un hombre de las cavernas con un basto en la mano. Es más, quería ver a Marceliano con un par de ametralladoras liándose a tiros. Es más, quería ver a Marceliano vestido con lencería fina y contoneándose. Ninguna de mis fantasías se cumplió.

Ah, amigos, la vida a veces te regala un dulce entre las amarguras de la vida. En este valle de lágrimas encontramos algo con lo que descojonarnos: la cara de Marcelo al saber que se quedaba en tercera posición. ¡¡A LA CALLE MARCELO!! Y es que él, que se pensaba que era más querido que las pesetas, fue el menos votado.

Lo que no sabía Marcelo es que hay un extraño hongo llamado cerebro que ha estado acabando con las carpeteras, atacándolas y dotándolas de ese efecto secundario de tener cerebro llamado sentido común. Dios no quiera que nos pase a nosotros.

El caso es que sólo el 10,2% de los votos fueron para Marcelo. O sea, que le votó sólo su tía la poseída y su familia. Y es que sólo la gente de tu familia es capaz de ver como te pasas cinco meses tirándote pedos dentro de una casa y seguir queriéndote. Todavía hay científicos que piensan que Marcelo es un enviado de los extraterrestres y que sus ventosidades ocultan un código para poder viajar a otros planetas. También hay científicos que piensan que Marcelo es un cerdo.

Por fin, supimos que la ganadora de Gran Hermano 12, tras 144 días en la casa, es Laura. Desde ese momento, todas las agencias aeroespaciales del planeta han registrado un aumento del 10.000% de los contactos con OVNIS, ya que todas las razas de las galaxias cercanas se vinieron a la tierra a ver qué pasaba, pues oyeron el grito y estaban preocupados.

Además, en el plató de Gran Hermano, anoche se batió un récord Guiness. Un juez de ese prestigioso listado de sandeces estuvo allí para certificar que el vestido de Lydia era el más feo de la historia, por delante de los estilismos de Paco Clavel en su época más chunga.

Pusieron un vídeo resumen de este Gran Hermano que parecía un tráiler de una película para adultos. De hecho, están pensando en usarlo en las facultades de ginecología para enseñar el funcionamiento del aparato reproductor.

A Laura, al pasar por el pasillo de salida, flanqueado por fans histéricos de dudosa ocupación, casi se la llevan por delante con los achuchones, tirones y empellones que le pegaban. No sé si querían felicitarla o descuartizarla. Quizá querían felicitarla descuartizándola.

Maspedo llegó entonces al plató. La entrevista habría sido más interesante si Marcelo se hubiera pintado una carita en el culo y hubiera dejado que sus cuescos hablaran por él. Los besos que se dio Marcelo con los padres de Laura fueron igual de cálidos que un palito de merluza congelado.

Marcelo recordó con cariño su paso por Camboya y cómo contribuyó al desarrollo energético del país, colaborando a un aumento del 200% de su producción de gas. En ese país tienen ahora reservas de metano para ocho años. Y es que el culo de Marcelo, amigos, es mejor que cualquier ONG.

Pudimos ver el tradicional vídeo de Mercedes Milá diciendo groserías (y  no como yo, que soy muy fino) en las pausas de publicidad de las galas. Entre sus afirmaciones destaca: “Soy muy puta, yo”. Nada, nada, eso es lo que hay que hacer a partir de ahora en las entrevistas de trabajo: “Hola buenos días, tengo carrera, inglés nivel medio y soy muy puta yo”.

Cabe destacar la bronca que se montó entre Marcelo, Terry y Patricia, en el que éstas le pusieron a parir y a las cuales Maspedo no supo qué responder.

Una rata planchada entró entonces en el plató, adornada con Yago, que iba debajo. La entrevista a Yago no existió (26,7% de los votos). Fue absolutamente ensombrecido por Marcelo, Chari, Rubén y Laura. Es más, en un momento dado, Milá le largó de la mesa de entrevistas y se quedó solo con los to(n)titos.

Pusieron un vídeo de Yago hablando de Silvia, su ex, que le ha defendido en el plató. Los tres se quedaron tiesos, Silvia, Yago y la rata atropellada. También pusieron un vídeo de Yago hablando de su otra ex, Yola Berrocal. Sólo extractaré esto de las palabras de Yago: “Yo sólo vi tetas”. Tremendo observador, el amigo Yago.

Laura llegó al plató. Sus amigas, que podrían hacer de extras en Yo soy la Juani sin tener que caracterizarse, fueron a recibirla, así como sus padres y demás amigos/conocidos gorrones.

Lo primero que dijo la jodía fue: “están diciendo cosas feas de Marcelo fuera, dicen que es un falso conmigo, que ya veré los vídeos, pero yo no les hago caso”. Pero sí, sí que lo hizo.

Laura ha sido la ganadora de Gran Hermano más tristona de la historia del concurso. Puso cara de vinagre nada más entrar y ya no se le quitó en toda la noche. Bueno, sí, cuando al oír los porcentajes les dijo a sus compañeros finalistas: “¡¡Os he fundido chicos!!”. Así, en plan deportivo.

Nos pusieron un vídeo de Yago pasándolas canutas aguantando a la parejita. La CIA se ha interesado en eso como fórmula de tortura. Cogerían a los prisioneros y los pondrían a convivir en una casa con los to(n)titos. Los detenidos confesarían hasta haber provocado diluvio universal.

Por fin vimos al Samu. Es un poligonero como dios manda, con brazos como cuellos de toro y camisa tres tallas más pequeña. A Marcelo se le pusieron los huevos en órbita. En la estación espacial internacional aún se preguntan qué eran esos cometillas que vieron pasar.

Laura se justificó diciendo que le dijo muchas veces a Samu que no estaba enamorada y que discutían mucho. “Marcelo me ha tratado como una reina a pesar de las discusiones”, dice Laura. Esta muchacha debe pensar que a las reinas se las trata como a las cacas. De hecho, según el concepto que Laura tiene de las reinas, Doña Sofía se pasa la vida comiéndole los pedos a Juan Carlos I.

