Archivo de abril, 2019

La encerrona final: María Jesús paga caro ganar el maletín de Gran Hermano Dúo

María Jesús, llorando. Inaudito. (FOTO: TELECINCO)

Hola amiguitas y amiguitos. ¡María Jesús del Sagrado Disgusto ha ganado Gran Hermano Dúo!

¿Sabéis el refrán ese de que el que no llora no mama? Pues María Jesús lo ha llevado a la quintaesencia. Ha llorado como para agarrarse a una vaca y dejarla seca. Si María Jesús hiciera queso sería La Vaca Que Ríe Histérica Por No Llorar. Light.

Pero María Jesús pagó cara su victoria, porque en la gala de anoche le sacaron toda su mierda. Parecía eso un anuncio de laxantes. Y eh, María Jesús tiene cacotas para dar y tomar, porque insisto: No se ha hecho la víctima, pero ha aprovechado esa condición al máximo. María Jesús es de las que rebaña el tubo de dentífrico hasta que dentro se hace el vacío.

¡SEGUIDME EN REDES O EN MEDIAS DE REJILLA! Lo que vaya más con vuestro estilo. Instagram: @GusHernandezGH | Facebook: Gus Superviviente Hernandez | Twitter: @realityblogshow

Y vamos por orden, amigas de GH. Al comienzo de la gala estaban Kiko y María Jesús más aburridos que el tío que vigila que no roben el Everest.

A las 22.05 los porcentajes oficiales estaban 55,7% a 44,3%. Me parto con lo de “oficiales”. ¿Dónde se pueden mirar los porcentajes no oficiales? ¿Es como las camisetas de fútbol que las venden los manteros?

– Ey, tronco, pásame un gramito de porcentajes no oficiales, anda.

Casi al comienzo de la gala Jordi González intentó sonsacar sin éxito a Albalá y Sofía sobre su relación y estado pero estos dos si no huelen a billete recién impreso no hablan. Me da que en las cenas familiares les ponen 20 euros debajo del plato para que participen en la conversación.

Y no os lo vais a creer, pero nos pusieron vídeos de resumen del paso por el concurso de María Jesús y Kiko. Porque NUNCA habíamos visto esas imágenes. Eran igual de inéditas que Pretty Woman o Ben Hur.

Como María Jesús ha tenido problemas con la mayoría de sus compañeros, pues la mayoría de los vídeos iban con ella. Y con un confesionario. Si María Jesús colonizara Marte lo primero que hacía de la estación espacial sería una sala donde poder poner a parir a los demás astronautas.

He sufrido muchos desaires”, decía María Jesús, que debe referirse a los aires que se echaba Juanmi, con el que estaba todo el día. María Jesús ha respirado tantos gases malos que ahora no le dan pegatina para entrar en Madrid Central.

María Jesús se quedó sola en el salón (mandaron a Kiko a grabar un vídeo) y le empezaron a poner fotos de cuando era pequeña y la humanidad al completo no era mala y la marginaba.

Y entró su madre en la casa. He llegado a aborrecer a esta señora, porque cree que las galas las dirige ella. Una mañana llega Paolo Vasile a su despacho y está la madre de María Jesús sentada en su silla firmando papeles. Su primera medida sería encargar una serie de época: María Jesús de Arco, la heroína. Y un documental: Jesusina de Aragón.

“Las niñas… cuando las veas no las conoces“, le dijo la madre. Lo mismo va María Jesús a recoger a las niñas al colegio y se lleva a dos que no son suyas.

“Ya no nos vamos a separar, que vales mucho”, le dijo la madre. Sí, vale 100.000 pavos. Esta señora abraza cajeros automáticos.

“Tú serías muy buena concursante”, le dijo Marichús a su madre, de una forma tan poco natural que se notaba que la estaba intentando colocar. María Jesús es como una ETT.

“¿Tú lo crees María, sería buena concursante?, pues nada Jordi, ya sabes”, dijo la mujer, que estaba buscando trabajo como un becario en Infojobs. Sólo le faltó dejar currícumums por Guadalix.

– Nombre: Madre de María Jesús.

– Estudios: Licenciatura en Llorología y Ciencias de la Victimización.

– Idiomas: Farfulleo First Certificate. Lloriqués bilingüe. Alto nivel de Español llorado.

– Otros: Facilidad para los sofocones. Carnet de abandono de plató.

Y llegó el turno de Kiko  (esta parte la repliqué un post rápido que me hice anoche, por si ya lo habéis leído).

Isabel Pantoja ha entrado en la casa de Gran Hermano. Pero no es que se haya vuelto loca ahora a hacer realities, no la vamos a ver en Hermano Mayor ni nada de eso.

Entró a saludar a su hijo Kiko Rivera, pues era la final de Gran Hermano. Llamaron a Kiko al confesionario con una excusa y ella entró, mientras él la veía en una pantalla.

Lo único que acertó a decir Kiko fue: “HOSTIA”, poniendo la boca como de muñecha hinchable. 

Pues como casi todos los demás. Isabel Pantoja en Gran Hermano. Ya lo dijo Francisco de Quevedo: Poderoso caballero es Don Dinero.

Kiko salió corriendo del confe con una gracia en la zancada, una elegancia en el moverse como de haberse roto la cadera.

Se abrazaron fuerte y la Pantoja le agarraba la cabeza que parecía que estaba catando un melón. Sólo le faltó darle palmadas poniéndoselo en la oreja. Ya verás como le salga pepino. 

Pantoja habla siempre poniendo una “h” al final de cada palabra. “Graciah, por todoh, amigoh mioh”. Y así.

Teníais hasta patatas y todo, qué arte“, dijo Pantoja, que ve lingotes de oro tirados por el salón y ni los mira, pero las patatas le llenan de asombro.

¿Sabes lo que te voy a dar de comer cuando llegues? Arroz”, le dijo la Pantoja troleando a su hijo, que está de comer arroz hasta las narices. Si Kiko llega a estar con los valencianos que trataban de pasar la paella por la puerta, es él el que vuelca la paellera sólo por no ver arroz.

“Ay, Dios, mío, qué tres meses, lo he pasado muy mal… te veía bajito“, le dijo Pantoja a su hijo. Mujer, no le vas a ver como a Pau Gasol. Ah, que lo decía de ánimo.

“La casa ya me la conocía de memoria y había visto venir a todos los familiares y he sido la última en venir. No sabía si iba a venir o no“, alegó Pantoja, comentarios que se podía haber ahorrado para no dar que hablar, teniendo en cuenta lo que ha contado esta tarde Kiko Hernández, asegurando que ella exigió saber si su hijo iba a ganar para ir a recibirle.

“He convivido los últimos tres meses viéndole las 24 horas”, aseguró Isabel Pantoja. Cómo no va a estar emocionada, si lleva sin dormir 90 días y viendo una pantalla. Debe tener los ojos con unas cataratas que ni el Niágara. Le van a poner un mirador para que puedan ir turistas a hacerse fotos.

Ha sido mi madre, mi padre, mi amiga“, dijo emocionado sobre Isabel Pantoja Kiko y después los dos se pusieron a darse besos en la boca. Qué imágenes más escalofriantes. Pantoja y Kiko compartiendo paluegos.

“¿Tú no tienes nada que contarle a tu hijo?“, intervino Jordi González.

“¿No serás la concursante del primer GH VIP del año que viene?”, se atrevió a aventurar Kiko.

“No, es super…, super… supervi…“, le decía Isabel Pantoja levantando la mano.

Y Kiko se dedicaba a mirar hacia el techo. Es un lince el jodío. Llega Sherlock Holmes a coger a Kiko de ayudante y no resuelve ni un caso.

Cuando se lo dijeron comenzó a decir “oy, oy, oy…” y advirtió que iría a defenderla al plató: “Araño”, amenazó.

“No hace falta que arañes si yo me lo voy a pasar estupendamente“, dijo ella, que se piensa que se va a un todo incluido en Benidorm.

¿Por qué te has metido en esto, participar en esta aventura?”, le preguntó Jordi.

Por los dos millones de euros que le van a pagar, según dicen, no te jode, a ver si va a ser por las puestas de sol. Ah, no, que es porque le gusta el programa, según dijo.

“Yo he sido siempre una forofa de ese programa. Para mi verme en una isla era un sueño“, dijo ella con todo el papo tranquilo. Claro, es por vivir la experiencia. La experiencia de tener la cuenta bancaria que no quepan ni cinco céntimos más.

“Me encantaría ir, porque pesco divinamente. Nadie sabe en este país que mi hobby es pescar. Estoy intentando aprender a hacer fuego”, reveló Pantoja. Exclusiva gratis.

Voy a dar todo lo que mi cuerpo pueda“, advirtió Isabel Pantoja. UF huele a abandono prematuro. Me da que va a estar dos semanas, le va a dar un algo y se va a volver a Madrid a contar billetes.

“Pienso que en ese reality la cabeza hay que tenerla bien y yo la tengo muy bien“, dijo sobre las claves para ganar. No me cabe duda.

Acabado el momento lacrimógeno el Súper, que hoy va a dormir como un bebé, les dijo que podían salir de la casa.

“¿No puedo hacer pipí?”, preguntó María Jesús, que es muy de mear por si acaso. No, no podía. Entre Guadalix y Telecinco hay alguna gasolinera donde Marichús dejó un regalo.

Con el vestido dorado estuvo a dos milímetros de enseñar todo el Toto en varias ocasiones. Era como una burbujita de Freixenet en versión película para adultos. Eso sí, María Jesús lleva unas ingles más depiladas que los sobacos de la Venus de Milo.

Inciso: hicieron la chorrada de que los okupas de Sálvame entraban a la casa. “Nos han puesto piscina”, dijo Lydia Lozano, que ha visto mucho Gran Hermano estos tres meses. Tanto que no sabía que había piscina en el jardín.

“Yo no voy a entrar en el baño, no. ¿cómo está eso?“, le preguntó a Rafa Mora, que iba con ella y que todavía no ha encontrado su talla de ropa y por eso siempre la lleva apretada como si acabara de dar el estirón.

A partir de ahí la gala se convirtió en puro relleno. Metieron paja como para alimentar a seis millones de ovejas con hambre.

Era rollo, “eh, tenemos que hacer tiempo, Candela, peléate con Antonio. Carolina, peléate con Fortu

Jordi se fue a Sofía y le preguntó: “¿Tú crees que de esta edición eres la que ha salido peor parada?“. “Hombre parada no, porque salió muchas veces”, interrumpió Albalá. JA JA JA JA ZASCA

“Todo el equipo de este programa se está acordando mucho de alguien importantísimo en este programa, que seguro que lo está viendo y si no se lo contáis, que es Jorge Javier. Te queremos mucho, un fuerte aplauso”, solicitó Jordi.

Si JJV estaba viendo Gran Hermano anoche debía estar jodido de lo lindo por no haber podido estar con la Pantoja dentro de la casa.

Lola Indigo, que me gusta tanto que ni os lo digo, cantó a la llegada de Kiko y María Jesús, pero le habían puesto la voz muy bajita, que parecía que estaba llamando con el manos libres y con el móvil tapado con una manta.

María Jesús y Kiko llegaron y se pusieron a darse un baño de masas. Que no se por qué le llaman baño, porque yo me he duchado con las masas en el Metro por la mañana y no acababa oliendo a jabón, precisamente. Joder, que la gente se levanta y huele como si vinieran de copular cebollas.