Marcelo se reiteró: Tienen proyectos de vida diferentes, él no puede ofrecerle lo que ella quiere y menos en Málaga. Pero Laura no se ha enterado. “El te está diciendo clarísimo que no cuenta contigo”, le aclaró Milá a Laura.

“No estoy preparado para una relación 100%”, dijo Marcelo. Vamos, que se quiere tirar a todo lo que pille y pasa de que Laura sea un lastre.

Y con Ángel entregando a Laura el maletín de la pasta (que tenía toda la pinta de estar vacío) se acabó la duodécima edición de Gran Hermano.

Pero nada, no os pongáis tristes, que el jueves que viene comienza “El Reencuentro”, con los personajes más peculiares de los realities de Telecinco. ¡¡¡Y LO SEGUIREMOS EN ESTE BLOG, COMO ESTÁ MANDADO!!!

En cualquier caso, mil gracias por haberme leído, por haberme animado e incluso por haberme puesto a parir.

Nos vemos el jueves.

GUS

Laura llega al plató de ‘Gran Hermano 12’

Ahí tenemos a la ganadora de Gran Hermano 12.

Toda España lo sabe, pero no porque vean GH, sino porque la han oído gritar.

Laura ha visto a su padre en el plató y ha pegado un grito que le ha roto las gafas al pobre hombre. “Lo siento mucho pápa, por cómo me he comportado”.

Las amigas de Laura podrían hacer de extras en Aída sin pasar por caracterización.

Laura se ha ido a comerle los morros a su totito, y lo primero que dice es “están diciendo cosas feas de Marcelo fuera, dicen que es un falso conmigo, que ya veré los vídeos, pero yo no les hago caso”.

“Quiero pintura, estoy un poco fea”, dice Laura, que ha tirado el agua por toda la mesa.

Éstos son los porcentajes:

Marcelo: 10,2%

Yago: 26,7%

Laura: 63,1%

“¡¡Os he fundido chicos!!”, les dice Laura, gritandoles a seis centímetros, a Yago y Marcelo.

Y no tardan en poner un adelanto de las broncas con Maspedo.

Madre mía, que personajes vamos a tener en el Reencuentro…

Estamos viendo un vídeo resumen de los gritos de Laura. Es como ver un vídeo resumen de un matadero de cochinos.

Laura no hace más que mirar al monitor, a ver si sale guapa…

Pero bueno, ahora nos ponen un vídeo de Yago pasándolas canutas aguantando a la parejita. La CIA se ha intersado en eso como fórmula de tortura. Cogerían a los prisioneros y los pondrían a convivir en una casa con los to(n)titos. Los detenidos confesarían hasta el diluvio universal.

Ahora vemos un vídeo en el que los tres finalistas se ponen a parir los unos a los otros. Pero nada, como ellos son amiguitos, sonríen y como si no hubiera pasado nada.

Venga, que se acabe ya Gran Hermano 12 y que empiece el reencuentro.

A Yago le largan ya y Milá le pide que se vaya al sofá y deje ahí solos a los Totitos.

Y comenzamos con los pasteleos, amores. Ahora nos toca la relación de los totitos desde el principio. Ay, señor. Que me da.

Volvemos a oir hablar del Samu, vemos cómo Laura dudó entre Samu y Marcelo y demás. Ahora vemos lo que ha dicho Samu: Ja ja ja ja ja ja. Samu es un poligonero de los pies a la cabeza.

Laura ve cómo Samu dice que no se merecía que Laura le hiciera eso, que le ha defraudado. Ha sido muy educado…

Ahora Laura se justifica diciendo que habían dejado la relación muchas veces porque discutían mucho JA JA JA JA
Pues anda que con Marcelo…

Laura se justifica diciendo que le dijo muchas veces a Samu que no estaba enamorada. “Marcelo me ha tratado como una reina a pesar de las discusiones”, dice Laura. Esta muchacha debe pensar que a las reinas se las trata como a chachas.

De hecho, según el concepto que Laura tiene de las reinas, Doña Sofía se pasa la vida comiéndole los pedos a Juan Carlos I.

Pero bueno, Laura sigue con lo suyo, que si estaba muy mal la relación y tal y pascual.

Marcelo ha visto que el Samu tiene unos brazos como cuellos de toro y se le han puesto los piercing de corbata.

Ahora Milá se resbala: dice que lo de carpeteras es un término que inventó El Gato. Ni de coña, eso ya era más viejo que el mear. Además dice que la gente lleva las fotos de Laura y de Marcelo en las carpetas para ir al instituto.

Marcelo, que se olvida de que sólo le ha votado el 10%, va y se lo cree.

AHORA VEMOS EL VÍDEO DE LAS BRONCAS

De hecho, vemos cómo Marcelo pone a parir a Laura a sus espaldas. Porque es verdad que Laura grita mucho, y que discuten, pero Laura no iba luego a poner a parir a Marcelo con los demás…

Laura está de bajón. Es la ganadora más tristona de las 12 ediciones de Gran Hermano.

“Tengo un demonio dentro, o algo, que sale a paseo, cuando me veo me doy asco a mi misma”, dice Laura.  

Ahora Marcelo dice que él no suele fijarse en chicas así. No especifica lo que es “así”.

Ahora vemos cómo la actitud de Marcelo cambió cuando vio que Laura se salvaba de las nominaciones, entonces comenzó el verdadero interés por Laura…

La madre de Laura dice que Marcelo está con Laura por el interés. Laura corrige a su madre y le dice que “estás muy equivocada”. El padre de Laura dice que ve “la cosa difícil”. Vamos que con los suegros lo lleva jodido el hombre pedo.

Marcelo se reitera: Tienen proyectos de vida diferentes, él no puede ofrecerle lo que ella quiere y menos en Málaga. Pero Laura no se ha enterado.

“El te está diciendo clarísimo que no cuenta contigo”, le dice Milá a Laura, y Marcelo se calla como una meretriz. !No estoy preparado para una relación 100%, pero no quiero sacarla de mi vida”, dice Marcelo.

Vamos, que se quiere tirar a todo lo que pille y pasa de que Laura sea un lastre.

Y ahora vemos los vídeos del sexo… y las broncas, y las reconciliaciones, y el sexo y las broncas, y ahora copiáis y pegáis ésto unas doscientas veces.

Están los dos de un bajón… Marcelo, porque no ve el momento de separse de Marcelo y Laura porque sí que lo ve.

Laura es, repito, la ganadora de Gran Hermano con más mal rollo del mundo.

Esta chica es tonto. Yo creo que es falta de amor propio. ¿Cómo puede quererse tan poco una persona? O sea, te está diciendo el tío que quiere pegarse la vida padre y que eres un obstáculo para eso y que por eso pasa de tí y tú empeñada en que le quieres.

Laura pide perdón a las personas con las que discutió en la casa y les dice que discutió, pero que les ha querido igual. Los susodichos (Jhota y Terry) piden perdón a su vez.

Ángel, ganador de Gran Hermano 11, le lleva el maletín de la pasta a Laura.

Ahora Laura hace de celestina y le presenta a Ángel.

Laura dice que con la pasta se quiere ir a Camboya con el dinero y donar parte a Global Humanitaria. Toma ya. La ceguera de esta chica no tiene límites.

Y se acabó lo que se daba, amigos.

Mañana como siempre, resumencito de la final.

¡¡Y NOS VEMOS EN GRAN HERMANO EL REENCUENTRO!!

El hombre de la rata en la cabeza llega al plató

La rata atropellada llega al plató de Gran Hermano a un Yago pegada.

Los familiares de Yago le mantean. Los familiares de la rata contorsionista no han querido ir al plató, ellos sí que han sabido resistirse a la fama, y no como Marceliano.

A Milá le está fallando el micro y tiene que usar uno de mano. No sé de que se queja, Emma García lleva varias temporadas con uno de esos y sentada en las escaleras…

¡¡ALBRICIAS!!

GRAN HERMANO EL REENCUENTRO EMPIEZA ESTE MISMO JUEVES

¡¡Toma, más risas para echarnos!!

Y ha salido una imagen de Yola Berrocal… ¡¡Eso es muy sospechoso!! ¿A que meten a Yago con Yola?

Ahora sacan el tema de la enemistad de Yago y Marcelo con Rubén. ¿Cómo puede alguien llevarse mal con Rubén? ¡¡Pero si es más soso que chupar un canto rodao!! A mi el hombre de los calzones XXXXXXXXXXL no me inpira na, no malo ni bueno…

Ahora le ponen a Yago el momento en que Rubén tiró al suelo el regalo de Yago (que era un truño que no lo hace ni un dinosaurio con diarrea) y Yago pone cara como si le hubieran hecho el mayor desprecio del mundo.

Ahora se dan la vuelta para hablar con Rubén. Rubén les dice que ellos son una decepción.

Milá les pregunta porqué tienen esa animadversión contra Rubén. Milá pregunta a Yago, y cuando Yago intenta contestar, le corta y le echa la bronca por no contestar. ¿?

“Marcelo tú eres un niñato y un envidioso”, dice Chari, haciendo una descripción que no habría hecho ni la RAE.

Milá ha tenido que llamar la atención a Marcelo para que sea educado.

Ahora ponen un vídeo de Yago hablando de Silvia, su ex, que le ha defendido en el plató. Los tres se quedan tiesos, Silvia, Yago y la rata atropellada.

Iván Madrazo se ha vuelto a poner su disfraz de soldadito de plomo. De hecho, habla como si fuera un soldadito de plomo.

Laura llega al plató.

Maspedos llega al plató

Ahí tenemos al Señor de los Gases.

La puerta de Gran Hermano se abre para recibir a la puerta del culo de Marcelo, que también se abre a menudo.

La familia de Marcelo le rodea y chillan como si fueran sioux despellejando a sus enemigos.

La mitad de los concursantes no se levantan a recibirle.

Dice el jodío que en algún momento pensó que podía ganar o quedar segundo, pero que tercero… JA JA JA. Hombre, claro, su ego no daba para menos.

Marcelo pide disculpas a Laura y a su familia.

¡¡Y MILÁ LES PRESENTA A MARCELIANO Y CHELO, PADRE DE LAURA!!

Madre mía, besos así de fríos no se los dan ni los pingüinos. Ahora vemos un vídeo resumen del paso de Marcelo por la casa.

Ahora que lo veo, Tato, el poni, debería ser el ganador de Gran Hermano 12. Es el único que supo ponerles a todos en su sitio.

Marcelo recuerda su paso por Camboya y cómo contribuyó al desarrollo energético del país, colaborando a un aumento del 200% de su producción de gas. En ese país tienen ahora reservas de metano para ocho años. 

Y es que el culo de Marcelo, amigos, es mejor que cualquier ONG.

Milá pone a Marcelo a mirar a sus enemigos ex concursantes y le cascan un vídeo con las broncas que ha tenido con ellos. Todo muy para conciliar.

Os adelanto que ha sido más que un placer, ha sido un descojone, seguir Gran Hermano con todos vosotros. Ha ganado Laura, pero nosotros nos hemos conocido y hemos descubierto que hay más gente que piensa como nosotros.

Y cuando digo que piensa como nosotros es que tiene educación e ingenio, una combinación que no se da mucho…

MIL MILLONES DE GRACIAS A TODOS

Ahora nos ponen un vídeo de la Milá en los cortes publicitarios. Habla de huevos, de chichis, de rollizos, de enormes tetas…

“Soy muy puta yo”, dice la Milá. Así, tirándose piropos.

En la próxima entrevista de trabajo lo utilizo. “Hola, tengo carrera y experiencia y soy muy puta yo”.

Milá le ofrece un blog a Marcelo en Telecinco. Ahí le ofrecen un blog hasta al perro.

El blog de Marcelo se llamará “Lo que me sale del orto”. Tratará sobre las alteraciones intestinales y sobre los diferentes tipos de pedo que puede producir una persona. Cada semana, organizarán una cata de cuescos para las carpeteras, que irán oliéndole el ojete para saber cómo se siente uno siendo Laura.

Mientras, vemos los vídeos con las broncas de Marcelo, el respetuoso, que ha intentado humillar y amargar a muchos de sus compañeros.