Kiko comenzó a andar por el pasillo de gente y eso parecía The Walking Dead. La gente le agarraba del traje de viejoven ese que exigió como si se lo quisieran comer vivo. Para un zombi lo bueno de comerse el cerebro de Kiko es que no tienes que masticar pelos.

Kiko y María Jesús entraron ya en plató y se montó una que eso parecía una tangana en un partido de rugby, con gente abranzando a gente, golpeándose, dándose palmadas… he visto reyertas más tranquilas que el recibimiento de los familiares y amigos de Marichús y Kiko.

Jordi, disolviendo el comité de recibimiento:

gay pride GIF

Cuando por fin se sentaron en la mesa María Jesús y Kiko estaba Jordi sin aliento, respiraba como si viniera de correr veinte kilómetros.

Anoche el plató estaba sorprendentemente volcado de forma unánime con Kiko, del que coreaban “Kiko ganador, Kiko ganador”.

“Me encuentro con Jesusistas y Kikistas y me dicen que os defiendo a uno y a otro”, reveló Jordi. Aquí lo importante es que hay gente que es kikista. Que es como ser de un club de gente con quistes. Estamos convirtiendo sustantivos en adjetivos por encima de nuestras posibilidades.

No le he hecho nada a nadie de los que están aquí sentados“, dijo María Jesús, JA JA JA JA Mujer, alguna cosilla sí. Y comenzó el vapuleo, que aunque en base a verdades, fue de órdago.

“Es un flojo, que le pague las deudas de Hacienda sus narices. Me revienta la gente floja” se la veía decir en un vídeo de Kiko Rivera. Ella es pura consecuencia y rectitud, porque luego salía y eran todo sonrisas y pedir entradas para los conciertos de Pantoja. JA JA JA

Una persona como yo se niega a ser víctima“, dijo la jodía. Y una mierda. Si hubiera Miss Víctimaverso ella se presentaba. “Es que yo soy muy intensa e hipersensible. A mí cualquier desaire me afecta el doble”. El doble, ojo. Los desaires pueden matar a María Jesús. Una vez tuvo un desaire que era como una brisa mañanera y casi pierde una pierna porque le afectó el triple por lo menos.

“Ahora pienso que es mentirosa y exagerada, no intensa“, dijo Kiko al ver el vídeo en el que le llamaba flojo y le decía lo de las deudas de Hacienda. Llamadme loco, pero estaba una miajita de enfadado.

“Es que yo me implico al 100% y me dan coraje las personas que se quedan a medio gas“, dijo para excusarse María Jesús, que piensa que es la repartidora de Butano.

“Es que aquí se ha hecho cuesta arriba”, dijo María Jesús. “Lo has hecho tú cuesta arriba“, le corrigió Jordi, que se pasó la noche repartiendo sopapos. Con la mejor de las sonrisas, pero sopapos gastando medio ya te da para sentarte en el Trono de Hierro.

Yo no me gasto 4.000 euros en un casino en una hora. Cuánto sinvergüenza, cuánta maldad”, decía en un vídeo de confesionario María Jesús y luego en otro corte “yo no le digo nada malo a nadie”. No, decírselo no se lo dice. Ahora, el Súper ha oído más insultos que en un brainstorming en un congreso de matones.

“¿Qué he utilizado yo de ti de fuera?”, le reprochó Kiko a María Jesús, que se quedó más pillada que un maniquí embalado.

Y como no tenía nada, dijo “No voy a entrar en eso“. ja ja ja ja

– ¿Mató usted a aquel viejo pegándole con una acelga en la cabeza?

– “No voy a entrar”.

– Ah, pues absuelta.

Y como estaba teniendo la misma buena prensa que Trump en un periódico mexicano, Marichús dijo

Ya está, me da igual, si va a ganar él, me da igual“, decía María Jesús negando con la cabeza.

ja ja ja ja no se lo creía ni ella.

Pusieron un vídeo en el que María Jesús decía “Irene parece doña perfecta”, “Quieren el maletín como para romper cabezas para llevárselo“. Vuelven a plató y María Jesús, con toda su cara MAría Jesús dice: “yo nunca he dicho nunca nada malo de Irene“.

JA JA JA JA

Y cuando Tejado intentó meter baza le gritó: “¡¡CÁLLATE TÚ YA!!” María es la libertad de expresión lo que la lejía a los colores.

ja ja ja j

Y el plató se puso a corear ¡QUEEE LLOOOORE, QUEEE LLOOOORE! Me encanta el punto cabrón que puede llegar a tener el publicó del plató. Pero mira, no lloró, nos dejó con las ganas.

Ahí a María Jesús la alegría desbordante se le había pasado casi toda.

“Lo único que he dicho de verdad es que eres un hijo de la gran puta“, vimos cómo le decía a Julio María Jesús. Ah, y “mamarracho” y “poco hombre”.

“Lamento y pido disculpas por sujetarte para hablar. Pero hoy no te voy a dar más guerra, que bastante vas a tener esta noche”, le dijo ya en directo Julio, que estaba viendo el hostiavahostiaviene en que se había convertido la entrevista.

Tampoco sé muy bien por qué te expulsaron“… dijo María Jesús en directo. “Porque entraste en el confesionario y dijiste que te habías sentido acosada por mi”, le recordó Julio.

“NO NO NO NO NO NO” dijo María Jesús “a mí que no me eche la culpa“, recalcó. Válgame. María Jesús caga y aún no se ha limpiado el asterisco cuando ya está renegando de su mojón.

Mi madre cuando me llaman hijo de puta también sufre“, dijo Julio cuando la madre de María Jesús se ponía indignada. Joder. A mí me llaman hijo de puta y mi madre no se indigna, les suelta una hostia que tienen que ir a buscar los dientes cogiendo un AVE.

Y cuando Jordi les preguntó a la madre y a la hija sobre Gil Silgado y Julio y esos temas que me interesan como los datos precisos sobre el tamaño de los testículos de un piojo, la madre dijo que eso lo hablarían en privado.

“Cuando alguien dice ‘quiero hablarlo en privado’ significa ‘quiero decirlo cobrando‘”, tradujo Jordi del esclusivés al español.

“Me siento muy ofendida, muy ofendida por Jordi, muy ofendida“, dijo la madre de María Jesús. Ya sabemos de quién ha aprendido la muchacha.

“Me apuesto una cena y darte de comer un año, lo juro por mi madre“, dijo la señora, a la que sólo le faltó pedir que le sujetaran el cubata.

María Jesús presenciaba la escena negando con la cabeza viendo alejarse la pasta de un Deluxe.

Mira que no me cabe duda de que María Jesús había dicho todo lo que le estaban poniendo, pero si esta gala fuera una película sería una de Liam Neeson. Encerrona Final.

Esto es una emboscada y no lo que le hacían los indios al séptimo de caballería en los desfiladeros.

Para compensarle le pusieron un vídeo de Sebastián Yatra diciéndole que su versión de la canción le había gustado. A mí también, lo oigo en bucle, joder, yo sí que la veo en todas partes.

– Sebastián, ¿has acabado tu nueva canción?.

– Sí, Yatrá acabá.

“Si nos ponen un vídeo del que más haya insultado ni se acerca a todos los insultos que nos has dicho tú“, le dijo Tejado a María Jesús, que se quedaba mirando para otro lado como si no fuera con ella. Esta mujer encaja mejor un hachazo entre los omoplatos que una crítica.

No, dejadlo, ya no me interesa ganar“, dijo María Jesús, que no le molaba el asunto nada de nada.

JA JA JA JA NO ME INTERESA GANAR, DIJO JA JA JA JA JA JA JA

El club de la MariComedia.

Yo no he tenido que hacer campañas en contra de un compañero para estar en la final”, alegó María Jesús, que es lo único que ha hecho durante todo el concurso en los confesionarios. Ha hecho tanta campaña que la van a invitar al debate con Pedro Sánchez y compañía.

“Me faltan vídeos de Kiko, porque me falta el plato volador, cuando decía calientapollas y cuando le cantaba ‘a chuparla, a chuparla’, estoy esperando esos vídeos”, se quejó la madre de María Jesús.

“Qué suerte tenéis que decidan lo malo para mi hija y lo bueno para Kiko”, insistió la señora, que se puso hasta pesada ya con lo de los vídeos.

Jordi le pedía por favor que le dejara trabajar y ella volvía: “tenía unos vídeos cantando a chuparla, a chuparla“.

SEÑORA, QUÉ PESADA

Y sí, se los pusieron. Vimos, oootra vez, a Kiko jugando a los bolos con su plato de espaguetis. Pero, ¿qué va a tirar Kiko si en las manos tenía un plato de pasta el 95% del tiempo?

De ahí pasamos a las discusiones matrimoniales de Kiko e Irene. Y es que Kiko es muy susceptible y con Irene han tenido unas discusiones de besugos que aburrirían a un mediador internacional de la ONU.

Y luego estaban las reconciliaciones, que tenían más azúcar que una fábrica que bollería industrial. Kiko e Irene se reconcilian y si hay un diabético a menos de diez metros lo matan del subidón de dulce.

Estos dos están entre la bronca tonta y los cariños que los ordeñas y te sale buttercream.

También nos tuvimos que tragar un recopilatorio de las historias paranormales de Kiko, que ha tenido una infancia con tantos fantasmas que con él La Llorona se sentía acompañada. El payaso de It no iba a debajo de la cama de Kiko porque le daba miedo quedarse esperando allí solo en Cantora.

En un momento dado María Jesús llamó a Jordi mentiroso directamente, porque el presentador le dijo que acusó a Kiko de usar su apellido para beneficiarse. Y ella que NO NO NO. Pero sí, sí, sí.

Y LA GANADORA FUE… ¡¡¡MARÍA JESÚS!!!

En el momento en el que Jordi lo dijo María Jesús se puso a gritar. No importa en qué momento leas esto: sigue gritando.

Y ella y la madre, que tiene más necesidad de protagonismo que Ana Obregón en Ana y los Siete, recogieron el maletín al grito de “Tongo, tongo” en el plató.

“Estoy feliz”, decía Kiko. Pues ya verás cuando sepa lo que va a cobrar su madre por ir a Supervivientes.

Y se acabó un nuevo GH.

Gracias a todas por estar ahí. Y a quienes hacen este programa que amo. ¡NOS VEMOS EN SUPERVIVIENTES!

Isabel Pantoja entra en ‘Gran Hermano’ y amenaza: “Estaré en ‘Supervivientes’ todo lo que mi cuerpo pueda”

Isabel Pantoja en Gran Hermano, con su pequeño del alma. (FOTO: TELECINCO)

Isabel Pantoja ha entrado en la casa de Gran Hermano. Pero no es que se haya vuelto loca ahora a hacer realities, no la vamos a ver en Hermano Mayor ni nada de eso.

Entró a saludar a su hijo Kiko Rivera, pues era la final de Gran Hermano. Llamaron a Kiko al confesionario con una excusa y ella entró, mientras él la veía en una pantalla.

Lo único que acertó a decir Kiko fue: “HOSTIA”, poniendo la boca como de muñecha hinchable. 

Pues como casi todos los demás. Isabel Pantoja en Gran Hermano. Ya lo dijo Francisco de Quevedo: Poderoso caballero es Don Dinero.

Kiko salió corriendo del confe con una gracia en la zancada como de haberse roto la cadera.

Se abrazaron fuerte y la Pantoja le agarraba la cabeza que parecía que estaba catando un melón. Sólo le faltó darle palmadas poniéndoselo en la oreja. Ya verás como le salga pepino. 

Pantoja habla siempre poniendo una “h” al final de cada palabra. “Graciah, por todoh, amigoh mioh”. Y así.

Teníais hasta patatas y todo, qué arte“, dijo Pantoja, que ve lingotes de oro tirados por el salón y ni los mira, pero las patatas le llenan de asombro.

¿Sabes lo que te voy a dar de comer cuando llegues? Arroz”, le dijo la Pantoja troleando a su hijo, que está de comer arroz hasta las narices. Si Kiko llega a estar con los valencianos que trataban de pasar la paella por la puerta, es él el que vuelca la paellera sólo por no ver arroz.

“Ay, Dios, mío, qué tres meses, lo he pasado muy mal… te veía bajito“, le dijo Pantoja a su hijo. Mujer, no le vas a ver como a Pau Gasol. Ah, que lo decía de ánimo.

“La casa ya me la conocía de memoria y había visto venir a todos los familiares y he sido la última en venir. No sabía si iba a venir o no“, alegó Pantoja, comentarios que se podía haber ahorrado para no dar que hablar, teniendo en cuenta lo que ha contado esta tarde Kiko Hernández, asegurando que ella exigió saber si su hijo iba a ganar para ir a recibirle.

“He convivido los últimos tres meses viéndole las 24 horas”, aseguró Isabel Pantoja. Cómo no va a estar emocionada, si lleva sin dormir 90 días y viendo una pantalla. Debe tener los ojos con unas cataratas que ni el Niágara. Le van a poner un mirador para que puedan ir turistas a hacerse fotos.

Ha sido mi madre, mi padre, mi amiga“, dijo emocionado sobre Isabel Pantoja Kiko y después los dos se pusieron a darse besos en la boca. Qué imágenes más escalofriantes. Pantoja y Kiko compartiendo paluegos.

“¿Tú no tienes nada que contarle a tu hijo?“, intervino Jordi González.

“¿No serás la concursante del primer GH VIP del año que viene?”, se atrevió a aventurar Kiko.

“No, es super…, super… supervi…“, le decía Isabel Pantoja levantando la mano.

Y Kiko se dedicaba a mirar hacia el techo. Es un lince el jodío. Llega Sherlock Holmes a coger a Kiko de ayudante y no resuelve ni un caso.

Cuando se lo dijeron comenzó a decir “oy, oy, oy…” y advirtió que iría a defenderla al plató: “Araño”, amenazó.

“No hace falta que arañes si yo me lo voy a pasar estupendamente“, dijo ella, que se piensa que se va a un todo incluido en Benidorm.

¿Por qué te has metido en esto, participar en esta aventura?”, le preguntó Jordi.

Por los dos millones de euros que le van a pagar, según dicen, no te jode, a ver si va a ser por las puestas de sol. Ah, no, que es porque le gusta el programa, según dijo.

“Yo he sido siempre una forofa de ese programa. Para mi verme en una isla era un sueño“, dijo ella con todo el papo tranquilo. Claro, es por vivir la experiencia. La experiencia de tener la cuenta bancaria que no quepan ni cinco céntimos más.

“Me encantaría ir, porque pesco divinamente. Nadie sabe en este país que mi hobby es pescar. Estoy intentando aprender a hacer fuego”, reveló Pantoja. Exclusiva gratis.

Voy a dar todo lo que mi cuerpo pueda“, advirtió Isabel Pantoja. UF huele a abandono prematuro. Me da que va a estar dos semanas, le va a dar un algo y se va a volver a Madrid a contar billetes.

“Pienso que en ese reality la cabeza hay que tenerla bien y yo la tengo muy bien“, dijo sobre las claves para ganar. No me cabe duda.

Tu madre histérica en plató y tú ofendidísima en la casa: así se gana o pierde Gran Hermano Dúo

La madre de María Jesús, ordeñándose el lacrimal. (FOTO: TELECINCO)

He visto a presos salir apuñalados de cárceles con trabajos forzados menos contentos que los concursantes de Gran Hermano Dúo cuando se enteraron que el concurso acababa este miércoles.

Y eso que están cobrando a rabiar, que no te creas que los han secuestrado. Y es que la vida puede ser un infierno cuando estás en una casa llena de lujos, jacuzzi, jardín… La verdad, pobre gente. Ahora mismo me hago una petición en Change.org para que les den el premio Nobel del Sacrificio Gordo.

Pero no, no les quedaban 24 horas. Les quedaban 48, porque la final, final, de la final de las de acabarse, es este jueves, como está mandado. No ha trascendido pero en las tablas de Moisés había 10 mandamientos y una postdata, que ponía: “Santificarás los jueves con galas de Gran Hermano”.

“La final es como el programa, dual, doble”, dijo Jordi cuando se aseguró de que en la casa ya no le oían, después de haber hecho signos de cortar con los dedos y que le dijeran que no, que ya no le oían. Este hombre no habla hasta que no le llega un Burofax confirmando que no le oyen en la casa.

Antes de seguir… ¡VENIROS PARA MIS REDES! Instagram: @GusHernandezGH | Facebook: Gus Superviviente Hernández | Twitter: @realityblogshow

Le preguntaron a Kiko Rivera por su cabreo con el traje. “No era berrinche, es que era un traje para que Carlos V saliera a cazar“, dijo él.

Pero vamos, muchísimo mejor el traje nuevo que llevaba en la gala, vamos, ese que le quedaba tan corto de abajo que se podía ir a mariscar berberechos con él puesto. Y qué corte moderno y qué cuadros revolucionarios. Se lo enseñas a Lady Gaga y le parece demasiado moderno, no me jodas.

“Siento que estoy en una nube”, dijo María Jesús, que es como Goku, pero con más tendencia a llorar. Goku se hacía superguerro y María Jesús es superllorera.

Juanmi iba vestido de Willy Wonka, que solo le faltaba repartir tikets dorados para entrar en su fábrica y tener a los Oompa Loompa trayéndole de comer.

Por su parte Albalá aseguró que en ese momento se acordaba y pensaba… de sí mismo. Bueno, en ese momento y en todos.

María Jesús estaba en plan conciliadora, de un buen rollo más falso que los abdominales de Leticia Savater. “Al fin y al cabo creo que aquí no hay ninguna mala persona… Kiko por ejemplo cuando me atacaba ferozmente siendo mentira lo que decía y que era su estrategia… era ocultar mi luz para brillar él… yo no intento inventarte cosas de los demás. No creo que me odie”, dijo María Jesús.

JA JA JA JA

– Pepe no es mala persona, cuando atropellaba viejas con el tractor y luego les hacía pis encima… pero mala persona no es.

Vamos, que digo que no es malo, pero le pongo a parir como el que no quiere la cosa. Kiko no es mala persona pero sacrifica cachorritos a satán cuando hay luna llena e inventó el ébola.

Quizá no me hubieran atacado tanto si no hubiera un premio económico al final, si fuera un campamento de verano habría sido distinto”, dijo María Jesús.

JAJAJAJAJA

Claro, y ahí ibas a estar tú, Marichús, en el campamento ese.

Vimos un vídeo de las pausas de publicidad de la gala del domingo, en las que María Jesús de nuevo se sintió ofendida porque hablaron de ella.

María Jesús es la persona más susceptible del planeta. Tú dices “¡Me cago en la mar!” y ya salta, ¡MAR, MAR, MI NOMBRE EMPIEZA POR MAR, ME TENGO QUE DEFENDER, ME HAS NOMBRADO!

Y… ¡AAAAA LLORAAAAAAR!

“Kiko me dijo muchachitaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa ayyyyyyyyyyyyyyyy“, decía la muchacha. Esa fue la ofensa de Kiko, llamarla muchachita. Madre mía. Muchachita. Eso se lo dices a Darth Vader y se pone triste.

“Me defiendo y peleo, Súper, pero luego me vengo muy abajo“, explicaba María Jesús. JA JA JA y tan abajo. María Jesús se viene tan abajo después de una bronca que con su estado de ánimo puede hacerte un pozo que puedes sacar agua y hasta magma.

La madre de María Jesús, que es más inaguantable que una brasa ardiendo puesta entre los cantaritos del amor, dijo que Kiko había llamado a Marichús “calientapó”, que es mucho peor que decirle a Julio “hijo de pó”.

Pó como solución a todo. Cabropó, Soplapó, Bastarpó y así todo.

Ha sido un machaque y un linchamiento” dijo la madre de María Jesús en el plató sobre el concurso de su hija. Esta mujer ve la Pasión de Cristo y le parece una broma de amigotes al lado de lo que le hacen a su hija.

“Hay personas que luchan formándose, luchando y siendo mejor cada día y hay quien necesita tapar la luz de los demás para brillar“, dijo María Jesús en el confe. El confe. María Jesús vive en el confe. El confe es María Jesús.

Cuando esté fuera de la casa veo a María Jesús encerrada en el baño de su casa hablándole a la plancha del pelo de las cosas que le han pasado ese día.

A esta mujer la van a tener que meter en una clínica de desintoxicación.

– ¿Y usted de qué quiere desengancharse, alcohol, tabaco, drogas?

– Del confe.

Y así.

Kiko por su parte echa de menos a Irene. “Como he estado con ella en todos los sitios de esta casa, pues me acuerdo“, dijo Kiko. Como en el retrete no ha estado con ella, ahí se le olvida. Echa los mojones mientras se pregunta, ¿tengo yo esposa?

María Jesús cogiendo protagonismo es como Harry Potter cogiendo una snich: es la mejor. Lo coge al vuelo, así que de vuelta al directo dijo: “Yo nunca me vi fuerte, yo sólo quería estar bien con todo el mundo“. “Si he pecado de algo aquí dentro ha sido de ser humana”, añadió con pena y mucha humanidad.

Bueno, ya está, se acabó:

María Jesús ha pasado más martirio que San Lorenzo en una barbacoa. Ella es buena, es más buena que comer brócoli y hacer ejercicio. Los pajaritos pasan de Blancanieves y se posan en María Jesús. Toda esa bondad ha de ser reconocida: ¡MARÍA JESÚS DEBE SER NOMBRADA SANTA! ¡FIRMAD LA PETICIÓN!

Beatificación de Santa María Jesús del Gran Hermano

Yo creo que esto es Gran Hermano, no Guantánamo“, dijo Albalá, que estaba ya hasta las pelotas de oír a María Jesús quejándose y vendiéndose como si hubiera sido condenada a ser comida por los leones en el circo romano.

Y claro, como María Jesús se sintió atacada, se puso a chillar y a defenderse. Y Albalá dijo algo así como “¿Cómo vas a defender ésto?” (el argumento del que se estaba hablando).

“Esto, me ha llamado esto”, “me ha cosificado”, dijo María Jesús. Para qué queremos más.

“Esto”, el insulto definitivo. Vas a un juzgado a denunciar que te han llamado “esto” y el juez se tapa los oídos horrorizado.

Y en el plató la madre de María Jesús salió del escenario ofendidísima porque se metían con su hija. Madre de Dios, iba llorando histérica como si hubiera visto a su hija recibiendo latigazos en la casa.

Y como todo el mundo hablaba a la vez, Jordi trataba de poner calma: “ORDEN, POR FAVOR, ORDEN, ORDEEEEEEEEEEEEEEEEEEEN“.

Este hombre un día acaba echando espumarajos por la boca mientras los colaboradores hablan todos a la vez a su alrededor.

“Pero tampoco es para ponerse así…”, le dijo Jordi a la señora madre, que seguía llorando con un desconsuelo bizarro.