Ahora se enfrenta a Terry, que pone cara de Chuky sonriente. Marcelo pide disculpas si les ha faltado, “aunque viendo la actitud…”, apunta.

Terry está que no cabe en sí misma. Y no me refiero a que haya seguido dándole a la nocilla, sino porque Marcelo haya quedado tercero. Terry dice que deja mucho desear como persona.

Marcelo contraataca con lo típico: “tú octava y yo tercero”, dice, como si hubieran hecho una oposición.

Patricia le pone en su sitio ahora: Le dice que sus padres no han tenido que presenciar cómo faltaba al respeto a su novia. Marcelo contraataca con otro tópico: “no quiero darte protagonismo”.

Marcelo no sabe qué decir. Le están poniendo a parir y no sabe contestar. Debería bajarse los pantalones y dejar que hablara su otra boca, que al fin y al cabo, es la que más ha hablado en la casa.

Yago llega al plató. Mira que son cutres, cuando llegan a Telecinco, les cambian de coche, para aparentar.

Vídeos cerdos y recuerdos felices

Ahora nos ponen un vídeo con las cosas sexuales que se han hecho en la casa. Esto parece un tráiler de una película  para adultos.

También vemos broncas, a Anup limpiando, gente llorando, más sexo, al luchador de sumo, más sexo, el Moha, broncas, más broncas, broncas, más broncas, broncas, alguna bronca que otra…

Laura sigue en la casa, encima de la tarima, con los calzoncillos rojos en la mano, lo que le da un toque muy chic.

La mujer de la boca bafle dice que está en estado de shock.

“No sé por qué me yo, con el genio que tengo y las riñas que he tenido”, dice Laura. Pues mira, en eso coincidimos, princesa del voceo, nosotros tampoco sabemos porqué has ganado.

Milá acaba de acojonar a Laura, diciéndole que se prepare para lo que hay fuera. A Laura se le han puesto los ovarios en órbita. El Discovery los ha visto pasar camino de Andrómeda. Son dos OVNIS: Ovarios voladores no identificados.

Y se apagan las luces de la casa, tradicional forma de decir adiós en GH.

La Milá se nos pone a llorar de un momento a otro.

Nos ponen el vídeo mil veces repetido con el anuncio de todos los ganadores de Gran Hermano.

Madre mía, que meneos le pega la gente a Laura en el pasillo de salida. Lo mismo quieren descuartizarla…

Creo que lo está empezando a pasar mal. Ja ja ja ja ja ja ja

La gente no está bien de la cabeza.

Y el ganador de Gran Hermano 12 es… ¡¡LAURA!!

Ahí la tenemos, 144 días después, la ganadora de Gran Hermano 12 es Laura.

Yago se ha quedado más serio que un Guardia Civil escribiendo una receta.

Laura dice que tiene ganas de vomitar.

JA JA JA JA

Se dan cuenta ahora de que los bailarines habían formado con sus cuerpos el nombre de Laura.

La choni de Laura no se calla ni a tiros. ¿Habéis visto el vídeo de la Lore y la Macu? Pues eso.

Ja ja ja ja, Laura se pone a hablar con los bailarines que han formado la palabra.

La madre de Laura está a punto de llorar, Marceliano sigue inmutable.

Ahora, ronda de preguntas entre los concursantes. Todos dicen estar encantados de que haya ganado Laura.

Lidia lleva el vestido más feo de la historia. Creo que hay un juez de record Guiness en el plató para certificarlo.

Chicos, ya veo que estáis un poco cabreados porque haya ganado Laura, pero ¿qué podemos esperar de un país en el que Belén Esteban es una estrella?

¡¡Pero nosotros somos como una aldea gala!!

Nuestra mala leche y salero a la hora de meternos con ellos siempre sobrevivirá.

La Reina bocina ha ganado Gran Hermano 12. ¿Por qué? Pues porque el Gobierno está llevando a cabo un experimento dirigido por el Ejército para desarrollar un arma de destrucción masiva y querían comprobar si los gritos de Laura son capaces de matar.

Lo son. Entre los globos esos había varios sujetos para el estudio. Seis hámsters, dos gatos y un chimpancé se han quedado tiesos del grito de Laura. Yago ha sufrido una perforación del tímpano…

Comienza la eliminatoria… ¡¡Marcelo a la calle!!

Han salido al jardín, han montado un cristo que no veas.

Está todo lleno de globos blancos y hay muchas lucecitas de colores. Eso parece un club.

“¿Os tiemblan las piernas?”, pregunta Milá, “las tres piernas”, dice Yago.

Hoy las peluqueras de Gran Hermano han sido seleccionadas de entre los internos de un psiquiátrico en lo más profundo de las selvas amazónicas, a juzgar por lo que les han hecho en el pelo a Marta y a Mireia.

¡¡¡¡¡TOMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!! ¡¡¡¡¡TOMAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!

Ja ja ja ja ja aj aj aj aja ja

El pedos a la calle, tercero se queda.

Yago aprovecha el momento para decir que se hace pis.

¡¡JARRO DE AGUA FRÍA PARA EL HOMBRE DE LOS GASES!!

Laura le pide que no se vaya, pero se tiene que ir… ¡¡PORQUE LE HAN ECHADO!!

Aún hay esperanzas de que gane Yago.

Laura no parece muy afectada por la marcha de Marcelo… ay, amigos y es que 300.000 euros quitan mucho las penas.

La tía de Marcelo dice que no está decepcionada, que lo único que le molesta son Terry y compañía, que se han puesto a bailar de contento.

¡¡¡Toma palo que le ha dado Patricia a la tía de Marcelo!! La mujer infernal ha dicho que donde estaba el respeto y dice Patricia que el respeto es lo que hizo Marcelo en la bronca.

¡¡SE ESTÁ ARMANDO LA DE DIOS ES CRISTO!!

El hermano de Marcelo se pone farruco, interrumpiendo a la Milá y se pone igual de histérico que su hermano. Está escocido el chaval. Ah, es que se pensaba que su hermano pedo se llevaba el premio… pues no.

Marceliano, en el plató

¡Y entramos en el plato gordo, Marcelo entra en el plató como si fuera un concursante!