Pero de la pena pasa a la mala hostia en un suspiro, así que cuando regresó y Julio dijo no sé qué, la señora, que se piensa que modera ella las galas, le interrumpió: “A mí me gustaría que este señor se callara de una puñetera vez“.

E intervino Tejado en uno de las pocas ocasiones en las que dijo algo coherente: “El teatro para otro sitio. ¿Qué insulto se le ha dicho a María Jesús?“.

page content GIF

Regresando a la casa, Jordi le preguntó a María Jesús cómo estaba y ella, sin exagerar nada de nada, dijo “lo estoy pasando ahora mismo realmente mal”.

Al borde del colapso estaba, no te jode.

En fin.

En vídeos de despedida y sobre su paso por el concurso Kiko dijo: “he aprendido a hacer algunas tareas domésticas que en mi casa no hacía”. Pues para tres meses ahí dentro se ha herniado.

“Mi paso por el concurso lo definiría con la palabra madurez”, dijo Alejandro. Sí, pero madurez ya de estar pocho.

Juanmi dijo que él “defectos de maldad” no tiene ninguno. Joder, me encanta el concepto subyacente: “defecto de bondad”.

Y llegó el momento de la expulsión del cuarto clasificado de Gran Hermano Dúo.

Fueron salvando uno a uno. Primero a Kiko, que volvió a la casa. Luego Jordi tuvo que leer el nombre del siguiente salvado: “Siguiente salvado, dadme el sobre. ¡El sobre, quien tiene el sobre!”, decía Jordi. Parecía del PP. Qué obsesión por su sobre.

La siguiente en salvarse fue María Jesús. La Virgen de la Cabeza atacaba de nuevo.

“Estoy con una ansiedad que te cagas”, dijo María Jesús tras salvarse. Es una nueva patología clínica.

– Doctor, estoy muy nerviosa, no puedo respirar, me falta el aire, tiemblo… ¿qué me pasa?

– Tiene usted una ansiedad que te cagas.

– ¿Dice usted ansiedad aguda?

– No, que te cagas.

Y EL EXPULSADO FUE… ¡JUAN MIGUEL!

“Desde la punta de dedo gordo del pie a la cabeza me corre algo que no sé qué es, estoy malísimo”, dijo Albalá al saber que se salvaba y que al parecer tiene algún tipo de parásito chungo en el cuerpo. Joder Albalá. Los anisakis tienen miedo de comérselo por si les infecta con eso que le corre desde el dedo gordo.

Y para despedir a Juanmi vimos un vídeo en el que casi palma electrocutado con el secador. Estaba el hombre secándose el pelo y saltó una chispa que salió hasta fuego. Joder Juanmi y los accidentes domésticos. Este hombre se come una gominola y le explota.

Vimos un vídeo en el que Kiko y Albalá, con dos copas de más, estaban en el confe puteando al Súper de madrugada y luego se fueron al dormitorio a rajarse unos pedos con todas las tonalidades y formas habidas. Trompetero, de redoble, de trombón…

Y como a María Jesús le cuesta llorar, en una conexión le dijo Jordi a la muchacha: “¿Estás conteniendo las lágrimas, la rabia?”. Para hacerla llorar sólo le faltó decirle que a su gato le había pillado una máquina cosechadora. Si tarda más en lagrimear saca Jordi un espray de pimienta y le enchufa en toda la cara a María Jesús.

“Te veo como en estado anímico bajo”, insistió Jordi. Joder, qué ansia por hundir a la gente. Le presentas a los Teletubbies a Jordi y a los diez minutos se cortan las venas de felpa gorda esas que tenían. Jordi González entrevista al Risitas y al Cuñao y acaban los dos llorando y maldiciendo su suerte. Jordi es capaz de borrarle la sonrisa al Jóker.

Y se fue otro finalista… ¡ALBALÁ A LA CALLE!

Mientras sacaban escenas de Albalá ponían a Sofía en una ventana pequeñita y su cara era de estar en la sala de espera del dentista para sacarse las muelas del juicio.

“Yo a Kiko no le veo ya como rival, que quede aquí todo el mal rollo”, dijo María Jesús, que quiere sí o sí entradas gratis para ver cantar a la Pantoja.

A Kiko y a María Jesús les hicieron un troleo. Les hicieron creer que iban a leer el nombre del ganador. Es más, les hicieron creer que iban a ir a Telecinco en helicóptero. Y no les hicieron creer que les iba a recibir en plató Miley Cyrus porque no querían pagar el cameo.

¡Y LA GANADORA ES… AMBROSIA!, dijo Jordi.

Las caras de Kiko y María Jesús cuando les dijeron que tenían que esperar 24 horas más fueron de pura alegría. De alegría de la de buscar en Google donde está el puente alto más cercano y mientras coges las llaves del coche.

“Jordi, no, que no tengo ropa para mañana”, dijo María Jesús, que siempre se preocupa por las cosas importantes.

“Dime que no es verdad, Jordi. Que me está dando un jamacuco, me está dando un jamacuco”, repetía en bucle Kiko.

“¿Qué vamos a hacer ahora, María Jesús?”, se preguntó Kiko. “La cena”, dijo María Jesús, que es muy de vivir el momento con épica y trascendencia.

Pero no iban a hacer la cena. Les metieron en ‘La sala de la verdad’ en la que se enfrentaban cara a cara. “No me voy a pelear contigo, de verdad”, decía María Jesús al entrar.

“Kiko, ¿qué ves en la mirada de María Jesús?”, preguntó Jordi. “Sólo veo tristeza”, dijo Kiko, que no sabías si estaba mirando a María Jesús o a Álex Ubago esperando a la grúa después de joderse su coche.

“María Jesús, ¿qué ves en la mirada de Kiko?”. “Yo creo que Kiko es una persona maravillosa, sus ojos me transmiten bondad”, dijo María Jesús, que le ha llamado hace pocos días mala persona, hasta la saciedad.

– Kiko es mala persona.

– Pero puede conseguirte entradas para su madre…

– Kiko es pura bondad. Kiko mea benevolencia. Kiko suda y debajo de los sobacos le salen imágenes de santos.

Y así.

Jordi les dio la oportunidad de hacer una pregunta al otro para obtener la verdad.

“¿Tú me has visto a mi alguna vez una rival fuerte?“, preguntó María Jesús. La respuesta de Kiko fue que al principio no, pero luego sí.

Kiko preguntó: “¿En el momento en el que me llamaste mala persona, pensabas que era mala persona?”. La respuesta fue que sí, pero que ya no y le dio la vuelta a la tortilla. ¿Pero tú piensas que soy tan buena actriz como para fingir todo esto?, dijo ella.

Si, en determinados momentos has podido exagerar“, le dijo Kiko. JA JA JA En determinados momentos, en concreto en el 99% de los momentos.

Y les pusieron una imagen del maletín y María Jesús dijo “uuuuy, el maletiiiiiiiiín”, como el que se encuentra a Paco por la calle y dice “uy el Paco”, pero no le da mucha importancia. UNOS COJONES. Le hacían los ojos chiribitas.

Juanmi llegó al plató.

“Quiero irme a por el mantecado”, declaró. “¿Estás insinuando que lo que necesitas es echar un polvo?”, le dijo Jordi, sutil.

Y hala, despachado Juanmi.

Llegó al plató Albalá.

“Creo que Sofía es muy buena para los concursos”, dijo Albalá. Sí, para Saber y Ganar, no te jode.

Y para que no hubiera buen rollo durante mucho rato, le pusieron el vídeo de la última gala, en la que Sofía discutía a con la madre de Albalá y le decía que necesitaba “un santero para que le sacara el demonio de dentro”.

Y claro, se montó la bronca, entre Albalá y Sofía y Sofía y la madre de Albalá. Y más con la madre de Albalá. El muchacho, que tiene la misma sangre que un gato de escayola, miraba todo lo que pasaba como si fuera la madre del vecino del quinto.

“¿Eso qué soy, yo?”, dijo al ver la portada de Sofía en la que ella decía que había sido “anulada como persona”. “Me parece de mala persona, porque esto era un concurso y eso es de la vida real”, se quejó Albalá, que amenazó: “Si ha hablado de mí en una revista le va a caer una demanda muy gorda, pero muy gorda”, amenzaó. Pero gorda. Le va a caer una demanda obesa. Una demanda con problemas de tiroides.

Y por si Alabalá no estaba suficientemente hundido, pues le pusieron declaraciones de su padre soltando popó sobre su madre, sobre él, sobre su hermana…

Y se montó un circo que no voy ni a comentar porque me da un poco mucho vergüenza ajena.

Y mañana… ¿Ganará Kiko? ¿Ganará María Jesús?

Isabel Pantoja sigue coqueteando con Telecinco y su hijo Kiko Rivera se coge el cabreo padre

Kiko, mirando el traje y pensando en meterle fuego. (TELECINCO)

De la felicidad por hablar con su madre, Isabel Pantoja, que habla más en Telecinco que en su casa, Kiko Rivera pasó al cabreo más absoluto en apenas unos minutos. Y todo por un traje amigos.

Anoche la Pantoja volvió a conectar con la gala de GH, con el debate, respondiendo a una llamada de su primogénito. Esta mujer conecta tanto por teléfono con Telecinco que el día que quieran llamar a Pantoja de Jazztell para que se cambie de compañía la van a llamar a Guadalix.

¿Ese buen rollo es porque sí va a ir a Supervivientes? OJALÁ. Por el amor de Dios, aunque aguante dos semanas. POR FA VOR.

Para el debate habían llenado las gradas de hinchas de los cuatro finalistas, que se dedicaron toda la noche a gritar que ganaran sus preferidos y a abuchear a los demás.

Si Jordi González llega a tener un lanzallamas los quema a todos. Se pasó toda la noche mandando callar, pidiendo por favor silencio y pidiendo silencio sin por favor y sólo le quedó subirse a una grada y hacerle tragar sus propios zapatos a la gente.

“Es imposible poner una nota tierna en este programa… no tenéis sentimientos ni los habéis conocido nunca”, les llegó a decir Jordi, que se coge unos puteos que más que Jordi González parece Jordi Cruz juzgando unas empanadillas congeladas.

¡CALLAOS, PANDA DE GAÑANES, QUE OS VOY A MORDER LA PUTA TRÁQUEA, SILENCIO BOCAMIERDAS O SACO LA DE LOS OJITOS NEGROS Y OS REVIENTO EL PÍLORO A TIROS!

Una cosa así.

Total, la gala comenzó con una rondita de hostias a María Jesús, porque es como tradición.

En un vídeo salía Kiko Rivera y su gorra. Porque el día que Kiko se quiera quitar la gorra va a ser como quitar el papel de una magdalena. ¿Pero cómo puede llegarle el riego sanguíneo a ese hombre? Su calva no es por la alopecia, es porque el pelo se le asfixió.

“Su estrategia ha sido victimizarse”, dijo en ese vídeo Kiko, que sigue picado porque María Jesús hablara de la vida del muchacho fuera. Y él dijo que no sabe nada de la vida de María Jesús. Pero que hasta le tuvo que decir Irene que era una Miss España. Kiko no sabía ni que era humana.

Pobre Kiko, de verdad, todo el día enfrascado en sus libros, no se entera de nada. Y es que en Cantora hay muchos volúmenes. Cuando en la Biblioteca de Alejandría no tenía un libro se lo pedían prestado a la Biblioteca de Cantora.

Alejandro Albalá: “A lo mejor tiene un ángel de la guarda que manda 50.000 mensajes, un novio de esos que están enamorando de ella y que la salva”, elucubró el muchacho que no tiene sangre sobre el éxito de Marichús.