Milá se le acerca como una fiera que acecha una presa.

¡¡Y ahí le tenemos!! ¡¡Tiembla, Belén Esteban!!

Milá es así, en lugar de recibirle de buen rollo, le recibe echándole la bronca. El hombre dice que está muy orgulloso de su hija.

Ahora le pregunta Milá por qué no dejó que nadie fuera a verle en navidad. El hombre no sabe ni que decir.

Milá y su técnica para entrevistar: yo pregunto y yo respondo.

El caso es que Marceliano dice que cuando salga Laura le va a recomendar que deje pasar un tiempo antes de seguir la relación, que aclare las ideas.

Y claro, Milá pregunta si no ha pasado vergüenza viendo a Laura mojando el churro. Marcelo dice que lo único que le preocupa es que su hija quiere mucho a Marcelo, pero que él no ha visto que Marcelo le corresponda.

Todo el mundo justifica el comportamiento de Laura y Marcelo diciendo que llevan mucho tiempo ahí dentro. Si eso fuera excusa, en las prisiones no sobrevivirían ni los barrotes.

Ahora nos ponen a Maya Hansen, que es la diseñadora consagrada que ha vestido hoy a la Milá de Reina Araña. Resulta que esta chica estuvo a punto de entrar en Gran Hermano.

Aprovecho para decir que Marceliano me ha decepcionado. Yo quería ver a un hombre de las cabernas con un basto. Es más, quería ver a Marceliano con un par de ametralladoras liándose a tiros. Es más, quería ver a Marceliano vestido con lencería fina.

Cambiamos de hilo.

La bronca de la última semana, a punto de ser definitiva

Milá dice que Laura y Marcelo estuvieron a punto de estropearlo todo con su bronca, y que Gh estuvo a punto de tomar medidas disciplinarias.

No se lo creen ni ellos. ¿Os imagináis que a tres días de la final hubieran echado a Laura y Marcelo y hubieran metido unos reservas? JA JA JA JA

Ahora les van a poner a Laura y Marcelo las imágenes de su bronca. Eso, y las astillas debajo de las uñas, son lo peor que le pueden hacer a alguien.

A Laura y al Pedos se les están poniendo los huevos de corbata. Ya se están preguntando por qué les ponen eso. Lo miran con cara de no haber cagado en un mes.

“Qué vergüenza”, dice Marcelo. “Cómo me pasé”, dice Laura.

Vamos, que si no ven las imágenes se piensan que estuvieron hablando sosegadamente sobre las teorías de los agujeros de gusano.

Yago dice que le están cortando el rollo. Laura se vuelve a preguntar por qué les ponen eso. Para mi que se ve en la puñetera calle.

“No me gusta nada ver ésto”, dice Laura, como si no fuera ella la que sale berreando en el vídeo. “Que bochorno”, dice Marcelo, como si nunca se hubiera tirado un pedo.

Les ha dado un bajón que no les suben el ánimo ni con una sobredosis de jalea real.

Sí, sí, ahora les da vergüenza, pero llevan cinco meses montándo pollos así.

La tía de Marcelo cierra los ojos cuando habla como Belén Esteban. No descarto que sea Belén Esteban.

Milá dice que estuvieron a punto de cancelar la final. Ja ja ja ja. Ni de coña.

Ahora vemos un vídeo de Laura fuera de sí, chillando con su mejor tono de voz. El Gobierno de Portugal llamó a su embajada en Madrid a preguntar qué eran esos gritos que venían de España.

Y después de la bronca, un montón de lloros y arrepentimientos, o sea, como las otras sesenta de éstas que han tenido.

Milá conecta con la casa.

Milá le da la enhorabuena a Yago por estar en medio del conflicto y por mediar bien.

¡¡POR FAVOR, QUE SE QUEDEN LOS TOTITOS SIN EL PREMIO!!

Milá dice que estuvieron a punto de declarar el premio desierto, pero que como habían estado ya 144 días pues no les iban a echar ya…

Y para compensar nos ponen el vídeo de siempre: Laura pidiendo perdón la primera y Marcelo haciéndole una flor de papel a Laura, para reconciliarse. Y los dos llorando como si les hubieran metido un saco de cebollas por el ojete.

Hala, y ya está todo arreglado… hasta la siguiente bronca, claro.

Laura llora al ver el vídeo, Marcelo llora al ver el vídeo. Creo que es porque al bajar de la garganta sus repectivos huevos (que se habían puesto de corbata al oír que se pudieron quedar sin la final) han tocado los lacrimales.

Yago no sabe dónde meterse. Ahora los tres se besan y se abrazan. Esto parece un grupo de autoayuda.

“Hola, me llamo Marcelo y llevo una semana sin gasear a mi novia”.

Milá les dice que están totalmente perdonados. Toma ya. Y les pide que se dejen de malos rollos y que se vengan arriba.

¡¡BIEN, YA ESTÁ TODO OLVIDADO!! ¡¡YUJU!!

Joder, primer plano de las manos de Marcelo y Laura entrelazadas y no hay quien sepa de quién son las manos de uno y las de otra.

Cambiamos de hilo.

Comienza la final de Gran Hermano 12

Hola a todos.

El final ha llegado. Pero no el final del mundo, que sería algo asumible, sino la final de Gran Hermano 12, que nos va a dejar vacíos, como pollos sin cabeza.

O si no, no.

El caso es que estoy desolado y no porque se acabe GH12, ni porque los tres finalistas sean más insoportables que una bici sin sillín, sino porque Marceliano, el padre de Laura, el último bastión de la cordura, la numancia de los familiares, al final va a ir a la gala.

¡¡HA COMENZADO!!

Aún no entiendo a la gente que se va a Guadalix a esperar en las puertas. Te pelas el culo durante horas para ver pasar en unos segundos a unos canelos que no han hecho más que estar en un programa de tele…

Anda la leche. Yago se ha vestido de Ramón García y Laura de menstruación. El pedos va con la camiseta del Málaga. Si yo fuera del Málaga estaría muy ofendido.

La verdad es que Marcelo tiene mucha suerte porque se va a hacer todos los anuncios de Gas Natural de aquí a treinta años.

Milá dice que nada está decidido, vamos, que insinúa que hay finalistas igualados a votos. Yo creo que es para que nos pongamos a votar como locos. Yo si eso lo hago por Tam-Tam, que me sale más barato.

Toma ya, Milá va vestida de Reina araña.

Cambiamos de hilo.

El gran broncón en Gran Hermano llega a tres días de la final

Hola a todos.

¿Os acordáis que dije que Laura y Marcelo estaban más acarameladitos que nunca porque se acercaba la final? Pues cojo mis palabras y me las meto por donde amargan los pepinos.

El caso es que ayer Marcelo y Laura tuvieron la madre de todas las broncas, la bronca del siglo, la bronca perfecta, el despiporre de las broncas.

El caso es que Marcelo (ese hombre cuyo ojete va a juzgar la ONU por crímenes contra la humanidad) le dijo a Laura que se estaba aprovechando de él. Tócate los huev… ¡Que narices, los huevos, los huevos!

O sea, que el chaval lleva casi cinco meses con una chacha que le hace de todo, que le consiente sus pedos y mocos, que se presta al contacto carnal, que le ha protegido en todas las nominaciones (él la ha nominado a ella) y encima dice, que ella se ha aprovechado.

Y claro, Laura, que es como la dinamita caducada, que la rozas y revienta, se cogió la pataleta del siglo, que a Marcelo se le pusieron los testículos a lo Apollo XIII, o sea, en órbita.

“¡Te voy a perseguir y te voy a liar un pollo!”, chillaba Laura mientras le perseguía por la casa, ya estando Marcelo en franca retirada. “¡Sinvergüenza!“, chillaba Laura con ese tono de voz capaz de romper vasos y de matar ballenas torcuales a kilómetros de distancia.

“¡En qué puta hora te conocí, desgraciado!”, le decía Laura a su totito, antaño considerado por ella el hombre más chachipiruli sobre la faz de la colina de Guadalix.

El caso es que los psicólogos del programa, que se deben parecer mucho a los domadores de caballos, tuvieron que acudir de urgencia a la casa de Guadalix para tratar a los dos susodichos.

No sabemos si tratarles consistió en hablar con ellos o en darles descargas eléctricas con una pértiga de castigo, pero el caso es que les trataron.

Y claro, a Yago se le abrió el cielo: sus dos mayores competidores han metido la pata hasta el sobaco.

¿Y qué ha hecho el gallego del lomo de armiño en la cabeza? Pues aprovechar para poner a parir a Laura, a ver si consigue mermar su apoyo.

Lo que más gracia me ha hecho es que en los foros, las santas sufridoras fans de la pareja se mostraban consternadas, e incluso engañadas, porque se han dado cuenta de cómo son los totitos.

¡¡¿¿PERO SE DAN CUENTA AHORA??!! Estas chavalas meten el culo en una estufa y no se dan cuenta de que se están quemando hasta que huelen el asado.

En fin. Yo creo que esto no cambia nada: Laura será la ganadora (a mi pesar, que preferiría que una fuerza internacional de paz interviniera la casa, desalojándola y llevándose a Guantánamo a los tres…).

Resumen de la gala de Gran Hermano en que hicieron chantaje emocional a un señor

Marceliano, para el que no lo conozca, es el señor padre de Laura, la concursante de Gran Hermano 12. El señor pasa de ir al plató de Gran Hermano como de pelar naranjas con las nalgas. Y eso, a Gran Hermano le sienta como una patada en el racimo del amor (si el señor GH tiene de eso).

Acostumbrados a que la gente pierda las bragas o se haga pipí en los gayumbos por ir a salir un ratillo, no entienden que Marceliano no quiera ir al templo del saber estar que es el plató de Gran Hermano, a ese reducto de lo trascendente, a ese útero de las ideas.

Pues decidió el programa, con Milá a la cabeza, hacer chantaje emocional al pobre hombre poniéndole ¡¡CUATRO VECES!!  un vídeo de su hija llorando y rogando que por favor fuera al plató, porque quiere verle allí cuando salga.

¡¡MARCELIANO, RESISTE, NO VAYAS, Y QUE LES DEN POR LA TERMINACIÓN DE TU NOMBRE!!

El caso es que ayer Milá (1000á) iba vestida de asesina de gallina de los huevos de oro. De eso, o de Gallina Caponata en versión drag queen.

La tía de Marcelo hizo de nuevo aparición. Todos los familiares van al plató en coche, la tía de Marcelo aparece en su banco en medio de una nube de humo con olor a azufre…

Luego pudimos ver cómo Marta es la responsable de que los pantanos de la Comunidad de Madrid estén al 99% de su capacidad, porque la mujer ha llorado como para reflotar el arca de Noé. También apreciamos cómo la jodía se hacía la dormida mientras Yago y Marcelo, esas encantadoras personas, la ponían verde a ella y a toda la progenie humana desde Adán y Eva.

Pudimos ver innumerables vídeos de los to(n)titos, en actitudes varias. El resumen es que Marcelo pasa de Laura como de guardarse los pedos para sí y que Laura es más tonta que irse a cagar al campo y cagarse fuera, porque le quiere con locura, lo que es igual de explicable que querer con locura a tus almorranas.

Como de costumbre, tuvieron bronca semanal, pero claro, esta fue muy light, porque oliéndole el culo al maletín del dinero, ninguno de los dos quiso ponerse en evidencia. La tía de Marcelo siguió defendiendo a la bombona de metano que tiene por sobrino y poniendo unas caras que la llevas a ver un exorcismo y el cura la bendice a ella.  

No puedo decir que la expulsión de Marta fuera una sorpresa, por desgracia. La gallega se fue por más del 60% de los votos. Quiero desde aquí rendir un sincero homenaje al 40% que votó porque se fueran Marcelo o Laura. Sois la esperanza de este mundo.

Y como en GH sólo una buena bronca entre concursantes les gusta más que meter un dedo en la llaga, nada más irse Marta pusieron a Merche a cantar “Si te marchas”. Me imagino a los responsables de Gran Hermano pinchando en un entierro: “No estaba muerto estaba de parranda…”.