Qué ángel de la guarda ni qué ángel de la guarda“, dijo la madre. “A la audiencia no se la engaña, ¡Y viva la virgen de la cabeza!”, añadió la señora. Joder, yo soy la Virgen de la Cabeza y pido un chaché, porque la nombran más que a muchos concursantes.

La madre de María Jesús cuando aplaude da las palmas como si estuviera tratando de reventar moscas. Pero con una fuerza como para reventar alimoches al vuelo.

Anoche había posibilidad de que uno de los finalistas ganara una llamada de teléfono a quien quisiera.

“Aaaaaay, es que yo no me he traído el móvil, lo he dejado ahí fuera, en el bolso”, dijo nerviosa la madre de María Jesús, como si viniera de ser atracada en un cajero automático.

“Es que nunca me lo traigo porque siempre nos dicen que no lo saquemos y así no peco“, añadió la mujer, que por no pecar en cuaresma tira toda la carne del congelador.

A María Jesús le pusieron un vídeo de apoyo (se lo pusieron a todos) en el que salía una señora de Miami, que tenía toda la pinta de estar en una boda con barra libre, diciendo que María Jesús le había robado el corazón.

Al parecer es una persona con la que la madre de María Jesús habla por Instagram. Vamos, una pariente cercana.

Y luego salió una manifestación de gente con pancartas de las que acaban con los antidisturbios con la porra calentita. Eran parientes y familiares venidos arriba que sólo les faltó quemar cajeros y hacer barricadas con contenedores.

Kiko: Era un vídeo montado en el que los amigos le daban a una tecla del ordenador e iban cambiando, apareciendo y desapareciendo y dando ánimos.

No sé a qué tecla le daban pero quiero un ordenador de esos. “Los he reconocido a todos, son mis amigos y mi mujer“, qué ojo. Kiko, qué genio, que reconoce a sus amigos y a su mujer.

A Juanmi le felicitó un señor cantando ripios en su casa. Y luego salía una fanfarria con una caseta y una pancarta y por si eso fuera poco habían montado un concierto en una plaza. Organizas un homenaje a Michael Jackson y va menos gente.

Yo no me creo que vayamos a salir, a la calle normal, a nuestra casa“, dijo esta semana María Jesús, que piensa que van a salir a una base en Marte, no te jode. Esta mujer esta institucionalizada. A los dos días la pillan intentando entrar en la casa otra vez.

“Aquí soy Kiko Rivera 2.0, aquí han conocido a un Kiko mejor, a un Kiko 100% real”, dijo Kiko, cuya versión 1.0 debía ser una ful of Estambul. La 3.0 va a venir con melena y 20 centímetros más.

¡Más corazón y menos lengua!“, reclamó Kiko… “en líneas generales”, pero se refería a Frigenti, que le da palos como para encender la chimenea.

Sacar el tema de Hacienda es tocar los huevos“, dijo Jordi González. Mola como clave para compartir con tu pareja. Estáis en una cena con los padres y le dices “cariño, saca el tema de Hacienda”. Así, así, háblame del IRPF, ooooh, sí, amor, así, así, desgrávamelo todo. Te voy a comer toda la deducción.

Y así.

“Yo no he entrado por la experiencia, he entrado para ganar dinero y pagar la deuda“, dijo Irene sin tapujos. ASÍ SÍ, JODER. Que los demás parecen pijos de 15 años aburridos en busca de aventuras, tanto vivir la experiencia y tanta tontería, que parece que están jugando a la Ruleta Rusa por aburrimiento.

Marta López le preguntó a María Jesús si hablaba de las deudas de Kiko para hacer daño. “Yo nunca quiero hacer daño“, dijo María Jesús, que nunca pisa el césped, pero no por el cartel, sino por no hacer daño a la hierba y a los insectitos que pueda haber. María Jesús come lechuga y pide perdón por haberla cortado.

Nuuunca quiere hacer daño. Eso sí, si va por la casa con una guadaña y te decapita, es porque se estaba defendiendo y aún lloraría porque le has manchado la guadaña.

¡¡Y LLEGÓ EL MOMENTO TRAICIÓN!!

En la grada de María Jesús había un topo al que Raquel, la pobre, le dio la palabra pensando que era seguidor de María Jesús. Pero no: estaba más infiltrado que un supositorio metido con el palo de una escoba.

“¡El apoyo a María Jesús no se lo explica nadie, vas a tener que ir a hacerle una penitencia a la Virgen de la Cabeza, ¿cómo te vas a sentir cuando pongan tus confes poniendo a parir a todo el mundo? ¡Kiko ganador!”, dijo el traidor.

La cara de Raquel, que le había dado la palabra, era un poema. Pero no un poema feliz, un poema tipo:

Me cago en tus muelas

topo cabrón

que me has engañado 

cómete un mojón

Y al igual que es tradición soltar sopapos a María Jesús es tradición ponerle vídeos lacrimógenos de los que hacen que las señoras mayores se hagan pis encima y entren ganas de hacer donaciones a Cáritas.

Salía María Jesús hablando sola, con los muñecos de sus hijas en las manos y llorando, moqueando y sollozando y hablando de cosas dispersas pero tiernas. Los muñecos pedían a gritos que alguien los matara para dejar de sufrir.

“Nunca más voy a quejarme de ver dibujos 24 horas”, dijo María Jesús. Y también dijo “ay esquegruñeeerl que nosooorrlrgru porquegrrruuuuuñiaaaaaar oy, oy, oy“. Es la Antonio Ozores de los lloros.

Súper, hoy te voy a hacer un confe de los buenos, así que prepara pañuelos“, dijo María Jesús. Una frase en la que puedes cambiar “confe” por todo tipo de prácticas sexuales y encajan perfectamente.

En el apartado de Albalá el muchacho dijo que “seguramente habría cambiado el haber corrido detrás de una persona que no me quería“. Joder, será que Sofía no se lo dijo veces.

ALBALÁ ANTES ME COMO UNA MIERDA QUE VOLVER CONTIGO. Y Albalá oía: “Sigue por ahí que pareces un perrillo apaleado y te irá bien”.

Hoy, en historias de la leyenda urbana: “Cuando cae mucha tormenta algunos sapos, ranitas o renacuajos caen del cielo“, aseguró María Jesús, que explicó que ese fenómeno se produce porque “porque cuando se evapora el agua se los lleva”… joder, ¿pero a qué velocidad se evapora ese agua? Los ovnis son unos mierdas abduciendo. Te pilla en Málaga un día caluroso y una mala evaporación y acabas lloviendo sobre Asturias.

Kiko se reía mucho de eso, él que ha contado mil veces las cosas paranormales de Cantora. Y SÍ. Vamos con otra historia de fantasmas de Kiko.

“Puse una maleta en la escalera porque tenía una perrita pequeña y no quería que se cayera mientras yo dormía”, rememoró Kiko.

Y esa noche le llamó una amiga al móvil y “me dijo que cuando estaba durmiendo” … “me ha hablado tu padre y me ha dicho que quites la maleta del escalón que no puede pasar“.

“Me cagué, ese día me fui a dormir a casa de mi madre”, aseguró Kiko.

Pero vamos a ver… que tu padre fallecido se aparezca ya es raro. Pero que se le aparezca a una amiga para que te llame porque no puede saltar una maleta… no sé, lo veo retorcido hasta para Cuarto Milenio.

MOMENTOS VIRALES DE ESTA EDICIÓN

8.- Un pedo de seis segundos de Juanmi. Tener el intestino como un gasoducto te puede encumbrar en Internet.

7.- El momento de Candela hablando de Ambrosia y Tejado preguntando ¿Quién es Ambrosia, Candela?

6.- Ylenia diciendo: “Toda la casa, los súper, los pokémon, las paredes, los espejos“. Éste es mi preferido.

5.- El baile de María Jesús cantando ‘Te veo en todas partes‘. JODER ese puto corte de vídeo lo tengo metido en la cabeza.

4.- Albalá corriendo desnudo por el patio con ese culo blanco que a su lado hace que el David de Miguel Ángel parezca del Congo.

3.- María Jesús y Antonio morreándose en la despensa. ¿PERO QUÉ DICES? ¿ESTO VIRAL? Es más estomacal. De revolverse el estómago.

2.- Juanmi hostiándose escaleras abajo.  JA JA JA Esto sí, esto sí.

1.- Kiko saliendo al patio con el suelo mojado y ¡DÁNDOSE LA LECHE PADRE QUE HASTA SE LE SALTA LA GORRA!

Como pasaron la prueba les dejaron llamar a sus familiares:

Tenían que marcar ellos mismos. Me pasa eso a mi y no se llamar ni a mi móvil. El día que pierda la agenda me quedo más solo que Robinson Crusoe.

KIKO:

Llamó a Isabel Pantoja. “Mamaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa”, la saludó.

“Muchas felicidades a todos, te amo, te adoro, te estamos apoyando todos. Te veo 24 horas al día“, le aseguró Pantoja a su pequeño del alma. Isabel Pantoja ve el 24 horas 24 putas horas. Tiene unas ojeras que parecen la falda de un nazareno. Joder, le hacen un análisis y no le encuentran sangre en el café.

“Ganes o no ganes para mí y para muchísima gente eres mi ganador“, le dijo la señora, que añadió que “me siento orgullosa de ti desde que te parí”. Sí, porque Kiko nació muy bien. Estaba impresionado hasta el ginecólogo, que se hizo fotos con él orgulloso.

Y acabaron la llamada pegándose unos gritos que se oían en estéreo, por el teléfono y por la oreja libre. Joder qué berridos de amor.

Y cuando acabó la llamada Kiko preguntó que si les daban una cena y que si iban a tener presupuesto para tener comida. Ahí, Kiko, que eres como una empanadilla: siempre relleno.

María Jesús llamó también a su madre. Qué poco originales. Yo habría llamado a una casa al azar a ver qué se cuentan.

María Jesús preguntó por sus niñas. “No te imaginas lo que corre la pequeña, uy, lo que corre“, dijo la madre, porque la niña le echa carreras a Usain Bolt y Usain Bolt le come los pedos.

JA JA JA Y María Jesús aprovechó el confesionario en directo para ponerse a llorar y para decir que los demás la odian y que se portan mal con ella y que no son buenos compañeros. JA JA JA

Que me caiga un rayo si me estoy haciendo la víctima“, dijo entre lágrimas.

lightning GIF by vhspositive

Ahí se jugó la vida María Jesús. De hecho, María Jesús podría trabajar de pararrayos en lo alto de un rascacielos. Te puede gustar más o menos, pero que María Jesús ha aprovechado la tirria que le tenían es un hecho.

Si la vida le da limones, María Jesús se hace un confe y llora y se queja de que le pica los ojos y de que los limones la odian y que ella sólo se defiende y que los limones son malos compañeros.

Juanmi llamó a su hija. ¿Pero en serio todo el mundo se sabe los móviles de sus parientes? “Te queremos muchísimo, te apoyamos, haz tu concurso de corazón que seguro que así no te equivocas“, le dijo la muchacha. Eso, no haciendo nada no se equivoca en la vida.

Aprovecharon la mayor parte de la llamada para organizar la comunión del nieto. Y no hablaron de que tienen un grifo que gotea y de que el techo necesita una mano de pintura porque sólo tenían 90 segundos.

Albalá llamó a su madre. Qué original. “Has dejado toda tu vida entera ahí. Has dejado hasta el brazo, que te lo has partido, menos mal que no te partiste los dientes“, le dijo la madre. Joder. Y menos mal que no has tenido apendicitis y no has contraído la peste bubónica y te has llenado de pústulas. Bravo por eso, Alejandro.

Para acabar la gala les enseñaron los atuendos que lucirán en la final de Gran Hermano Dúo. A Albalá le habían puesto un esmoquin con pajarita, a María Jesús un vestido de gala de lentejuela dorada y a Juanmi un traje morado estridente de los que usa él.

A Kiko… JA JA JA JA le habían puesto un traje de señor con corbata. Pero un traje que se lo pone un comercial y no vende ni regalando lingotes de oro.

Y claro, al señorito no le gustó. “¡MUY MAL POR EL QUE LO HAYA ELEGIDO, MUY MAL!“, decía. “Ahora mismo voy al Súper a decir que eso no me lo pongo”, decía cabreado.

Esos trajes no me los pongo, con el pantalón ancho“, se quejaba, porque él quiere ir petado hasta con el pijama.

¿Se saldrá con la suya?

 

La pregunta profética de Kiko Rivera en GH Dúo: “¿Están las madres concursando?”

Kiko Rivera, sin consuelo. Sin consuelo, sin Irene… (FOTO: TELECINCO)

Kiko Rivera sigue siendo aquel pequeño del alma con su piel de canela. Más calvo, eso sí, pero sigue siendo más tierno que un plátano pasado.

El día de los juicios cuando le tocaba a él ser juzgado no le dieron la palabra a Irene, su mujer. Y cuando acabó su juicio, del que encima salió absuelto, se cogió una rabieta de padre y muy señor mío. Pero de padre, de abuelo, de bisabuelo, tatarabuelo y así hasta el primer mono que se puso de pie y muy señor mío.

“A mí no me ha defendido nadie“, decía el niño disgustado, que encima la tomó con Irene, que no dijo nada porque la jueza, que era menos flexible que el cerrojo de un castillo, no la dejó hablar.

Y ahí estaba Irene, aguantándole. Cuando la Madre Teresa de Calcuta perdía la paciencia llamaba a Irene para que acabara el trabajo.

¿En qué momento hemos dejado de ser uno?“, le decía Kiko, que se despega de Irene y suena como el que abre el velcro del cierre de una zapatilla.

Tengo mis sentimientos, como cualquier otro“, se quejaba Kiko, como si fuera Robocop y dudáramos de su lado humano. Pero él es más Comocop, porque el 90% de los vídeos de Kiko son conversaciones en las que tiene que traga rantes de hablar.

Hay tertulianos que se llevan un boli cuando van a la tele y argumentan con él en la mano. Si Kiko tuviera que ir a debates en la tele se llevaría un bol blanco con espaguetis dentro para poder argumentar.

También se picó porque le habían sacado cosas de su vida de fuera. Sí, él ha contado hasta que su tío le hace el boca a boca a los perros de Cantora, pero le jode que los demás hablen lo que él ha revelado. Jatetú.

Y cómo no, Kiko sacó a relucir a su madre y como él consideró que la habían aludido, dijo quejándose: “¿Están las madres concursando?”.

DÍNOSLO TÚ, KIKO.

Animated GIF

El caso es que a los cinco minutos Kiko estaba en su cama más triste que Dora la Exploradora sin mochila, y le dijo “Ireneeeeeeeeeeeeeeeeeeee”. Y allí fue ella, y reconciliación que te crió. Sólo le faltó a la mujer acunarle y darle el pecho.

En plató estaban la madre de María Jesús, que es muuuuuuuuuuuuuuuuuuuy pesada y la representante de Kiko, para defenderles.

“Yo soy amiga de la familia y trabajo con ellos y por esa familia ma-to“, dijo la representante de Kiko venida arriba.

Y la madre de María Jesús le dijo “pues yo mato doble por mi hija“.

Competición de matar. Estas dos mujeres se alían y acaban con la vida en la Tierra. Ni meteorito ni leches, el fin de la especie la van a provocar estas dos señoras un día que se levanten con el pie torcido.

Qué ansia por matar, es admirable. Jack el Destripador tenía en su cuarto un póster de estas familiares destroyer.

Les pusieron una peli, la de Lo dejo cuando quiera y se rieron mucho. Sobre todo Juanmi, con esa forma leve de reír que él tiene y que si se me sienta al lado en el cine le meto las palomitas en la boca, pero con el cartón y hasta que se ponga morado y deje de moverse. Te jode la película a ti y a los de la sala de al lado.

A María Jesús en un momento dado le reprocharon que sacara cosas de fuera para atacar a sus compañeros.

“Hablar de las deudas de Kiko… eso no es hablar de lo que pasa en la casa…”, le recordó Jordi.

JA JA JA JA

María Jesús es una experta en liar el debate. Se pone a rebatir y empieza a meter temas de por medio, los mezcla, sin agitarlos, les echa ingredientes, los aliña y empiezas hablando de que ella la cagó por hablar de las deudas de Kiko y acabas comentando los últimos avances en neurología aplicada a la reproducción de alimoches.

Y a cada uno les llevaron unas cajas.

En la de María Jesús estaba Pepa Pig y un muñeco que se parecía a Pocoyó, pero como de bazar de todo a cien. María Jesús los olisqueó como si tuviera que seguir un rastro. 

“Eres muy poco conflictiva”, le decía en una carta su hermana. JA JA JA JA ¿María Jesús conflictos? Ninguno. María Jesús mea paz. María Jesús exhala convivencia. María Jesús se mete en una pelea a navaja y los cuchillos de convierten en almohadas.

Juanmi tenía en la caja un dibujo de su nieto en el que había escrito “Mantecao”. Pero no había mantecados. Timo gordo.

En la de Albalá (María Jesús seguía llorando de fondo) había una camiseta con dedicatorias de su familia y amigos. Se emocionó mucho. Ah, no, que se quedó más frío que el cojón descolgado de un pingüino.

Irene y Kiko tenían los cojines de sus hijas y unas tarjetas de dedicatoria con firmas de sus amigos y familiares, incluida una de su madre, Isabel Pantoja.

Eres mi vida, estoy muy orgullosa de ti. Has hecho un concurso de categoría, para mi, como para todas las madres de los concursantes, eres mi ganador. Arriba mi vida, te amo”, decía la nota.

Y tenía que haber puesto: “Ah y lo mismo cuando llegues a casa no estoy, me llevo los biquinis“.

La primera en salvarse de la expulsión, aunque no por orden de porcentajes necesariamente, fue María Jesús. “Un beso a mis padres, que se acuestan conmigo y se levantan conmigo“, dijo. Espero que la cama sea grande.

Y se fue para la casa a llorar. María Jesús sin respirar puede estar seis horas, sin llorar ni cinco minutos.

Confirmado Colate: “He sentido la llamada y soy concursante de Supervivientes 2019“, dijo. Sí, la llamada del dinero.

El siguiente en salvarse fue Kiko. “¡Todavía dando calambre!”, dijo él exaltado. Creo que a Kiko lo patrocina Endesa.

Poco después se salvó Juan Miguel. ¡¡¡¡SORPRESÓN!!!!

Un minuto antes estaban María Jesús y Kiko diciendo “seguro que se va Juan Miguel”. Me da que de ahí no sale Juanmi ni incendiando la casa.

Kiko se puso histérico, claro, porque su mujer estaba en peligro de expulsión. El muchacho paseaba por la casa nervioso que hizo hasta surco en la tarima.

En plató se lió gorda con Sofía y la madre de Albalá. Se empezaron a picar la una a la otra, que ya venían calentitas de las redes sociales y la mujer acabó yéndose de plató.

Pero Jordi le recordó que si se había hecho cuatro horas en Sálvame, pues podía quedarse allí. Así que la madre de Albalá volvió más a regañadientes que dos colmillos peléandose.

Pero cuando volvió dijo “me importaría cambiarme de sitio, de verdad”, dijo, porque la habían sentado al lado de Sofía. ¿Esto qué es, el colegio?

Y la expulsada fue… ¡¡¡IRENE!!!

Kiko entró en la sala de expulsiones y ella misma le dio la noticia. Kiko no se lo creía y le preguntó un millón de veces “¿Te vas, te vas? No. ¿Te vas?”.

Que sí, coño, que se va.

Y como Irene dijo esta semana que creía que se iba ella, Kiko le dijo cabreado: “¡Te dije que no llamaras a la puta mala suerte! ¡Te dije que no la llamaras!”, como el que ha recibido la factura del teléfono y tiene muchos cargos por teléfonos de 906.

Kiko estaba muy apenado, a pesar de que se van a ver en siete días. Y ni siquiera cuando Irene le dijo “en una semana, tiki-tiki, gordi”, se alegró y eso que ha estado más salido que el cuerno de África.

Esta semana Juanmi, que va de médium, le hizo una sesión a Kiko. Estuvieron cogidos de las manos como media hora, con esas manos como muestrarios de penes que tiene Juanmi. Y dijo Kiko asombrado: “Noto calor en las manos donde me está tocando”.

JA JA JA JA

– He metido el pene en el horno y noto calor… ¡magia, brujería!

Veo que en tu casa de pequeño tenías miedo de algo“, le adivinó Juanmi. Bueno, adivinó… eso si no fuera porque eso mismo ya lo había contado Kiko hace semanas.

– Veo que tu apellido es Rivera…

– ¡OH, AH! ¡VISIONARIO! ¡ADIVINO!

El caso es que Alejandro y Kiko volvieron a la casa y el que más se cogió un berrinche fue Juanmi

Y llegó el debate de la campaña, en la que todos debatían temas de la casa.

“Es el debate… pues dejo los muñecos, porque mis hijas no tienen que ver peleas”, dijo al entrar a la sala María Jesús, que iba con ganas de discutir. Cómo sabía la jodía que iba a haber jarana. Más que nada porque la busca ella. Que tú echas una bronca en medio del Amazonas y María Jesús te la encuentra con los ojos vendados.

He sido sincera y auténtica al 100%“, empezó diciendo María Jesús, que como no quiere protagonismo, pues empezó ella.

“Yo he utilizado el confesionario para poder hablar con todo el mundo, con el telespectador”, añadió. Esta mujer se piensa que el confesionario es un locutorio. Le ha faltado enviar giros de dinero a su casa a través del Súper.

Lo que ha sido es una gran actriz“, dijo Kiko, que parecía el representante artístico de María Jesús. Cuando salgan de la casa le busca una película o una serie.

Y sí, acabó en pelea. Y Albalá intentaba meter baza pero no le dejaba María Jesús, que le rebatía hasta antes de que hablara. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARG acabó gritando Albalá, más frustrado que un chihuahua intentando tirarse a un pastor alemán.

Quizá hasta he sido más protagonista de lo que me habría gustado“, dijo María Jesús. No se lo cree ni ella. No hay suficiente protagonismo para María Jesús. Es como un agujero negro del protagonismo, se traga todo lo que haya al rededor.

Nuevo suceso paranormal en Cantora quenos contó Kiko:

Una noche Isabel Pantoja: “Se levantó de madrugada diciendo ¡PONED LA TELE, PONED LA TELE! Porque estaba durmiendo y una sombra le saludó”, narró Kiko.

Y pusieron la tele y vieron que Lady Di se había muerto. Y es que fue ella la que, al parecer, antes de ir al más allá pasó a decirle adiós a Isabel Pantoja. Tócate los cojones. .