Yago está con los cojones a lo Mickey Mouse, tan arriba que se le perfilan en la cabeza, porque ahora le toca quedarse siete días solo con los to(n)titos y no es que se quede de sujetavelas, es que va a ser el portacirios mayor del reino. El hombre se quiere ir a dormir al jacuzzi para no soportar los sonidos copulatorios de la pareja.

La ex novia de Yago (no, no nos referimos a Yola Berrocal) intentó defenderle y demostrar que es un chico cariñoso diciendo que ella y él se dedican a recoger a animales abandonados y llevárselos a casa. Bueno, eso también lo hacen los restaurantes chinos y nadie piensa que sean especialmente cariñosos por eso…

Óscar entró de nuevo en la casa, en calidad de “ganador” de la prueba semanal. Su misión era llevar tres globos con los teléfonos a los que hay que llamar si quieres que gane uno de los tres finalistas. Por desgracia no pusieron teléfono para que el premio quede desierto.

Marcelo dice ser estudiante de Historia. Pues debe ser historia de Valdemorcillos del carajo, porque en el Trivial el chaval no daba una

La entrevista con Marta no tuvo mucho donde rascar, quitando que a la muchacha intentaron hundirla con el tema de sus declaraciones sobre el Gallego. Si la hubieran recibido con unos electrodos para darle descargas en las tetillas le hubiera sentado mejor que ver el vídeo y saber que su padre tuvo que defenderla en la prensa gallega.

La primera cosa que quiero hacer es sacarte una lágrima“, le dice Milá a Marta, que es un poco lo que decían los miembros de la KGB a los interrogados…

Anup se arrancó en un momento dado para decirle, casi tal cual, que no se preocupara, que fuera de la casa se iba a hinchar a conocer varones, y a todos ellos en el sentido bíblico de la palabra.

Marta nos hizo partícipes de sus intenciones de operarse las tetas. Ya sabéis, es la típica cosa que le comentas a cualquiera al conocerle: “Hola, me llamo Gus y llevo puesto un Jes extender”.

Y así acabó la cosa, amigos. ¡¡NOS QUEDA UNA SEMANA PARA LA FINAL!!

Marta llega al plató de Gran Hermano… y se acabó lo que se daba

Marta López, expulsada con el 60…, el 60… bueno, con el sesenta y pico de los votos, llega al plató.

Se abraza a sus familiares como si Tiburón III hubiera hecho presa.

Aprovecho para decir que Chari va vestida de fresca celebrando un funeral.

Joaquín saluda cariñosamente a Marta.

Lo primero que hacen, para que se tranquilice, es ponerle un vídeo en el que se curraba las pruebas semanales. Debió ser la única.

“Que no se diga que los gallegos no tengamos huevos”, dijo Marta cuando la prueba del templo maldito. Eso sí, no le han perdonado que dijera que el gallego a veces se ve como un idioma para brutos…

“La primera cosa que quiero hacer es sacarte una lágrima”, le dice Milá a Marta, que es un poco lo que decían los miembros de la KGB a los interrogados…

Ahora Milá le va a poner el vídeo del gallego. “Es muy posible que los gallegos no hayan votado para que sigas”, le dice Milá a Marta. Marta no sabe ni lo que dice.

“Ha tenido hasta que salir tu padre en la prensa para defenderte”, dice Milá, que quiere ver a Marta hundida. ¿Porqué no le da unas descarguitas eléctricas?

Yo creo que Marta no dijo nada malo en contra del Gallego. Sólo dijo que hubo un tiempo en el que a los que hablaban en gallego se les consideraba paletos y que a ella no le gusta que los chicos le hablen en gallego. No sé, tampoco creo que sea tan grave…

Le están poniendo el vídeo del Gallego y Marta tiene una cara… A mi me parece que son trivialidades que se dicen en una conversación sin importancia…

Vaaaamos a por la TERCERA VEZ que vemos el vídeo de Laura llorando pidiendo que su padre esté en el plató cuando ella salga. Esto es chantaje emocional y lo demás son tonterías.

Ahora toca el tema de Joaquín. Le ponen el vídeo y la muchacha se muere de vergüenza.

Pero vamos, que llegaron al tema del conejeo. Que el tren entró en el túnel. Que buscaron petróleo. Que bajaron a la mina. Vaciaron los cántaros de la paternidad…

Ahora la muchacha ve cómo Joaquín decía que no la echaba demasiado de menos y que notaba que se separaba de él cuando estaba nominado. Y que le gustan las mujeres más “centradas” y más “formales”.

Y claro, cuando se lo chivaron, se cogió un cabreo de padre y muy señor mío.

Lo que pasa es que tanto Marta como Joaquín están en plan buenrollero así que nada, está la cosa olvidada. Mira tú, que pavisosos, con lo divertido que habría estado que se hubieran sacado los ojos en medio del plató…

“Te conozco, creo, un poquito”, dice Marta. Sí, concretamente le conoce en el sentido bíblico de la palabra.

Y ahora nos tocan los vídeos con Rubén. Milá le dice que para Marta era sólo una amistad, pero que fuera se vivió de otra manera…

“Tú me recuerdas a Chari”, le dijo Rubén a Marta. No estoy seguro de que eso sea un piropo…

Y ahora le ponen el vídeo de Chari llorando, que ponía una cara como de haberse comido un Fary comiendo a su vez un limón, y flipa en colores.

Ahora Chari dice que lo pasó mal porque le pareció que las imágenes eran de más que una amistad. Toma ya.

Ahora habla Anup, para decir que ya no es la Marta de antes, que es la hermana de Gran Hermano 12 y que cuando salga de marcha va a flipar, que hay una cola de chicos esperando por ella.

Ahora el tigre africano cuenta que cuando él sale de marcha las chicas le dan el número de teléfono. Vamos, lo que viene a decir es que pasarlas canutas en la casa merece la pena por lo mucho que ligas luego.

Ahora vemos las imágenes de Marta “cuidando” de Rubén en plan ñoño. Y a Chari diciendo en el plató que estaba “mosqueada”.