E Irene llegó a plató. Se abrazó y besó a su hermana en la mejilla. Pero le dio tantos besos en la cara que ahora la hermana de Irene es así:

 

 

 

 

Para que no echara demasiado de menos a Kiko le pusieron a Irene un vídeo con todas sus broncas dentro de la casa. Y las consiguientes reconciliaciones ñoñas.

Mientras, en la casa la bronca continuaba, cada vez más enconada, con cada vez más cabreo entre María Jesús y Kiko, que estaban a grito pelao. Mientras, Juanmi… estaba allí.

Al final, Kiko tuvo razón cuando dijo “Es que te encantan las broncas, te encantan” a María Jesús, porque en cuanto se empezó a hablar de alguien que no era ella, se empezó a meter con Albalá a ver si había más gresca.

Irene se despidió de la casa:

Cabeza y tranquilidad, que hemos venido a disfrutar y a saldar lo que hemos venido a saldar, tú no tienes que entrar en el juego de nadie”, le dijo a Kiko.

¡Dale besos a las niñas!“, le pidió Kiko, como si Irene fuera a mirar a sus niñas desde la distancia y con recelo.

“María Jesús, disfruta del concurso, cuando salgas rectificarás de muchas cosas que has dicho“, le dijo a la súper amiga de su marido.

Y se acabó lo que se daba, amigas.

Los concursantes de Gran Hermano Dúo, ante la justicia… con varios condenados

El juicio con menos juicio del mundo. (TELECINCO)

Anoche en Gran Hermano Dúo se celebró un macro juicio que lo del procés a su lado es una reunión de vecinos. Había cinco acusados y más testigos que en el asesinato de Kennedy.

La jueza que habían puesto acojonaba como si fuera de verdad. Y es que esta señora lidió con los litigantes en De buena Ley durante mucho tiempo y hacer el paripé durante tantos programas te hace callo.

Molaba ver un juicio en el que de repente aparecía Jordi González o Mila Ximénez para meter baza, o en los que el veredicto se decidía por una APP.

Es que estoy viendo que al final el juicio de la Gürtel se resuelve así:

Si crees que Bárcenas es culpable, manda AL TRULLO AL 555555. Si crees que es inocente, manda ANGELITO al 666666.

Y molaría que como en el programa las sentencias se dictaran sacándolas de un sobre negro, en plan emoción y no con una comunicación fría como se hace ahora.

– Y en el juicio por el atraco al banco, el juez declara que su presunto autor, Paulino Róbez, es… ¡OS LO DIGO A LA VUELTA DE PUBLICIDAD!

El caso es que todos se lo tomaban en serio como si de verdad estuvieran ante la justicia, se ponían serios, tiesos.

La primera juzgada fue María Jesús, por supuestamente hacerse la víctima en el concurso. Para que no quedara género de dudas, la jueza le habló como si le debiera dinero y le llevaron a tres para meterse con ella a saco.

A la que más se le fue la pinza fue Ylenia, para variar. “Es una persona fingida, que saca lo peor de cada uno. Ha tenido llantos sin lágrimas, ha forzado las peleas para hacerse la víctima. Estás familiarizada con las denuncias falsas, eres lo peor. Sacas lo peor hasta del padre de tus hijos. Teniendo una hija que ve esto es una vergüenza”, dijo Ylenia.

Y son cosas que pueden ser verdad, pero sacar cosas de fuera de GH para atacar sobre cosas que han ocurrido dentro es una bajeza. Y María Jesús no se ha hecho la víctima, ha aprovechado su condición de víctima, que no es lo mismo, aunque se parezca.

“¿Qué culpa tengo de que se hayan metido conmigo? Lloro con ríos de sangre, los que me habéis hecho llorar“, dijo María Jesús en plan dramática. Joder, ríos de sangre llora. María Jesús va a donar y en lugar de pincharla en el brazo la pinchan en el ojo, que sacan más. Es la única persona en lugar de donar en un autobús dona en un camión cisterna.

Y María Jesús fue considerada… ¡Culpable!

Irene salió acusada de ser tibia (fue un coñazo hasta su juicio) y Kiko puso una cara de alivio como si la hubieran estado juzgando por haber descuartizado a un pariente y habérselo comido al pil pil.

¿Ha utilizado Kiko su vida personal para ganar puntos en el concurso? era la acusación para Kiko.

Kiko se declaró inocente, claro, porque si no la gala se acababa una hora antes. Y justo después pidió sentarse, porque este muchacho se hernia si pasa más de diez minutos realizando ejercicio físico. Una vez le regalaron una pulsera de actividad de las que cuentan pasos y pensaban que estaba rota porque no contaba.

¡Quédese de pie!, le dijo la jueza y los demás se descojonaron.

¿Promete decir la verdad, toda la verdad y sólo la verdad con la ayuda del Rock?“, le preguntó la jueza todo seria a Fortu, porque era testigo. ¿Cómo puede decir alguien algo así sin descojonarse? Esta mujer es una crack.

Vimos un vídeo de Kiko y su paso por el concurso y lo único por lo que yo le condenaría es por haberse dejado bigote durante unas semanas.

“Los palmeros de Kiko no han tenido los cojones… o los huevos… ” empezó a decir Fortu, pero la jueza le regañó con un tono de mala hostia que para testículos los suyos, y después de la bronca Fortu se corrigió: “bueno, los testículos“. JA JA JA Mucho mejor.

– No hagas uso de tu sentido de tacto con mi aparato reproductor porque podría yo hacer uso de mi aparato digestivo para sobreponer su natural resultado sobre la persona que te gestó.

Y así.

Total que Kiko fue declarado… Inocente.

El siguiente enjuiciado fue Juanmi. “Se le acusa de ser un mueble”. JA JA JA Eso lo recoge el código penal el artículo 3459, que dice:

Será castigado con la pena de prisión de quince a veinticinco años, como reo de mobiliario, el que no se moviere en un reality, concurriendo alguna de las circunstancias siguientes:

1.ª Con alevosía y barriga.
2.ª A pesar de precio, recompensa o promesa de maletín.
3.ª Con ensañamiento, restringiendo deliberada e inhumanamente la movilidad.

“He ayudado a todo el mundo y he estado cuando me han necesitado”, se defendió Juanmi y cuando le pusieron un vídeo en el que sólo salía tumbado dijo “eso eran momentos de descanso”. JA JA JA

Juanmi es como poner el móvil a cargar cuando tiene un 100% de batería: no le da tiempo a descargarse al jodío.

Entró de testigo Yurena y la juez, sin inmutarse y seria le preguntó: “¿Promete decir la verdad y toda la verdad en nombre del Carnaval?“. JA JA JA En serio, esta mujer es un témpano. Yo tengo que decir eso y ME DESCOJONO que meo el estrado.

Mila Ximénez, a la que Juanmi ha insultado en la casa después de un tuit que puso ella metiéndose con él, intervino con más veneno que el que le ponía los cócteles a Sócrates.

Puta, loca, mala, mala puta“, dijo Juanmi de Mila en un vídeo y además le mandó una maldición de que se cagara viva. La defensa de Juanmi era que no lo decía de Mila, sino de una señora con la que tuvo un problema aparcando. JA JA JA JA Tiene una jeta de acero. Si llegan hacer el casco del Titanic con la cara de Juan Miguel parte el hielo y sigue navegando.

Juanmi fue declarado CULPABLE.

El siguiente fue Albalá, al que se le acusaba de “falta de personalidad”. “Se le acusa de no tener ningún tipo de personalidad”, le dijo la jueza .

¿Cómo se declara? le preguntaron. “Culpable… ¡que no!“, dijo él para vacilar. Eso no tiene cojones a hacerlo en un juicio donde se juegue una cadena perpetua.

Uno es como le da la real gana a uno mismo, con eso sobra”, se defendió Albalá.

La principal testigo de la acusación era Sofía, que en realidad alegaba que Albalá no tenía personalidad y tenía la dejado. Pero Sofía lo hacía porque no tenía su personalidad. No la de Alejandro, la suya. O sea, Sofía quería programar a Alejandro pero se lo encontró ya con el disco duro lleno.

A Sofía le jodía que el caniche hiciera caso a Tejado y no a ella.

“Es una persona que me tiene coraje desde hace mucho tiempo“, dijo Albalá para defenderse de las acusaciones de Frigenti, que le dijo que sin sus exnovias no es nada.

– ¿Qué tiene que decir de las declaraciones de la víctima, al que usted metió una piña por el ano?

– Que me tiene coraje desde hace mucho tiempo.

– Uy, ¡Absuelto!

Y así.

Y el público decidió que Alejandro era… INOCENTE.

Esta semana han intentado hacer mahonesa. Estaban Kiko, Irene y Albalá. Kiko es un inútil haciendo mahonesa, pero lo que Albalá dijo es que se cortaba la mahonesa porque Irene estaba ovulando. Si llega a cortarse la mahonesa una tercera vez la queman por bruja en el jardín.

“Estoy triste porque no he tenido defensa, ni siquiera mi mujer me ha defendido, no he tenido testigo“, se quejó después de los juicios Kiko. Y eso que había salido absuelto, que si le condenan se encadena a la encina del jardín a cantar el “no, no, no nos moverán”. Qué disgusto más tonto.

Descubren a dos personas desconocidas dentro de la casa de Gran Hermano Dúo

Las misteriosas personas caminantes de GH. (FOTO: TELECINCO)

Este martes, durante el 24 horas, varios usuarios del canal de Gran Hermano Dúo han visto a dos personas desconocidas, no concursantes, paseando por el interior de la casa de Guadalix. Se ha montado la de san Quintín.

Aparece un alien con tanga de leopardo bailando sardanas en la Gran Vía y a la gente le alarma menos. El triángulo de las Bermudas no tiene misterio ninguno al lado de lo de la casa de GH. En casa de Íker Jiménez llegó a sonar la alarma y salió escopetado con el Misteriomóvil, con su fiel Carmen Porterobin de copiloto.

Pero antes de que empecéis con las teorías de la conspiración, unas ciertas e outras non, os diré que lo que ha pasado es completamente normal.

Os cuento: Han aparecido dos personas, dos mujeres, caminando por la cocina y el salón, panchas y como Pedro por su casa. Es más, iban como Pedro por casa de sus padres.

(Gracias Segui y Jaime63 por los vídeos)

Pero ¿QUIÉNES ERAN?

Pues trabajadoras del programa. En realidad esto es muy común, más allá de que el realizador las haya inmortalizado y normalmente nos muestren las petunias del jardín o a Juanmi, que para el caso, es lo mismo, porque Juanmi se mueve tan poco que los girasoles le parecen unos histéricos y unos hiperactivos.

Y es que dentro de la casa muchas veces hace falta hacer cosas: preparar las pruebas, arreglar desperfectos, mantenimiento, pruebas de cámara… y claro, tiene que entrar gente. En esas ocasiones lo que se hace es confinar a los concursantes en algún sitio de la casa hasta que los o las trabajadoras han acabado de hacer su trabajo.

De hecho, eso mismo han puesto desde GH cuando el misterio ha salido a la luz:

Una de las cosas que se han hecho dentro de la casa es dejar el salón lleno de carteles promocionales de las campañas de los concursantes, además de meter un coche en el jardín y de montar un salón de juicios en la sala de pruebas. Casi nada. Y no han reformado y enfoscado el acueducto de Segovia porque pilla apartado.

Y, de hecho, anoche los concursantes descubrieron el tinglado en el salón, a donde no habían podido entrar en todo el día, para que no vieran que se lo habían dejado como la sede de un partido político con vicio por las impresoras.