A Chari hoy no le han dado la doble capa en la cara y sus lunares a lo constelación de ugrano se le ven más que nunca…

Catha tiene una cara de asco… Para mi que está oliendo un pedo y no está segura de que sea suyo.

Bueno, ahora Rubén y Chari vuelven a enzarzarse en el plató, que si no vayas de santo, que si tú dejas que desear…

Ahora vemos cómo Marta ha hablado de Yago como si éste fuera el hijo de San Pedro y la Madre Teresa de Calcuta y cómo éste se burló de ella por eso mismo.

Pero nada, que Marta sigue a partir piedras por Yago, y eso que Milá se empeña en dejarle como si fuera el hijo de Satán y Bloody Mary.

Ahora vemos la interacción de Marta con los totitos.

Vemos a Marcelo, ese hombre, poniendo a Marta a caer de un burro, hablando de ella como si fuera la ayudante personal de Jack el destripador. Porque sí, amigos, Marcelo es muy de querer.

La imagen de la tía del Infierno mirando entre el pelo estropajoso da más miedo que el malo del resplandor… Joder. El próximo Halloween van a vender máscaras con la cara de esta mujer…

Y LA CUARTA VEZ QUE PONEN EL VÍDEO DE LAURA LLORANDO…

Al final, lo que van a hacer es trivializarlo.

Ahora Marta interviene y le pide a Marceliano que vaya al plató.

Marta nos hace partícipes de sus intenciones de operarse las tetas. Ya sabéis, es la típica cosa que le comentas a cualquiera al conocerle: “Hola, me llamo Gus y llevo puesto un Jes extender”.

Ahora vemos los jajas jijis erotico-festivos que tuvieron Marta y Arturo, hasta que a Marta le dio el telele y comenzó a mirar con asco a Arturo.

Joder, está nevando que ni en el Polo Norte y con Papá Noel haciendo juguetes. Cualquiera coge la moto mañana.

Ahora aparece, vete tú a saber porqué, Arturo, de la pasada edición. El caso es que Marta comentó que le ponía y ahí se lo han llevado, para que se ponga un poco perraca.

Milá presenta al diseñador, que dice que se ha inspirado en el diseño bizantino. Para mi que se ha inspirado en las granjas de pollos. Además, por la chaqueta que lleva abotonada hasta la nuez, tiene toda la pinta de sexar pollos en sus ratos libres.

Marta conecta con la casa para despedirse:

Les llama campeones y finalistas. A Yago le dice que le quiere mucho y que sabe cómo es, y que fuera hablarán. A Laura le dice que esta semana ha estado un poco más aislada, pero que se ha portado siempre bien con ella.

A Marcelo le dice… bueno, en realidad nada, para cumplir, vamos.

Y Laura pregunta si le ha trasladado a su madre su mensaje. Que sí, que quiere que su padre vaya al plató.

Y ahora les ponen el vídeo con sus entradas en la casa.

Toca que cada uno diga por qué debe ganar:

Laura: que no necesita decir nada, que la gente ya sabe cómo es, que llegar a la final ya es un premio y que si gana, pues mejor.

Yago dice que entró siendo él mismo, que le echaron y le dieron otra oportunidad, que ojalá haya hecho que le gente se lo haya pasado bien.

Marcelo dice que lleva cinco meses dentro de la casa y que nunca se ha mordido la lengua para decir cosas malas ni buenas y que ha sido coherente y que se merece ganar el programa. El público aplaude y Marcelo se ve ganador. No se lo cree ni él.

Pues eso, que se acabó lo que se daba, mañana, como siempre, resumencito. ¡Un beso y que descanséis!

Óscar llega a la casa… y videos de despelleje

Pues sí, nuevo hilo, es que hoy estoy en par costurero.

Oscar ha llegado a la casa. Lleva tres globos y cada uno de los finalistas debe elegir un globo y pincharlo.

Comienzan a pinchar y dentro están unos pergaminos, en los que están los número de teléfono para que les llamen, para ganar y esas cosas.

LLevan 137 días dentro de la casa. Juraría que Milá dijo antes 144… Esto es un cachondeo.

Ahora Milá incita a Óscar a echarles el champán por encima y Óscar se pone a lo Fernando Alonso. Bueno, a lo Alonso no, porque no gana ni con el carrito del supermercado.

Y como bien dice él, a Óscar le echan de la casa por tercera vez en esta edición.

Sigo con este hiiiiiilo.

Ahora vemos un vídeo en el que Yago y Marcelo se pusieron al despelleje desollador del resto de sus compañeros.

Ahí se pusieron, a definir a sus ex compañeros y la mayoría no salían muy bien parados…

Lydia está en el plató vestida con un corpiño… vamos, que sólo con un corpiño.

JA JA JA JA Mira Marcelo el culto, que en el Trivial no daba ni una, el jodío. Por no hablar, como dice Milá de sus faltas de ortografía en el blog…

Y sí, les hicieron el día de Andalucía, por aquello de que bebieran un poco de rebujito y se pusieran un poco beodos y la montaran.

Yago con el sombrero cordobés tiene una pinta de llevar el carro lleno de heno, que no veas.

Y venga cositas para moquear. Les dieron una hoja de papel para que le escribieran a sus familiares. Lo típico, en lugar de poner: Papás, cuando salga tenedme preparado unas fabes con almejas, pusieron cosas de esas de amor y sentimientos.

Y Laura llorando porque quiere que su padre vaya al plató… ¡¡Y NOS CASCAN EL VÍDEO DOS VECES!! Hala, tócate las alforjas del amor.

Pero nada de excusas, oye. ¿Que es el cumpleaños de Rubén, que lleva un mes fuera de la casa? ¡¡Qué más da, lo celebramos y punto!! Alegría, el caso es que los concursantes se mamen un poco y no mueran desnutridos…

Ejemplo de amor: Mientras Marcelo le dice a Laura “me encanta besarte”, Laura le quita un grano de la espalda a traición.

A Rubén le entregan los regalos que los concursantes le hicieron en la casa y él, con la chulería que no demostró antes, tira al suelo la tarjeta de Yago. Que detalle más feo… Este Rubén, nos va a sacar carácter, al final.