“Si yo gano, me pongo las cejas de amarillo una semana“, ha prometido Kiko Rivera esta semana. Eso sería como ver a Vegeta cabreado ya a los 70 años, calvo pero en plan yayo superguerrero.

Anoche también les pusieron al día de las cosas que han pasado fuera de la casa, en plan noticias, poniéndoles titulares.

Les pusieron que: el 28 hay elecciones. Albert Rivera y Malú buscan casa para irse a vivir junto. FLIPARON. Ja ja ja ja

Dos concursantes de GH Dúo Pillados juntos. Sergio Ramos y Muniaín celebran un gol con el tiki-tiki y el miaumiau.

Y les colaron dos que eran trola: Gran Hermano Dúo se alarga hasta después de Semana Santa. Fortu primero en las listas con su electro-latino. Las identificaron rápido.

 

La amenaza de Jordi González por las acusaciones de tongo y el desnudo de Alejandro Albalá en GH Dúo

Esta foto no es de ahora, pero es que Jordi estaba sembrado en lo del amenace chungo.

Está la cosa tensa que ríete de las bragas de Kim Kardashian. A GH le fastidia horrores que duden de su rectitud, honestidad y legalidad. Y como el programa soporta más acusaciones que un imputado por la Gurtel, pues deben pasarse la vida cabreados.

Así que anoche, sin venir mucho a cuento, Jordi González saltó y le lanzó una amenaza a “los medios” que publican cosas feas de Gran Hermano. Peeeeeeeero, vamos por partes, que en la gala de anoche hubo más cosillas.

Lo del aislamiento en Gran Hermano es como las hombreras en las chaquetas: ya no se lleva. De la casa de Guadalix se sale y se entra ya más que del metro y dentro tienen más información que que la CIA con tu clave de gmail.

Por ejemplo, con los tuits. Ahora les ponen tuits de fuera, más que nada para que no se apalanquen, porque esos tuits son como si les dieran con una pistola eléctrica cada vez que se relajan.

A Kiko Rivera le había puesto un tuit Mila Ximénez, en el que le decía que era el mejor y que debía ganar el concurso. Y él no se lo creía, claro, porque a esa mujer los piropos le queman en la boca. Bueno, excepto si son a JJV y esas cosas. Así que Kiko dijo incrédulo: “¿Pero es la Mila que conocemos todos?“. Si le escribe un tuit Napoleón Bonaparte no le sorprende más.

En otro orden de cosas, ¿qué mierda le pasa a Juanmi que nunca entiende nada a la primera? Cada vez que le dicen algo luego mira a los lados como si le estuviera hablando un chino gangoso.

confused pulp fiction GIF

Juanmi dice “GH DURO” en lugar de GH Dúo. Duros los que se lleva él básicamente por seguir vivo. Porque qué poco se menea el jodío. Todas las mañanas entra el Súper en la casa y le da con un palo a Juanmi para saber si sigue respirando.

Esta semana han estado liados con la prueba semanal. Tenían que llamar al extranjero y preguntar cosas sobre los países a los que llamaban para tener respuestas de cultura general que les harían este domingo.

Una de las personas a las que llamaron les dijo que lo buscaran en Google. Joder, qué mala hostia. Y eso que en su mayoría llaman recepcionistas de hotel, que llegas a registrarte y te escupen a la cara antes de cogerte las maletas.

– Hola, tenía una reserva…

– Tú lo que tienes es una hostia en toda la boca, gilipollas. Bienvenido.

Y así.

Como se les daba regular, Kiko ideó un plan: “Yo les voy a engañar, les voy a decir que si me dicen la respuesta ganan 1.000 euros”, dijo.

Joder, a este muchacho se le presenta en la casa una delegación de la ONU exigiendo su pasta.

¿No habrá ríos en África?” se preguntó María Jesús en una de las preguntas. ¿Pero esta gente dónde hizo la EGB?

Menos mal que estaba allí Kiko para ilustrarla: “Hay río en Sevilla, ¿no va a haber en África?“, razonó.

Claro, si hay en Sevilla hay en todas partes. Por ejemplo, en África hay giraldas a cascoporro.

Y ya en directo, tuvieron que responder las preguntas:

Juanmi.

¿Cómo se llama el presidente de Rusia? Putín, dijo. Ojo, no Putin. PutÍn. Con tilde en la i.

¿Capital de Alemania? Berlín. Otra ín.

Un dicho típico refrán de Brasil y su significado: “Carnaval sabrosón”, dijo Juanmi. Debería haber sido sabrosín.

Kiko.

¿Un dicho de Reino Unido? Y el dijo “God Save the Queen”. Que si lo pronuncias es “the cuín”. Todo es ín.

Moneda de Alemania. El euro. El eurín.

Refrán de EE UU: Living in América. Livín.

Inciso:

Hablando de Kiko, está más caliente que el pecho de un herrero. Tiene la entrepierna tan caliente que para hacerte una infusión solo tienes que poner en una taza agua, la bolsita de té y el pene de Kiko.

El muchacho quiere una hora sin cámaras, pero Irene pasa de hacer cochinadas en la casa.

Toca aquí, gordi, toca”, le dijo un día Kiko a Irene poniéndole la mano en los kiwis del amor. Irene quitó la mano como si Kiko llevara una plancha enchufada debajo del pantalón.

“Vamos a despedirnos con una hora sin cámaras… el público lo quiere“, le aseguró Kiko a su mujer. JA JA JA

Claro, Kiko, no hay gala en la que el público no se ponga en pie y grite “¡POLVO, POLVO, FOLLAAAAAAAD, FOLLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAD!!

– Irene, hagamos una hora sin cámaras, el cielo nos lo pide, mira…

Fireworks GIF

Ya en directo, Irene explicó: “Yo no soy de piedra e intento no acercarme a él porque los dos nos morimos de ganas, pero después de tres meses ya me da igual esperar quince días, el día que llegue…”

Pues el día que llegue acabará rápido“, interrumpió Kiko, que el día que folle por primera vez después de GH se va a correr más rápido que un conejo con eyaculación precoz. Sólo le va a dar tiempo a entrar por la puerta de casa.

Irene.

¿Río más largo de Polonia? El Vístula.

¿Cuántos Grandes Hermanos se han hecho en china? No lo sabía, así que pidió el comodín. Le pusieron a Ylenia para que la ayudara. Había un acople y se repetía mil quinientas veces la llamada. Hay mejor sonido cuando llamas al más allá. Total, que en china sólo ha habido un GH.

¿Cuál es el río más largo de China? “No nos lo han dicho, no lo sé… sé el de Japón”. Fallo. (El Yangtsé)

Albalá.

¿Río más largo de Italia? “El Trastévere”, dijo ella. Pero no, el súper le dijo que era Tíber. “Nos dijeron el Trastévere”. Se quejó Alabalá como el que ha sacado un 4,5 y le echa la culpa a los apuntes de su amigo.

Y ni siquiera el Tíber, por cierto, porque es el Po.

¿Cuántos GH en Francia? Ninguno.

¿Cuántos GH se han hecho en Islas Filipinas? “Ninguno”, dijo el muchacho, pero no, han hecho decenas, hasta GH Juvenil.

María Jesús.

¿Cual es la moneda de Brasil? Los reales.

¿Idioma de Japón? El japonés. JODER qué pregunta más difícil…

Río más largo de Canadá. Aquí María Jesús se pasó la geografía por la mismísima cueva de los arbustos. “Quizá el Missisipi… hacia el sur llegue de Estados Unidos…”. El río más largo de Canadá es el Tajo, no te jode.

Llamaron al plató para el comodín. Se puso Nagore, que se identificó como “una operadora, la llamada es a 1,85 el minuto, así que espabile”, dijo. Otra muestra de atención amable.

Río Yucón, maricón“, dijo Nagore, descojonándose. Y María Jesús repitió histérica “Río Yucón, Maricón”.

Pero era incorrecto. ¿Quién iba a decir que el río más largo de Canadá no era el Yucón, Maricón?”.

“Pero ¿por qué la teleoperadora me ha engañado?“, se lamentaba María Jesús, que debe ser que nunca ha recibido una llamada de Jazztel a la hora de la siesta.

En cualquier caso, PRUEBA SUPERADA

NOTICIÓN

El tío de Kiko, el tal Agustín le hizo el boca a boca a Sisí, un perro bichón maltés de 18 años y lo revivió en 10 minutos. Joder, ese hombre le da un beso a Tutankamón y a los 5 minutos está más fresco que Myley Cirus tomando mojitos.

Y la de anoche fue noche de reencuentros.

El primero en entrar fue Antonio Tejado. Kiko se le subió encima como un koala, no sé si porque le tiene mucho aprecio o porque se lo quería follar, que Antonio es de los que no dicen que no y todo le vale. En el fin del mundo se quedan Antonio Tejado y una maceta con geranios y a base de follársela la preña y salva la especie.

Antonio le recomendó que no se enfrentara a María Jesús y, básicamente, que haga el payaso y que cuente cosas de su vida. Dijo “generosidad” medio millón de veces. Tejado lo dice como si Kiko no estuviera cobrando por estar ahí.

Es como si vas a comprar un Ferrari y después de pagar 400.000 euros le dices al del concesionario que es muy generoso porque te ha dado un coche.

Después entró Raquel. María Jesús no se lo podía creer. Una cara amiga en la casa. María Jesús por tener una cara amiga es capaz de hacerse confidencias con las caras de Bélmez.

Uuuuy que sandalias más boniiiiiitaaaaas“, le dijo María Jesús, que no dejaba de dar saltitos, y de poner esa voz aguda que pone cuando llora o cuando ríe, que le hace daño en los oídos a los perros.

También entró Ylenia para encontrarse con Alejandro.

Su eslógan es “Tu Alejandro y cada día el de más gente“. Yo soy ING y le demando. “Como que le llego a todo el mundo al corazón…” razonó Albalá, como si fuera un infarto.

Para Irene metieron a Carolina. Se abrazaron y comenzaron a moverse hacia los lados, como si fueran dos osos furiosos tratando de descoyuntarse la una a la otra.

Y después, Carolina se puso a contarle a Irene todo, todo de todo, mensajes de su familia, de sus amigas, información de salud de todos ellos… Carolina parecía la Irenepedia.

¡Carolina, información del exterior no, sólo campaña!“, le tuvo que llamar la atención Jordi, porque esto ya era demasiado.

La última en entrar fue Yurena. Jolin, ya ni me acordaba de que había concursado. Su visita fue tan sosa como su paso por la casa.

Y vamos con la salida de tono de Jordi González, que se puso bravo no sé muy bien a cuento de qué.

“Hay algún medio digital que siempre publica algo así como ‘GH ya sabe quien gana, o ha elegido su ganador‘, dijo Jordi, mientras hablaba con Frigenti y a tenor de votar por el ganador o no votar.

“Quiero decirle a esos medios que publican que nosotros ya sabemos quién gana, que por favor nos denuncien en el juzgado, porque si no, iré yo a denunciarles a ellos“.

Uooooooh. Pagaría por ver a Jordi González cabreado y esperando en una comisaría para poner la denuncia. O mejor, a un medio digital contándole a un policía que quiere denunciar que GH ya sabe quién gana...

BONUS: Albalá cumplió su promesa y corrió desnudo por el jardín. De esto sólo diré que tiene el culo que parece que se lo lava con flúor. Joder, qué blancura. Pasas una camiseta vieja por el culo de Albalá y te la blanquea más que la lejía.

El culo de Albalá, como una luna llena.